Você está na página 1de 112

Autores de

SEFARAD
La p ro d u cció n in te le ctu a l
de los ju d ío s españoles
en la Edad Media

AUTEURS DE SEFARAD
La p ro d u ctio n in te lle ctu e lle
des Juifs d'Espagne
au Moyen Age.

AUTHORS FROM SEFARAD


The in te lle ctu al o u tp u t o f
Spanish Jews
in Medieval Tim es.

C a t á l o g o d e la e x p o s ic ió n b ib l io g r á f ic a

Bibliotheca
K Befarad
© Bibliotheca Sefarad, 2017
I a ed. abril de 2017

P resentación:
© María-Jose Cano

Introducción y Catálogo:
© Uriel Maclas

T raducción al ingés y francés:


© Alain Lévy

Edición, Maquetación y diseño:


Alcuadrado Diseño y Comunicación, S.L.

Imprime:
Truyol

Depósito legal:
M-l 1091-2017

Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier


medio mecánico y electrónico sin la debida autorización por escrito del
autor o del editor.
?‫ ? ؛ ؛;; ؛ ؛ ؛‬r a ‫; ؛ ؛¡;;; ؛ ؛‬ S um ario
Biblíotheca Sefarad en Ia era d ig ital.....................................................................................5
P re se n ta c ió n .............................................................................................................................. 7
In tro d u c c ió n .............................................................................................................................19
Catálogo
Menahem ben Same............................................................................................................ 30
Dunás ben Labrat................................................................................................................32
Yoná ibn Yanah...................................................................................................................33
Salomón (Selomó) ibn Gabirol........................................................................................... 34
Bahyá ibn Pacuda................................................................................................................37
Abraham bar Hiyá...............................................................................................................40
Yehudá Haleví......................................................................................................................42
Abraham ibn Ezrá................................................................................................................45
Moisés (Mosé) Quimhí........................................................................................................ 48
Benjamín de Tudela............................................................................................................ 50
Maimónides..........................................................................................................................53
Yosef ben Meir ibn Zabara.................................................................................................. 60
Abraham ibn Hasday...........................................................................................................61
Nahmánides.........................................................................................................................62
Yehudá Hacohén (Yehudá Mosca)..................................................................................... 64
Salomón (Selomó) ben Adret.............................................................................................. 65
Moisés (Mosé) de León....................................................................................................... 68
Jafudá (Yehudá) Bonsenyor................................................................................................ 70
Jacob (Yaacob) ben Aser..................................................................................................... 72
Sem Tob de Carrión.............................................................................................................74
Copias de Yosef....................................................................................................................76
Sem Tob ibn Saprut.............................................................................................................77
Jacob Corsuno......................................................................................................................79
Yosef ibn Sem Tob..............................................................................................................80
Moisés (Mosé) Arragel......................................................................................................... 82
Isaac (Yishac) Arama........................................................................................................... 47
Isaac (Yishac) Aboab........................................................................................................... 86
Isaac (Yishac) Abrabanel..................................................................................................... 89
Abraham Zacut....................................................................................................................91
León Hebreo (Yehudá Abrabanel)...................................................................................... 93
Salomón (Selomó) ibn Verga.............................................................................................. 95
Meir ibn Gabay....................................................................................................................97
Abraham de Torrutiel.......................................................................................................... 98
Yosef Caro........................................................................................................................... 99
La poesía hebrea medieval en España (Antologías)..........................................................102

Indices
Autores...............................................................................................................................105
Títulos.................................................................................................................................106
Lugares de impresión........................................................................................................ 107
Años de impresión............................................................................................................ 107
Idiomas de edición............................................................................................................ 108
Títulos digitalizados........................................................................................................... 108

E xposición B ibliográfica A ctores de S efarad


Bibliotheca
KeSfarad

B ib l io t h e c a S e f a r a d en la e r a d ig it a l

1 presente Catálogo corresponde a la sexta exposición organizada por Bibliotheca Sefarad a partir
L 4 de sus propios fondos. Desde la primera exposición nuestra voluntad ha sido dar a conocer tres
aspectos de la cultura y la historia hispana, como son el pasado hispanojudío medieval, el legado
sefardí y la historia de la inquisición y de los conversos españoles. Estas tres áreas son también aque­
llas en las que se centró la Bibliotheca desde que comenzó su andadura hace décadas, durante las
cuales se han ido incorporando libros, manuscritos, documentos, revistas, etc. y continúa enriquecién­
dose con nuevas obras tanto antiguas como modernas.
Adentrarse y caminar progresando en el mundo del conocimiento a través del libro es una de las
aventuras más prodigiosas a las que se puede enfrentar el ser humano. La transmisión de esos docu­
mentos escritos es indispensable para ayudar a avanzar en la libertad del individuo y en su progreso
como persona.
La divulgación de la rica cultura judía -entendida en un sentido amplio, plural y diverso- es uno de
nuestros objetivos prioritarios. Los avances tecnológicos marcan una nueva era en el futuro de la hu­
manidad y de su intelecto en la medida en la cual nos permiten aprovecharlos para difundir el saber,
el conocimiento y la cultura. Por ello, Bibliotheca Sefarad ha puesto a disposición de todos aquellos
que visiten su web en Internet, el Catálogo de la Biblioteca, que incluye la descripción catalográfica
así como notas descriptivas y otros detalles del contenido de cada una de sus entradas. Las expo­
siciones virtuales que venimos organizando -y sus correspondientes catálogos- nos permiten dar a
conocer algunos aspectos de los fondos que alberga a la vez que brindamos a nuestros visitantes y
lectores la oportunidad de aproximarse con mayor profundidad, y siempre a través de los libros y
los textos conservados, a temas específicos. En los últimos años se ha iniciado una intensa labor de
digitalización, empezando, claro está, por los libros de mayor rareza, con la voluntad de que quienes
se interesen por ellos tengan la posibilidad de leerlos o consultarlos.

José Jim énez Salazar


Director de Bibliotheca Sefarad

E xposición B ibliográfica A utores de S eparad


Bibliotheca
K Sefarad

L a B ib l io t h e c a Se f a r a d à l 'Â ge d u n u m é r iq u e

Le présent Catalogue est celui de la sixième exposition d ’ouvrages organisée par la Bibliotheca Sefarad
à partir de ses propres fonds. Dès la première exposition, notre souhait a été de porter à la connais­
sance du public trois aspects de la culture et de l’histoire hispaniques : le passé médiéval judéo-his­
panique, l’héritage séfarade ainsi que l’histoire de l’Inquisition et des convertis espagnols. Ces trois
domaines sont également ceux qu’a choisi de privilégier la Bibliotheca dès le début de son activité il
y a de cela plusieurs décennies, décennies au cours desquelles elle s’est employée à réunir livres, ma­
nuscrits, documents, revues, etc. Elle continue d ’enrichir son fonds d ’œuvres anciennes et modernes.
S’engager et progresser dans le monde de la connaissance par le moyen du livre et de la lecture est
une des plus prodigieuses aventures offertes à l’être humain. La transmission des documents écrits est
essentielle pour avancer vers la liberté de l’individu et vers son épanouissem ent comme personne.
La diffusion de la riche culture juive - comprise au sens large, pluriel et diversifié —constitue l’un de
nos objectifs prioritaires. Les progrès de la technologie ouvrent une nouvelle ère dans l’évolution de
l’humanité et de l’intellect, dans la mesure où il nous est permis de nous appuyer sur de nouveaux
moyens pour favoriser la diffusion du savoir, de la connaissance et de la culture. C’est à ces fins que
la Bibliotheca Sefarad a mis à la disposition de tous les internautes désireux de visiter son site Internet
le Catalogue de la Bibliotheca, qui comporte notamment la description bibliographique ainsi que des
notes descriptives et d ’autres détails du contenu de chacune des œuvres. Les expositions virtuelles
que nous avons organisées - ainsi que les catalogues qui leur sont liés - nous permettent de porter à
la connaissance du public certaines des ressources de la Bibliotheca tout en offrant aux visiteurs et
lecteurs la possibilité d ’aborder des thèmes spécifiques avec davantage de pertinence et de profon­
deur toujours à travers les livres et les textes conservés. Au cours de ces dernières années, nous avons
fourni un effort très soutenu de numérisation d ’ouvrages, en commençant en mettant bien sûr, l’accent
sur les plus rares, avec le souhait que toutes les personnes intéressées puissent les lire et les consulter.

B ib lio t h ec a Sefa ra d in th e d ig ita l age


This Catalog describes the sixth exhibition curated by Bibliotheca Sefarad drawing on its own resourc­
es. From the very first exhibition onwards, our goal has been to spread the knowledge of three as­
pects of the Hispanic culture and history: the medieval Judeo-Hispanic era, the Sefardic legacy and the
history of the Inquisition and of Spanish converts. The Bibliotheca focused on these three areas from
its inception onward decades ago. Over the years, it has endeavored to gather books, manuscripts,
documents, magazines, continuously broadening its selection of m odern and historical Works.
Travelling through the world of knowledge and deepening o n e’s ow n through books and reading
stands as the most wonderful adventure for the human spirit to experience. The passing on of those
written documents is a duty to help individuals reach the highest levels of enlightenment, freedom
and fulfillment.
The spreading of the awareness of the rich Jewish culture, in its broad, plural and diversified meaning
ranks high in our list of priorities. The dramatic progress seen in IT ushers in a new era for mankind
and its enlightenment in the future, if the new means are availed of to spread knowledge, education
and culture. This is why Bibliotheca Sefarad has granted full access to its Catalog to all internauts
wishing to visit its website. The catalog includes a descriptive catalog record, notes and additional
information relevant to each and every of the entries. The digital exhibitions we have been organiz­
ing and the relevant catalogs have enabled us to give exposure to a few of the Works housed by the
Bibliotheca and have afforded visitors and readers to deepen their understanding of specific aspects,
relying on the books and documents kept by the Bibliotheca. In the last few years, a considerable
effort to digitalize material, starting with the rarest books kept by the Bibliotheca has made it possible
for those interested to read and consult the books.

6 E xposición B ibliográfica
PRESENTACION

uando los árabes llegaron a la Península que daría lugar a uno de los periodos más próspero
a comienzos del siglo VIII (711 al y creativos de la historia de judaismo.
( ٠-^726:) poco
po< podían imaginar los judíos hispa­
nos que su mundo daría un giro radical, que pasaría El interés que los árabes mostraban por un mayor
de la opresión al mayor grado de libertad que ha­ conocimiento de su lengua santa -el árabe- en el
bían gozado desde hacía siglos. universo judío se transformó en el desarrollo de los
estudios gramaticales hebreos para mostrar la valía
En aquellos momentos éstos sufrían una situación de sus propia Lengua Santa -el hebreo- y para lo­
de violencia extrema bajo el gobierno de los últimos grar un mejor entendimiento del texto bíblico. Nun­
reyes visigodos que los ca antes en el mundo
había situado en una difí­ judío se había mostrado
cil posición sin derechos ese interés por adentrar­
y abocados a la conver­ se en los misterios de
sión o al destierro. Con la la lengua. El inicio de
llegada de los musulma­ estos estudios en Babli
nes pasaron de sufrir una -también bajo el influjo
violencia estructural sin árabe- se extendió rá­
límites a ser considerados pidamente a occidente
dimmíes (tributarios) por creándose en Sefarad/
lo que, como ‘Gentes del Al-Ándalus las mejores
Libro’, consiguieron de y más avanzadas es­
los gobernantes musul­ cuelas gramaticales he­
manes el reconocimien­ breas: Córdoba, Lucena,
to de sus derechos de Zaragoza... Del mismo
libertad de culto (el po­ modo trataron de expli­
der practicar libremente car la existencia de Dios
su religión), autonomía mediante lo que se po­
judicial (autorización de dría denominar filosofía
gobernarse con sus pro­ exegética, y siguiendo el
pias leyes), autonomía modelo iniciado por los
económica (podrían ejer­ árabes se adentraron en
cer el oficio que quisie­ el pensamiento clásico
sen) y todo esto sin limi­ greco-latino que supie­
taciones de movimientos, ron adaptar magistral­
haciendo la salvedad de mente a sus necesidades
respetar las leyes mu­ ideológicas y teológicas
sulmanes en las relacio­ gestando comentarios
nes con las gentes de paradigmáticos a los tex­
la umma, no ofender al tos sagrados, bíblicos y
Profeta y no tener auto­ rabínicos.
ridad sobre musulmanes.
Pero los judíos anda-
En esta situación los ju­ lusíes no se limitaron a
díos hispanos se encon­ adoptar las bases ideo­
traron inmersos en un lógicas árabes para dar
nuevo sistema cultural, el árabe. Es innegable que forma y explicar las propias, sino que harían suyas
se produjo una suerte de violencia cultural que todas las manifestaciones artísticas árabes, desde
afectó, entre otros asuntos al uso de la lengua o al la poesía hasta la narrativa. Primero tímidamente,
modo de vida, pero este conflicto inicial fue resul­ después de forma decidida, cultivarán géneros pro­
to de forma pacífica y creativa por los judíos que, fanos que sólo muy subliminalmente se podían en­
sin marginar o postergar su propia cultura hebrea, contrar en la Biblia. Adoptaron todo el sistema del
supieron tomar los aspectos más positivos de la cul­ arspoética árabe: el metro cuantitativo, la monorri-
tura árabe y crear una cultura híbrida judeo-árabe mia, los géneros, y así un largo etcétera. Esta nueva

A utores de S eparad 7
Bibliotheca
K 5efa ٢ad

forma convivió con las antiguas fórmulas bíblicas y Luzzatto (London/Edinburgh 18541855‫)־‬. Estos ini­
paytánicas, y poco a poco se fue infiltrando en el cios gramaticales judeoandalusíes se completan con
mundo sinagogal dando lugar a un universo nue­ una edición parcial -la segunda parte- de la traduc­
vo en el que formas y géneros de origen secular y ción castellana del Sefer hahaxua del gran gramáti­
procedencia árabe dieron lugar a los más hermosos co Yoná ibn Yanah, edición realizada en Córdoba
cantos e himnos en honor de Dios y del judaismo. en 1929. En el campo de los estudios filológicos
se incluye el trabajo Moisés Kimchi y su obra Sekel
Es verdad que este fenómeno no hubiera podido Tob, Madrid 1920, Memoria doctoral presentada en
gestarse sino hubiera existido un ambiente de bien­ la Universidad Central de Madrid por F. Javier de
estar social y económico, donde las limitaciones Ortueta y Murgoitio.
que imponía la época y la condición de minoría
no ensombreció una coexistencia enriquecedora y La exposición continúa con obras de uno de los
fructífera. grandes pensadores judíos de todos los tiempos Se-
lomó ibn Gabirol. Los libros que se exponen son
Cuando el fanatismo hizo que las condiciones so­ una muestra perfecta de la producción del poeta-fi­
cio-económicas mudaran, los judíos andalusíes lósofo: se encuentra el Séfer mibhar hapeninim, ese
también tuvieron que mudar de lugar y condiciones: maravilloso compendio de sabiduría oriental, judía
marcharon a otros reinos musulmanes y, preferen­ y, me atrevería a decir, popular, acrisolado por la
temente, a los reinos cristianos del norte peninsular mente del autor malagueño siguiendo la más pura
donde ya no serían considerados ‘Gentes del Libro’ tradición bíblica de Proverbios o Eclesiastés. Se trata
y tributarios, sino miembros del ‘pueblo deicida’, de una temprana edición de 1546 realizada en Ve-
pero donde la opresión religiosa era menor. Con necia. Acompañan a ésta la edición dos exponentes
ellos llevaron esa cultura híbrida judeo-árabe que poéticos de diferente corte pero ambos ejemplos del
los había hecho únicos en el panorama cultural buen hacer y de la popularidad de Ibn Gabirol, uno
judío y que, al entrar en contacto con el universo es el poema religioso-didáctico Azabarot (versifica­
cristiano, daría lugar a manifestaciones nunca expre­ ción de los preceptos judíos) y otro el gran himno
sadas en el judaismo. Manifestaciones estas que no para Yom Kipur Aéter Malj ut ( Corona Real). Los lu­
se habrían podido llevar a cabo sin esa conjunción gares de edición -Livorno 1837 y Porto 1927- mues­
cultural de las tres grandes religiones del Libro: ju­ tran la popularidad y la gran difusión de la obra de
daismo, cristianismo e islam. Ibn Gabirol. Se completan los trabajos de este autor
con la primera edición castellana de su tratado filo­
Lugares y nombres se mezclan para recordarnos sófico La fuente de la vida, realizada por Federico
que otro mundo judío existió en Sefarad. Personajes de Castro y Fernández en Madrid en 1900.
como Ibn Gabirol -el Avicebrón cristiano-, Yehu-
da ha-Levi o Maimónides sobrevivieron a persecu­ Otro filósofo judeoandalusí muy popular fue Bahyá
ciones y expulsiones, perdurando en el imaginario ibn Pacuda del que hay tres ediciones de su tratado
judío sefardí. Sus obras se editaron y tradujeron ya Torat Hobat balebabot (Los deberes de los corazo­
antes de que en el siglo XIX se re-descubriera el nes), realizadas en Viena 1854, Frankfurt a. M 1904/
valor del pensamiento y la literatura hispano-judía Leiden 1912 y Varsovia 1875, lo que confirma su di­
navegando entre las olas del romanticismo, el nacio­ fusión fuera de círculo sefardí. La edición de Viena
nalismo y el racionalismo ilustrado centro-europeo es una traducción al alemán de Baumgarten, basada
heredados por el movimiento de la Wissenschaft en la traducción al hebreo de Yehudá ibn Tibón.
des Judentums que en 1818 iniciara Leopold Zunz. La publicación de Frankfurt /Leiden recoge los pro­
legómenos al tratado, seguido de la edición árabe
En la exposición Autores de Sefarad: La producción del texto. La de Varsovia contiene una traducción
intelectual de los judíos españoles en la Edad Media, al yidis.
se presenta un repertorio con algunos de los autores
más representativos del judaismo de Sefarad, tanto Yehudá Haleví, otro de los grandes pensadores ju­
del andalusí como del de los reinos cristianos del deoandalusíes, está presente con su magna obra Cu-
norte peninsular. Obras de gran significado como zary con dos versiones del mismo, una latina editada
son las que muestran el inicio de los estudios gra­ en Basilea en 1660 y otra la de Madrid de 1910 que
maticales en Sefarad, en esta ocasión se presentan es una reedición de la traducción del converso por­
conjuntamente el Mahberet de Menahem ibn Saruc tugués y dirigente de la comunidad hispano-portu-
y las Tesubot (Respuestas) de su oponente Dunás guesa de Londres Jacob Abendana, Cuzary. Diálogo
ben Labrat. Ambas ediciones son de Filipowski, filosófico por Yehudá Ha-Leví (siglo xii) traducido del
acompañadas de sendas traducciones al inglés y árabe al hebreo por Yehudá Abentibbony del hebreo
estudios de grandes investigadores como Dukes y al castellano por R. Jacob Abendana publícalo don

8 E xposición B ibliográfica
Adolfo Bonilla y San Martin. De su amplia produc- Yishac Aboab que se presenta en esta exposición
ción poética se encuentra una versión castellana de en dos versiones de lenguas judías, una en yidis
Menéndez y Pelayo del Himno de la creación para (“Con copia en idioma asquenasí”) de 1790 y otra
Yom Kipur, editado en Palma en 1885. es la versión en ladino publicada por la imprenta
del periódico El Telégrafo de Estambul/Constandina
Maimónides es el autor del que se exponen un ma- en 1893. Se completa este campo con el SéferDérej
yor número de libros, siete en total, cuyas ediciones emuná de Meir ben Gabai, publicado en Padua en
abarcan desde el siglo XVII al XX. Las más tem- 1562, sobre las Sefirot.
pranas son las realizadas en Amsterdam 1642, De
idolatria libery las Tesubot Seelot de 1765 también La edición realizada en Ferrara, en 1556 en la famo­
de Amsterdam, mostrando la influencia del autor sa imprenta de Abraham Usque del Kebod Elohim
cordobés en la rejudeización de la comunidad de de Yosef ibn Sem Tob donde el autor expone sus
conversos de estos lares. Un poco más tardia es la doctrinas filosófico-religiosas fruto de su reflexión
veneciana de 1795 del Trattato rituale - morale - ante las controversias judeo-cristianas de su época,
toscano del Maimonide, pero incluso la reedición el siglo XV, es otro de los ejemplares mostrado en
de Lisboa de 1925 de la traducción castellana de Da la exposición.
Lei Divina de David Cohen de Lara es otra muestra
de la gran influencia de Maimónides entre la Nação La familia Abravanel está presente con obras de sus
Portuguesa. Inexorablemente aparecen tres edicio- más representativos autores: Yishac Abrabanel y su
nes de la Guia, obra cumbre de la producción mai- comentario a Profetas Perús al Nebiim aharonim
monidiana. La traducción clásica francesa de Munk (Amsterdam, 1641) y de Yudá León Abrabanel, León
de 1856 y otra de New York de 1935. Hebreo, con Dialogbi d ’amore, Venecia, 1558.

El gran dirigente de las comunidades catalanas Na- Del médico y traductor catalán Jafudá Bonsenyor
hmánides está presente con su Comentario al Pen- hay dos ediciones de su popular libro en catalán so­
tateuco en una edición de 1839 realizada en Pres- bre sentencias morales, uno Senténcies moráis, per
burgo. Jafuda, juheu de Barcelona (segle XIII), Barcelona y
Llibre de paraules e dits de savis e filosofs: Los pro-
Tres obras del rab catalán Selomó ben Adret se ex- verbis de Salomo, Lo llibre de Cato, Mallorca, ambos
hiben en esta exposición. Los títulos, lugares y fe- de 1889. También se encuentra una selección de los
chas de edición parecen indicar que pudieron ser Proverbios morales de Sem Tob de Cardón.
publicadas para uso tanto de las comunidades se-
fardíes como askenasíes: de Bolonia en 1539 son la Se han incorporado obras de carácter científico
Tesubot seelot, e\ Séfer Torut babayit baaruj sobre como los trabajos de Abraham bar Hiyá que está
leyes religiosas domésticas publicado en Viena en representado con dos ejemplares, uno su obra de
1811 cuando las imprentas sefardíes de esta ciudad exégesis mesiánica Meguil.lat hamegal.le (Libro re­
estaban en pleno auge y el comentario a las doctri- velador) y el Hibur haMesihá vehatisbo ret (Tratado
rvas de l É v v d e s Tesubot Harasbd bu rutyubusot sobre medidas y cálculos) ambos en sus traduccio­
lehaRamban en Varsovia en 1883. nes al catalán de Millás Vallicrosa.

Del rabino asquenasí instalado en Toledo, Yaacob La edición más antigua de cuantos libros se expo­
ben Aser, se expone la Segunda Columna 0 Funda- nen es el tratado sobre el astrolabio De nativitatibus
mento de su magna obra Arbaa Turim, Tur Yoréded de Abraham ibn Ezrá, publicado en Venecia en 1484,
imperús vehidusécon comentario de Yosef Caro, en unos años antes de la Expulsión de Sefarad. Se com­
una edición de Berlín de 1702. De este Ultimo se re- pleta la producción de este autor con su poema
cogen dos versiones de su comentario bíblico, una sobre el ajedrez incluido en Délices royales ou le jeu
de Amsterdam 1641 Sulhdn aruj mitur Eben haézer des écheos son histoire, ses regles et sa valeur morale
y una versión en ladino publicada en Costandina/ de Aben-Ezra et Aben Yé’hia, rabbins du xiie siécle;
Estambul en 1749. De Sem Tob ibn Saprut encon- Traduction de l’hébreu par Léon Hollaenderski.
tramos el comentario a las leyendas talmúdicas Séfer
Pardés rimonim ul bugudot buTuhuud erv M i edV- Otras obras de índole científica son el trabajo de
ción temprana de Sabbioneta de 1554 y de Yishac Jacob Corsuno, autor sevillano, el canon en catalán
Arama hay dos ediciones de su SéferHazut, Sabbio- de las tablas astronómicas en cuya preparación final
neta 1551 y Varsovia 1911 . participó, el Tractat d ’astrologia ó sciencia de les ste-
les, compost baix orde del rey en Pere III lo Ceremo-
El campo de la mística judia de Sefarad se encuen- niós realizado por Pere Gilbert y Dalmau Planas. En
tra representada con una edición del Zohar, Am- la exposición se encuentra la edición de Barcelona
sterdam 1805 y con el Séfer Menorat hamaor de 1890. Otra obra científica es la de Abraham Zacuto,

A utores de S eearad 9
Bibliotheca
Befarad

en una edición de Ginebra de principios del siglo de Alba, excerpta El Libro de Rut, con texto y glosas
XX, Almanach perpetuum celestium motuum (radix del Rabí Mosé Arragel de Guadalajara (14221433‫)?־‬
1473), Tabulae astronomicae / Raby Abraham 2a- y Las Coplas de Yogef: A Medieval Spanish Poem in
cuti ...; Canons en espagnol traduction de Joseph Hebrew Characters, edición de González Llubera,
Vizinho.— Reproduction fac-similé de l’exemplaire Cambridge, 1935.
appartenant a la Bibliothèque d’Evora, Édition 1496
Leiria. También está presente la traducción al ro­ Esta es una completa muestra del rico judaismo his­
mance de Yehudá Hacohén (Yehudá Mosca) del La­ pano antes y después de la expulsión de 1492, pues
pidario del Rey D. Alfonso X : Códice original en su permite comprobar cómo los autores hispano-judíos
primera edición, Madrid 1881. perduraron en el judaismo posterior. Así mismo se
puede observar la riqueza lingüística de nuestros
Se recogen en la exposición cuatro versiones del autores que redactaron sus obras fundamentalmen­
popular Sefermasaot de Benjamín de Tudela, la más te en hebreo, pero también en árabe, en arameo y
antigua es la realizada en Leiden en 1633, Itinera- en otras lenguas romances peninsulares como el ca­
rium D. Beniaminis cum versione & n o tis/Constan- talán o el castellano. Muchas de estas obras fueron
tini l ’Empereur. Otras dos versiones fueron publica­ traducidas a otras lenguas judías como el ladino / ju­
das en Amsterdam en 1698 y en 1734, esta última en deoespañol o el yidis, evidenciando la permanencia
traducción al francés de J. P. Baratier. También se de la cultura judía producida en Sefarad en los más
encuentra la primera traducción al castellano reali­ dispares lugares y ámbitos del mundo judío.
zada en 1918 por Ignacio González-Llubera.

Se exponen dos obras de narrativa hispano hebrea, María-José Cano


la versión catalana de González-Llubera de la ma-
cama Séfer Saasuim (Llibre d ’ensenyaments delecta- Catedrática de la Universidad de Granada
bles, Sèfer Xaaixuïm) de Ibn Sabara y la temprana
edición -1557 Mantova- del libro Ben hamélej veha-
nazir de Abraham ibn Hasday.

No faltan las significativas “crónicas de expulsion”,


de las que hay dos ediciones de la fantástica obra
de Selomó ibn Verga, la primera es la traducción es­
pañola de Francisco Cantera Burgos, ChébetJehuda
(La vara de Judà) de Salomon ben Verga, publicada
en Granada en 1927. La segunda es una de las varias
versiones en ladino de esta obra historiogràfica Séfer
Sébet Yehudá, edición de Salónica de 1850. Las otras
dos crónicas se presentan en una edición en la que
bajo la autoría de Abraham Torrutiel se edita la obra
de este autor y la de Yosef ibn Sadiq, El libro de la
Càbala de Abraham ben Salomon de Torrutiel y un
fragmento histórico de José ben Zaddic de Arévalo,
con traducción española, prólogo y notas de Fran­
cisco Cantera Burgos.

Hay tres antologías poéticas, la más antigua es el


Treasures of Oxford: Poetical Compositions by the
Ancient Jewish Aauthors in Spain, and compiled
from Manuscripts in the Bodleian Library, Oxford
Part 1/ de H. Edelman and Leopold Dukes; edited
and rendered into English by M. H. Bresslau, Lon­
don, 1851. Una segunda edición en yidis publicada
en New York, 1931. La tercera es la antología al cas­
tellano La poesía sagrada hebraicoespañola de José
Má Millás Vallicrosa, Madrid, 1940.

Otras obras que completan la exposición son la edi­


ción de San Sebastián 1928 de La Biblia de la Casa

10 E xposición B ibliográfica
PRESENTATION

uand les Arabes débarquent dansdan‫ ؛‬la pénin- L’insistance exprimée par les árabes sur la nécessité

Ô suie Ibérique au début du 8ème 8è


(entre 711 et 726), les Juifs d’Espagne
d’Esp
siècle
sont
loin de s’imaginer à quel point 1leurs exis­
passeront d’un
tences s’en verront bouleversées: ils pass<
pour chacun de bien connaître leur langue, puisqu’
il s’agissait de la langue sainte par excellence, a eu
pour effet le développement des études hébraïques
par les hébraïsants, eux aussi déterminés à prouver
régime d’oppression à la liberté la plus grande qu’ils la valeur de leur propre langue, langue non moins
ont connue depuis des siècles. sainte et à faciliter la compréhension du texte bi­
blique. Jamais auparavant le monde juif n’avait
Les Juifs de cette époque étaient en butte à la vio­ manifesté un si vif intérêt à l’endroit des mystères
lence extrême du régime des derniers rois wisigo- de sa langue. Le démarrage de ces études en Ba-
ths, qui les avaient dépourvu de leurs droits et les SOUS influence árabe devait alors
forçaient à la conversion se propoager partout en
ou à l’exil. L’arrivée des . . ‫؛‬fin■ Occident, avec à la pointe
musulmans signifierait le
passage d’une violence
i ₪ i ٥ ٠،
des meilleures écoles
de grammaire hébraïque,
d’office et sans aucune les régions de Sefarad/
limite à un statut de Al Andalus, notamment
dimmies (tributaire), au celles de Cordoue, Luce-
terme duquel, en tant na, Saragosse.. .Les écoles
que Gens du Livre, leurs ont également entrepris
droits étaient reconnus de d’expliquer l’exis­
par le régime ainsi que tence de Dieu à travers
leur liberté de culte (la ce que l’on pourrait ap­
possibilité de pratiquer peler la philosophie
librement sa religion), exégétique. Marchant sur
l’autonomie de leurs tri­ les traces des savants
bunaux (le droit de vivre árabes, les érudits juifs
selon leurs propres lois), apprirent à connaître la
la liberté économique pensé gréco-latine qu’ils
(le droit à exercer n’im­ surent adapter avec brio
porte quel métier), la li­ à leur cadre idéologique
berté de circuler, dans le et théologique, produi­
respect des lois musul­ sant force commentaires
manes quand ils’agit de paradigmatiques de textes
relations avec la umma, sacrés bibliques et rab-
l’engagement de ne pas biniques.
insulter le Prophète, ni ‫ ؟‬٠٠‫؟‬
d’exercer d’autorité sur Mais les Juifs d’Al Anda­
des musulmans. lus ne se limitèrent au­
cunement à l’adaptation
des principes idéolo­
Les Juifs d’Espagne se voient ainsi catapultés dans giques árabes pour donner forme et expliquer les
un nouveau système culturel, le système árabe. S’il leurs. Ils firent leurs toutes les formes artistiques
est indéniable qu’ils eurent à subir une forme de árabes, de la poésie à la narration. Timidement au
violence culturelle qui toucheraient tant leur langue debut, puis de avec détermination ensuite, ils en­
que leur mode de vie, mais une résolution paci­ treprirent de cultiver des genres profanes rarement
fique et créative du conflit des premières époque rencontrés dans la Bible. Ils adaptèrent tout le sys­
verrait bientôt l’avènement d’une culture hybride tème de l’ars poética árabe : la métrique quantita­
judéo-arabe, socle d’une prospérité de plusieurs tive, la monorime, les genres et une grande variété
siècles sans équivalent dans l’histoire du judaïsme. d’autres méhodes. Cette nouvelle forme a coexisté
Sans jamais renier leur culture juive, les Juifs d’Es­ avec les anciennes formes bibliques et profanes et
pagne feraient leur miel des aspects les plus positifs s’est peu à peu infiltré dans la synagogue donnant
de la culture arabe. naissance à un monde nouveau dans lequel Dieu et

A utores de S eparad 11
Bibl.otheca
K Sefarad

le judaïsme se voyaient honorés par les plus beaux tie - de la traduction en espagnol castillan de Sefer
chants et hymnes écrits selon des formes et des hahaxua du grand grammairien Yonà ibn Yanah,
genres laïques et árabes. édition réalisée à Cordoue en 1929. Le domaine des
études de philologie s’honore de l’ouvrage Moisés
Il est exact que ce phénomène n’aurait pu advenir Kimchi y su obra Sekel Tob, Madrid 1920, mémoire
hors d’un climat de bien-être économique et social doctoral présenté à la Universidad Central de Ma­
sous lequel les contraintes de l’époque et le statut drid par F. Javier de Ortueta y Murgoitio.
de minorité viendraient pas peser sur une coexis­
tence enrichissante et fertile. L’exposition se poursuit avec des oeuvres de l’un
des plus illustres penseurs juifs de tous les temps
Quand le fanatisme produisit un changement dans Selomó ibn Gabirol. Les libres présentés forunissent
leurs situations socio-économiques, les Juifs d’Al An- un échantillon parfait de de la production du poète
dalus durent prendre le chemin d’autres royaumes philosophe: y figure le Séfer mibhar hapeninim,
musulmans, ou de préférence, de royaumes chré­ cette merveilleuse synthèse de sagesse orientale,
tiens au nord de la Péninsule. Là, les Juifs ne se­ juive et oserais-je dire, populaire, raffinée par l’in­
raient plus les”gens du Livre” redevables du tribut, tellect de l’auteur malagueño dans l’esprit de la plus
mais le “peuple déicide”. Pourtant la répression reli­ pure tradition biblique des Proverbes et de l’Ecclé-
gieuse y serait moins sévère. Ils emporteraient avec siaste. Il s’agit de ol’une des premières éditions de
eux cette cultura hybride judéo-arabe qui faisait leur 1546, réalisée à Venise. Deux exposés poétiques de
unicité dans l’ensemble du panaorama culturel juif factures différentes accompagnent cette édition, l’un
et qui, au contact de l’univers chrétien, donnerait et l’autre excellent exemple du savoir-faire et de la
naissance à des formes indédites dans le judaïsme, popularité d’Ibn Gabirol. Le premier est le poème
formes nées de la conjonction culturelle des trois didáctico-religieux Azaharot (les préceptes juifs en
grandes religions du Livre, le judaïsme, le christia­ vers) et l’autre le grand hyme de Yom Kipur Kéter
nisme et l’islam. Maljut (.La Couronne Royale).

Les lieux et les noms abondent, nous rappelant Les lieux et époques des éditions: Livourne 1837 et
qu’un autre univers exista en Sefarad. Des person­ Porto 1927 démontrent combien l’oeuvre de Ibn Ga­
nages comme Ibn Gabirol - l’Avicebron chrétien birol était populaire et largement diffusée. Les tra­
- Yehuda ha-Levi, ou Maimonide survécurent aux vaux de cet auteur sont complétés par une première
persécutions et expulsions, profondément enracinés édition en espagnol castillan de son traité philoso­
dans l’imaginaire juif sefardí. Leurs oeuvres furent phique La fuente de la vida, réalisée par Federico de
éditées et traduites bien avant que le 19ème siècle Castro y Fernández à Madrid en 1900.
ne redécouvre la valeur de la pensé et de la litté­
rature judéo-espagnole, naviguant entre les vagues Bahyà ibn Pacuda un autre philosophe judeoan-
du romantisme, du nationalisme et du rationalisme dalusi très populaire est représenté. Trois éditions
illustré d’Europe Centrale tels qu’hérités par le mou­ de son traité Torat Hobat halebabot (Les devoirs
vement Wissenschaft des Judentums que fondera des coeurs), réalisées à Vienne en 1854, Frankfurt
Léopold Zunz en 1818. a. M 1904/Leiden 1912 et à Varsovia en 1875, ce
qui confirme bien que sa diffusion débordait lar­
L’exposition Auteurs de Sefarad : La production in­ gement de l’univers sefarade. L’édition de Vienne
tellectuel des Juifs d ’Espagne au Moyen Age presente est une traduction de son ouvrage en allemand par
un répertoire comptant les auteurs les plus repré­ Baumgarten, qui s’est lui-même basé sur la traduc­
sentatifs du judaïsme en Sefarad, tant le Sefarad an- tion du texte en hébreu par Yehudá ibn Tibón. La
dalusi que celui des royaumes chrétiens du nord de publication de Frankfurt /Leiden réunit les prolégo­
la péninsule. Certaines oeuvres d’une grande portée mènes au traité, et suivie de la version árabe du
montrent le démarrage des études gramaticales en texte. L’édition de Varsovie contient une traduction
Sefarad. L’exposition presente côte à côte le Mahbe- du texte en yiddish.
ret de Menahem ibn Saruc y les Tesubot (Réponses)
de son contradicteur Dunás ben Labrat. Les deux Yehudá Halevi, autre grand penseur judeoandalou
éditions se doivent à Filipowski et se présentent ac­ est représenté avec son chef d’oeuvre, Cuzary, avec
compagnées de traductions en anglais et d’études deux versions différentes, une version latine éditée
réalisées par de grands chercheurs comme Dukes et en Basilée en 1660 et une autre publiée à Madrid en
Luzzatto (London/Edinburgh 1854-1855). 1910. Cette dernière est une réédition de la traduc­
tion réalisée par le converti portugais, dirigeant de
Ces études initiales judéo-andalouses se voient com­ la communauté portugaise de Londres Jacob Aben-
plétées d’une édition partielle - la deuxième par­ dana, Cuzary. Diálogo filosófico por Yehudá Ha-Leví

12 E xposición B ibliográfica
(siglo xji) traducido del árabe al hebreo por Yehudá commentaire des légendes talmudiques SeferPardes
Abentibbon y del hebreo al castellano por R. Jacob nmonim al bagadot baTalmud dans ‫ ﺛ د‬edition an-
Abendana publié par don Adolfo Bonilla y San cienne de Sabbioneta de 1554. De Yishac Arama,
Martin. Une version en espagnol castillan de sa vaste nous trouvons deux editions de son Sefer Hazut,
production poétique, que l’on doit à Menéndez y Sabbioneta 1551 et Varsovie 1911 .
Pelayo est présentée {Himno de la creación para
Yom Kipur, éditée à Palma en 1885). L’univers de la mystique juive de Sefarad se trouve
représenté avec une édition du Zohar, (Amsterdam
Maimonide est l’auteur dont les ouvrages sont les 1805) et avec le Séfer Menorat hamaor de Yishac
plus nombreux parmi ceux présentés, sept en to­ Aboab présente dans cette exposition en deux ver-
tal, dont les éditions s’étalent entre le 17ème et le sions dans deux langues juives, l’une en yiddish
20ème. Les plus anciennes sont celles réalisées à (“Con copia en idioma asquenasi”) de 1790 et l’autre
Amsterdam en 1642 De idolatría liber et les Tesu- en ladino, cette dernière publiée par l’imprimerie
bot Seelot de 1765 également publiées à Amsterdam. du journal El Telégrafo d’Istanbul /Constantinople
Leur simple existence montre l’infuence de l’auteur en 1893. Ce domaine s’enrichit encore du Sefer De-
cordouan dans la rejudaïsation de la communauté rej emuna de Meir ben Gabai, publie à Padoue en
de Juifs convertis de ces régions. Une édition vé­ 1562, sur la question des Sefirot.
nitienne plus récénte du Trattato rituale - morale
- toscano del Maimonide, remonte à 1795, mais la L’édition réalisée à Ferrare en 1556 du KebodElohim
réédition lisboète de 1925 de la version en espagnol de Yosef ibn Sem Tob dans la célébré imprimerie de
castillan de Da Lei Divina de David Cohen de Lara Abraham Usque, ouvrage dans lequel l’auteur ex-
apporte une preuve supplémentaire de l’influence pose ses doctrines philosophico-religieuses inspirés
importante de Maimonide sur la Naçâo Portuguê- des contro'verses judéo-chrétiennes de son époque,
sa. Trois éditions de la Guía, (Le Guide des Egarés) le 15ème siècle est également présentée dans l’ex-
oeuvre maîtresse de Maimonide, paraissent, la tra­ position.
duction classique française de Munk en 1856 et une La famille Abravanel est également représentée à tra-
autre à New York en 1935. vers les oeuvres de ses auteurs les plus importants:
Yishac Abrabanel et son commentaire des Prophètes
Le grand dirigeant des communautés catalanes Na-
P e â al Nebiim aharonim (Amsterdam, 1641) et de
hmânides est également présent avec son Comenta­
Yuda LeOn Abrabanel, León Hebreo, avec Dialoghi
rio al Pentateuco dans une édition de 1839 réalisée
d ’amore, Venise, 1558.
à Pressburg.
Du médecin et traducteur catalan Jafuda Bonsenyor,
Trois oeuvres du rabbin catalán Selomó ben Adret
l’exposition presente deux éditions de son ouvrage
sont présentées dans cette exposition. Tant les titres
en catalan, qui a joui d’une grande popularité, sur
que les lieux et dates de ces publications semblent
les sentences morales, le premier Sentències morals,
indiquer qu’elles ont pu être publiées pour l’usage
per Jafuda, jubeu de Barcelona (segle Xlll), TVnce-
des communautés sefarades comme pour celui de
\0 ‫ ة د‬et egakment Lltbre de paraales e dits de sauts
communautés ashkénazes : Bologne a vu en 1539 e fllosojs: Los prouerbts de Salomo, Lo lltbre de Cato,
la publication des Tesubot seelot tandis que le Séfer Mallorca, l’un et l’autre publiés en 1889. Une sélec-
Torat habâyit haarujsm les lois religieuses régissant tion des Proverbios morales de Sem Tob de CarriOn
le foyer fut publié à Vienne en 1811 au momento est également présentée.
où les imprimeries sefarades de la ville tournaient
à plein régime et enfin le commentaire sur les doc­ Sont également présentées des oeuvres à caractère
trines de Maimonide Tesubot Harasbà ha miyuhasot scientifique comme les travaux de Abraham bar Hiyà
lehaRamban paraissait à Varsovie en 1883. à travers deux exemplaires, l’un oeuvre d’exégèse
messianique Meguillat hamegalle (Le Livre Révé-
Du rabbin ashkénaze intallé à Tolède, Yaacob ben \ 1 0 ‫ יגג‬e t\e Htbur baMestbd uebattsboret (TiAYte sur
Aser, l’exposition presente la Deuxième Colonne les mesures et les calculs) l’un et l’autre dans leurs
ou Principe Fondamentale de son oeuvre majeure versions catalanes, la traduction se devant à Millâs
Arbaa Turim, Tur Yoré deá im perús vehidusé ac­ Vallicrosa.
compagnée d’un commentaire de Yosef Caro, dans
une édition de Berlin en 1702. De ce dernier, deux L’édition la plus ancienne de tous les ouvrages
versions de son commentaire biblique publiée à présentés est un traité sur l’Astrolabe De nativitati-
Amsterdam en 1641 Sulhán aruj mitur Eben haé- bus ‫ د‬Abraham ibn Ezrà, publié à Venise en 1484,
zer et une version en ladino publiée à Constanti­ quelques années à peine avant l’expulsion des Juifs
nople / Istanbul en 1749. De Sem Tob ibn Saprut le de Sefarad. L’oeuvre de cet auteur s’enrichit éga-

A utores de S efarad 13
lement d’un poème sur l’art des échecs intégré à de José ben Zaddic de Arévalo, la traduction en espa­
Délices royales ou le jeu des échecs son histoire, ses gnol, le prologue et les notes se devant à Francisco
règles et sa valeur morale de Aben-Ezra et Aben Cantera Burgos.
Yé’hia, rabbins du xiie siècle; Traduction de l’hé­
breu par Léon Hollænderski. L’exposition s’enrichit de trois anthologie de poésie,
la plus ancienne étant Treasures o f Oxford: Poeti-
L’exposition compte d’autres oeuvres à caractère cal Compositions by the Ancient Jewish Aauthors
scientifique comme les travaux de Jacob Corsuno, in Spain, and compiled from Manuscripts in the
auteur sevillan, le canon en catalan des tables astro­ Bodleian Library, Oxford Part 1/ de H. Edelman and
nomiques à la préparation finale desquelles il par­ Léopold Dukes; edited and rendered into English by
ticipa, le Tractat d ’astrologia 0 sciencia de les steles, M. H. Bresslau, London, 1851, la deuxième édition
compost baix orde del rey en Pere LLl lo Ceremoniós en yiddish celle là, étant celle publiée à New York
réalisé par Pere Gilbert et Dalmau Planas. L’édition en 1931. La troisième est l’anthologie en espagnol
de Barcelone 1890 est présentée dans l’exposition. castillan La poesía sagrada hebraicoespañola de
Un autre travail scientique est celui de Abraham Za­ José Mâ Millás Vallicrosa, Madrid, 1940.
cuto, dans une édition de Genève réalisée au dé­
but du 20ème siècle, Almanach perpetuum celes- D’autres oeuvres complétant l’exposition sont l’édi­
tium motuum (radix 1473), Tabulae astronomicae tion de San Sebastián 1928 de La Biblia de la Casa
/ Raby Abraham Zacuti; Canons en espagnol tra­ de Alba, excerpta El Libro de Rut, avec texte et gloses
duction de Joseph Vizinho.— Reproduction fac-si­ de Rabí Mosé Arragel de Guadalajara (1422-1433?) et
milé de l’exemplaire appartenant a la Bibliothèque Las Copias de Yoçef: A Medieval Spanish Poem in
d’Evora, Édition 1496 Leiria. La traduction en langue Hebrew Characters, édition de González Llubera,
romane de Yehudá Hacohén (Yehudá Mosca) du La­ Cambridge, 1935.
pidario del Rey D. Alfonso X: Códice original dans sa
première édition, Madrid 1881 est présentée. Il s’agit d’une exposition très complète, présentant
la production judéo-espagnole avant et après l’ex­
L’exposition compte quatre versions du célèbre Se- pulsion des Juifs d ’Espagne en 1492, permettant
fer masaot de Benjamin de Tudela, la plus ancienne en particulier d’appréhender comment les auteurs
étant celle réalisée à Leiden en 1633, Ltinerarium judéo-espagnols ont continé d’exister dans le ju­
D. Beniaminis cum versione & notis / Constantini daïsme dans les époques postérieures à l’expulsion.
l ’Empereur. Deux autres versions furent publiées à On pourra observer la richesse lingüistique de nos
Amsterdam en 1698 et en 1734, cette dernière en auteurs qui ont rédigé leurs oeuvres en hébreu, mais
français dans une traduction de J. P. Baratier. La pre­ également en árabe, en araméen, mais également
mière version en espagnol catillan réalisée en 1918 dans les autres langues latines de la Péninsule Ibé­
par Ignacio González-Llubera est également présentée. rique, comme l’espagnol castillan et le catalán. Un
grand nombre d’entre ces oeuvres ont été traduites
Deux oeuvres de narration hispano-hébraïque sont en d’autres langues juives comme le ladino (ou
présentées, la version catalane de González-Llubera judéo-espagnol), ou le yiddish, démontrant ainsi la
de la macama Séfer Saasuim (Llibre d ’ensenyaments prégnance de la culture juive produite en Sefarad
délectables, Séfer Xaaixuïm) de Ibn Sabara et l’édi­ dans les zones et les univers les plus variés et les
tion ancienne -1557 Mantoue- du livre Ben hamélej plus reculés du monde juif.
vehanazir de Abraham ibn Hasday.
Maria-José Cano
Ne sauraient manquer à l’exposition les poignantes
Agrégé à VUniversidad de Granada
“Chroniques de l’Expulsion”, parmi lesquelles deux
éditions de l’oeuvre fantastique de Selomó ibn
Verga, la première étant la traduction en espagnol
castillan de Francisco Cantera Burgos, ChébetJehuda
(La vara de Judâ) de Salomon ben Verga, publiée
à Grenade en 1927. La deuxième est l’une d’entre
plusieurs versions en ladino de l’oeuvre historiogra­
phique Séfer Sébet Yehudá, édition de Thessalonique
en 1850. Les deux autres chroniques se présentent
sous la forme d’une éditions réalisée sous l’autorité
de Abraham Torrutiel et la seconde étant celle de
Yosef ibn Sadiq, El libro de la Cabala de Abraham
ben Salomon de Torrutiel y un fragmento histórico

14 E xposición B ibliográfica
Pr e s e n t a t i o n

together the most positive aspects of Arab culture


together with their own and uhsered in a golden age
of prosperity and creativity that was simply unparal­
leled in the history of the Jews.
for it: they are to extract themselves out of outright
oppression and into a regime of freedom unprece­ The Arabs’s insistence on everyman’s obligation to
dented in centuries. master Arabic, a language they deemed holy, back-
lashed on the Arab masters as it quickened the Jews’
Those had been times of violent bullying, scapego­ interest in carrying studies of Hebrew as a language,
ating and misery for Spanish Jews. The late Wisig- thus serving the dual purpose of honouring a lan­
oth kings had stripped guage they deemed holy
them of any right they and heightening the un­
might have had and co­ derstanding. Never be­
erced them into either fore had the Hebrew lan­
converting or leaving guage so keenly spurred
the country. Muslim rule the Jews’ attraction to
would mean the shift it. Those initial stud­
from victims of unbridled ies, in Babli, evidencing
violence inflicted upon significant Arab influ­
them daily to dimmtes, ence, quickly spawned
a status whereby Jews a trend throughout Eu­
would be required to pay rope, much beyond the
a special tax. The status boundaries of Sefarad,
provided that, as People but then of course, the
of the Book, their rights best gramar schools in
would be protected, as sefarad, Cordoba, Luce-
would their freedom of na, Zaragoza, spearhead­
religion (the right to wor­ ed it. The schools under­
ship their God), judiciary took to explain God’s
autonomy (the right to existence through what
rule themselves under could be termed exegetic
separate legal courts), philosophy. Walking on
economic freedom (the Arab scholars’s footsteps,
right to choose any trade Jewish scholars learned
to make a living off of), to discover and treasure
the right to travel un­ Greek and Latin philos­
hindered, all within the ophies which they man­
boundaried of Muslim aged to embed within
laws and regulations their ideologogical and
if and when Jews came to interact with the mem­ theological constructs, thus producing a generous
bers of the Umma, a commitment not to abuse the sum of paradigmatical comments on the Scriptures
Prophet or to wield any authority over Muslims. and on rabbinical documents.

In this new setting, Jews find themselves immersed But Andalucian Jews did not settle for a mere ad­
in a new cultural system, the Arab system. Unques­ aptation of Arab ideology to shape and explain it.
tionably, at the early stages of Muslim rule, Jews They actually absorbed it, making their own and
suffered the cultural violence of having to give up enhancing every single Arab artform from poetry to
refrain from using their own language in certain sit­ narrative. They adopted the entire Arab ars poeti-
uations and to alter the way they conducted their ca: cuantitative metrics, single rhyme poetry, styles
lives. But soon enough an amicable modus vivendi and very many others. This new artform shared the
was struck as the most harmonic chord ever could scene with traditional biblical or secular formulas,
be. Without ever relinquishing any of their rich cul­ and it gradually found its way into the synagogue.
tural heritage, Spanish Jews found ways to weave A new world was then born, in which the God of

A utores df. S efarad 15


Jews and the Jewish religion at large would be hon­ ly gramatical Judeo Andalusi works are on display
oured in the most beautiful prayer songs and hymns next to a natural complement, the edition of part of
penned by mortals in styles derived from secular the great grammatician Yoná ibn Yanah’s Sefer ha-
material of Arab origin. haxua translated into Castilian Spanish, an edition
carried out in Cordoba in 1929. In the field of philol­
Such good fortune couldn’t have been witnessed, ogy, the exhibition also includes Moisés Kimchiy su
had not the social and economic conditions lent obra Sekel Tob, Madrid 1920, a thesis presented by
themselves to it. It was extraodinary yet true that the F. Javier de Ortueta y Murgoitio at the Universidad
Jews being a minority and the times offering little Central de Madrid.
leeway never cast a shadow on a rich, happy and
mutually beneficial coexistence of Jews and non- The exhibition goes on to honour one of the great­
Jews. est Jewish thinkers of all times Selomó ibn Gabirol.
The books on display perfectly betoken the poet
When fanaticism caused socio-economic conditions cum philosopher’s body of work with namely the
to change for the worse, Andalucian Jews opted to Séfer mibhar hapeninim, a magnificent blend of
move to other areas with acceptable living condi­ Middle Eastern wisdom, Jewish wisdom and lay­
tions in other Muslim kingdoms or to Christian king­ man’s wisdom all filtered through the intellect of the
doms in the northern part of the Peninsula. There, malagueño autor, with perfect loyalty to the biblical
the authorities would no longer view them as the tradition of Proverbs or the Ecclesiasticus. The edi­
People of the Book but as the murderers of Jesus, tion on display is an early edition that materialized
son of God. And yet, the religious opression was in Venice in 1546. The edition comes with two ex­
not so harsh there. They obviously brought along amples of varying lengths lengths but both do jus­
that hybrid Jewish Arab cultura that had made them tice to the genius and popularity of Ibn Gabirol. The
so unique in the realm of Judaism at large. That first is a religious and educative poem Azaharot (the
culture was to blend into the Christian culture so as Jewish principles in verses) the other a great hymn
to generate novel expressions that were simply un­ sung on Yom Kipur KéterMaljut (Royal Crown). The
precedented in Judaism, expressions that wove to­ times and locations of those editions -Livorno 1837
gether cultural yarns from the religions of the Book: and Porto 1927- clue us on how popular and wide­
judaism, Christianity and Islam.. spread Ibn Gabirol’s material was. That material is
supplemented with the first translation into Castilian
Names of places abound to remind us of what Spanish of his philosophical treatise La fuente de la
world one existed in Sefarad. Such prominent fig­ vida, the trnslation is owed to Federico de Castro y
ures of the times as Ibn Gabirol —also known in the Fernández and was carried out in Madrid in 1900.
Christian world as Avicebron -, Yehuda ha-Levi or
Maimonides survived persecutions and expulsions Another outstandingly popular Judeo Andalusi phi­
and live on to this day in the Jewish Sefardic psy­ losopher was Bahyá ibn Pacuda, whose treatise
che. Their works were published and translated at Torat Hobat halebabot (The duties of the hearts), is
times much earlier than those of the 19th century hown in three different editions, carried out in Wien
rediscovery of the immense worth of the Hispano- in 1854, Frankfurt a. M 1904/Leiden 1912 and in
Jewish philosophy and litterature, the times when Warsaw in 1875, which evidences how far beyond
romanticism, nationalism and illustrated Mittel Euro­ the boudaries of Sefarad his work was in demand.
pean rationalism bloomed, all soon to be inherited The Wien edition is a translation into German, cour­
by Leoplod Zunz’s Wissenschaft des Judentums in tesy of Baumgarten, who relied on the translation of
1818. the material inot Hebrew by Yehudá ibn Tibón. The
Frankfurt /Leiden edition includes the preambles to
The Authors from Sefarad: The intellectual output of the treatise, and the Arabic edition of the text. The
Spanish Jews in the Middle Ages exhibition features a Warsaw edition includes a translation into Yiddish.
wide selection of Sefarad’s most prominent authors,
from the Andalusi area and from Christian kingdoms Yehudá Halevi, yet another great Judeo Andalusi
in the north of the Peninsula as well. Outstanding thinker, is represented with his masterpiece Cuz-
material such as that which announced a wave of ary in two different versions: the first being a Latin
gramatical studies in Sefarad includes Mahberet by version published in Basilea in 1660 and the lat­
Menahem ibn Saruc and the Tesubot (Replies) by ter being published in Madrid in 1910. The latter
his contradicter Dunas ben Labrat. Both are owed to is a re-edition of the translation carried out by the
Filipowski and come with translations into English Portuguese converse who headed the Jewish Span­
and studies by great researchers such as Dukes and ish Portuguese community in London Jacob Aben-
Luzzatto (London/Edinburgh 1854-1855). Those ear- dana, Cuzary. Diálogo filosófico por Yehudá Ha-Levi

16 E xposición B ibliográfica
Bibliotheca
Sefarad

(siglo xii) traducido dei árabe al hebreo por Yehudà Y lc a Y \e ٠genàs Séjer Pardés rimonim al bagadot
Abentibbon y del hebreo al castellano por R. Jacob haTalmud in an early edition carried ont in Sabbio-
Abendana published by don Adolfo Bonilla y San neta in 1554. Yishac Arama ‘s SeferHazut, is shown
Martin. His vast collection of poems is sampled with in ^ o different editions Sabbioneta 1551 and War-
a translation into Castilian Spanish by Menéndez y saw 1911 .
Pelayo: Himno de la creación para Yom Kipur, pub­
lished in Palma in 1885. The field of Jewish mysticism is not left unexplored
with an editi,on of the Zohar; Amsterdam 1005 and
Maimonides is the one autor with the largest number with the SeferMenorat hamaor by Yishac Aboab
of books on display in this exhibition. Seven pieces presented in this exhibition in two different Jewish
of work are shown, the editions of which span four languages: a Yiddish version ("Con copia en idioma
centuries, from the 17th to 20eth. The earlier pub- asquenasi”) from 1790 and a Ladino version pub-
licationbs were released in Amsterdam in 1642, De lished by the printing house of the newspaper El
idolatria liber the Tesubot Seelot of 1765 also in Am­ Telégrafo de Estambul/Constandina in 1893. Is also
sterdam. That they were published in Amsterdam featured the Séfer Dérej emuná by Meir ben Gabai,
shows how influential the Cordovan autor was in published in Padova in 1562, on the subject of Se-
the effort to draw back to judaism the community of Jirot.
converts in that area. A later edition is that of Venice
The exhibition also shows the Ferrara 1556 editions
in 1795 of the Trattato rituale- morale- toscano del
of Kebod Elohim by Yosef ibn Sem Tob, carried out
Maimonide. However, even the re-edition on Lisbon
in Abraham Usque’s famed printing house. The
in 1925 of the translation into Castilian Spanish of
autor gives exposure philosophical and religious
Da Lei Divina by David Cohen de Lara proves the
doctrines developped at a time when the Jewish vs
huge influence of Maimonides over the members
Christian controversies of his lifetime raged, ie the
of the Nação Portuguêsa. One after the other, three
15th Century.
different editions of the Guia, (The Guide fo r the
Perplexed), Maimonides cardinal material. The other The Abravanel family is also done justice to with
two versions are the classical translation into French its most representative authors: Yishac Abrabanel
by Munk in 1856 and another released in New York with his commentary on Prophets Pems al Neblim
in 1935. aharonim (Amsterdam, 1641) and Yuda León Abra-
banel, León Hebreo, with Dialoghi d ’amore, Venice,
The great leader of Catalan communities Nahmánides 1558.
is also represented with his Comentário al Pentateu-
co in a 1839 edition carried out in Pressburg. By the Catalan doctor cum translator Jafuda Bon-
senyor, two editions of his popular book about mor-
Three pieces of work by the Catalan rabbi Selorno al tenets in Catalan language, the first being Senten-
ben Adret are shown in this exhibition. The titles, cies morals, per Jajuda, jabea de Barcelona (segle
places and times of publication sugget that the edi­ XIII), Barcelona and the second Llibre de paraules
tions targetted both the Sefardic and the Ashkenazi e dits de sauts ejtlosojs: Los prouerbts de Salomo, Lo
communities: the Tesubot seelot were publishe in Bo- llibre de Cato, Mallorca, both released in 1889. The
lonia in 1539 whereas the Séfer Torat habayit haaruj exhibition also includes a selection of Proverbios
sobre on the laws of homemaking was published morales by Sem Tob de CarriOn.
in Wien in 1811, at a time when Sefardic printhous-
es in that city were being operated at full steam. Are also included scientific research material such as
The commentary on Maimonides’s doctrines Tesubot Abraham bar Hiyá’s, represented with two bodies of
Harasbá ha miyuhasot lehaRamban was published work. The first one is an messianic exegesis effort
in Warsaw in 1883. Meguillat hamegalle (The book of revelations) and
t k Y tiT Htbar baMestbd uebattsbOret CtratYse on
By the Toledo-based Ashkenasi rabbi, Yaacob ben measurements and calculations) were translated inot
Aser, the exhibition shows the Second Column or Catalan by Millás Vallicrosa.
Fundamentals of his major piece of work se Arbaa
Turim, Tur Yoré deá im perús vehidusé together with The oldest document exhibited is a treaty on the as-
a comment by Yosef Caro, in an edition from Berlin trolabe De nativitatibus fey Abraham ibn Ezra, pub-
in 1702. By the latter, two versions of his biblical lished in Venice in 1484, a few years before the Jews
comment, one from Amsterdam in 1641 Sulhán aruj were to be evicted from Sefarad. This authors mate-
mitur Eben haézer and a Ladino version published rial comes with his poem about the game of chess,
in Constantinople/Istanbul in 1749. The exhibition vnduded Yu Délices royales oa le jea des écbecs soa
also shows Sem Tob ibn Saprut ،s commentary on btstotre, ses réglés et sa ualear morale do l u - Y z n

A utores de S eparad 17
K Bibliotheca
Sefarad

et Aben Yé’hia, rabbins du xiie siècle; Traduction de The exhibitions features three volumes of poetry,
l’hébreu par Léon Hollænderski. the most ancient being Treasures o f Oxford: Poeti­
cal Compositions by the Ancient Jewish Aauthors in
The exhibition includes other scientific works such Spain, and compiled from Manuscñpts in the Bodle­
as Jacob Corsuno’s, an autor from Seville, the Cata­ ian Library, Oxford Part 1/ by H. Edelman and Leo­
lan version of the canon of astronomy that he con­ pold Dukes; edited and rendered into English by M.
tributed to at the completion stage, the Tractat d ’as- H. Bresslau, London, 1851. A second edition in Yid­
trologia ô sciencia de les steles, compost baix orde del dish was published in New York in 1931. The third
rey en Pere LLL lo Ceremonios owed to Pere Gilbert one is a Castilian Spanish version of the volume La
and Dalmau Planas. The Barcelona edition released poesía sagrada hebraicoespañola by José Ma Millás
in 1890 is shown in the exhibition. Another scien­ Vallicrosa, Madrid, 1940.
tific contribution is that of Abraham Zacuto, in the
early 20eth century Geneva edition, Almanach per- Other works are also featured, namely the 1928 San
petuum celestium motuum (radix 1473), Tabulae Sebastian edition of La Biblia de la Casa de Alba,
astronomicae/ Raby Abraham Zacuti ...; Canons en excerpta El Libro de Rut, with comments and an­
espagnol traduction de Joseph Vizinho. — Repro­ notations from Rabí Mosé Arragel de Guadalajara
duction fac-similé de l’exemplaire appartenant a la (14221433‫ )?־‬and Las Coplas de Yoçef: A Medieval
Bibliothèque d’Evora, Édition 1496 Leiria. The trans­ Spanish Poem in Hebrew Characters, González Llu-
lation into Romance language by Yehudâ Hacohén bera, Cambridge, 1935.
(Yehuda Mosca) of Lapidario del Rey D. Alfonso X:
Codice original in its original Madrid 1881 edition is This is a most comprehensive and commendable
also included in the show. curatorial effort, showcasing the Spanish Jews in­
telectual output before and after the 1492 Expulsion
Four different versions of the popular Sefer masaot from Spain. It is most educational on the Hispano
by Benjamin de Tudela are on display. The earliest is Jewish authors survived and thrived even after the
the one published in Leiden in 1633, Ltinerarium D. catastrophe, in the later phases of Judaism. The ex­
Beniaminis cum versione & notis / Constantini VEm- hibition proves the remarkable articulateness of our
pereur. Two more versions were to be published in authors who penned their material In Hebrew, but
Amsterdam in 1698 and in 1734, the latter being a also in Arabic, in Aramaic and in other Latin-based
translation into French by de J. P. Baratier. The first languages spoke in the Iberian peninsula, such as
translation into Castilian Spanish carried out in 1918 Catalan or Castilan Spanish. Many of those Works
by Ignacio Gonzâlez-Llubera is also featured. were translated into other Jewish languages such
as Judeo Spanish or Yiddish, highlighting the preg-
Two books of Hispano Jewish narrative are fea­ nance and endurance of Jewish cultura birthed in
tured: the Catalan version by Gonzâlez-Llubera of Sefarad in the remotest corners and most varied cir­
the Séfer Saasuim (Llibre d ’ensenyaments délecta­ cles of the Jewish world.
bles, Sèfer Xaaixuim) macama by Ibn Sahara and
the early edition (1557 Mantova) of Abraham ibn María-José Cano
Hasday’s book Ben hamélej vehanazir. Tenured Professor at the Universidad de Granada
The show would have been left wanting without
the famed chronicles of the expulsion. It features
two editions of Selorno ibn Verga’s work. The first
is the translation into Castilian Spanish by Francisco
Cantera Burgos, Chébet Jehuda (La vara de Juda)
de Salomon ben Verga, published in Granada in
1927. The second is one in several Ladino version
of that history study Séfer Sébet Yehuda, edited in
Thessaloniki in 1850. The other two chronicles are
bundled together in one edition carried out under
the supervision of Abraham Torrutiel. That author’s
material is presented and so is Yosef ibn Sadiq’s El
libro de la Cabala de Abraham ben Salomon de
Torrutiel y un fragmento histôrico de José ben Za-
ddic de Arévalo, complete with a translation into
Castilian Spanish, preamble and annotations by
Francisco Cantera Burgos.

