Você está na página 1de 8

VIERNES DE LA III SEMANA DE CUARESMA

Estación en San Lorenzo en Lucina


III clase, morado

Esta misa se celebra en la Iglesia de san Lorenzo en Lucina, uno de los


numerosos santuarios construidos en Roma en honor del santo. En ella, se
conserva parte de la parrilla en la que recibió el martirio.
Las lecturas evocan el agua bautismal que regenerará a los catecúmenos en
la noche santa de Pascua. El agua que hizo brotar Moisés de la roca del
desierto para calmar la sed del pueblo prefigura el agua viva de la que Jesús
habla con la samaritana y que es fuente de vida eterna. Esta agua es la
gracia que recibimos por el bautismo, por la penitencia y los demás
sacramentos: agua que brota del costado abierto del Redentor.
Pidamos hoy: Señor, dame siempre de esa agua.

INTROITO Salmo 85,17.1


FAC MECUM, Dómine, signum in HAZ CONMIGO, Señor, algún
bonum: ut vídeant, qui me prodigio, para que los que me
oderunt, et confundántur: quóniam aborrecen vean con confusión suya
tu, Dómine, adjuvísti me et como tú, oh Señor, me has
consolátus es me. socorrido y consolado.
V/. Inclína, Dómine, aurem tuam, V/.Inclina, Señor, tu oído y
et exáudi me: quóniam inops et escúchame; porque me hallo
pauper sum ego. afligido y necesitado.
V/. Gloria Patri, et Filio, et Spiritui V/. Gloria al Padre y al Hijo y al
Sancto. Sicut erat in principio, et Espíritu Santo. Como era en el
nunc, et semper, et in sæcula principio ahora y siempre por los
sæculorum. Amen. siglos de los siglos. Amén.

COLECTA
JEJÚNIA NOSTRA, quǽsumus DÍGNATE, SEÑOR, aceptar
Dómine, benígno favóre benignamente nuestros ayunos; para
proséquere: ut, sicut ab aliméntis que así como nos abstenemos en el
abstinémus in córpore; ita a vítiis cuerpo de alimentos, así también
jejunémus in mente. Per nos abstengamos de vicios en el
Dominum Jesum Christum, Filium alma. Por nuestro Señor Jesucristo,
Tuum, qui Tecum vivit et regnat tu Hijo, que contigo vive y reina en
in unitate Spiritus Sancti, Deus, la unidad del Espíritu Santo y es Dios
per omnia saecula saeculorum. por los siglos de los siglos. Amén
Amen.

EPÍSTOLA Números 20,1.3.6-13.


LÉCTIO LIBRI NUMERI. LECTURA DEL LIBRO DE LOS
In diébus illis: Convenérunt fílii NÚMEROS.
Israël adversum Móysen et Aaron: En aquellos días: Llegaron, pues,
et versi in seditiónem dixérunt: contra Moisés y Aarón, y amotinados
«Date nobis aquam, ut bibámus.» dijeron: ¡Ojalá hubiésemos perecido
Ingressúsque Móyses et Aaron, allá entre nuestros hermanos delante
dimíssa multitúdine, del Señor! Con esto Moisés y Aarón,
tabernáculum fœderis corruérunt separándose de la gente, y entrando
proni in terram clamaverúntque en el Tabernáculo de la alianza, se
ad Dóminum atque dixérunt: postraron contra el suelo y clamaron
«Dómine Deus audi clamórem al Señor, y dijeron: ¡Oh Señor,
hujus pópuli et áperi eis nuestro Dios! escucha los clamores
thesáurum tuum fontem aquæ de este pueblo, y ábreles tu tesoro,
vivæ, ut, satiáti cesset una fuente de agua viva, a fin de
murmurátio eórum.» Et appáruit que, apagada su sed, cesen de
glória Dómini super eos. murmurar. En esto apareció la gloria
Locutúsque est Dóminus ad del Señor sobre ellos. Y habló el
Móysen, dicens: «Tolle virgam, et Señor a Moisés, diciendo: Toma la
cóngrega pópulum, tu et Aaron vara, y congregad al pueblo, tú y tu
frater tuus, et loquímini ad hermano Aarón, y hablaréis a la peña
petram coram eis, et illa dabit en presencia de toda la gente, y la
aquas. Cumque edúxeris aquam peña brotará aguas. Y sacado que
de petra, bibet omnis multitúdo hubieres agua de la peña, beberá
et juménta ejus.» Tulit ígitur todo el pueblo con sus ganados.
Móyses virgam, quæ erat in Tomó, pues, Moisés su vara, que se
conspéctu Dómini, sicut guardaba en la presencia del Señor,
præcéperat ei, congregáta según él se lo mandó, y congregada
multitúdine ante petram, la multitud delante de la peña les
dixítque eis: «Audíte, rebélles et dijo: Oíd, rebeldes y descreídos: ¿Por
incréduli: Num de petra hac ventura podremos nosotros sacaros
vobis aquam potérimus ejícere?» agua de esta peña? Y habiendo
Cumque elevásset Móyses alzado Moisés la mano, y herido dos
manum, percútiens virga bis veces con la vara aquella peña,
sílicem, egréssæ sunt aquæ salieron aguas copiosísimas; de
largíssimæ, ita ut pópulus manera que pudo beber el pueblo y
bíberet, et juménta. Dixítque los ganados. Dijo entonces el Señor
Dóminus ad Móysen et Aaron: a Moisés y Aarón: Ya que no me
«Quia non credidístis mihi, ut habéis creído en orden a hacer
sanctificarétis me coram fíliis conocer mi gloria a los hijos de
Israël, non introducétis hos Israel, no introduciréis vosotros este
pópulos in terram quam dabo pueblo en la tierra que yo le daré.
eis.» Hæc est aqua Esta es el agua de contradicción,
contradictiónis, ubi jurgáti sunt donde los hijos de Israel protestaron
fílii Israël contra Dóminum, et contra el Señor, el cual manifestó en
sanctificátus est in eis. ellos su gloria.

