Você está na página 1de 58

INSTITUTO TECNOLÓGICO SUPERIOR DE LA MONTAÑA

MATERIA: FUNDAMENTOS DE INVESTIGACIÓN

UNIDAD: (IV) GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN PARA LA

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL.

TEMA: “EDIFICIOS DE ALTO NIVEL Y SU DISEÑO

ESTRUCTURAL”

INVESTIGADORA: CIELITO REYES NESTOR

MAESTRO: ING. JUAN CASTRO HURTADO

SEMESTRE 1 GRUPO “B”

Tlapa de Comonfort, Guerrero, 30 de marzo del 2017


INSTITUTO TECNOLÓGICO SUPERIOR DE LA MONTAÑA

MATERIA: FUNDAMENTOS DE INVESTIGACIÓN

UNIDAD: (IV) GESTIÓN DE LA INFORMACIÓN PARA LA

INVESTIGACIÓN DOCUMENTAL.

TEMA: “EDIFICIOS DE ALTO NIVEL Y SU DISEÑO

ESTRUCTURAL”

INVESTIGADORA: CIELITO REYES NESTOR

MAESTRO: ING. JUAN CASTRO HURTADO

SEMESTRE 1 GRUPO “B”

Tlapa de Comonfort, Guerrero, 30 de marzo del 2017


ÍNDICE

INTRODUCCIÓN…………………….………………………………………………..1
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA.…………………….…………………….... 2
OBJETIVO GENERAL………………….……………………………………..….…. 3
HISTORIA EDIFICIOS DE ALTO NIVEL.…………………………..………….….. 4
EVOLUCIÓN DE LOS RASCACIELOS…………………………………..…….…. 8

1. RASCACIELOS DE 1º GENERACIÓN…………………………….……..….. 12
2. LOS RASCACIELOS DE 2º GENERACIÓN……………………………..….. 13

TIPOS DE EDIFICIOS……………………………………………………….……… 15

SISTEMAS ESTRUCTURALES PARA EDIFICIOS DE VARIOS PISOS…… 19

LA ESTRUCTURA………………………………………………………………...... 27

EL DISEÑO ESTRUCTURAL………………………………………………….…… 29

ESTRUCTURAS METÁLICAS………………………………………………….….. 38
CONDICIONES QUE DEBE CUMPLIR CUALQUIER ESTRUCTURA……..…. 40
TRANSMISIÓN DE CARGAS EN ESTRUCTURAS METÁLICAS………….…. 44
CONCLUSIÓN……………………………………………………………….……….. 50
BIBLIOGRAFÍA..………………………………………………………………...…… 51
NEXOS..…………………………………………………………………………..…… 52
GLOSARIO.……………………………………………………………………..……. 55
INTRODUCCIÓN

En este trabajo se presenta la historia de los edificios de altura, su diseño

estructural, y el conocimiento que un ingeniero civil debe tener acerca del tema,

Un edificio en altura no es simplemente un edificio que tiene muchas plantas, sino

que se trata de un edificio que reúne las siguientes condiciones: su altura supera

los 50 m. (o tiene más de 12 plantas), es esbelto (ya que un edificio alto con

mucha base no será esbelto y, por tanto, no se considerará un edificio en altura),

predominan las acciones horizontales sobre las verticales en el cálculo y diseño de

su estructura y está dotado de tecnologías específicas (transporte vertical,

instalaciones, arriostramientos, amortiguadores, mantenimiento, etc.) Donde

puede decirse que la estructura se comporta efectivamente de un modo espacial

frente a la acción de las cargas, tanto verticales como horizontales, es en los

edificios en altura, en los que se produce una interacción entre axil, flector y

cortante. Los sistemas estructurales que pueden utilizarse en este tipo de edificios

son muy variados. se hablará de su evolución y de los condicionantes que influyen

en su diseño.

Página 1
PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

En la ingeniería civil se presenta el problema de infraestructura en los edificios de

altura o bien puede ser su diseño estructural.

En México existen edificios de altura, los cuales algunos de ellos se encuentran en

los estados de Guadalajara, Monterrey, Zapopan, entre otros.

Hoy en día gracias al gran avance de la ingeniería existen muchos edificios de

gran altura en todo el mundo ya que son parte fundamental para la humanidad, se

pretende analizar, comprender y tener conocimientos acerca de ellos, tanto en su

evolución como en su diseño estructural.

Página 2
OBJETIVO GENERAL

Obtener más conocimientos, identificar y comprende sobre los edificios de altura,

su diseño estructural, tipologías de edificios en altura entre otros

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

 Conocer los tipos de edificios

 Verificar los sistemas estructurales para edificios de varios pisos

 Analizar la estructura de edificios de gran altura

 Observar el diseño estructural

 Buscar estructuras metálicas

 Cumplir condiciones que debe cumplir cualquier estructura

 Descubrir la transmisión de cargas en estructuras metálicas

Página 3
HISTORIA EDIFICIOS DE ALTO NIVEL

Los edificios en altura son el símbolo más característico de la arquitectura del

siglo XX. No sólo tienen una función económica, al aprovechar al máximo el precio

del suelo, sino que también tienen una función simbólica. Muestran el triunfo del

capitalismo, y en él intervienen todos los agentes de la sociedad capitalista de

masas: obreros, empresarios, arquitectos, industria, ciudad, etc.

El rascacielos nace en Chicago, tras el incendio de la ciudad de 1871. Los

edificios en altura se hicieron necesarios para superar la escasez de suelo; y los

arquitectos estadounidenses propusieron soluciones novedosas, que una

sociedad tan dinámica como esta no dudó en adoptar. Estos edificios nacen con

una voluntad utilitarista: nada en un rascacielos es superfluo.

La generación de arquitectos que construyen los primeros rascacielos está

encabezada por William le Baron Jenney, que en 1885 construye el primer

rascacielos, el Home Insurance. En su edificio emplea los nuevos materiales y los

adelantos técnicos: estructuras metálicas ignífugas y el ascensor. La estructura

metálica libera al muro de su función de carga por lo que se pueden abrir huecos e

iluminar el interior del edificio con luz natural.

Otros arquitectos de esta escuela de Chicago fueron, Louis Sullivan, Daniel

Brunham, William Holabird y Martin Roche. Su estética era producto de las

necesidades de las ciudades estadounidenses y no una imitación de la

arquitectura europea. Sin embargo, pronto aparece un estilo ecléctico. En 1922

Raymond Hood y John Howells construyen el Chicago Daily Tribune (torres

Tribune), con 141 metros de altura, y que recuerda a una catedral gótica.