18 E xposición B ibliográfica
N T R O D U C C 10 N

Non val el agor menos por nasger de mal nido ,


nin los enxemplos buenos por los dezir judío.
Sem Tob de Carrión

p s ta sexta exposición organizada por Bibliotheca Sefarad está dedicada a las obras escritas por los

Como es bien sabido, durante 1500 años los judíos vivieron en Sefarad, tanto en los reinos cristianos
como en los musulmanes, escribiéndose en estas tierras algunos de los principales capítulos de la
historia judía. Una historia de luces y sombras. Las persecuciones, las calumnias, la inquisición y la
expulsión, a pesar de su trágica trascendencia, no deben eclipsar los logros de los fecundos episodios
históricos y culturales del pasado hispanojudío.

Durante largos periodos de esta dilatada historia, los judíos formaron importantes y florecientes co­
munidades en cuyo seno nacieron o vivieron algunas de las más destacadas personalidades judías de
todos los tiempos: Hasday ibn Saprut, Salomón ibn Gabirol, Yehudá Haleví, Abraham ibn Ezrá, Mai-
mónides, Nahmánides, Sem Tob de Carrión, Abraham Zacut y otros muchos personajes públicos, lite­
ratos, filósofos y científicos. La historia y la cultura españolas no pueden entenderse sin tener presente
la contribución judía, y el m undo y el legado judíos de hoy no serían los mismos sin la extraordinaria
contribución que en todas las ramas del saber y el pensamiento hum ano hicieron los judíos de Sefa­
rad. El rabino Moisés Arragel, en las páginas preliminares de su traducción de la Biblia al castellano,
conocida como Biblia de Alba, plenamente consciente de la excelencia cultural e intelectual alcanzada
por los sabios judíos de Sefarad, plasmada en sus obras científicas y humanísticas, ya fueran de carác­
ter profano o religioso, decía:

Esta preheminencia ovieron los reyes e señores de Castilla, que los sus judíos súbditos,
memorando la magnificiencia de los sus señores, fueron los más sabios, los más hon­
rados judíos que quantos fueron en todos los regnos de su transmigración, en quatro
preheminencias: en linaje, en riqueza, en bondades, en s‫ ؟‬ien‫ ؟‬ia [...] E los reyes e seño­
res de Castilla siempre fallaron que todo o lo más que oy los judíos auemos de glosa
ssobre la ley e en las sus leyes e derechos e otras s‫ ؟‬ien‫ ؟‬ias fue fallado conpuesto por
los sabios judíos de Castilla, e por su doctrina oy sson regidos los judíos en todos los
reynos de la su trasm igraron. [...] en Castilla ser solíamos corona e diadema de toda la
ebrea trasmiga‫ ؟‬ión, en fijosdalgo, riqueza, s‫ ؟‬ien‫ ؟‬ia, libertad [...].

A utores de S eparad 19
Mucho se ha hablado, escrito y discutido, con mayor o menor rigor, sobre la importancia de los ju­
díos medievales de la Península Ibérica en relación con el comercio, las finanzas, la administración
pública, etc., y el debate subsiguiente sobre el daño que para España supuso su expulsión en 1492,
planteado con frecuencia en términos estrictamente económicos, políticos o incluso morales. Sin em­
bargo, y sin poner en cuestión su importancia en los ámbitos señalados, donde realmente se produce
una contribución inigualable de los judíos de Sefarad es en el ámbito del saber. Es triste, por no decir
lamentable, el desconocimiento general existente en la sociedad española de ese inmenso legado cul­
tural, científico, literario y filosófico. Un patrimonio intelectual del que no sólo el pueblo judío puede
y debe vanagloriarse, sino también los españoles. El historiador español Américo Castro, consciente de
lo singular y fértil de la simbiosis histórica y cultural de judíos y españoles, apunta las consecuencias
que para España tuvo la expulsión:
Nos falta algo, en verdad, desde que se marcharon los judíos; algo que no hemos sus­
tituido por nada equivalente [...] No sólo nos faltó el dinero; por esa razón crematística
quiso revocar el conde-duque de Olivares el edicto de expulsión al observar que Es­
paña y él estaban con el agua al cuello [...] Con los judíos se fue el espíritu intemacio­
nalista, de cultura amplia y sutil. [De la España que a ú n no conocía (México, 1972), t.
III, p. 2091.

Los expulsados de España, que llevaban consigo la espléndida herencia cultural, social y económica
fueron muy bien acogidos por el sultán Bayaceto II (1481-1512), quien gustoso les abrió las puertas
del Imperio Otomano; el sultán resumió en una frase tan incuestionable como lapidaria la valía de
estos exiliados:
Yo no sé cómo los reyes de España son tan sabios, pues tenían tales esclavos como
estos judíos, y los echaron de ella. [Citada por Gonzalo de Illescas en su Historia Pon­
tifical (l606)].

La lengua más utilizada en Sefarad por los autores judíos fue el hebreo. También fueron muchos quie­
nes escribieron todas o parte de sus obras en árabe, la mayoría de las cuales se difundieron a través
de sus traducciones al hebreo, destacando en su labor traductora miembros de varias generaciones de
las familias Ibn Tibón y Quimhí, oriundas de Al-Ándalus pero radicadas en diferentes ciudades de Lan-
guedoc-Rosellón y Provenza, en Francia. Por supuesto, aunque en m enor medida, parte de las obras
fueron escritas en lenguas romances, principalmente en castellano, y algunas en catalán. No puede
dejarse de señalarse que la jarcha en romance más antigua de autor conocido saliera de la pluma del
judío tudelano Yehudá Haleví.
Los autores judíos destacaron en muy diversos ámbitos: poesía secular y religiosa, narrativa, literatura
sapiencial, filosofía, exégesis bíblica, estudios talmúdicos, codificaciones de la Ley judía, apologética
y controversia religiosa; en el campo de la ciencia en medicina, astronomía, astrologia, cartografía; así
como en sus estudios de filología hebrea (gramaticales y lexicológicos).
A la hora de estudiar y valorar la aportación de los judíos a la cultura española, y europea en general,
además de las obras escritas por ellos mismos hay que tener presente la importancia que tuvo su labor
de transmisión de la ciencia y la filosofía de obras griegas, judías, musulmanas y orientales escritas o
conservadas en árabe en Al-Ándalus.
Desde la época de Menahem ben Saruc, el más antiguo de los autores judíos españoles de relevancia
del que tenemos noticia, hasta la de Yosef Caro, nacido cuatro años antes de la expulsión, nos han
llegado obras de más de doscientos autores diferentes; de algunos, apenas ciertos poemas, mientras
que de otros, en particular de varios de los más importantes, nos ha llegado una producción mucho
más extensa. Se cuentan por cientos los títulos publicados a lo largo de los siglos; algunos sólo en pri­
mera y única edición, pero otros muchos han salido de las prensas en decenas (e incluso en cientos)
de ocasiones; de muchos sólo disponemos de ediciones en hebreo, pero también son muy numerosos
aquellos de los que existen traducciones (antiguas o modernas) a diferentes lenguas (judeoespañol,

20 E xposición B ibliográfica
yidis, español, inglés, alemán, francés, latín, etc.) o ediciones científicas. Y los hay, claro está, todavía
inéditos. Un número considerable de poemas escritos en Sefarad son parte de la liturgia judía y están
incorporados a diferentes tipos de oracionales; algo parecido cabe decir de algunos de los comentarios
bíblicos, que aparecen en innumerables ediciones acompañando el texto hebreo de la Biblia.
En cuanto a la exposición Autores de Sefarad: La producción intelectual de los judíos españoles en la
Edad Media,٠ con carácter general, puede decirse que se ha incluido la práctica totalidad de los libros
escritos por judíos españoles medievales conservados en Bibliotheca Sefarad con más de un siglo de
antigüedad. La Bibliotheca alberga, además, una muy extensa colección de ediciones publicadas en
los últimos cien años, de las cuales se ha hecho una pequeña selección, principalmente de obras edita­
das en España o por españoles con anterioridad a 1950, con la intención de dar a conocer las primeras
ediciones/traducciones, realizadas en su mayoría por hebraístas españoles, destinadas al público de
habla hispana.
La exposición incluye ediciones de las obras en sus correspondientes lenguas originales (hebreo,
árabe, arameo, español, catalán e italiano) así como traducciones a diversas lenguas (hebreo, yidis,
judeoespañol, latín, español, francés, inglés, alemán, catalán, italiano y portugués), algunas acompaña­
das de estudios. Entre las expuestas hay algunas piezas de singular rareza, entre cuales cabe destacar
el incunable latino de Abraham ibn Ezrá y los varios impresos del siglo xvi.
En anteriores exposiciones de Bibliotheca Sefarad se exhibieron otros varios libros de autores judíos de
Sefarad que hubieran podido tener cabida en esta muestra: De astrologia ... = Iguéret... mi-guezerot
ba-cojabim ... la-yebudéMarsella ... de Maimónides, Pbysica bebraea ... = Rúab ba-ben ... de Yehudá
ibn Saúl ibn Tibón (ambos de Colonia, 1555); Séfer O rAdonay ... de Hasday Crescas (Ferrara, 1555),
Séfer Hobat balebabot, libro llamado en ladino Obligación de los corazones ... de Bahyá ibn Pacudá
(Venecia, 1713), y la Biblia de Alba (Madrid, 1920-1922) en “Seis siglos de judaica: Un recorrido por
Bibliotheca Sefarad”; La vara de Judá de Salomón ibn Verga (Amsterdam, 1744), en “Historia en
Sefarad: Los judíos españoles en la edad media”; y Cuzary, Libro de grande scienda y m ucba doctrina
... de Yehudá Haleví (Amsterdam, 1663), en “Ediciones en español de los sefardíes de Amsterdam”.
Para su exhibición y catalogación, las obras se presentan agrupadas por sus respectivos autores. Y
estos, en la medida de lo posible, ordenados cronológicamente. Las descripciones catalográficas pro­
piamente dichas de los libros expuestos van precedidas de una breve biografía del autor.
Para un mejor conocimiento de las obras expuestas, algunas han sido completamente digitalizadas y
son accesibles para su consulta en www.bibliotbecasefarad.com

Uriel Macias
Coordinador de la Exposición

A utores de S efarad 21
Bibliotheca
K Sefarad

IN TR O D U C TIO N

Non val el açor menos por nasçer de mal nido ‫׳‬,


٠

nin los enxemplos buenos por los dezir judío.


Sem Tob de Cardon

^ ٠٦ette sixième exposition organisée par la Bibliotheca Sefarad est consacrée aux œuvres écrites par

Chacun sait aujourd’hui que pendant 1500 ans des Juifs ont vécu en Sefarad, sous des monarchies
aussi bien chrétiennes que musulmanes. Chacun sait que Sefarad a vu s’écrire des chapitres fondamen­
taux de l’histoire juive - une histoire faite d ’ombre et de lumière Pour tragiques qu’elles aient été, les
persécutions, les calomnies, l’inquisition et enfin l’expulsion ne doivent pas faire oublier la fécondité
historique et culturelle de l’âge d ’or judéo-espagnol.
Pendant de longues périodes de cette histoire, les Juifs ont fondé et ont fait prospérer des com­
munautés qui s’enorgueillirent d ’avoir vu naître et briller certaines des plus grandes personnalités
juives de tous les temps : Hasday ibn Saprut, Selomó ibn Gabirol, Yehudà Halevi, Abraham ibn Ezrà,
Maimónides, Nahmánides, Sem Tob de Carrión, Abraham Zacut et bien d ’autres encore, hommes de
pouvoir ou de lettres, philosophes ou scientifiques. L’histoire et la culture espagnoles ne sauraient
être comprises sans garder à l’esprit l’apport juif, et inversement le monde juif et ses legs multiples ne
seraient pas les mêmes sans l’extraordinaire contribution des Juifs de Sefarad dans tous les domaines
de la connaissance et de la pensée. Le rabbi Mosé Arragel, dans le préliminaire à sa traduction de la
Bible en castillan, ouvrage connu sous le nom de Biblia de Alba, soulignait le niveau d ’excellence
culturelle et intellectuelle atteint par les savants et érudits juifs de Sefarad, ainsi que le démontrent
leurs ouvrages scientifiques et littéraires, tant religieux que laïques :

Esta preheminencia ovieron los reyes e señores de Castilla, que los sus judíos súbditos,
memorando la magnificiencia de los sus señores, fueron los más sabios, los más hon­
rados judíos que quantos fueron en todos los regnos de su transmigración, en quatro
preheminencias: en linaje, en riqueza, en bondades, en sçiençia [...] E los reyes e seño­
res de Castilla siempre fallaron que todo o lo más que oy los judíos auemos de glosa
ssobre la ley e en las sus leyes e derechos e otras sçiençias fue fallado conpuesto por
los sabios judíos de Castilla, e por su doctrina oy sson regidos los judíos en todos los
reynos de la su trasmigraçion. [...] en Castilla ser solíamos corona e diadema de toda la
ebrea trasmigaçion, en fijosdalgo, riqueza, sçiençia, libertad [...].

22 E xposición B ibliográfica
Biblioteca
'* ¿ 5efarad

On a beaucoup écrit et discuté, avec plus ou moins de sérieux, sur l’importance des Juifs de la pénin­
sule Ibérique au Moyen Age dans les domaines du commerce, de la finance, de l’administration, etc. La
discussion porte généralement sur le tort causé à l’Espagne par sa propre décision d ’expulser les Juifs
en 1492, causant un préjudice considérable sur les plans économique, politique et moral. Cependant,
sans qu’il s’agisse de remettre en question l’importance du préjudice causé sur ces différents plans,
c’est sur celui du savoir que les Juifs de Sefarad se sont réellement et incomparablement distingués.
Il est bien triste, si ce n ’est regrettable, de constater que la société espagnole méconnaît cet immense
héritage culturel, scientifique, littéraire et philosophique - un patrimoine intellectuel dont peut s’enor­
gueillir non seulement le peuple juif, mais également tous les Espagnols dans leur ensemble. L’histo­
rien espagnol Americo Castro, conscient du caractère singulier et fécond de la symbiose historique et
culturelle des Juifs et des Espagnols, relève les conséquences subies par l’Espagne au lendemain de
l’expulsion :
Nos falta algo, en verdad, desde que se marcharon los judíos; algo que no hemos susti­
tuido por nada equivalente... No sólo nos faltó el dinero; por esa razón crematística qui­
so revocar el conde-duque de Olivares el edicto de expulsión al observar que España y
él estaban con el agua al cuello... Con los judíos se fue el espíritu intemacionalista, de
cultura amplia y sutil. [De la España que aún no conocía (México, 1972), t. III, p. 2091.

Les Juifs expulsés d ’Espagne emportèrent avec eux leur splendide héritage,culturel, social et écono­
mique, et furent très bien accueillis par le sultan Bajazet II (1481-1512), qui leur ouvrit avec plaisir les
portes de l’Empire Ottoman. Le sultan a résumé en une phrase lapidaire l’apport considérable de ces
exilés.
Yo no sé cómo los reyes de España son tan sabios, pues tenían tales esclavos como
estos judíos, y los echaron de ella. [Citada por Gonzalo de Illescas en su Historia Pon­
tifical (l606)].
Je ne sais en quoi les rois d ’Espagne sont si sages. Ils avaient des esclaves tels que ces
Juifs et ils les ont chassés. [Citation de Gonzalo de Illescas (Historia Pontifica (l606)].

L’hébreu fut la langue la plus utilisée par les auteurs juifs de Sefarad. Mais beaucoup d ’entre eux écri­
virent en arabe tout ou partie de leurs œuvres, qui ont ensuite été diffusées dans leurs traductions
en hébreu. Parmi les grandes familles de traducteurs, signalons les familles Ibn Tibôn et Quimhi, ori­
ginaires de Al-Ândalus, mais installés en France dans plusieurs villes du Languedoc-Roussillon et de
Provence. Bien sûr, d ’autres ouvrages, mais en moins grand nombre, ont été écrits dans des langues
romanes, principalement le castillan et, pour quelques-uns, en catalan. Il importe de signaler que la
plus ancienne des kharjas écrites dans une langue romane est due au Juif de Tudela Yehudâ Halevi.
Les auteurs juifs se sont distingués dans une grande variété de disciplines : poésie laïque ou religieuse,
narrations, littérature sapientiale, philosophie, exégèse biblique, études talmudiques, codifications de
la loi juive, apologie et controverse religieuses ; ou encore dans les domaines scientifiques tels la
médecine, l’astronomie, l’astrologie ou la cartographie, et enfin dans la philologie hébraïque, étude de
la grammaire et la lexicologie.
Il faut, pour apprécier à sa juste valeur l’apport des Juifs à la culture espagnole et européenne, tenir
compte de leur effort de transmission de la science et de la philosophie grecques, juives, musulmanes
et orientales écrites ou conservées en arabe à travers Al-Andalus.
Entre l’époque de Menahem ben Saruc, le plus ancien auteur juif espagnol d ’importance connu,
et Yosef Caro, né quatre ans avant l’Expulsion, nous sont parvenus les ouvrages de plus de deux
cents auteurs. Certains n’auront laissé que quelques poèmes, d ’autres, les plus importants, une œuvre
considérable. Les titres publiés au long des siècles se comptent par centaines, certains en une édition
unique, d ’autres réédités des dizaines, voire des centaines de fois. Pour beaucoup d ’entre eux, nous ne
disposons que de la version hébraïque, mais nombreux sont ceux pour lesquels des traductions (an-

A utores de S eparad 23
ciennes ou récentes) dans de nombreuses langues existent, notamment le judéo-espagnol, le yiddish,
l’espagnol, l’anglais, l’allemand, le français, le latin, etc., de même que des éditions scientifiques. Un
nombre considérable de poèmes écrits en Sefarad sont aujourd’hui intégrés à la liturgie juive et ils sont
incorporés dans différents livres de prières. Il en va de même pour certains commentaires bibliques
qui accompagnent le texte sacré dans d ’innombrables éditions de celui-ci.
L’exposition Auteurs de Sefarad : La production intellectuelle des Juifs d ’E spagne au Moyen Age, pré­
sente la presque totalité des livres écrits par les Juifs espagnols du Moyen Age conservés par la Biblio­
theca Sefarad et publiés depuis plus d ’un siècle.
La Bibliotheca Sefarad conserve en outre une très vaste collection d ’ouvrages publiés au cours des cent
dernières années. Une petite sélection d ’entre eux, essentiellement des œuvres éditées en Espagne ou
par des Espagnols avant 1950, est présentée dans le but de faire connaître les premières éditions/tra-
ductions réalisées principalement par des hébraïstes espagnols et visant le public en langue espagnole.
L’exposition comprend des éditions d ’œuvres dans leurs langues d ’origine (hébreu, arabe, araméen,
espagnol, catalan et italien) ainsi que des versions traduites dans différentes langues (hébreu, yiddish,
judéo-espagnol, latin, espagnol, français, anglais, allemand, catalan, italien et portugais), certaines
d ’entre elles étant accompagnées d ’études. Certaines des pièces exposées sont d ’une grande rareté,
comme par exemple l’incunable en latin de Abraham ibn Ezrà et certaines impressions du l6èm e
siècle.
Plusieurs des expositions précédemment organisés par la Bibliotheca Sefarad ont présenté des
ouvrages d ’auteurs juifs de Sefarad qui auraient sans doute eu leur place dans cette sixième exposition.
Ainsi, par exemple, De astrologia ... = Iguéret... mi-guezerot ba-cojabim ... la-yehudéMarsella ... de
Maimónides, Physica hebraea ... = Rùab ba-hen ... de Yehudá ibn Saul ibn Tibón (les deux originaires
de Cologne, 1555); Séfer Or Adonay ... de Hasday Crescas (Ferrare, 1555), et Séfer Hobat balebabot,
livre intitulé en ladino Obligación de los corazones ... de Bahyá ibn Pacudà (Venise, 1713), ont été
présentés dans l’exposition “Six siècles de Judaïsme : Un parcours effectué par la Bibliotheca Sefarad”;
La vara de Judâ de Salomon ibn Verga (Amsterdam, 1744) a été présenté dans le cadre de “Histoire de
Sefarad : Les Juifs espagnols au Moyen Age”; y Cuzary. Libro de grande scienda y m ucba doctrina ...
de Yehudá Halevi (Amsterdam, 1663), dans “Publications en espagnol par les séfarades d ’Amsterdam”.
La présentation et le catalogue des œuvres ont été organisés par auteur et dans la mesure du possible
par ordre chronologique. Les références bibliographiques des ouvrages présentés sont précédées
d ’une courte biographie de l’auteur.

Afin d ’approfondir la connaissance des écrits exposés, quelques ont été totalement numérisés et
peuvent être consultés sur le site www.bibliothecasefarad.com

Uriel Macias
Coordinateur de l ’E xposition

24 E xposicïôn B ibliográfica
FO R E W O R D

Non val el agor menos por nasger de mal nido,


nin los enxemplos buenos por los dezir judío.
Sem Tob d e Carrión

his is the sixth exhibition organized by Bibliotheca Sefarad with the purpose of showing works
contributed by Spanish Jews in medieval times.
It is now common knowledge that for 1500 years, Jews inhabited Sefarad, be that under Christian
rulers or Muslim rulers. Defining chapters of Jewish history were written in Sefarad. A most checkered
history. Persecutions, vicious libels, the Inquisition and last the expulsion from Spain certainly cast a
tragic gloom on the fate of Spanish Jews but those should not overshadow the awesome accomplish­
ments that were brought about in the glorious periods of Judeo Iberian history.
For long stretches of those times, Jews started communities that thrived and saw the advent of as
brilliant and outstanding groups of intellectuals who were born o lived some of the most outstanding
Jewish personalities of all time: Hasday ibn Saprut, Selomó ibn Gabirol, Yehudá Halevi, Abraham ibn
Ezrá, Maimónides, Nahmánides, Sem Tob de Carrion, Abraham Zacut and many other public figures,
scholars, philosophers and scientists. No one could ever hope to enjoy a full grasp on Spanish culture
without a comprehensive understanding of the Jewish contribution to it. Likewise, the Jewish world
and heritage w ouldn’t compare with what they are today were it not for the phenomenal contribution
of Spanish Jews in all realms of human knowledge and intellectual output.
Rabbi Mosé Arragel, fully aware of the level of cultural and intellectual excellence reached by the
scholars of Sefarad, as evidenced by their contributions in the fields of science or humanities, be they
of religious or secular nature, shares the following words in the foreword to his translation of the Bible
into Spanish (known as Biblia de Alba) :
Esta preheminencia ovieron los reyes e señores de Castilla, que los sus judíos súbditos,
memorando la magnificiencia de los sus señores, fueron los más sabios, los más hon­
rados judíos que quantos fueron en todos los regnos de su transmigración, en quatro
preheminencias: en linaje, en riqueza, en bondades, en s‫ ؟‬ien‫ ؟‬ia [...] E los reyes e seño­
res de Castilla siempre fallaron que todo o lo más que oy los judíos auemos de glosa
ssobre la ley e en las sus leyes e derechos e otras s‫ ؟‬ien‫ ؟‬ias fue fallado conpuesto por
los sabios judíos de Castilla, e por su doctrina oy sson regidos los judíos en todos los
reynos de la su trasmigración. [...] en Castilla ser solíamos corona e diadema de toda la
ebrea trasmiga‫ ؟‬ión, en fijosdalgo, riqueza, s‫ ؟‬ien‫ ؟‬ia, libertad [...].

A utores de S eparad 25
Much has been said, written and commented, with more or less seriousness, about the cardinal impor­
tance of Jews in the Middle Ages in the businesses of trading, finance, government, etc. The ensuing
debate on how detrimental to Spain its own decision to evict its Jews was tends to focus of the finan­
cial, commercial and even moral aspects of such huge loss. And yet, without for an instant belittling
the harm suffered by Spain on those levels, the greatest loss was in the field of knowledge, unques­
tionably the Jewish prime contribution. Sadly, that rich cultural, scientific, literary and philosophical
heritage is little known by the general public in Spain. And yet, such a heritage is or should be for all
Spaniards to pride themselves on, not only the Jews people. Américo Castro, the Spanish historian well
aware the idiosyncratic and fertile historical and cultural symbiosis of Spaniards and Spanish Jews in
the Middle Ages shares the following on the dire consequences of the expulsion of Jews from, conse­
quences suffered by Spain itself :
Nos falta algo, en verdad, desde que se marcharon los judíos; algo que no hemos susti­
tuido por nada equivalente... No sólo nos faltó el dinero; por esa razón crematística qui­
so revocar el conde-duque de Olivares el edicto de expulsión al observar que España y
él estaban con el agua al cuello... Con los judíos se fue el espíritu intemacionalista, de
cultura amplia y sutil. [De la España que aún no conocía (México, 1972), t. III, p. 2091.

The Spanish exiles w ho would never disown that glorious, cultural, social and financial legacy were
generously welcomed by Sultan Bayezid II (1481-1512), who willingly opened the gates of the Otto­
man Empire for them to move in. He was to summarize in one terse and yet so very relevant sentence
how much he thought of the refugees:
Yo no sé cómo los reyes de España son tan sabios, pues tenían tales esclavos como
estos judíos, y los echaron de ella. [Citada por Gonzalo de Illescas en su Historia Pon­
tifical (1606)].

The language most favored by Jewish authors in Sefarad was Hebrew. But many wrote all or part of
their material in Arabic, the majority of which would then be disseminated in their Hebrew version.
Let us honor here the Ibn Tibon and Quimhi families, both from Al-Andalus, but based in various
cities throughout Languedoc-Roussillon and Provence in France for their excellence in their translat­
ing efforts and tradition spanning several generations. Of course, but to a lesser extent, some of the
material was written in Romance languages, chiefly Castellano Spanish and Catalan. It is noteworthy
that the oldest known kharja penned in a Romance language is owed to Yehuda Halevi, a Jew from
Tudela in Spain.
Jewish authors shone in various fields of literature: secular or religious poetry, narratives, wisdom
literature, philosophy, Biblical exegesis, Talmudic studies, codification of Jewish law, apologetics and
religious controversy, in the fields of medicine, astronomy, astrology and cartography; and studies in
Hebrew philology (addressing both the grammar and the lexicology).
Should one undertake to assess and appreciate the extent of the Jewish contribution to Spanish and
European culture in general, one should emphasize that in addition to their own material, they also
endeavored to disseminate the Greek, Jewish, Moslem and Asian philosophies and sciences contained
in books written or kept in Arabic in Al-Andalus.
From the times of Menahem ben Same, the most ancient Jewish author recorded in Sefarad to those
of Yosef Caro, who was born a short four years before the expulsion, more than two hundred Jewish
Spanish authors have bequeathed material of varying magnitudes. Some of them just produced only
just a handful of poems, and others, the most renowned ones, much more significant volumes of work.
The books published over the centuries number in the hundreds, some were published only once,
others were issued from the press tens (or sometimes hundreds) of times. The editions of some of
them exist only in Hebrew, but others were translated into many different languages, be they recent or
ancient translations. Those languages were Judeo-Spanish, Yiddish, Spanish, English, German, French,
Latin, etc). Those translated versions and scientific editions have reached us. A large number of poems

26 E xposición B ibliográfica
penned in Sefarad are now woven into Jewish liturgy and sung as part of a prayer. The same applies
in a way to Biblical comments, which are printed alongside the Holy Scriptures in a countless editions
thereof.
As to the Authors fro m Sefarad: The intellectual output o f Spanish Jews in medieval times, exhibition,
it can be safely asserted that close to every single book written by a Spanish Jew in the Middle Ages
and published over one hundred years ago that is kept by Bibliotheca Sefarad is listed the exhibition’s
catalogue. Additionally, the Bibliotheca houses a very large selection of books published in the last
hundred years, mostly books published in Spain earlier than 1950, with a view to making the editions/
translations carried out by Spanish scholars in the Hebrew language, known to the general Span­
ish-speaking public.
The exhibition includes editions of those works in their respective original language (Hebrew, Arabic,
Aramaic, Spanish, Catalan and Italian) and translations into a num ber of languages (Hebrew, Yiddish,
Judeo-Spanish, Latin, Spanish, French, English, German, Catalan, Italian and Portuguese). Some of
those editions also feature studies alongside the translation. Some the pieces exhibited are exceedingly
rare, namely the famed Abraham ibn Ezra’s Latin incunable and various printed from the 16th century.
Former exhibitions curated by Bibliotheca Sefarad shave shown books by other Jewish authors from
Sefarad that could have featured in this show, namely De astrologia ... = Ig u éret... mi-guezerot ha-
cojabim ... la-yehudéMarsella ... by Maimónides, Physica hebraea ... = Rúah ha-hen ... by Yehudá
ibn Saul ibn Tibón (both scions of Cologne, 1555), Séfer ... by Hasday Crescas (Ferrara,
1555), and Séfer Hobat halebabot, the Ladino title of which is Obligación de los corazones ... by Bahyá
ibn Pacudá (Venice, 1713) were shown in the “Six centuries of Judaism : A tour of the Bibliotheca
Sefarad” exhibition; La vara de Judd by Salomon ibn Verga (Amsterdam, 1744), was show in the “A
historical insight into Sefarad : The Spanish Jews in the Middle Ages” exhibition and Cuzary. Libro de
grandescienciay m ucha doctrina ... de Yehudá Halevi (Amsterdam, 1663), was shown in the “Spanish
editions of the Sephardic Jews from Amsterdam” exhibition.
Material produced by a given author is shown together and presented, in so far as it could be done,
in alphabetical order in the exhibition and in the catalogue as well. The catalog references are given
immediately after a succinct biography of the author.
For greater knowledge of the exhibited works, some have been completely digitalised, accesible for
subsequent reference at www.bibiliothecasefarad.com

Uriel Macias
Coordinator o f the Exhibition

A utores de S efarad 27
S n m ٦٠١‫<؛‬D n n m ٥r o ro > w ٥ ٢^٥٢٥
iD s n j nhbt m m n

٠ ٣ f١S>‫؛؛‬35‫ ؛׳‬f!l Uo١jnr ‫؛־‬r


s p ٠٠١ J٩piSn..31. 1Sj٥٥١f٠٥١‫؛‬١

O'PJBD 0١3D JfiPtn) r١3 ‫؛‬٥ /، t١J K١P‫؛‬y ١r» Of»..‫»؛‬.

\ V ١‫؛‬ A uu t o r e s
a d e

V\ SGFARAD ١ ٥
La producción in telectu al
de los jud ío s españoles
en la Edad Media
MENAHEM ben Sa r u c
Menahem ben Saruc, filólogo y poeta nacido en Tortosa hacia 910, es considerado uno de los artífices
del renacimiento de la lengua y la poesía hebrea en Sefarad. Educado por su padre, y también posi­
blemente autodidacta, se traslada a la Córdoba califal donde entrará a trabajar como secretario y poeta
de la familia Ibn Saprut, primero en Jaén al servicio de Yishac ben Hasday y después en Córdoba al
servicio de su hijo Hasday ibn Saprut.
Hasday ibn Saprut (siglo x) contribuyó de forma decisiva al renacer de la cultura hebrea en la Córdoba
califal. Reunió en su persona las profesiones judías más relevantes durante toda la Edad Media penin­
sular: médico real, traductor de obras científicas y responsable de las finanzas del reino y del control
de las mercaderías; actuó también como diplomático. El alto cortesano ejerció el mecenazgo con los
suyos, favoreciendo la poesía y la gramática hebreas así como las traducciones de obras científicas del
griego al árabe. Él fue el primer impulsor de la cultura hebrea en la Península y del renacer del hebreo
como lengua literaria; en su tiempo recibieron también decisivo impulso los estudios rabínicos, fun­
dándose academias en Córdoba y Lucena. Al-Ándalus había de convertirse en el centro espiritual del
pueblo judío, arrebatándole a Babilonia su preponderancia. Entre los protegidos de Hasday se cuentan
los dos primeros poetas hispanohebreos: el tortosino Menahem ben Saruc y su acérrimo oponente,
Dunás ben Labrat de Fez.
Menahem ben Saruc escribió en nombre de Hasday numerosas cartas de carácter diplomático, algunas
de ellas con contenidos poéticos. Destacan las enviadas a Bizancio, interesándose por los judíos en sus
dominios, a la emperatriz Helena y al emperador Constantino Porfirogenetos (h. 948), y la remitida a
José, rey de los jazares, en este caso firmada por ambos (h. 954).
El estilo de Menahem como poeta no representa grandes novedades en lo referente a la forma res­
pecto a la poesía litúrgica anterior, y la lengua utilizada es sobre todo la bíblica. Tampoco se aprecian
influencias de la literatura árabe del entorno. Aun así, Menahem ben Saruc puede ser considerado uno
de los iniciadores del renacimiento de la lengua hebrea y de la poesía secular escrita en este idioma.
Su obra más conocida es su diccionario de hebreo bíblico, titulado Mabbéret.
Los estudios gramaticales sobre el hebreo bíblico alcanzaron su cota más alta en las obras que tanto
en árabe como en hebreo produjeron en Al-Ándalus en el siglo x los poetas Menahem ibn Saruc de
Tortosa, Dunás ibn Labrat, y sus respectivos discípulos, y en el siglo siguiente Yehudá Hayuy y Yoná
ibn Yanah. En los siglos xii-xm ven la luz los trabajos gramaticales del tudelano Abraham ibn Ezrá y
del provenzal de origen hispano David Quimhí, cuya gramática del hebreo ha sido la base de todas
las posteriores hasta los tiempos modernos.

30 E xposición B ibliográfica
X S Bibliotheca
I n Befarad

[1] M enahem ben S aruc


W‫؛־‬ 5m3Bi§§‫؟‬$‫؛‬
‫ ובתוכם‬,‫ לשון הקודש‬... ‫ על שרשי‬... ‫מחברת מנחם‬ ١ N‫׳‬1٠s ' n ü ١ ،‫ ؛ ؛‬١ ! o ‫ ؛‬n ‫ ؛‬، 0 ٠‫ ؛‬:A i

‫ מאת‬,‫גם מלות הארמיות הנמצאות בדניאל ועזרא‬ ٠


HEBRAl ‫؛‬AK ‫ ’؛؛؛‬CHALDAICA‫!؛‬: IKXUX»‫؛‬
، ٠) ٠ ،،.٠ ٠ ٠ « ‫ ؛‬٠ ‫ « «؛‬٠٠٠ ٠،‫؛‬،٠٠«‫؛*؛‬، ٠>»٠

‫ נדפס עתה‬... ‫ רבינו מנחם בן סרוק הספרדי‬... ‫ ה‬٠‫ ל‬٠ ‫ גס‬٠‫זוכ‬١‫ב‬١ , ‫؛‬n i p ‫؛«؟‬.،‫ו¡ » ™יו י‬٠ ‫ ל‬.‫'؛؛‬٩‫על ?؛‬
.‫ע؛רא‬١ .‫ * א ת בת·«״‬.» ‫ ן‬١١‫י‬٥‫ «ר‬١
.٠ XfiN.HKH BES 8A B V .I H i m * !* ‫؛‬،‫؛‬،
،،.،.!,‫ע‬. wmw»mmrommtm.
‫ ונוספו בו מקומות המקראות גם פירוש‬... ‫ראשונה‬ ،‫·־؛‬،■®art ٥‫ א‬١‫ ؛‬٠٠٠·‫؛‬٠٠٠ ٣ m « t í ‫ ؛؛!؛؛״ז‬١٠٦٠¡n ¡®‫؛ '·גר‬،١٠. n o
،٠.،its،?، >‫•؛؛>؛»؛‬15‫■؛‬،،٠١eim m m venum Msmmi
jt m t s k it t .■. ، . $ « . « » * ‫ ؛‬T٠ .1‫ » ؛‬٠ » e ‫ « * ؛ ؛‬1> ‫ ؟‬١ ٠ * ٠ ٠ « « ٠٠٠
* j‫ * *؛‬، * « ٠ « * ‫ ؟‬،‫ *؛؛؛؛‬، ‫ ؛‬، ٠ » n 1« ، « m ‫؛؛‬،* ،‫ ؛‬s h m #
... ‫ מאת המעריך‬,‫קצר המבאר מקומות הסתומים‬ ·‫؛ייה‬،‫ יל־‬fat ‫؛״‬, ·m
■‫®רד‬.‫ כן סרוק ؛״‬oras ‫ מ‬٠‫דג‬
m ‫י‬١١‫י‬،*‫ י‬r t i w m fwq /‫ «וזי·؛־‬٣١ ‫؛؛·؛؛י‬ » ٠٠ ‫ ״‬.،،> ‫ ؛‬٠ ‫ ؛‬، .* ١،٠fs، s «، . ، « « TWrMM

‫ וכל המקומות אשר‬.‫צבי בן יחזקאל פיליפאווסקי‬ ‫ ؛ נ י ' ®؛י‬.٦‫י‬٠‫ן ؛ » ؛‬١ ‫יו‬،‫ ן ™ ·؛؟؛‬٠‫ע ת‬٠ ‫׳‬١ ١٥ ‫ י‬١n «m٠ ¡ ٠٥ ‫ ؛‬as٦j mn ·» ٠ ‫»׳‬
f ‫׳؛‬.» * . r ١ > >٦ ١ ‫؛ פנ‬٠‫ ؛‬١ ■ ١٦ ts٠ ¡>١ ‫ ؛‬، ١ ¡ ١٦ ‫ ؛‬، ‫؛‬
* HM٥٠m U B » m 11٠٠W8، l 0s .
٠١٧t٥ j٠*¡، ‫؛‬،an «.‫ ■؛‬١* ، VI vt١ u<u٠‫ ؛‬، M » u ١ ١ 1» ،

,‫ את דברי מנחם ז״ל‬... ‫הזכיר רש״י ז״ל בבאורו‬ w ™ i‫؟؟؛‬.‫ ؛‬٦٠.‫؛‬،.·.‫ ؛־‬١ ‫ ־‬٦٦٠» . ١v«v 1«. ٣٠ .» ١ ، . ٠‫؛‬
. ... ٠١، **ygj**·: etui « ‫ ؛‬، « ‫ ؛ ؛‬. ،
K B ‫؛ ؛؛‬,.«?‫؛‬,«‫؛‬
? . « ‫ « ؛‬. ‫ ؛؛ כ · ב! יחמןאד »יי‬٠١ ٠ ‫؛؛ל‬١٦ ٥ ‫ מ‬١ . ‫< מ מי ץ‬١٠»
‫ הקדמה)מאת‬... ‫ בראש הספר‬... ‫נכנסו בתוך המבאר‬ ١۶١ ٠ ‫> י‬٠ ٦ •٠ ١ ‫؛‬٠ ٠١٠ ‫ י ״ו׳י ؛‬١٠ •١ ٠ ٠٦ ·"r « ١ » ١٠.« . . . . . ‫؛‬٠
a،sw s unde» h٠‫ »؛؛‬1،'،،‫ ؛‬M ta n e m ts s n m f í
٠١n in <
٠ ١ ٠ 'I r » ٠٦‫ ؛‬٦ ١٠ ‫ ״؛؛‬٢ . J ١٠.»
‫ וחקירות מועילות‬.‫המעריך( כוללת תולדות המחבר‬ ١‫י‬٠٠‫מ>י؛؛‬٠٥٠n٠w ■‫؟‬٠،٠‫יי ؟‬vi«١‫؛‬١. ■‫؛‬.*‫؛״‬،¡٥‫ריית‬-.,· . ‫׳‬،•٠٠■»‫׳‬٠ ‫׳‬٠٠■
١ ‫ *י‬٠٠‫·؛י‬..» ‫״‬w . ١١،..‫؟‬.» , <‫־‬...:•¿»».،,»•/١٠٦٠ ١٠٠١١٠.
٠v.r. ٥٠‫ »״؛‬٠١٥-‫؟‬.. .‫יל‬5«.٠‫ן‬،٠٦٠‫ו?؛؛؛‬
* . ١١٠٠٠١ ■
:٠:·. v:v‫׳‬:٦‫؛‬Ä ' . ، » ٠n * ١r . . . . . . ، » t ٠ ‫؛‬5 ‫ ׳‬٠ ! T ، T ٠ M « ٠، ‫ ״‬٠٠· ، » •.*<• ١٠ ·

... ,‫ ר' שמואל דוד לוצאטו מפאדובה‬. . . ‫אשר חקרו‬ ٥‫؟‬#.. ١


٠٢
. ‫׳ מגיר؛‬#*$٠٠ .*٦
٠}

Antiquissimum Linguae Hebraicae et Chaldaicae ‫יג‬١‫ו‬:‫גג‬:٠‫עד‬١

Lexicon ad sacras scripturas explicandas / a Mena- . ١f١‫‘؛‬١٠/١«4‫־‬,*‫י‬..‫؛‬. ’•١ ١٠٠٠١٥.[.. ،ft.ru


‫ ®■י‬٠ ‫ ؛״‬٠
í ،١ ‫; ״‬٠, ! ٠٠ ٠ * * ٠ < * ٠ ٠ * ٠ ). . . . . . . . ٠ ‫ ؛‬، ' ‫ * ׳‬٠ ٠ *>'. ، ٠،■ «٠"،.
٠‫؛■»׳‬٠*٠·,٠١‫* ׳‬#،٠‫·؛‬٠٠*٠'٠ *‘،1.'.‫ י‬٠·. ٠٠ ** ٠،*»'* ‫؛‬٠٥. ،،٠٠*« ٠'*'،٠·٠»■، ·٠»٠*.*'·٠‫؟‬
:

hem ben Saruck Hispaniaensi ... = The First FLebrew .‫ * מ מ י י *؛״’ יי‬. ٠١١‫י‬٠ 5 ‫؛؛‬٣ ٥٠ ، ‫ ؛‬. man ‫ז‬١‫מ؛‬
٠٠■
٠<
and Cbaldic Lexicon to the Old Testament, Compiled
in the Tenth Century / by Menahem ben Saruk, the
Spaniard, Selected and Translated from the Original
Hebrew by Herschell Filipowski, accompanied by a
Biography of the Author, as Collected from a recent
Hebrew work of S. D. Luzzatto, Professor at Padua.
London; Edinburgh: The Hebrew Antiquarian Society,
1854.
8٥ ; xiv, 33, 192, 19, 16 ps.; 22x14 cm. Encuadernación de
época en holandesa con puntas (junto a las Tesubot de <8> https://goo.gl/R7JGOH
Dunás I—> 2]).

El Mahbéret (‘Cuaderno’) de Ben Saruc es el diccio­ A pesar de su carácter pionero y de su influencia en


nario bíblico más antiguo que se conoce; de él nos la filología hebrea desarrollada posteriormente, el
han llegado varias copias manuscritas. A pesar de su Mahbéret apenas ha sido impreso. La primera vez, y
importancia para la historia de la filología hebrea, no sólo una parte de la obra, apareció en la Chrestoma-
llegó a imprimirse hasta mediados del siglo xix. El thia Rabbinica (Berlín, 1844; en hebreo con traduc­
Mahbéret Menahem, como también se le conoce, fue ción al latín) de J. H. Biesenthal.
un encargo del propio Ibn Saprut. Se trata de un dic­
cionario hebreo de las raíces de las palabras de la Bi­ La edición expuesta del Mahbéret en hebreo a cargo
blia. de Herschell Filipowski se hizo a partir de cinco de los
manuscritos conservados en diversas bibliotecas euro­
Las críticas adversas lanzadas por Dunás ben Labrat y peas. Lleva además una biografía de Saruc preparada a
por otros eruditos judíos contra su libro provocaron partir de la de S. D. Luzzato de Padua y la traducción
su caída en desgracia, perdiendo la protección de su al inglés del propio Filipowski de una selección de
mentor. Menahem cree ser tratado injustamente por entradas del diccionario. Es la primera edición comple­
Hasday, a quien escribe una sentida carta en la que ta del Mahbéret de Menahem; hay una edición crítica
invoca sus méritos pasados y el tratamiento injusto que posterior del hebraísta español Ángel Sáenz-Badillos
estaba recibiendo, que al parecer no tuvo el efecto (Granada, 1986).
buscado. No volvió a recuperar su puesto, y nada más
se sabe sobre su vida posterior ni su fecha de falleci­ El volumen incluye también, con portada indepen­
miento (¿ca. 970?). diente, las Tesubot (‘Respuestas’) de Ben Labrat [—> 2].

La polémica sobre el Mahbéret se prolongó en el tiem­


po; tras las críticas de Dunás, los discípulos de Me­
nahem escribieron sus propias respuestas a los pos­
tulados de Dunás, y los discípulos de este, a su vez,
salieron en su defensa.

A utores de S eparad 31
Bibiiotheca
K 5efarad

D unas ben L a b r a t
Dunás ben Labrat, de familia oriunda de Rabat y posiblemente nacido en Fez (c. 920-990) fue un emi­
nente poeta y gramático; al igual que Menahem ben Saruc, desarrolló su carrera en Córdoba bajo la
protección de Hasday ibn Saprut, de quien fue secretario.
Dunás fue un destacado poeta en lengua hebrea, el primero en adaptar la métrica árabe a la poesía en
hebreo introduciendo en la poesía hebrea los metros cuantitativos de la poesía árabe, estableciendo
así las bases de una nueva métrica hebrea, que alcanzaría gran difusión en la poesía hebrea medieval.
En sus poemas imita los temas y los motivos de la árabe andalusí: alabanzas de la sabiduría, com­
posiciones laudatorias y difamatorias, poemas báquicos, amorosos o dedicados a la naturaleza. Se le
considera el mejor poeta de esa primera generación de poetas hispanojudíos.
Sus innovaciones fueron objeto en la época de numerosas críticas ya que afectaban a los piyutim
(poemas litúrgicos), un género poético cuya tradición estaba muy arraigada. Fue criticado sobre todo
por los discípulos de Menahem ben Saruc, quienes le acusaban de corromper la lengua hebrea con sus
innovaciones procedentes del árabe. Algunos de sus poemas han sido incorporados a la liturgia judía
Como gramático, su obra más importante son las Tesubot, libro en el que critica duramente la principal
obra de Ben Saruc, el Mabbéret.

[2 ] D unás ben Labrat


C;t،١THAK
‫תשובות דונש בן לברט עם הכרעות רבינו יעקב תם‬ ‫תשובות דונש כן לכרט ؛‬ u8 c e v oc r ١
1‫؛ אי‬١‫ ו‬o ‫ א‬Es
(٠،>:‫)؛‬ ASCII RKN unan, I .E V T F .R ,
‫ הזה‬... ‫ בספר‬.‫ והוא חלק שני לספר מחברת מנחם‬... ٥‫؛קג ח‬.٠
‫ י‬١‫בינ‬٦ ‫זברעות‬.

‫ ערך‬... ,‫ מנחם‬... ‫ על ספר מחברת‬... ‫ דונש‬... ‫התקומם‬ mar,‫؛»؛עלי ר‬.


‫؛ר הדיירת בערש‬٥٠h •3» ¡‫؛‬.‫א חי‬١‫י؛‬١

.‫ צבי פיליפאווסקי‬... ‫לדפוס עם תוספת הערות רבות‬ nmwn «‫ נדני׳ ייני‬m i » ٥ 1‫ חיג ת؛״‬8‫ ע‬١« tn n w r » c٠١ wv١! ‫ »י‬0‫נ‬
‫! לד־؟מ מוי ייעייריס‬٢٣ « ١‫ע‬١٦.!‫ב‬ ‫חס‬:‫ «יד ؛؛‬,‫ סחדיר‬٦‫؟ םס‬1‫׳‬
33= « « ‫־‬
٠٠
nowm 1 sw rbn ‫ נ؛‬.‫؛ ת‬.·‫ז ««י׳‬،!. ‫ ייייק‬. r . . ’،‫י؛‬
‫ונלוו עליהם הערות ותקונים לשלשת המחברים‬ «٠ «‫ »؛؛‬0«'‫؛ יי‬٠ ٠ ‫ ״‬.«٠ ٥ ? .‫ תיוג ח‬٥٠ ‫נ‬٠ «‫י؛‬
‫؛ס‬.‫؛ ؛‬١‫ ׳‬....‫ ז ד‬. * ٠، ‫؛»חש ג מ ע‬

‫ ר' יהודה ליב דוקעס מעיר‬... ‫מנחם דונש ור״ת מאת‬ ‫ת‬١‫ח׳נ‬،‫؛ >־זןתרית ؛‬٠ ،‫؛‬٠ . ‫ מ ער״וז ראשיני؛ ל‬٠ ‫יזתשיכות ייאלד >ד‬
‫ ؛ל״ח‬rmt/ínm ‫״ למדיו‬١ ‫ באתניות ע‬.‫נאייו כבחוב״‬،.‫«؛‬ A n !;»1 T A. ،‫׳‬٠ HV Vt T N 0 T A V. ١ X H <* E T I <٠ A ٠‫؛‬

... ‫ ור' רפאל קירכהיים מעיר פרנקפורט דמיין‬,‫לונדון‬ . ٦‫ד‬١


‫ »זו ב יי־ אוי؛סמ‬w ru ‫؛‬..‫ייאסר‬
IH 0W 1M Dt١ K.C٤٠. ÍT RAPÍIAKU M ٠‫؛‬n ‫ ׳‬.fJKíM

.IKH.WMil nMMW.KI
Criticae vocum recensiones / Donasch ben Librat [!],
HOí I Y, T A T I .. ‫׳‬١١ n a . I ... A ٠»’ V Al M I l.K A IO A H tiM
Levitae, ... cum animadversionibus criticus Jacobi
ben Majer Tam ... Additae sunt notae exegeticam a
Leopold Dukes, et Raphaele Kirchheim, et editore ٠٠٠،٠٠.،.٠، »,«..»»<٢‫ ׳‬٠r٠‫*׳‬. i ‫ א‬، ٠٠٠* ٠‫ ׳‬٠٠، CK . . . . . . ٠v١N٠1 ٠. ٠٢٠ r ٠vi,

Herschell Filipowski ... ««■■،‫ לי‬.‫ תיו‬. ٠ ‫ »؛*רר ؛ « ؛ ؛‬r e ‫· מ‬.‫ ?؛« «؛‬٠ « «‫נשי‬

London; Edinburgh: The Hebrew Antiquarian Society,


1855. ٠ w

8e; 16, 108, x ps.; 22x14 crn.— Encuadernación de época


en holandesa con puntas (junto al Mabbéret de Menahem
[ - ٠11).

<8> https://goo.gl/R7JGOH

Como ya se ha señalado, Dunás ben Labrat y otros El volumen expuesto incluye las Tesubot (‘Respues­
eruditos judíos criticaron con especial dureza el Mah- tas’) de Ben Labrat junto a las notas de Rabenu Tam
béret de Menahem ben Saruc [—►1], determinando la (Francia, 1100-1171), donde se recogen sus anotacio­
caída en desgracia de este ante su mentor Hasday ibn nes críticas a la obra de Ben Saruc. La edición del texto
Saprut. Es en sus Tesubot (‘Respuestas’) donde se reco­ hebreo a cargo de Filipowski, a partir de tres manus­
gen las críticas tanto de carácter religioso, acusándole critos conservados en sendas bibliotecas europeas, va
de estar influido por el caraísmo, como por cuestiones acompañada de las anotaciones de Leopold Dukes y
filológicas. Raphaele Kirchheim. Incluye también, como edición
independiente, el Mabbéret de Menahem [—►1].
En las Tesubot, Dunás introdujo por primera vez en la
gramática hebrea nociones como la distinción entre Se trata de la primera edición completa de las Tesubot
verbos transitivos e intransitivos, o entre raíces fuertes de Dunás. Hay una edición crítica posterior, con tra­
y débiles, además de ser el primero en hacer una lista ducción al español, del hebraísta Ángel Sáenz-Badillos
de verbos según sus raíces de tres letras. Acusa a Saruc (Granada, 1980).
de ser incapaz de percibir la estrecha relación entre las
lenguas hebrea y árabe.