GRADUAL Salmo 27, 2.1


IN DEO sperávit cor meum, et EN DIOS esperó mi corazón, y fui
adjútus sum: et reflóruit caro socorrido: y resucitó mi carne, y así
mea, et ex voluntáte mea le alabaré con todo mi afecto. V/. A
confitébor illi. V/. Ad te, Dómine, ti clamo, Señor, no te hagas sordo a
clamávi: Deus meus, ne síleas, ne mis ruegos, Dios mío, ni te apartes
discédas a me. de mí.

TRACTO Salmo 102,10


DÓMINE, non secúndum peccáta SEÑOR, no nos trates según
nostra, quæ fécimus nos: neque merecen nuestros pecados, ni
secúndum iniquitátes nostras según nuestras culpas nos
retríbuas nobis. V/. Dómine, ne castigues. V/. Señor, no te
memíneris iniquitátum nostrárum acuerdes de nuestras antiguas
antiquárum: cito antícipent nos maldades: anticípense a favor
misericórdiæ tuæ, quia páuperes nuestro cuanto antes tus
facti sumus nimis. (Hic misericordias; pues nos hallamos
genuflectitur) V/. Adjuva nos, reducidos a extrema miseria. (Aquí
Deus, salutáris noster: et propter se arrodilla). V/. Ayudanos, oh
glóriam nóminis tui, Dómine, líbera Dios salvador nuestro: y por la
nos: et propítius esto peccátis gloria de tu nombre, líbranos,
nostris, propter nomen tuum. Señor, y perdona nuestros pecados,
por amor a tu nombre.