Página 4
Si en Chicago nacieron los rascacielos, y tuvo su momento de esplendor entre

1880 y 1895, fue en Nueva York donde tuvieron su mayor desarrollo. El primer

rascacielos de Nueva York fue el edificio Flatiron, construido por Daniel Brunham

en 1902 con 87 metros de altura, y recuerda la proa de un barco. Se desata una

carrera vertiginosa por ganar altura. En 1909 la torre del Metropolitan Life

Insurance alcanzó los 213 metros. Imita el campanario de la plaza de San Marcos

en Venecia. En 1913 el edificio Woolworth alcanza los 241 metros, con un aspecto

gótico. En los años 20 y 30 triunfan en los rascacielos las formas que recuerdan al

clasicismo, edifico Chrysler (1930) de William van Allen con 319 metros de altura.

En 1931 se inaugura el Empire State, de Lamband Harmon Shreve, con 381

metros de altura. La crisis de 1929 impulsó, curiosamente, la construcción de

rascacielos. Estos son edificios muy caros, pero también permite aprovechar al

máximo el precio del suelo, y además su construcción era todo un símbolo que

ocultaba las miserias de la situación económica.

No obstante, no fue hasta después de la segunda guerra mundial cuando la

estética del rascacielos se difundió por todo el mundo. En los primeros años del

siglo XX se vuelven a las formas clásicas, aunque los edificios ganan en altura. En

1940 Raymond Hood y John Howells construyen el Rockefeller Center, con 259

metros de altura.

Los arquitectos europeos huidos de la barbarie nazi durante la segunda guerra

mundial encontraron en Estados Unidos un estilo que no sólo adoptaron, sino que

lo impulsaron, ya que coincidía con los principios del racionalismo y el estilo

internacional que propugnaba la Bauhaus. Fueron arquitectos como Walter

Página 5
Gropius, Ludwig Mies van der Rohe y Adolf Loos. Los rascacielos se liberan de su

eclecticismo, de su imitación de las formas clásicas. El cristal gana protagonismo.

En 1952 Gordon Bunshaft construye en cristal el Lever House, con unos

«modestos» 92 metros de altura. En 1958 Mies van der Rohe construye el edificio

Seagram, con 160 metros de altura. En 1963 Walter Gropius construye el edificio

de la Pan-Am con 246 metros de altura. El perfil de Nueva York se caracteriza por

la abundancia de edificios racionalistas que superan los 100 metros de altura y

concentrados en la isla de Manhattan:

Hotel Plaza de las Naciones Unidas de 154 metros (1976) de Kevin Roche y

John Dinkeloo; Citicorp Center de 279 metros (1977) de Hugh Stubbins; sede

central de la AT&T de 197 metros (1984) de Philip Johnson, edificio Lipstick de

133 metros (1986) de Philip Johnson y Juan Burgee. Pero ningún edificio tuvo la

audacia del Word Trade Center, las torres Gemelas, que se elevaron a los 417

metros de altura. Fueron construidas por Minoru Yamasaki y Emery Roth y

terminadas en 1972 y 1973. En 1974 perdieron su récord de edificio más alto del

mundo, superadas por las torres Petronas en Kuala Lumpur, Malasia (452 metros)

de Cesar Pelli. Las torres Gemelas fueron destruidas en un atentado terrorista el

11 de septiembre del 2001, cuando terroristas islámicos estrellaron sendos

aviones comerciales contra las torres. Su estructura, aunque resistieron el

impacto, no aguantaron el incendio provocado.

En la medida en que crecen los edificios van cambiando su concepto y función,

ya no son sólo edificios de una ciudad sino pequeñas ciudades en sí mismas, las

torres gemelas de Nueva York tenían su propio código postal, existen calles,

Página 6
plazas, centros comerciales y de ocio. La base de los rascacielos son auténticas

plazas públicas de grandes dimensiones. En ellas se distribuyen los flujos de

personas que acceden al edificio, escaleras y ascensores. No sólo se construyen

las viviendas, oficinas y centros públicos, sino también se piensa en cómo se ha

de mover la gente dentro del edificio.

Página 7
Evolución de los rascacielos

Los primeros edificios en altura datan de finales del siglo XIX. El sistema

constructivo de la época, como es conocido, es el de mampostería portante; y el

ejemplo más importante en este sistema constructivo lo constituye el Monadnock

Building de Chicago, un edificio de oficinas de 17 plantas proyectado por los Arqs.

Daniel H. Burnham y John W. Root, construido entre los años 1889/1891 (ver

figura).

En este rascacielos primitivo, de estructura de mampostería, con muros-portantes

las cargas gravitatorias son conducidas hacia los cimientos (platea de cimentación

de hormigón) a través de los muros (actuando como columnas), y las cargas

horizontales son también resistidas por los mismos muros actuando como

pantallas de mampostería (a manera de voladizos empotrados en la cimentación).

Una vez conocidas las solicitaciones axiles producidas por las cargas gravitatorias,

y los momentos flectores producidos por las cargas de viento, entonces se va

dimensionando el espesor del muro de manera que:

a.- La máxima tensión de compresión no exceda a la admisible

b.- No se verifiquen tensiones de tracción.

En el caso del Monadnock Building al nivel de planta baja, los muros exceden los

2,10 m de espesor, lo que implica que, a este nivel, la superficie ocupada por los

muros estructurales llega alrededor del 20% de la superficie de la planta

Página 8
(configurando un elevadísimo nivel de interferencia con el proyecto arquitectónico,

generando serios problemas a la circulación horizontal). Si, por otra parte,

analizamos el cociente entre la carga de utilización de la estructura contra el peso

total de la estructura, veremos que este índice es bastante bajo, es decir mucha

masa estructural para poca carga de explotación.

Esto nos lleva a pensar que dicha altura (64 metros) está muy cerca del límite de

altura para este sistema constructivo.

Este es el último rascacielos en que se empleó este método de construcción, y

representa un hito en la historia de los rascacielos.

En 1885, un ingeniero americano, de vasta experiencia en construcciones militares

y ferroviarias, William Le Baron Jenney, se convirtió en el padre del rascacielos

moderno. Al proyectar el Home Insurance Building de Chicago (La Casa del

Seguro), un edificio de oficinas relativa- mente bajo (10 pisos) tuvo la ingeniosa

idea de reemplazar a la mampostería portante por un armazón de vigas y

columnas de acero sobre los que apoyó los pisos y los muros, ya sin función

estructural (al menos primaria), y por ende de mucho menor espesor.

Esta concepción, que implican tanto un nuevo concepto estructural (pórtico) como

un nuevo material: el acero (150 veces más resistente que la mampostería) traía

consigo un sinnúmero de ventajas con relación a la construcción con mampostería

portante basadas principalmente en la reducción de las secciones brutas de masa

estructural:

Página 9
 Menor interferencia de la estructura con el espacio arquitectónico.

 Menor peso estructural, por ende, menores cimentaciones.

 Menor masa estructural, por ende menor costo de materiales.

 Menor masa estructural, por ende, menor costo de mano de obra tanto de

fabricación como de movimiento de materiales.

 Una forma estructural más adecuada para resistir cargas horizontales y pensar en

mayores alturas.