32 E xposición B ibliográfica
Y O N Á ١BN Y A N A H
Yoná ibn Yanah, (Córdoba, 985? - Zaragoza, 1050), escritor, gramático y médico hebraicoespañol.
Estudió en Lucena con, entre otros, Yishac ibn Chiquitilla, seguidor de la escuela de Menahem ben
Saruc, a quien considera su maestro. Su obra gramatical y lexicológica le sitúa entre los grandes gra­
máticos hebreos de Al‫־‬Ándalus. También compuso algo de poesía en su juventud, pero de muy escaso
interés. Dominaba a la perfección el hebreo, el arameo y el árabe, siendo en esta última lengua en la
que compuso toda su obra.
Tras un azaroso peregrinar causado por las luchas de poder que precedieron a la caída del Califato de
Córdoba, se estableció como médico en la taifa de Zaragoza, corte de los tuyibíes, alrededor del año
1012. Allí gozó de la protección de los soberanos y contó con numerosos discípulos y amigos, entre
los que cabe destacar a Selomó ibn Gabirol.
La mayoría de sus biógrafos destacan su gran capacidad analítica y lo minucioso de su trabajo; en
cuanto a las horas dedicadas a sus investigaciones filológicas él mismo apuntó:
Consagro mis días y mis noches a mis actividades científicas, y gasto en aceite el doble
que otros en vino.
Fue el primero en tratar de elaborar un estudio gramatical completo y sistemático de la Biblia hebrea.
Sus primeros trabajos vinieron en parte marcados por la polémica que mantuvo con Semuel ibn Na-
grela en torno a la obra gramatical de Yehudá Hayuy. De sus varias obras, casi todas ellas de carácter
filológico, hay que destacar el Séfer baDicduc, considerada la principal descripción completa del
hebreo bíblico; consta de dos partes, una gramatical y la otra lexicográfica. La obra se difundió en el
mundo judío a través de la traducción al hebreo de Yehudá ibn Tibón, aunque hay otras tres traduccio­
nes distintas al hebreo, lo que ya de por sí muestra la importancia de la obra y el interés que suscitó.
Recurrió a una metodología comparativa, explicando fenómenos propios del hebreo comparándolos
con otros similares en otras lenguas semíticas (árabe y arameo). Su obra dejó una gran impronta en
toda la lingüística hebrea medieval y muchos de sus puntos de vista perviven en la actualidad. Como
para la mayoría de los filólogos hispanojudíos, el estudio de la lengua hebrea es un instrumento para
entender mejor el texto bíblico, por lo cual, las cuestiones lingüísticas se entremezclan con la exégesis
bíblica. Se le ha considerado “el más grande de los hebraístas medievales” y “príncipe de los gramá­
ticos”.

[3 ] Y o n á ib n Y anah J،١SÈ MANOU CAMACHO PADILLA

La segunda mitad del “Sefer babaxua ”, versión he­


braica de su “Kitab At-Tasuiya”por Salomón bar
Yosef ben Ayyub / Rabí Yoná ben Gannach; [Edi­ f i l l Yona U n tannaclt
ción y traducción] por José Manuel Camacho Pa­ L ٠‫وﺀ‬٠‫ ل‬٠ ‫ﺀ‬٠‫ا؛‬٠‫د ﻟﻲ‬٠٠‫ ا‬.y ٠٠r ‫ ﻃ ﺎ ا‬٠.'.
dilla.— (Trabajo publicado en el Boletín de la Real ‫*ﺳﺎ‬-‫ذا‬٠
»‫ ا‬L L f . ٠
‫ا‬٠١٠» ، ‫ ا دا ذ‬، 1 ‫ا‬ ‫؛‬٢
٠١
S im . . ‫ط‬‫ أ‬١٠٠٠٠٤‫اأا‬٠
‫اا‬۶
‫د‬
Academia de Ciencias, Bellas Letras y Nobles Anes
de Córdoba).
Córdoba: Tipografía Artística, 1929.
‫لﺀ‬٠‫ﺀ‬٠‫?ا‬٠‫ﺀ ﻫﻮ‬٠٠1،‫ ﺻﻪ‬em ٠‫ إ‬+M â ‫ا‬1٠ ١٠ R‫ ؛*״‬A m lm lr * ،‫ ﺀا‬C m á *,
- ... - ‫ﺀأأ «ااﺀه‬٠‫ﺀ‬٠. A .y N٠bí٠»‫־‬... ‫ع‬٠ C٠١r،Jo١>* - . ‫ ״ ״‬٠:
52 ps., [1] h.; 24x17 cm.— Encuadernación m oderna en
holandesa.

El volumen expuesto recoge la Tesis doctoral de José primera parte no se ha conservado. Se trata de una
Manuel Camacho Padilla presentada en la tlniversi- de las obras filológicas de Yanah en la cual prosigue
dad Central en 1 9 1 9 . Es una edición y traducción al su controversia en torno a la obra de Hayuy. Esta de
español de la versión de la segtmda parte del Kitab Camacho es la primera edición de la obra, realizada a
al-tasvia (‘Libro del enderezamiento’) de Yoná ibn Ya- partir de la versión hebrea de Selomó Ayub.
nah, escrita en árabe al igual que sus demás obras. La

Auroras DE S eparad 33
Bibliotheca
2 ٠ j Sefarad

Sa lo m ó n (S elo m ó ) ١b n Ga b ir o l

Selomó ibn Gabirol (Málaga ca. 1020 - Valencia ca. 1057) puede ser considerado el más grande neo-
platónico de la tradición filosófica medieval árabe, y uno de los más grandes poetas de la edad media.
Como poeta, Marcelino Menéndez Pelayo, comparó a Ibn Gabirol, al igual que a Yehudá Haleví, con
Prudencio y Dante.
Fue hijo de una familia cordobesa que escapó hacia Málaga en el año 1013, a causa de las revueltas
que dieron fin al califato cordobés; su estancia en la judería malacitana se limita a la niñez, y pronto
se traslada junto a su padre a Zaragoza, donde recibiría su educación. Allí, su precoz genio poético le
valió la protección del mecenas judío Yecutiel ben Isaac, visir del rey Mundir II de la taifa de Zarago­
za. Ibn Gabirol se refiere a Yecutiel ben Isaac como “príncipe”, “príncipe de príncipes y soberanos” y
“señor de los señores”, y a él le dedica buena parte de sus más excelsos poemas.
En 1039, tras los tumultos ocurridos durante el golpe de estado de Abdalá ibn Hakam contra Mundir II,
que derrocó a la dinastía de los tuyibíes, Yecutiel fue asesinado y, tras dedicarle las más hermosas de
sus elegías, Avicebrón dejó Zaragoza y marchó a Granada, en busca de otro protector en la persona de
uno de los más notables y poderosos personajes de su época, Semuel ibn Nagrela, visir de Badis ibn
Habus, rey zirí de Granada. Fue preceptor de su hijo Yosef, aunque sus relaciones fueron conflictivas,
llegando incluso al enfrentamiento personal, debido tanto a la rivalidad poética como al particular ca­
rácter de nuestro personaje de quuien Mosé ibn Ezrá dijo: “Su genio indómito le llevó a injuriar a los
grandes y a llenarlos de ofensas, sin excusarles sus defectos”. Tras residir unos años en Granada optó
de nuevo por volver a Zaragoza, desde donde de nuevo parte para el exilio en 1045, posiblemente
a Valencia, aunque poco se sabe sobre el último período de su vida. Una romántica leyenda sitúa su
muerte en Valencia (entre 1053 y 1058), a manos de un vate musulmán celoso de sus poemas, y de
cómo tras ser enterrado bajo una higuera, esta dio sus más dulces frutos.
Muestra en su poesía, escrita toda ella en hebreo, su atormentada personalidad, presa de la pobreza y
la enfermedad, su visión agudamente crítica de los seres humanos, así como su permanente lucha en
busca de la perfección y de la sabiduría. Es un poeta refinado en lo formal, con un buen dominio de
la lengua y de una gran hondura lírica que se hace especialmente patente en su poesía religiosa. Con
Gabirol la poesía religiosa se hace más íntima y personal, y en ella pueden trazarse influjos místicos.
Fue autor de numerosos panegíricos y elegías, pero también cultivó la sátira y el autoelogio, que eran
géneros habituales entonces entre los poetas árabes, pero no entre los judíos. Sus proverbios y máxi­
mas son citados de vez en cuando bajo su nombre latinizado de Avicebrón:
La paciencia cosecha la paz y la prisa, la pierde.
Su primera obra fue el A nac (‘Collar’), un poema filológico del que solo se ha conservado una par­
te. Se conocen de él unas trescientas composiciones de poesía secular. También escribió abundante
poesía litúrgica entre las cuales destacan el Kéter maljut y sus Azabarot. Es imposible exagerar la
importancia de la poesía religiosa de Ibn Gabirol si se tiene en cuenta que una gran parte de su obra
está incorporada a la liturgia judía.
Compuso, además, dos célebres tratados escritos originalmente en lengua árabe. Del primero, de ca­
rácter filosófico, La fu en te de la vida, nos ocuparemos más adelante. El segundo, cuyo título hebreo es
Ticún midot banefes (La corrección de los caracteres), de orientación ascética, se ocupa de la ética y la
moral. Aunque hay especialistas que lo ponen en duda, es el autor de M ibbar bapeninim (‘Selección
de perlas’).

34 E xposición B ibliográfica
. ٠ Biblioteca
5efa ٢ad

Salom ón ib n G a b ir o l

... ‫הא לך ספר מבחר הפנינים‬


... SéferMibharhapeninim ...
Venezia: Cornelio Adelkind, [51506 [= 1546]. ‫שער החכמה‬

8Q mayor; 40 hs.; 22x15 cm.— Encuadernación en


holandesa.
.‫יח‬١‫עג‬٤
‫؟ ו‬...٠١‫؛‬،■،‫؟הנסולממד‬٨٥ ٠‫י‬٥٥‫י‬1‫בחכמז‬٠٥
‫؛‬٠١ ٦ ‫؛؛؛‬،‫؛‬
١٧٠٠٥٦‫רכ‬١٠١‫ אץ‬١٥‫א‬١ ‫אזזיימיחו־‬٥١٠‫؛ו ולעס‬١٠ ‫«ל‬1 ٦٥ *
٠٠،‫ ״؛‬Uí١x » ¡ í ‫ ؟‬١‫؛‬١<١N ‫ ו נ י »גזיה ד؛‬٠١٠١٠‫ז‬1‫ זזכג‬١‫ ו‬٠٠٠‫ נ‬٦‫י‬٠1١

■‫יבלחייייין‬٥‫וכי«מ؛!؟מי‬١‫ נ‬٠١‫؛‬٠r١> ‫؛מייזזגס‬. ‫»עד ההנפה‬

S S £ 3 i f e ‫؛‬٥
‫ * ן‬١ ,٠ 9‫ י * ؛ רי‬،)‫؛‬٠ ١ ‫ב‬٥ ‫؛؛؟؛‘ ג‬،.‫ מ‬٠٠ ‫ * ד‬،‫ »؛؛‬w>1« ٥ ^٠١٠»‫ ؛׳‬١٠: « 1‫היסו‬
٠١١ ٥ ١ ١ ١١ ٥ ٠ ٠ ٢١٠١‫؛ויגיפיב؛ ؛‬
‫؛‬.‫؛‬c V ' p ‫׳‬rrw‫ ؛‬e »!. ts ‫לי> גי؛ י ׳؛‬71 ‫؛ג‬
٠* ٠ »٠ ! ‫ ؛ ؛‬.‫؛־‬f e :٩ ٣ >١tó<p « » 1‫ ؟‬g ١ w w w ٠ w w ، . .
. ‫ * ׳‬، ‫ ־ » ؛‬٠S ^ W p Í W » « ‫ ^ ^ ؛‬٠‫ ؛‬W ١٠‫ ؛‬fr١، ٠٠‫»؛‬٠ l‫ ׳‬٠٠'، ٠ 03
:■
I ‫؛‬.' ‫؛«*؛מ׳‬.»» . . . . >٠5٠N*w^ n ‫؛‬ar٠‫י ד‬، ٠‫ ין‬5‫ ז‬١)‫؛‬٠‫ »ן‬١

«‫■؛‬/‫י‬fípskakif^a ‫ מה‬pp ١‫ז« מטריתגהגגז מימ‬١‫לזמרכתע^זאדהובמ؛‬5


، ‫ מ‬٠*1» ٠‫؛‬،‫ן‬٥ ‫ככי‬
<8> https://goo.gl/IFJ0W1

El Mibhar hapeninim , aunque atribuido a Ibn Gabi­ Al igual que las dos obras poéticas de Ibn Gabirol de
rol desde el siglo xix, hay especialistas que ponen en las que nos ocuparemos, su Selección de perlas gozó
duda su autoría. Es una obra ética dividida en setenta del favor de los lectores ya que se conocen al menos
y cuatro capítulos, de acuerdo con la cualidad moral cincuenta ediciones de su traducción al hebreo publi­
a la que hacen referencia. Consiste en una colección cadas entre 1484 y 1900. Ha sido objeto de numero­
de reflexiones morales, máximas y proverbios, muchos sas ediciones críticas y traducciones. Se tradujo al latín
de ellos de origen árabe; tiene una gran similitud con (Fráncfort, 1630), y en tiempos más recientes a diversas
otras colecciones árabes y hebreas de dichos éticos, lenguas. Hay también traducción española con estudio
muy apreciados por los lectores árabes y judíos y muy y notas de David Gonzalo Maeso (Barcelona, 1977).
en boga en la Sefarad medieval. Yosef Quimhí, en su El ejemplar expuesto pertenece a la cuidada y hermosa
obra Séquel hacodes, recoge dichos y refranes en verso segunda edición de esta obra, impresa por Cornelio
basados en Mibhar hapeninim. La obra fue escrita ori­ Adelkind en Venecia en 1546. Lleva los mismos añadi­
ginalmente en árabe y traducida al hebreo por Yehuda dos y comentario que la editio princeps, publicada en
ibn Tibón. Soncino en 1484.

[5 ] S alomón ibn G abirol


... ‫אזהרות רבינו יצחק בן ראובן ור' שלמה בן גבירול‬ ‫׳ ؛‬H
... Azaharot/... Yishac ben Reubén; ... Selomó ben ‫אזהרות‬
Gabirol ... ‫לגאוניעולם רבינויצחק בןראובן וד׳ שלסחבןגבירולזצ׳ל‬
Livorno: Eliézer Menahem Ottolenghi, {597} [= 1837!. ‫ יקד‬.‫אותם העיד עחה ת׳ אח רוח האיש ירא שמי‬٠‫ ם؛ג‬.‫ יליוקי‬, ‫ ה פעמים‬٠ ‫שנדפסו זח כ‬
‫לשוב להדפיסם‬ ١*٠‫'יי יצחק בן סילום ח‬.3 ‫וחשוב ני׳י׳י יעקב חיים בי הםמח‬
‫ביתר שאח מכל חקודסיס כאשר עיניכם תחזינה משרים‬
8Q apaisado; 56 hs.; 13x19 cm.— Encuadernación originai ٠
.

en holandesa.

٠١ ‫ אליעזר מנחם אושולינגי ׳‬٣٠ ‫ ו‬٠‫»י؛‬،‫שנת מ‬

<8> https://goo.gl/ABZU2v

En sus Azaharot (‘Exhortaciones’), Gabirol expone oracionales sefardíes de las Tres Pascuas. Se publica­
poéticamente los seiscientos trece preceptos conteni­ ron por primera vez en un oracional para los judíos de
dos en la ley mosaica (doscientos cuarenta y ocho po­ rito italiano en Roma en 1485. Están traducidas (total
sitivos y trescientos sesenta y cinco negativos). Canta o parcialmente) a la mayoría de las judeolenguas y
la acción y providencia de Dios para con su pueblo, lenguas europeas.
se deleita celebrando su santidad, rememorando las
ceremonias de su culto y los preceptos de su Ley, se Son numerosas las ediciones que, como la aquí ex­
puesta, incluyen también las Azaharot de Yishac ben
trata de una extensa composición poética en la que Reubén al-Barceloní y el libro bíblico de Rut, también
cada una de las estrofas termina con un pasaje tomado propios de la liturgia de la festividad de Sabuot. Sin
de la Biblia. Al igual que ocurre con su Kéter maljut, contar las veces que han aparecido publicadas en los
las Azaharot se convirtieron desde antiguo en texto oracionales, las Azaharot se han publicado en decenas
prácticamente canónico, formando parte de la liturgia de ocasiones.
judía, en particular de la sefardí. Las Azaharot se can­
tan en todas las sinagogas sefardíes en la festividad de El libro expuesto, impreso en Liorna en 1837, es reim­
Sabuot, por lo cual pueden encontrarse en todos los presión de la edición publicada en esta misma ciudad

A utores de S eparad 35
K Btbfotheca
5efarad

en 1792. Incluye las Azaharot de Gabirol así como las Las Azaharot de Gabirol van precedidas de la intro­
de Yishac ben Reubén al-Barceloní, el libro bíblico de ducción a las mismas escrita por David ibn Pacuda y
Rut, y varias composiciones poéticas propias de la fes­ por las glosas de Sniur Falcón (publicadas por primera
tividad de Sabuot de Yisrael Najara y de otros autores. vez en Liorna en 1655).


‫؛‬٠
u٥٣e٠* ٠* '.‫»׳‬.«،..♦‫■׳‬f. >■ »...‫؛‬.‫؛‬....i.‫״‬
S alom ón ib n G a b ir o l
INft*GEl0KOL {AVTSN-..E3SR0Ú
La fuente de la vida / Inb-Gebirol [sic] (Aven-Ce-
brol), filósofo hebreo español; Traducida en el siglo
xii por Juan Hispano y Domingo González del árabe
al latín, y ahora por primera vez al castellano por
Federico de Castro y Fernández
Madrid: B. Rodríguez Serra, [1900-1901].

2 vols.: 160 ps., [1 h.]; 293 ps., [1 h.]; 17x11 cm.— Encuad­
ernación de época en holandesa.

El Fons vitae está considerada una de las primeras (Gundisalvo) en siglo xm ejerció una notable influen­
grandes obras filosóficas judías escritas en Sefarad. La cia en los círculos cristianos, especialmente entre los
obra, de contenido neoplatónico, cuya versión original escolásticos.
en árabe se ha perdido, se difundió a través de sus tra­
ducciones al hebreo y al latín con los títulos de Mecor Mientras que como ya se ha señalado, la poesía religio­
hayim y Fons vitae respectivamente. Durante siglos, sa de Ibn Gabirol ha tenido una enorme trascendencia
en el mundo cristiano, se tuvo Fons vitae como obra en el mundo judío, el Mecor hayim apenas tuvo in­
de un autor musulmán llamado Avicebrón o Avicebrol. fluencia; las ideas filosóficas de Gabirol entraron en el
Fue el ilustre estudioso S. Munk quien en 1857 demos­ ámbito judío a través de su poesía.
tró que Avicebrón y Selomó ibn Gabirol eran la misma
persona, y que el Fons vitae y el Mecor hayim, la mis­ La presente edición es la primera traducción española
ma obra. La versión hebrea es una traducción parcial de la obra, hecha a partir de la edición de Clemens
del siglo xm del Sem Tob ibn Falaquera. La versión Baeumker (Munster, 1895) de la versión latina de Juan
latina hecha por Juan Hispano y Domingo González Hispano y Domingo González.

S alom ón ib n G a b ir o l
Kether malkhuth = Corôa real / por Rabbi Salomâo
Ben-Gabirol ...; Traduzida, anotada e acompanhada
duma biografia do autor, por A. C. de Barros Basto
(Ben-Rosh).
Porto: Comunidade Israelita do Porto (Diário do Porto),
1927.
8Õ; 49 ps.; 19x13 cm — Encuadernación original en rústica.

El Kéter maljut (‘Corona real’) es una de las obras de de estos oracionales. En 1600 se publicó la primera
poesía religiosa más destacadas de Ibn Gabirol. Se trata traducción al yidis como monografía; y la primera al
de un largo poema de tendencias místicas que supone ladino hacia 1752 en Constantinopla. Además, se ha
una síntesis entre las creencias tradicionales judías y la traducido al latín y a la mayoría de las principales len­
filosofía neoplatónica, todo ello adornado por un gran guas europeas.
conocimiento de la astronomía árabe.
La edición expuesta es una traducción al portugués
El Kéter maljut apareció impreso por vez primera en anotada y comentada por Artur Carlos de Barros Bas­
un libro de oraciones cotidianas según el rito sefardí to, descendiente de judeoconversos portugueses re­
impreso en Nápoles en 1490. Además de un buen nú­ tornado al judaismo y capitán del ejército portugués,
mero de ediciones como obra independiente, la Coro­ fue uno de los artífices de la intensa actividad cultural
na real de Gabirol puede encontrarse en la mayoría y religiosa judía desarrollada en Oporto en el segun­
de las ediciones del oracional sefardí de Yom Kipur; do cuarto del siglo xx. Publicó, asimismo una revista
las primeras traducciones al español se encuentran (Ha-Lapid) y numerosos opúsculos y traducciones.
precisamente en las versiones españolas o bilingües

36 E xposición B ibliográfica
‫إ‬ ¡ Bibliotheca

BAHYA IBN Pac u da


Y sus O b l i g a c i o n e s d e l o s corazones

Bahyá ibn Pacuda (Zaragoza ca. 1040 - ca. 1110) fue un escritor, poeta y filósofo moral con tendencias
místicas de cuya vida se tienen muy pocos datos. Vivió al amparo del patronazgo de la corte del reino
de taifa de Zaragoza y desem peñó el cargo de dayán (‘juez de tribunal rabínico’) en su ciudad natal.
Su obra más destacada, escrita en árabe, es Hobot balebabot, un libro de moral muy influido por la
mística musulmana.
En sus composiciones poéticas, todas de carácter religioso, manifiesta un sentimiento sincero y pro-
fundo, pero desde el punto de vista formal no siempre alcanza gracia y ductilidad poéticas. Compuso
sus poesías hebreas ajustándose a la métrica árabe, según la moda impuesta en el s. X por Dunás ben
Labrat.
Hobot balebabot (‘Obligaciones de los corazones’) puede ser considerada una obra canónica dentro
del género del m usar o literatura ética y moral judia. Esta guia espiritual de contemplación mística,
con su estilo profundo y persuasivo, ha tenido una gran difusión y una enorme repercusión en la es-
piritualidad judia de todos los tiempos.
Pacuda dirige su libro al hombre corriente inmerso en la vida cotidiana. Sus ideas ascéticas deben
mucho a la mística musulmana y se asemejan a las de Algazel, pero ello se debe a que ambos se ins-
piraron en una obra perteneciente a un teólogo cristiano oriental del s. IX que escribía en árabe. La
tesis fundamental de la obra es la distinción entre obligaciones físicas y espirituales, de las cuales estas
Ultimas son las de mayor importancia. La obra está divida en diez puertas en las cuales se detallan
las obligaciones espirituales, las de los corazones. Aunque en el texto abundan las citas y referencias
a la literatura rabínica, su modelo literario y filosófico está en la literatura ascética musulmana. Las
Obligaciones de los corazones es una obra de carácter práctico y ascético, comienza con una medi-
tación sobre la unicidad de Dios y termina con una explosión de amor divino. Pero no hay éxtasis o
aniquilamiento de la persona en Dios. Sus vías son sólo, conforme a la tradición judia, la purgativa y
la iluminativa.
En 1161 Yehudá ibn TibOn tradujo al hebreo el primer capitulo y Yosef Quimhí los nueve restantes;
después, el mismo Ibn TibOn tradujo los nueve que le quedaban y el hijo de Yosef, David Quimhí, el
primero. Todas las ediciones en hebreo y las traducciones judias (judeoespañol, español, portugués,
judeoárabe y yidis) se han hecho a partir de la traducción de Ibn TibOn; la versión de los Quimhí per-
manece inédita. Desde el siglo XIX han ido apareciendo numerosas ediciones criticas con traducción
(alemán, inglés, francés y español) ya sea a partir del original en árabe 0 de su versión hebrea.
El Hobot balebabot se ha publicado en más de un centenar de ocasiones en hebreo, la primera en
Nápoles en 1489; alrededOr de cuarenta veces en yidis, la primera de Amsterdam de 1716 ; y dos en
judeoárabe, la primera de Djerba de 1914 . Hay cuatro ediciones en ladino aljamiadas: traducciones
de Formón (Constantinopla ca. 1568, Venecia 1713 ), Yisrael bajar Hayim (Viena 1822) y SelomO Uziel
(Constantinopla, 1898) y una parcial en caracteres latinos a partir de la de Uziel (Estambul, 1948). Al
español se ha traducid¿ dos veces desde el hebreo: por el sefardí David Pardo (Amsterdam, 1610), y
por León Dujovne (Buenos Aires, 1958); V una del árabe ۶ or Joaquín Lomba (Madrid, 199‫) ؛‬. Además,
de la versión en español publicada en Amsterdam para los judeoconversos retornados al judaismo,
hubo otra al portugués de Samuel de Isaac Abaz (Amsterdam, 1670).

A utores de s !:parad 37
Bibliotheca
K 5efarad

[8] B ahya ib n P acuda

‫ ספר תורת‬.‫כתאב אלהדאיה אלי פראיץ אלקלוב‬ ٠


—٠·
‫ פראק אלי؛י؛יכ‬١‫ אי؛‬,‫בתאב אלד׳דא־ד‬

'‫חובות הלבבות חברו בלשון ערבי בחיי בר יוסף ן‬ ١٥


٠
‫יר ؛‬،‫ר י‬

‫ תרנמו מלשון ערבי לעברי ר׳‬.‫בקודה מעיר קורדובה‬ ‫חובות הלבבות‬ It١) ٠‫ ׳‬l1j ‫؛‬٨ ٠liifilii 1 e،‫|׳‬٠ l1 i
J o sJoseplii
‫ח ב ת בלשון ערני‬ ٠٤٤٠?«*

‫ ומעברי ללשון אשכנזי החכם מענדל‬... ‫יהודה ן' תבון‬ ‫ ף ן ב קוד ה ב עי ר קו ח ־גיז‬٥ ‫؟‬١ ‫ הדיין בר‬.‫ד גי בחי‬
de offidíé cordiuiA
.‫ ؛עגי‬.‫؛‬nr pr١. ‫תדגסי‬
‫ וקורות‬,‫ עם קצת הנשאר מהעתקתו‬... ‫בוימגארטען‬ ‫ ל ירחי !«*ל‬١‫ד‬:٥٥ ‫ר' יהודי؛ ן תבין‬
'‫»׳؛؛די (■؛»י; אשננ؛‬١ J.ltmia ،!‫؛‬. Tibfeoms

‫ מאת זלמן בן מו״ה‬... ‫תהלוכת זמנם וחכמי דורם‬ .‫מייב‬


،‫» *؛‬rabi«. ling‫؛״‬. ‫؛‬١، t1p‫؛‬٠n،‫؛‬caw ‫؛‬fan*.«،.«،
. hit ‫ען מעירקרעפדד‬٥‫ר‬٠0 ٥‫בעגיל גה‬ I
... ‫גאטטליב ן' כ״ט שטערן‬ 0 ‫؛‬٠ ‫ י‬٠ ٠ ‫ ؛ י ו ؛‬. ‫ע‬
،«٠■٠»«!« i ‫؛‬to٠1۶ ‫؛‬

Bacbjae filii Josephi librum de officiis cordium ‫י יקירות ספת‬٠‫תולדות ר׳ בח‬


٠٠٠;>٠. B a n n ١٠٢a r < ( > n .

/ a Jehuda fil. Tibbonis ex arabica lingua in he- .««‫؟? מגי‬١


٠
. ٥
»‫״‬،١
٠
‫׳ ؟‬٠
١
١‫ >וי׳‬١
٠
١
٠
٠١‫ן‬١
٦
w1٠

‫ י*־ר‬١
‫؟‬
>«١
*‫؛‬. «١
١
٠
١٠
٢
٢
٠١ ٠
()SMI!‫ ״‬IBBti.ll» IMiinifM I«‫ « ؛‬li،H il»MS *I. 8>!<í،،،mí>i0‫؛‬ll،l‫؛؛‬،

braicam translatum. Germanica translatione a Em. ١


/ ،.‫؟‬ ¡nsiru.lara

n،،W>
.‫ שטעק‬.‫!למן כן פי ה גאפצליב ן ב״‬
Baumgarten. Denuo institua variisque introductio- ٠‫*״‬٠.‫י‬١، ’٧ ‫ן‬،‫ ؟ ·״‬٠١«‫ליי ״‬.. M u t a n t .» ٠
٥. ‫؛؛‬،،e r a .
nibus et additamentis instructum edidit Salomo G.
Stern. '*«®mmmbm ٠ ٠٠f٠».■
■ts« f
WIK١ . 1854. V٠M)OI١ , \ 0 ‫؛‬K MI).’‫'؛'(׳‬MV.
t.tMk ««d V.diii‫* ؛‬win Adalli.rl della Tart
Wien: Adalbert della Torre, 1854. 1١٠٠m ■
■ ٠ . M M W . ، . ‫א‬، . « . ، . . . ٠
fv n » A1UL8KHT1 UKI.LA TOtt«F.

8e mayor; [31, xxxx ps., 152 hs.; 20x12 cm.— Encuaderna-


ción editorial en holandesa con lomo de tela.

Edición bilingüe hebreo-alemán de Hobot balebabot. autor son de Salomo (Zalman) Gottlieb Stern; hebreo y
La traducción es de Emmanuel (Mendel) Baumgarten; alemán en columnas enfrentadas. Se trata de la prime­
y la edición anotada del texto hebreo, según la traduc­ ra edición con la traducción de Baumgarten, con varias
ción de Ibn Tibón, y el breve estudio biográfico del reediciones posteriores.

[9 ] B ahyá ibn P acuda


‫ חברו‬.‫ בחיי הדיין הספרדי‬... ‫תורת חובת הלבבות‬
‫ והעתיקו ללשון הקודש יהודה ן׳ תבון‬,‫בלשון ערבי‬
‫ נעתק ללשון אשכנזית‬... ‫ מרפא לנפש‬... ‫ עם פירוש‬...
... ‫הנקרא עברי טייטש‬ ‫חובת הלבבות‬ .‫ יזחהיז‬Vnjr. s١r.
‫ לציי؛‬,..‫רב״גו בחיי הדיין הספרדי בר‬
Torat Hobat balebabot... / Bahyá haDayán haSefa- ‫דעו׳؛؛‬ ٠
sm ٠
‫ו‬١
‫ק‬,‫¡ ד‬١
٠
١‫ «؟ ؛‬٦
‫ע‬.‫ד‬١

‫־ג‬.‫נ ؛ * ן ע‬ ‫הנוי‬

radí [ibn Pacuda] ... ١


٥١
‫דבי יהודה ך ח מן מדל‬
‫ ב؟‬c T^ ‫ ש‬£ 3 ‫© א ל‬5 1 ‫ ؛‬m í ‫ ? ؛ & ؛‬، ‫؛؛‬ ٠
٠m
.‫ק ללשק *עעגית ענריד‬۶‫־‬٤
٠‫ג‬٠
‫־‬٠
‫ *־؛‬. ٠
١١‫ ד؛קודב‬entona ،.،‫ה הגי؟‬٥‫כ‬
Varsha [Varsovia]: Goldman, [51635 = 1875. ‫ י׳גל‬٠
٦
٠fffrsf
' ٢
‫י‬.‫ ג؛‬,‫?ו‬٠ ‫ נ‬# ١
r . . ٥٠١١٥ ‫؛״גקרא ©ג רי‬
‫؛‬.،‫ עיני ר؛؟ד‬١
٠٦٠‫ מ ש ה‬. Wmm ١
2

١» ‫׳‬١4‫ז؟‬١‫؟ז ג‬١‫י‬،‫؛ל‬. ;■٠٥،١٠٠٠٥‫"יחחיכחח■גרני‬


2 tomos encuadernados en un volumen: 312 p.; 286, [2] ‫וחלק שגי;؛‬
‫׳‬OtX>·- -.»‫»וי‬......
p.; 23x14 cm.— Encuadernación de época en holandesa
con puntas. '‫! ג‬.®TWJ ‫ותק‬،' ‫נ ד « ד‬
?٠،‫תדלה ■؛‬ .‫־‬،»

,«X0B0T1.1 r./IEBABOTl
t. «. Oí><‫؛‬.‫؛‬anor.TB «.¡«،‫؛‬iii.
.٠f«cT*. II
BAP HI A 8 A

■t ٠
٠‫׳‬1r‫؛‬t ،>1‫؛‬BH. Pan،‫؛‬.،»*،, Mif.xHws.K»‫* )׳‬
1 ‫؛‬s ‫׳‬7 e .

Edición bilingüe hebreo-yidis de las Obligaciones de traductor y del autor del comentario. La parte supe­
los corazones impresa en Varsovia en 1875, reedición rior de la página la ocupa el texto en hebreo según la
de la publicada en Sudilkov (Ucrania) en 1820. La versión de Ibn Tibón, en letra cuadrada sin vocalizar;
traducción es de Mosé Ben Natán Neta; lleva el co­ le sigue el comentario Marpé ..., en letra rasí; y en la
mentario en hebreo Marpé lanefes de Rafael Mendel. parte inferior figura la traducción al yidis, en letra cua­
Publicada en dos tomos, incluye sendos prólogos del drada vocalizada.

38 E xposición B ibliográfica
1 Bibliotheca

[10] B aHYÁ IBN P acuda


[a ] Al-Hidaja ‘ila Fara’id al-Qulub des Bachja ibn
Josef ibn Paquda aus Andalusien·. Im arabischen Ur­ Prolegomena
text zum ersten Male nach der Oxforder und Pariser ‫ﻟﻐﺪوب‬١ ‫اﻟﻬﺪاﻫﺔ اﻟﻰ ﻓﺮاﺋﻤﻰ‬ — einer Herausgabs

Handschrift sowie den Petersburger Fragmenten / . ‫ﻟﺨﻢ‬

Herausgegeben von Dr. A. S. Yahuda. ‫ ﺧ ﻰ ﺑﻰ ﻳﺘﻌﺎب ﺑﻰ ﺑﺎﻓﻮدا‬١‫أﻟﻮأﻋﻆ أﻟﺪﻳﺎ ني‬ ‫أ‬١‫ا‬1;٠‫آذاا؛ااا؛ ال‬,‫ اذأ‬١‫؛اآ‬١‫ل‬٠
‫؛ﻻا؛‬1٠‫<ا‬1٠
‫اﺀ‬1٠<‫اا!ا‬1!‫ﺀ‬
،‫ل‬٦
١‫ت؛‬،٠
,٦ ‫م‬:‫־‬..،
‫ ﻟ ﻞ‬١‫اﻵﻓﺦ‬
Precedido de: ‫ف ״‬ ‫'ﺳﻤﻢو‬
‫ا‬: ; > ‫■ ل‬.;■;‫!!؟‬٠
;‫׳‬: .‫־‬ ‫ذل׳ا‬٠
‫ا‬

B achjtt ‫؛‬bn Josef ibi» Pac!ù،‫؛‬a


‫ج‬.‫ء‬٠‫ﻳﺐ‬٠ ‫ ؤ׳ اء'ﺳﻮل ﻳﺎرﺑﺮ‬٠‫ﻣﻊ ذﻓﺜﺊء ع)>ﺣﺐ‬٠‫ز ى‬٠‫دى اع‬
n# lim JÃn»‫؛‬ts!t٠s
[B] Prolegomena zu einer erstmaligen Heraus­ ‫س‬
٠‫ﻰس‬
‫سﻣﺘ‬٠‫ﺻﻊ‬
٠‫ﺲ‬
‫ﻲﻫ‬
‫ﺣﺨﻐ‬٠‫ﻟﻴﻪ‬١ .‫ﺲ‬‫الاف ﻧﺘﻨ‬.;.
8<‫ﺀ‬1‫ﺀ‬،‫ ا‬٠
r،t٠
٠
a ‫ﺀ־اا؛‬١
‫ا؛ا‬٠
‫ل‬
٠‫ل؛׳أ‬1‫ا‬٠
\، ‫ااإ‬٠
‫ﻣﺄ؟»ﻻ‬
‫ﻊ‬
‫ﻤﻴ‬
‫ﻤ‬‫ﺗ‬.‫ﺀ‬
‫ب‬٠
‫ه‬١
;
‫ل‬
٠
‫ل‬'‫ﻰ‬
‫ﻟ‬١
‫ﺦ‬
‫ﺳ‬‫ﺳﺄو‬
:‫ﻮ‬
‫ﻋﺒ‬
٠
١٠‫د‬
‫ا‬٠
‫ه‬٠
‫م‬٠:‫ﻰإ‬
‫ﺳ‬٠
١
gabe des Kitab al-bidaja ‘ila fa ra ’id al-qulub
(mnnbn nuin) von Bachja ibn Josef ibn Paquda aus ‫ ا ﻟ ﻢ ﻳﻰ ﺑﺊﺀﻏﻠﻪ ﻳﻬﺤﺪا‬٠ ‫ا ﺑ ﺄ ﻳ ﻢ‬
،)٠
·. .،.H, VainKia
٩.‫ﻟﻤﺈﺑﻊ‬١‫ف‬
‫ﻞ‬‫ﻟﻐ‬٠‫ىﻫﻢءذ‬: : ‫ء^ز‬. ‫ﺑﺘﻢ‬٠‫ى‬
. - .‫ﻟﺘﻐﻴﺮلر‬
dem Andalus / nebst einer grösseren Textbeilage
von Dr. A. S. Yahuda. ..."
[A] Leiden: Brill, 1912. [B] Frankfurt a. M.: J. Kauilmann i f ‫اﺷﻊ أﻫﻮل‬ kià h w l it M. ‫ا‬،٠*‫اذ‬4·
(Darmstadt: C. F. Winter), 1904. ‫־ا‬,‫د‬٠‫ت‬
‫ ¿ ذء‬ï ١‫ثءﻣﺊ‬٠‫ﺚ‬
‫ﻋ‬ ٠
-!,
t ‫?؛‬fl،«.f٠
F K،èo،mr٠
í،th،1 *‫ ־‬ö٠
.
،fe«،f،tb٥T٧*‫ ؛‬in O.rmM.dí

[A] xviii, [1], [116], [407] ps., 3 hs. de láms.; [B] [ii], viii, 43,
[491 ps.; 23x15 cm.— Encuadernación posterior en tela.

Edición de las Obligaciones de los corazones en su A continuación, en el mismo volumen, va encuader­


lengua original a cargo de Abraham Shalom Yahuda, nado otro trabajo de Yahuda, sus prolegómenos a la
autor también del estudio introductorio. Para su edi­ primera publicación del original árabe de las Obliga­
ción tiene en cuenta los dos manuscritos árabes que se ciones de los corazones, basado en su tesis doctoral
conocen de la obra de Bahyá: el de la Bodleian Library presentada en la Kaiser-Wilhelms-Universitát de Estras­
de Oxford, y el de la Biblioteca Nacional de París; y burgo.
además los fragmentos conservados en la de San Pe-
tersburgo. Toma por principal base el manuscrito de Abraham S. Yahuda, nacido en Jerusalén en 1877,
Oxford (que corresponde con bastante exactitud a la estudió en Estrasburgo y en Heidelberg, y enseñaba
versión de Ibn Tibón), anotando las variantes de los lenguas semíticas en Berlín. Fue invitado a dar unas
demás, transcribiendo en hebreo las citas bíblicas, y conferencias sobre los judíos de España en la Acade­
poniendo mociones en los vocablos arábigos de du­ mia de Jurisprudencia de Madrid en 1913; en 1913 fue
dosa lectura. El códice de París difiere notablemente nombrado Catedrático de Lengua y Literatura Rabíni-
de la versión hebrea de Ibn Tibón. Yahuda, al tratar de cas en la Universidad Central. Yahuda fue un personaje
estudiar las notables diferencias entre ambos manus­ central para la creación de la primera sinagoga madri­
critos, señala entre otras cuestiones que el manuscrito leña en 1917 y firmante de los primeros estatutos de la
de Oxford procede de Yemen, mientras que el de París recién creada comunidad judía de Madrid (1920).
viene del Magreb, lo cual explicaría las particularida­
des de ortografía, de léxico y de modismos.

A ltores de Separad 39
Bibliotheca
‫ه‬ Separaci

A braham b a r H iy A
Abraham bar Hiyà (Barcelona ca. 1065 - ca. 1140), también conocido como Abraham Savasorda /
Sabassorda y como Abraham Jndaens y Abraham bar Hiyá haNasí (el ‘Principe’), fue exégeta, filóso-
fo, matemático, astrónomo y traductor. Está considerado como uno de los más destacados científicos
judeocatalanes. Llevó a cabo su actividad en Barcelona, aunque posiblemente se formó en Huesca,
entonces bajo dominio de los Banu Hud, donde adquiriría sus conocimientos de cultura árabe, aunque
pasó casi toda su vida en Barcelona (España cristiana). Detentó cargos relevantes tanto al servicio de la
ciudad de Barcelona como de la propia co.munidad judia. Destacó por su saber enciclopédico (mate-
máticas, filosofia, astronomía y astrologia, en particular), siendo uno de los primeros en escribir sobre
estas materias en hebreo. Trabajó al servicio del Pedro I de Aragón como astrónomo y matemático, y
ayudo a los condes de Barcelona a dividir sus territorios.
De él nos han llegado diversos tratados y numerosas obras matemáticas y astronómicas que contribu-
yeron a la difusión de la ciencia árabe en el mundo occidental. Su obra más famosa es el H ibur ha-
mesibá vehatisboret (‘Tratado sobre la medida y el cálculo’). Escribió un buen número de obras, de las
cuales se han conservado la mayoría; entre ellas cabe destacar una enciclopedia, la primera escrita en
hebreo, titulada Yesode batebuná umigdal baem uná (‘Fundamentos de la inteligencia y torre de la fe’).
Con la ayuda de Platón de Tivoli tradujo al latín cerca de una docena de obras científicas. Esta colabo-
ración iniciada en 1134 se mantuvo durante varios ahos. Entre sus traducciones en colaboración con
Platón de Tivoli se hallan el Quadripartitum de Claudio Ptolomeo, la Esférica de Teodosio y el De
Motu Stellarum de al-Battani, obra que comentó y en la que se inspiró posteriormente Johann MUller
KOnigsberg (Regiomontano).
Sus textos filosóficos constituyen una síntesis con rasgos propios, que une elementos neoplatónicos
y aristotélicos. En astronomía es el primero en exponer en hebreo el sistema ptolomaico, abordó
problemas del calendario y elaboró tablas astronómicas y astrológicas muy empleadas en su tiempo.
También cabe destacar que durante generaciones sus descripciones geográficas fueron una importante
fuente de información para los judios del occidente.

[11] A braham bar H iyà


B lB l;lO T nC A iiE B R .U C O -C A T A U N A
Llibre revelador, Meguil·lat hamegal·lè, Segons l’edi­
ció del text revisat i prologat pel Dr. Juli Guttmann
/ Abraam bar Hiia; Versió de l’hebreu per J. Millàs i ABRAAM BAR HIIA

Vallicrosa ...
LLIB R E
Barcelona: Alpha, 1929.
REVELADO R
8٥ mayor; [31 hs., LVIII, 2 52 ps., ‫ ﺀ‬3‫ ا‬hs.; 22xl4 cm .- ("Biblio- Meguilht Hiegl
teca Hebraico-Catalana" 1).- Encuadernación m oderna en
liolandesa.

BARCELONA
E O lT O ÍlU I -U.P;HA

La Meguilat bamegalé (Tl rollo del revelador’) es una una apologia de la astrologia. La obra es científica y
de las obras destacadas de Bar Hiyá; de tema escato- exegética a la vez; en ella el autor quiere hacer exé-
lógico, estudia los signos que anuncian la redención gesis mesiànica a partir de la Biblia y de la ciencia de
inminente en las luchas entre cruzados y turcos, con los astros. En último término, su postura respecto a la

40 E xposición B ibliooráiica
Bibliotheca
S k Sefarad

influencia de los astros sobre la vida de las personas José María Millás Vallicrosa (1897-1970), uno de los
queda limitada por la providencia divina. hebraístas españoles más destacados del siglo xx, fue
el autor de un buen número de estudios, antologías,
El libro expuesto, Llibre revelador; es la primera y úni­ traducciones y ediciones relacionadas con la historia
ca edición española del Meguilat hamegalé de Abra­ y la literatura de los hispanojudíos medievales, mu­
ham bar Hiyá. La traducción de Millás al catalán está chas de las cuales siguen siendo hoy obras de consulta
basada en la edición del texto hebreo (con prólogo y obligada. Fue, junto a Francisco Cantera Burgos, di­
notas) de Adolph Poznanski y Julius Guttmann publi­ rector fundador del “Instituto Arias Montano de Estu­
cada en Berlín en 1924. La edición de Millás comienza dios Flebraicos y Oriente Próximo” (1940) del Consejo
con una breve introducción general en la que primero Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de su
se refiere al papel fundamental de los judíos de Sefa­ revista Sefarad (1941). Catedrático de Lengua Hebrea
rad en la introducción de la ciencia en Europa, para y Lengua y Literatura Rabínicas en la Universidad de
ocuparse a continuación de la vida y obra del autor, Madrid, es uno de los padres de la actual escuela espa­
dedicando al final unas pocas líneas a la presentación ñola de estudios judíos y hebreos.
de la “Biblioteca Hebraico-Catalana” de la que este li­
bro es primer volumen.

[12] A braham bar H iy á

Llibre de geometria, Hibbur bameixibà uebatix-


bòret, Segons el text editat i prologat pel Dr. Miquel
Guttmann / Abraam bar Hiia; Versió de l’hebreu per
J. Millás i Vallicrosa ...
Barcelona: Alpha, 1931.

8° mayor; [31 hs., xxix, 152 ps... ilust., [21 hs.; 22x15 c m .-
(“Biblioteca Hebraico-Catalana” 3).— Encuadernación
m oderna en holandesa.

El Hibur bamesiba vebatisbóret (“Tratado sobre la me­ euclidiana. Bar Hiyá hizo una contribución novedosa
dida y el cálculo”), también conocido como Libro de al incluir la división de figuras geométricas en un tra­
geometría , escrito en hebreo hacia 1116, es el libro tado práctico, realizando así una síntesis de la teoría
más famoso de Abraham bar Hiyá. Es una obra de griega con los aspectos prácticos de las matemáticas.
geometría práctica cuya aplicación principal era la de Leonardo Fibonacci fue influenciado por Savasorda y
servir para facilitar la medición de las tierras conquista­ dedicó una sección entera de su Practica geometriae
das. Traducida al latín por Platón de Tívoli con el título (1220) a la división de figuras. El Libro de geometría
Liber Embadorum (1145), alcanzó gran reconocimien­ de Abraham bar Hiyá se menciona como una de las
to en la Edad Media por tratar por primera vez en latín fuentes del Liber A b a d (1202) de Fibonacci y de la
las ecuaciones de segundo grado. Sirvió para que la Geometría practica de Leonardo de Pisa.
Europa cristiana aprendiera geometría y trigonometría.
El trabajo ocupa una posición inusual en la historia de Esta de José María Millás Vallicrosa es la única edición
las matemáticas. Es la exposición más temprana del española de la obra. El libro incluye la traducción al
álgebra árabe escrita en Europa, y contiene la primera catalán de la obra de Bar Hiyá a partir del texto hebreo
solución completa en Europa de la ecuación de segun­ editado y anotado por M. Guttmann (Berlín, 1913); va
do grado, precedida de una extensa introducción y seguida de
un apéndice con la versión latina resumida de la obra,
x2 - ax + b = 0 ambas de Millás.
Así, el H ibur ... fue una de las primeras obras en intro­
ducir en Europa la trigonometría árabe y la matemática

A utores de S efarad 41
Bibliotheca
K Sefarad

YEH U D A H A LE V Í
Yehudá Haleví nació hacia 1070 en la Tudela musulmana bajo el gobierno de los Banu Hud y murió
en torno a 1141, probablemente en Jerusalén. Filósofo, médico y, sobre todo, poeta. Está considerado
como el mejor poeta medieval en lengua hebrea. Conocía en profundidad la Biblia, la literatura rabí-
nica, la poesía árabe, la filosofía griega y la medicina.
Aún joven, partió hacia Córdoba donde adquirió fama de poeta precoz. Invitado por Mosé ibn Ezrá,
se instaló durante algunos años en Granada, abandonando la ciudad antes de la llegada de los al­
morávides en 1090. Tras pasar por otras ciudades de Al-Ándalus y de Castilla, se instaló durante un
largo período en Toledo, donde ejerció la medicina. Contó con la amistad y la protección de Yosef
ibn Ferruziel (Cidiello) y de su sobrino Selomó ibn Ferruziel, dos figuras destacadas de la corte de
Alfonso VI.
Al final de su vida (después de 1130), su anhelo de retorno a Sión le hizo abandonar Sefarad inician­
do un largo periplo que le llevaría a radicarse temporalmente en Egipto, partiendo después en barco
rumbo al País de Israel, aunque no sabemos si llegó a ver cumplido su sueño de llegar a Jerusalén.
Su obra poética es muy extensa, inspirándose en los temas más variados: el amor, la amistad, la natu­
raleza y el mar, e incluye panegíricos, cantos de boda, elegías y composiciones autobiográficas. Poeta
culto, autor de una poesía lírica rica en metáforas y descripciones, donde abundan las reflexiones fi­
losóficas y religiosas. Utiliza diversas métricas y estrofas. Son famosas algunas de sus jarchas profanas
escritas al final de las moaxajas en el naciente romance. Tras regocijarse en su juventud con la vida, el
amor y los amigos, fue inclinándose con el correr de los años hacia temas filosóficos y éticos, expre­
sando sus ansias de retorno a la tierra de sus mayores en unos bellísimos poemas, las Siónidas, y de­
jándonos un grupo de singulares poemas en los que nos describe su viaje por mar rumbo a Jerusalén.
El tema mesiánico estuvo más presente en su poesía tras la ocupación por los cruzados de Jerusalén y
la aparición en Córdoba del falso mesías Mosé Drai, en 1130, la fecha precisamente que había soñado
el poeta como la del comienzo de la era mesiánica.
Cultivó también un género ya existente, el de la ababá o amor entre Dios (amante esposo) y el pueblo
elegido (la amada) al modo del Cantar de los cantares. Entre otras poesías de carácter religioso, tam­
bién, figuran las de lamentación por el destierro y la esperanza de redención (٠gueulá), y los himnos
de alabanza al Creador. Compuso unos cuatrocientos poemas profanos y casi otros tantos litúrgicos,
muchos de estos últimos se incorporarían con el paso del tiempo a la liturgia judía, entre otros, el
Himno de la creación. Escribió también una importante obra apologética, el Kuzarí.

42 E xposición B ibliográfica
[13] Yehuda H alev!
.‫כוזרי‬
Liber Cosri continens colloquium seu disputationem
de religione, habitam ante nongentos annos, inter
Regem Cosareorum, & R. Isaacum Sangarum Ju-
daeum; contra Philosophos praecipue e Gentilibus, &
‫ ־‬cq |1u
‫ ב‬O I L O Q U IU M ícu I ) IS P II TAT IO N E i
Karraitas eJudaeis; Synopsin simul exhibens Theolo- D E R E L IG IO N E ١
(H i t a r » aatc nong cA a» m n o a , ín ter R e g r m C o s a r e í j
giae & Philosophiae Judaicae varia et recondita eru- ٠ * « « ٠& R .I sa A،‫ «؛‬m S a n c a . « «
.‫؛‬í ‫ ״‬í ،í١‫؛‬١‫׳‬، pm-cisuíié ٠١‫؛‬R٢Ü٠
f،،«*41m ‫ ؛‬C«r،‫؛‬a »٠١. u .t
bus٠{‫؛‬، t í .« .‫؛‬،« ‫ ؛‬Jud*،*. S ١١،
ditione refertam / Eam collegit in ordinem redegit t ٠‫؛‬.‫ א‬fim uíexhites T u 1 010.01 a, & P íú i.o sai’ HíAjudkKi

١vk<v ‫'&؛‬í í a ‫؛؛‬KJífs cíí‫؛‬diri٥‫؛‬١
(‫ ؛‬rvtVrum ‫؛‬
& Lingua Arabica ante quingentos annos descripsit ; ; .!■.-.■■■·■..A

R. Jehudah Levita, Hispanus; Ex arabica in linguam


hebraeam, circa idem tempus, transtulit R. Jehudah ■

Aben Tybbon...; Nunc in gratiam Philologiae, Lin- tóí'^-v ,’.‫؛‬,‫ ·؛؟‬üngtM SJtm «#، ٠‫ ؛ « ؛‬,
«،«‫׳‬l« t M h u m i * ٠% ‫ «؛‬,«
guae Sacra cultorum, recensuit, latina versione, & J OH A N N E S B u X T O R F í U ‫ ؟‬,F1L
notis illustravit Johannes Buxtorfius fil. Accesserunt; L««n1»B V $;‫<؛‬٠ h‫ ؛‬K ík g ‫ ؛‬٠ u«tí ‫؛‬. 11' 3'‫ י‬5 .1. ‫ ؛‬٠. * '١
Praefatio, in qua Cosareorum Historia, & totius Ope- Cum P R r v ! 1. r o ‫־ ؛‬١. '٦ ١ ٠ .
ris ratio & usus exponitur: Dissertationes aliquot Ra-
bbinicae: Indices Locorum Scripturae & Rerum. .... ™ ‫יי‬
‫؛‬
..- ^ ^ rr~Tjrry¡&r^7 X * . r t a « ^
Basileae: Typis Georg. I. Deckeri, 1660.

8e mayor; 49, 455, 54 ps.; 21x16 cm.— Encuadernación de


época en pergamino.

El Séfer haKuzarí (o simplemente Kuzarí, lit. Jázaro’) El libro expuesto es la primera y única edición de la
es el título en hebreo por el que se conoce este libro versión latina del K uzarí de Johannes Buxtorf “el jo­
de Yehudá Haleví escrito en árabe entre 1130 y 1140; ven” (1599-1664), profesor de hebreo en Basilea e hijo
su título original en árabe, más extenso y explícito que de Johannes Buxtorf (1564-1629). Gran parte de su tra­
el hebreo, podría traducirse al español como Libro de bajo académico estuvo centrado en aspectos filológi­
la prueba y del fundam ento sobre la defensa de la reli­ cos de la Biblia. Al igual que su padre, se interesó por
gión menospreciada. el judaismo post-bíblico, lo cual queda patente en sus
trabajos como autor y traductor. Una de sus últimas
De carácter apologético y escrita en forma de diálogo, obras fue esta traducción de la defensa del judaismo
es una de las obras filosófico-religiosas judías más des­ de Yehudá Haleví basada en la traducción hebrea de
tacadas de la edad media. El rey de los jázaros busca Yehuclá ibn Tibón.
la verdadera religión y consulta a un filósofo, a un
cristiano, a un musulmán y a un judío. El rey, tras El libro lleva una extensa introducción de Buxtorf so­
la exposición del sabio judío, queda convencido de bre la obra, el autor y el reino de los ¡azares, redactada
la superioridad del judaismo, abrazando la religión fundamentalmente a partir de la obra en hebreo Col
mosaica. Es de destacar que la defensa del cristianis­ Yehudá de Yehudá Moscato (1530-1593), rabino de la
mo y del islam es honesta (algo inusual en las obras comunidad judía de Mantua, primer comentario-estu­
apologéticas medievales) y basada en un profundo co­ dio sobre el Kuzarí \ el cual considera real el diálogo
nocimiento de ambas religiones. El autor defiende la y los personajes mencionados por Yehudá Haleví. El
superioridad del judaismo como religión profética y el comentario de Moscato fue publicado postumamen­
valor de la experiencia religiosa sobre los argumentos te acompañando la edición del K uzarí de Venecia de
naturales. Al considerar superiores las verdades de la 1594, y desde entonces se ha publicado en un buen
religión revelada sobre las de la razón, Yehudá Haleví número de ocasiones.
se distancia del aristotelismo y del pensamiento filosó­
fico en general que ejercían una gran influencia en la La edición de Buxtorf incluye la obra de Yehudá Haleví
sociedad hispanojudía de aquel momento. El K uzarí en hebreo y latín (en columnas enfrentadas), así como
es considerada una de las más logradas exposiciones las cartas (en hebreo) intercambiadas entre el rey de
del judaismo escritas en la edad media y ejerció -al los ¡azares y Hasday ibn Saprut y su traducción latina.
igual que su obra poética- una enorme influencia en Además de sus propias notas explicativas del texto, un
el mundo judío. índice de citas y un índice de temas detallado, agre­
gó extractos (en traducción latina) de obras de varios
Aunque la obra es claramente una exposición apologé­ autores judíos, entre ellos Isaac Abrabanel y Azariá de
tica del judaismo, con un fuerte contenido religioso y Rossi. Uno de los principales objetivos de Buxtorf era
filosófico, desde el punto de vista formal está inspirada hacer que los eruditos cristianos no hebraístas pudie­
en un hecho histórico, la conversión al judaismo del ran acceder al conocimiento del pensamiento judío. El
rey de los jázaros y de parte de su pueblo en el siglo Líber Cosri de Buxtorf entró en numerosas bibliotecas
viii. Dos siglos antes de la redacción del Kuzarí, Mena- eruditas en los siglos xvn y xvm y sirvió para dar a co­
hem ben Saruc [—> 1] escribió para Hasday ibn Saprut nocer al mundo cristiano culto el tratado de Haleví y la
una carta dirigida al rey de los jázaros. historia de la conversión de los jázaros.

A utores de S eparad 43
[14] Y e h u d á H aleví
Cuzary. Diálogo filosófico por Yehudá Ha-Leví (siglo
xi1) traducido del árabe al hebreo por Yehudá Aben-
tibbon y del hebreo al castellano por R. Jacob Aben­
dana / publícalo don Adolfo Bonilla y San Martín
... con un apéndice de don Marcelino Menéndez
Pelayo ...
Madrid: Librería General de Victoriano Suárez, 1910.

8٥ ; xxviii, 561 ps, [3 h.]; 18x12 cm.— Encuadernación de


época en holandesa.