EVANGELIO Juan 4, 5-42


SEQUÉNTIA SANCTI EVANGÉLII CONTINUACIÓN DEL SANTO
SECÚNDUM JOÁNNEM EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN
In illo témpore: venit Jesus in En aquel tiempo En aquel tiempo,
civitatem Samariæ quæ dicitur Jesús llega, pues, a una ciudad de
Sichar: juxta prǽdium quod dedit Samaria llamada Sicar, cerca de la
Jacob Joseph filio suo erat autem heredad que Jacob dio a su hijo
ibi fons Jacob. Jesus ergo José. Allí estaba el pozo de Jacob.
fatigátus ex itínere sedebat sic Jesús, como se había fatigado del
super fontem. Hora erat quasi camino, estaba sentado junto al
sexta. Venit mulier de Samaria pozo. Era alrededor de la hora
haurire aquam. Dicit ei Jesus: «Da sexta. Llega una mujer de Samaría a
mihi bíbere.» (Discipuli enim ejus sacar agua. Jesús le dice: «Dame de
abierant in civitatem ut cibos beber». Pues sus discípulos se
emerent.) Dicit ergo ei mulier illa habían ido a la ciudad a comprar
Samaritana: «Quomodo tu Judǽus comida. Le dice la mujer
cum sis, bibere a me poscis quæ samaritana: «¿Cómo tú, siendo
sum mulier Samaritana? non enim judío, me pides de beber a mí, que
coutuntur Judæi Samaritanis?» soy una mujer samaritana?» (Porque
Respondit Jesus, et dixit ei: «Si los judíos no se tratan con los
scires donum Dei, et quis est, qui samaritanos). Jesús le respondió:
dicit tibi: Da mihi bibere tu «Si conocieras el don de Dios, y
forsitan petisses ab eo et dedisset quién es el que te dice: ‘Dame de
tibi aquam vivam.» Dicit ei beber’, tú le habrías pedido a él, y
mulier: «Dómine, neque in quo él te habría dado agua viva». Le
haurias habes, et puteus altus est: dice la mujer: «Señor, no tienes con
unde ergo habes aquam vivam? qué sacarla, y el pozo es hondo; ¿de
Numquid tu maior es patre nostro dónde, pues, tienes esa agua viva?
Iacob, qui dedit nobis puteum, et ¿Es que tú eres más que nuestro
ipse ex eo bibit et filii ejus et padre Jacob, que nos dio el pozo, y
pecora ejus?» Respondit Jesus, et de él bebieron él y sus hijos y sus
dixit ei: «Omnis qui bibit ex aqua ganados?». Jesús le respondió:
hac sitiet iterum: qui autem «Todo el que beba de esta agua,
biberit ex aqua quam ego dabo ei volverá a tener sed; pero el que
non sitiet in æternum, sed aqua, beba del agua que yo le dé, no
quam dabo ei, fiet in eo fons tendrá sed jamás, sino que el agua
aquæ salientis in vitam que yo le dé se convertirá en él en
æternam.» Dicit ad eum mulier: fuente de agua que brota para vida
«Dómine, da mihi hanc aquam, ut eterna». Le dice la mujer: «Señor,
non sitiam, neque veniam huc dame de esa agua, para que no
haurire.» Dicit ei Jesus: «Vade tenga más sed y no tenga que venir
voca virum tuum et veni huc.» aquí a sacarla». El le dice: «Vete,
Respondit mulier et dixit: «Non llama a tu marido y vuelve acá».
habeo virum.» Dicit ei Jesus: Respondió la mujer: «No tengo
«Bene dixisti quia non habeo marido». Jesús le dice: «Bien has
virum: quinque enim viros dicho que no tienes marido, porque
habuisti. et nunc quem habes non has tenido cinco maridos y el que
est tuus vir: hoc vere dixisti.» ahora tienes no es marido tuyo; en
Dicit ei mulier: «Dómine video eso has dicho la verdad». Le dice la
quia propheta es tu. Patres nostri mujer: «Señor, veo que eres un
in monte hoc adoraverunt, et vos profeta. Nuestros padres adoraron
dicitis quia Jerosolymis est locus en este monte y vosotros decís que
ubi adorare oportet.» Dicit ei en Jerusalén es el lugar donde se
Jesus: «Mulier, crede mihi, quia debe adorar». Jesús le dice:
veniet hora, quando neque in «Créeme, mujer, que llega la hora
monte hoc, neque in Jerosolymis en que, ni en este monte, ni en
adorabitis Patrem. Vos adoratis Jerusalén adoraréis al Padre.
quod nescitis: nos adoramus quod Vosotros adoráis lo que no conocéis;
scimus, quia salus ex Judæis est. nosotros adoramos lo que
Sed venit hora, et nunc est, conocemos, porque la salvación