Tantas ventajas, en especial de índole económica trajeron aparejado un rápido

reconocimiento de este tipo constructivo por parte de los ingenieros de la época y

el apoyo oportuno de dos facto- res adicionales como la expansión económica de

los Estados Unidos de fines del siglo XIX y el desarrollo del ascensor, abrieron

camino al desarrollo del moderno rasca- cielos.

P á g i n a 10
Los rascacielos de 1º generación

Con un sistema constructivo adecuado en mano, y una creciente demanda de

oficinas en las inmediaciones de los distritos financieros, rápidamente se

desarrolló la industria que en muy poco tiempo entró en la carrera por el techo del

mundo. rápidamente se superó las 17 plantas del monadnock building, y se

desarrollan muchos edificios de 20 plantas y más.

Por encima de las 20 plantas, se comienza a necesitar restringir la deformabilidad

horizontal del pórtico y aparecen como soluciones el pórtico rígido, el enmarcado

de pórtico con mampostería y la pantalla de mampostería. Así se logra mantener

en los límites de deformación gracias a una adecuada combinación de dichos

elementos y aparecen los llamados Rascacielos de Primera Generación. En 1909

la MetLife Tower alcanza los 213 metros, en 1913 la torre Woolworth alcanzaba

con 57 pisos los 241 metros, y en 1930 se construyen los dos máximos

exponentes el Chrysler Building de 319 metros y 77 pisos y el Empire State

Building con 381 metros y 102 pisos ambos más altos que la histórica Torre Eiffel

(300 m) de París. Cabe destacar que todos estos edificios se encuentran en

servicio en la actualidad, con más de 70 años de vida.

P á g i n a 11
Rascacielos de 1º Generación

Resulta interesante observar en el gráfico de Chang que el Empire State Building,

para un viento de 80 m/h (130 km/h) produce una oscilación apenas perceptible, lo

que habla de la eficiencia de su diseño, y uno más sorprende cuando se piensa

que en dicha fecha, el cálculo estructural solo contaba con laboriosos métodos de

cálculo como el Teorema de Castigliano o el Método de las Fuerzas y se

manejaba estructuras de más de 2000 grados de hiperestaticidad (plana) que

implican la resolución de sistemas de más de 2000 ecuaciones con 2000

incógnitas.

P á g i n a 12
Los Rascacielos De 2º Generación:

Como es sabido, frente a cargas horizontales (sismo o viento), las estructuras

agotan su rigidez mucho antes que su resistencia. en principio un buen diseño nos

sugeriría alcanzar los límites de deformación y resistencia casi simultáneamente.

resulta frecuente encontrar que en los edificios en altura piezas correctamente

dimensionadas por resistencia, acusan deformaciones excedidas. lo que

corresponde entonces es dimensionar por rigidez, esto es, incrementar las

dimensiones de la pieza a fin de lograr menor deformación. no obstante, aunque

este criterio es científicamente correcto, el dimensionamiento de miembros por

rigidez, conduce invariablemente a un dramático incremento del costo de la

estructura, al punto que nos habla de una inadecuada distribución de la masa

estructural.

En los edificios de primera generación, la estructura se proyectaba disponiendo las

columnas de los pórticos en una posición coherente con la estructura de losas

buscando siempre armonizar con el

diseño del espacio interior y luego los pórticos se rigidizaban usando

triangulaciones o muros (pantallas) de mampostería. Es de esperar que la

estructura de rigidización crezca en importancia a medida que crece el número de

pisos.

Mucho tiempo se invirtió en la discusión sobre la eficacia de las rigidizaciones

midiéndola como un por ciento del costo de la estructura total, L. Finzi propone el

P á g i n a 13
gráfico de la figura. Finalmente a alguien se le ocurrió pensar que: si por encima

de las 20 plantas, la carga horizontal, es la carga dominante del problema, la

estructura de rigidización no debe concebirse como una estructura adicional a

incorporarse sobre la estructura para cargas verticales, sino que debe concebirse

a la estructura del edificio en altura conforme a las solicitaciones dominantes y

luego incorporarse sobre esta a la estructura para cargas gravitatorias procurando

la óptima distribución de la masa estructural a los efectos de las fuerzas

horizontales.

De esta manera aparece en escena el concepto de Sistema Estructural que alude

a la manera integrar e interconectar los elementos estructurales básicos

procurando distribuir la masa estructural desde un punto de vista más científico en

función de la solicitación dominante del problema, buscando una relación

armoniosa entre Resistencia, Rigidez y Estabilidad.

P á g i n a 14
Tipos de edificios

Muchas ciudades del mundo están repletas de edificios. Así se conoce a las

construcciones, por lo general de más de cuatro pisos de altura, que se destinan

con fines de vivienda (edificios residenciales) o bien de trabajo, ya sea para ser

ocupados por una fundación, una empresa, etc. (edificios comerciales o

industriales).

Es interesante tener en cuenta que no todos los edificios tienen las mismas

características. No solamente la arquitectura, el diseño y los materiales utilizados

en la construcción de cada uno marcan la diferencia: los usos, el tipo de

propiedad, la disposición y su sistema estructural son otras variables que

contribuyen a la diversidad.

A grandes rasgos, podemos establecer que hay edificios públicos (de orden

estatal) y edificios privados (el propietario es una persona ya sea jurídica o física).

Para ampliar la información proporcionada líneas arriba, hay además edificios de

uso deportivo, cultural, educativo, gubernamental y militar.

Por otra parte, es posible hacer alusión a los edificios adosados, a los edificios

entre medianeras y a los edificios aislados, así como a los edificios con estructura
P á g i n a 15
de hormigón, con estructura de madera, con estructura pretensada o con

estructura de acero, entre otros.

Al buscar más datos que ayuden a identificar edificios, también entra en juego la

antigüedad de cada construcción. Hay edificios de gran antigüedad muy bien

conservados que forman parte del patrimonio histórico de un país, así como

edificios modernos que sorprenden con un estilo innovador y vanguardista.

Los edificios verdes, asimismo, se caracterizan por estar motivados por una

filosofía ecológica que apuesta por la arquitectura sustentable y aprovecha

recursos naturales (el viento, el agua de lluvia, etc.) para reducir su impacto sobre

el medio ambiente.

En general los edificios de cualquier parte del mundo. La clasificación de edificios

se basa en determinados factores como: su funcionalidad o uso, a su disposición y

según su propiedad.

P á g i n a 16
En cuanto a la funcionalidad, los tipos de edificios más comunes son:

Edificio residencial: es el edificio más común y es utilizado como vivienda. Su

historia se remonta a la domus romana, la primera residencia de la civilización.

Edificio industrial: es el tipo de edificio destinado a actividades fabriles o

productivas.

Edificio comercial: este tipo de edificios está destinad a albergar oficinas o centros

comerciales.