La primera de las numerosas ediciones en hebreo de El libro expuesto es una reedición del Cuzary: Libro
esta apología medieval del judaismo apareció en Fano de grande scienda y mucha doctrina: Discursos que
en 1506. A partir de mediados del siglo xix han ido passaron entre el Rey Cuzar y un singular sabio de Is­
apareciendo traducciones al alemán, inglés y francés, rael, llamado R. Yshah Sanguery, traducción española
así como ediciones críticas, ya sea partiendo de la ver­ de Jacob Abendana (Ámsterdam, 1663), precedida de
sión en hebreo o del original en árabe. un breve estudio de Adolfo Bonilla y San Martín, y que
lleva como apéndice la traducción que hiciera Mar­
Esta de Jacob Abendana no es la primera traducción celino Menéndez Pelayo del Himno de la Creación de
española del Kuzarí. La Biblioteca Nacional de Espa­ Yehudá Haleví [—►151. Existe también una reedición
ña alberga un manuscrito del siglo xv con una versión más reciente de la traducción de Abendana en forma­
realizada por un traductor judío cuyo nombre se des­ to de libro de bolsillo, preparada por Jesús Imirizaldu
conoce. El códice está falto de hojas al principio y lleva (Madrid, 1979).
algunas anotaciones y glosas, unas pocas en hebreo,
y hasta hace pocas décadas estuvo catalogado bajo el El ejemplar de la Bibliotheca Sefarad de la edición de
título Exposición y declaración de la secta judaica , sin 1663 fue parte de la exposición Ediciones en español
saberse que se trataba de una traducción de este tratado de los sefardíes de Ámsterdam (Montreux, 2015).
de Yehudá Haleví. De él hay una edición de Moshe La­
zar (Culver City, 1990) y otra facsimilar (Madrid, 1996).

[15] Y e h u d á H aleví

Himno de la creación para la mañana del día del


gran ayuno / Poema de Judah Levi, poeta hebrai­
co-hispano del siglo x i i ; Versión castellana de D.
Marcelino Menéndez y Pelayo.
Palma: Impr. de la Biblioteca Popular, 1885.

43 ps.; 16x10 cm.— Encuadernación editorial en rústica.

<S> https://goo.gl/Ojaedi ÍÉ 5

La Quedusá o Himno de la creación es uno de los necia, Ámsterdam y otros lugares, incluyen su traduc­
poemas religiosos de Yehudá Haleví más destacados y ción. Una de estas versiones la publicó A. Bonilla en el
conocidos, en él se aprecia la profundidad de su sen­ apéndice I de su Historia de la filosofía española: vol.
timiento religioso, la belleza de su lenguaje poético y II Judíos. El Himno de la creación , aparte de las innu­
una composición de una perfección clásica. Menéndez merables veces que se ha publicado en el oracional de
Pelayo, autor de la presente traducción, dijo del poeta Yom Kipur, ha sido editado y traducido con frecuencia
tudelano “que no produjo la estirpe de Israel cantor tanto en ediciones de la obra poética de Yehudá Ha­
más grande en su postrer destierro” y le denominó leví como en un gran número de antologías de poesía
“príncipe de los poetas hebraico-hispanos”. hebrea; lo incluye, por ejemplo, Millás en su Poesía
sagrada hebraicoespañola [—» 62].
El poema se canta durante el servicio religioso de
Yom Kipur, por lo que puede encontrarse en todas La traducción de Menéndez Pelayo apareció por pri­
las ediciones sefardíes del oracional correspondiente. mera vez en su libro Odas, epístolas y tragedias (Ma­
Por ello, las versiones traducidas al español de este drid, 1883), y con posterioridad en el Cuzary editado
oracional publicadas desde el siglo xvi en Ferrara, Ve- por Bonilla [—> 14].

44 E xposición B ibliográfica
A braham ¡ EZRA
Abraham ibn Ezrá, destacado intelectual judio andalusi conocido también como Abenezra, nació hacia
el año 1089 en Tudela (Taifa de Zaragoza) y falleció hacia 1164, posiblemente en Calahorra (Reino
de Castilla). Fue uno de los más importantes, prolíficos y polifacéticos autores judíos de la España
medieval, y el más importante de los científicos hispanojudios del siglo XII en su doble faceta de crea-
dor y de transmisor. Destacó en poesia (profana y rel.igiosa), exégesis bíblica, gramática, matemáticas,
astronomía, astrologia, filosofia y medicina.
Antes de la toma de Tudela (1119) por Alfonso I el Batallador, rey de Aragón y Pamplona, Ibn Ezrá
partió de su ciudad natal comenzando un errante viajar que le llevaría primero por diversas zonas de
la peninsula (Toledo, Córdoba, Lucena, Granada y Sevilla), y posteriormente a lugares más alejados.
Hacia 1140 decide abandonar Sefarad iniciando un largo vagabundaje por tierras del norte de Africa,
Italia, Francia e Inglaterra antes de intentar !.egresar a la peninsula, sin que haya constancia de que
efectivamente pudiera haberlo conseguido.
Abraham ibn Ezrá se convirtió, pues, en un sabio errante, generalmente bien recibido en las diferentes
comunidades judias gracias a su saber y su fama. Alli donde se establece se dedica a enseñar y a es-
cribir. Su labor docente, su obra científica y sus traducciones contribuyen a difundir en Europa, tanto
entre los judíos como entre los cristianos, la ciencia y la cultura árabe y el saber oriental en general.
Asimismo, en el ámbito específicamente judio, hace de transmisor de las obras de los judios de Sefarad
escritas en árabe que él mismo trad'uce al hebi'eo. Lo mismo cabe decir de sus importantes tratados
dedicados a la lengua hebrea que, al estar escritos en hebreo, permiten a los judios de la Europa
cristiana acceder a los avances en los estudios de filologia hebrea realizados por los autores judíos de
Al-Ándalus, cuyas obras fueron escritas en árabe.
Considerado uno de los más grandes poetas hispanohebreos de su generación, escribió poesía, tanto
profana como religiosa, en un hebreo de gran belleza. La mayor parte de su obra poética la escribió
durante su juventud, componiendo poem.as de todos los géneros tradicionales de la poesía árabe, pero
buscando nuevos temas de inspiración más realistas, tomados de la vida cotidiana y abordados en
muchas ocasiones en tono burlesco o satirico: personajes de la calle (como mendigos o tahúres), los
juegos de dados o el ajedrez, debates sobre los méritos de animales y plantas, etc. Escribió alrededor
de quinientos poemas religiosos, habiendo acogido el oracional judio un buen número de ellos.
Son sus tratados científicos y astrológicos los que tuvieron una mayor influencia y trascendencia más
allá del ámbito estrictamente judio. Algunos de sus trabajos fueron traducidos al latín difundiéndose
ampliamente entre los científicos de Europa; esto, y su labor de traducción de obras del saber árabe al
latín (u otras lenguas), fueron determinantes en la transmisión de las matemáticas, la ciencia, la astro-
nomia y la astrologia de los sabios musulmanes y judios de Al-Andalus a la Europa cristiana.
En el campo de la astronomía, sus principales obras son las Tabulae Pisanae, de amplia difusión y
mencionadas por Roger Bacon (s. xiii) y Nicolás de Cusa (s. xiv), los Fundam enta tabularum astro-
nomicarum, y sendos tratados sobre el astrolabio y el calendario. Sobre astrologia cabe destacar De
nativitatibus, el Sefer haMeorot y Resit hojmd] y entre los de matemáticas, el Sefer baMispar o el Sefer
haEbad.
Entre las obras dedicadas a la filologia hebrea cabe destacar el Sefer M ozndyim, el Sefer Sabot y Sofá
berum , y la traducción al hebreo de las obras gramaticales de Yehudá Hayuy.
Sus comentarios a la Biblia, que abarcan casi la totalidad del texto sagrado, siguen, al igual que otros
muchos comentaristas hispanohebreos, un método racional basado en el conocimiento científico de la
lengua hebrea, la lógica y la filosofia. Sus comentarios a la Biblia hebrea se distinguen por su erudición
y originalidad; su empleo de métodos gramaticales para la exégesis del sentido del texto preludia la
actividad de la critica textual moderna. Se le considera uno de los más destacados exégetas de todos
los tiempos, y sus comentarios siguen siendo hasta el día de hoy estudiados y comentados, tanto en
el ámbito de las escuelas rabinicas como en los centros académicos de investigación. Escribió además
varias obras filosófico-religiosas en las que se hace notar la influencia del neoplatonismo.

A utores de Se r r a d 45
Bibliotheca
K Befa rad

[16] A b r a h a m ib n E zrA
De nativitatibus
Venetia: Erhard Ratdolt, 24 de diciembre cié 1484. [Colofón:]
“Impressi venetis arte e inpensis Erhardiratdolt de augusta.
Anno incarnatióis dñice. M.CCCC.LXXXV, nona kalendas
Januarij.”

Folio; 30 lis.: grabados madera; 20x14 cm.— Encuaderna­


ción m oderna artística en piel con hierros grabados en oro
con caja, tam bién de piel.

S ftíS

<‫ >؛؟‬https://goo.gl/gi9759 0 ^ ^ ^

De Nativitatibus es la traducción al latín del Séfer ha- trales es confiar en Dios y cumplir sus mandamientos.
Moladot (‘Libro de los nacimientos’), uno de los prin­ Así, Abraham ibn Ezrá pone en un plano superior la
cipales tratados astrológicos de Abraham ibn Ezrá, práctica de la religión y la búsqueda de la sabiduría
escrito en los primeros años de su estancia en dife­ que conduce a la divinidad al conocimiento de la cien­
rentes ciudades de Provenza (1148-1158). Al igual que cia astrológica. Una de las dificultades de la astrologia
algunas otras obras científicas de Ibn Ezrá fue tempra­ surge cuando entran en contradicción las prediccio­
namente traducida al latín, y en este caso también al nes generales (para un país, una región o una ciudad)
francés, lo cual contribuyó de forma notable a su gran y las de un individuo. Ibn Ezrá adopta una posición
difusión en la Europa medieval y renacentista. muy clara en esta (y en otras) obras: las predicciones
generales prevalecen sobre las individuales, y son pre­
En el Libro de los nacimientos, Ibn Ezrá explica las cisamente los astrólogos quienes han de saber en qué
teorías fundamentales para determinar el futuro de una casos los juicios astrales generales anulan los particu­
persona analizando la posición de los cuerpos celestes lares.
en el momento de nacer. En él establece las normas
para determinar las doce casas astrológicas, que co­ La presente edición, primera y única del siglo xv, es la
rresponden a los 360° de la esfera celestial, y la téc­ de la traducción latina de Henry Bate (1246-1310) que
nica para interpretar sus características. Una cuestión incluye diversas aportaciones propias sobre la astrolo­
fundamental para determinar el horóscopo era cómo gia árabe medieval. Este hermoso incunable, impreso
fijar el grado ascendente, que es el grado del círculo en letra gótica, con 33 líneas por páginas, lleva graba­
zodiacal que asciende en el momento del nacimiento. dos en madera 33 bellas capitulares y 16 diagramas,
Analizar la posición de los astros al comienzo del año incluyendo uno con la representación de un astrolabio
era fundamental para establecer el horóscopo del ser con el movimiento de los astros y planisferio con las
elípticas.
humano y poder predecir su futuro en asuntos tales
como las enfermedades porque, según Ibn Ezrá, si una Este ejemplar lleva al inicio dos hojas manuscritas cuyo
persona sabe que va a sufrir una enfermedad podrá texto trata sobre los relojes y los cálculos horarios in­
prevenirla mediante el tratamiento adecuado. Para él, cluido, suponemos, por su interés para la correcta re­
la forma más eficaz de evitar las malas influencias as- presentación de las cartas astrológicas.

46 E xposíción B ibliográfica
Bibliotheca
5efarad

[17] A braham ibn E zrâ


Délices royales ou le jeu des échecs son histoire, ses
règles et sa valeur morale / par Aben-Ezra et Aben Í)'٥ ‫؛‬CES UOYVI.KS
Yé’hia, rabbins du xif siècle; Traduction de l’hébreu
par Léon Hollænderski. LE JEU DES ÉCHECS.'
Paris: B. Créhange (lm p. de Jouaust et Fils), 1864. ١« B ‫ ؟‬r‫؛‬W8, ‫؟‬3‫؛‬، «t e ®‫·?¿؛‬.‫ «؛‬,H ¡m iWUM

8e; [v], 68 ps.; 19x12 cm.— Encuadernación editorial en ٠s ،À ’ T« ، i٠r r . t î ‫>؛‬٠■


‫ ؛ ׳‬t!v )‫؛‬5‫ ׳!؛‬i :

rústica.

<‫ >؛؟‬https://goo.gl/qG5tWS

Voy a cantar un poema sobre una batalla en regla, la noticia de los escritores rabinos españoles (Madrid,
antigua, desde tiempos remotos consagrada, 1781) que incluye el texto hebreo, su transcripción en
que gente inteligente y entendida organizó letras latinas y dos traducciones al español (una en
prosa y otra en metro); y la parcial de Amador de los
Así comienza el poema en hebreo sobre las reglas del Ríos en sus Estudios históricos, políticos y literarios so­
ajedrez atribuido a Abraham ibn Ezrá. Este poema di­ bre los judíos de España (Madrid, 1848).
dáctico es el testimonio más antiguo de las reglas del
ajedrez en Europa. Aunque algunos notables investi­ El libro expuesto es una traducción al francés de Léon
gadores ponen en duda que sea el autor, lo cierto es Hollaenderski del poema de Ibn Ezrá con un prefa­
que en muchos de los manuscritos conservados figura cio (poco clarificador) del traductor y otros textos. El
como tal en su encabezamiento, y en cuanto a cro­ volumen incluye también la traducción al francés del
nología, las reglas del juego del poema son perfecta­ poema sobre ajedrez escrito en hebreo por Bonsenyor
mente representativas del ajedrez árabe antiguo, recién ibn Yahyá. Casi nada se sabe de este Ibn Yahya, cono­
implantado en España y sin la significativa evolución cido exclusivamente por ser el autor de este poema.
que con el tiempo condujo a la modernización hispana Posiblemente nació en la Península Ibérica y vivió en
del juego. Por su temática, también encaja perfecta­ el siglo xn. Este poema se publicó por primera vez en
mente con la poesía secular hispanohebrea escrita en hebreo en Mantua hacia 1557, y figura en varias de las
la España cristiana. ediciones y traducciones del poema de Ibn Ezrá. El
El poema se imprimió por primera vez en hebreo, edi­ título del libro puede llevar a confusión ya que Maa-
tado y traducido al latín por Thomas Hyde, en Oxford dané mélej (‘Délices royales0 es el título de otro poema
en 1689. Hay dos versiones españolas antiguas basa­ en hebreo sobre ajedrez de autor desconocido. Ese
das en la edición de Hyde: la de Rodríguez de Castro mismo año apareció otra edición bilingüe francés-he­
en su Biblioteca Española: tomo primero, que contiene breo con el mismo contenido.

A utores de S eparad 47
Bibliotheca
K Sefarad

Moisés (Mosé) Quimhí


Mosé Quimhí (Al-Ándalus?, ca. 1145 - Narbona, ca. 1190), también conocido por su acrónimo, Ra-
maq, fue rabino, gramático, profesor y exégeta. Aunque no es seguro, todo hace pensar que nació en
Al-Ándalus y que huyó junto a su familia con la llegada de los almohades instalándose en Narbona.
Él, al igual que su padre Yosef y su hermano menor David, se cuentan entre los autores judíos más
destacados de los huidos de la España musulmana a mediados del s. xn. El golpe de gracia a la esplen­
dorosa cultura judía de Al-Ándalus se lo dieron los almohades, fanáticos religiosos norteafricanos que,
llegados a la Península en 1148 para ayudar a sus hermanos en su lucha contra los reyes cristianos,
exigieron de todos sus súbditos la conversión al islam, poniendo fin al régimen de tolerancia hacia los
judíos que había prevalecido, aunque con excepciones, desde el inicio de la dominación musulmana
en la Península. La inmensa mayoría de los judíos andalusíes huyó entonces de sus tradicionales lu­
gares de asentamiento. De ellos, un nutrido grupo emigró a diversas ciudades del sureste de Francia,
adonde se llevaron su rico bagaje cultural ayudando decisivamente al desarrollo intelectual de las
comunidades allí asentadas; tal fue el caso de los miembros de la familia andalusí de los Quimhí y de
otras, como los Ibn Tibón, que desarrollaron allí una intensa actividad en diversos campos del saber
judío.
Es en el campo de la gramática donde destaca la obra de Moisés Quimhí en la que puede verse, ade­
más de la influencia de su padre, la de Abraham ibn Ezrá, sobre todo en lo concerniente a la termi­
nología. Se ocupa de la fonética y la morfología del verbo, aportando sus estudios innovaciones que
más adelante se adoptarían definitivamente. Todas estas enseñanzas son parte de su libro Mahalaj
sebilé badáat (،E1 curso de los senderos del conocimiento’) -tam bién publicado con el título Dicduc
(‘Gramática’)-, una auténtica gramática, clara y concisa, que obtuvo el favor de las academias talmú­
dicas. La primera de las numerosas ediciones en hebreo fue la de Pésaro de 1508. Gozó también del
reconocimiento de los hebraístas cristianos del Renacimiento; será enseñada y traducida al latín por
Sebastian Muenster con el título de Grammatica Rabbi Moscbe Kimbi (Basilea, 1531). Otra de sus
obras gramaticales que nos ha llegado es el Séjel tob.
Como exégeta, se centra sobre todo en los libros bíblicos poco comentados: Proverbios, Job, Esdrásy
Nebemtas; sus cometarios siguen el método literal de su padre y de Abraham ibn Ezrá. Se le atribuye
también una obra ética: Taanug nefés. Asimismo, compone algunas poesías religiosas, algunas de las
cuales fueron incorporadas por los judíos de Trípoli a su liturgia sinagogal.

48 E xposición B ibliográfica
, Bibliotheca
S k S e fa ra d

[18] M oisés Q uimhí


Moisés Kimchi y su obra Sekel Toh, Memoria doctoral
presentada en la Facultad de Filosofía y Letras (Sec­ Moisés Kimchi <£

ción de Letras), en la Universidad Central / por F. y su obra Sekel Tob


Javier de Ortueta y Murgoitio. %

Madrid: (Est. Tip. de Fortanet), 1920.

158 ps., , [18] hs. de facsímiles, [31 hs.; 23x16 cm.— En­
l v iii

cuadem ación de época en piel; cantos dorados.

<&> https://goo.gl/YsSnif

El Séjel tob (‘Buen juicio’) es una de las obras filológi­ Del Séjel tob hubo dos ediciones anteriores, ambas
cas escritas por Moisés Quimhí, un breve pero denso acompañadas de estudio y ambas aparecidas en 1894.
tratado para el estudio teórico de la clasificación de los La primera fue la de David Castelli publicada en la
sustantivos, los verbos y los artículos. Revue des Études Juives , a partir del manuscrito con­
servado en Florencia, atribuyendo la obra (al igual que
La presente edición del Séjel tob es la memoria doctoral Ortueta) a Moisés Quimhí. Benjamin Meyer publicó
de Javier Ortueta presentada en la Facultad de Filosofía otra edición (Cracovia), con comentario y estudio en
y Letras de Madrid y comprende: estudio preliminar, alemán, a partir de un manuscrito conservado en la
edición del texto hebreo del manuscrito conservado Biblioteca de Karlsruhe, exponiendo dudas sobre la
en la Biblioteca Nacional de España cotejando en no­ autoría de la obra tal y como estaba en ese manuscrito,
tas con el de la Biblioteca Mediceo Laurenziana de muy diferente al de Florencia. En una edición posterior
Florencia según la edición de Castelli, la traducción al (Fráncfort, 1926) Arthur Meyer atribuye la obra a R.
español y un a modo de reseña-resumen (en español) Mosé, sobrino Menahem de Posquiéres.
de la obra. Incluye reproducciones completas de los
manuscritos de Madrid y Florencia.

A utores de S eparad 49
BENJAMÍN de T udela
Y su Libro de
Binyamin ben Yoná, más conocido como Benjamín de Tudela, nació en esta ciudad navarra hacia
1130, pocos años después de ser reconquistada (1119) por Alfonso I el Batallador. El más afamado de
los viajeros judíos medievales plasmó las anotaciones de su viaje en el SeferMasaot o Libro de viajes.
Se sabe muy poco de su vida, de hecho, la Unica información biográfica es la contenida en el prólogo
a su libro, de autor desconocido, y la que puede deducirse del propio relato de su libro. Era "hombre
inteligente e ilustrado, versado en la Torá y la jurisprudencia”. Se puede deducir que era poliglota,
además de las lenguas romances de la región, domina a la perfección el hebreo y el arameo, com-
prende el árabe y, a juzgar por su texto, probablemente el griego y el latín. Poseía, asimismo, consi-
derables conocimientos de historia antigua y medieval. ,Experto en negocios, demuestra estar al tanto
de los diferentes oficios y comercios, sobre todo de corales, gemas, paños, tintes, ... que describe a lo
largo de todo su recorrido. Estos detalles hacen pensar que el objetivo de su viaje era precisamente
comercial. Se han barajado varias fechas para su viaje, pero lo más probable es que partiera hacia 1165
y que regresara en 1173. Falleció hacia 1175.
El libro de viajes de Benjamín de Tudela es uno de los más destacados de cuantos se escribieron en la
edad media. Recorrió el sur de Europa, el norte de Africa y Oriente próximo recabando información
Util para los comerciantes y describiendo la vida judia de las ciudades que visitaba. Desde el siglo
XIII en adelante los judíos produjeron un considerable Corpus de literatura dedicada principalmente a
describir viajes a Palestina, recogiendo datos de las comunidades visitadas en el camino.
El Libro de viajes está redactado a partir de las notas e impresiones recogidas por Benjamín de Tude-
la en el transcurso de su largo periplo. Parte de Tudela, pasa por Zaragoza, sigue el curso del Ebro,
desciende hasta Tortosa, llega a Tarragona, continúa hacia Barcelona y Gerona para entrar luego en
el RosellOn y la Provenza. Embarca en Marsella, pasa sucesivamente por Génova, Pisa, Luca, Roma y
Salerno, alcanza el Adriático y se embarca en Otranto rumbo a Corfú y Arta. Llega a Constantinopla,
visita las islas del mar Egeo y entra en Asia por la Cilicia. Bordeando las costas turco-sirias arriba al
País de Israel, entonces dominada por los cruzados, y se dirige hacia NablUs yjerusalén. Pronto está
en Damasco y, cruzando el desierto, llega a Alepo y, luego, a Mosul. Sigue el valle del Tigris hasta
Bagdad, donde residirá un buen tiempo en el seno de la próspera comunidad judia de dicha ciudad,
Bagdad será el centro de sus viajes hacia Basora y la baja Mesopotamia. Todo lo que seguidamente nos
dice de los judíos de Arabia, Ceilán 0 China, asi como sobre otros temas, está tomado de relatos que
escuchó. No retorna su experiencia personal hasta que nos habla de El Cairo, del Sinaí y de Damieta,
donde se embarca hacia Sicilia. Luego pasa por Roma, Lucca y VerdUn, hasta llegar a París, donde
concluye su aventura. En su libro, entre Lucca y VerdUn, intercala informaciones sobre las comuni-
dades del Rin, Bohemia y Rusia, muy probablemente a partir de relatos escuchados, y que evocan el
ambiente de las comunidades descritas más tarde por el rabino Petahiá de Ratisbona en el libro en el
que narra su viaje, iniciado en su Praga natal más 0 menos en los mismos años en los que Benjamín
ponía fin a su periplo.
De su libro han llegado hasta nosotros algunos manuscritos importantes: 1) el más antiguo, que data
del siglo XIII (conservado en la British Libraiy), es el que Adler utilizó para establecer su edición critica
en 1907; 2) un manuscrito del siglo XV copiado por Isaac de Pisa en 1430; y 3) el manuscrito Epstein
de Viena de finales del siglo XV, que se utilizó para la edición de Ferrara ( 1556).

50 E xposición B ibliográfica
Bibliotheca
Befarad

[19] B enjamín de T udela


.‫מסעות של רבי בנימין‬ ‫פסעו״ של רבי‬
‫כניסין‬
Itinerañum D. Beniaminis cum versione & notis /
Constantini l’Empereur ab Oppick ... ITINERARIVM
DBENIAMINIS,
Lug. Batavorum [Leiden]: Ex Officina Elzeviriana, 1633. Cum

Verdone &Notis
8٥ ; [48], 234, [22] ps.; 16x10 cm.— Encuadernación de épo- C o n s t a n t in . K » -، .‫־ ״‬
ca en pergamino. ‫ ؛‬b O f f v c K , S . l ü . & S .L .P .
in A ead. L o g d . B a ta va .

Esta primera y única edición bilingüe en hebreo y la­ das vocalizadas, y las notas, en latín, incluyen el uso
tín (en columnas enfrentadas) del Libro de viajes de ocasional de tipos etíopes, árabes y griegos.
Benjamín de Tudela, salió de las prensas elzeviranas Esta de Leiden es la cuarta de las ediciones del texto
en 1633. La traducción es de Cosntantin L’Empereur hebreo del Libro de viajes; ese mismo año salió tam­
(1591-1648), un prominente teólogo, hebraísta y orien­ bién de las prensas otra edición de la obra que incluía
talista holandés, autor también del extenso y detallado solamente el texto hebreo. En cuanto a traducciones
aparato de notas en latín, de la introducción y es quien latinas de la obra, hay que señalar que hubo una an­
firma la dedicatoria del libro a Franciscus van Aersen. terior hecha por Benito Arias Montano e impresa por
Al inicio del volumen se incluyen algunos poemas lau­ Plantino (Amberes, 1575). De ambas traducciones lati­
datorios. El texto hebreo está impreso en letras cuadra­ nas existen diversas reediciones.

[20] B enjamín de T udela ‫ץ הרופא ؟ל‬,‫רסעות של רבי בנש‬ ·‫؛؛עית ע ל רני ؛נימין‬٥

... ‫מסעות של רבי בנימין הרופא‬ !‫ ׳‬I • ‫ח‬٠‫؛‬،٠١ ‫ אז‬١٠ « ‫ ״‬n ٠ . · ‫ מ ' חלקי דעילם‬١ ٠ ‫ענ‬
‫ נ ר‬٥‫עס‬
.1— ‫;ע‬٠‫ש‬١ ‫רע‬
‫יידי‬١ . ‫ *א דחי‬: ٥‫הם‬١ ٠ ‫ע؛נ‬
‫ה‬1 ‫ע؛ג‬١ ‫ ע י נ י‬.‫־כד־‬-
1‫ לנד־‬..‫־‬
‫יי «י‬.‫י‬
‫»י ש‬
١ ; ١‫ ;ל‬٠‫ט י‬,‫״־‬1‫ ״יו ירחם ע ד‬,‫؛؛ ؟ ؟ גי ד‬، ‫ ר־ניהודים‬.‫ חי ת‬. ’‫״‬.
٠ ‫אג‬
‫؛‬..

‫ש‬٠ ‫ ؛ י‬١ '‫ י‬٥ ‫؛ד‬١‫؛■לע‬.‫ג ב י היד‬ to n . ‫ז‬،‫ דג;־ חה‬,٠‫ז ד‬ ‫ר א ה‬ ‫קנ־»ך‬١ ‫ נ ועזב‬١ ‫ ה‬:‫ו ג נו מ ד ^؛ ש‬-‫ו־קיינז נ ד מ‬
.‫؛؛‬.‫״‬،‫ ה ה נ י נ ע ד ׳ סי‬٦‫ ל؛؛‬٠ ,‫ ניוד‬١ ‫שלש ؛؛עדיי‬ '‫יך ח‬٠‫י‬٥١‫ ד‬٦‫؛‬،‫؛י‬١ ‫מכד؛ ה ע ד פ‬
Masaot sel rabíBinyamín barofé... ‫ ז‬١‫؛‬٥ ‫>؛ו‬٠ '‫ התיש שקיואי‬٦ ‫ם‬٠ ‫؛؛>נ׳י'ג‬. ‫שתראשכי' הם נקצה‬
« V® ‫סח‬،،‫؛‬‫אין להמינאן אמה‬ m ‫ ؛‬١ '١٠ n ‫הם ؛؟‬
‫קידאי׳ונהיו אי؛‬ ‫ה‬٠ '‫ואינם יודעי‬
‫ חם‬,‫ר‬.''‫יודעי‬

٠. .‫?؛הין' ׳;שד‬..

*,..‫כי؛‬
‫ניוהד בי‬ ‫הדה ״ו‬
‫מוניו‬ ‫בפי ה‬
‫؛ י‬.‫פודרגג ל ב‬
* .‫קונו«ב‬ ‫ על‬٠٠٠0
l i â t.‫؟ ؛؟‬. ‫מעל‬
‫ל וזו؛‬، ١ ‫ '׳؛־‬،‫ כהד'ר יעקב י‬. ‫ התורכי דבי א ל י ק י‬. ® ‫ל ד‬
>‫؛‬٠٥ ١‫ובל‬
‫בל רבד מ‬
‫כל‬ P.’» ‫ק עיייק‬٠‫ל‬٠
Amsterdam: Caspar Steen, 438 [= 1698].
٤ ٠ ٠ ١٠ ‫؛‬ ٥٦٦٥‫;؛؛‬٥‫יפש בא‬
■:‫באמשטרדם‬

‫לזו؛ מזה לס״ק ؛‬ ‫נ ח ת‬ * ١‫« ؛‬


‫ בורא‬٠h\*u ‫ ונשלם שבח‬٥‫ת‬
«‫؛‬۶ ‫ עולם ؛‬-c.
8e; [48], 234, [22] ps.; 16x10 cm.— Encuadernación de épo- ‫ד"ד שסיאל‬،‫הר'ר יעקב גו‬٥ .‫עי ؟רהפוזי האלוף מ תייג‬١١5 ‫נ‬
‫ ؛‬p ‫״‬tV ‫ ؛‬f w ١‫ ؛‬٥j ‫׳؛؛ד ש מי מ טז אכ ה י ו ט ד ך׳‬. ٦‫ו‬
; ‫ »؛‬٥ ‫ מ«י‬٥ ٥ ‫־ר סעדילס‬٠ ‫ » מתן האלוף ר' סו‬٥ ١ ٥
ca en pergamino.
«'‫חיים בלא‬ ‫ נמלאנח הדיי ש‬V r .a n ‫נ־ · י י‬٠
‫ ר؛‬٠‫דיי ם ד רוי‬ h ‫תנקו‬ : ‫ ' ל‬s ; ‫יע־ב‬

‫די הפועל בשלאכת הקודם‬٠ 4 ‫וי‬


‫ה הלי‬٥ ٠ ‫עקב זעציר יר‬.
٠ ‫־‬١ . ٠ ٥ ٥ ١ ١ ‫ ד סדנות דם‬1‫ ؛ י‬٠ ‫ ותחח‬٠ . .‫ וראשי‬٠ . ،■٠ ·،‫י‬.‫״‬-،
‫ ל דל בקיק‬:‫ב‬
٣ ‫ ־‬٠;‫ר‬,;‫؛ דבריי אדה עסו לארי' קאבמי'ליאה ג‬.‫ובשבא הכי‬
‫ס חממת؛ >*؛‬
Ü
‫ מגונר «יש מבין‬٠ ١ ٥ » . ‫ ר‬.‫ והיד‬..·‫החקידג לאלף הר שיע‬
‫؟‬،‫ ובכי'רבד יי־גד שכדקמו כדייל&ש‬٠ '‫משביל בעל שור‬

1 ‫؛‬،« ،« ‫י ד בי מי אי ש‬، ‫ צ »י ב‬١١‫ חו؛؟ני‬٥١٠‫ ב י‬٦‫׳ ג מג אי‬٠١‫ ״ ״‬.


٦٥١٠' ‫ ג‬٤ « h

<8> https://goo.gl/TtKZXw

Edición del SéferMasaot en su versión original hebrea. Desde el siglo xvn se convirtió en una obra muy po­
Aunque la portada indica tercera edición, se trata en pular en Europa, y el relato del viaje del tudelano se
realidad de la quinta, pues le precedieron la princeps puede encontrar incluido en diversas compilaciones
de Constantinopla impresa por Soncino en 1543, la de de libros de viajes, así como en ediciones indepen­
Ferrara de 1555 de Abraham Usque, una de Friburgo dientes. Los Viajes de Benjamín de Tudela, además de
de 1583, y la ya mencionada de Leiden de 1633 en sus las numerosas ediciones hebreas, ha sido publicado
dos tiradas (hebreo-latín y hebreo). en repetidas ocasiones no sólo en latín como ya se
ha visto, sino también en francés, holandés, alemán,
La presente edición fue enviada a la imprenta por Elia- inglés, yidis, etc. La primera traducción al inglés, de
quim ben Yaacob Schatz de Komarno, e impresa por B. Gerrans, apareció en Londres en 1783. En los últi­
Caspar Steen en 1698. Al igual que otras ediciones, mos cien años han aparecido nuevas traducciones y un
incluye el prólogo anónimo que suele acompañar al gran número de ediciones críticas, así como versiones
texto de la obra. infantiles o en formato de cómic.

A utores de S eparad 51
Bibliotheca
K Sefarad

[ 2 1 ] B e n ja m ín de T udela
Voyages de Rabbi Benjamin fils de Jona de Tudele,
en Europe, en Asie & en Afrique, depuis l’Espagne
jusqu’à la Chine. Où l ’on trouve plusieurs choses re­
marquables concernant l’histoire & la géographie &
particulièrement l ’état des Juifs au douzième siecle /
Traduits de l’Hebreu & enrichis de notes & de Dis­
sertations Historiques & Critiques sur ces Voyages ٠ ،‫ ؛‬f « (tîwct ft^ s rs ik/fes rm sffaUts
par J. P. Baratier. & m cfrm t rH $ « w 6 ? le titerrtpmc
ftnwJ&etmett fttat ta Juifs
« ٠ . ، ، ‫ ؛ ؛‬. fl» fa it
Tssiiait ‫ ؛‬de î٠H،bn‫؛‬u & ‫ ؛‬. richis de nota
Amsterdam: Aux dépens de la Compagnie, 1734. & *»،»à. ùc Diiïcnüiou، Hifloti
Ci.fi ‫!؛‬u«، fw ce‫ ؛‬Voyage،.

P ar y, P . B A R A T E É R
8Q menor; 2 tomos encuadernados en un vol.: [T. 1]: [27] Emdiaat ca Theoiog‫؛‬،.
hs., 247 ps., [4] hs., 1 h. de lám. grabada al cobre con retr.; TO M E P R E M I E R ,
[T. 2]: [1] h., 377 ps. Portadas a dos tintas; !6x10 cm.—
Encuadernación en pergam ino a la romana con nervios.
J A M S T E R D A M ,

Am « ‫ ؛* ؛‬٠k k COMPAGNIE.
M D C C X X X IV .

Primera edición como obra independiente de los Via­ once años. Publicada en dos tomos, el primero incluye
jes de Benjamín de Tudela publicada en francés. En el prefacio, la versión francesa del Libro de viajes pro­
el prefacio se explica el proceso de preparación de la fusamente anotada y varias tablas e índices; el segun­
obra y los méritos de su traductor, Jean-Philippe Bara­ do, más extenso, lleva los estudios de Baratier sobre
tier (1721-1740), que tradujo la obra de Benjamín de la vida y la obra del autor. En el siglo x v i i i aparecieron
Tudela a partir del texto hebreo y escribió el extenso al menos otras dos traducciones diferentes al francés.
estudio sobre la misma y su autor, cuando contaba

jm tA m k a a، k >
u a ، íom m m nm m

[ 2 2 ] B e n ja m ín de T udela
Viajes de Benjamín de Tudela 1160-1173por prime­ VIAJES
ra vez traducidos al castellano, con introducción, BENJAMIN DE TUDELA
aparato crítico y anotaciones / por Ignacio Gonzá­ 1160‫־‬1173
lez Llubera. ٢٠tt.٢٠٠١٠CMVtl، ١*.٠٠،r‫?؛׳‬Al t٠0٠ ٠A٠f٠i،A٠٠٥

f>Efatñ،s١٦»3¡*١
p٩« na

Madrid: Junta para la Ampliación de Estudios; Centro de IGNACIO GONZÁLEZ LtUBEKA


r ‫־‬nocn ■■ ١٠٠١ n j w ١n .¡>«3 ٠r١١
¡٠r » m m *•3
Estudios Históricos, 1918.
íTf.T‫ '؛‬r ‫؛‬١‫؛‬٠‫־؛·؛‬.‫ ־‬v٥٠y ‫؛‬١٠. "١١*T

183 ps., 1 h. de láms., 3 m apas pleg.; 23x16 cm.— Encuad­


ernación m oderna en holandesa con puntas.

Primera edición en español del Libro de viajes de Ben­ vidad en la publicación y estudio de obras hispanoju-
jamín de Tudela, traducido con aparato crítico, anota­ días medievales, como el Libro de los entretenimientos
ciones e índices por Ignacio González Llubera. Fue la [—* 30], las Coplas de Yogef [ ■ 4 2 <‫ ]־־־‬o los Proverbios
primera ¿y única? publicación de la sección de filología morales de Sem Tob de Cardón (Cambridge, 1948).
semítica dirigida por el Dr. A. S. Yahuda de la Junta Trabajó en el Centro de Estudios Históricos con Abra-
para la Ampliación de Estudios. ham S. Yahuda y perteneció a la Academia de Buenas
Para su traducción tomó como base el manuscrito con­ Letras de Barcelona.
servado en la British Library y las ediciones de Markus Entre las numerosas ediciones y traducciones publica­
N. Adler (Fráncfort- Jerusalén, 19031904‫־‬, para la ed.
das desde entonces en España hay que destacar la tra­
hebreo-alemán; Londres, 1907, para la ed. hebreo-in­
ducción con estudio de José Ramón Magdalena Nom
glés) y A. Asher (Londres, 1840-1841, en hebreo-in­
glés). de Deu (primera edición: Barcelona, 1982), y la traduc­
ción al euskera de Xabier Kintana (acompañada de la
Ignacio González Llubera (Barcelona, 1893 ‫ ־‬Cambri­ traducción al español de Magdalena y varios estudios:
dge, 1962), filólogo y profesor de la Universidad de Pamplona, 1994). De la traducción de Llubera existe
Queen en Belfast, fue el primero de los grandes he­ una reedición sin notas ni estudio (Madrid: ... De la
braístas españoles contemporáneos en centrar su acti- Luna, 2001).

52 E xposición B ibliográfica
Mãimónides
En Córdoba nació (1135?) y vivió su primera juventud Maimónides, posiblemente el más leído de los
autores judíos medievales y el que más ha influido en el pensamiento judío, cristiano y musulmán.
Su propia vida ilustra y simboliza el devenir de los judíos de Sefarad. Un pasado lleno de luces, pero
también de sombras. Unas luces que hicieron posible que allí naciera este sabio judío universal que hoy
todos reivindicamos, y unas sombras, las de la intolerancia, que le obligaron a exiliarse a otras tierras.
Maimónides redactará todas sus obras, unas escritas en hebreo y otras en árabe, lejos de Sefarad, pero en
su doloroso destierro empezó a firmar como “el sefardí” (،el español’). Pocas frases pueden resumir mejor
la trascendencia de la obra de este sabio para el judaismo que esta famosa máxima acuñada (en hebreo)
siglos atrás: De Moisés a Moisés no hubo nadie como Moisés, es decir, desde el Moisés bíblico hasta Moisés
Maimónides, no hubo nadie comparable.
Mosé ben Maimón, Maimónides, también conocido por su acrónimo hebreo, Rambam, es la más célebre y
universal de las personalidades judías medievales. Fue rabino, talmudista, codificador, filósofo, astrónomo
y médico, siendo su padre, el ilustre Maimón ben Yosef, su principal maestro. Al igual que la mayoría
de los judíos huyó con su familia de Córdoba tras la llegada de los almohades, aunque no se sabe con
seguridad cuándo se marcharon ni dónde estuvieron entre 1148 y 11591160‫־‬, fecha esta última en la que
se sabe con certeza estaba radicado en Fez. Aunque en muchas de sus biografías se dice que se convirtió
al islam para salvar la vida, no está claro que fuera así.
Durante su estancia en Fez escribe sus primeros textos, pero él y su familia deciden marchar, tras el
martirio de su amigo el célebre talmudista Yehudá ibn Sosán en 1165, debido a las persecuciones
antijudías de los almohades. Tras recorrer Acre, Jerusalén y Hebrón se establece junto a su familia
en Fostat (El Cairo) en 1165, donde se dedicó al ejercicio de la medicina. En esos años murieron su
hermano David, en un naufragio perdiéndose la fortuna familiar, y su padre. Fue médico del gran visir
de Saladino y quizá del mismo sultán. Con este oficio obtuvo una gran fama y admiración popular, tanto
por la práctica médica como por diversos tratados que escribió sobre la materia. En 1171 fue nombrado
dirigente de la comunidad judía de Egipto. Falleció en Fostat en 1204. Posteriormente su tumba fue
trasladada a Tiberíades (actual Israel), convirtiéndose en lugar de peregrinación.
Maimónides fue uno de los grandes científicos de su época sobre todo en materias médicas, aunque
también se ocupó de las ciencias astronómicas. Cultivó con éxito la medicina, dejando una importante
obra escrita en la que no sólo se plasman sus conocimientos de la ciencia médica sino también su
concepción de la salud y de las relaciones del médico con sus pacientes. Todas sus obras de medicina
están escritas en árabe y muy pronto se tradujeron al hebreo y al latín; su temática es variada: temas
concretos (el asma, el coito, las hemorroides, etc.); cuestiones generales (los nombres de las drogas,
los venenos y sus antídotos, las particularidades de los accidentes, etc.); y también temas doctrinales
(comentarios a los aforismos de Hipócrates y a los libros de Galeno, así como una colección de afo­
rismos médicos). Su obra de mayor repercusión es la Guía de la buena salud, que corrió en los am­
bientes cristianos con el título De regimine sanitatis. Esta última, al igual que sus Apborismi secundum
doctrinam Galieni medicorum principis, se imprimieron en latín ya en siglo xv.
Sobre astronomía-astrología su texto más conocido es la llamada Carta a los judíos de Marsella. En esta
epístola escrita en hebreo en 1194, Maimónides rechaza de forma enérgica la astrologia por conside­
rarla una pseudociencia frente a la verdadera ciencia de la astronomía, una opinión inusual entre los
autores judíos medievales. Maimónides afirma que la astrologia fue el primer tema secular que estudió,
y que había leído todo lo disponible en árabe en la disciplina; su actitud racionalista le hizo despreciar
la astrologia, tan difundida en su época, de la cual decía:
Sabed [...] que todos esos asuntos de la determinación astral, que dicen que sucederá
tal cosa y no sucederá tal otra y que el signo del nacimiento del hombre determina que
será de tal manera y que le sucederá esto y lo otro, todas esas cosas no son en absoluto
científicas sino tonterías [...] La ciencia que es ciencia verdadera es el conocimiento de
la forma de las esferas, su número, su medida y su movimiento, el tiempo de revolu­
ción de cada una, su inclinación hacia el norte o hacia el sur, su giro hacia el oriente o
el poniente y la órbita de los astros y hacia dónde se dirigen.

A utores de S efarad 53
La más temprana de sus grandes obras rabínicas, terminada en El Cairo antes de 1170, es el comentario
redactado en árabe al texto completo de la Misná, titulado Séfer baMaor (‘Libro de la luz’ o ‘El luminar’),
en donde, aplicando la lógica, ofreció una presentación ordenada y sistemática de las leyes. Es en esta
obra donde Maimónides establece los que a su juicio son los fundamentos de la creencia judía, “los
trece principios de fe”, quizás la más trascendental y controvertida de sus aportaciones al judaismo. El
judaismo no tiene dogmas o un credo claramente establecidos; será Maimónides quien por primera vez
de una forma sistemática trate de exponer y sintetizar las creencias judías formulándolas bajo la forma
de principios de fe, algo bastante ajeno a la tradición judía, aunque no exento de precedentes. Lo que
hace es elaborar una base dogmática a partir de los precedentes históricos que sentaron las bases de
la concepción del mundo según el pensamiento judío tradicional: 1) Dios existe, 2) unidad de Dios, 3)
incorporeidad de Dios, 4) eternidad de Dios, 5) sólo a Él se puede rezar, 6) creencia en la profecía, 7)
Moisés fue el mayor de los profetas, 8) la Torá (Pentateuco) ha sido revelada por Dios, 9) la Torá no
puede ser cambiada, 10) omnisciencia de Dios, 11) recompensa y castigo, 12) venida del Mesías, y 13)
resurrección de los muertos. Según Maimónides, éstos serían los fundamentos esenciales de la religión
judía y, por lo tanto, el mínimo requerido para la identificación con el judaismo. El ilustre cordobés va
incluso más allá: quien niegue alguno de estos principios se excluye de la comunidad de Israel y pierde
su parte en el mundo venidero.
Los Trece principios fueron objeto de fuerte controversia y de un prolongado debate en el que tomaron
parte algunos de los más destacados rabinos hispanojudíos (y otros) hasta bien entrado el siglo xvi. Las
objeciones de estos autores tienen que ver con distintas cuestiones: la falta de un criterio reconocido y
admitido para determinar cuáles son los principios de fe y qué implicaciones conlleva para los fieles del
judaismo el hecho de fijar una serie de principios a modo de credo; el problema esencial fue la dificul­
tad de admitir que el rechazo por parte de un judío de un principio u otro pudiera dejarle fuera de la
comunidad o costarle la salvación. También la inclusión de algunos de los principios fue hondamente
cuestionada, especialmente el de la “resurrección” y el de la “incorporeidad” y la omisión de uno como
el del “libre albedrío”, una de las creencias fundamentales en las que se asienta el judaismo. Otros, sen­
cillamente no aceptaban que se estableciera un credo pues esto conduciría a diferenciar entre lo esencial
y lo accesorio dentro del judaismo. Sin embargo, con el paso del tiempo, los Trece principios fueron
ampliamente aceptados.
Su obra talmúdica más importante -y de mayor difusión en el judaismo coetáneo y posterior- es sin
duda el Yad bazacá (‘Mano fuerte’), un código legal en el que Maimónides recoge todas las leyes que
debe observar el judío. Esta extensa obra ha sido elogiada por su claridad expositiva y fina síntesis.
Escrita en hebreo, compendia de modo sistemático la ley y el ritual judío. Su autor trabajó en ella diez
años consecutivos y la remató en 1180. Se trata de una amplia y minuciosa ordenación por materias
de todas las normas religiosas y jurídicas de la literatura talmúdica, presentada en una exposición sis­
temática jamás lograda anteriormente. Consta de catorce libros cada uno de los cuales corresponde a
una distinta categoría del sistema legal. La gran preocupación de Maimónides fue la de facilitar a los
fieles judíos el estudio y el conocimiento de las fuentes judías tratando de presentar los preceptos y
los principios de una forma clara y ordenada, pues el Talmud y la comentarística rabínica posterior no
son precisamente obras de fácil lectura para el no iniciado. Fue tal el impacto en el mundo judío de
esta obra que se la conoce con el título de Misné Torá (‘Repetición de la Ley’).
Ya en vida del autor, el Misné Torá suscitó los ataques de ciertos sectores del judaismo quienes le
acusaban de querer anular el estudio del Talmud; en otro orden de cosas, el Misné Torá también fue
criticado por no incluir ninguna indicación de las fuentes en que se basaba cada una de las normas.
Otra de las obras fundamentales de Maimónides en el campo de la literatura rabínica es el Séfer ba-
Misvot, (‘Libro de los preceptos’), escrito originalmente en árabe. El libro contiene una clasificación
sistemática así como una lista detallada de los 613 preceptos del judaismo.

La gran obra filosófica de Maimónides es su libro de signo aristotélico Moré nebujim (‘Guía de per­
plejos’), escrito originalmente en árabe y concluido hacia 1190. Está dirigido a aquellos que están
perplejos ante las contradicciones entre filosofía y religión. En ella trata de conciliar la filosofía y la
religión, penetrando hasta el sentido más profundo del texto bíblico. Se esfuerza por desvelar que la
contradicción entre la fe y la razón no es sino aparente, depura el concepto de Dios, y anima a seguir
el camino de la filosofía y del estudio de las ciencias humanas, junto a las divinas, para llegar a la plena
unión con Dios. Reivindica la posibilidad de una lectura alegórica de ciertos pasajes de la Biblia (como

54 E xposición B ibliográfica
Bibliotheca
Sefarad

ciertos milagros) y limita el lenguaje antropomórfico de la Biblia aplicado a los atributos y la esencia
divina. Con esta lectura filosófica y racionalista, Maimónides posibilita que el mensaje del judaismo
sea válido no sólo para los judíos, sino para todos los hombres. Además de su influencia en el ámbito
judío, fue estudiado por musulmanes y cristianos, gozando de amplia resonancia en la escolástica. A
título de ejemplo incluimos un fragmento del M oré..., cuyos planteamientos pueden ser considerados
de plena actualidad:

La persona tiene a su alcance dos tipos de perfeccionamientos: uno inicial, que es el


perfeccionamiento del cuerpo, y otro final, que es el perfeccionamiento del alma. El
inicial consiste en alcanzar una situación corporal lo más sana posible, y esto no suce­
derá más que teniendo el hombre resueltas siempre que se le susciten sus necesidades
primarias, cuales son el alimento y los restantes requisitos corporales, tales como la
morada, el baño y otras. Todo esto no se lo puede procurar el hombre aislado ni tal
se le alcanza a cada uno por su cuenta, sino mediante la reunión en sociedad, ya que
como es sabido el hombre es un ser social por naturaleza.

El perfeccionamiento final estriba en convertirse en un ser racional de hecho, es de­


cir, que esté dotado el individuo de intelecto activo, de modo que llegue a conocer el
hombre acerca del conjunto de las cosas existentes todo cuanto está capacitado para
conocer a tenor de su perfeccionamiento final [...] Sólo después de alcanzar el perfec­
cionamiento inicial es posible lograr el perfeccionamiento final, que es sin duda más
elevado y es la única causa y no otra de su existencia eterna.

Los escritos filosóficos de Maimónides desataron una feroz controversia entre sus partidarios y detrac­
tores, dentro y fuera de Sefarad, en particular la Guía de perplejos y algunos de los primeros capítulos
del Misné Tora. Las acusaciones de sus adversarios criticaban con dureza las interpretaciones filosófi­
cas de los textos sagrados del judaismo, las interpretaciones alegóricas de los milagros, etc. aduciendo
que ponían en peligro la integridad del judaismo y sus creencias. Hay que tener en cuenta el ambiente
hostil hacia el judaismo predominante y las fuertes inclinaciones filosófico-racionalistas en algunos
sectores de la sociedad hispanojudía medieval, en particular entre sus élites. La inquietud por las ten­
dencias racionalistas llevó incluso a la quema de la Guía de perplejos de Maimónides (Montpellier 1233).
Su pensamiento ha dejado una huella muy profunda en el judaismo en el campo jurídico, filosófico
e incluso en el de las creencias. Luchó contra la ignorancia y las supersticiones, demostrando que el
judaismo y su fe podían ser abordados desde la razón, sin renunciar a la supremacía de los valores de la
revelación. Su propia vida es un caso paradigmático de una gran autoridad rabínica respetada y admirada
que, además de dedicarse al estudio y a la interpretación del judaismo y sus textos, ejerció brillantemente
una profesión, la medicina. Transcurridos más de ocho siglos y medio desde la muerte de Maimónides,
sus escritos, a pesar de las diversas controversias de los que fueron objeto, siguen ejerciendo en la
actualidad una enorme influencia en el pensamiento religioso y filosófico occidental.
Además de estas grandes obras de las que venimos hablando, otros escritos de Moisés ben Maimón como
sus Cartas, su Testamento o sus Responsa, han tenido una gran trascendencia por su contenido doctrinal,
filosófico o personal. En particular algunas de las Cartas se encuentran entre sus textos más citados y
estudiados.
Desde el nacimiento de la imprenta hasta nuestros días, las diferentes obras de Maimónides se han
publicado innumerables veces: ediciones, reediciones y reimpresiones; completas, parciales o resumidas;
de libros, tratados o secciones sueltas (en particular algunas del Misné Tora); con o sin comentarios;
ediciones críticas y académicas; traducciones; independientes o en libros misceláneos; etc. De su
Comentario a la Misná ÍSéfer haMaor) hay que indicar que son pocas las ocasiones en las que se ha
publicado completo como obra independiente, pero sí aparece en la mayoría de las ediciones con
comentarios de la Misná (y del Talmud); de igual modo, su comentario al Pirqué abot, aparece en
muchas de las ediciones comentadas de este tratado misnaico.

A utores de S efarad 55
Bibliotheca
K Befarad

Se conservan además un gran número de manuscritos de los textos y obras de Maimónides de diferentes
épocas y de las más diversas procedencias, incluyendo algunos autógrafos del propio autor. Se conservan
también algunos códices iluminados de algunas de sus obras, incluyendo ejemplares de una extraordinaria
calidad y belleza.

(2 3 1 M aim óntoes

R. Mosis Maimonidae De idololutriu Uber / cum 'm- R- M O S IS MAI MO N I ‫מ‬

terpretatione Latina, & notis Dionysii Vossii. I D O L O L A T R I A

Amsterdami: apud Ioh. & Cornelium Blaeu, 1642. can، interpretatione latina ‫ﺀ‬
‫ءة‬.»<‫أا؛ءل‬٠
ON
D IO N Y
Y Ss Il Ii V O SS S i‫ا‬. ,‫ﺀا‬-
412 ;‫ ج‬lis., 174 ps., 1.1‫ ء‬h.; 20x16 cm.— Encuadernación en ٠‫ﺗ م‬ 'k>uà' '، ‫״י‬،

pergamino a la romana.
nb !‫ ي‬7 ‫ا״״!ﺀ؛إﺳﺊ;ااأ‬١!:'‫ﻫﻼ‬:‫ﺀﻋﻠﻶ‬
.‫ו ד קו ת הגוי‬ ‫؛‬٠، ! ; ٠٠ à
‫ר ? ראשון‬٥
‫ מי‬١‫אגיש ه?ل‬ ‫כימי‬ I‫ج‬ ‫ثا‬ ‫ ا‬g[‫؛؛‬:
m*،‫ ؛‬. ‫האד‬
‫י‬5‫ י ה ' י ' ו؛ב‬1 ‫أﻳﺎأ?؛‬ ‫ ااﻟ ﻸ م؛‬,‫ ﺀﺀﻻا؛״ه ﺀﺀ‬obm.
،‫ﺀ‬٠‫ أ م‬:
‫؛‬.‫יוייז א מ שןי‬
‫׳‬.‫דז דוו ■וזיהה؛‬.‫ ר‬٠ ‫ ﺀأ ﻵ‬٩ ipic Eno‫؛‬, inter enantes erat. Hic
،‫ יואר‬1‫ט ז ו א מ ח ה ז א יי‬۴،،‫״‬١ iilif CTfyr cotum. Q u f
١
' ‫ د د د ع‬١* ‫ א‬٠ ٠ ‫־א‬.‫<< נ‬:><]uKÍc1u,‫؛‬nam£b11r,l) 1‫؛‬u‫ ؛‬،‫·!؛«؛‬
. ٠‫נ\ז‬١.‫ל؛‬١1٠,‫*־( ר‬،‫ل‬٠‫دا؛‬,‫ ب‬vit 1‫ء؛‬.‫ءءﻵ؛״‬ïph* « ١ iíí‫؛‬w adre ‫־‬
‫ع‬::‫ا‬:;;‫؟ﯪ‬،‫ﺀ ؟ ״! « ״‬. ‫ﺞ‬ ‫ﺑ‬
‫ כגיו‬٠ ‫ ﻣ ﺒﺈ ب‬١١ ‫ ؛ כמיים‬1.0‫اآﻻل‬1‫ ﺀا‬. ‫ ﻳ ﺪ‬0‫؛ﺀ‬١١١‫ﺀﺀإ؛ﺀ؛إﻻ‬
، « ‫ ״‬، ، ٠ ، Mí, ‫ا״ﺻﺊاا‬
.‫ המשמש׳‬.‫ שמשי‬٠ ‫ זד‬fecit‫ * ؛‬11 1 atmir ‫ ؛‬m in -
Ayntl í 0 H. & c: 0 K N B L I V M BLA .Ï V, ‫ ﻻل‬٥٥‫اﺀﺀاﻻﺀاال‬
٠ ‫שכח‬،١ ٥‫ ה‬٠· ! ٣‫ ﻷﻫﻞ‬pr‫)؛‬fe 1 ، ، ‫ « ״‬, « ، )‫״‬ ٠
٠ ،‫؛‬ S l. ï B ‫ כביר‬onSpiSnSiDiSt cxrolIa.mil‫؛؛‬, & kmorem ‫؛‬. is 'fa
A )‫أإ‬٠‫إل״؛‬٠.

<https:g00.gl/4MKxm1 < 9 ‫^ ؛ ؛‬

Edición bilingüe hebreo-latín de Hiljot Abodat Isaac Vos (Isaacus Vossius) y de un poema laudatorio
bakojabim -también conocido como Hiljot Abodá de Caspar Barlaeus, ambos en latín. Hebreo y latín en
zara (‘Leyes relativas a la idolatría’)-, cuarta tratado columnas enfrentadas; cada ley seguida de las extensas
o sección del primero de los libros que componen el notas del traductor. De esta traducción hubo otras edi­
Misné Tora de Maimónides, el Séfer baMadá (‘Libro ciones publicadas en Ámsterdam en 1641, 1668 y 1700,
del conocimiento’). Está dedicado a las leyes sobre la y otra de 1675 sin pie editorial. El libro fue incluido en
idolatría. el índice de libros prohibidos de la Inquisición.
La presente edición consta del texto en hebreo y de su Dionyssius Vossius (1612-1632?) fue un filólogo y
traducción al latín preparada por Dionisio Vos (Diony- traductor holandés.
sius Vossius), precedidas de un prólogo de su hermano

[2 4 ‫ ؛‬M a im ó n id e s
.‫הלכות דעות‬ I ‫פרק ראשון‬
‫ח^בותרעות‬
Hiljot deot, Trattato rituale - morale - toscano del
Maimonide, parafrasi fatta da Moise’ Capriles, per TRATTATO
ammaestramento a ’suoi discepoli. R JT ٧ A LE~M ٥ R A ‫؟‬.E ٠T ٠ SC A N ٥

٥ £ L M A ' I M ٥ N I ٠ E.
Venezia: Ventura qu. Isach Fua, [1795].
‫ ؛‬T‫؛؛؟‬
8٥ ; vili, lxxxviii ps.; 17x11 cm.— Encuadernación posterior ‫ ؛‬A T T A DA MOISE' C A P R I L E ‫ ؟‬,

en holandesa con lomo de tela. .C A P . I


(‫ »» ؛‬i i ‫ ؛‬tv٥m n ٠<
٠ ، ، ٠٠ ‫؛‬ ‫؛ ؛ ه‬، ‫ ﺀ ﻷ ﺀ‬، ‫ا‬ .
٠
Arìiiio ‫ ؛‬passici،‫ ؛‬n fg J’ Individui de! Generi
umano a dismisura . Vi sono taluni predoniinati
dall’ irascibile ١­che s i accendono per ogni mi
٠ . —— nima cagione ; altri conservano castanri il lor

lN VENEZIA ìtiC ‫؛‬،‫؛‬،) , niente g li scom pone , oppure una volta


tanto si scuotono per ٩ u٠،khe urto violento. Chi
superbo ! si crede un Semidio, superiore ad ogni
I l Stampato da Ventura laeh Fua. .altro della sua specie ; altri è realmente per
A suaso
Ci» ptrmissienr.