quando veri adoratores adorabunt viene de los judíos. Pero llega la
Patrem in spiritu et veritate. Nam hora (ya estamos en ella) en que los
et Pater tales quærit, qui adorent adoradores verdaderos adorarán al
eum. Spiritus est Deus: et eos qui Padre en espíritu y en verdad,
adorant eum in spiritu et veritate porque así quiere el Padre que sean
oportet adorare.» Dicit ei mulier: los que le adoren. Dios es espíritu, y
«Scio quia Messias venit (qui los que adoran, deben adorar en
dicitur Christus). Cum ergo venerit espíritu y verdad». Le dice la
ille nobis annuntiabit omnia.» mujer: «Sé que va a venir el Mesías,
Dicit ei Jesus «Ego sum qui loquor el llamado Cristo. Cuando venga,
tecum.» Et continuo venerunt nos lo explicará todo». Jesús le
discipuli ejus: et mirabantur quia dice: «Yo soy, el que te está
cum muliere loquebatur. Nemo hablando». En esto llegaron sus
tamen dixit: «Quid quæris, aut discípulos y se sorprendían de que
quid loqueris cum ea? Reliquit hablara con una mujer. Pero nadie
ergo hydriam suam mulier, et le dijo: «¿Qué quieres?», o «¿Qué
abiit in civitatem, et dicit illis hablas con ella?». La mujer,
hominibus: «Venite, videte dejando su cántaro, corrió a la
hominem qui dixit mihi omnia ciudad y dijo a la gente: «Venid a
quæcumque feci. Numquid ipse ver a un hombre que me ha dicho
est Christus.» Exierunt de civitate todo lo que he hecho. ¿No será el
et veniebant ad eum. Interea Cristo?». Salieron de la ciudad e
rogabant eum, discipuli, dicentes: iban donde Él. Entretanto, los
«Rabbi, manduca.» Ille autem discípulos le insistían diciendo:
dixit eis: «Ego cibum habeo «Rabbí, come». Pero Él les dijo: «Yo
manducare quem vos nescitis.» tengo para comer un alimento que
Dicebant ergo discipuli ad vosotros no sabéis». Los discípulos
invicem: «Numquid aliquis atulit se decían unos a otros: «¿Le habrá
ei manducare.» Dicit eis Jesus: traído alguien de comer?». Les dice
«Meus cibus est ut faciam Jesús: «Mi alimento es hacer la
voluntatem ejus qui misit me, ut voluntad del que me ha enviado y
perficiam opus ejus. Nonne vos llevar a cabo su obra. ¿No decís
dicitis, quod adhuc quattuor vosotros: Cuatro meses más y llega
menses sunt, et messis venit? Ecce la siega? Pues bien, yo os digo:
dico vobis: Levate oculos vestros, Alzad vuestros ojos y ved los
et videte regiones, quia albæ sunt campos, que blanquean ya para la
iam ad messem. Et qui metit, siega. Ya el segador recibe el
mercedem accipit, et congregat salario, y recoge fruto para la vida
fructum in vitam æternam; ut, et eterna, de modo que el sembrador
qui seminat, simul gaudeat, et qui se alegra igual que el segador.
metit. In hoc enim est verbum Porque en esto resulta verdadero el
verum: quia alius est qui seminat, refrán de que uno es el sembrador y
et alius est qui metit. Ego misi vos otro el segador: yo os he enviado a
metere quod vos non laborastis: segar donde vosotros no os habéis
alii laboraverunt, et vos in fatigado. Otros se fatigaron y
laborem eorum introistis.» Ex vosotros os aprovecháis de su
civitate autem illa multi fatiga». Muchos samaritanos de
crediderunt in eum aquella ciudad creyeron en Él por
Samaritanorum propter verbum las palabras de la mujer que
mulieris testimonium perhibentis. atestiguaba: «Me ha dicho todo lo
Quia dixit mihi omnia quæcumque que he hecho». Cuando llegaron
feci. Cum venissent ergo ad illum donde Él los samaritanos, le rogaron
Samaritani, rogaverunt eum ut ibi que se quedara con ellos. Y se
maneret. Et mansit ibi duos dies. quedó allí dos días. Y fueron
Et multo plures crediderunt muchos más los que creyeron por
propter sermonem ejus. Et mulieri sus palabras, y decían a la mujer:
dicebant: «Quia jam non propter «Ya no creemos por tus palabras;
tuam loquellam credimus: ipsi que nosotros mismos hemos oído y
enim audivimus et scimus quia hic sabemos que éste es
est vere Salvator mundi.» verdaderamente el Salvador del
mundo».