Edificio deportivo: Estos edificios están destinados a la realización de actividades

deportivas, como polideportivos, aeródromos, canchas de básquet entre otras.

Dentro de la clasificación de edificios, podemos diferenciar 3 tipos. Por un lado,

aquellos edificios de propiedad privada (pertenecen a un titular, a un grupo de

P á g i n a 17
propietarios, o a una sociedad). Por otro lado, los edificios de propiedad pública

son aquellos cuyo titular es el Estado nacional, provincial o municipal.

En cuanto a la disposición un edificio puede ser clasificado en exento, adosado o

entre medianeras.

P á g i n a 18
Sistemas estructurales para edificios de varios pisos

Se trata aquí especialmente el sistema vertical resistente de los edificios, en

particular en lo referente a su eficiencia para resistir las cargas laterales de viento

o sismo, cuya importancia crece a medida que aumenta la altura del edificio. Lo

ideal sería que el sistema estructural que se requiere y que representa la solución

óptima para resistir las cargas verticales de diseño, resultase suficiente para

resistir también sin modificación alguna también las cargas laterales contando

para ello con la reducción en los factores de seguridad que admiten las normas de

diseño para resistir esta última condición de carga, por ser de tipo accidental. Sin

embargo, esto llega a ser cierto solo en edificios de pocos pisos y en zonas donde

las acciones de diseño por sismo o viento son moderadas. A medida que crece la

altura, las modificaciones para resistir cargas laterales son mayores. El problema

puede plantearse como el de sobreprecio que hay que pagar para la resistencia a

cargas laterales, el cual aumenta con el número de pisos hasta que, para edificios

muy altos, este es el aspecto que domina la elección del sistema estructural más

apropiado.

El sistema estructural debe permitir proporcionar resistencia a las fuerzas laterales

y rigidez para mantener las deformaciones ante esas cargas dentro de los límites

tolerables. El segundo aspecto suele ser más decisivo que el primero para definir

el esquema estructural apropiado. Como ya se apuntó anteriormente, no puede

separarse de manera tajante el estudio del sistema de soporte vertical del relativo

a los sistemas de piso de un edificio, ya que el trabajo conjunto es el que define el


P á g i n a 19
comportamiento y la eficacia, especialmente en lo que se refiere a las cargas

laterales. Por ello, aunque el énfasis se ponga en el sistema vertical, se hará

mención de la interacción de este sistema con el sistema de piso.

Los primeros sistemas estructurales empleados para construcciones de más de un

piso fueron probablemente de madera; sin embargo, pocas veces las

construcciones de este tipo han rebasado los dos niveles y no por limitaciones de

tipo estructural, ya que en este aspecto podría fácilmente superarse la decena de

pisos. El uso de la madera para edificios de varios pisos ha sido limitado por la

seguridad contra incendio.

Los muros de carga de mampostería han constituido el sistema estructural clásico

para edificios de varios niveles, asociados a sistemas de piso de madera o de

bóveda de mampostería. La limitación de este sistema se debe a que su escasa

resistencia en compresión y en tensión obliga a una lata densidad de muros con

espesores considerables. Por ello la estructuración es aceptable solo cuando el

uso de la construcción implica la subdivisión del espacio en áreas pequeñas, como

en edificios de vivienda y hospitales. En la actualidad la construcción a base de

muros de carga de mampostería se emplea usualmente para edificios hasta cerca

de cinco pisos, aunque existen ejemplos de construcciones de 15 o más pisos con

muros de mampostería de piezas de alta resistencia y con altas cantidades de

refuerzo.

P á g i n a 20
El material más apropiado para la estructuración con muros de carga es el

concreto, sea en la modalidad de concreto colado en el lugar o en la de paneles

prefabricados, está muy popular en diversos países. La mayor limitación de esta

solución a base de muros de carga es la falta de flexibilidad en el uso del espacio

interior de la construcción. La distribución de áreas no puede modificarse en el

tiempo, debido a que los muros tienen función estructural y la distribución de éstos

no puede alterarse de un piso a otro. Desde el punto de vista estructural las

ventajas básicas son, como se mencionó en temas anteriores, la transmisión de

cargas verticales por fuerzas esencialmente axiales y la gran rigidez ante cargas

laterales que se logra por la alta densidad de muros en ambas direcciones.

Solo cuando se comenzó a utilizar el acero con fines estructurales en los edificios,

se llagaron a obtener espacios libres interiores de dimensiones apreciables y con

posibilidad de adaptarlos a diferentes usos, lo que proporcionó el inicio de la

construcción de los edificios realmente altos. En un principio las vigas y columnas

de acero no formaban propiamente un marco rígido, ya que no se construían con

conexiones capaces de transmitir momentos. Estos edificios, hasta de un par de

decenas de pisos, contaban con la contribución de algunas paredes divisorias y de

fachada (supuestamente no estructurales) para lograr cierta rigidez y resistencia

ante cargas laterales. Sin embargo, solo la adopción del marco rígido en la

primera década de este siglo permitió superar esas alturas y llegar a edificaciones

del orden de los 50 pisos. El marco rígido de acero fue el preferido para los

rascacielos, por la rapidez de construcción y por la poca área de columnas que se

P á g i n a 21
tiene en las plantas. Algunas décadas más tarde se comenzaron a usar los

marcos de concreto para edificios hasta de 20 a 30 pisos, aprovechando el menor

costo que en muchos países se tenía con este sistema estructural. Sin embargo,

la pérdida progresiva de área útil que se tenía por las dimensiones de columnas

cada vez mayores a medida que aumentaba el número de pisos, limitó el empleo

de este sistema y dio lugar al desarrollo de otros que no tuvieran esa deficiencia.

En los edificios muy altos, destinados principalmente a oficinas, la necesidad de

grandes espacios libres se vuelve crítica en todos o al menos en algunos de los

pisos. Por otra parte, el marco es estructura que resiste cargas laterales

esencialmente por flexión de sus miembros, lo que lo hace poco, especialmente

cuando los claros son considerables. Lo anterior ocasiona que la estructuración a

base de marcos no sea muy eficiente para edificios altos. A medida que crece el

número de pisos, es mayor la cantidad en que hay que incrementar las

dimensiones de las vigas y columnas, sobre las necesidades para resistir las caras

y rigidez necesarias ante cargas laterales. El sobrepeso que hay que pagar para

resistir las cargas horizontales es considerable. No es posible fiar un límite general

para el número de pisos que es económicamente conveniente estructurar con

marcos. En zonas poco expuestas a sismos o huracanes este límite se encuentra

en poco más de 20 pisos. En zonas de alto riesgo sísmico es probablemente

menor de 10 pisos.