. https://goo.gl/4901RE

Edición bilingüe hebreo-italiano de Hiljot Deot (‘Leyes La presente edición comprende el texto en hebreo y
relativas a las cualidades humanas’), segunda sección su traducción-interpretación en italiano preparada por
o tratado del primero de los libros que componen el el rabino Moisé Capriles, precedidos de dos breves
Misné Tora de Maimónides, el Séfer baMadá (‘Libro del dedicatorias suyas en italiano. A cada ley en hebreo le
conocimiento’). Es un libro de contenido ético dedicado sigue su versión italiana.
a las leyes sobre el comportamiento de las personas, en
particular en relación con el prójimo.

56 E xposición B ibliográfica
Bibliotheca
Befarad

[251 Malwonides
Da Lei Divina / Maimonides; Traducgao hespanho-
la de David Cohen de Lára; Novamente impressa e
com urna in tr o d u jo de Mosés Bensabat Amzalak.
Lisboa: [Mosés Bensabat Amzalakl, 1 9 2 5 .

4٥ ; X X V II, [81, 46 ps.: ilust., 1 It. de retr., [1 11.128 ‫؛‬x22 cm.—


m É S 1 ‫י‬ ‫ו‬ ٠
Encuadernación editorial en rústica.

Reedición del Tratado de los Artículos de la Ley D ivina... de Lara fue reeditada en Barcelona en 1992 con
publicado en Ámsterdam en 1652, traducción española introducción de Jacobo Israel Garzón.
de David Cohen de Lara de Hiljot Yesodé haTorá (‘Leyes
sobre los fundamentos de la Ley’), primera sección o David Cohen de Lara (¿Lisboa, Ámsterdam o Hamburgo?
tratado del primero de los libros que componen el 1602 - Hamburgo 1674) fue rabino, lexicógrafo y
Misné Tora de Maimonides, el Séfer haMadá (‘Libro del traductor. Fue autor de varias obras, algunas de las
conocimiento’). Está dedicado a las leyes y preceptos cuales nunca fueron publicadas, y ejerció como rabino
sobre Dios y otras creencias del judaismo. durante largos periodos de la comunidad sefardí de
Hamburgo.
La presente edición publicada en Lisboa en 1925 con
un estudio introductorio de Moisés Bensabat Amzalak Moisés Bensabat Amzalak (Lisboa, 18921978‫)־‬, econo­
titulado “As traduc‫؟‬óes e os traductores em hespanhol mista, profesor universitario, emdito y hebraísta fue
das obras de Maimonides”, tuvo una tirada de ciento de las figuras más destacadas del judaismo portugués
cincuenta ejemplares y lleva varias ilustraciones con contemporáneo.
portadas de libros antiguos. La traducción de Cohen

[261 M ajmOnides
‫ בית‬... ‫ספר פאר הדור הלא המה תשובות שאלות‬
‫ מרדכי‬... ‫ אנכי‬... ‫ והעתקתיו‬... ‫ בלשון ערבי‬... ‫יעקב‬
‫ ר' יצחק תמה‬... ‫בן‬...
Séfer Peer bador buló bemd Tesubot Seelot... ‫ ه׳\\ ا‬-
benu Mosé ben Rabenu Maimón ...
Amsterdam: defús Gerard Johann Janson ubebet Yisrael
Mondovi, [5 2 5 } [= 17651.
4‫ ج‬menor; ^11 ps., 5-14, [11, [1 blanca], 56 lis.; 25x2o cm.—
Encuadernación en m edio pergamino.

I !

. https://g00.gl/ZjEfyL *
Como indican la portada y los encabezamientos de las aspectos relacionados con la interpretación y la aplica­
páginas, Peer hador es un libro de Responsa de Mosé ción de la Ley judía, en ocasiones referidas precisamen­
ben Maimón. Se trata de la traducción al hebreo reali­ te a los escritos y opiniones de Rambam.
zada por Mordechay Tama de un manuscrito en árabe
propiedad del rabino Jahacob Sasportas (Orán 1610 - Intercaladas entre las seelot-tesubot (“Demandas y res­
Ámsterdam 1698), quien lo había heredado de su abue­ puestas”) se encuentran tres de las comúnmente deno­
lo. Las preguntas a las que da respuesta, procedentes de minadas Cartas de Maimonides: a R. Yehonatán Haco-
diferentes lugares de la diáspora, cubren muy diversos hén de Lunel, a los Discípulos de R. Yosef ben Yehudá

A utores de Seiarad 57
B ibliothfa
K
ben Simón y a Semuel ibn Tibón. Se incluye asimismo y ya todo en hebreo, una serie de haskamot (‘aproba­
un breve tratado atribuido a Maimónides, el Pirqué ha- ciones’) y dedicatorias suscritas por diferentes rabinos
Haslahá (lit. ‘Capítulos del éxito’, a veces mencionado sefardíes y asquenasíes de Amsterdam y otros lugares,
como Libro de la felicidad), escrito en árabe entre 1170 varios poemas alabando el libro, y el prólogo del traduc­
y 1204, y publicado por primera vez (en hebreo) en tor-editor, Mordechay Tama. Además de lo ya indicado,
Salónica en 1567. En él, el autor expone las distintas incluye poemas dedicados al traductor, así como otros
maneras de alcanzar la felicidad, entre ellas, median­ (pocos) textos no relacionados directamente con Mai-
te el conocimiento y la preparación. El libro contiene mónides. El volumen se cierra con un índice temático de
también una ordenanza de Maimónides sobre la purifi­ las responsa. Entre las curiosidades editoriales del libro
cación ritual de la mujer, así como numerosas responsa está un a modo de plano esquemático sobre los límites
de otros destacados rabinos. del País de Israel como ilustración a una de las tesubot
(§4, p. 2b).
Las primeras páginas del libro, escritas en español, las
ocupan el elogio de Jahacob Sa[s]portas al traductor, y la Una segunda edición de este libro se publicó en
epístola dedicatoria de este a Sasportas. A continuación, Lemberg en 1859.

‫؛‬ M a im ó n id e s 17[
١٠٠‫ ﺋ ﻤ ﺎ ل‬٧ ‫د ﻻﻟ ﺔ أ‬
‫ מרנו ורבנו משה בן מר׳‬... ‫דלאלת אלחאירין תאליף‬ r‫؛‬l H)L 1)1:8 l‫؛(؛‬AKÍ:S
‫ ]ע״י[ שלמה‬... ‫ אעתני בנסכ״ה ותצחיחה‬... ‫ור' מימון‬ ‫؛ ל גז א ל ח א ל ת‬

‫״‬٠: ٠٠٠٠‫ ״‬: ،:‫ ז‬Ili ‫ أ ا ا‬٠$ ‫ﺀاا ״‬


.‫בן מו״ה אליעזר זצ״ל מונק‬ ‫דלאלח אלחאירין‬
١‫<ا‬٠1٠١11‫اا‬: ١ ١ ‫ ا‬١| ١1٠‫ ا ا‬١ ‫ *ب‬.‫«؛ף‬، ‫!؛■רז‬
Le guide des égarés, traité de théologie et de philo- ‫ מינריו יל׳ידי‬١
١‫ ז־‬١
‫שה־‬: ١
٥-‫מוני‬

Sophie / par Moïse ben Maimoun dit Maïmonide.
Publié pour la première fois dans l’original arabe et ‫אי؛ «؛נ ץי‬ ٦
‫«ﺀإ‬
٠‫ ؛‬¥ ‫אלי*؛׳ ؛יוונות י؛؛׳זי‬
،‫ااﺀ*׳״‬,١‫'اا(׳‬٠‫ﺀ‬: .‫؛‬..٠‫اااعﺀﻻ‬،‫ذ‬٠
accompagné d’une traduction française et de notes ‫ינק‬: ١
'‫״ אליעזר״‬.‫ מי‬P ‫שדמה‬
critiques, littéraires et explicatives par S. Munk.
Paris: A. Franck, 1856; 1861; 1866.
،٠٠٠٠::‫ ״‬.‫״ ״‬
8٥ ; 3 vols.: vol. 1) 181, 1^1, 462, [21 ps., 12], 128 lis.; vol. 2') .‫אלסזו עי‬ ‫פאריש‬ ‫גמ‬٩ ‫׳ מ‬٠
‫ﺀ>■؟·׳‬١‫ ה׳ חיריג־יب‬l'io -،
[xvil, 380, 12] ps., 12], 102 lis.; vol. 3) Ixxivl, 532 ps., [2], 135
lis.; 24xl6 cni.— Encuadernación de época en holandesa
con puntas.

Edición bilingüe en árabe (con grafía hebrea) y francés La traducción al hebreo de Yehudá ibn Tibón, se pu­
de la Guía de perplejos; la edición, la traducción y las blicó por primera vez en Roma hacia 1480 y ha sido
notas son obra de Salomón Munk. Está impresa en tres reeditada en decenas de ocasiones, y a partir de ella se
tomos, cada uno de los cuales corresponde a una de las han hecho algunas de las ediciones críticas modernas
partes en que está dividida la obra. Abriendo los volú­ y parte de las traducciones a otras lenguas. La antigua
menes para su lectura de izquierda a derecha, se halla traducción hebrea de Yehudá Al-Harizi se publicó por
la traducción al francés con notas, preliminares, etc.; primera vez, con notas de L. Schlossberg, entre 1851 y
abriéndolos para su lectura de derecha a izquierda, solo 1879, y ha sido reeditada con posterioridad. Existen va­
figura el texto en árabe, sin notas. rias traducciones modernas al hebreo a partir del origi­
nal árabe; de ellas pueden destacarse la Y. Kafah (1972)
El primer volumen comienza con una dedicatoria al Ba­ y la de Michael Schwarz (2002), ambas con estudio y
rón y la Baronesa James de Rothschild. Va seguida de notas. La primera traducción al latín publicada es la de
un importante prefacio en el cual se ocupa de la Guía Jacob Mantino y Agostino Giustiniani (primera ed.: Pa­
de perplejos, su difusión en el mundo judío, cristiano rís, 1520) a partir de la hebrea de Al-Harizi; ya en el
y musulmán, manuscritos, traducciones, ediciones, etc. siglo xvn apareció la de J. Buxtorf (primera ed.: Basilea,
Explica y justifica extensamente los criterios de trans­ 1629) a partir de la de Ibn Tibón.
cripción del texto original (basado fundamentalmente
en manuscritos de la Bodleian Library) y los de su tra­ Traducciones completas al inglés con notas están la de
ducción francesa, la cual va acompañada de un amplio Michael Friedlánder (primera ed.: Londres, 1881-1885)
aparato de notas. El tercer volumen lleva al final diver­ y la de Shlomo Pines con introducción de Leo Strauss
sos índices (temas, palabras explicadas en las notas, ...). (primera ed.: Chicago, 1963). Entre 1838 y 1864 salieron
en alemán ediciones de cada una de las tres partes de la
El presente trabajo de Munk es pionero por varias ra­ mano de tres traductores diferentes; la primera comple­
zones: es la primera edición científica (en cualquier ta es la de Adolf Weiss (Leipzig, 19231924‫)־‬. La primera
lengua), la primera del original en árabe y la primera en italiano, hecha a partir de la edición de Munk, es la
traducción de la obra completa a una lengua moderna. de David J. Maroni (Liorna, 1870-1876). Al húngaro la
Reeditada en varias ocasiones, la traducción de Munk tradujo M. Klein (Pápa - Nagybecskerek, 1878-1890).
sigue siendo la única versión en francés de la Guía de
perplejos.

58 E xposición B ibliográfica
K Sefarad.J

[28] M aimónides
Guía de descarriados, Primera parte / Maimónides;
Traducción, prólogo y notas de José Suárez Lorenzo
...; <Introd. Ignacio Bauer; Proemio Antonio Balles-
teros‫־‬Beretta>.
Madrid: Compañía Ibero-Americana de Publicaciones
(CIAP), [ca. 19311■
8e mayor; 331 ps., [2 h. en blancol; 20x14 cm.— Encuader­
nación editorial en rústica.

Esta del Moré nebujim es la más temprana de las Etnografía Americana, [Madrid, ca. 1935], uno de los
traducciones modernas al español y sólo incluye la sellos editoriales de la CIAP; después, están la de
primera parte. El más que desacertado título, Guía de Valladoli-d de 2010 y la Sevilla de 2012.
descarriados, poco fiel al original, nada tiene que ver
con el planteamiento de la obra, pues esta no trata Otras traducciones modernas al español son: a partir
de encarrilar; sino de ayudar a vencer la perplejidad de la francesa de Munk, la parcial de Fernando Malera,
ante las contradicciones entre filosofía-razón y publicada poi' primera vez en Méjico en 1946 (reed. con
religión-fe. Del traductor y prologuista de la obra, que prOl. d.e Baruj Garzón en Madrid en 1988, en Barcelona
posiblemente tradujo a partir de la versión francesa de en 1997, y varias reimp.) y la completa de León Dujovne
Munk, no tenemos noticia de ningún otro trabajo suyo impresa por primera vez en Buenos Aires en 1955 (con
ni en el ámbito del hebraísmo ni en el de la filosofía. varias reed.); y la Unica edición científica, a partir de
El volumen se abre con una introducción de Ignacio los textos originales, de David Gonzalo Maeso (primera
Bauer, cuyo argumento central es elogiar a Maimónides, ed.: Madrid, 1984; variits reimp.). Eduard Felid publicó
en tanto que gran personaje español y figura clave una antología en catalán (Barcelona, 1986).
del pensamiento por su influencia en toda la filosofía
posterior; y un proemio de Antonio Ballesteros-Baretta, La primera traducción al castellano del Morénebujim es
presentando la vida y obra del sabio cordobés. la realizada en 1432 por Pedro de Toledo con el precio-
so 1 0 \‫ ג‬de Mostrador y ensenador de los turbados. Se
De esta traducción de Suárez Lorenzo existen varias conserva el manuscrito original en la Biblioteca Nacio-
reediciones/reimpresiones con diferente pie editorial. nal de Espafía, y de él se han hecho tres ediciones: a
Una de ellas debió de ver la luz inmediatamente cargo de Moshe Lazar (Culver City, 1989), de José Anto-
después, la publicada por el Instituto Maimónides, nio Fernández López (Zaragoza, 2016) y una facsimilar
Centro de Estudios Hebraicos, Orientalistas y de (Madrid, 1990).

[291 M a im ó n id e s
‫יצור פדיה בכוכי‬
‫ אדער וואס דער מורה נבוכים‬:‫קיצור מורה נבוכים‬ ‫ ננוכיס' לערעבי‬٠‫םורד‬/ ‫ומס דעו‬
.‫ אגוז‬.‫ ד‬.‫ פון א‬... ‫ אויסציגע פון רמב״מ׳ס‬/ ‫לערענט‬
‫ין רטב׳״ם־ם ו י ג ן‬، !‫"שרגן‬,‫א‬
Kizur Moreb Nevuchim: Oder wos der ‘Moreh ‫ א ו‬: ,‫؛ פ וועדה‬:‫ א ד‬-‫ א‬٠‫פ־‬

Nevuchim”Lerent... / ... fun A. D. Ogus. ٥ ٦ ‫ ו י ؛ ף‬8‫ א‬٥ ‫ ا א ו؛‬: ‫ت‬

New York: [s. n.], 5695 = 1935. ‫ א ג ו ז‬.‫ ד‬.‫א‬

124, [4] ps.: retr.; 21x14 cm.— Encuadernación editorial


en tela.

El libro expuesto es una traducción abreviada al yidis al yidis; nacido en Rusia, emigró en 1896 a Nueva York.
de la Guía de perplejos. Incluye dieciocho textos de la
obra resumidos y traducidos por Aaron David Ogus; Además de esta antología, al año siguiente se publicó
está impreso en letras hebreas cuadradas. Aaron D. una edición (¿parcial?) con comentarios del Moré nebu­
Ogus (1864-1963) fue un periodista, escritor y traductor jim en hebreo y traducción al yidis de Jacob Landau.

A utores de Seeakad 59
Bihliotheca
Sefarad

Y O S E F 1 B N ZABARA
Yosef ben Meir ibn Zabara (ca. 1140 - ca. 1200), médico y escritor nacido en el Condado de Barcelona,
fue coetáneo de Maimónides, Yehudá Al-Harizi y de algunos miembros de las familias Ibn Tibón y
Quimhí, entre otros. Yosef Quimhí, de Narbona, que posiblemente fue uno de los maestros de Ibn Za­
bara, elogió sus conocimientos científicos. Al igual que su padre, estudió medicina y fue un reputado
médico en su ciudad natal. Es el autor del Séfer Saasuim (Libro de los entretenimientos), considerado
una de las mejores m aqam at jamás escritas. Fue además autor de un poema didáctico sobre anato­
mía, Bate hanefes, sobre las diversas funciones de las partes del cuerpo humano, de un breve tratado
médico en prosa, Marot haseten (Los aspectos de la orina), y de algún poema sinagogal. También se
le atribuyen tres sátiras en prosa (Salós balasot) sobre los médicos y las mujeres.

B M U O TE C A E í M A W O -C a TALAUA

[30] Y o se f ib n Z abara JOSKP BEN MEIR iBN SABARA

Llibre d ’ensenyaments delectables, Séfer Xaaixuim /


Josep ben Meir ibn Sabara; Traducció amb introduc­ LLIBRE
ció i notes d’Ignasi González-Llubera. D'ENSEN YAMENTS
DELECTABLES
Barcelona: Alpha, 1931.
Séfer Xamulm
[v], xxv, 194 ps., [1 h.]; 22x15 cm. — (“Biblioteca Hebrai­
co-Catalana” 2).— Encuadernación m oderna en holandesa.

BAR C ELO N A
E D IT O Hl A i ALPH A

El Libro de los entretenimientos está narrado en prime­ en prosa rimada hebrea en el que se usa el recurso de
ra persona, lo que induce a pensar que incluye datos las preguntas y respuestas para abordar temas científi­
autobiográficos, si bien podría tratarse de un mero re­ cos. A pesar de su contenido y de su calidad literaria,
curso literario. Lo que sí parece claro es que además apenas influyó en la literatura hebrea posterior.
de dominar el hebreo, conocía la lengua árabe y su
literatura, las lenguas romances de su entorno y la li­ La primera impresión de la obra apareció en Constanti-
teratura europea. La obra deja en evidencia su vasta nopla en 1577 en un volumen misceláneo editado por
erudición cuando habla de medicina, ciencias natura­ Yishac Acrís. En 1865 Yehiel Brill publicó por entregas
les, astronomía, geometría, lógica, música, etc. Cita a una nueva edición a partir de un manuscrito del siglo
antiguos autores árabes, griegos y judíos, valiéndose xv conservado en París en la revista HaLebanón , ree­
también de otras fuentes de la literatura oriental como ditada en formato de libro con introducción de Sénior
el Calila y Dimna o el Sendebar; posiblemente a través Sachs (París, 1866; junto a otras obras). La primera edi­
de sus versiones árabes. El libro se lo dedicó Zabara ción científica, de Israel Davidson, apareció en Nueva
a Seset Benveniste (11311209‫)־‬, miembro de una de York en 1914 con introducción en inglés; una segun­
las más ilustres familias judías de la Barcelona de la da edición revisada apareció en Berlín en 1925 con la
época, y médico y consejero al servicio de los reyes de introducción en hebreo. Más recientemente, hay que
Aragón Alfonso II y Pedro II destacar la edición de Judith Dishon (Jerusalén, 1985).
En cuanto a traducciones, la más temprana parece ser
El Séfer Saasuim es uno de los ejemplos más tempra­ la alemana parcial de Sulzbach (Fráncfort, 1873). Las
nos de prosa secular escrita en hebreo por un autor primeras traducciones al inglés son la parcial de Israel
hispanojudío. La obra compila más de una docena de Abrahams (primera ed.: Filadelfia, 1912), y una poste­
cuentos además de aforismos, sentencias, reflexiones rior de Moses Hadas con introducción de M. Sherwood
sapienciales y doctrinales y poesía lírica, todo ello en­ (primera ed.: Nueva York, 1932), ambas con el título
garzado por un argumento en el que, desde el género The Book ofDelight. También ha sido traducida al ita­
de la autobiografía ficticia, relata un viaje de Ibn Zaba­ liano (Milán, 1963), al español por Marta Forteza-Rey
ra a varios países (sur de España y Provenza) con un (Madrid, 1983) y al holandés (Kampen, 1999).
médico llamado Yosef (un demonio venido de lejos).
La intención del Séfer Saasuim , como el título indica, La presente traducción al catalán del hispanista y he­
es divertir al lector. Como es habitual en el género de braísta Ignacio González Llubera [—> 22, 42] se basa
la prosa rimada, el texto intercala poemas métricos. en la primera edición de Israel Davidson (1914). El
Aparte de su valor literario, este libro contiene valiosa volumen comienza con un estudio introductorio al que
información sobre medicina e higiene, ciencias natura­ sigue la traducción al catalán de la obra con un impor­
les, psicología y fisiognomía, y se considera el primero tante aparato de notas y se cierra con un índice.

60 E xposición B ibliográfica
Bibiiotheca
Sefarad

A braham ١ bn h asd ay
Poeta y traductor, nacido posiblemente en Barcelona a fines del siglo x i i en una destacada familia de
intelectuales, recibió una educación cuidada que incluía las culturas árabe y latina. Fue un firme de­
fensor de Maimónides en la controversia en torno a su obra que se desató en Sefarad (y otros lugares)
a comienzos del siglo xm. La oposición al racionalismo de Maimónides, en particular a su Guía de
perplejos, surgió principalmente de los círculos cabalísticos de Gerona y Provenza y se extendió por
las comunidades judías de todos los reinos peninsulares. Abraham ibn Hasday (en algunos casos junto
a su hermano Yehudá) escribió cartas a algunos de los principales oponentes como Yehudá Alfacar o
Meir HaLeví Abulafia para que pusieran fin a su oposición activa a la Guía de perplejos, así como a las
comunidades judías denunciando a quienes instigaban la persecución de la obra del sabio cordobés.
Tradujo del árabe al hebreo numerosos libros y textos filosóficos, científicos y literarios de autores
árabes, judíos, griegos e incluso de la tradición oriental; entre otros: Al-Gazali, Maimónides, Yishac
Yisraelí, o del Libro de la m a n za n a, atribuido a Aristóteles.

[31] A braham ibn H asday


‫ יוסף‬... ‫ ע״י‬... ‫בן המלך והנזיר מנוקד כראוי ומוגה‬ ‫זנב‬ ‫ ס‬١‫ ע‬٠‫ל‬،‫מ‬ ‫מירח‬,‫ד‬ ‫ע?ר‬
: ٠‫דא؛חגרי‬٠٠‫י?ן‬٠١ ‫רמס י‬/‫יבעל שערכי‬...

... ‫בכמ״ר יעקב ז״ל מפדואה‬ ‫תם ונשלם‬


‫דר· איין־‬ ‫דזמחכיא־־‬ ‫אתך‬

Ben hamélej vebanazir... ٠ ‫אני א ת ר תי‬ ‫ך‬,‫פז؛גיו‬


‫מרפרסת‬
‫אכרמדר‬
‫ח קי ר ס ־ ד חי‬ ‫נ־‬ 16
٠ .‫אמר רררון‬ ‫ נו את‬٠1‫ך‬ ‫חן‬١‫אג‬١‫ך‬
Mantova: Venturin RuíTinelli, [51317 1= 15571. ‫מיין‬٥‫ד‬٣0 :‫נעת؛ס‬٥‫יךןת‬1!‫לת‬٠‫>ס׳ נ ח‬٠‫סמלאנינשי‬3«‫>י‬
٠¿‫¡ דוש؟׳‬,‫־‬..،‫ג؛‬.‫׳' ״‬،‫»קשיו לכקרה מנעיכה נסתת־‬
.‫עיוכשס ׳יסף כמור יעי؛נ זל ״פליאמש‬
8٥ ; 92 hs.; 15x11 cm.— Portada arquitectónica, letras capit- ‫רה נדגים ללמוד‬١‫ ללדכי׳ו ת‬٠‫יומ‬
‫؛לתדלסחומלעשות אח؛־‬.
ulares y marca del impresor (última página) grabadas en
madera. Encuadernación del siglo xviii en holandesa con
puntas; cantos tintados.

w M
9. https://goo.gl/HSJ5e

Ben hamélej vebanazir (،El príncipe y el monje’) es la Existen alrededor de una veintena de ediciones en he­
más conocida y difundida de las obras de Ibn Hasday. breo, la primera publicada en Constantinopla en 1518;
Puede enmarcarse en el género de la prosa didáctica en la segunda mitad del siglo xix aparecieron un buen
y es una traducción-reelaboración de la versión árabe número de ediciones en Europa oriental. La primera de
de una fábula oriental sobre Buda muy difundida tam­ las ediciones en yidis apareció en Fráncfort en 1767;
bién en el occidente cristiano con el título Barlaam y en ladino, en Salónica en 1849 (reeditada en 1880); y
Josafat. en judeobujarano, en Jerusalén en 1907. Las principa­
les ediciones científicas son las de Abraham Haberman
En la fábula original india escrita en sánscrito, un joven (Tel Aviv, 1950) y la de Ayelet Oettinger (Tel Aviv,
príncipe es enviado por su padre a un lujoso palacio 2011). Existe también una traducción al catalán con
en una isla para evitar que se cumpla una profecía estudio de Tessa Calders (Sabadell, 1987).
por la cual el príncipe se convertirá en monje. Por su­
puesto, un monje superior aparece al final conducien­ Esta segunda edición, editada, vocalizada y revisada
do al príncipe hacia su destino. A diferencia de otras por Yosef MiPadova, se abre con una nota del editor a
versiones, las orientales siguiendo la leyenda de Buda la que siguen sendos prólogos en hebreo de Ibn Has­
o las occidentales cristianizantes, en un ejercicio de day, como traductor del árabe al hebreo, y del traduc­
sofisticación literaria, la versión hebrea de Ibn Hasday tor del griego al árabe. Impresa en letra rasí, excepto
se convierte en una discusión filosófica y teológica, los poemas que lo están en letra cuadrada vocalizada,
dejando a ambos protagonistas -el príncipe y el mon­ destaca por la belleza de su composición y tipografía.
je- solos y desencantados. Consta de 35 capítulos, en El ejemplar expuesto, con grandes márgenes y papel
su mayor parte en prosa rimada, y los ejemplos sirven magníficamente conservado, es uno de los pocos com­
para ilustrar principios morales. pletos que se conservan.

A utores de S eparad 61
NAHMANIDES
Moisés (Mosé) ben Nahmán (Gerona, 1194 - Pais de Israel, 1270), también conocido como Nahmá-
nides, por sn acrónimo hebreo Rambán y en el ámbito catalán como Bonastnc ça Porta, fue exégeta,
talmudista, filósofo, médico, cabalista y poeta, y la más importante autoridad rabinica de su genera-
ción. Se le considera el iniciador de la escuela cabalística de Gerona. Además de ejercer la medicina
se dedicó a la enseñanza. Entre sus discípulos más destacados cabe mencionar a SelomO ben Adret.
Desde 1264 fue rabino mayor de Cataluña y representante de las comunidades ante el rey de Aragón,
manteniendo una estrecha relación con el rey Jaime I.
Fue obligado a participar en la controversia religiosa pública con el converso Pablo Cristiano que tuvo
lugar en Barcelona en 1263, conocida como la Disputa de Barcelona. Nahmánides defendió el judais-
mo y refutó el cristianismo en presencia de Jaime I y de Raimundo de Pehafort. Ambos contrincantes
se consideraron vencedores en la polémica, pero la actuación de Nahmánides irritó a los dominicos y
a los jerarcas eclesiásticos; tras resumir los debates en su obra Sefer bavicúah (‘Libro de la disputa’) a
petición del Obispo de Gerona, creció la ira de sus enemigos y Nahmánides fue condenado al destie-
rro. En 1267 marcho al Pais de Israel, instalándose primero en jeru salén y después en Acre; murió al
poco tiempo, siendo probablemente en esta ciudad donde terminaría su comentario a la Biblia.
Admirador de MaimOnides, discrepaba de sus interpretaciones filosóficas ya que consideraba que la
revelación es superior a la filosofia. Fue uno de los más destacados rabinos de la corriente espiritua-
lista y mística judia, opuesta al racionalismo. A pesar de su oposición al racionalismo maimonidiano,
en la controversia contra MaimOnides, que alcanzó unos de sus momentos más virulentos en tiempos
de Nahmánides, asumió una postura apaciguadora entre los partidarios y defensores del pensamiento
filosófico del sabio cordobés.
Escribió un buen número de glosas y comentarios a diversos tratados del Talmud, abordando y di-
lucidando algunos de los textos más complejos; sus observaciones destacan por su deslumbrante
profundidad y amplitud. Sus comentarios al Talmud se conocen con el titulo genérico de H iduseha-
Rambán. Entre sus obras halájicas pueden destacarse: Milbamot A donay ((Las guerras del Señor’) y
el Sefer bazejut, ambas en defensa de la codificación de Al-Fasi; Torat baadam (‘La Ley del hom bre’)
sobre las leyes relativas a entierros y lutos, cuyo Ultimo capitulo, titulado Saarbaguem ul) es de carác-
ter escatológico y se ha impreso suelto en diversas ocasiones; Mispete baberem, sobre las leyes de la
excomunión; y sus Hasagot u ‘Objeciones’ al Libro de lospreceptos de MaimOnides.
Sus planteamientos místico-cabalísticos se encuentran dispersos por sus diferentes obras, como en el
Comentario al librojob, donde expone la doctrina cabalística de la transmigración de las almas, en el
Sefer bagueulá, sobre su creencia en la redención, etc.
Escribió la Igueret bacodes (‘Epistola santa’) como regalo de boda para su hijo, un breve libro sobre el
matrimonio, la santidad y las relaciones sexuales. Nahmánides critica a MaimOnides por estigmatizar
como una vergüenza para el hombre su naturaleza sexual, p'ues considera que el cuerpo, con todas
sus funciones, es obra de Dios, es santo y, por lo tanto, ninguno de sus impulsos y acciones sexuales
normales puede considerarse objetable.
Además de los ya mencionadas, Nahmánides escribió un buen número de obras y textos, los cuales
incluyen Responsa, sermones, epistolas, poemas (en su mayoría lírica religiosa), etc.

62 E xposición B ibliográfica
[32] N ahmánides
‫ על חמשה‬... ‫ רבינו משה בר נחמן גירונדי‬... ‫ביאור‬
... ‫חומשי תורה‬
Beur ... Mosé bar Nahmän Girondi ... al Hamisä
Humase Tom.
Pressburg: Jakob Lemberger (Gedruckt bei Anton Edlen
von Schmid), 1839·
4Q; 161, [1] hs.; 26x20 cm.— Encuadernación m oderna en
tela.

Nahmánides fue uno los más significativos exégetas (Roma, ca. 1470) y uno de los de mayor número de
hispanohebreos del siglo xm. En el ámbito judío es ediciones incunables. Fue también el primer libro im­
considerado uno de los más importantes comentado­ preso en Portugal en cualquier lengua (Lisboa, 1489).
res de la Biblia. Aunque comentó numerosos libros de Desde entonces se ha publicado en muchas ocasiones,
la Biblia (٠Job, Rut, ...) el más importante es su Comen­ tanto como obra independiente como acompañando
tario al Pentateuco, en el cual critica abiertamente las ediciones judías comentadas del texto hebreo de la
interpretaciones alegóricas que los comentaristas racio­ Biblia.
nalistas hacían de ciertos pasajes del texto bíblico y de
los milagros, dando entrada en su comentario a consi­ El libro expuesto es una de las ediciones del Comen-
deraciones místicas, además de adoptar en cierta me­ taño al Pentateuco de Nahmánides que, al igual que
dida el método de la escuela francesa. Su exposición, las primeras ya mencionadas, lleva el texto completo
salpicada con interpretaciones agádicas y místicas, se del comentario pero no el texto bíblico. Impreso en
basa en una aproximación filológica muy cuidada y Bratislava (Eslovaquia) en 1839, incluye las epístolas
en un estudio original de la Biblia. Como en sus obras que envío a su hijo desde Jerusalén y Acre contando
precedentes, ataca con vehemencia a los filósofos la desoladora situación de los judíos en Jerusalén tras
griegos, especialmente a Aristóteles, y frecuentemente el paso de los cruzados y la vida apesadumbrada que
critica las interpretaciones bíblicas de Maimónides. Le lleva en Acre por el dolor del destierro y la separación
cabe el honor de ser el primer libro hebreo impreso de su familia.

A utores de S eparad 63
Bibliotheca
® Befarad

Y6HUDÁ HACOHEN ( Y E H ü DÁ MOSCA)


Yehudá ben Mosé Hacohén está considerado uno de los más destacados traductores de la así llamada
Escuela de Traductores de Toledo; también se le conoce en las fuentes cristianas como Yehuda/Yhu-
da Mosca el menor, Yehudá el Cohén o Cohenesco. Además de traductor y escritor, fue astrónomo y
médico personal de Alfonso X, quien le asignó casas en Jerez de la Frontera en 1266, inmediatamente
después de la Reconquista. Ejerció como rabino en Toledo y destacó como una de las más influyen­
tes personalidades de la comunidad judía de la ciudad. Como astrónomo, trabajó desde 1256 en la
composición de las Tablas alfonsíes en colaboración con rabí Isaac ben Sid (el Rabiçag de las fuentes
cristianas), que compiló y redactó finalmente en 1277.
Está documentada su participación entre 1225 y 1231 en una traducción al latín del Libro de la azafea
de Azarquiel, tratado que versa sobre un instrumento astronómico de precisión similar al astrolabio;
también tradujo al castellano (sólo o en colaboración) el Lapidario, el Libro conplido de los judizios
de las estrellas, obra astrológica de Abenragel, el Libro de la ochava esfera, el Libro del alcora y el
Libro de las cruzes. A partir de la década de 1260 su labor se intensifica, trabajando paralelamente en
diversas obras, como la traducción de la versión definitiva del Libro de la azafea, del Libro del astro-
labio redondo, del Libro del ataçir; de la Lámina universa[ y del Libro del cuadrante para rectificar.
En todos estos tratados sobre la fabricación o el uso de instrumentos astronómicos demuestra su gran
conocimiento de la astronomía y la astrologia, siendo el intelectual más destacado de los reunidos en
torno a Alfonso X en el ámbito de la astronomía y la astrologia. También destacó en la composición y
traducción al castellano de tratados acerca de la medición del tiempo o relojes en los que trabajó en
conjunción con Isaac ben Sid: Libro del reloj del palacio de las horas, el Libro del reloj de la piedra de
la sombra, el Libro del reloj de agua y el Libro del reloj del argent vivo.

[33] Y ehudá H acohén (Y ehudá M o sc a ) ‫״־‬١١٠'‫׳‬


Lapidario del Rey D. Alfonso X: Códice original / ٠،#!'١W
(٩J»،|1!:١■٠٠

<Pról. José Fernández Montaña; Informe de la Real


Academia de la Historia Aureliano Fernández-Gue-
rra; Pedro de Madrazo>.
(Madrid: Imp. de la Iberia, a cargo de J. Blasco), 1881.

[1] h., xx, 10 ps., 118, 13 hs., 76 ps.: ilust. color; 31x23
cm.— Encuadernación en holandesa con puntas.

<§> https://goo.gl/xxAulH

La traducción del Lapidario (12431250‫ )־‬marca el ini­ de ello dependerá su acción sobre las personas. En
cio de la labor traductora y científica de Yehudá Mosca el Lapidario figuran las reseñas de 360 piedras, tantas
al servicio del Rey Sabio, cuando aún no detentaba la como grados del círculo zodiacal, y sus cualidades y
corona castellana. La obra es una summa de tratados utilizaciones farmacológicas.
griegos, helenísticos y árabes compilados probable­
mente por Yehudá Mosca, y traducidos por él mismo La obra nos ha llegado en un bello manuscrito del
con la ayuda de Garci Pérez, un clérigo cristiano. Este siglo xm iluminado con alrededor de cincuenta minia­
tratado está considerado como el primer manuscrito turas de animales del zodíaco, y una gran cantidad de
científico escrito en una lengua romance (lengua cas­ ilustraciones e iniciales policromadas.
tellana).
La edición expuesta es una reproducción fotocromo-
El Lapidario es un tratado médico y mágico acerca de litográfica del códice existente en El Escorial; se repro­
las propiedades de las piedras en relación con la astro­ dujo página por página, y las miniaturas que lo ilustran
nomía. Las virtudes curativas y mágicas de las piedras ostentan los mismos colores del original. El facsímil
se modifican en función de los movimientos de los incluye un prólogo, un informe de la Academia de la
astros y de los signos del zodiaco ya que las piedras Lengua y transcripción de una parte del Lapidario, la
obtienen influencia de la luz de los astros y, por ende, dedicada a los signos zodiacales.

64 E xposición B ibliográfica
Bibliotheca
Sefarad

Salom ón (S elo m ó ) ben A d r e t


Selomó ben Adret (c. 12351310‫)־‬, también llamado Rasbá (a partir de su acrónimo en hebreo), dis­
cípulo de Yoná ben Abraham Girondí y de Nahmánides [—> 32] y una de las figuras más destacadas
de la Sefarad del s. xm, destacó como líder comunitario, rabino, exégeta, talmudista y jurisconsulto.
Perteneció a una conocida y acomodada familia de Barcelona, ciudad en la que residió toda su vida.
De joven, se dedicó al negocio familiar del préstamo. Se le menciona por primera vez en un docu­
mento a comienzos de 1263, meses antes de la Disputa de Barcelona; en él aparece como receptor de
unos pagos que hace a la casa del rey Jaime I. Sin embargo, pronto destacó en los estudios religiosos.
Una vez completada su formación rabínica dejó los negocios bancarios.
Descrito como un hombre emprendedor de fuerte carácter y juicio firme, profundizó en el campo de la
jurisprudencia rabínica y en la interpretación del Talmud. Aceptó el título de rabino de Barcelona, cargo
que ejerció durante más de cuarenta años, y fundó su propia academia talmúdica; entre sus alumnos
se contaban judíos procedentes de toda Cataluña, Aragón, Castilla, Francia y Alemania. Entre sus dis­
cípulos más sobresalientes están Yom Tob ben Abraham Asvilí, Sem Tob ibn Gaón y Bahyá ben Aser.
Sabía latín y adquirió un considerable dominio del Derecho Romano y de la práctica legal del reino, lo
que le permitió defender con conocimiento los derechos de las comunidades judías. Sirvió a tres reyes
de Aragón -Pedro III, Alfonso III y Jaime II- como responsable de asuntos judíos, quienes sometieron
a su juicio una serie de casos complicados surgidos en diversas aljamas.
Compartía con Nahmánides el punto de vista de que la Cábala debía enseñarse oralmente sólo a pe­
queños grupos de iniciados, por lo que no reflejó plenamente sus ideas cabalísticas en ninguno de sus
escritos. Había recibido verbalmente de su maestro los conocimientos místicos, y él se los transmitió
a sus discípulos de esa misma forma. Ben Adret se enfrentó también duramente con la cábala práctica
o extática representada por Abraham Abulafia.
Los adversarios de la filosofía y especialmente de Maimónides trataron de ganar su favor para la causa,
pero él adoptó una postura muy moderada. Se opuso a que se enseñara la filosofía griega y las cien­
cias a las masas o a los demasiado jóvenes, así como a la interpretación alegórica de la Biblia, pero
defendió a Maimónides de los ataques de los que fue objeto, en particular de los procedentes de los
rabinos de las comunidades del sur de Francia y del País de Israel. Presionado por Aba Mari de Mon-
tpellier y otros anti-racionalistas, acabó aceptando la publicación en Barcelona en 1305 de un anatema
prohibiendo leer las obras de ciencias naturales (excepto medicina y astrologia) y de metafísica antes
de los veinticinco años.
Escribió un buen número de obras entre las cuales sobresalen el Hidusé HaRasbá, un comentario a
todo el Talmud; diversos tratados como Torat babáyit sobre las leyes dietéticas del judaismo y otras de
aplicación en la vida doméstica; Torat babáyit bacaser; un compendio del anterior; Abodat hacodes,
sobre las leyes relativas al sábado y a las festividades; y Saar bam áyim , sobre las leyes del micvé o
baño ritual. Además, hay que destacar sus Seelot-Tesubot {Responsa) que bien pueden ser considera­
das su obra de mayor trascendencia. Asimismo, se han publicado algunas de sus cartas.
Ben Adret es considerado una de las autoridades rabínicas más influyentes de su época; sus opinio­
nes y dictámenes en materia de halajá (‘ley judía’) son respetadas hasta hoy en día. Su prestigio, y
la autoridad moral y jurídica de la que disfrutó, explica que a lo largo de su vida respondiera a unas
once mil consultas llegadas no sólo de las diferentes comunidades judías de Aragón, Castilla o Portugal
sino también de Bohemia, Alemania, Francia, Italia, Asia Menor, el País de Israel, Marruecos o Argelia.
De sus once mil tesubot (‘respuestas’) sólo nos han llegado unas tres mil, las cuales constituyen hoy
una fuente de información de primera magnitud para la historia de los judíos de la época - e incluso
sobre la historia general-, no solo sobre la vida cotidiana, sino también sobre la estructura jurídica de
las comunidades judías y sus instituciones. Sus Responsa, que cubren todos los aspectos de la vida
judía, destacan por su claridad y concisión. A lo largo de los siglos han sido ampliamente estudiadas
y citadas, sentando jurisprudencia muchas de ellas. Las sentencias y aclaraciones de Ben Adret fueron
la principal fuente del Sulbán aruj de Yosef Caro [—> 58], la última gran codificación de la ley judía.
Desde el siglo xvi hasta la actualidad son numerosas las ediciones de las distintas partes que compo­
nen este inmenso corpus de Seelot-Tesubot.

A utores de S eparad 65
Bibliotheca
Sefarad

S alom ón ben A dret

... ‫ הרב רבינו שלמה בן אדרת‬... ‫תשובות שאלות‬


Tesubot seelot... / ... Selomó ben Adret ...
Bolonia: Defús Hasutafim, 1299) [= 1539].

Folio menor; [16], 216 hs.; 31x21 cm.— Encuadernación


m oderna en holandesa con puntas.

Primera edición de la Parte I de las Tesubot de Selomó ha venido editando de forma independiente; así, las
ben Adret, publicada en Bolonia en 1539. Esta primera ediciones más tempranas fueron las de Roma ca. 1472
parte incluye 1255 respuestas sobre materias diversas, (Parte Vil) y las de Constantinopla de 1516 (parcial
la mayoría de las cuales se publica de forma abreviada, de la Parte Vil y otra parcial de la Parte 1). La Parte I
e incluye índices. Intercalada entre las tesubot, lleva la volvió a publicarse en Venecia en 1545, y varias veces
correspondencia de Salomón ben Adret con los rabi­ más a partir del siglo xix. Las primeras ediciones com­
nos de Montepellier en torno a la polémica antimaimo- pletas, es decir, con todas las partes de la Responsa, se
nidiana y el estudio de la filosofía. han publicado a partir de las últimas décadas del siglo
xx. Es también en estas últimas décadas cuando se han
Las Responsa publicadas de Rasbá están divididas en publicado aquellas tesubot de ben Adret que durante
ocho partes o colecciones, cada una de las cuales se siglos habían permanecido inéditas.

[35] S alom ón ben A dret

... ‫תשובות הרשב״א המיוחסות להרמב״ן‬


Tesubot haRasbá hamiyuhasot lehaRamban ...
Varsóvia: Hadefús Yishac Goldman ..., {6431 [= 1883].

Folio menor; 67 hs.; 33x22 cm.— Encuadernación de épo-


ca en holandesa.
‫ח؟תלדדמבץ‬٣٥‫ה‬
:‫מד؛‬
‫ס‬‫ג‬٠c١‫ה‬
?‫ג‬١ ٠‫؟‬re«r.‫؟‬.p.«
¡١٠* «،٠*٠‫׳‬. , 5٦‫؛‬٠٢٥ ‫זז‬-‫ ؟־ד‬1‫؛־‬٠١,rs m w ‫׳‬í ;
.....١٥٠‫؛‬/.‫«؛‬
■٥ .٥‫׳‬٠‫ י‬٠١‫ז‬٥‫>؛י‬
٠»٠٦٥١١

.*‫ ג‬.،،. ‫״ן ¿* י י‬.·»· - ٥٠٥-,


pvt m ®‫״‬١
٥3‫؛‬٥

‫؛‬ miyeoT. r0PAum٥


‫ ·؛‬٠٠ Tk ‫?״‬..،.،. t١‫؛‬٠٠٥w. »>‫؛‬٠*٠« ٠٠٠ ٠٠j٥,

<‫ >؛؟‬https://goo.gl/OuOVxZ

Edición de las Tesubot de Rasbá atribuidas a Nahmá- la de Venecia de 1519 y la Zhovkva (hoy Ucrania) de
nides que se corresponden con la Parte VIH de sus 1798. De esta aquí expuesta de Varsovia de 1883 hay
Tesubot. Las primeras ediciones de estas Responsa son una edición facsimilar publicada en Tel Aviv en 1959.

66 E xposición B ibliográfica
¡k 5 e ía ra d C

‫إ؛‬ ‫أ‬ S alom on ben A okei

‫ רבינו אהרן‬... ‫ספר תורת הבית הארוך להרשב״א‬


‫ ובא‬... ‫הלוי זללה״ה הבא להראות את בדק הבית‬ ‫תורתיהב־ת‬
... ‫ נצב על משמרת הבית‬... [‫רעהו נהרשב״א‬
Séfer Torat babayit baaroj/ \ e ü A ... ‫ ה י‬- ‫ ר י ו‬.‫ז י‬ ‫ ؛؛؛‬:‫ ג‬٠
‫י؛יד‬٠ ‫ أ‬٠
‫ﺗﺎا‬١ ‫ا و ة‬ ‫؟י ה‬

:٠' :٩ ;١‫ ت׳;׳‬:،^ ‫ ן ^ ؟‬٠‫^ י‬ ^ ‫ י י י י‬1‫׳‬1٥١: ! ‫מ ؟‬ ·;٠:


‫'! ;ז‬

Wien: Georg Hraschanzky, {571} [= 18111. ‫ﺳﺊ‬٠‫ﺳﺦ"«ح‬٠^‫ﺀ‬٠‫׳‬:‫ئ | ﺛﻐﺊ‬1 |‫ﺋﻞ ׳‬.‫ ﺋ ﺊ‬:‫ا׳‬١‫'غ‬
Folio mayor; 122 lis.; 56x25 cm.— Encuadernación de
epoca en holandesa.

https://goo.gl/BGpeOa

Edición en hebreo (impreso en letra rasí) de la versión y los contentarlos (en letra rasi) los laterales: el Bedec
extensa de una de las principales obras de Ben Adret, ...,el derecho, y el Mismeret ...,el izquierdo.
el tratado sobre las leyes dietéticas del judaismo y otras
de aplicación en el ámbito doméstico titulado Torat Es uno de los primeros libros hebreos publicados en
Viena, que durante todo el siglo XIX y primeras décadas
habáyit baaroj. Al igual que las dos anteriores (Vene-
del XX fue un intportante lugar de intpresiOn de libros
cia, 1607; Berlín, 1762), la edición contiene Bedec ha­ ltebreos.
báyit٠un comentario crítico de Aharon Haleví (Gerona
1235 - ca. 1290) a esta obra de Rasbá, y la réplica de Adentás de esta versión ampliada de la obra de Salo-
este último a las observaciones formuladas por Haleví, món ibn Adret, hay una abreviada, titulada Torat habá-
titulada Mismeret habáyit. El texto de Torat babáyit yit bacaser; cuya printera intpresiOn salió en Cremona
(en letra cuadrada) ocupa la parte central de la página, en 1566.

A u'1'gres be Se b e a d 67
Bibliotheca
K Sefarad

Moisés (Mose) oe L eón


Nacido en León hacia 1240, de familia hum ilde, Mosé b en Sem Tob de León es uno de los caba­
listas más im portantes de todos los tiem pos. Se le atribuye haber escrito (o com pilado) el libro
del Zóhar, obra central de la cábala o mística judía. Por tanto, debe contarse a Moisés de León
entre los autores que han dejado una huella más profunda en el judaismo Pasó parte de su vida en
Guadalajara y Ávila, aunque durante algún tiem po vivió en otras ciudades castellanas, m uriendo
en Arévalo cuando iba de regreso a su casa en Ávila en el año 1305. Poco más se sabe de su
vida, ni de quienes fueron sus m aestros ni de su formación. Leyó a Maimónides (un m anuscrito
de Moscú contiene una copia para él de 1264 de su Guía de perplejos) y a otros filósofos hispa-
nojudíos, y se interesó sobre todo por la cábala, familiarizándose con el círculo de Gerona y con
los más famosos cabalistas de Castilla, Mosé ben Selomó de Burgos y Todrós Abulafia, así como
con Yosef Chiquitilla. Moisés de León com batió en sus obras la interpretación filosófica de la
Biblia, en boga entre los rabinos españoles desde la difusión de las obras de Maimónides, para
reem plazarla por una interpretación mística. Entre 1270 y 1286, posiblem ente en León, escribe
sobre diversos temas cabalísticos, en forma pseudoepigráfica, y en su mayor parte en arameo,
reuniéndolos en el llam ado M idrás neelam, que se convertirá en una sección esencial del Zóbar.
Desde 1281 ya conocen ese escrito algunos de sus amigos, com o Ibn Sahula, quien lo cita en su
obra Mesal hacadm oní. En Guadalajara fue redactando las prim eras secciones del Zóbar antes
de 1291. A partir de ese año llevó una vida am bulante hasta establecerse años más tarde en Ávila
para difundir desde allí el Zóbar.
Se le atribuyen unos veinticuatro libros, unos perdidos y otros que se conservan total o parcialmen­
te, entre ellos: Sosán edut (1286), su primer libro; Orbot bayim, testamento pseudoepigráfico de R.
Eliézer el Grande; Séfer barimón (1287), sobre las razones de los preceptos del judaismo desde un
punto de vista místico; Or zarúa (1289), sobre la Creación; Hanefes bajam á (1290), obra de claro
contenido cabalístico en la cual ataca las interpretaciones filosóficas de la religión; Miscán bae-
d u t{ 1293), sobre el destino del alma después de la muerte con un comentario sobre la visión de
Ezequiel; y Masquiyot késef comentario sobre las oraciones. Además, escribió comentarios a algunos
libros bíblicos, Responsa, otras varias obras de carácter cabalístico, entre ellas dos dedicadas a las
sefirot, etc. Algunos de sus libros están dedicados a Yosef ben Todrós Abulafia de Toledo.
Los orígenes de la cábala, la mística judía, se encuentran en los libros Apócrifos, en el Talmud y en los
comentarios agádicos del primer capítulo del libro bíblico de Ezequiel. Su gran desarrollo comenzó
en el círculo del provenzal Moisés de Narbona (siglo x i i ) , de donde salió el Séfer bababir (‘Libro del
resplandor’), y de allí pasó a Cataluña -siendo uno de los máximos representantes del período Azriel
de Gerona, relacionado con el judío provenzal Isaac el Ciego-, para difundirse más tarde por Castilla;
es en tierras castellanas donde Moisés de León escribió la obra capital de la literatura cabalística: el
Zóbar

El Séfer baZóbar (‘Libro del esplendor’), o simplemente Zóbar; redactado en arameo, reúne una co­
lección de opúsculos con breves relatos legendarios, largas homilías y discursos sobre variados temas;
entre ellos, el Midrás neelam, uno de los textos centrales del Zóbar.; es un midrás cabalístico al texto
del Pentateuco lleno de alegorías místicas

Moisés de León atribuyó el Zóhar a Rabí Simón bar Yohay, un venerado sabio tanaíta de la época de
la Misná (s. 11) con tendencias místicas. En algunos círculos judíos ortodoxos o cabalísticos se sigue
dando por buena la atribución a Simón bar Yohay, mientras que la mayoría de los especialistas consi­
deran que fue escrita en sus secciones más importantes, entre 1270 y 1300, por Moisés León. Las razo­
nes de su autor para una atribución apócrifa a Bar Yohay pueden haber sido varias, siendo estas dos
las más plausibles: poniendo sus enseñanzas en boca de un antiguo maestro como Simón bar Yohay,
el autor 1) reviste con un halo de santidad y venerabilidad una obra que pretende ser una guía moral
y espiritual para los judíos de su tiempo; y 2) facilita la difusión de la obra, obteniendo así mayores
beneficios mediante la venta de las copias manuscritas. En cualquier caso, aún no está claro quién
compuso algunas de las partes más tardías del Zóhar, como Raayá mebem aná o los Ticuné baZóbar

68 E xposición B ibliográfica
‫מ‬ Bibliotheca
1Ä Beta rad

[37] M o isé s d e L eón

'‫ כפי אשר נדפס במנטוב‬... ‫ על התורה‬... ‫ספר הזהר‬ ‫ םיבואו בו‬٠‫ן‬3٠‫ לה׳ נ ד‬.‫זה השער‬

‫ ובתשלום חסיון המאכזרי' בדפוס‬... ‫דף על דף‬


... ‫קושטנדינא‬
Séfer haZóhar ...a l haTorá ...
at1‫ ؛‬.‫؛״‬.·‫־‬’‫؛■؛‬١?»٠‫י׳‬sa
‫י‬..‫״» ؛؛‬١٠ .* »
5n٠w<3r'٠5١5K>i٠٠j-?s٠s٠٧٠p‫؛‬5٠ ‫מ־גח‬
‫؛؛>؛‬0 » ‫ן‬١.‫י‬٠ ،‫·מד·؟‬١‫י‬٠‫י‬٥‫מ‬.٠ »٥١‫؛‬١a١٠،j
‫*؟»ן ן‬.‫■>^؛؛‬٠ » ‫ו!״»؛؛‬....‫؛‬،‫ז‬.¡»...* ‫؛‬٠١٠١٠. » ٠·٠ ‫>؛‬
٠‫ כ | ؛‬.
Amsterdam: Bebet ubadefús Johanan Leví Rofé ubenó ‫؛ ؛‬١٥١‫ ה י‬١‫ ? ؛ י‬1‫؛‬٠
‫؛‬5‫יו נ ח‬، ١‫ | נ‬٥١ft» ■
٥١‫ ד‬0 ® >‫>؛‬٠
‫ ז ד‬٥>٥‫ ל »יזי‬٥
٠
‫ ؛‬,*.·»‫؛‬.»»..‫מ‬.*‫ ؛‬en?.‫؟‬،» ،■،».‫מ‬.»‫»؛סן‬.»* ١٠٢٦١٥ ■ ‫؛‬٤'
Binyamín, {565} [
٠ 18051. ‫ ؛‬٠،■»',١-‫ל‬،‫*' ؛י‬،‫ נ‬tojví-'nM١M٥١ ١!،١‫؛؛؛‬١‫״‬. ٠١» ‫؛؛ר‬. ١‫؛(؛‬
‫؛ ؛‬.■ ‫ י‬٥» ‫ ן‬٠>٠٠‫«> ן‬٠9٠‫>) ז‬٠‫؛‬،٥‫ ו؛‬٠# ·ru٠k ٠٥fc١٠*‫״־‬٥»
‫ ה ת‬، ‫> ד‬-٥‫י‬٦‫ו‬٠ ‫· ו ע؛'> }» נ ע‬.٠٦0‫؛‬١ ‫؛‬١ r,r? ٥٠٠٥·. ‫ מ י י‬. . . . . ‫ ' נ‬،-‫؛‬٠
. ,.‫־‬. ‫• י‬1 ١ ‫؛‬١‫ י כ‬. ٠ ٢ . ..}■‫؛‬.‫ ؛ר‬. ، cry . ‫ס י‬-‫י‬1‫ > נ י‬. ‫» » ؟ י‬ ‫؛‬
8e mayor; 3 vols.: [6], 251, 19 hs ٠; 280, [1] lis; 310, [11 hs.;
22x14 cm.— Encuadernación de época en holandesa.
‫ ן؛ן‬1 ‫؟זהג‬١‫ כסף יב‬è # ٠‫ יאהב‬١‫דת‬١‫׳ ולת‬٠‫ דבר ד‬1? ‫ | כל הרד‬٤٠j
’ ‫ | & ؛׳‬j <‫מ‬٠
‫ י‬٠‫מר‬٥‫ דלי ה‬١‫ז נ‬١‫ח‬٠٠‫על‬٠‫ ה‬١‫ ־‬١»& .‫ר‬٠‫ י י לגמן ן א‬5‫ הע‬j j ٦1 T ٥ |‫י ؛ ؛ ؛‬

٠٦?‫מ>־‬،‫ נ‬1;‫? רי‬. 5‫־‬. . ٠‫ מעלית ؛‬٩٥‫ ע‬٠ ٠‫ן? יבב‬١» ‫ ? ה‬٤!١٠y j . © ‫؟ ؟ »! נ ד‬
‫ ׳‬.‫ר לד؛‬٥‫؛‬،‫ ג‬٠. ٠‫ ד‬٠ ‫ו לו‬:‫;דק‬١‫ ר‬٠‫ ו‬5‫ גד‬r ‫؛‬٥. ‫>ל‬١ - ;‫ מ‬١١‫ז»>ג‬ ^ £*٠

‫באמ שטרדם‬ ‫ ؛‬١‫؛‬


‫יו הנן ל ד רו פ א ו בני נ מ מ ן‬ P

X f d *>‫יחד‬8١٠‫ ית י‬٠١‫ ל‬٥‫ ה נ‬٥١‫נ‬،‫י‬٠‫؛ מ‬٥ !‫מי‬ ‫؛‬,، ‫؛‬j

.‫؛‬١١‫־‬. ......... t ٠2.w٠U٠L٠٠ ٠


' ،،Jv٠٠r١٠،.١٠. .‫ ؛‬LV..I
.‫י‬...‫״‬-'....‫׳‬.· ٠

El Zóhar no es un libro en el sentido habitual del de Lublin (16231624‫ )־‬y Sulzbach (1684), todas se ba­
término, sino un corpus completo de literatura reuni­ san en la de Mantua. La numeración de las páginas
do bajo un título. Desde la aparición de las primeras de las primeras ediciones publicadas en Mantua del
ediciones impresas, aunque con pequeñas variacio­ Zóharal haTorá y de los Ticuné ... pueden conside­
nes entre unas y otras, el Zóhar ha quedado dividido rarse canónicas pues (casi) todas las ediciones pos­
en tres partes: Zóhar al haTorá (tres tomos); Ticuné teriores mantienen la misma paginación. En total, el
haZóhar, y Zóhar hadás. La primera de ellas, Zóhar Zóhar ha sido impreso unas ochenta veces al igual
al haTorá (o, simplemente Zóhar, primera ed.: Man­ que el Ticuné haZóhar. Aunque desde el siglo xvn
tua 1568-1560), es la parte esencial y más antigua y fueron apareciendo algunas traducciones parciales al
la que se considera que total o parcialmente redactó latín, francés, inglés, alemán o español, eran en ge­
Moisés de León, consiste fundamentalmente en un neral bastante deficientes. En las últimas décadas se
comentario cabalístico al Pentateuco. La segunda, los han publicado algunas importantes ediciones críticas
T icuné ... (primera ed.: Mantua, 1567), es una colec­
ción de setenta comentarios o ticunim (lit. ‘reparacio­ y traducciones (al hebreo y al inglés).
nes’) que revelan los aspectos ocultos y místicos de La edición expuesta del Zóhar al haTorá , publicada
la Torá. En cuanto a la tercera, Zóhar hadás (‘Zóhar en Amsterdam en 1805 por Johanán Leví Rofé y su
nuevo’), es un conjunto de escritos encontrados en hijo Binyamín, está basada en la de Mantua de 1558-
los manuscritos de los cabalistas de Safed después de 1560; incorpora las referencias de las citas bíblicas,
la impresión del Zóhar (primera ed.: Salónica, 1597).
anotaciones y comentarios de Haim Vital, Mosé Cor-
Su primera edición en Mantua fue motivo de una agria dobero, Yishac Luria, etc. publicados por primera vez
controversia ya que muchos cabalistas se oponían a en la edición de Constantinopla de 1736. La edición, al
su impresión. Casi simultáneamente a la publicación igual que las dos anteriores publicadas en esta ciudad
de la editioprinceps, apareció otra edición en Cremo- holandesa (1771-1772 y 1789), estuvo al cuidado del
na (15591560‫)־‬, hecha a partir de otros manuscritos y rabino judeomarroquí Salom Buzaglo (ca. 1700-1780),
con formato distinto. Con excepción de las ediciones autor del primer comentario sistemático al Zóhar.