OFERTORIO Salmo 5, 3-4


INTÉNDE VOCI oratiónis meæ, ATIENDE a la voz de mis suplicas, oh
Rex meus et Deus meus: mi Rey y Dios mío: porque a ti
quóniam ad te orábo, Dómine. enderezare mi oración, Señor.

SECRETA
RÉSPICE, QUǼSUMUS, Dómine, TE ROGAMOS, Señor, que mires
propítius ad múnera quæ propicio los dones que te
sacrámus: ut tibi grata sint et consagramos, a fin de que sean
nobis salutária semper exsístant. agradables para ti y saludables
Per Dominum Jesum Christum, siempre para nosotros. Por nuestro
Filium Tuum, qui Tecum vivit et Señor Jesucristo, tu Hijo, que
regnat in unitate Spiritus Sancti, contigo vive y reina en la unidad del
Deus… Espíritu Santo y es Dios…

PREFACIO DE CUARESMA
VERE DIGNUM et iustum est, EN VERDAD es digno y justo,
æquum et salutáre, nos tibi equitativo y saludable, darte gracias
semper et ubíque grátias ágere: en todo tiempo y lugar, Señor,
Dómine, sancte Pater, omnípotens santo Padre, omnipotente y eterno
ætérne Deus: Qui corporáli Dios, que, por el ayuno corporal,
jejúnio vítia cómprimis, mentem domas nuestras pasiones, elevas la
élevas, virtútem largíris, et mente, nos das la virtud y el
præmia: per Christum Dóminum premio, por Jesucristo nuestro
nostrum. Per quem majestátem Señor, por quien alaban los Ángeles
tuam laudant Angeli, adórant a tu majestad, la adoran las
Dominatiónes, tremunt Dominaciones, la temen las
Potestátes. Cæli cælorúmque Potestades y la celebran con igual
Virtútes, ac beáta Séraphim, sócia júbilo los Cielos, las Virtudes de los
exsultatióne concélebrant. Cum cielos y los bienaventurados
quibus et nostras voces, ut admítti Serafines. Te rogamos que con sus
júbeas deprecámur, súpplici voces admitas también las de los
confessióne dicéntes: que te decimos, con humilde
confesión.
COMUNIÓN Juan 4, 13-14
QUI BÍBERIT aquam, quam ego EL QUE bebiere del agua que yo le
dabo ei, dicit Dóminus, fiet in eo daré, dice el Señor, tendrá dentro
fons aquæ saliéntis in vitam de sí un manantial de agua que
ætérnam. manara hasta la vida eterna.

POSCOMUNIÓN
HUJUS NOS, Dómine, percéptio HAZ, SEÑOR, que la percepción de
sacraménti mundet a crimine: et este sacramento nos purifique de
ad cœléstia regna perdúcat. Per todos los crímenes y nos conduzca
Dominum Jesum Christum, Filium al reino celestial. Por nuestro
Tuum, qui Tecum vivit et regnat in Señor Jesucristo, tu Hijo, que
unitate Spiritus Sancti, Deus, per contigo vive y reina en la unidad
omnia saecula saeculorum. Amen. del Espíritu Santo y es Dios por los
siglos de los siglos. Amén

ORACIÓN SOBRE EL PUEBLO


ORÉMUS. OREMOS.
Humiliáte cápita vestra Deo. Humillad ante Dios vuestras cabezas
PRÆSTA, QUǼSUMUS, omnípotens TE SUPLICAMOS, oh Dios
Deus: ut, qui in tua protectióne todopoderoso, nos concedas que
confídimus, cuncta nobis quienes confiamos en tu protección
adversántia, te adjuvánte, venzamos con tu ayuda todas
vincámus. Per Dominum Jesum nuestras adversidades. Por nuestro
Christum, Filium Tuum, qui Tecum Señor Jesucristo, tu Hijo, que
vivit et regnat in unitate Spiritus contigo vive y reina en la unidad del
Sancti, Deus, per omnia saecula Espíritu Santo y es Dios por los
saeculorum. Amen. siglos de los siglos. Amén

“Le dice Jesús: Dame de beber. En realidad, quien le pedía de beber, tenía sed
de la fe de aquella mujer. Escucha ahora quién le pide de beber. Jesús le responde y
le dice: si conocieses el don de Dios y quién es el que te dice: «Dame de beber»,
seguramente se lo hubieras pedido tú a él y él te hubiera dado agua viva (Jn 4,10).
Pide agua y promete agua. Se manifiesta como necesitando recibir y al mismo
tiempo como desbordante para saciar. ¡Si conocieses el don de Dios! El don de
Dios es el Espíritu Santo. Todavía le habla Jesús veladamente, pero poco a poco va
entrando en su corazón.”
San Agustín de Hipona

Realizado por Iglesia del Salvador de Toledo (ESPAÑA)


Forma Extraordinaria del Rito Romano