La forma más sencilla de rigidizar un marco ante cargas laterales sin perder todas

P á g i n a 22
sus ventajas, es colocar en algunas de sus crujías un contraventeo diagonal o

ligarlos a algún muro de rigidez de mampostería (para edificios no muy altos) o de

concreto. Esta ha sido la forma más popular de rigidización tanto para marcos de

concreto como de acero. Como se expuso anteriormente, ambos casos pueden

visualizarse como una viga vertical de gran peralte y en voladizo. Esta gran rigidez

cuando la relación altura a longitud del muro o de la crujía contraventeada es

relativamente pequeña. En estos casos el muro absorbe prácticamente la totalidad

de las cargas laterales, mientras que el diseño del marco queda regido por la

resistencia a cargas verticales únicamente.

Cuando la relación altura longitud del marco crece, se reduce muy rápidamente su

rigidez y se presenta una interacción básicamente compleja en el muro. Existe una

diferencia importante en que los dos tipos de sistemas se deforman lateralmente.

En un marco la deformación de un piso relativa al inferior (desplazamiento relativo

de entrepiso) es proporcional a la fuerza lateral total aplicada arriba de dicho

entrepiso (cortante de entrepiso), de manera que el desplazamiento relativo de

entrepiso tiende a ser mayor en los pisos inferiores que en los superiores (a

menos que las dimensiones de las secciones se reduzcan radicalmente con la

altura). En el muro esbelto, por el contrario, los desplazamientos relativos crecen

en los pisos superiores, ya que las deformaciones de cortante dejan de ser

significativas y la deformidad del muro es como la de una viga en voladizo.

Para que un muro rigidice una estructura de manera efectiva, su condición debe

P á g i n a 23
tener un momento de inercia tal que evite que se presente el fenómeno descrito

anteriormente. En los edificios de pocas decenas de pisos es relativamente

sencillo disponer de uno o más muros que cumplen esta condición, sea en el

interior de la planta o en la fachada o, en forma más eficiente, aprovechando un

núcleo que encierra ductos de servicios (escaleras, elevadores, instalaciones) que

por su sección cerrada proporcione rigidez. Por ello la estructuración de marcos

con muros de rigidez es la solución más común en edificios de esta índole, en

zonas donde se deben resistir fuerzas laterales significativas. Un aspecto

importante es que la ubicación de los muros en planta sea simétrica para que no

se presenten torsiones en la respuesta ante cargas laterales.

Existen diversos procedimientos para aumentar la rigidez de los muros cuando la

altura del edifico es considerable. Uno consiste en acoplar dos o más muros a

través de vigas de buen peralte en cada piso, las que restringen los giros de los

muros en cada nivel y tienden a hacer trabajar los muros que acoplan como una

unidad. La eficiencia de los muros acoplados depende de la rigidez de la viga que

los conecta, la cual está sujeta a fuerzas cortantes considerables y requiere un

cuidado especial en su diseño y detallado.

En lugar de acoplar los muros en todos los pisos puede optarse por hacerlo solo

en algunos de ellos mediante una viga cuyo peralte sea el de todo un entrepiso a

través del cual se cancela localmente el paso. Se obtiene lo que se denomina un

macro-marco, ya que los muros en lugar de comportarse como voladizos se

P á g i n a 24
deforman como marcos de uno o más niveles según el número de vigas de

acoplamiento que se coloquen.

En otra modalidad, las vigas de gran peralte del caso anterior, en lugar de

conectar entre sí dos o más muros, conectan un solo muro, o más generalmente

un gran núcleo central, con las columnas de los marcos en las cuales, al tratar de

flexionarse el muro, se introducen cargas axiales que tienden a equilibrar el

momento flexionante en cada piso, incrementando notablemente la rigidez del

conjunto. La eficiencia es mayor si se colocan estas vigas de gran peralte en

varios pisos.

En edificios de muchas decenas de pisos ya no es suficiente la rigidez que pueden

proporcionar algunos muros o un núcleo central, y la necesidad de contar con el

mayor espacio posible en el interior lleva naturalmente a tratar de aprovechar la

fachada para dar rigidez ante cargas laterales. La solución más eficiente es

conraventear todo el perímetro exterior de la construcción de manera que actúe

como un gran tubo, aprovechando la máxima sección disponible. Un

funcionamiento similar se obtiene si en lugar de tener un arreglo triangulado de los

elementos de fachada, se tiene una retícula formada por columnas muy poco

espaciadas y por vigas de piso de alta rigidez, de manera que las deformaciones

de flexión de las columnas sean pequeñas y el trabajo de estas sea

fundamentalmente a carga axial. En este sistema, llamado comúnmente de tubo,

P á g i n a 25
se aprovechan las columnas de fachada integrándolas a la ventanería y

reduciendo mucho el costo de ésta. Este ha sido el sistema estructural más

popular en los últimos 20 años para los mayores rascacielos construidos en

EEUU, hasta superar los 100 pisos. Existen diversas variantes que tienden a

obtener una rigidez todavía mayor, como la de acoplar el tubo en un núcleo central

de muros de concreto (tubo en tubo) o de subdividir la planta en una serie de

tubos interiores (tubo subdividido en celdas). Incluso en el edificio del Banco de

Hong Kong de Norman Foster se utiliza un sistema de tubo en fachada unido a un

mega mástil central de acero.

Otra forma de rigidizar las fachadas es formando marcos de elementos muy

robustos, de manera que las deformaciones de flexión sean muy reducidas. En

este caso el gran tamaño de las vigas y las columnas no interfiere con el uso del

espacio interior, aunque presenta cierta dificultad para lograr una solución

aceptable.

Un problema común a todos estos sistemas que se basan en rigidizar la fachada,

es la interferencia con el funcionamiento de la planta baja, en la cual hay casi

siempre la exigencia de grandes claros en la fachada para los accesos. Este

problema se suele resolver empleando uno de los pisos inferiores como viga

“Virendeel” para aumentar sustancialmente el espaciamiento entre columnas

debajo de ellas. Esta solución es debatible desde el punto de vista del

comportamiento sísmico.

P á g i n a 26
La estructura

Es el sistema material encargado de transmitir todas las acciones de peso propio,

utilización y accidentales desde las distintas partes de la construcción hasta la

cimentación, asegurando adecuadamente, los tres aspectos básicos de la misma,

que son:

a.- Resistencia

b.- Rigidez

c.- Estabilidad

Entendemos por Resistencia, la mayor o menor capacidad de una estructura para

oponerse a la rotura. La Rigidez representa la mayor o menor capacidad de dicha

estructura para oponerse a la deformación; en tanto que la Estabilidad define la

capacidad de esta, para mantener su condición original de equilibrio.

Estos tres aspectos constituyen los pilares del Diseño Estructural ya que la

pérdida de cualquiera de ellos (aunque fuera de forma aislada) conducirá a la

misma al estado de colapso.