A utores de S eparad 69
S S Sefarad ca

JAFUDA (Y 8 H U D Á ) B O N S E N Y O R
El judío barcelonés Yehudá ben Astruc Bonsenyor (c. 12501331‫)־‬, conocido como Jafudà Bonsenyor,
miembro de una larga saga de trujimanes y médicos al servicio de la corona de Aragón, fue traductor
y médico de los reyes de Aragón Alfonso II (12851291‫ )־‬y Jaime II (12911327‫)־‬, al igual que su pa­
dre, Astruc Bonsenyor, lo había sido del rey Jaime I (12131276‫)־‬. Estuvo, pues, al servicio de la corte
de Jaime II, disfrutando de su protección. Gozó desde 1294 de una licencia real, en exclusiva, para
redactar documentos arábigos en Barcelona y su término; los documentos en árabe expedidos por
Jafudá tenían validez de fe pública notarial. En su calidad de intérprete, acompañó a Alfonso III en su
expedición contra Menorca en 1287. Por otra parte, el mismo rey le encargó en 1313 que tradujese del
árabe al catalán una parte de la enciclopedia médica Kitab al-Tasrifde\ andalusí Abulcasis.
También fue un encargo real la confección del libro Llibre de paraules e dits de savis efilosofs, tal y
como explica el propio Bonsenyor en el prólogo de su obra:
Com lo molt alt e molt poderos senyor en Jaume, per la gracia de Déu reí d ’Aragó e de
Sicília e de Mallorques e de València e comte de Barcelona [...] haja manat a mi, Jafudá,
jueu de Barcelona, fill d ’en Astruc Bonsenyor, ça enrere, que jo degués ajustar eordonar
paraules de savis e de philòsofs, e trer de llibres aràbics e aquells tornar aescriure en
romanç [...] e d ’aquelles dites paraules haja manat a mi fer un llibre ...
El Llibre de Bonsenyor es una antología de aforismos y sentencias árabes compilada y traducida en
catalán por encargo del rey Jaime II de Aragón, compuesta entre 1291 y 1295. En su mayoría, estas
máximas éticas de estilo oriental, parecen ser traducciones de aforismos y sentencias de la tradición
árabe, aunque no se ha determinado cuál o cuáles fueron sus fuentes directas. También hay quienes
han encontrado semejanzas con algunas de las incluidas por Salomón ibn Gabirol en su Selección de
perlas [—> 4]. Estos dichos abarcan los tópicos más diversos, como son entre otros, el temor de Dios;
reyes, médicos y maestros; de carácter moral; sobre la vida y la muerte; o el amor.
Es uno de los muy escasos textos literarios en lengua catalana de autor judío que nos han llegado. Se
conservan ocho manuscritos medievales copiados entre 1385 y finales del siglo xv. Sólo tres ellos han
sido publicados, dos como monografías (los aquí expuestos) y el tercero, un manuscrito del siglo xiv
conservado en el Arxiu de la Corona d ’Aragó, fue transcrito y editado por P. de Bofarull en sus Do­
cumentos literarios en antigua lengua catalana (Barcelona, 1857) con el título de M áximas morales,
pero sin indicar que fuera obra de Bonsenyor.

70 E xposición B ibliográfica
[38] J a fudá B o nsenyo r
‫ ؛‬٠
: 1
Llibre de paraules e dits de savis e filosofs, Los pro-
verbis de Salomo, Lo llibre de Cato, ara fets estampar
complets per primera vegada ab un prólech y docu- JABUDA
ments per en Gabriel Llabrés y Quintana / Jahuda BONSENYOR
Ubt‫ ؛«׳‬ie«tic par٥‫ ؛؟‬e di‫؛؛‬.‫ ؟‬١
k .١٠٠٤* c fvte>f»,
Bonsenyor. ‫؟‬.OS PRüVl'RBíS m SALOMO, i&imm
‫؛‬:‫׳‬£٠
M*،CATO, «afe‫؛‬M«$wur«*«.:،te*:‫ ؛‬p*r
p
rim
erav
ega،‫««؟‬
‫>؛؛‬
٠١٢. jw
oted
‫؛‬yt‫؛‬٥٠
Palma de Mallorca: Imp. Joan Colomar y Salas, 1889· cumeiv.:‫¿؛‬per en
futérid >‫׳‬Qüitifàxã
8e mayor; xxxix, 148 ps.; 21x13 cm.— Edición num erada
(ejemplar ns 268 de 300).— Encuadernación editorial en
rústica.
i.npjcnta ¿t en )،w*u Co5c٠uMur y Saía*

<§> https://goo.gl/4fne9M

Esta edición de Llabrés y Quintana está basada en uno y manuscritos conservados); tras la edición del Llibre
de los manuscritos conservados en la Biblioteca de Ca­ de paraules ... de Bonsenyor, incluye otras dos obras
talunya (Ms. 1031). Se trata de un extenso códice co­ en catalán de carácter sapiencial {Losproverbis de Salo­
piado a principios del siglo xv que incluye la obra de mó y Lo libre de Cato) tomadas del mismo manuscrito.
Bonsenyor entre otros muchos textos. Al final incluye un apéndice con documentos inéditos
relativos a la familia Bonsenyor y un breve glosario.
El volumen comienza con un breve estudio (vida, obra

[39] J a fu d á B o n sen yo r
Sentencies moráis, per Jafuda, jubeu de Barcelona
(segle xiii), Trasllat del codex L.2 de la Biblioteca SENTENCIES MORAIS
...
Nacional de Madrid / per Joseph Balari y Jovany. JA.-W .A, ftíjm x ! m HARCF.LOÍÍA.

Barcelona: Biblioteca de la Revista Catalana (Estampa de


Fidel Giró), 1889· )‫׳‬.‫*؛‬،،٠
،، Bala»¡ ١ )‫؛؛‬. ١

63 ps.; 22x14 cm.— Encuadernación editorial en rústica.

Balari transcribe la obra de Jafudá a partir del manus­ Estas dos ediciones expuestas, aparecidas el mismo
crito conservado en la Biblioteca Nacional de España año, son las únicas publicadas de la versión original
(Ms. 921). Se trata de un extenso códice enteramente en catalán. En cuanto a las traducciones, el Cancio­
compuesto de traducciones y originales “en lemosín” nero de Juan Fernández de Híjar (1470) contiene una
(en realidad en catalán) de textos sapienciales. Repro­ traducción completa al castellano de la obra de Bon­
duce la obra completa a dos columnas escrita con una senyor que lleva por título De temer a Dios, aunque el
caligrafía muy cuidada y con las capitulares decoradas texto no menciona ni al autor ni el título original de la
en colores. Tras el prólogo figura un sumario de las obra. De este cancionero se conserva un manuscrito en
rúbricas y lleva al final de la obra once proverbios que la BNE que fue publicado por José María de Azáceta
no figuran en ningún otro manuscrito. El copista, Ja- (Madrid, 1956). En tiempos más recientes, José Ramón
cobus, concluyó su trabajo el 13 de julio de 1385. Esta Magdalena publicó una traducción al español (Barcelo­
edición barcelonesa de las Sentencies moráis de Bon­ na, 1990) basada en el manuscrito publicado en la pre­
senyor incluye al inicio una breve advertencia edito­ sente edición. En 2012 apareció la traducción al francés
rial. Tras el texto, un extenso glosario con explicación de P. Gifreu, Paroles de sagesse d ’un J u if catalan basa­
de las voces en desuso. da en los textos publicados en las ediciones de 1889.

A utores de S eparad 71
Bibliotheca
K 5e farad

JACOB (YAACOB) B£N A S ER


Yaacob ben Aser, uno de los principales talmudistas del siglo xiv, nació en Colonia hacia 1269 y se
trasladó con su padre, el también ilustre talmudista Aser ben Yehiel, en torno al año 1303 a Toledo,
ciudad en la que permaneció hasta su fallecimiento hacia 1343. Su formación fue tradicional, pietista y
talmúdica, prescindiendo de las ciencias profanas; fue enemigo de ciencias y filosofía, pero aceptaba
la doctrina de la cábala. Hay que tener en cuenta que la religiosidad judía centroeuropea se caracteri­
zaba por la simplicidad, la piedad profunda y beata, el rigorismo en el cumplimiento de los preceptos
y el desdén por las ciencias profanas. Se sabe muy poco de su vida; hay autores que piensan que
sucedió a su padre en su cargo de rabino de Toledo y quienes dicen que se dedicaba a la actividad
crediticia para ganarse el sustento.
La obra fundamental de Jacob ben Aser, y por la que ha pasado a la historia, es su obra legal Arbaá
turim (lit. ‘Cuatro filas’), razón por la cual en la literatura rabínica se le conoce como Báal haTurim.
De entre sus otras obras pueden destacarse: el Séfer baRem azim, un resumen del compendio del
Talmud de su padre, en el que condensa las decisiones de su padre, omitiendo la casuística (primera
ed., Constantinopla, 1575); Rim zé Baal haTurim, un conciso comentario sobre el Pentateuco basado
en una lectura mística y simbólica del texto recurriendo con frecuencia a la guematria (figura en la
mayoría de las ediciones judías con comentarios del Pentateuco; primera ed., Constantinopla, 1500);
Perús al haTorá, comentario al Pentateuco preparado a partir del de Nahmánides [—> 32], pero sin sus
interpretaciones cabalísticas y filosóficas (primera ed.: Zolkiev, 1806).

72 E xposición B ibliográfica
٦ Bibliotheca
‫י‬u Sefarad

J acob ben A ser

... ‫ ר' יוסף קארו‬... ‫טור יורה דעה עם פירוש וחידושי‬


... ‫בית יוסף‬
Tur Yore dea im perns vebiduse ... / [Yaacob ben
Aser] ... R. Yosef Caro ... Bet Yosef ... ‫ מתיבתא‬٠n d‫־‬v n ‫ ??י ■־؟־ת הועם‬BKT .٠‫ז‬٦‫ ؛ו؟‬٠٣٢‫דם ؛‬
. ‫ה ؛ל הה‬،© ‫· יסף‬n r .5 r ‫؛‬٥، ‫בקר*ן‬
٩ -٢ ‫ י؟ד‬٩‫מדד‬٠،١‫»כי׳ממ‬-‫؛זתא^ד‬٠2' ٥ « ... ١‫«؟‬.;·*،*‫?؛‬..‫;■״יזידין‬.‫־‬،..‫؛« י‬:‫؛ר ؛؟‬٩٠‫ ג׳מ؟‬٦٥٠٥٠
:r» ٦‫־‬r,c‫؛؛‬tr ١٠p ٢ ٠‫ ת‬٠ ‫ ב‬١‫* ע؛‬٢‫׳ י‬٠‫؟؛ ז؟ דיי‬٠
‫ ז‬rt.no ٩‫؛‬.
Berlin: Zeeb Wolf ben Zalman Mirls, 1702. ١٢٠٠٠١١٠, .‫״؛‬.‫ן‬١y١. ‫؛‬،‫׳׳‬J W .‫؟؛‬،‫ ؛ מכ‬١‫؛‬١‫؛؛‬١‫ ؛‬..۶٠١‫ ؛‬.‫ מ** נ®״י ؛‬٠n١ rw /‫ וקי‬٠١٥‫״‬,٠١٠3‫ז‬٠١
reá* ٦*‫י‬٠¡‫ י ע‬:‫؛»ד‬..‫י‬-‫־ י؛ מ‬.٠‫؛؛ המךד‬,®.‫ י‬٠‫ « מ יזמ‬١٥‫״‬/.، ‫מ‬٠ ‫ ؟י‬٠a٠‫־‬٦‫׳؛‬١١

.*١
Folio mayor; 301, [8] hs.; 36x23 cm.— Encuadernacion de
epoca en piel.

Los Arbaá Turim , uno de los máximos exponentes de otra, expuso las tradiciones vigentes en varios países.
la tarea codificadora desarrollada en Sefarad, es una En el Tur Orab bayim muestra una clara predilección
codificación completa de la ley judía aceptada en su por las posiciones de los rabinos asquenasíes, citán­
momento por un amplio sector del judaismo (sefardí dolos muy a menudo; en los otros tres Turim , predo­
y asquenasí) como el código por antonomasia hasta minan las interpretaciones de los hispanojudíos. A lo
la publicación del Shulbán aruj de Yosef Caro (1564- largo de las cuatro partes habla de primera mano de
1565) 1—►58]. Jacob ben Aser se basó para su redacción las costumbres de diferentes países, y con frecuencia
en el código redactado por su padre, Aser ben Yehiel, señala las diferencias entre las prácticas de los judíos
en el Misné Torá de Maimónides, y en autores tanto de Asquenaz y los de Sefarad.
centroeuropeos como de Sefarad. Una de las diferen­
cias significativas respecto a estos códigos, es que en Desde el nacimiento de la imprenta, de los Arbaá turim
los Arbaá Turim se da prevalencia a las decisiones de han aparecido en torno a cuarenta ediciones comple­
las autoridades rabínicas post talmúdicas en lugar de tas y unas sesenta parciales. Quizás lo más destacable
al propio Talmud. sean las ediciones incunables pues, tras la Biblia, fue la
obra que más veces vio la luz en las imprentas hebreas
El código de Jacob ben Aser divide de forma sistemá­ durante el siglo xv. Se han conservado ejemplares de
tica la ley judía en cuatro “filas”, o partes, una nueva tres ediciones completas, impresas en Piove di Sacco
ordenación vigente hasta la actualidad. Sus cuatro par­ (1475), Soncino (1490) y Constantinopla (1493); y una
tes son: 1) Orab bayim (leyes relativas a la liturgia); 2) docena de ediciones independientes de alguno de los
Yoré deá (leyes concernientes a las cosas permitidas Turim -la mitad de las cuales se imprimieron en la Pe­
o prohibidas, tales como las leyes dietéticas); 3) Ében nínsula Ibérica-, siendo el Orab bayim el que cuenta
baézer (derecho de familia); y 4) Hosen mispat (dere­ con un mayor número de ediciones.
cho civil y penal).
El libro expuesto es el segundo volumen (de cuatro),
En la introducción a la primera parte del libro, Yaa­ correspondiente al Tur Yoré Dea , de una edición com­
cob ben Aser dice que su intención es establecer un pleta impresa en Berlín por Zeeb Mirls entre 1702 y
código acorde con las necesidades de la época, y los 1703. Como la mayoría de las ediciones de los Turim
justifica señalando dos cuestiones principales: a) el publicadas desde mediados del siglo xvi, incorpora la
Misné Torá de Maimónides, que era una recopilación obra Bet Yosef QCasa de Yosef), una nueva y extensa
de todas las leyes contenidas en las seis órdenes del codificación de la ley judía escrita por el hispanojudío
Talmud, era demasiado voluminoso para uso general; Yosef Caro siguiendo el esquema de la de Jacob ben
y b) con el transcurso del tiempo, fueron surgiendo Aser. Entre las otras obras y comentarios incluidos en
cuestiones para las que el Talmud no tenía una solu­ el volumen cabe destacar Darjé Mosé (‘El camino de
ción inmediata. Ben Aser, por una parte, simplificó la Moisés’) de Moisés Isserles (1520-1572), un comentario
obra de Maimónides omitiendo las leyes que no po­ a los Turim de ben Aser y al Bet Yosef de Caro con los
dían aplicarse después de la destrucción del Templo, puntos de vista asquenasíes, mucho más rígidos.
reduciendo así todo el código a cuatro partes y, por

A utores de S eparad 73
Sk Bibiiotheca
Sefarad

S em T o b de Ca r r ió n
Sabemos muy poco sobre el autor de los Proverbios morales. Sem Tob ben Yishac ibn Ardutiel, más
conocido como Sem Tob de Carrión o Rabí Santob, fue un escritor hispanojudío que nació y vivió
en Carrión de los Condes (Palencia) en el siglo xiv. Algunos datos podemos extraerlos de su obra.
En ella, el autor nos da su nombre (Santob) y el lugar de donde procedía o donde vivía (Carrión).
Frecuentemente junto a su nombre se agrega el apelativo de rabí. Samuel Ibn Sasón, que vivía en la
misma ciudad, intercambió algunos poemas con él entre 1330 y 1340, aunque sólo se conservan los
enviados por Ibn Sasón. Para entonces, Santob ya era “famoso en el reino de España”. Santob ya no
era joven cuando dedicó a Pedro I de Castilla sus Consejos y documentos al rey don Pedro, un largo
poema sobre las virtudes y defectos éticos e intelectuales, mucho más conocido por el título con el
que la mencionó el Marqués de Santillana: Proverbios morales. El trabajo en sí probablemente fue
escrito entre 1355 y 1360.
Sem Tob fue testigo, como también se advierte por las referencias contenidas en su obra, de los rei­
nados de Alfonso XI (al parecer, tuvo también algún cargo en su reinado) y de su hijo legítimo Pedro
I, en quien Sem Tob había depositado sus esperanzas de que continuara la tradición de tolerancia
hacia los judíos que arrancaba de la conquista de Toledo por Alfonso VI de Castilla; unas esperanzas
que se verían frustradas. El contenido del poema está insertado entre dos reclamaciones o recuerdos
de una deuda contraída por el padre del monarca con Santob. Se desconoce el tipo de deuda, pero
posiblemente se trate bien de un pago por un servicio prestado o de algún honor o distinción. Aunque
no es seguro, posiblemente el Rabí Santob se ganaba el sustento con alguna actividad agropecuaria.
Además de sus Proverbios morales, Santob fue autor de varias obras escritas en hebreo entre los que
cabe destacar el poema litúrgico Ribonó sel olam, bireoti beburotai, también conocido como Vidui
gadol (‘Confesión mayor’), incorporado a la liturgia sefardí para el Día de la Expiación. Otro de sus
poemas litúrgicos muy difundidos es la bacasá (‘súplica’) “Yam cohélet”, una composición escrita con
dos mil palabras comenzando todas ellas con la misma letra. Su narración rimada titulada Milhémet
baet vebamisparáyim (‘Debate entre el cálamo y las tijeras’, 1345), contiene un debate sobre la impor­
tancia de la pluma y las tijeras como instrumentos de escritura. Santob también tradujo del árabe al
hebreo una composición poética de Israel Hayisraelí (discípulo de Aser ben Yehiel) sobre la liturgia
sinagogal de las festividades, bajo el título Misvot zem aniyot QPreceptos temporales’), agregándole una
extensa introducción.

[41] S em T o b de C a r r ió n
Proverbios morales (Selección)/ Sem Tob de Carrión;
Selección ... Enrique Espinoza; Copiólos a mano, se­
gún el Códice del Escorial, Mauricio Amster.
Santiago de Chile: Babel (Prensas de la Universidad de
Chile), 1947.
35 ps.; 27x17 cm.— Edición num erada (ejemplar ne 79 de
120).— Encuadernación editorial con sobrecubierta.

74 E xposición B ibliográfica
Bfcliotheca
IK Sefarad

Los Proverbios morales pueden enmarcarse dentro del Ibn Sason, amigo y admirador del Rabi Don Sem Tob,
mester de clerecía, o más propiamente, de la clerecía le reprocho que un judio escribiera en español; Ibn
rabínica, género al que podrían adscribirse la mayoría SasOn le recomendó que abandonara “su lengua” y es-
de las obras poéticas hispanojudías escritas en castella­ cribiera en hebreo, “la lengua pura, cercana a ti”. En
no. Sem Tob de Cardón se nutrió de fuentes muy di­ la actualidad, nadie discute que los Proverbios morales
versas judías y no judías para su redacción, que van de de Sem Tob de CarriOn es una de las obras más impor-
la Biblia (Proverbios, Eclesiastés, .. .) a la tradición oral tantes de la literatura castellana medieval.
castellana, pasando por diversas obras de la literatura
rabínica clásica (Talmud, Midrás, ...), autores medieva­ Del texto se han conservado cinco manuscritos del si-
les hispanojudíos (Ibn Gabirol, Maimónides, Al Harizi, glo XV, el de Cambridge, aljamiado, comprende 560
etc.) y obras sapienciales y poemas morales árabes y coplas; el del Escorial es el más extenso, con 686 es-
orientales, estos últimos posiblemente a través de sus trofas; y el códice conquense, que consiste en 219 co-
versiones hebreas o romances. plas transcritas del proceso inquisitorial contra un tal
Ferrán Verde, que las sabia de memoria, de 1492. Los
otros manuscritos son de importancia secundaria. Las
El poema versa sobre lo mudables que son las cosas ediciones modernas incluyen 725 estrofas.
del mundo y recomienda la cautela, la observación y
la adaptación a circunstancias adversas. La obra ataca Publicada el mismo año que la primera edición cienti-
la codicia excesiva, elogia el saber y la escritura, y el fica de los Proverbios morales, preparada por Ignacio
callar frente al hablar («Si fuese el fablar de plata figu­ González Llubera, la expuesta sólo incluye una selec-
rado / figurarién callar de oro apurado»), denuesta las c.ión d,e estrofas de la obra y no tiene pretensiones
compañías inoportunas, y ensalza el valor del punto académicas. Su valor reside en la parte formal, en el
medio en la conducta humana. Toma como modelo diseño, en la bella factura de la impresión, el tipo de
literario las palabras de sabiduría del libro bíblico de papel y la encuadernación, y en el hecho de que la
Proverbios, dirige un mensaje moral a sus contempo­ tipografía fue diseñada especialmente por el artista
ráneos, incluyendo las ideas tradicionales y su propia gráfico judio Mauricio Amster para esta edición. Am-
perspectiva. Santob da una imagen de los judíos de la ster, nacido en Lvov (LeOpolis; entonces Polonia, hoy
época como leales a la ley del país, con códigos éticos Ucrania) en 1907, vivió y trabajé) en España entre 1930
y religiosos universalistas, activamente comprometidos y 1939, y posteriormente en Chile hasta su fallecimien-
en el comercio, escépticos del mundo y de su propio to en 1970. Fue tipógrafo, calígrafo, ilustrador, artista
ambiente social. gráfico, diseñador, educador, escritor, tradtictor y co-
leccionista de libros. Su aportación estética y técnica
Las ideas filosóficas en este ejemplo temprano de la como diseñador fue determinante para la renovación
literatura sapiencial en castellano no son muy origi­ y la evolución de las artes gráficas en España y Chile.
nales, pero la expresión es concisa y poética. Un hilo
de pesimismo melancólico atraviesa la obra, pero no Las primeras ediciones de la obra datan de mediados
ensombrece la gran altura didáctica y moral de los ver­ del siglo X IX : George Ticknor publicó el texto en su
sos. Sem Tob escribió desde la posición de quien se History ofspanisb Literature (vol. III, ps. 475-503; New
sabe frágil, aunque intelectualmente valioso. Américo York, 1849) y Florencio Janer lo incluyó en su antolo-
Castro lo describió como el primero que expresó en el ‫ ﻵزﻵ‬Poetas castellanos anteriores al siglo xv (Biblioteca
idioma español la amargura de alguien que se consi­ de Autores Españoles vol. LVII; Madrid, 1864). Entre las
dera digno, aunque la sociedad no lo reconozca como varias ediciones modernas cabe destacar las de Ignacio
tal. Estos versos, que están entre los más conocidos González Llubera (Cambridge, 1947), Agustín García
de la obra, pueden servir para ilustrar este sentimiento Calvo (Madrid, 1974; ed. rev.: Zamora, 2000), Sanford
dual de fragilidad-vulnerabilidad frente a superioridad Shepard (Madrid, 1986), Theodore A. Perry (Madison,
moral-intelectual: 1986), y la de Paloma Díaz-Mas y Carlos Mota (Madrid,
1998).
Non val el açor menos por nasçer de mal nido,
nin los enxemplos buenos por los dezir judío,
[estr. 64]

Por nasçer en espino non val la rosa, çierto,


menos, nin el buen vino por salir del sarmien­
to [estr. 631

Los Proverbios disfrutaron de una considerable popu­


laridad, tanto en los círculos judíos como cristianos.
Sus máximas fueron citadas por el cabalista Abraham
ibn Saba y por el marqués de Santillana, que contó
con Santob entre los grandes “trovadores”. Sin embar­
go, alguno de sus coetáneos judíos como el ya citado

A utores de S eparad 75
9k
٥٥١ Bibliotheca
Sefarad

Las Coplas f
Es un poema que desarrolla la historia de José, el hijo de Jacob, basándose en la Biblia y en fuentes
de la comentarística rabínica del Midrás. Se piensa que las Coplas de Yoçef de autor desconocido, se
compusieron en la primera mitad siglo xiv, siendo, pues, anteriores al Poema de Y uçuf de la tradición
mudéjar. Tiene más de trescientas cuartetas de versos alejandrinos con rima zejelesca AAAV, con rima
interna en los hemistiquios y vuelta en Yoçef.
Las Coplas de Yoçef es uno de los pocos poemas medievales escritos por judíos en castellano que se
han conservado. Los otros son los Proverbios morales, el Pecado original, la Lamentación del alma
ante la muerte y algunos fragmentarios descubiertos en los últimos años. Paloma Díaz-Mas ha acuña­
do una denominación que los englobaría: la clerecía rabínica. Estos poemas de autores judíos tienen
algunos rasgos comunes (no todos a todos ellos) como el uso de fuentes rabínicas (Talmud y Midrás,
fundamentalmente), su uso paralitúrgico (seguro en el caso de las Coplas de Yoçef en la festividad de
Purim), o un cierto carácter penitencial; también en lo formal hay similitudes, la rima zejelesca {Yoçefy
Lamentación), versos alejandrinos {Yoçef Proverbios, Pecado), rima interna en los hemistiquios {Yoçef
y Proverbios) y, en todos ellos, la rima homoioteleuton. Unos rasgos formales, de contenido, de fuen­
tes y de uso paralitúrgico de la clerecía rabínica medieval española que tuvieron su continuidad en
la literatura judeoespañola de los sefardíes hasta el siglo xx en el género de las coplas. En particular,
basadas en la historia del bíblico José, se conocen al menos tres coplas diferentes, cada una de las
cuales con varias ediciones y versiones.

[42] C oplas d e Y o <¿ef


Coplas de Yogef: A Medieval Spanish Poem in He­
brew Characters / Edited with an Introduction and
Notes by Ig. González Llubera ...
Cambridge: University Press, 1935.

xxxi, 50 ps., [1] h., 1 h. de lám.; 24x16 cm.— E ncuadem a­


ción editorial en tela con sobrecubierta.

En el momento de publicarse este libro, la versión más Vaticana con una versión completa (trescientas diez
extensa que se conocía de las Coplas de Yogef medie­ estrofas) de las Coplas de Yosef Más recientemente se
vales era un fragmento de unas cuarenta estrofas con­ han descubierto varios fragmentos, impresos y manus­
servado precisamente en el único manuscrito aljamia­ critos, de la primera mitad del siglo xvi.
do (de la primera mitad del siglo xv) de los Proverbios
morales, y es el que sirve de base para la presente edi­ La edición científica de González Llubera [—> 22, 30],
ción de González Llubera, que es quien lo había dado además del estudio de la obra y el códice que la con­
tiene, incluye la transcripción del manuscrito aljamiado
a conocer. Anteriormente, Schwab en 1910, había edi­
de la Biblioteca de la Universidad de Cambridge y su
tado unas pocas estrofas procedentes de unos frag­
transliteración en caracteres latinos acompañadas de
mentos, también aljamiados, que encontró en las hojas un pormenorizado aparato de notas.
de guarda de un manuscrito de la Biblioteca Nacional
de Francia. Medio siglo después de la publicación de El manuscrito de la Biblioteca Vaticana con el texto
la edición que nos ocupa, se descubrió otro manuscri­ completo ha sido editado por Luis M. Girón-Negrón y
to aljamiado, del siglo xvi, conservado en la Biblioteca Laura Minervini (Madrid, 2006).

76 E xposición B ibliográfica
fek S e f a r a f 3

S em T o b ١ bn Sa p r u t

Sem Tob ibn Saprut (Tudela, ca. 1340 - 1410), médico, exégeta, talmudista y erudito, se dedicó a la
medicina, profesión que había estudiado en Montpellier, y al préstamo. En 1378 se trasladó a Tarazona
donde además de ejercer como médico fue adelantado de la aljama, disfrutando de una desahogada
posición económica. Por desavenencias y procesos con otras familias judías, en 1386 vuelve a su Tu­
dela natal. En 1379 intervino en una disputa teológica en Pamplona con Don Pedro de Luna (el futuro
antipapa Benedicto XIII), en la que se abordaron los temas habituales en estos debates que la Iglesia
imponía periódicamente a los judíos: el pecado, la gracia, el castigo, la salvación, los artículos de fe,
el mesías, etc. Los argumentos del D. Pedro de Luna tienen muchas similitudes con los del dominico
Vicente Ferrer.
Parte del contenido de la disputa lo incorporó Ibn Saprut a su Eben bobán (‘Piedra de toque’), una
obra apologética -q u e debe enmarcarse en la controversia religiosa judeo-cristiana- y que está inspi­
rada en Milbamot Adonay (‘Las guerras del Señor’) de Yaacob ben Reubén. Está dirigida fundamental­
mente a los judíos en una época en la cual se estaban produciendo muchas conversiones por diversos
factores, pero principalmente debidas a las persecuciones, a la presión ejercida por la Iglesia y a las
predicaciones de San Vicente Ferrer y otros. Concebida como un manual para los judíos que dudan
de su fe, defendiendo la vigencia y las excelencias de su religión, la obra de Saprut es un intento de
contraofensiva a los ataques de los cristianos, y pricipalmente a las diatribas de los apóstatas judíos
contra el judaismo. Polemiza de modo especial con los argumentos de los escritos de Abner de Bur­
gos/Alfonso de Valladolid (ca. 1270-1346), un ilustre rabino convertido. Se conservan varias versiones
y refundiciones de la obra hechas por el propio autor entre 1384 y 1405, siendo la última la más ex­
tensa y elaborada. Incluye la primera traducción al hebreo del Evangelio de San Mateo.
Fue autor de otras varias obras médicas, filosóficas y rabínicas; entre las conservadas cabe mencionar:
dos Supercomentarios a los comentarios bíblicos de Abraham ibn Ezrá; En kol, un comentario al Ca­
non de Avicena; y Pardés rimonim, de la que nos ocuparemos a continuación.

[4 3 ] S em , T o b ib n Saprut
'‫ ר‬... ‫ חבר‬... ‫ספר פרדס דמונים על הגדות התלמוד‬
‫שם כווב ן' שפרוכו מעיר תטילה‬... . ,1:V>
٠f ٧i ٠٠’،9wf^٧’u،Mn.wwf ‫י ז׳׳ ה י י‬
Sefer Pardes riwonim al bagadot baTalmud ‫ ر‬...
Sem Tob b. Saprut ... ed
.‫ י ■גדת‬٠. . 1

# ‫·ﺋﻬﺔ‬f ib
‫ י * ז ־ ؛‬٥ .3‫ רז‬٠‫؟· ת‬١‫ا؟ﺗﺘﺒﺄت‬ ‫ﺀامﺀﺀ‬.‫ﺳﺎ‬
1 ‫מה‬٠٤;‫מ‬3‫؛؟‬٥‫ אן‬٠■،‫ק '״>؛‬٥٠‫ {؛י‬٣۶*
)kawmior.xrysvzptMv;! ٠
‫ת;תית‬1‫ו‬٥
1‫؟‬8‫לי‬١
‫ي‬ysb ٥‫ יז‬i y p u * ٠‫؛‬٠ &f ß ٦‫و‬,١ ‫' ר‬i ٠‫ل‬١....
‫ﻣﻞ?ﻫﺔﻻﺀﺀي‬٠٠‫ﺀس ! ﻟ ﻢ‬٠>٠‫ﺀم‬١‫ﻵﺀ‬١٠‫ل‬ ٠
Sabbioneta: Tubia F .a , {354} [= 1554].
‫ ذ ﻻام‬٠ ‫צדיק כ ת מי‬
8Ö mayor; 51, tl] bs.; 21x14cm.— Encuadernación moder-
na en liolandesa con lonro de pergamino.

.‫؛ני‬

If
im ‫ ה‬٦ ‫ר‬3 ٦ ‫ﻫ ﺔ‬
‫ ؛ ו‬٥،‫רי‬5 ‫ן ן י ת י י ת י * י ד ؛‬ ‫ ا‬،..#• 4 ‫؛‬.‫ر ׳‬٠
٠
;:
‫ب‬
‫מוזל י ז נ י נ ה ק י מ ל ס‬
‫ג ב ריו ״ןג מ ה די‬
. h«ps://goo.g}/v ٧ QvFM K i t . '‫עס טיב ן‬
rSwip
rib3
‫נדפס בסבלמטה‬
‫* תיי‬ ١
٠‫ מ ש ؛ייז‬٠
! ‫ ת‬١
»
٠‫ب‬ ‫ إ ﻣ ﻣ ﻐﺎا«أاﺟﻪ؟'؛ا‬1
-‫؛؟‬.‫*־‬،‫»לו‬. ،‫״‬.™١»‫י‬٠‫؛‬،‫ו‬٠‫»ר‬

Primera edición del Pardés rimonim (‘Huerto de gra-


nados’) de Sem Tob ibn Saprut, enviada a la imprenta
por SelomO Yishac Yerusalmi. La obra no debe confttn-
dirse con la homónima escrita por el cabalista Moisés
Cordobero. Este libro trata sobre las agadot (.‘narra-

A utores de S eparad 77
^V : Bibliotheca
٥ ٠ . 5efa ٢ad

ciones’) del Talmud y fue publicado, tal y como in­ La impresión estuvo al cuidado de Cornelius Baruj
dica Yerushalmí en su introducción, inmediatamente Adelkind de la casa Haleví, reputado tipógrafo-im­
después de la prohibición y quema del Talmud por la presor, responsable de algunos de los más importan­
Iglesia Católica. tes trabajos de las prensas hebreas de la época; entre
otros, de la primera edición completa del Talmud pu­
Con la Contrarreforma y las medidas adoptadas por blicada por Bomberg en Venecia en 1520-1523. Porta­
la Iglesia en el Concilio de Trento (1545-1563), que da orlada con motivos vegetales, primera palabra del
estarían vigentes durante dos siglos y medio, se inte­ texto y marca del impresor (en recto de la última hoja),
rrumpe bruscamente el largo período de la tolerancia grabadas. Impreso en letra rasí.
papal. Ante el auge del protestantismo, la Iglesia, en
El ejemplar expuesto tiene frases tachadas con tinta
sus esfuerzos para preservar a los católicos de toda
posible contaminación religiosa, volvió a actuar con negra en páginas interiores (l6b, 18a, 20a, 39b, 43a,
45b, 46a) así como la palabra “Talmud” en la portada.
especial dureza contra los judíos; como se presagiaba,
Pasó por las manos de varios censores cristianos, todos
el Talmud fue de nuevo requisado y quemado en 1553 italianos, cuyas firmas figuran en la última hoja: Cami-
en Roma y en un buen número de ciudades italianas.
El primer caso de quema del Talmud por parte de la 11o Jagel, 1613; Hipp[olitus] Ferr[arensis]; Fra. Luigi da
Iglesia se produjo en París en 1242. Bologna, 1598; y Renatus da Modena 1626.
Solo hay dos ediciones posteriores: una de Zhitomir
De hecho, la imprenta de Tubia Foá había publicado de 1866 y una reproducción facsimilar de la de 1554
unos meses antes el primer volumen de lo que iba a
impresa en Jerusalén en 1968.
ser una edición completa del Talmud que quedó can­
celada por la prohibición y quema decretada en 1553.

78 E xposición B ibliográfica
Bibliotheca
Befarad

JACOB CO RSIN O
Astrónomo y astrólogo de la segunda mitad del siglo xiv, trabajó durante varios años en Barcelona
como astrónomo y trujimán al servicio de Pedro III el Ceremonioso, para quien elaboró la que es
la más conocida de sus obras, las así llamadas Tablas astronómicas de Pedro el Ceremonioso. Aun­
que no se sabe con certeza, es posible que naciese en Sevilla. Escribió en árabe un tratado sobre las
aplicaciones del astrolabio (1376), que él mismo tradujo al hebreo (en 1378, en Barcelona); la versión
hebrea lleva el título de Beur asiyat baasturlab (‘Explicación de la fabricación del astrolabio’) y está
dividida en ocho capítulos.
Pedro III de Aragón (el Ceremonioso), un gran impulsor de la cartografía y la astronomía, y con una
afición desmedida por la astrologia, la alquimia y otras ciencias ocultas, encargó (1360-1380) a Jacob
Corsino o Corsuno, «jueu d’Espanya», la elaboración de unas tablas astronómicas. Corsino aprovechó
las observaciones de dos científicos cristianos (Pedro Gilbert y Dalmau Sesplanes) a quienes en pri­
mera instancia había encargado el rey las tablas. La elaboración y versión final de las tablas, calculadas
según el meridiano de Barcelona y a partir del año radix 1320 o, más exactamente, de la supuesta
fecha del nacimiento del Rey «al mig día del dissabte abans del diumenge. Lo qual diumenge fo lo
primer día de mars de la era del rey en Pere d ’Aragó», fue obra del astrónomo judío.
Los primeros estudios sobre estas Tablas son de mediados del siglo xix, y se hicieron a partir de un
manuscrito en latín de la Biblioteca Nacional de Francia y de dos en hebreo de la Biblioteca Vaticana.
Moritz Steinschneider comparó los dos textos y desmintió a Manuel Rico Sinobas, que los consideraba
un epígrafe de las tablas alfonsíes, añadiendo que ambos manuscritos decían que se habían hecho
en Barcelona por orden del Rey Pedro. Posteriormenete se han ido identificando otros manuscritos
de las Tablas de Corsino en catalán y hebreo; uno de estos últimos se conserva en la Biblioteca de
Catalunya procedente de una donación durante la guerra civil española por parte del rabino sefardí
de la Comunidad Judía de Barcelona Isaac Nahum. Los Cánones de las tablas nos han llegado en tri­
ple redacción: hebrea, latina y catalana, en ellos se abordan todas las nociones teóricas más o menos
necesarias para introducirse en las tablas. Las Tablas propiamente dichas solo se han conservado en
sus versiones hebrea y catalana, siendo ésta más breve que la hebrea. Existe también una traducción
parcial al alemán hecha por el rabino, historiador y científico David Gans para el célebre astrónomo
danés Tycho Brahe (1546-1601).

J a c o b C o r s in o
Tractat d ’astrologia ó sciencia de les steles, compost
baix orde del rey en Pere III lo Ceremoniós/ per mes-
tre Pere Gilbert y Dalmau Planas; ab la colaboració
del juheu Jacob Corsuno; [Ed. J. Massó Torrents].
Barcelona: L’Avens, 1890.

[31, 36, [1] ps.; 25x17 cm.— Encuadernación m oderna en


tela conservando cubiertas originales.

<‫ >؛؟‬https://goo.gl/QjDjdm

El volumen expuesto es una edición de la versión en pero el editor transcribió solamente, en apéndice, los
catalán del canon de las tablas de Pedro el Ceremo­ epígrafes de las mismas. En aquel momento, el ma­
nioso hecha a partir de un manuscrito que incluye dos nuscrito -que actualmente se conserva en la Biblioteca
versiones del canon, ambas del siglo xv. El editor, J. Lambert Mata (Ripoll, Gerona)- era propiedad de un
Massó Torrents, tomó como base la versión más anti­ arqueólogo, Joseph Puiggari.
gua de las dos, indicando las variantes. El manuscrito José María Millás Vallicrosa publicó una edición crítica
también incluye veinte hojas con las tablas propia­ de los textos hebreo, catalán y latino, con estudio y
mente dichas (así como otras dos obras astronómicas), notas (Madrid-Barcelona, 1962).

A utores de S eparad 79
Bibliotheca
S efarad

Y O S £ F IB N SEM T O B
Yosef ben Sem Tob ibn Sem Tob fue un erudito, filósofo, médico y escritor nacido en Castilla hacia
1400. Sirvió en la Corte de Juan II, aunque se desconoce cuál era su cometido, y en la de Enrique
IV como médico y contador mayor. Su presencia en la Corte le permitió participar en debates sobre
filosofía y religión con eruditos cristianos. En 1450 está entre los notables de la comunidad encargados
del reparto de las cargas fiscales dentro de las aljamas judías. En 1452 fue enviado por el Príncipe de
Asturias, Don Enrique, a Segovia para evitar un estallido de furia popular contra los judíos en Semana
Santa. Tras dejar la Corte en 1456, posiblemente tras caer en desgracia, se dedicó a la enseñanza en
diferentes ciudades y a escribir. Habla ocasionalmente en sus escritos de grandes sufrimientos que lo
llevaron de un lugar a otro y de pasar por una enfermedad grave. Murió violentamente hacia 1460,
aunque se desconocen las causas.
Participó en disputas religiosas públicas con cristianos, lo que le llevó a estudiar la literatura judía re­
lacionada con la polémica judeo-cristiana. En el prefacio a su comentario sobre la carta de polémica
religiosa contra el cristianismo Al tebí kaaboteja de Profiat Durán, narra una disputa con un erudito
cristiano, en la cual él mismo fue partícipe, acerca de la doctrina de la Trinidad. Los argumentos de
esta disputa los incorporó más tarde en varios escritos.
Fue un buen conocedor de la ciencia y la filosofía, y tenía un conocimiento profundo de Aristóteles,
Averroes, y de los pensadores judíos, musulmanes y cristianos. No sólo polemizó con el cristianismo
y con el islam, sino que criticó a Maimónides, con cuyas ideas fundamentales no simpatizaba. Aunque
fue un autor relativamente prolífico, la mayoría de sus textos se han perdido o permanecen inéditos.
Escribió comentarios a textos y obras de diversos autores (Aristóteles, Averroes, Maimónides, Yedayá
Hapeniní, etc.), escritos de controversia religiosa contra el cristianismo (algunos de ellos publicados)
y tratados filosóficos.
Kebod Elohim es la obra fundamental de Yosef ben Sem Tob ben Sem Tob, un breve tratado escrito en
1442 sobre la conciliación filosofía-religión en que reúne sus principales ideas y principios. En él com­
para las opiniones éticas de los griegos, especialmente de Aristóteles, con las del judaismo, cosa que
antes no se había hecho en profundidad. Para ello presenta abundantes pasajes de la Ética de Aristó­
teles y traduce, del latín, un par de capítulos. En respuesta a la pregunta sobre el sum m um bonum del
hombre, concluye que este es la Torá, que enseña y promete la inmortalidad, mientras que los griegos
sólo especulan sobre el fin último del hombre. Al contrario de lo que sostenían algunos pensadores
racionalistas judío, Yosef ibn Sem Tob niega que la Torá y la filosofía de los griegos tengan un mismo
fin, alegando que la pretensión es incompatible con la esencia de la religión positiva: la Torá ordena el
cumplimiento de los 613 preceptos, no las enseñanzas éticas de Aristóteles. La especulación dentro de
los límites de la Torá está permitida y es incluso necesaria. Los mandamientos divinos son razonables,
aunque las explicaciones basadas en la razón, sin la ayuda de la tradición, a m enudo no alcanzan a
explicar los fundamentos de los mandamientos.

80 E xposición B ibliográfica
Z . S Bibliotheca
l m Befarad

[45] Y osef 1BN S em T ob


‫»؛‬،‫ ؛׳«; >؛‬pfcj. .‫؟ נדגי‬h 5>. « ٠١« ‫ ג מ‬W 3 ‫>؛מ‬٠‫ מ‬١‫י‬
‫ ר' שם‬... ‫ ר' יוסף גן‬... ‫כבוד אלהים להחב' הפלוסוף‬ ٥‫ כ‬٠١«‫؛ונדמ؛‬٠‫ י؛‬٠ ‫ן‬-، ‫ ק ע*ג‬٠٠‫ל?؛^רש‬٣‫־־·־ י‬.‫؛‬
;،‫י‬3‫؛«;ש‬jpi ‫ ؛ ؛‬p٥J١» í٠٠r ií٠.١>p ‫־‬١J

... ‫טוב בן שם טוב זצ״ל‬


Kebod Elobim / ... R. Yosef ben R. Sem Tob ben
Sem Tob ...
Ferrara: Abraham b. Usque, {316} [= 1556].

8e mayor; [64] ps.; 19x15 cm.— Encuadernación m oderna


en holandesa.

7‫ג؛‬٠ .‫ ל י “)·؛י‬.‫־؛ם יי‬،‫ י־‬.‫נ‬..‫י‬،‫ נ!י‬3‫؛؛׳‬٠‫ פכח‬٠J0s١‫؛ז‬١١


jür-P» ‫ימ‬.‫ד ת‬.* ‫;<רר؛׳‬،‫ ؛פין פי‬٠٢١٠١} ١>'&
‫ נישש‬: .‫· י ר י‬٥ 3 ‫؛‬.٠‫ ד؛‬١‫ י י י ؛‬٠7 > « ٦ . ‫ די ני‬,‫י‬

p٦٠‫؛‬í »‫«؛״‬٠٠ ‫ן‬١ ١١


.‫ ؛ תי‬. .‫ ״؛יעו ממנדיק‬. ‫ נ‬5,‫״‬-.‫״؛ ؛י־‬٠
١٠١
٦v ~‫׳‬p
.٠ ‫ן‬٥،‫־ס ؛‬3‫ ·נ‬٥٠١٠‫ ג‬٠«‫؛‬٠»

‫ד؛ים‬3‫בבור א‬
1]‫ב‬،‫ן‬0۴٠‫לדדר‬،،‫ףה‬١‫؛‬5‫לו‬،٥‫ה‬
‫؛؛‬4١‫יג‬٥ ٥٥‫ן ׳‬33١
‫י‬٥‫ט‬٠ ‫ר ר‬٠
‫؛ רי؛פ‬

H £‫ ¡؟‬0 ٠
٠٠‫׳‬٠.·‫׳‬٠· ٠..'·.**.·■i .... ٠·٠٠٠ . ٠١٠,، "V.. ... .. ،■٠٠٠٠٠‫ ־‬.٩٠....... ‫״״‬٠...*... ١٠.‫؛‬،‫؛‬٠١

1 https://g00.gl/0Ds60Y ü
El libro expuesto es la primera y única edición de Abraham Usque -de nombre cristiano Duarte Pinel-
Kebod Elohim y, de hecho, la única obra de Yosef ibn imprimió en Ferrara libros en hebreo, español y portu­
Sem Tob publicada de forma independiente. El texto, gués entre 1352 y 1357. Antes de su salida de Portugal
que va impreso en letra rasí, va precedido de una nota también se había dedicado a la impresión de libros
editorial. La portada, grabada en madera, es de estilo y, tras el cierre de su imprenta en Ferrara, publicó al
arquitectónico y lleva en el centro la marca del impre­ menos otros dos libros en hebreo en Constantinopla
sor, una esfera armilar, que también figura en la última (1560-1561). A Usque le cabe el honor de haber pu­
hoja, precediendo al colofón. blicado junto a Yom Tob Atías, otro judeoconverso de
origen español retornado al judaismo, la primera edi­
Impresa por Abraham Usque, un judeoconverso por­ ción de la Biblia en lengua española, conocida como
tugués de origen español huido de la inquisición y la Biblia de Ferrara.
retornado al judaismo en Ferrara después de 1543.

A utores de S eparad 81
‫إج‬ Bibliotheca

Moisés (Mosé) Arragsl


Rabí Mosé Arragel, también conocido como Moisés Arragel de Guadalajara (ca. 1380 - 1455), fue el
autor de la Biblia deA lba, traducción al castellano de la Biblia hebrea hecha por encargo de Luis Gon-
zález de Guzmán. Según Abraham Zacut., Isaac Aboab [49-50 <‫ )־־־־‬fue uno de sus discípulos.
Se estableció, no se sabe si procedente de su Guadalajara natal, en Maqueda (Toledo) en 1421, donde
al poco de su llegada, Luis González de Guzmán, maestre de la Orden de Calatrava, deseoso de leer la
Biblia en lengua castellana, le animó a traducirla y comentarla. Para entonces, Arragel ya debía de ser
un rabino respetado y conocido por su erudición, razón por la cual el Maestre le encomienda la obra:
Es nos dicho que soys muy sabio en la ley de los judíos, e que ha poco que ende ve-
nistes a morar [...] Sabed que auemos cobdifia de vna biblia en rroman‫ ؟‬e, glosada e
ystoriada, lo qual nos dicen que soys para la fazer assy muy bastante.
Aunque en un principio le asustó la complejidad de la tarea y el riesgo de desagradar a los judíos, a
los cristianos, 0 a ambos:
... respondo por mi, el indigno, sin ciencia e virtudes, imposible ser el yo esto assí
poder complir por los inconvinientes que ende se me atraviessan e delante de los mis
ojos se paran ...
Tras su resistencia inicial, Arragel aceptó el encargo. Para su traducción contó con el consejo del fran-
ciscano Arias de la Encina y del arcediano Vasco Ramírez de Guzmán, dominico, quienes le facilitaron
comentarios bíblicos de autores cristianos. Una vez concluida la obra (traducción y comentario) fue
sometida a la revisión de los eruditos cristianos del convento de San Francisco de Toledo. La labor de
Arragel, iniciada en 1422, se prolongó durante once años, quedando concluida en 1433.
La llamada Biblia deA lba es, pues, la traducción en lengua romance (0 castellano) de la biblia hebrea
realizada por Rabí Mosé Arragel de Guadalajara acompañada de un cometario en formato de glosas
del propio Arragel. Por la calidad de la traducción está considerada como una de las más notables
biblias medievales romanceadas. Entre los aspectos destacables figura su elevado valor lingüístico y
su entronque con versiones castellanas anteriores, como algunas de las conservadas en el Monasterio
del Escorial 0 la de la Real Academia de la Historia. Arragel tradujo la mayor parte del texto bíblico
directamente del original hebreo, con excepción del libro de los Salmos y del de Job, traducidos a
partir de la Vulgata, para evitar chocar con los censores cristianos, ya que es en estos libros donde la
versión latina se distancia más del original hebreo. Las glosas, además de comentarios propios, inclu-
yen las interpretaciones de numerosos autores tanto judíos como cristianos, principalmente de Rasí,
Abraham ibn Ezrá, MaimOnides, Nahmánides, Yosef Quimhí, David Quimhí, Leví hen GuersOn, Aser
ben Yehiel, Salomón ben Adret, Jacob ben Aser 0 Nisim de Gerona. En la preparación de la traducción
y las glosas tuvo presente la Vulgata, la traducción-interpretación cristiana en latín de la Biblia hecha
por s. Jerónimo en el siglo IV, asi como comentarios de diversos autores cristianos. De algún modo, y
como el propio autor expresa en el prólogo que precede al texto bíblico, la obra va dirigida tanto a
judíos como a cristianos, algo cuando menos inusual en aquella época.
El códice en si, tanto la copia del texto como las miniaturas que lo ilustran son obra de artistas cris-
tianos. Los veinticinco primeros folios incluyen un interesante prólogo del propio Arragel que nos
permite conocer los avatares de la elaboración del libro y el contenido de las cartas intercambiadas
con el Maestre de Calatrava y con los colaboradores cristianos.
Desde su terminación, el manuscrito pasó por diversas manos, incluidas las de la Inquisición. En 1624
el Inquisidor General D. Andrés Pacheco se lo entregó al Conde Duque de Olivares con “licencia...
para que la pueda leer y tener en su casa y librería” él y sus sucesores. Desde entonces la obra ha
estado en poder de la Casa de Alba, descendiente del Conde Duque; actualmente se conserva en el
Palacio de Liria (Madrid).

82 E xposición B ibliográfica
M o isé s A r r a g el
La Biblia de la Casa de Alba, excerpta, El Libro de
Rut / Texto y glosas del Rabí Mosé Arragel de Gua-
dalfajara (14221433‫ ;)?־‬Introducción, observaciones
y notas de Romualdo Galdós ...
San Sebastián: Nueva Editorial, 1928. f . J L j j l ‫ ؛‬r ‫ ؛‬١ d c i ١ ‫؛‬u t ,

69 ps.: ilust., [2] hs. + 1 h. suelta de índices; 33x25 cm.—


Encuadernación editorial en cartoné.

El libro expuesto incluye el texto completo corres­ manuscrito y la reproducción parcial de las miniaturas;
pondiente al libro bíblico de Rut de la traducción de la segunda (Madrid, 1992), es una edición facsimilar,
Arragel y sus correspondientes glosas, editados, con acompañada de estudios.
introducción y notas, por Romualdo Galdós.
El ejemplar de la Bibliotheca Sefarad de la edición
De la Biblia de Alba existen dos ediciones completas: de 1920-1922 fue parte de la exposición Seis siglos de
la primera (Madrid, 1920-1922) fue promovida por el judaica: Un recorrido por Bibliotheca Sefarad (Mon-
Duque de Berwick y de Alba, y estuvo al cuidado de treux, 2012).
Antonio Paz y Meliá e incluye la totalidad del texto del

A utores de S eparad 83
Bibliotheca
Befarad

IS A A C ( Y lS H A C ) A R A M A
Yishac ben Mosé Arama (1420-1494), rabino, predicador, filósofo y escritor, dirigió una academia rabí-
nica en Zamora, probablemente su ciudad natal, de donde partió siendo aún joven. Desarrolló toda su
vida profesional en diferentes localidades de la corona de Aragón: ejerció como rabino en las comu­
nidades de Tarragona, Fraga, y finalmente en Calatayud, donde fue director de la academia talmúdica
y escribió toda su obra. También mantuvo algunas disputas públicas con eruditos cristianos. Tras la
expulsión, se estableció en Nápoles donde murió en 1494.
En la historia de la filosofía judía medieval, los escritos de Arama representan un intento de articular
una filosofía judía conservadora capaz de resistir el racionalismo judío de corte averroísta y el cristia­
nismo. Al igual que Yosef ibn Sem Tob [—> 451, trata de crear un delicado equilibrio entre la razón y la
fe religiosa. Opuesto al aristotelismo y crítico con Maimónides, defendió la superioridad de la verdad
religiosa sobre la razón humana pues, según Arama, la filosofía no da respuesta a las cuestiones del
fin último del hombre ni a la de la felicidad suprema. Entre la fe y la razón hay contradicciones que
no pueden salvarse, como pretendía Maimónides. Se opone a la interpretación alegórica y filosófica de
la Biblia, aunque él mismo aplica este método para analizar textos talmúdicos y midrásicos. Aunque
no era un maimonidiano, sabía muy bien que todo su proyecto intelectual habría sido imposible sin
su obra.
En aquella época, los judíos de Aragón estaban obligados a escuchar en sus sinagogas a los predicado­
res cristianos cuyas diatribas tenían como objetivo denigrar el judaismo y llevarlos a la pila bautismal.
Para contrarrestar sus efectos, Arama pronunció sermones sobre los principios del judaismo, los cuales
se convirtieron en la base de sus obras posteriores y contienen datos interesantes sobre la historia
de los judíos de España antes de su expulsión. Los sermones de Arama respondían a las necesidades
de su época e influyeron en el estilo y en el carácter de la predicación judía a lo largo de los siglos
posteriores. De hecho, Arama es conocido ante todo por ser el autor de Aquedat Yishac, la obra en la
que reúne y edita sus sermones.
Escribió también algunas otras obras, como YadAbsalom (‘Memorial de Absalom’; primera ed.: Cons-
tantinopla, ca. 1565) un comentario al libro bíblico de Proverbios escrito en memoria de su yerno,
Absalom, fallecido poco después de contraer matrimonio; y un comentario a las Hamés meguilot
(‘Cinco rollos’) publicado por primera vez en Riva di Trento en 1565. Hay que señalar que la parte
correspondiente al comentario a Ester (primera ed.: Constantinopla, 1518) publicado en muchas de las
ediciones de Aquedat Yishac es en realidad obra de su hijo Meir. También escribió varios poemas y
un comentario a la Ética de Aristóteles, al parecer perdido.