En las edificaciones comunes y de porte bajo, los elementos estructurales con los

que habitualmente se diseña una estructura (pórticos, pantallas, etc.) no acusan

deformaciones que puedan poner en riesgo ningún elemento secundario de la

construcción razón por la cual es frecuente ocuparse casi exclusivamente del

P á g i n a 27
problema resistente, ya que son las acciones gravitatorias las que generan las

solicitaciones dominantes que definirán la forma y cuantía estructural, sin que las

demás acciones (inclusive las horizontales) provoquen una interferencia capaz de

influir (mayormente) en el diseño. Sintéticamente este tipo estructural (Edificios

Bajos) tiende al modelo de sólido de compresión, el cual goza de excelentes

características de estabilidad.

Conforme a que la construcción comienza a crecer en altura, por una parte el

volumen comienza a ganar esbeltez (téngase en cuenta que las dimensiones en

planta por lo general están limitadas), y por otro lado las acciones horizontales

comienzan a dominar sobre las gravitatorias, con lo que la estructura

paulatinamente abandonara el modelo de sólido de compresión para adquirir el de

un verdadero voladizo empotrado en el suelo.

Por otra parte, todos los elementos estructurales con que se integra una

estructura, aunque con diferente gradiente, entran en perdida de rigidez conforme

que el edificio comience a ganar altura, y con ello comienzan a desencadenarse

una serie de mecanismos propios de las estructuras de los edificios altos tales

como el Efecto P-, Inestabilidad Elástica, Rotación de la Base, etc. los cuales

deben ser prolijamente atendidos si se desea proceder a un buen diseño. En otras

palabras, comienza a dominar el problema del estudio de la Rigidez, sobre el

problema Resistente.

P á g i n a 28
El diseño estructural

Concebida la estructura como un gran voladizo empotrado en el suelo, solicitado

axialmente por las cargas verticales (gravitatorias) y transversalmente por las

acciones horizontales (sismo o viento), el problema resistente se enmarcaría en el

ámbito de la flexo-compresión (oblicua o no) para lo cual la resistencia de

materiales brinda en la actualidad soluciones suficientemente acabadas, siempre y

cuando se verifique:

I.- Homogeneidad de la sección

II.- Isotropía del material

III.- Simetría de la sección

En otras palabras, sección llena y material ideal.

Pero, por otro lado, en el edificio en altura los condicionamientos de circulación y

de uso del espacio arquitectónico, normalmente no nos permiten más que el

desarrollo de una verdadera maraña de vigas, columnas y placas, interconectadas

entre sí en las tres direcciones del espacio.

En síntesis, no podemos desarrollar más que una sección decididamente

inhomogénea y anisotrópica, por lo que podríamos definir al problema resistente

de una estructura, como un problema de flexo-compresión compuesta en una

sección inhomogénea y anisotrópica.

P á g i n a 29
El problema de la resolución de esta verdadera estéreo estructura compleja,

encuentra una resolución adecuada en el Método de Reducción a Sistemas

Planos Interdependientes. Este método permite establecer la forma en que son

activados, según su plano, cada uno de los elementos estructurales componentes,

en función de su deformabilidad, como producto de la deformación general que

experimenta el conjunto estructural completo, cuando es solicitado exteriormente

como un todo.

Para conformar una estructura nosotros disponemos de los Elementos

Estructurales Básicos, y la particular disposición que a ellos se les imponga,

definirá el Sistema Estructural.

Los elementos estructurales básicos con los que nosotros podemos conformar una

estructura son:

1.- Pórtico Dúctil

2.- Pórtico Rígido

3.- Pantalla

4.- Estructuras Mixtas

5.- Núcleo
P á g i n a 30
6.- Tubo

No es tarea fácil distinguir cuál es el aspecto que a un edificio particular lo

categorizan como alto, ya que su altura relativa depende del entorno donde esté

enclavado, así un edificio de 6 plantas en una ciudad pequeña, habitualmente es

considerado como Torre y el mismo en New York pasaría absolutamente

desapercibido. Desde el punto de vista del diseño estructural, esta clasificación

guarda estrecha relación con las solicitaciones horizontales (viento o sismo) y las

deformaciones que estas imponen.

Suele resultar frecuente que el ingeniero, se aboque al estudio resistente de una

pieza, olvidándose que luego de dimensionarla debe verificar las deformaciones

que se producen, por lo tanto es muy importante que recordemos, por un

momento que, la Teoría de la Resistencia de Materiales basa todo su desarrollo

analítico-matemático en la aceptación de 6 hipótesis básicas:

1.- Hipótesis de la Homogeneidad del Material

2.- Hipótesis de la Continuidad e Isotropía

3.- Hipótesis de la Pequeñez de las Deformaciones

4.- Hipótesis de la Elasticidad Perfecta del Material

5.- Hipótesis de la dependencia Lineal entre Deformaciones y Cargas

6.- Hipótesis de las secciones planas

P á g i n a 31
De las seis hipótesis nos interesa hacer hincapié en la tercera; ya que de ella se

derivan tres consideraciones muy importantes a saber:

a. Ella nos permite substituir los arcos por las tangentes, situación muy frecuente

en la deducción de muchas fórmulas.

b. Ella nos permite prescindir de los cambios de posición de las fuerzas exteriores

con respecto a los "ejes geométricos" de las barras, como así también de los

cambios de longitud de las mismas.

c. Ella nos permite la aplicación del Principio de Superposición (Principio de

Acción y Adición de las Fuerzas).

Resulta obvia la necesidad e importancia del cumplimiento de la mencionada

Hipótesis.

Los métodos corrientes de cálculo (incluso el de los Elementos Finitos), son

definidos (es decir, aplicables) en el estado no deformado, por lo tanto, será

preciso limitar las deformaciones individuales de los miembros integrantes para

poder garantizar las condiciones de aplicabilidad de un determinado método o de

lo contrario será preciso realizar el estudio de los mecanismos de 2º orden (que

habitualmente no son tomados en cuenta o despreciados en la definición de los

métodos). Caso contrario estaremos abordan-do a valores de solicitaciones

internas erróneos y por consiguiente a dimensionados incorrectos.

P á g i n a 32
Entendemos por Elasticidad la propiedad que poseen los materiales (y por ende

los cuerpos materiales) de recuperar su forma inicial una vez que son suprimidas

las causas que provocaron una deformación.

Si concebimos al edificio como un voladizo empotrado en el suelo, las fuerzas

horizontales actuarán sobre él, como estímulo del sistema varilla oscilante

indicado en la figura.

Este estímulo, generará, a partir de las características geométricas y mecánicas

de la estructura un movimiento vibratorio con amplitud y frecuencia propias o

típicas de la estructura, y guardará una estrecha vinculación con el confort y la

habitabilidad de la estructura. Si bien al respecto no existe en la actualidad una

normativa clara lo que nosotros si podemos manejar desde el diseño es el valor de

la amplitud del movimiento, el cual resulta ser, la flecha en la cima del edificio. Al

efecto resulta muy útil el estudio de Chang

La experiencia americana recomienda que dicha flecha o cabeceo en la cima no

debe pasar de h/500 donde h es la altura total del edificio, y en principio sin contar

con la colaboración que al respecto realcen los muros o tabiques interiores.

El gráfico de Chang nos resulta particularmente útil para juzgar las cualidades

habitacionales de nuestro proyecto.

También se encuentra ligado a este as-pecto la limitación de la deformación piso a

piso ya que como veremos más adelante los diferentes elementos estructurales

básicos con que vamos a conformar la estructura presentan diferentes grados de


P á g i n a 33
deformación horizontal a diferentes alturas. Esto está ligado al comportamiento de

los elementos secundarios de la construcción como tabiques, carpinterías, vidrios,

cañerías sanitarias, de gas, elevadores, etc., ya que estados de carga bastante

menores a las que producirían el colapso de la estructura principal podrían

generar daños muy caros de reparación, cuando no caóticos o muy peligrosos.

Una mención aparte merece el llamado efecto Pel que proviene como

consecuencia de un mecanismo de 2º orden. Este mecanismo se manifiesta como

una sobre flexión de las columnas debido al descentrado de las cargas

gravitatorias producido por la deflexión lateral que generan las fuerzas

horizontales durante su actuación. Este efecto se manifestó luego del estudio de

una serie de estructuras que colapsaron aparentemente a causa del viento.

Cuando se revisaron las memorias de cálculo, en principio no se encontraron

errores. Ya que las cargas de viento estaban correctamente evaluadas y los

cálculos estáticos y resistentes correctos. El colapso indicaba colapso de

columnas por flexión. El análisis dio como resultado que en las columnas (ver

figura) durante la actuación de la carga horizontal se genera un momento adicional

de valor M=P. cuyo valor excede al valor de reserva resistente que el coeficiente

de seguridad genera.

La razón de este fenómeno radica en el hecho de que en estructuras de edificios

altos no se pueden despreciar algunos mecanismos de 2º orden y si el método de

cálculo no lo tiene en cuenta es preciso incorporar cálculos complementarios para

su corrección.

P á g i n a 34
Otro fenómeno que merece comentario es el de la deformación del suelo y la

interacción suelo-estructura.

Las cargas gravitatorias y horizontales que actúan sobre una estructura deben ser

transmitidas a la tierra a través de la estructura de cimentación. En principio

podríamos decir que la altura del edificio no afecta los principios de diseño de los

firmes de cimentación.

En los edificios en altura las columnas van acumulando carga gravitatoria piso a

piso llegando a los pisos bajos con valores muy grandes. En su transferencia a la

masa de suelo la estructura de cimentación comprime a está desarrollando un

esquema de fuerzas de interacción que al igual que cualquier otra fuerza generará

deformaciones en la masa de suelo. El esquema de deformación del suelo, como

es de esperar, será función de la ley de distribución de las tensiones de contacto y

la diferencia de cota entre los diferentes puntos del "horizonte" de deformación

generan los llamados asentamientos diferenciales. Si observamos en la figura

podremos ver el diagrama de momentos flectores típico que propaga a la

superestructura un asentamiento de este tipo, situación que se minimiza cuando

cimentamos en roca y crece cuando cimentamos en arcillas, donde dicho

fenómeno adquiere importancia aún en edificios bajos. Como es fácil de deducir la

no-evaluación de este fenómeno, de hecho, fuerza a la estructura a consumir

parcialmente la reserva resistente que la misma posee para las acciones

horizontales (obsérvese la similitud de dichos diagramas con los de fuerzas

horizontales), por lo que, cuando se presentan dichos fenómenos la estructura

P á g i n a 35
aunque sísmicamente haya sido correctamente evaluada, resulta insuficiente, y

por lo tanto, colapsa. Son innumerables los reportes que al respecto se conocen.

Podemos enumerar una larga serie de situaciones donde se pone de manifiesto

como emerge, en el estudio de los edificios en altura, la necesidad de estudiar

paralelamente al estado de esfuerzos internos el estado de deformación, ya que

las deformaciones deben ser mantenidas dentro de un determinado rango para

que:

a. Tengan validez los métodos de cálculo estático

b. La estructura resulte confortable a sus ocupantes

c. La estructura resulte compatible con los servicios

d. No se desencadenen mecanismos secundarios o caso contrario poder

evaluarlos e incorporarlos

Las fuerzas gravitatorias, por lo general, crecen linealmente con el número de

pisos y no provocan importantes deformaciones (salvo que se presenten grandes

asimetrías tanto geométricas, de cargas o de rigidez).

En contraste con estas, están las fuerzas horizontales, que provocan

deformaciones que varían con la cuarta potencia de la altura (se trata de un

voladizo), y por lo tanto generan deformaciones capaces de superar fácilmente los

rangos anteriormente citados. Diremos por lo tanto que, en el edificio en altura, la

solicitación dominante es la solicitación horizontal.

P á g i n a 36
En consecuencia, desde el punto de vista estructural, un edificio se considera alto,

cuando los esfuerzos dominantes del diseño son los producidos por las fuerzas

horizontales.

Es evidente que no se puede establecer una altura o una cantidad de plantas ya

que esto dependerá del lugar de emplazamiento del edificio, la magnitud de los

vientos existentes y el grado de sismicidad de la zona.

P á g i n a 37
Estructuras metálicas

 Para empezar a hablar de Estructuras Metálicas definiremos de forma

sencilla y general qué es una estructura.

Una estructura es un conjunto de partes unidas entre si que forman un

cuerpo, una forma o un todo, destinadas a soportar los efectos de las

fuerzas que actúan sobre el cuerpo.

La Estructuras Metálicas son las que la mayor parte de los elementos o

partes que la forman son de metal (más del 80%), normalmente acero. A

una estructura de este tipo se le puede llamar Estructura de Acero.

Recuerda que el acero es una aleación (combinación o mezcla) de hierro

(Fe) y carbono (C) siempre que el porcentaje de carbono sea inferior al 2%.

Este porcentaje de carbono suele variar entre el 0,05% y el 2% como

máximo. A veces se incorpora a la aleación otros materiales como el Cr

(Cromo), el Ni (Níquel) o el Mn (Manganeso) con el fin de conseguir

determinadas propiedades y se llaman aceros aleados.

El acero tiene 3 grandes ventajas a la hora de construir estructuras:

P á g i n a 38
 Soporta grandes esfuerzos o pesos sin romperse.

 Es flexible. Se puede doblar sin romperse hasta ciertas fuerzas. Un edificio

de acero puede flexionar cuando se empuja a un lado, por ejemplo, por el

viento o un terremoto.

 Tiene Plasticidad. Incluso puede doblarse (plasticidad) sin romperse. Esta

propiedad permite que los edificios de acero se deformen, dando así a la

advertencia a los habitantes para escapar.

Una estructura de acero rara vez se derrumba. El acero en la mayoría de

los casos se comporta mucho mejor en el terremoto que la mayoría de

otros materiales debido a sus propiedades.