‫לח‬ ‫ ו‬١‫ הו؛כפו‬٠٦٥٥ onto


،٥ ٠ . 3« ‫ ؛‬٠B.STSSS1. f١٠ 1 ٠SWf«
‫؛‬١
٠٦»’» »٠
n٥?*i ٩١ r١‫־‬١
١r‫ ·;؟־ד ״‬.·٠
١‫־־‬١
١‫؛‬3١
"٠ ?* ٠٠* 1 .3 ‫ ׳‬ru ٩١ ٠‫«נר נ * י‬7‫ ויי‬١r ‫ ؟‬٩p ٠،٠w r ‫ ؟‬r .

I sa a c A b a m a ‫¿מומיסלאחקנ תי‬
‫גג‬٠‫"ג»יפ‬٠،»
?‫י؛‬٩‫י‬ owu،،.٠ ® ‫תד‬‫תיי‬f١١wf.
3 ‫מ‬.‫ *®׳‬٦٠٠٩٦ *V١
>*١‫■؛ת‬،»١٥١‫סח؛ ט‬

... ‫ ר' יצחק בן ערמאה‬... ‫ספר חזות קשה‬ .‫ נעשו כמשפט חי פו‬/ ١٣‫ט ؛‬
.®‫נ‬٦ ٠ ‫י׳‬،‫ח‬ ٦‫ גמ‬,.®‫יי‬٦٥١‫־ ؛‬,٠١ ٠‫؛י‬٦‫ «נ‬1‫י؛ז‬
SéferHazut casá / ... Yishac ben Arama ... ١‫ נ؛‬٦‫םי‬،>٠٩١
n،j٦١cj‫«׳‬٠٩٦
٠١٠«‫ »؛ז־‬.٠
١،,‫י‬ ٦١t !■‫®־״‬
r٠ >' Sr ‫*"؛־ל׳הי‬
w!T‫־‬,‫ ג־‬j١١‫־‬١ t:'V‫*> «ויו‬rW‫؛‬TW
*■‫זי‬.·e.‫■؛־؛؛‬ ٠* .·١ ٠ ‫«؛*ך‬١
Xfh ‫ ׳ ® ר י ן‬pj‫*״‬r s m n ٦n ٥١٠‫؛׳‬٦;m
٠
* ·re‫ יו׳؛؛‬٩٦ ‫ ׳‬r5 ;-*r fr ií .j ‫׳‬١
٠‫؛‬TO ١V ٦r ١
Sabbioneta: Defús Tubia Foá, [51312 [= 1551]. ٠« ‫נ‬٦ ٠ ٢ ٩ ٦ ‫ת‬‫תוני‬ ■‫דמ‬-‫ינ‬،‫؛‬٥ ‫זמימתי *יין‬,‫נר‬

‫ספר חזות קשח‬


8٥ mayor; 38 hs.; 20x15 cm.— Encuadernación del siglo ‫י؛‬:!‫ כן־ערסאו‬.‫למעסהרכר־יצהד‬
xvii en pergamino. .‫ »מ”״‬.‫יפ׳ גיא‬-‫ש‬٠
‫ ׳‬٥"١
١s‫؛‬.٦’**٦>‫־؛‬٥í٠
‫؛‬٠‫תיי‬3‫·؛؛؛י»■·؛ יג‬..
í(‫־؛‬í ‫؛׳‬a ١ ·0'«’،٠
‫׳؛‬s ٣ ‫׳‬
‫׳‬١ste3‫«׳‬٠ ١. r١T١٦١n‫ ׳‬.‫י؛ימ؛‬١ ‫؛יזויע؛ז‬،‫؛‬.
٠■■
nr!*‫ג‬،١٥‫י י‬٠‫ל ט‬١ ٠
٠‫ט‬٠١

.■٥‫ יי»מי‬T‫؛‬jj‫؛؛‬٠1p í>r٠ ‫ יויאה‬١٠‫؛בי‬٠‫זז‬١


‫ד‬#»‫ד؟!ע‬1١٠٠٥c١ !'١
،foi١
a١5‫'־'؛‬٥í‫؛‬١،‫ך‬٠
‫המ‬1
ntv.*.Sr*.¡‫«¿>■؛‬5*‫؛‬،» ٠
٠
: ®.»■■¡‫ ? י״‬A' t .1‫׳‬، ‫ ו ¡זמיאד ؛؛‬. ‫די‬.*®«®.

‫ ן‬٠٤ r‫ «؛‬١
r,sJ1. ‫؛‬.*‫؟؟י י؛‬.‫؛‬
*¡i،‫؛‬،*‫؛‬،٠
·‫؛·־‬٥
‫וגימו؛‬٠
‫ב‬٠‫מהיבטי‬

٠ .‫ז יומ^׳ב ני¿׳‬١:٠٢‫ לי ؛؛‬1


. ‫י ؛‬،‫;־?ז ע‬.»?

‫’יא‬١‫ י؛‬١٥‫ דישוח‬١


٠;
■،٠
*‫*؛‬٠
‫· ־‬,■

<8> https://goo.gl/nlVhGS

84 E xposición B ibliográfica
I ١ JI Bibliotheca
I n Beíarad

H azut casa (‘Visión grave’), sobre la relación de la filo­ vos vegetales y con las representaciones mitológicas
sofía con la teología, es la obra más temprana de Isaac de Marte y Minerva; esta orla, grabada en madera, se
Arama. En ella polemiza sobre el conflicto entre razón encuentra también en otros libros hebreos, latinos e
y fe, resolviendo el dilema a favor de la fe. El autor in­ italianos. El texto de la obra, impreso en caracteres
cluye aquí un texto suyo de polémica contra el dogma cuadrados, lleva la fuente de las citas en los márgenes
cristiano de la gracia al cual contrapone el principio interiores y señalización de los asuntos principales en
del libre albedrío. márgenes exteriores, recogidos estos últimos en el su­
mario que ocupa la parte final del volumen; va prece­
Editio princeps de este opúsculo de Arama del cual dido de una introducción de Yosef MiPadova dedicada
sólo se conocen unas cinco ediciones como obra in­ a Aharón MiPésaro.
dependiente, si bien fue incluido en alrededor de una
docena de ediciones de Aquedat Yishac. Se descono­ Es el segundo libro hebreo impreso en Sabbioneta. En
cen manuscritos de la obra. la portada figura la fecha de inicio de la impresión y
en el colofón la de terminación, por lo que podemos
Llamativa portada arquitectónica decorada con moti­ saber que estuvo 47 días en la imprenta.

‫ ؛ י י ؛‬I sa a c A r a m a

‫ על חמשה חומשי תורה ועל‬...‫עקדת יצחק חבור‬


... .‫ יצחק בן עראמה‬... ‫ חזות קשה‬... ‫חמש מגלות עם‬
‫ ונם הוספנו בראש הספר‬... ‫ מקור חיים‬... ‫עם הביאור‬ ‫ «؟יד ׳׳‬٢
‫סדמי‬
‫ » ؛*?י‬٥٠m ‫ר■ יצחק‬
‫ יוסף פאללאק‬... ‫ כל אלה חוברו‬... ‫תולדת הב״ע‬ '٦‫؛יע‬3‫ מ‬4‫גד‬
n r ‫ס פ ר ע קי ד ת‬
Aquedat Yishac al Hamisa húmese Torá veal Hamés ‫ ת ה‬.®r n
‫״‬/ ‫ וע?ד‬n٠r ٥٠. ‫ז׳‬١rusffú M eJ .‫* ؛־‬.‫־‬.‫* ׳‬o r . . ‫ וי‬m٠sr. t p

meguilot im ... H azut casa ... Mecor hayim ... / ٠٠ ١c٠ x ٠" ‫ י‬. ¿ ¡y p ‫* י־‬،‫ר‬٠‫ת · רנ‬.‫כדת‬.‫؛‬،‫~؛ממ~'״‬١‫ י ״‬١.٠٢٠
‫ ׳‬٠ ‫>ונ‬n . ‫ זמתייגי‬r w ‫ ؟‬٠٠٠١ C*‫׳‬٦ ٦« ‫י‬٠ .٠٥٥ ‫ ירך‬٠١٠. .‫כת־דא‬
>٠ ‫ סי יאבד‬٦٦٠‫״؟‬, ٠١» ‫ ؛ ד‬٠‫« יי‬: ‫ ?ד‬.٠‫׳י‬٩٠‫ה‬.* ١٠٠١» ‫ ר״יני‬٥١n r ٠
Yishac Arama. ‫ ؟‬٠٦‫*؛‬ ‫؛י‬٠‫«י וכ‬،‫מ‬ero .‫ג‬: »٠٠
٠ k١s ‫ ؛מידידי‬rrp٠،٥١‫ה‬٥١.·.‫ ר‬١
::·‫דרדג‬.،‫י יז־זזגד‬٢«

٥‫ן‬،‫*־؟ל‬٠* r٠
r s ٠4 ١٠
٤f٠‫|؛؛‬
٠ ‫־‬٠
٢‫ר‬٠‫ד‬٠
٠‫׳‬٠v٠
c5-٠ Jí٠m ¿A١٠
‫מ ק ו ד ח ״י ס‬
Varsovia: B. Tursh, 1911. .‫מי‬..‫י‬.... ١‫זי‬٠
‫ד‬١‫דימ*ז‬٠
،‫>רמד؛‬
٦٠٦٥r ‫*ד־‬
pKzm ٥‫؛؛יי؛׳ חמ‬،‫׳‬
-¡‫*؛״‬W‫؛‬.‫·«ז׳״‬.«‫׳‬،،;‫? »*׳‬.‫؟‬.‫؛ג‬m-
2 vols.: vol. 1: 404, 306 ps.; vol. 2: 236, 204, 244, 58, 30,
32, 10, 60 ps.; 23x16 cm.— Encuadernación de época en
holandesa con puntas.

*،‫״‬,١
٠
،، ٠
‫ו‬١
%،٠
١«.٣
٠
‫׳ז‬،

■$‫؛ ■ ■ ׳‬ j ‫؛‬٠ :٠.،>;,‫؛‬

Aquedat Yishac es un extenso comentario al Pentateu­ corporó muchos pasajes de la obra de Arama en sus
co que reúne una amplia colección de sermones des­ propios escritos sin citarlo, hasta el extremo de se ser
tinado a ayudar a los rabinos a preparar sus homilías. acusado de plagio por su hijo, Meir Arama.
Escrito en forma de homilías filosóficas y comentarios
alegóricos, la obra consta de 105 “Portales”. Cada por­ La edición expuesta es segunda reimpresión de la pu­
blicada en Varsovia en 18831884‫־‬. Empieza con una
tal forma un sermón completo que se divide en dos biografía de Arama escrita por H. J. Pollak, índices y
partes: derisá (‘investigación’), y perisá (‘exposición’). prólogos; lleva, además de Aquedat Yishac (dividida
En la primera parte, el autor examina una idea filosó­ en cinco partes, cada una con portada propia), el co­
fica a la luz de los textos elegidos (bíblicos y rabíni- mentario a las Hamés meguilot y H azut casá (con por­
cos), con los que se abre el sermón. En la segunda, tada), todas ellas de Arama; y Mecor hayim de Hayim
predomina el comentario bíblico, y las dificultades que Joseph Pollak, un comentario de este rabino austríaco
parecen surgir en el texto se resuelven con la ayuda del siglo xix a Aquedat publicado por primera vez en
de la idea central planteada en la primera parte. Así, la Bratislava en 1849.
brecha entre las dos partes del sermón queda cerrada
formando un todo coherente. De la obra hay unas veinte ediciones en hebreo, la pri­
mera aparecida en Salónica en 1522. También existen
Aquedat Yishac se convirtió en una obra clásica en un buen número de ediciones bíblicas y de otras obras
la homilética judía, ejerciendo una gran influencia en que contienen partes más o menos extensas. Hay una
el pensamiento judío de las generaciones posteriores traducción compendiada al inglés preparada por Eli-
hasta nuestros días. Isaac Abrabanel, por ejemplo, in­ yahu Munk (Jerusalén, 1986; y reimpresiones).

A utores de S eparad 85
Bibliotheca
5efarad

IS A A C ( Y lS H A C ) A B O A B
Siempre ha habido dudas sobre la autoría de Menorat ham aor QAlmenara de la luz’). En la actualidad,
son mayoría los especialistas que creen que el autor de esta obra fue el Yishac Aboab conocido como
el “último gaón de Castilla”, nacido en Toledo en 1433 y fallecido en Oporto en 1494. Fue discípulo
de Yishac Campantón y dirigió durante algunos años la academia rabínica de su ciudad natal. Entre
sus discípulos más afamados cabe destacar a Abraham Zacut. Aboab formó parte de la delegación de
notables de las aljamas que negoció la admisión de un considerable número de judíos en el reino de
Portugal tras la promulgación del edicto de expulsión de Castilla y Aragón. Fue autor de un Superco-
mentarlo al Comentario al Pentateuco de Nahmánides, impreso por primera vez en Constantinopla en
1525; del NáharPisón, una colección de homilías sobre el Pentateuco y otros libros bíblicos (Constan­
tinopla, 1538); de comentarios talmúdicos y de una Responsa, entre otros.
En cualquier caso, hay quienes piensan que la Almenara de la lu z fue obra de otro Yishac Aboab del
siglo xiv, y esa fue la opinión predominante hasta fechas bien recientes. Tal es así, que en los catálogos
bibliográficos y en los diccionarios biográficos, el autor de la Alm enara de la lu z figura frecuente­
mente como Yishac Aboab I (el primero) para no confundirlo con sus homónimos: el ya mencionado
Yishac Aboab de los tiempos de la expulsión, o el Isaac Aboab de Fonseca (Castro Daires, Portugal
1605 - Ámsterdam 1693) escritor y destacado rabino de la comunidad sefardí de Ámsterdam.
Aboab fue, al parecer, un hombre de negocios que hacia el final de su vida se dedicó de lleno a su
obra literaria y a la predicación, pues consideraba que en su generación escaseaban los grandes eru­
ditos del Talmud así como los lugares de calidad para su estudio. Combinó un amplio conocimiento
rabínico con la erudición filosófica, y era aficionado a la interpretación mística de las leyes y ceremo­
nias judías. Gran conocedor del Talmud y de la literatura midrásica, centró su actividad en esclarecer
y hacer accesibles sus textos a los judíos no versados en ellos mediante el uso de postulados y ex­
presiones propios de la literatura filosófica, ética y mística de su tiempo. Su principal objetivo era la
popularización del conocimiento y la edificación de las masas.
Menorat bamaor es la obra que dio fama al autor y la compuso principalmente para su propio uso
como orador público. Sin embargo, probablemente ha contribuido más que ningún otro libro medie­
val a la popularización del saber rabínico y a la instrucción religiosa de las masas. La obra rompía con
una tendencia que venía caracterizando los estudios talmúdicos desde tiempo atrás. Aboab explica en
el prólogo cómo deben abordarse la lectura y el estudio:
Estos talmudistas consideran su deber plantear preguntas difíciles y responderlas de una ma­
nera ingeniosa y sutil, pero dejan inadvertidas las perlas preciosas que se hallan en el océano
talmúdico, los pasajes agádicos del Talmud, tan ricos en belleza y dulzura.
Aboab presenta los valores éticos y religiosos del judaismo de forma clara y sincera, para lo cual se
nutre en gran medida de narraciones tomadas del Talmud y del Midrás. El libro está dividido en sie­
te secciones, cada una de las cuales lleva el título de Ner (،luz, candela’), que corresponden a siete
bloques temáticos: la ambición, no hablar hablas pecaminosas, el cumplimiento de los preceptos, el
estudio de la ley, los caminos de la penitencia, los caminos de paz y de amor y la modestia. Además
de las tres introducciones generales a la obra, cada una de las candelas contiene una introducción y
un epílogo, y está subdividida en tratados, estos en partes, y las partes en capítulos. La Almenara de
la luz, gracias a su hábil disposición de los diversos temas bíblicos y rabínicos y su tono cálido, vino
a satisfacer una necesidad del lector medio de su época, convirtiéndose en libro de cabecera de los
hogares judíos durante la edad media. Durante generaciones, la Almenara de la lu z ha sido usado
como un manual por los predicadores y ha servido para la lectura pública en las sinagogas cuando no
había ningún predicador disponible.
El éxito popular de esta obra queda reflejado en el gran número de ediciones publicadas, unas noven­
ta incluyendo las parciales y las traducciones. La primera, en hebreo, apareció en Constantinopla en
1514, a la que siguieron varias impresas en Italia durante el siglo xvi. La obra se popularizó de forma
notable en los siglos xviii y xix, durante los cuales salieron de las imprentas hebreas de diversas ciu­
dades de Alemania y Europa oriental alrededor de 60 ediciones, la mayoría bilingües (hebreo-yidis).

86 E xposición B ibliográfica
Bibliotheca
Befarad

La obra también ha sido objeto de algunos comentarios y estudios, entre los cuales cabe destacar el
de Mosé Frankfurt titulado Nafsí Yebudá, un comentario con formato de glosas al texto de Aboab,
publicado por primera vez en la edición de Menorat bamaor de Amsterdam de 1700. Aunque nunca
se ha publicado de forma independiente, se encuentra en (casi) todas las ediciones en hebreo.
Existen traducciones completas al español, ladino, yidis y alemán, y algunas secciones de la obra han
sido traducidas al inglés por Y. Reinman y publicadas por entregas entre 1982 y 1984.

[49] I sa a c A b o a b
‫ עם‬... ‫ יצחק אבוהב הספרד‬... ‫ספר מנורת המאור‬
... ‫ ר' משה פרנקפורט‬... ‫העתקה ללשון אשכנז‬
SéferMenorat b am aor/ Yishac Aboab ... im haata-
cá lilesón askenaz . .. R. Mosé Frankfurt.
Sulzbach: bebet ubadefús hasutafim ... Abaron [Fraenkel]
... ubenó ... Seckel [Arnstein]{550} = 1790.
2e; [1], 288 lis.; 32x20 cm.— Encuadem ación posterior en
holandesa con lomo de tela.

Edición de la Almenara de la luz en hebreo con tra­ Frankfurt, publicadas entre 1722 y 1888. Existe otra
ducción al yidis publicada en la ciudad alemana de traducción al yidis, de autor desconocido, publicada
Sulzbach, en aquellos años un importante centro de por primera vez en Slavuta en 1832 y reeditada en al
impresión de libros hebreos. La traducción, publicada menos veinticinco ocasiones, siempre acompañando
por primera en Amsterdam en 1722, es de Mosé Frank­ al texto original en hebreo, dieciocho de las cuales en
furt, rabino de aquella ciudad y autor del comentario Vilna (Lituania) entre 1851 y 1931. La cincuentena de
en hebreo Nafsí Yehudá que la acompaña. La edición ediciones hebreo-yidis y la veintena larga en hebreo,
destaca por su cuidada portada grabada al cobre de­ la mayoría de ellas impresas en Lituania, Alemania y
corada con escenas y personajes bíblicos (Moisés y Polonia, testimonian el enorme éxito de público de
Aaron en el tabernáculo, Moisés y la zarza ardiente, que gozó esta obra del hispanojudío Isaac Aboab entre
etc.). La portada lleva impresa al pie la aprobación los lectores asquenasíes. Además, entre 1845 y 1848,
en latín del censor: Cum Licentia Serenissimi Domini se publicó por primera vez con la traducción al ale­
Electoris Palatini qua Tutoris, et Administratoris Duca­
mán realizada por I. Fuerstenthal y Benzion Behrend,
tus Solisbacensis.
apareciendo simultáneamente dos ediciones (ambas
Se conocen veintidós ediciones de esta obra de Aboab conteniendo el original hebreo de la obra), una con
en hebreo acompañadas de la traducción al yidis de el alemán en letras hebreas y la otra en grafía hebrea.

A utores de S eparad 87
Bibliotheca
K Befarad

[ 5 0 ] I sa a c A b o a b

‫ דיטו ליב׳רו איס טוד׳ו לאד׳ינו‬... ‫ספר מנורת המאור‬


‫ קומו לה אלמינארה קי רילומברה פור לאס‬,‫די גמרא‬
‫ אי איל סי' יצחק‬... ‫קואטרו פארטיס די איל מונדו‬
١g A ٠‫ ؛‬١ »٠F ..‫ הי؛‬: ' ‫ י‬٠y » i ‫؛‬١1» ٠ ‫־‬h ‫י־؛ר ؛■؛יי‬
‫רוזה נר״ו קי טוב׳ו זכות די סיאיר אלייוד׳אן פורקי‬ ٠1،J»٠٠t ٩‫;؛‬١,‫؛־ ؛י!כ י‬٠ ‫؛‬.‫נין؛נ־‬٠‫ ר‬.٠٩ ‫ג‬-‫ת‬:-;:;‫יז‬
٠٩٠٠١« ■ ‫ נ‬٠١٠٠1‫ ؛‬٠٥ ‫؛'؛‬١ ١١٠١! ‫׳‬،> ,‫די‬: ‫־י‬-‫ ؛ י‬٠* ١

‫ הביאו לדפוס ה״ר‬... ‫סאלגה אה לוז דיטו ליב׳רו‬ ١١٠١‫ ¡ ؛‬٠١٦ .‫ "גיזי‬١٥
’٠ V» ‫ י־‬. ٠»‫؛‬٠» ‫؛■' ־ ?؛‬٠
‫؛‬٠‫ ؛‬rft .‫' כ »¿־‬٠١١١‫؛ !؛‬٠١١ "‫ ؛؛‬٣٠٠٠٥ ‫ ז ؛־‬:‫'؛؛ ’ ■׳‬٠
١٠١ ١‫־ ד؛؛‬,‫ י‬,■‫ ؛ »؛؛؛‬٠» ١٥ ١٠ ، ٠٥ . ‫־؛؛'؛‬.’ ' ‫ ؛‬٦

.‫יעקב אבואלעפייא‬ 1ft * ‫ ؛‬٠١ ‫ ؛ ז»؛‬٠>5٠'‫؛‬٠٥ ٠١١ ‫»ר‬8‫ו‬٠ »,‫* עיי؛ י؛·־‬.‫؛؛‬-'·‫י‬
١٠١٩٠ « ٠» ٥
٠: ‫؟‬..,‫؛ר‬.‫؛‬. ‫ ؛‬٥ .»٣٥* ‫؛؛‬٠>‫>؛‬... .‫־‬.١K>
« ‫י‬، ‫כ ؛ ד ר‬١٠ ‫ ؛ ת־‬٠٠٠ ١٠‫י؛‬# .٥‫؛؛‬.« ‫؛‬.» ‫؛؛‬.‫؛‬١ ‫ב ׳·؛־‬
٠٥ ·‫ ד‬-. .‫ היגד‬.‫ י‬...·‫ ؟‬.،‫ *דמי ע · ··؛‬.،‫ ק־‬.‫؛ י‬.‫؛‬١٠
Séfer Menorat hamaor. Dito libro es todo ladino de ٠٥ ٠٥ » ‫؛־ ח؛' כ ؛‬،‫؛؛ ד ת־؛؛‬.5‫ ׳‬٥٠* ‫·?؛ גד ׳י( ؛־‬
‫؛‬،‫ ישי‬p ٠a ‫־ג‬٥ ‫־־ ת‬.'3 ‫ ؛ונד‬٥٠. . . '‫ י‬. . . is‫ ؛‬١٠‫؛‬
Guemará, como la almenara que relumbra por las ‫ י ؛י؛‬١١٠ ‫ >*؛ ש‬١١ ‫ ט؛‬١ ١ fs ‫؛‬j

cuatro partes de el mundo ... y el Se. Yishac Rosa ... ١٥« . . ‫ זמ؛ך‬٠٠·.«# !‫؛؛‬٠ ‫؛חת »؛‬

que tuvo el sejut de ser ayudán porque salga a luz


dito libro ... hebiu ladefús ... Yaacob Abulafia. ■ ‫؛‬

Costandina: defús Jurnal El Telégrafo, 5653 [= 18931.

8Q; 2 tomos encuadernados en un vol.: 130 ps.; 76 ps.;


23x16 cm.— Encuadernación de época en holandesa.

S ¡ p ‫؛‬S

<‫ >؛؟‬https://goo.gl/2bfs2v

1 https://goo.gl/TOuzcO

El ilustre rabino sefardí Abraham Asá (1700-1768), au­ qué relación hay entre los capítulos que la componen,
tor de esta primera versión judeoespañola de la Alme­ cosa que no se encuentra en la primera introducción.
nara de la luz, publicada en Constantinopla en 1762, Las introducciones van precedidas de sendas haska-
no se limitó exclusivamente a traducir el texto hebreo, mot (‘autorizaciones’). Esta edición no contiene la obra
sino que introdujo modificaciones de diversos órde­ completa de Aboab, sino que es una selección de capí­
nes, sobre todo de contenido, que ponen de manifies­ tulos de las “candelas” (o “luces”) tercera y cuarta de la
to su intento de ofrecer a los lectores de su tiempo su traducción de Asá, extremo que en ningún lugar deja
peculiar interpretación de la obra de Aboab. patente el editor. Al final de la segunda parte incluye
una copla sin nombre de autor alusiva al libro. Todo el
La edición expuesta, impresa en la misma ciudad en libro en ladino aljamiado en letra rasí.
1893 en la imprenta del periódico El Telégrafo, está
dividida en dos partes, cada una con portada e intro­ Además de las ya mencionadas ediciones de la traduc­
ducción propias y paginación independiente, y fue en­ ción de Asá, existe otra versión en judeoespañol de la
viada a la imprenta por Yaacob Abulafia con la ayuda primera parte, impresa en Esmirna en 1877 por Abra­
de Yishac Rosa. ham Pontrémoli y Yaacob Poli, que se cree que pudo
ser preparada por el propio Pontrémoli.
La primera introducción presenta un índice de con­
tenido, agradecimientos y bendiciones para quienes También al público sefardí iba dirigida la traducción al
ayudaron a sacar a la luz esta obra, etc. En la segun­ español de Iahacob Hages de la que hubo dos edicio­
da, el editor expone el índice de contenido y señala nes (Livorno, 1656; y Amsterdam, 1708).

88 E xposición B ibliográfica
Biblioteca
S ep arad

IS A A C (Y JSH A C ) A B R A B A N B L
Su más que intensa actividad intelectual, política, financiera y diplomática hacen de Yishac (Isaac)
Abrabanel (Lisboa, 1437 - Venecia, 1508) una de las figuras judias más destacadas e influyentes de
su generación y posiblemente de toda la historia hispanojudía. Nació en Portugal en el seno de una
encumbrada familia que se había escapado de Sevilla a causa de las matanzas de 1391 . Recibió una
formación sólida y amplia que abarcaba tanto las enseñanzas tradicionales judias como los clásicos. Su
abuelo, Samuel Abrabanel, había sido tesorero de los reyes Enrique II y Juan I de Castilla. Don Isaac
estuvo al seivicio de los reyes de Portugal, Castilla y Nápoles y de la República de Venecia.
Desarrolló una intensa actividad política y comercial en la corte portuguesa como tesorero del rey Al-
fonso V, un cargo que con anterioridad había detentado su padre, Yehudá Abrabanel. En 1483 huyó a
Castilla debido a la represión lanzada por el n.uevo rey, Juan II, contra la Casa de Braganza, con la que
Abrabanel mantenía estrechos vínculos. Se instaló primero en Toledo y posteriormente en Alcalá de
Henares. Pronto se haría cargo de importantes operaciones financieras en la corte de los Reyes CatOli-
eos y al servicio de destacadas figuras de la nobleza. En 1491 se encontraba en Guadalajara al servicio
del Duque del Infantado. En la hacienda castellana se relacionó con el también judio Abraham Senior,
su protector, de quien se hizo intimo amigo y socio. La intervención de ambos fue decisiva para la
financiación de la conquista de Granada y también realizaron gestiones, inicialmente infructuosas, a
favor del proyecto de la expedición transatlántica de Cristóbal Colón.
Ambos también intentaron evitar la promulgación del Edicto de expulsión de los judíos de Castilla y
Aragón, recurriendo a todo su peso político y económico y a su cercanía a los Reyes Católicos. Pro-
mulgado el Edicto, mientras que Abraham Seneor opta por el bautismo y quedarse en España, Don
Isaac Abrabanel, aunque fue autorizado a quedarse, identificado con el destino de los suyos y con-
vertido en su líder, partió al exilio. Por los servicios prestados a la Corona, le permiten llevarse con
él su fortuna. Marcha primero a Nápoles donde estuvo al servicio del rey Fernando (Ferrante) II y de
su sucesor, Alfonso II. Cuando el reino fue invadido por Carlos VIII de Francia (1495), Abrabanel se
marcho a Sicilia con el rey Alfonso II. Posteriormente residió en Corfú, en la ciudad de Monopoli, en
el norte de Africa, y desde 1503 en Venecia, donde también ocuparía cargos importantes hasta su fa-
llecimiento en 1508. Ya en Italia, su hijo Yehudá Abrabanel, conocido por el nombre de León Hebreo,
escribió en italiano los Dialogbi d ’amore [ 5 3 1 <‫־־‬-‫־‬, obra filosófica de tono renacentista.
Isaac Abrabanel destacó de forma notable como autor; fue el Ultimo gran filósofo y exegeta de la es-
cuela hispanohebrea. Escribió un gran número de obras sobre temas específicos en las que se muestra
buen conocedor de la filosofía judia, griega, árabe y cristiana. En su gran comentario a todo el texto
bíblico echa mano de filosofía, teología, hist.oria y en ocasiones de la mística.
El pensamiento religioso de Abrabanel aparece a lo largo de toda su obra. Normalmente evalúa las
opiniones de las principales figuras de la antigua teología judia medieval sobre un tema determinado,
especialmente de MaimOnides, y luego expone sus propias enseñanzas. Al hacerlo, muestra una con-
siderable profundidad filosófica y erudición teológica. Entre las principales preocupaciones teológicas
de Abrabanel cabe destacar: el mesianismo, la creación, la profecía, la historia, la política y la escato-
logia del mundo. En lo que concierne, por ejemplo, a sus análisis de las profecías mesiánicas, rebate
explícitamente las afirmaciones cristianas de Jesús como mesías, y veía la inminencia de la llegada
de la era mesiánica que pondría fin a la dispersión con el regreso de Israel a la Tierra Prometida y la
instauración del reinado mesiánico para toda la humanidad.
Abrabanel era ambivalente acerca de la interpretación bíblica basada en la filosofía como la de MaimO-
nides y otros racionalistas. Luchó con vehemencia contra el racionalismo extremo de la interpretación
filosófica y contra las interpretaciones basadas en la alegoría filosófica, aunque él mismo recurrió a
numerosas interpretaciones basadas en la filosofía. En Ros am and (‘Los principios de la fe’) defendió a
MaimOnides, aunque también sostuvo que el planteamiento de establecer que unos dogmas son más
importantes que otros es incorrecto, ya que todo el contenido de la Torá es en si coherente e igual
de importante.
Como ya se ha señalado escribió un buen número de obras, la mayoría de las cuales siguen siendo
leídas, editadas y comentadas. Entre las más difundidas está Zebab Pesab, un comentario a la Hagadd

A utores de S eparad 89
Bibliotheca
Befarad

de Pésah que en la actualidad sigue siendo incluido en numerosas ediciones del relato de la pascua
judía. El pensamiento de Abrabanel también tuvo sus seguidores entre los eruditos cristianos, siendo
traducidas al latín partes de sus obras y de su Comentario. Aparte de los estudios académicos en torno
a él y su obra, su vida ha inspirado un buen número de obras literarias y teatrales en diversas lenguas,
entre otras, en judeoespañol.
Es en su vertiente de comentarista bíblico donde se hace más evidente la originalidad de Abrabanel
como escritor. En el prólogo a su Comen tario sobre los Profetas primeros, explica algunos de sus prin­
cipales procedimientos y objetivos de su interpretación de la Biblia. Para facilitar la tarea de explicar
las narraciones bíblicas, Abrabanel dividió cada uno de los libros en perícopas; antes de explicar cada
una de ellas, planteaba preguntas o dudas al respecto. Abrabanel trata de explicar de la manera más
satisfactoria posible los versículos y explorar los problemas conceptuales de su contenido. Su comen­
tario, pues, abarca las dimensiones exegética y religioso-teológica de los textos bíblicos.
Los escritos exegéticos de Abrabanel, al igual que los de los comentaristas que le precedieron, men­
cionan, citan o rebate lo dicho por otros exegetas, sin embargo, sus comentarios tienen, más allá de la
forma en que los presenta a la que acabamos de aludir, varios elementos innovadores en su contenido,
como tener en cuenta las cuestiones sociales y políticas de los diferentes momentos históricos. Él creía
que el mero comentario no era suficiente, y que la situación del pueblo judío en su tiempo era una
cuestión a tener presente en su exégesis, al igual que las comparaciones y paralelismos entre la estruc­
tura social de la sociedad en tiempos bíblicos y la de la sociedad europea de su época, recurriendo
con frecuencia a la interpretación del texto sagrado en términos históricos. En sus introducciones a los
libros de los profetas (mucho más exhaustivas que las de sus predecesores) se ocupa del contenido de
los libros, de su estructura, de sus autores y del tratar de fijar la cronología de su compilación, y hace
comparaciones entre el método y el estilo de los diversos profetas. Sus investigaciones reflejan al mis­
mo tiempo el espíritu de la escolástica medieval y el incipiente humanismo renacentista. Por lo inusual
entre los comentaristas judíos de su época, hay que destacar la inclusión de interpretaciones de exé-
getas cristianos cuando a él le parecían correctas, refutando siempre las interpretaciones cristológicas.

[51] I sa a c A b r a b a n e l
‫ דון יצחק‬... ‫פירוש על נביאים אחרונים שחבר הרב‬
... ‫ אשר זה כמה שנים נדפס פעם אחד‬,‫אברבנאל‬
‫ואלה מוסיף על הראשונים מפתחות למצוא דרך‬
... ‫מבוא הפסוקי' ומאמרי‬
7f .¿?‫פדרו‬
Perús al Nebiím aharonim ... / sehaber harab ...
Don Yishac Abrabanel ... ‫ם‬٠‫א‬٠‫עב‬
.‫א רי ע‬
٠‫ י‬٠ *‫ י؟מ‬rkU .‫؛מ מזג‬٠٩‫؟כ‬١&
[Amsterdam: s. n.], [51401 [= 1641]. ٠١»‫׳‬١» ‫ג‬
‫דון יצחק אברמאל‬
٠
٠
‫&׳‬
٠‫؛‬٠
‫*׳‬
٠
4Q mayor; [1], 305 hs.; 31x19 cm.— Encuadernación en ■ ‫־‬AivsríUí’ ‫■؛■؛־‬.*’j.-'-*‫׳‬nr‫*؟‬
٠‫؟‬٠٠‫■ ־׳‬
r ٠٠M f ft m ٠٠٠٠‫؛؛‬
pergamino de época.
:‫ ׳؛‬X ‫נדפס ענת‬
،٠■‫؛‬، .١‫« ؛‬j‫؛‬re»‫׳‬5‫؛‬٠!١»

La presente edición del Comentario sobre los Profetas (y en ocasiones rodeado) del Comentario, que va en
posteriores (Isaías, Jeremías, Ezequiel y Profetas me­ letra menuda. Este método tradicional de imprimir los
nores), publicada en Amsterdam en 1641 sin más da­ comentarios en las ediciones hebreas de la Biblia re­
tos editoriales que el año de edición, sigue la primera sulta un poco chocante en este caso ya que Abrabanel
aparecida en Pésaro en 1520 con el añadido de unos lo escribió con formato de ensayo y no como glosas
índices que figuran al final del volumen. Tras la por­ al texto como la mayoría de los comentaristas judíos.
tada, de tipo arquitectónico, incluye un poema lauda­
torio de León Hebreo [—►53], hijo del autor; el texto, Se cuentan por decenas las ediciones de la Biblia que
impreso en letra cuadrada vocalizada, va flanqueado incluyen de forma total o parcial su Comentario.

90 E xposición B ibliográfica
bibliotheca
Sefarad

ABRAHAM Z a c u t
En los últimos años del siglo xv destaca la personalidad del astrónomo, matemático e historiador sal­
mantino Abraham Zacut (Alba de Tormes? ca. 1452 - Damasco 1522), que en 1492 hubo de abandonar
Castilla. Recibió una formación judía de excelencia de su padre, el rabino Semuel Zacut, y de dos
grandes maestros Yishac Campantón y Yishac Aboab [—» 4950‫]־‬. Posteriormente estudió astronomía y
astrologia en la Universidad de Salamanca; aunque no llegó a ser profesor en ella, pues el Derecho
Canónico prohibía a los judíos el ejercicio de la docencia en las universidades eclesiásticas, al parecer
enseñó ambas disciplinas a profesores de dicha institución. Trabajó como astrónomo para el Obispo
de Salamanca Gonzalo de Alcántara y para el Maestre de la Orden de Alcántara en Extremadura. En
1492 se refugia en Lisboa donde fue nombrado Historiador y Astrónomo Real por el rey Juan II, cargo
que mantuvo durante el reinado de Manuel I. Hacia 1497 Zacut abandonó Portugal para escapar de
las conversiones forzosas y se instaló en Túnez, donde completó algunas de sus obras y se dedicó a
la enseñanza; luego pasó por Italia para instalarse después en Turquía; murió en Damasco hacia 1522.
Fue autor de varias obras astronómicas entre las cuales cabe mencionar el Tratado de las ynfluencias
del cielo, de astrologia médica, y el Juyzio de los eclipses, dedicada a la influencia de los eclipses so­
bre la Tierra y las enfermedades corporales, ambas escritas en Gata (Salamanca) por encargo de Juan
de Zúñiga; de ellas sólo se ha conservado la versión en castellano, que podría ser la original. La más
importante de sus obras astronómicas es H abibur bagadol. Aunque no hay una clara constancia de
ello, algunos han atribuido a Zacut el haber adaptado el astrolabio a la navegación y haber aplicado
la suspensión cardán a la brújula.
Obra destacada de Zacut es también es el Séfer yubasín (‘Libro de las genealogías’) una cronología
histórica, bastante rigurosa en el uso de los materiales. Siguiendo la pauta del Séfer bacabalá de Ibn
Daud, aborda la historia de la tradición judía desde sus orígenes, resultando una combinación de
cronología y biografías, como la ya mencionada de Abraham de Torrutiel [—> 57]. Zacut compuso,
además, algún libro de carácter filológico.

[ 5 2 ] A braham Z acut
Almanach perpetuum celestium motuum (radix
1473), Tabulae astronomicae. Canons en espagnol HISTOIRK DE LA SCIENCE
NA..TIQI E PORTUGAISE
ALMANACH PLRPLTl lM
/ Raby Abraham Zacuti, Astronomi Johannis Secun- *tmxm GELESXIUM MOTUUM
DES GRANDES DECOUVERTES ‫؛‬.RADIX ،47l i
di et Emanuelis Serenissimorum Regum Portugaliae;
... traduction de Joseph Vizinho.— Reproduction *TA.ULCASTUOXOJIfG
m m ABRAHAM ZACUTI
ax.ucr.ox de ٥٠ c c ١،t ١-f١■
fac-similé de l’exemplaire appartenant a la Biblio­ PAR O. D.Æ BC WWtSTOÍ ttMíHlimiwwi¿ . *‫؛؛‬ameimxéfmm
٠، l-®٥SmTC١٠08٥Rt٠ SQPE DEIA
thèque d’Evora, Édition 1496 Leiria. CàMMS m ‫؟‬J‫ ؛‬. PAG,\Ot
JOAQUIM .E3.&AUDE
Genève: Sadag, [1916?]. josefh vim H O

[2] hs., 35 ps.; 27x21 cm.— (“Histoire de la Science Nau­


tique Portugaise ... Collection de Documents publiés par S?L١
‫؛؛‬S hií ‫؛‬MB٠
٠K ٠١١٠،٠
... Joaquim Bensaude” volume 6).—Encuadernación edi­ *‫«<؛؛‬٠٠ \tiMgs.■nmtxrtz
torial en rústica.

Habibur bagadol (‘Composición magna’) es la obra La obra consta de una serie de tablas astronómicas
sobre astronomia más importante de Abraham Zacut, que proporcionan las posiciones diarias verdaderas del
preparada a instancias de su protector el obispo de Sol, la Luna y los cinco planetas (sus mediciones están
Salamanca Gonzalo de Vivero, entre 1473 y 1478. El calculadas para el meridiano de Salamanca y toman
Almanacb perpetuum es la versión en latín y abreviada como año radix el de 1473), la explicación de su uso
que preparo Joseph Vizinho (o Yosef Vecino), discipu­ en diecinueve capítulos, más una breve introducción.
lo judeoportugués de Zacut, hacia 1496. Previamente, Para su preparación, Zacut hizo uso de fuentes griegas,
en 1481, habia sido traducida al castellano por Juan de árabes, judías y cristianas, citando en cada caso lo que
Salaya, catedrático de Astrologia de la Universidad de de cada autor toma.
Salamanca, bajo la supervisión del propio autor.

A utores de S eparad 91
j j W Bibliotheca

Escrita originalmente en hebreo -versión de la que incluían los cánones de las tablas en latín (con varian­
se conservan varios manuscritos-, se conoce princi­ tes en portada, preliminares y colofón) y una con los
palmente a través de la versión latina abreviada de cánones en español. De Hahibur hagadol, al igual que
Vizinho, que resume a unas pocas páginas el extenso de su obra histórica Libro de las genealogías, se han
estudio que precede a las tablas en su versión hebrea, publicado un buen número de ediciones (antiguas y
e incluye sólo las llamadas tablas de los planetas. Se modernas), traducciones y estudios.
piensa que tanto Cristóbal Colón como Vasco de Gama
conocieron la obra de Zacuto antes de sus primeros El libro expuesto es una edición facsimilar de los cá­
viajes a América y a la India, respectivamente. nones en español del Almanach Perpetuum de Zacut
del incunable de Leiria de 1496, realizada a partir del
La primera edición del Almanach perpetuum salió en único ejemplar conocido (Biblioteca Pública de Évo­
Leiria (Portugal) en 1496 de la mano del impresor judío ra). En 1 9 1 5 , se había publicado en la misma colección
Abraham d’Ortas bajo el título Tabule tabularum ce- el facsímil completo del incunable (cánones y tablas)
lestium motuum , hecha a partir de la traducción latina de una de las emisiones de la edición de Leiria de 1496
de Joseph Vizinho. De las prensas de D’Ortas salieron con los cánones en latín.
cuatro emisiones: tres con las páginas preliminares que

92 E xposición B iblic>grafk:٨
١ Bibliotheca

LEÓ N H EB R EO (YEHUDÁ A BRA BA N EL)


Primogénito de Isaac Abrabanel [—> 51], Yehudá Abrabanel, médico, filósofo y poeta, más conocido
como León Hebreo o Leone Ebreo, nació en Lisboa entre 1460 y 1470. Recibió en Lisboa una edu­
cación esmerada. La formación judía la recibió de Yosef ibn Hayún, la principal figura rabínica de la
capital portuguesa. Paralelamente, como era habitual en las élites judías de los reinos peninsulares,
fue instruido tanto en la tradición judeo-árabe medieval como en los estudios humanistas del Renaci­
miento importados de Italia. Terminada su formación, se convirtió en un reputado médico al servicio
de la corte portuguesa; huyó del país en 1483 junto a su padre al ser este acusado de conspiración
al acceder al trono Juan II. Se refugia en Toledo, y enseguida comienza a ejercer como médico en la
corte castellana.
Promulgado el Edicto de expulsión, los Reyes Católicos le presionaron para que permaneciese a su
servicio, previa conversión al cristianismo. Abrabanel rechazó pasar por la pila bautismal; para retener­
le se organizó un complot para secuestrar a su hijo primogénito, Yishac. Descubrió la trama y envió
a su hijo, junto con su niñera cristiana, a Portugal, donde esperaba reunirse con ellos. Al enterarse de
que un pariente de Don Isaac Abrabanel había vuelto a entrar en Portugal, el rey Juan II hizo arre­
batarle a su hijo y convertirle a la fuerza al cristianismo. No se sabe si Yehudá volvió a tener algún
contacto con él.
Yehudá y su familia inmediata, al igual que su padre, se dirigieron a Nápoles. Allí, Fernando (Ferrante)
II de Nápoles, dio una cálida acogida a la familia Abrabanel. Allí se dedicó a ejercer la medicina y a sus
estudios filosóficos. En 1495, los franceses tomaron el control de Nápoles, y se vio de nuevo obligado
a huir, primero a Génova y después a Barletta. En 1501, después de la derrota de los franceses en
Nápoles, fue invitado de nuevo a la ciudad por el rey Federico, y después vivió bajo la protección del
virrey de Nápoles, Gonzalo Fernández de Córdoba, de quien fue médico personal, hasta su caída en
desgracia, en 1507, marchando a Venecia (donde entonces estaba su padre). Después de una estancia
en Ferrara (1515) y en Pesaro (1516), regresó a Nápoles en 1521. En general, poco se sabe de la vida
de León Hebreo, en particular de sus últimos años, aparte de que en 1521 se le pidió que prestara
atención médica al cardenal San Giorgio (en Nápoles), y que es probable que se trasladara a Roma al
final de su vida. Falleció en torno al año 1523.
Entre todas estas idas y venidas, León encontró tiempo para escribir su opus magnum, los Dialogbi
d ’amore. Además de sus Diálogos de amor; León Hebreo escribió algunos poemas en hebreo, entre
otros una elegía por la expulsión de España y la conversión forzosa de su hijo en Portugal, y una
endecha a la muerte de su padre, así como introducciones en forma de poema a algunas de las obras
escritas por su padre.

DI A M O R E. DI
LLONE H E B R E O
[53] L e ó n H e b r e o
‫׳‬m K P .T O C O R R E T T *‫؛‬
Dialoghi d ’amore di Leone Hebreo Médico. Di nuo­ ** K 1‫ ؛ « * ؛‬K*‫־‬٠ T¿،,

vo corretti et ristampati. A*‫؛‬C R F P .H IK 1 M J J O P Q R iT V X ، 2


AAáSCC ٠£>SE í‫־‬f . 3 KH.

1 ; ‫ ־‬M ‫«״؛‬i
Vinegia: Appresso Dom enico Giglio, 1558.
IK V IJíE G f A , K í L l 'A S S O
8٥ menor; 246 hs.; 16x11 cm.— Encuadernación de época M. D. tV Í Í I .

en pergamino. *،¥*#٠ü«a٠،»i،» Gfc،..

m V 1 K E C IA
Appmfb¿ . I W t t k o G%ís٠.

Los Dialogbi d ’a more escritos en italiano por León He- escritas en el Renacimiento, tanto por su influencia en
breo es una de las más destacadas obras filosóficas obras posteriores como por su éxito editorial. En ellos

A utores de S eparad 93
Bibliotheca
5efarad

recoge doctrinas platónicas renacentistas armonizán­ 1620 fue incorporada al Index librorum prohibitorum
dolas con las tradiciones judías; en estos famosos diá­ de la Iglesia entre los libros a expurgar, por sus conte­
logos trata innumerables temas relativos a la cultura, la nidos heréticos.
estética y la filosofía. Desde su llegada a Italia, León
Hebreo estuvo en estrecho contacto con pensadores Ya en el siglo xvi hubo al menos tres traducciones di­
de los círculos intelectuales neoplatónicos, entre otros ferentes de la obra al español: 1) la del judío Guedella
con el florentino Píceo della Mirándola y Marsilio Fici- Yahiá Los diálogos de amor de Mestre León Albarba-
no (cuya obra Dialogo sopra Vamore le sirvió de mode­ nel medico. De nuevo traduzidos en lengua castellana
lo). También se ha destacado la influencia ejercida por (Venecia, 1568); 2) la del zaragozano Carlos Montesa,
Maimónides, Gabirol y por el Zóhar [—►58-591. Philographia universal de todo el mundo, de los Diálo­
gos de León Hebreo traduzida de italiano en español,
Parece no tener base el aserto dipoi fatto ebristiano, corregida, y añadida ... (Zaragoza, 1582); y 3) la de
incluido en las portadas de las ediciones de sus Dialo­ Garcilaso de la Vega el Inca (Madrid, 1590), sin duda
ghi impresas en Venecia en 1541 y 1545 (pero no en la la más conocida y difundida. Existe además un manus­
primera ni en posteriores), que indicaría la conversión crito del siglo xvi de una versión sefardí aljamiada, muy
de León Hebreo al cristianismo. Probablemente se tra­ próxima a la de Yahiá. También tempranas son dos
te de una mera táctica comercial para captar compra­ traducciones al francés, ambas publicadas por primera
dores del libro. Ninguna otra fuente se refiere a ello y, vez en 1551 (con varias reediciones en la misma cen­
por otra parte, no hay indicio en los propios Dialoghi turia); una al latín (1564), y una al hebreo del literato
para respaldar tal cosa. De hecho, uno de los perso­ judío Yosef Baruj da Urbino del siglo xvn (primera ed.:
najes de la obra hace pensar lo contrario, cuando dice Lyck, 1871).
،،Noi tutti che crediamo la sacre legge mosaica”.
El ejemplar expuesto pertenece a la sexta edición, im­
Su influjo en el mundo intelectual de la época fue muy presa por Domenico Giglio en Venecia en 1558. Sólo
grande, y no sólo en Italia, sino también en el resto de del siglo xvi y en italiano hay al menos trece ediciones
Europa al haber sido traducidos a diversas lenguas en conocidas de los Dialoghi d ’a more, todas ellas, excep­
las décadas inmediatamente posteriores a su prime­ to la primera (Roma, 1535), impresas en Venecia.
ra edición en italiano, publicada en Roma, ya muerto
Leone Hebreo, en 1535. Anteriores a la editio princeps, se conocen algunos
ejemplares de una edición del segundo diálogo (de
Su influencia se deja notar en las obras de Juan Bos- los tres que conforman la obra). Se conservan ade­
cán, Garcilaso de la Vega, Francisco de Aldana, Fer­ más varios manuscritos (algunos descubiertos en las
nando de Herrera, Pedro Malón de Chaide, Miguel de últimas décadas); a la luz de estos nuevos hallazgos
Cervantes, etc. Este último escribió en su Don Quijote. y de los numerosos estudios ya realizados de los más
،،Si tratáredes de amores, con dos onzas que sepáis diversos aspectos de la obra, quizás se puedan llegar a
de lengua toscana toparéis con León Hebreo, que os resolver algunas de las dudas importantes que quedan
hincha las medidas”. Fuera de España, las huellas de por resolver, entre otros, la lengua original en la cual
su obra pueden percibirse en la poesía de Miguel Án­ fue escrita (¿hebreo, español, italiano?) y el número de
gel Buonarroti o Torquato Tasso, y en el pensamiento diálogos que la componían (¿los tres ya conocidos o
de Giordano Bruno, Montaigne o Spinoza. A partir de hubo un cuarto?).

E xposición B ibliográfica
Salomón (S elo m ó ) ١ bn Verga
Son muy escasos los datos biográficos conocidos del médico e historiador hispanojudío Selomó (Salo­
món) ibn Verga. Posiblemente de origen sevillano y nacido hacia 1460, recibió una sólida formación
rabínica y filosófica, y tenía un amplio conocimiento de la literatura no judía de su época. Vivió largo
tiempo en Castilla, donde posiblemente ejerció como médico y tuvo un papel activo en los asuntos co­
munitarios. Después de la conquista de Málaga en 1487 por los Reyes Católicos, Ibn Verga fue enviado
por las comunidades judías españolas para recaudar fondos para el rescate de los judíos capturados
allí, recibiendo autorización oficial para llevar a cabo esta misión.
Como consecuencia de la expulsión de los judíos de España, Ibn Verga se estableció en Lisboa. A
partir de 1497, cuando la mayoría de los judíos de Portugal fueron bautizados a la fuerza, debió de
vivir haciéndose pasar por converso. En 1506 abandonó Portugal con rumbo a Italia. No está claro si
permaneció allí o si se marchó posteriormente a Adrianópolis (Turquía) donde sí sabemos que residía
su hijo Yosef.
Como autor es conocido por su Sébet Yehudá (‘La vara de Judá’), la única obra escrita por él de la que
tenemos conocimiento.
El Sébet Yehudá de Selomó ibn Verga es una de las obras de mayor interés historiográfico compuestas
por los judíos españoles, en concreto entre aquellas que se ocupan de las persecuciones. Comenzó su
redacción Yehudá ibn Verga (m. 1499), siendo Selomó su continuador (en la década de 1520) y quien
aportó más a la redacción final. La obra es una recopilación de relatos escrita con cierto tono noveles­
co. Trata fundamentalmente de las persecuciones sufridas por los judíos y de las disputas religiosas en
las que fueron obligados a participar en los reinos cristianos desde la destrucción del Segundo Templo
de Jerusalén hasta sus propios días.
Como es lógico, son de especial interés los relatos centrados en las persecuciones y disputas teológi­
cas a las que se vieron sometidos los judíos de Sefarad, siendo en ocasiones la única fuente hebrea en
la que se da noticia de ellas. En ocasiones, el autor intercala discusiones y deliberaciones en el relato
histórico, de las cuales algunas son auténticas y otras imaginarias. Por medio de estas, trató de abordar
el problema del odio contra los judíos, de examinar su destino especial, de ofrecer respuestas a las
demandas de sus enemigos, de reprender a su pueblo por sus faltas sociales y morales y de expresar
su objeción contra ciertas opiniones filosóficas. Salomón ibn Verga fue uno de los pocos autores judíos
que, con marcada influencia renacentista, se plantea la cuestión de los porqués de las persecuciones
a su pueblo y de la expulsión de España, pero no llega a profundizar con la seriedad que requería el
tema, al no trascender la concepción religioso-tradicional de la historiografía judía.
El título en hebreo de la obra es un interesante juego de palabras del que pueden hacerse varias
lecturas e interpretaciones. Sébet puede significar ‘vara o palo’ y también ‘tribu’ aplicada a cada una
de las doce tribus de Israel. Yehudá, en este contexto, puede tener también un doble significado: el
autor bien podría estar refiriéndose a los judíos españoles en su conjunto -p u es los judíos de Sefarad
decían proceder de la tribu de Judá (en hebreo, Yehudá)-, o bien, rendir homenaje al iniciador de la
obra, Yehudá ibn Verga.
Su hijo, Yosef Ibn Verga, que se ocupó de su publicación, también incluyó algunos añadidos propios.
El Sébet Yehudá se imprimió por primera en Adrianópolis en 1554. Además de un buen número de
ediciones en hebreo, hay traducciones al yidis, latín, español, ladino, alemán, así como varias edicio­
nes críticas.

A utores de S eparad 95
K Bibliotheca
Sefarad

S alom ón ib n V erga
■I
.‫ספר שבט יהודה מהרב שלמה בן וירגא ז״ל‬ ٥ ‫؛‬١‫ד‬١‫ר‬٠ .٠‫כ¿ר שנ‬
‫؛ן‬ ١‫؛‬:‫י‬ ،.;.٠١ fs ‫؟‬١٠١٠٥ ٥٢١·
‫טריזלאדאדו אין לאדינו פור דאר אה סאב׳יר אה‬ ‫פייזלאיאי؛‬
‫לה קומפאנייא סאנטה די ישראל לאס אנגוסטייאס‬ *٠§
‫ שמדות‬... ‫ מואיסטרוס אירמאנוס‬... ‫קי פאסארון‬ ‫؛‬١‫ ؛‬4‫؛־ א؛‬.·‫ אי י‬٠١١٩٠‫ מ‬١ ‫؛ז‬١٠‫י؛‬6 ‫؛<אכ‬:‫רא‬
jj ‫¡יל‬1 ■١ *rss ٠، ۶ ‫ניאגיי‬ ٠‫ ؛‬٦٠3۶٥
‫ אי סי פוזו אין איסטי שבט יאודה מאס די‬... ‫וגזירות‬ ‫ן‬ ١۶١» ‫·؛א■*؟‬. ،‫·؛‬٠» '‫ ני‬.‫؛‬.‫ י־‬e ·. ١‫ ג‬.‫ק‬

‫טודוס מעשה נורא די סיב׳דאד ווירמיזא אי שבחים‬ ‫ן‬ ٠١١٠.* . 38 ١١٠٥٠۶ .٠۶ ١‫؛؛‬e ٠، ٠.
.‫די ירושלים אי סוס מנהגים‬ ٠٠, » » ٥٠
۶f٠BT١١ ٠‫ | ד א‬١٥
S‫؟ אי‬.‫؛‬£١٦٠ ٠? ٥٠۶3S٠ft
Séfer Sébet Yehudá / ... Selomó ibn Verga ... Tresla-
dado en ladino por dar a saber a la compañía san-
ta de Yisrael las angustias que pasaron ... muestros
hermanos ... Y se puso en este Sébet Yeudá más de
todos maasé de civdad de Woermiza y sebahim de
Yerusaláyim y sus minhaguim ...
[Salónica: s. n.], {610} [= 1850].

8e; 112 hs.; 17x10 cm.— Encuadernación de época en


holandesa.

8 https://goo.gl/NEv70K

Primera de las ediciones en judeoespañol aljamiado dor’). Es una leyenda (¿de nuevo cuño?) ambientada
del Sébet Yehudá de Ibn Verga, publicada sin nombre en el barrio judío de Worms en la edad media que
del traductor en Salónica en 1850. Se trata de una ver­ se había publicado en diferentes idiomas unos años
sión compendiada, y llama la atención por su impre­ antes; puede verse, por ejemplo, en el artículo “La sy­
sión un tanto descuidada. nagogue de Worms et les deux martyrs” aparecido en
la revista Archives Israélites de France de 1841.
En la portada anuncia dos añadidos al texto de Ibn
Verga, el segundo de los cuales “sebahim de Yerusalá­ Fragmentos o pasajes del Sébet Yehudá en ladino se
yim ...” Oalabanzas de Jerusalén ...,)n o está. En cuan­ encuentran diversos tanto anteriores como posteriores
to al primero, “maasé de civdad de Woermiza” (relato a la edición que nos ocupa. En 1859 se publicó en Bel­
de la ciudad de Worms) figura al final del libro con el grado una nueva traducción hecha por David Alcalay
título “maasé temeroso” (‘relato temeroso, atemoriza- y su hijo Mosé Alcalay.

[55] S alom ón ib n V erga C . T ÍK H U D A


‫ ؛‬LA VARA ٠‫؛‬£ ٠J‫؛‬ < UDA
Cbébet Jehuda (La vara de Judá) de Salomón ben
Verga / Traducción española con un estudio preli­ SALOMÓN 8£‫؛‬N VEROA

minar por Francisco Cantera Burgos. zm m mmmw t٥a mmm.

Granada: [Centro de Estudios Históricos] (Lib. López de Eram H

Guevara), 1927.
310 ps.; 25x19 cm.— Encuadernación editorial en rústica. (§P

Traducción española con estudio de Francisco Cantera Hay otras dos traducciones al español: una antigua,
del Sébet Yehudá de Salomón ibn Verga. Se trata de la publicada en Amsterdam (1644; reed., 1740); y una
tesis doctoral del autor, dirigida por D. Mariano Gaspar más reciente, con introducción y notas, de María José
Remiro y presentada en la Universidad de Madrid en Cano (Barcelona, 1991).
1925. Se había publicado previamente por entregas en El ejemplar de la Bibliotheca Sefarad de la edición de
la Revista del Centro de Estudios Históricos de Granada Amsterdam de 1744 fue parte de la exposición Histo­
y su Reino (1924-1925) y posteriormente en el libro ria en Sefarad: Los judíos españoles en la edad media
Crónicas hispano-hebreas (Barcelona, 2000). (Montreux, 2014).

96 E xposición B ibliográfica
Bibliothe
i 5eParad

M E IR 1BN G A B A Y
Meir ibn Gabay, cabalista nacido en España en 1480, fue discípulo de Yosef Alcastiel, un notable
cabalista radicado en Játiva. En 1492 abandona España, y tras pasar por otros lugares, se instala en
Turquía y después, según algunas fuentes, en el País de Israel donde fallecería en 1540. Poco se sabe
de su vida, aparte de la penuria económica en la que vivía, tal y como él mismo lamenta al final de su
primera obra. Tanto él como su maestro estuvieron entre los cabalistas más populares inmediatamente
anteriores a la generación de Cordobero y Luria, las figuras más señeras del misticismo judío de Safed;
sus trabajos son citados tanto por los místicos judíos como por los cristianos. Ibn Gabay rechazaba las
tendencias racionalistas que habían imperado en buena parte de los judíos de Sefarad antes de 1492,
oponiéndose incluso a las corrientes intelectualistas que buscaban un compromiso entre la mística y
la investigación racional.
Ibn Gabay escribió tres libros. El primero, Tolaat Yaacob (‘Gusano de Jacob’; 1507) es un tratado ca­
balístico sobre las oraciones, impreso por primera en vez en Constantinopla en 1559.
Su obra más importante, titulada Abodat bacodes (‘Servicio sagrado’), la escribió entre 1521 y 1531, y
fue publicada por vez primera en Venecia en 1567 bajo el título Marot Elohim\ es una presentación
general de sus ideas cabalísticas y elabora una magnífica síntesis de las enseñanzas de la Cábala his­
pana previas al florecimiento de Safed como centro de la mística judía. Ibn Gabay propone sustituir
la alegoría filosófica propuesta por Maimónides por la lectura simbólica de la Torá practicada por el
Séfer baBabir y el Zóbar.

M e ir ib n G a ba y
Iffe.1‫׳‬٠
, v'‫׳‬٠‫׳‬

‫ על דרך הקבלה‬.‫ספר דרך אמונה בדרך תשובה שאלה‬ ■m n m m v e n ‫ת‬% ‫ הי־כיים גי‬،‫ כי‬١٠٠١٠١‫ל הנר؛‬،‫« כ־‬١rw
٩ ‫ ״‬٠١٠، r - ١ ٠ a ١mn os .w w١٥٠e١‫؛‬n 1t ١‫؛‬i f w jp١‫־‬٠،‫״‬
،٦»،١٠
‫»؛ו‬،١ ‫ ׳‬m ،.‫ יי‬rrtta ‫ מלל‬٣r ·■tus‫؛‬١‫؛‬ra ‫ ול؛؛؛»ד‬nzy nxa ‫ל‬،‫י‬١‫ב‬
... ‫ ר' מאיר בן גבאי ז״ל‬... ‫ חברו‬... '* ٠‫ר‬٠،‫ז‬١Ha . ‫؛؛ל־ו; י‬٠
‫ התון ד‬a hsn a r m -‫ אל‬m ١ ،‫ ؟‬١‫למגי חלקי‬
٠٦s٠r٠f‫؛‬u r٠١٠trrfñam » ;.‫ « בי‬..‫ ؛‬٠١١»:*» ‫־‬1١‫؛‬٦‫תד‬١‫לזן‬.
« 8‫ין ׳‬١٠٠،‫ אדר ר‬r ٠n ٥٣.‫ ״‬١ ١
‫؛؛‬y >..·.‫ של·؛؛‬vh tg ٠٣H W » m m
‫ר‬٠‫ ג‬thf 1‫ת‬٠‫״؛‬٠‫ ל؛‬npero.‫؟‬.‫ ויז‬.'‫؛־״‬...١ ..‫؛؛‬.‫ אי‬an«1١
‫ ؛‬١٠<
Séfer Dérej emuná: Bedérej tesubá seelá al dérej
bacabalá ... / ... Meir ben Gabay ... n ٢٠٠١‫؛‬١٠.،■‫ז؛״‬۶‫ ג‬١‫■ ״>ן‬١' « ٠١ f e ■٥٠٣٠،‫ «י‬..? ‫־‬١٥»
١‫ נ؛؟י؛‬ay. ‫ד־ן בה׳‬١7٥‫יל־־؛‬ nast> T٦‫؛‬، ‫؛‬١،٠٠‫؛؛‬r١١ranho
‫־؛‬،‫ בייב؛‬t١‫ג‬1‫؛‬، ‫' לדל‬٠١‫ הדיג רק‬Sjar . ، . ٠‫רי؛ת ؛‬،‫؛‬٥‫י(ה‬٠1‫בתד‬
Padua: Defús Lorenzo Pasquato vesutafó, 5323 [= 1562]. ‫ נו ו״؛؛؛‬m w ytín ‫י‬.‫! «؟‬١‫־ גל ב‬٠٠ «‫גהול‬،٢٥‫ ה‬note.» p »
;٠١3‫ ؛וידיך ה؟ ד‬٠١٢٣٠١* ٠‫ זי»ג‬٩١‫ לימת טי؛‬٣ * ‫؛‬٥ ‫؛؛·נ‬.»‫רף י'ע‬
‫ ؛נדיר בתי‬١١٠‫؛‬٢‫־‬،:'»‫' ק‬٠‫؛‬٣‫; ؛‬m ١*١5 ‫¡דד‬،،١١١٠٠٥‫ ?؛נ‬،،>‫רף וו׳‬
rísra... ‫ ן‬٠٠.‫ ב; רן‬reft ‫؟נ *דך‬٠‫ו؛י *ריד לי ؛ »؛ב ל‬.،‫ש‬١٤y ٠٢١
8S mayor; 28 lis.; 20x14 cm.— Portada arquitectónica . ‫עאכי־‬.‫؛ריך‬، ‫ » ר‬٠ .‫ד‬٥<‫י‬5‫ע‬.،‫ ן‬٥٠٢١ !،‫؛א‬5‫ ךה‬٦ ‫ ؛‬.‫הקל‬
‫י‬٢‫ א‬١‫ מנד‬٣١‫ ؛ ؟‬٠
،١
« ‫ ד » ״ ) נ‬١‫ ש؛מד‬٠‫קיט؛ ؛)»ב‬
grabada.— Encuadernación de época en pergamino. ‫؟‬٠» .٣٣٠١.‫ן י מבי‬٠١١‫ר*؛؛؛‬y. 1,‫ר‬٠‫ר‬٥b r w .‫ יסד‬٢‫؛‬h ٢«.،‫ודן‬

p <1١‫ ל »חלל‬٠‫« סי' סידרו ד‬.‫״‬،‫ ו‬١‫לס סראכת ו מ ד תל‬٠‫ג‬١an


٠‫ ר מ מ‬٠٧٣٠٥ ‫·צל؛؛؛؛‬.‫טבת״‬٦٠ '¡‫*רואו‬.*

Marm us J e GaíalfaFujuiti P a ta .
Magifh-r M axim liam s B e a U tM tC m m fls J k p t f
m D u x tfl Pataui. Liceatum ornee Jn,ut f?tifos
imprimi própria mam! a m tanfultus fue

<‫ >؛؟‬https://goo.gl/bpjcFk

El libro expuesto es la primera edición de su obra más estuvo al cuidado de Semuel ben Yishac Boehm, autor
tardía, Dérej emuná (‘Camino de la fe’), compuesta en también del breve prefacio, y se hizo por encargo de
1539 e impresa por vez primera en Constantinopla en Pedro (?) del Portelvecchio. Se trata del primer libro
1559. Escrita en formato de preguntas-respuestas para impreso en hebreo en Padua; tras el colofón lleva im­
su discípulo Yosef Leví ben Yishac, es un comentario presa una licencia inquisitorial en latín. Del Dérej emu­
a la obra Éser sefirot de Azriel de Gerona, en el cual ná existen alrededor de una docena ediciones, todas
explica y defiende la doctrina de las sefirot. La edición en hebreo.

A utores de S eparad 97
K Bibliotheca
5efarad

ABRAHAM d e T o r r u t i e l
Abraham ben Selomó de Torrutiel, historiador nacido en Utiel (Valencia) en 1482, tuvo que abandonar
España en 1492 como consecuencia del edicto de expulsión, instalándose en la ciudad marroquí de
Fez, lugar de destino de muchos de los expulsos de Sefarad, donde encontró una nutrida comunidad
judía. Salió junto a su padre, Salomón de Torrutiel, experto en el Talmud y discípulo de Isaac Campan-
ton, que entonces contaba más de sesenta años, y que moriría apenas un año después de su llegada a
Fez. El joven Torrutiel aún habría de vivir otra desgracia en su infancia, tal y como él mismo narra en
su crónica: el incendio que destruyó toda la judería de Fez, con cientos de víctimas y la pérdida de to­
das las casas y enseres. Fue en aquel momento cuando un buen número de los judíos expulsados ins­
talados en Fez deciden volver a la Península. No es seguro, pero sí posible, que Abraham de Torrutiel
se instalara temporalmente en Lisboa. Lo que sí se sabe es que en 1510 comenzaba a redactar en Fez
su crónica histórica, el Séfer baCabalá, donde participó activamente en la vida de la comunidad judía.

A braham de T o r r u t ie l
El libro de la Cúbala de Abraham ben Salomón de
Torrutiel y un fragmento histórico de José ben Za-
ddic de Arévalo / Traducción española, prólogo y
notas de Francisco Cantera Burgos ...
Salamanca: Establecimiento Tipográfico de Calatarava,
1928.
8Qmayor; 70 ps., [1 h.]; 22x16 cm.— Encuadernación m od­
erna en holandesa.

El Séfer haCabalá (‘Libro de la tradición’) es la úni­ La presente edición incluye la traducción española con
ca obra de Abraham de Torrutiel de la que tenemos notas, breve texto introductorio e índice onomástico.
noticia, y es posible que tampoco nos haya llegado El editor, Francisco Cantera, incluye además la traduc­
completa pues sólo se conoce de ella un manuscrito, ción de un fragmento del capítulo 50 del Compendio
tardío, a partir del cual se han hecho todas las edicio­ del recuerdo del justo de Yosef ben Sadic de Arévalo
nes y traducciones. Tal y como indica en su prólogo, para mostrar los paralelismos de algunos pasajes de
el objetivo de la obra es continuar el libro homónimo la obra de Torrutiel con lo escrito, unos treinta años
escrito por Abraham ibn Daud en Il6 l desde donde antes, por Yosef ben Sadic.
él lo había dejado. La obra se divide en tres partes: la
primera, da noticia de los autores y sabios anteriores Hay otras dos ediciones españolas de la crónica de
a la confección de la crónica de Ibn Daud, pero que Torrutiel, una anterior a la de Cantera, de Jaime Bages
éste no incluyó; la segunda, sobre los posteriores a Ibn publicada primero en la Revista del Centro de Estudios
Daud; y la tercera, es una breve crónica de los reyes Históricos de Granada y su Reino 12 (Granada, 1922),
de España, desde la perspectiva judía, seguido de la reimpresa después de forma independiente (Granada,
historia de la expulsión de los judíos de España y de 1923); y una más reciente de Yolanda Moreno Koch
su instalación en Portugal y en Fez. Esta última parte, (Barcelona, 1992) que también incluye el capítulo 50
vivida en primera persona por el autor, es la que tiene de la obra de Yosef ben Sadic de Arévalo.
un mayor interés.

98 E xposición B ibliográfica
Y O SE F C A R O
Yosef (José) Caro nació en Castilla, probablemente en Toledo, en 1488. Tras vivir la expulsión de Es­
paña siendo aún un niño, se trasladó al Imperio otomano instalándose primero y durante largos años
en Nicópolis (en tierras de la actual Bulgaria), después en Adrianópolis, Salónica y Estambul, y final­
mente en Safed (País de Israel), donde llegó hacía 1535 y permaneció hasta su fallecimiento en 1575.
Rabino, talmudista, cabalista, exégeta y escritor, recibió formación de su padre y de su tío, ambos
destacados estudiosos del Tamud. Es conocido por sus dos grandes obras sobre la ley judía: la extensa
y pormenorizada Bet Yosef CCasa de José’) [—> 40], y su versión compendiada, Sulhán aruj (،La mesa
puesta’ o ،La mesa extendida’).
Al poco de llegar a Safed fue nombrado dayán (juez del tribunal rabínico) y ordenado rabino por
Yaacob Berab, presidente del tribunal y suegro de Yosef. A la muerte de Berab, Caro le sucedería en la
presidencia. Fundó allí una academia talmúdica en la que enseño a más de doscientos alumnos. Entre
sus discípulos estuvieron dos destacadas figuras rabínicas del siglo xvi, ambos oriundos de España,
Mosé Cordobero y Mosé Alsej.
A partir de pocos años después de su llegada a Safed, Yosef Caro alcanzó en vida un nivel de prestigio
y liderazgo en toda la diàspora judía que hasta aquel momento solo había tenido Maimónides. No solo
su código legal gozó de gran autoridad; también sus sentencias como juez del tribunal de Safed, sus
sermones y, muy especialmente, sus Responsa. Caro dio respuesta a una gran cantidad de preguntas
y cuestiones que le llegaban de las comunidades judías de diversos lugares
Entre las obras conservadas de Caro, además de las ya mencionadas, cabe destacar: Késef Misné, un
comentario al Misné Torà de Maimónides; Bédec baBáyit [—►40], suplementos y correcciones a su Bet
Yosef Clalé haTalmud, sobre metodología del Talmud; Abcat rojel, edición parcial de su responsa; y
M aguid mesarim, un diario místico del autor.
En relación con este último libro -u n a de las obras notables del autor- hay que recordar la faceta de
cabalista de Caro, su estrecha relación con los otros grandes cabalistas del círculo de Safed, y su con­
vencimiento de experimentar revelaciones y fenómenos místicos. El M aguid mesarim es un curioso
diario místico el que durante un período de cincuenta años Caro registró las visitas nocturnas de un
ser angelical. Hay quienes ponen en duda su autoría.
Yosef Caro redactó su Bet Yosef una nueva y extensa codificación de la ley judía siguiendo la organiza­
ción del Arbaá turim de Jacob ben Aser, y un a guisa de manual con formulaciones mucho más escue­
tas, el Sulhán aruj', la obra que se convirtió en el código definitivo de todo el judaismo hasta nuestros
días. Pero para ser aceptado por el judaismo franco-germano y polaco hubo aún de ser manipulado
por Moisés Isserles, quien introdujo los puntos de vista asquenasíes, mucho más rígidos, prefiriendo
además en los casos de discrepancia las decisiones de la escuela centroeuropea. Una obra que sigue
la línea de anteriores codificaciones de la ley escritas por los judíos españoles, caracterizadas por ser
más sistemáticas, menos rigurosas en sus decisiones y menos determinadas por el uso costumbrista
que la franco-germana.
Aunque los Turim, eran un código muy popular, resultaba inadecuado debido a su brevedad y falta
de fuentes. Yosef Caro, tomando como punto de partida la revisión de la obra de Yaacob ben Aser,
elaboró un nuevo código en el cual desarrolla las diferentes leyes rabínicas y las fundamenta en el
Talmud. Además, trae una síntesis de opiniones rabínicas diversas y las analiza, para dar finalmente
su propia opinión. Caro consideraba Bet Yosef como su obra principal y, sin embargo, se le conoce
mucho más por el extracto que hizo de ella, el Sulhán aruj.
En el Sulhán aruj, publicado por primera vez en Venecia en 1564-1565, Caro presenta un compen­
dio de las leyes y decisiones previamente tratadas con mayor amplitud en Bet Yosef Creía que esa
obra serviría principalmente para los estudiantes. Sin embargo, los rabinos le reservaron una acogida
entusiasta, pues el Sulhán aruj constituía un manual de gran valor práctico que permitía decisiones
rápidas y bien fundadas. Su ventaja, en comparación con los Turim, es que este último citaba varias
opiniones y no daba una opinión clara acerca de cuál era la de mayor autoridad. En el Sulhán aruj
se cita únicamente la de mayor peso y raras veces registra alguna opinión divergente. Naturalmente,

A utores de S eparad 99
Bibliotheca
K Befarad

los rabinos con puntos de vista opuestos, no aceptaron el Sulhán aruj como autoridad definitiva y
se produjo una corriente de oposición especialmente en Polonia y Alemania, ya que Caro se basaba
mayormente en Maimónides, Alfasi y otros rabinos de la escuela española. Pero Caro era él mismo
una autoridad reconocida. Las notas adicionales de Isserles vencieron la resistencia de los rabinos as-
quenasíes (primera ed. del Sulhán aruj con las adiciones de Isserles: Cracovia, 15771580‫)־‬. Desde su
publicación a mediados del siglo xvi hasta nuestros días, el Sulhán aruj ha sido y sigue siendo en la
actualidad el código de la ley judía más autoritativo.
Son literalmente innumerables las veces que el texto del Sulhán aruj ha sido publicado de forma to­
tal o parcial, en ediciones misceláneas de leyes judías, traducciones, versiones compendiadas, etc. Se
cuentan por centenares las ediciones hebreas si se incluyen las completas más aquellas independien­
tes de alguna de las cuatro partes en que se divide la obra. Versiones completas, parciales o compen­
diadas las hay en las principales lenguas judías (ladino, yidis y judeoárabe) así como en las grandes
lenguas europeas (inglés, alemán, francés o español).

[58] Y o se f C aro

‫ עם חדושי‬... ‫יוסף קארו‬...‫שלחן ערוך מטור אבן העזר‬ : \ ‫העוד‬


! ٠‫אכן ן‬
١‫ר ו‬ly‫ס‬w‫; י‬ >٠ >

‫ עם ביאור המלות ולוח‬... ‫ ר׳ משה איסרלש‬... ‫דינים‬


· ‫מ א' ؛ צ ייו׳ יי מ ע ה א ע ר ל עו מ ל‬
‫ הוגה‬.‫ באר הגולה‬... ‫ וסביב‬.‫פרטית מכל הסימנים‬ ‫ ת‬١‫;י‬.‫ מיןויו؛‬٥‫ לע‬٦ ‫ \ מ ו י‬٦‫וס‬
‫ יוגחל‬raffe ! ‫ס ו ש ? ס‬
!‫ריכי ؛؟שד‬
‫ ר' שלמה יהודה ליאון וכה״ר דוד‬... ‫ על ידי‬... ‫בעיון‬ ‫מרס י‬... ‫ מכל‬rf®CTS1í»‫؛‬١K1٠‫؛‬٠1
K i l l ·'■ ‫ ־ ذ' ﺀ‬. ‫ ا‬٠‫ ا ب‬.·■‫'؛] ז ר י ה י '״ ו א ד ؛؛ ו؛‬f r ·■)'V i
Sen. ‫ ף‬٠١>‫ · הנו‬٠K ! S٦ ? ‫؛‬r r * ‫ייי؛‬،
‫ ר' דוד נוניש טוריס‬... ‫ במצות והוצאת‬... ‫נוניש טוריס‬ ‫״‬n‫״؛‬Vv: i f :‫ ﻏ ﻎ ר‬١١;
/‫\ אכן העור "׳‬
‫ ויי־׳‬، ‫ ו ז ז ו‬٠‫·ד‬١‫؛؛ ז‬،? ‫״ י ؛‬
‫ יוסף עטיאש‬... ‫ עמנואל בן‬... ‫ נר״ו והבחור‬... ‫ ר גוניש‬١‫ ר‬-‫שלנ؛ה יהודה ל־און׳ על‬
‫עלח|עחך‬ ‫׳‬.·‫>؛‬..·‫;;غﺀ‬٠‫ﺀﺀ‬4‫خ‬:·‫״‬،.‫ﺧﺠﺄاﺑﻎ؛‬
‫ י י‬٠‫י‬
٠‫;؟ا*ا‬١«‫’؛‬..
■‫ﻟﻠﺊﺀﺀ؛‬٠!‫ ﺀ‬٥١٦,«
7

Sulbart aruj m itur Eben baézer ... / Tose‫ ؟‬Oaro ... '-.‫? ׳ و‬٠٠٠>..١ ‫־ג‬-‫ ימי‬٠‫'؛‬
.■‫׳ل"اإاال!ﺀ׳ل‬٠'‫ ﺀ؛«ا‬٠‫ا‬٠٠'.٠٠‫ل‬
:‫ לי ג מזי‬f l
‫ש‬٠‫ג‬١‫ דוד ג‬١٠.‫לנר‬٠‫؛נ‬١‫ס‬5٠‫ י ה י י؛ר‬. ‫» » ؟‬
Amsterdam: bidfús ... Imanuel ben Yosef Atlas, 1698. ‫■ענעואי גן‬ ‫עו די ס ניי ר‬
'‫؛־׳‬،٠ 5‫אי؛‬٠٥‫ ע‬٩٥١٠ ‫־ة ו נ ד‬٠‫ج'ئ‬

12٥ ; [1], 178, 178-180, ‫ ] ا ء‬hs ٠; 15x9 c m . - Encuadernación ‫באטעטו־ראם‬


en piel con nervios; cantos jaspeados. ‫ ■של‬rfirr , ٠١‫ ך‬3
‫א?צ‬٠‫עט‬،٦‫ ג‬٠‫יגחיייעמגואל גן ;י‬
‫ ניג חת קנאיחהיאמהח נגוון‬٦٦٠‫נ‬

*
1 ‫؛‬

Tercer volumen de una edición completa del Sulhán fuentes del texto y aclaraciones sobre las razones de
aruj de Yosef Caro, correspondiente al tratado Eben las opiniones conflictivas. El comentario pasó a con­
haézer; dedicado a las leyes del derecho de familia vertirse en parte integral del Sulhán aruj, apareciendo
(matrimonio, divorcio, conducta sexual, etc.). en las ediciones posteriores de la obra. La edición y
Publicada por Imanuel Atías y David Núñez Torres en revisión de los textos estuvo al cuidado de Selomó
Amsterdam entre 1697 y 1698, es reedición de la im­ Yehudá León y David Núnez Torres; la impresión se
presa por el propio Atías entre 16611666‫־‬. Incluye las llevó a cabo en el establecimiento tipográfico de Ima-
adiciones y revisiones de Mosé Isserles. En los márge­ nuel Atías. La portada (tipográfica) va precedida de un
nes en letra menuda (rasí) va el texto del comentario elaborado frontis grabado al cobre con una escena de
Beer hagola de Mosé Rivkes, publicado por primera Moisés recibiendo las tablas de la Ley, el tabernáculo,
vez en la edición de Amsterdam de l66l-l666 a pe­ angelotes y otros motivos ornamentales. Lleva al inicio
tición de los editores Efraím Bueno y Jacob Castelo. unos índices y una fe de erratas al final. Los prólogos y
Rivkes corrigió el texto del Sulhán aruj y añadió las aprobaciones van solo en el primer volumen.

100 ‫ا‬
E xposición B ibliográfica
[59] Y o se f C a r o
‫ קופייאדו‬,‫ספר שולחן המלך איש חבור די שולחן ערוך‬
‫ קון סו הגהה פ׳ואי‬.‫ איל לאדינאדו‬,‫אין לאדינו קלארו‬
‫ יצחק‬... ‫ לו טרוש׳ו אלה אישטאמפה‬... ‫טרישלאדאדו‬
... ‫בכ״ר אליה‬
Séfer Sulhán bamélej, es hibur de Sulhán aruj co-
piado en ladino ... con su hagahá fue tresladado ...
lo trujo ala estampa Yishac bañar Eliyá ...
Costandina: Binyamin bajar Mosé Rosi, {509} 1= 17491- ‫גקושטאנרינא‬
‫؟‬ ||‫؛‬
3S:‫||؛؟‬
. ٠٣٠‫זמ؛י‬١٥ ‫؟‬٠‫ ؛‬٠٠‫יה؛לך‬٥‫יזנ‬٠‫؛ת י‬٠>‫זהל‬١«‫ י‬5 . ٠٠&

8e; 324, [7] hs.; 20x16 cm.— Encuadem ación nueva en


piel.

El libro expuesto, titulado Sulhán hamélej (‘Mesa del erratas, otros tres poemas del traductor, uno de ellos
rey’), es la versión en judeoespañol de Abraham Asá en judeoespañol. Todo el libro impreso en letra rasí.
del tratado Orah hayim del Sulhán aruj de Yosef Caro
Con anterioridad a esta traducción de Abraham Asá del
con las revisiones de Moisés Isserles, dedicado a las tratado Orah bayim , se habían publicado otras edicio­
leyes concernientes a la liturgia. nes parciales en judeoespañol del Sulhán aruj, como
la aljamiada de Meir Benveniste titulada Sulhán hapa-
Esta primera y única edición de esta traducción fue nim o Mesa del alma (Salónica, 1568; Venecia 1602 y
enviada a la imprenta por Yishac bañar Eliyá e impresa 17121713‫)־‬, y la de Mosé Altarás, Libro de manteni­
en Constantinopla por Benjamín Rosi en 1749· La por­ miento de la alma (Venecia, 1609), versión levemente
tada (con orla tipográfica) va seguida de un poema en españolizada y en letras latinas de la anterior. Hay va­
hebreo y de los prólogos en hebreo y ladino, todo ello rias ediciones posteriores con traducciones parciales,
de Asá. Al final del volumen, además de índices y fe de compendiadas o reelaboradas.

A utores de S eparad 101


Biblioteca
K Separad

LA POESÍA h eb r ea medjeval en E spaña (a n t o lo g ía s )


La influencia árabe y el renacimiento de la lengua hebrea condujeron a un notable florecimiento de la
poesía en los tiempos medievales. Ya desde tiempos antiguos los judíos habían producido poesía de
contenido religioso o piyu t destinada a ornamentar la liturgia; per.o es en la Edad Media y en Al-Án-
dalus cuando los judíos, paralelamente a una producción poética de contenido religioso, empiezan a
escribir por primera vez poesía hebrea de contenido secular. Frente a ello los poetas franco-germanos
sólo cultivaron los géneros religiosos y su poesía no alcanzó la calidad de los anteriores.

La actividad de la escuela hispanohebrea fue desde sus comienzos revolucionaria, gracias una vez
más a las manifestaciones de aquella fértil fusión entre la cultura árabe y la hebrea que se produjo
en Al Andalus. Las novedades no sólo se refieren a temas, géneros, estilos y formas poéticas, sino
también a la lengua que se utiliza como vehículo expresivo: el regreso al hebreo bíblico, desdeñando
el postbíblico que era la lengua del antiguo piyut. Los judíos adoptaron también el sistema árabe de
rima, tanto la árabe clásica de la casida monorrima, como las específicas del árabe andalusí, el zéjel y
la moaxaja, composición que a veces finaliza con una coplilla en árabe vulgar o en la lengua romance
de los mozárabes: las famosas jarchas, primeras manifestaciones poéticas en lengua protocastellana,
un buen número de las cuales se nos han conservado en poemas escritos por autores judíos. Con estos
esquemas formales se desarrolla una poesía secular llena de matices, entre cuyos géneros se cuentan
panegíricos, elegías, cantos de amor, poemas báquicos, cantos a la naturaleza, poemas filosóficos y
sapienciales, sátiras, poemas de queja y otros muchos.

La cuna de la poesía secular hebrea fue la Córdoba del siglo X, ciudad que bajo los califas Abderramán
III ( 912-961) y Al-Hakam II (961976 ‫ )־‬se convirtió en el más importante centro cultural de Occidente
donde se daban cita intelectuales, científicos y artistas venidos de los países más lejanos. Al renacer
allí de la cultura hebrea contribuyó la figura de Hasday ibn Saprut (siglo x), entre cuyos protegidos
se cuentan los dos primeros poetas hispanohebreos: Dunas ben Labrat de Fez, quien introdujo en la
poesía hebrea los metros cuantitativos de la poesía árabe, y el tortosino Menahem ben Saruc, su acé-
rrimo oponente.

Pero es durante los reinos de Taifas surgidos al declinar el califato cuando la poesía hebrea alcanzó
su época de mayor apogeo, y con Samuel ibn Nagrela 0 Hanaguid, visir del rey de la taifa de Gra-
nada, comienza la llamada Edad de Oro de la poesía hebrea que duró más de cien años y en la que
desarrollaron su actividad cuatro preclaros poetas: el propio Ibn Nagrela (Córdoba, 953-1056), lo más
destacado de cuya poesía son sus cantos guerreros en los que narra sus triunfos al mando de los ejér-
citos de su señor; Salomón ibn Gabirol (Málaga 1022?-1053?) h 5, 7 ], quien muestra en su poesía su
atormentada personalidad, presa de la pobreza y la enfermedad, su visión agudamente critica de los
seres humanos asi como su permanente lucha en busca de la perfección y de la sabiduría; Moisés ibn
Ezrá (Granada 1055?-1135?), en cuya obra se distinguen dos etapas: la de su dorada juventud, vivida
como joven de familia rica en la feliz Granada, y tras acabar los almorávides con su paraíso granadino,
la época del destierro por las áridas tierras del norte, que le parecen un desierto cultural; y Yehuda
Haleví (Tudela 1075?-1141) h 151, quien tras regocijarse en su juventud con la vida, el amor y los ami-
gos, fue inclinándose con el correr de los ahos hacia temas filosóficos y éticos, expresando sus ansias
de retorno a la tierra de sus mayores en unos bellísimos poemas, las Sionidas, y dejándonos un grupo
de singulares poemas en los que nos describe su viaje por mar rumbo al País de Israel.

En torno a estas cuatro figuras surgió toda una pléyade de poetas entre los que se cuenta Abraham ibn
Ezrá, a quien puede considerarse como el Ultimo de los grandes autores de la época andalusí. Todos
ellos escribieron además poesía religiosa, habiendo acogido el oracional hebreo un buen número de
sus poemas.

A mediados del siglo XII y tras el fin del Al-Andalus judio, los poetas hebreos avencindados ahora en
los reinos cristianos continuaron la tradición andalusí, modificada sin embargo no sólo por la nueva
realidad ambiental en la que ahora se mueven, sino también por su propio desarrollo interno. Cabe

102 E xposición B ibliogr Ahca


Bibliotheca
Befarad

mencionar en este período los nombres de dos poetas del siglo xm: Todros Abulafia (Toledo), que
estuvo vinculado a la corte de Alfonso X el Sabio, y Mesulam ben Salomón de Piera (Gerona) en el
que se aprecia la influencia de la poesía trovadoresca; y otros dos de los siglos xiv-xv: Salomón ben
Mesulam de Piera y Salomón ben Reubén Bonafed. El final de la escuela hispanohebrea vino con la
expulsión de 1492, pero su influencia perduró en todo el mundo judío hasta el siglo xviii.

Los poetas hispanojudíos no sólo escribieron poesía en hebreo sino también en lenguas romances. Por
su especial significación hay que citar aquí de nuevo: los Proverbios morales de Sem Tob Ardutiel [—٠■
41]; y las anónimas Coplas de Yogef [—» 42].

[60] A n t o l o g ía p o é t ic a
‫ ספר כולל פיוטים ושירים יקרים‬:‫גנזי אקספרד‬
‫ממשוררי ספרד הקדמונים נאספו בבית אוצר הספרים‬ TltEASURES OF OXFORD ‫ א קש פ ר‬. ‫נ ו‬
‫( ח‬ETtcAt. COM٠١« r o a ١‫־‬s »v thk

‫ מאת צבי הירש עדעלמאן ומאת‬١ ‫אשר בעיר אקספרד‬ ١KClKST JEWISH V‫׳;؛‬n ‫؛‬ARS
iS Sl'AJS ٥٠‫וג‬٠١‫רד מי‬٥٠
٥٠٠١٠٥‫ י כלי؟؛‬8‫؛‬0

‫ הובא לדפוס ונעתק ללשון‬.‫יהודה המכונה ליב דוקעס‬ M١M ‫؛‬ftC٠٠rT* ** TKU 1 W W .II4 . ،-rHUAKf. ٠١‫؛‬١tl>.(V٠
‫ ז י י‬٠,١٠ ·٠‫ » י >>؛‬. ٠·■>٠٠‫ ״‬١*‫נ נ י ח «؛‬ ١٠٥«;

‫ מחברת‬.‫ מאת מרדכי במה׳ חיים ברעסלוי‬,‫אנגלי‬ I. KI.EUIAS, am . U ‫ ״‬1‫׳‬١>U> I.CKKS.


;‫ עי על צ א‬٠١■·»، ■‫*נ‬

.‫ראשונה‬ ١٠. U HK SSL .1١ .١١' ٠‫ ק ע‬١‫ ג ד‬٠٠‫؛ ל פניני! י‬٠‫ ד ו‬١‫ ו؛‬٠

■W ‫؛‬١٠‫!؛‬،. Willi « e r ; * ‫ ״؛‬١

Treasures o f Oxford: Poetical Compositions by the ٠٠٠٠(«٠٠٠. .«١‫؛‬٠5ft٠


١،١
www. ١٠ . ٠١‫ ל‬٠‫ ע‬٦‫ ה־יט נ‬.‫ נטר‬٠‫ פ‬٦‫>؛ד‬

Ancient Jewish Authors in Spain, and compiled from MftoEH ٠١١‫ »؛‬I ١îî١ > * m W U ٠
KF.

Manuscripts in the Bodleian Library, Oxford Part 1/ PART I


by H. Edelman and Leopold Dukes; Edited and ren- ‫חנוק‬
dered into English by M. H. Bresslau. . ،:B O O M U M U K I K ■A?■
« ١ ‫■׳‬٠٠ !١
»

Iparte en hebreo] London: J. Wertheimer and Co., 1850.


[parte en inglés] London: R. Groombridge and Sons, 1851.
8Q mayor; xxiv, 72, 2, [4] ps.; xxiv, 65, [31 ps., 1 h. lám.;
23x15cm.— Encuadernación editorial en tela.

1 https://goo.gl/kmRJHc
Edición bilingüe en hebreo-inglés de poemas de auto­ ibn Ezrá, Yehudá Haleví y Abraham ibn Ezrá y tam­
res hispanojudíos medievales compilados por Hirsch bién, entre otros, de Yehudá Al-Harizí, Yishac Crispín,
Edelman y Leopold Dukes a partir de manuscritos he­ Hiyá al-Daudi y algunos anónimos. Lleva estudio in­
breos conservados en la Bodleian Library de Oxford, troductorio, presentación de los poemas, notas, etc. En
editados y traducidos por Marcus H. Bresslau. Incluye la portada indica que es la primera parte, pero no hay
principalmente poemas de Selomó ibn Gabirol, Mosé más publicado.

[61] A n t o l o g ía p o é t ic a
‫ >די גאלדענע שפאניש‬:‫אונזער ליד פון שפאניע‬ ‫יו؛י‬٥ ‫ ע ר יליידי‬٠‫؛יכ‬3&
٠١١٥٠١٠. ٠٠\‫؛‬٠٠J‫؛‬١، ٠M٠‫؛‬،’ ‫?؛؛‬..‫؛‬.:s‫؛‬، ٠٩،
‫ משה אבן‬,‫ שלמה אבן גבירול‬:<‫העברעאישע תקופה‬ ، 5١‫ר‬٠٠5‫ג‬-‫ג؛ו‬٥، n r & v
‫ יהודה הלוי \ איבערזעצט מיס איינלייטונגען‬,‫עזרא‬ 5#‫י‬٠١‫־ ע‬١٥٠،
.‫ירד ויילילף‬-‫ידדדז־‬
‫ג؛؛ען‬١٠٥‫ני؛״‬٠٠« «٠» ٥‫؛‬f‫׳؛؛‬s٠a«v١‫؛‬
.‫ שווארץ‬.‫ י‬.‫און באמערקונגען פון י‬ ‫ ©זין‬٦٠٥٠3 ٠٠‫ן‬٠٠‫؟ ע י‬٥٥٠» ٦٩٥٥
. f ’.m.n.» .‫י‬
Unzer lid fu n Shpanye. Di goldene Shpanish-hebre-
ishe tkufe. Shelomoh Ibn-Gavirol, Mosheh Ibn-Ezra \
Yehudah Halevi / Iberzetst mit aynlaytungen un
bamerkungen fun I. J. Schwartz.
New York: Idishe Kultur Gezelshaft, 5692 [= 1932] (cop.
193D.
‫י‬٠٠**‫צל‬٠‫ י י׳؛‬١
‫*י‬١
‫ נ‬i r ™ ‫ץ‬٠١
*»emm ٠1
301 ps., [1] h.; 22x14 cm.— Encuadernación editorial en
tela.

Antología de poemas de autores de la ‘edad de oro de ellos. La selección incluye poemas de Gabirol, Mosé
la poesía hispanohebrea’ traducida al yidis por Israel ibn Ezrá y Yehudá Haleví. Lleva además la traducción
Jacob Schwartz (18851971‫)־‬. Se presentan agrupados de algunos pasajes del Tahkemoní de Yehudá Al-Hari­
por autores, con un breve ensayo sobre cado uno de zí. Todo en yidis (en caracteres hebreos).

A utores de S eparad 103


Bibliotheca
K Befarad

[62] A ntología poética


La poesía sagrada bebralcoespaUola / po‫} ؟‬ose M-
Millás Vallicrosa.
Madrid: Instituto Arias Montano (CSIC), 1940.

X II, 3 6 7 ps., 121 lis., 1 lám. de retr .5 27x20 cm.— Encuader-


nación posterior en tela.

Amplia selección de composiciones poéticas de más Fue el primer libro publicadlo por el Instituto Arias
de cuarenta autores traducidas al español por José M^ Montano de Estudios Hebraicos y de Oriente PrOxi-
Millás. El muy extenso estudio que precede a la an- mo del Consejo Superior de Investigaciones Cientifi-
tologia de textos es un pormenorizado estudio de los cas (CSIC), creado ese mismo año. Hay una segunda
periodos, autores, estilos y obras de la poesía religiosa ediciOn publicada en 1948 que solo difiere de esta de
escrita en hebreo por los judíos de la España medieval. 1940 por omitir la lámina con el retrato del Jefe de
Incluye 135 poemas de muy diversa extensión presen- Estado, Francisco Franco, que lleva esta, y por una
tados por autores, y estos ordenados cronológicamente. minima nota incluida al final del prólogo.

104 E xposición B ibliográfica


Au to res

Aboab, Lsaac —٠.Isaac Aboab Jafudá Bonsenyor —٠ [38, 39]


Abrabanel, Yebudá —> León Hebreo
Abraham bar Hiyá —٠. [11, 12] Labrat, Dunas ben —٠. Dunas ben Labrat
Abraham ibn Ezrá —٠ [16, 17] León Hebreo —> [33]
Abraham ibn Hasday —٠. [31] León, Moisés de —٠. Moisés de León
Abraham Torrutiel —٠. [57]
Abraham Zacut —٠. [52] Maimónides - ٠. [23-29]
Adret, Salomón —٠. Salomón ben Adret Meir ibn Gabai —٠. [56]
Arama, Isaac —٠. Isaac Arama Menahem ben Saruc —> [1]
Arragel, Moisés —٠. Moisés Arragel Moisés Arragel —٠ [46]
Aser, Jacob ben —٠ Jacob ben Aser Moisés ben Maimón —٠.Maimónides
Moisés ben Nahmán —٠. Nahmánides
Bahyá ibn Pacuda —٠ [8, 9, 10] Moisés de León —٠ [37]
Bar Hiyá, Abraham - ٠. Abraham bar Hiyá Moisés Quimhí —٠. [18]
Ben Adret, Salomón —٠. Salomón ben Adret Mosca, Yebudá —٠. Yebudá Hacobén
Ben Aser, Jacob - ٠. Jacob ben Aser Mosé . . . —٠٠Moisés
Ben Labrat, Dunás —> Dunás ben Labrat
Ben Maimón, Moisés —٠. Maimónides Nahmánides —٠. [32]
Ben Nahmán, Moisés —٠. Nahmánides
Ben Saruc, Menahem —٠.Menahem ben Saruc Pacuda, Bahyá ibn —> Bahyá ibn Pacuda
Benjamín de Tudela —٠. [1922‫]־‬
Bonsenyor, Jafudá / Yebudá —٠.Jafudá Bonsenyor Quimhí, Moisés —٠ Moisés Q uim hí

Caro, Yosef—٠. Yosef Caro Rambam - ٠.Maimónides


Carrión, Sem Tob de —٠. Sem Tob de Carrión
Coplas de Yosef—٠. [42] Salomón ben Adret - ٠. [3436‫]־‬
Corsuno, Jacob —٠.Jacob Corsuno Salomón ibn Gabirol —4-7] ٠‫]׳‬
Salomón ibn Verga —٠. [54, 55]
Dunás ben Labrat - ٠. [2] Saprut, Sem Tob ibn —٠. Sem Tob ibn Saprut
Saruc, Menahem ben —٠. Menahem ben Saruc
Ezrá, Abraham ibn —٠ Abraham ibn Ezrá Selomó . . . —٠. Salomón
Sem Tob de Carrión —٠■[41]
Gabai, Meir ibn - ٠.Meir ibn Gabai Sem Tob ibn Saprut - ٠. [43]
Gabirol, Salomón ibn —٠■Salomón ibn Gabirol Sem Tob, Yosef ibn —٠ Yosef ibn Sem Tob

Hacobén, Yebudá - ٠. Yebudá Hacobén Torrutiel, Abraham d e —٠.Abraham de Torrutiel


Haleví, Yebudá —٠. Yebudá Haleví Tudela, Benjamín de —٠ Benjamín de Tudela
Hasday, Abraham ibn —٠.Abraham ibn Hasday
Hiyá, Abraham bar - ٠ Abraham bar Hiyá Verga, Salomón ibn —٠. Salomón ibn Verga

Ibn Ezrá, Abraham - ٠. Abraham ibn Ezrá Yaacob —٠ Jacob


Ibn Gabai, Meir —>Meir ibn Gabai Yanah, Yona ibn —٠. Yona ibn Yanah
Ibn Gabirol, Salomón —٠ Salomón ibn Gabirol Yehuda Abrabanel —٠. Leon Hebreo
Ibn Hasday, Abraham —٠. Abraham ibn Hasday Yehuda Bonsenyor —٠.Jafuda Bonsenyor
Ibn Pacuda, Bahyá —٠ Bahyá ibn Pacuda Yehuda Hacohen —٠. [33]
Ibn Saprut —٠. Sem Tob ibn Saprut Yehuda Halevi —٠ [1315‫]־‬
Ibn Sem Tob, Yosef - ٠. Yosef ibn Sem Tob Yehuda Mosca —٠. Yehuda Hacohen
Ibn Verga, Salomón - ٠. Salomón ibn Verga Yishac ... —>٠ Isaac
Ibn Yanah, Yoná —٠. Yoná ibn Yanah Yona ibn Yanah - ٠. [3]
Ibn Zabara, Yosef—٠. Yosef ibn Zabara Yosef Caro —٠. [58, 59]
Isaac Aboab —٠. [49, 50] Yosef ibn Sem Tob - ٠. [45]
Isaac Abrabanel —٠. [51] Yosef ibn Zabara —٠. [30]
Isaac Arama - ٠. [47, 48]
Zabara, Yosef ibn - ٠. Yosef ibn Zabara
Jacob ben Aser —٠ [40] Zacut, Abraham —٠Abraham Zacut
Jacob Corsuno —>٠[44] Zacuto —٠Zacut

A utores de S eparad 105


T IT U L O S
Al-Hidaja ‘ila Fara’id al-Qulub des Bacbja ibn Josef ibn libro de la Cábala de Abraham ben Salomón de Torrutiel
Paquda aus Andalusien ... —٠. [10] El —٠ [57]
Almanach perpetuum celestium motuum Çradix 1473), Llibre de geometría, Hibbur bameixibá uebatixboret ...
Tabulae astronomicae —٠. [52] 12] ►‫] ־‬

Antiquissimum Linguae Hebraicae et Chaldaicae Lexicon Llibre de paraules e dits de savis efilosofs ... —٠. [38]
ad sacras scripturas explicandas ... —٠. [1] Llibre d ’ensenyaments delectables, Séfer Xaaixuim —٠. [30]
Aquedat Yisbac ... Hazut casa ... Mecor hayim . . . —٠٠[48]
Azabarot... —٠ [5] Llibre revelador, Meguillat bamegallé ... —٠ [11]

Pen bamélej vehanazir —►[31] Masaotsel rabíBinyamín barofé ... —٠ [20]


Pewr ...،‫؟‬/ Hamisâ Humsé Tord —٠. [32] Menorat hamaor... —٠ [49]
Biblia de la Casa de Alba, excerpta El Libro de Rut, La Menorat bamaor. Dito libro es todo ladino de Guemará,
- ٠. [46] como la almenara que relumbra por las cuatro partes
de el mundo ... —٠■[50]
Cbébet Jehuda (La vara de Judâ) ... —٠ [55] Mibhar bapeninim ... —> [4]
Copias de Yoçef... —٠. [42] Moisés Kimcbi y su obra Sekel Tob —٠ [18]
Criticae vocum recensiones ... —٠. [2]
Cuzary: Diâlogofilosôfico ... —٠ [14] Pardés rimonim al bagadot baTalmud —٠ [43]
Peer bador baló bemá Tesubot Seelot... —٠ [26]
Pta Zez. Divina —٠. [25] Peni‫¿ ؟‬z/ Nebíim abaronim ... —51] ٠‫]־‬
P>e idolatria liber, cum interpretatione Latina, & notis poesía sagrada hebraicoespañola, La - ٠. [62]
— [23] Prolegomena zu einer erstmaligen Herausgabe des Kitab
P>e nativitatibus —٠ [16] al-bidaja ’ila fa ra ’id al-qulub ... —٠ [10]
،Ze officiis cordium ... —٠ [8] Proverbios morales (Selección) —> [41]
Délices royales ou le jeu des échecs son histoire, ses règles
et sa valeur morale —٠. [17] Sehet Yehudä —٠ [54]
٠ ére/ emunâ —٠ [56] Séfer baZóhar ...a l baTorá ... —٠ [37]
Dialoghi d ’amore - ٠. [53] Séfer Torat babáyit haaruj —٠ [36]
segunda mitad del “Sefer babaxua ١١—٠. versión hebraica
fuente de la vida, La —٠. [6] de su “Kitab At-Tasuiya‫ ״‬..., La—٠ [3]
Sentencies moráis ... —> [39]
Sulbán am¡ m iturEben baézer... —٠ [58]
G’zzzZz <Ze descarriados —٠. [28]
Sulbán bamélej, es bibur de Sulbán aruj copiado en
guide des égarés, traité de théologie et de philosophie, Le
ladino ... —٠. [59]
27] ·*‫]־־־‬

Tesubot Harasbá ha miyubasot lebaRamban ... —٠ [35]


Hazut casa - ٠. [47]
Tesubot seelot... —٠ [34]
Himno de la creaciôn para la manana del dia del gran
ayuno —٠ [15] ToratHobat balebabot... —> [9]
Tractat Gastrología ó sciencia de les steles —►[44]
Trattato rituale- morale- toscano ... —» [24]
Itinerarium D. Beniaminis ... —٠ [19]
Treasures of Oxford: Poetical Compositions by tbe Ancient
Jewish Autbors in Spain ... —> [60]
Kebod Elobim —٠ [45] 7‫؛‬wr Foré¿/e،4 /mperús vebidusé ... —►[40]
Kether malkhuth = Corda real... —٠ [7]
Kizur Moreb Nevucbim —٠. [29] Unzer lid fu n Shpanye: Di goldene Sbpanisb-bebreishe
tkufe ... —►[61]
Lapidario del Rey D. Alfonso X —٠ [33]
Zz.Zer Ca‫؟‬rz continens colloquium seu disputationem de Viajes de Benjamín de Tudela 1160-1173 —►[22]
٠. ٠

religione... —٠ [13] Voyages de Rabbi Benjamin fils deJona de Tudele ... —>[21]

106 E xposición B ibliográfica


L U G A R E S D E 1 M P R E S 1 .N :H i

Ámsterdam - 4 [20, 21, 23, 26, 37, 51, 58] Madrid » 62 ,33 ,28 ,22 ,18 ,14 ,6‫]؛‬
Barcelona -4 [11, 12, 30, 39 44] Mantua -4 [31]
Basilea - 4 [13] Nueva York -4 [29, 61]
Berlín —٠. [40] Oporto -4 [7]
Bolonia —٠. [34] Padua -4 [56]
Cambridge -4 [42] Palma de Mallorca —> [15, 38]
Constantinopla -4 [50, 59] Paris » [ 1 7 , 27]
Córdoba -4 [3] Bratislava —> [32]
Edimburgo —٠. [1, 2] Sabbioneta -4 [43, 47]
Ferrara -4 [45] Salamanca -4 [57]
Fráncfort -4 [10] Salónica -4 [54]
Ginebra -4 [52] San Sebastián -4 [46]
Granada —٠. [55] Santiago de Chile -4 [41]
Leiden 19 ,10] 4‫]־‬ Sulzbach -4 [49]
Lisboa -4 [25] Varsovia -4 [9, 24, 48, 53]
Liorna —٠. [5] Venecia -4 [4, 16, 24, 53]
Londres —٠. [1, 2, 60] Viena -4 [8, 36]

‫؟‬ ‫ﻊ‬ ‫ﺋ‬ ٠‫· ث ;ا‬ An o s de IMPRESIÓN n


1484 ٠ [16] 1805 - ٠ [37] 1900 * [6]
1811 - ٠ [36] 1904 - » [10]
1539 1 3 4 ] 1837 - » [5] 1910 - » [14]
1546 * [4] 1839 - ٠ [32] 1911 - » [48]
1551 ٠ [47] 1850 - » [54, 60] 1912 - » [10]
1554 1 4 3 ] 1851 - ٠ [60] 1916 - > [52]
1556 —> [45] 1854 —» [1, 8] 1918 ٠ [22]
1557 ٠ [3 1 ] 1855 - ٠· [2] 1920 ٠ [18]
1558 1 5 3 ] 1856 - ٠· [27] 1925 » [25]
1562 —٠ [56 ] 1864 ->■ [17] 1927 - > [7, 55]
1875 - > [9] 1928 » [ 4 6 , 57]
1633 . [ 1 9 ] 1881 - ٠■ [331 1929 » [ 3 , 11]
1641 + [51] 1883 - ٠· [35] 1931 ‫[ ب‬12, 28, 30, 61]
1642 - ‫[ ب‬23] 1885 - » [15] 1935 » [29, 42]
1660 ٠ [13] 1889 - ٠■ [38 , 39] 1940 » [62]
1698 * [20, 58] 1890 - ٠· [44] 1947 » [41]
1893 - > [50]
1702 ٠ [40]
1734 ٠ [21]
1749 ٠ [59]
1765 —‫[ ب‬26]
1790 . [ 49]
1795 ٠ [24]

A utores de S edyrad 107


id io m a s ds e d ic ió n ٠.

Alemán —٠. [8, 10] Latín - ٠ [13, 16, 19, 23]


Árabe —٠. [10, 27] Portugués —٠. [7]
Arameo —٠. [37] Yidis - ٠ [9, 29, 49, 61]
Catalán - ٠ [11, 12, 30, 38, 39, 44]
Español - ٠. [3, 6,14, 13, 18, 22, 23, 26, 28, 33, 41, 42, 46, Árabe-francés —٠. [27]
52, 55, 57, 62]
Hebreo-alemán —٠. [8]
Francés —٠. [17, 21, 27]
Hebreo-español —٠. [18]
Hebreo — [1, 2, 4, 5, 8, 9, 13, 18, 19, 20, 23, 24, 26, 30, 31,
32, 34, 35, 36, 37, 40, 43, 45, 47, 48, 49, 51, 56, 58, 60] Hebreo-inglés —٠. [1, 2, 60]
Inglés —٠. [1, 2, 60] Hebreo-italiano —٠. [24]
Italiano —٠. [24, 53] Hebreo-latín —٠. [13, 19, 23]
Ladino —٠. [50, 54, 59] Hebreo-yidis —٠. [9, 49]

TÍTULOS DIGITALIZADOS ₪ J§B

( w w w .b ib iio th e c a s e fa r a d .c o m )

Menahem ben Saruc: Antiquissimum Linguae Hebraicae Salomón ben Adret: Tesubot Harasbá ha miyuhasot leba-
et Chaldaicae Lexicón —٠. [1] Ramban —٠. [35]
Dunás ben Labrat: Criticae vocum recensiones —٠. [2] Salomón ben Adret: Séfer Torat babáyit baaruj —٠. [36]
Salomon ibn Gabirol: Mibhar bapeninim —٠ [4]
Jafudá Bonsenyor: Llibre de paraules e dits de savis e
Salomón ibn Gabirol: Azabarot —٠. [5] filosofs—٠ [38]
Yehudá Haleví: Himno de la creación para la mañana Jafudá Bonsenyor: Sentencies morals —٠. [39]
del día del gran ayuno —٠. [15]
Sem Tob ibn Saprut: Pardés rimonim al hagadot
Abraham ibn Ezrá: De nativitatibus —٠. [16]
baTalmud —٠. [43]
Abraham ibn Ezrá: Délices royales ou lejeu des écbecs son
bistoire, ses regles et sa valeur morale —٠. [17] Jacob Corsino: Tractat d ’astrologia ó scienda de les steles
- ٠ [44]
Moisé Quimhí: Moisés Kimcbi y su obra Sekel Tob —٠. [18]
Yosef ibn Sem Tob: Kebod Elohim - ٠. [45]
Benjamín de Tudela: Masaot sel rabí Binyamín barofé
... —٠· [20] Isaac Arama: Hazut casá —٠ [47]
Maimónides: De idolatría liber; cum interpretatione Isaac Aboab: Menorat bamaor. Dito libro es todo ladino
Latina, & notis —٠. [23] de Guemará, como la almenara —٠. [50]
Maimónides: Trattato rituale- morale- toscano - ٠. [24] Salomón ibn Verga: Sébet Yebudá —٠ [54]
Maimónides: Peer bador baló bemá Tesubot Seelot —٠ [26] Meir ibn Gabay: Dérej emuná —٠. [56]
Abraham ibn Hasday: Ben bamélej vebanazir —٠· [31] Antología poética: Treasures of Oxford: Poetical Composi­
Yehudá Hacohén: Lapidario del Rey D. Alfonso X - ٠ [33] tions by the Ancient Jewish Aauthors in Spain —٠. [60]

108 E xposición B ibliográfica A utores de S eparad


Fe de Erratas

Página Dice Debería decir

3 (Sumario) Coplas de Yosef Coplas de Yogef


3 (Sumario) Jacob Corsuno Jacob Corsino
3 (Sumario) Isaac (Yishac) Arama ...47 Isaac (Yishac) Arama ...84
J ٦D ٠K٥ m ; ٦١‫ ? ־‬، « . ٠J ٥ ’D

J3S.U n n ١?١ IO & ٦ f١


<١ ¡nr>l٠ f é o ٠>١Tr ١fj٠ w » ‫؛‬-i j » . 5 > ٠ ‫ ؛؛׳‬o . ‫ ؛‬.

٧١) f١‫־‬١J١، ١)‫>׳‬١» ١U>13 T3r١J١>


‫־‬١ f » n ‫؛‬1 ٦ 3 ٦ ٥ p 3 p S‫>؛‬
٠o١j٠»٠fi« fl^njf ١aw ٠‫؛‬٠3í»a‫؛‬í١١w >»٠١٥،،.

p ٠ m .٠ ٠w. í
Autores de
PÍ¿$J‫؛‬pPI
. ،٠٤L
Se f a r a d
La p ro d u cció n in te le ctu a l
،.٠١
de los ju d fo s españoles
en la Edad Media

Catálogo de la e x p o s i c i ó n b i b l i o gr á f i c a
Bibliotheca
ABRIL 2 0 1 7 Sefarad
‫ף«‬
‫ﻷ‪٠‬‬
‫‪٥٥‬‬
‫ح‬
‫ج‬
‫‪a‬‬
‫‪١‬‬
‫ة‬

‫‪٥‬‬
‫ﻟﺔ‬
‫‪2‬‬
‫ح‬
‫‪٥‬‬
‫ئ&‪١٠‬‬
‫‪٥٠‬ة‬
‫*‬
‫‪W‬‬
‫<‬
‫‪٠‬‬
‫‪٥‬‬
‫‪٠‬‬
‫‪٠‬‬
‫ف‬
‫‪٠٠‬‬
‫<‪١‬‬

‫؟‬
‫‪٧‬‬

‫‪V‬‬
‫ج‬
‫ج‪١‬‬
‫‪١٧‬‬
‫ﻫﻠﻢ‬
‫‪٧‬‬
‫‪٧‬ا‬
‫ع‬
‫ي‪.‬‬
‫ع‬
‫‪S‬‬
‫»‬