Una desventaja es que pierden su propiedades en altas temperaturas, lo

que hace que no se comporten bien en los incendios.

Como las estructuras están formadas por un conjunto de partes, estas

partes deben cumplir unas condiciones.

P á g i n a 39
Condiciones que debe cumplir cualquier estructura

 Que sea Rígida: Que la estructura no se deforme al aplicar las fuerzas

sobre ella.

 Que sea Estable: Que no vuelque.

 Que sea Resistente: Que, al aplicarle las fuerzas, cada uno de los

elementos que la forman sean capaces de soportar la fuerza a la que se

verán sometidos sin romperse o deformarse.

¿QUÉ ES UNA ESTRUCTURA METÁLICA?

Una estructura metálica es cualquier estructura donde la mayoría de las

partes que la forman son materiales metálicos, normalmente acero. Las

estructuras metálicas se utilizan por norma general en el sector industrial

porque tienen excelentes características para la construcción, son muy

P á g i n a 40
funcionales y su coste de producción suele ser más barato que otro tipo de

estructuras. Normalmente cualquier proyecto de ingeniería, arquitectura,

etc. utiliza estructuras metálicas.

Si observas en tu día a día podrás darte cuenta de que nuestras vidas

dependen prácticamente del uso de los metales, echa un vistazo a tu

alrededor y verás metal en todas partes: tu ordenador, tu mp3, las ventanas

de tu casa, los edificios, los coches, etc. La mayoría de los metales son

fuertes, conducen la electricidad y tienen un punto alto de fusión y

ebullición. Tienen estas propiedades debido a su estructura. Aquí puedes

ver Las Propiedades de los Materiales

Para que una estructura funcione bien tiene que ser estable, resistente y

rígida. Estable para que no vuelque, resistente para que soporte esfuerzos

sin romperse y rígida para que su forma no varíe si se le somete a

esfuerzos, como por ejemplo el propio peso y el de las personas.

Cada estructura metálica está formada por la estructura metálica principal

y la estructura metálica secundaria.

Estructura Metálica Principal: La estructura metálica principal se compone

de todos aquellos elementos que estabilizan y transfieren las cargas a los

cimientos (que normalmente son de hormigón reforzado). La estructura

P á g i n a 41
metálica principal es la que asegura que no se vuelque, que sea resistente

y que no se deforme. Normalmente está formada de los siguientes

elementos:

 VIGAS METÁLICAS: Las vigas metálicas son los elementos horizontales,

son barras horizontales que trabajan a flexión. Dependiendo de las

acciones a las que se les someta sus fibras inferiores están sometidas a

tracción y las superiores a compresión. Existen varios tipos de vigas

metálicas y cada una de ellas tiene un propósito ya que según su forma

soportan mejor unos esfuerzos u otros como pueden ser:

 Viguetas: Son las vigas que se colocan muy cerca unas de otras

para soportar el techo o el piso de un edificio, por ejemplo; cuando

vemos un edificio que está sin terminar, suelen ser las vigas que

vemos. o Dinteles: Los dinteles son las vigas que se pueden ver

sobre una abertura, por ejemplo, las que están sobre las puertas o

ventanas.

 Vigas de Tímpano: Éstas son las que soportan las paredes o

también parte del techo de los edificios.

 Largueros: También conocidas como travesaños o carreras son las

que soportan cargas concentradas en puntos aislados a lo largo de

la longitud de un edificio.

 PILARES METÁLICOS: Los pilares metálicos son los elementos verticales,

todos los pilares reciben esfuerzos de tipo axil, es decir, a compresión.

P á g i n a 42
También se les llama montantes.

Estructura Metálica Secundaria: Esta estructura corresponde

fundamentalmente a la fachada y a la cubierta, lo que llamamos también

subestructura y se coloca sobre la estructura metálica principal, y ésta

puede ser metálica o de hormigón.

P á g i n a 43
Transmisión de cargas en estructuras metálicas

Las fuerzas o cargas que soportan las estructuras se van repartiendo por

los diferentes elementos de la estructura, pero las cargas siempre van a ir a

parar al mismo sitio, a los cimientos o zapatas. Veamos cómo se distribuye

la fuerza del peso sobre las vigueta de un piso superior hasta llegar a los

cimientos en la siguiente figura:

El peso sobre las viguetas superiores va a parar a las vigas horizontales y

desde de ellas se transmiten a los pilares bajando por ellos hasta llegar al

final al terreno o cimientos.

P á g i n a 44
TIPOS DE ESTRUCTURAS METÁLICAS

Partiendo de la base que las estructuras metálicas son artificiales

ya que las ha inventado el ser humano podremos entonces destacar

qué tipos de estructuras hay:

Estructuras Abovedadas: Estas estructuras son todas aquellas en las

que se emplean bóvedas, cúpulas y arcos para repartir y equilibrar el

peso de la estructura, como por ejemplo puede verse en las

catedrales o iglesias.

Estructuras Entramadas: Estas son las más comunes ya que son las

que utilizan la mayoría de los edificios que podemos ver en cualquier

ciudad. Emplean una gran cantidad de vigas, pilares, columnas y

cimientos, es decir, una gran cantidad de elementos horizontales y

verticales para repartir y equilibrar el peso de la estructura. Estas

estructuras son más ligeras porque emplean menos elementos que

las abovedadas por ejemplo y así pueden conseguirse edificios de

gran altura.

Estructuras Trianguladas: Las trianguladas se caracterizan como su

propio nombre indica por disponer sus elementos de forma

P á g i n a 45
triangular, suelen ser muy ligeras y económicas. Suelen utilizarse

para la construcción de puentes y naves industriales. En estos casos

hay dos formas que son las más utilizadas, la cercha y la celosía.

Estructuras Colgantes: Las estructuras colgantes o colgadas son

aquellas que utilizan cables o barras (tirantes) que van unidos a

soportes muy resistentes (cimientos y pilares). Los tirantes

estabilizan la estructura, como puede verse por ejemplo en los

puentes colgantes.

Estructuras Laminares: Todas aquellas formadas por láminas

resistentes que están conectadas entre sí y que sin alguna de ellas

la estructura se volvería inestable, como pueden ser las carrocerías y

fuselajes de coches y aviones.

Estructuras Geodésicas: Son estructuras poco comunes que están

P á g i n a 46
formadas por hexágonos o pentágonos y suelen ser muy resistentes

y ligeras. Son estructuras que normalmente tienen forma de esfera o

cilindro.

¿CÓMO SE UNEN LAS ESTRUCTURAS METÁLICAS?

TIPOS DE UNIONES

Para que todos los elementos de la estructura metálica se

comporten perfectamente según se ha diseñado es necesario que

estén ensamblados o unidos de alguna manera. Para escoger el tipo

de unión hay que tener en cuenta cómo se comporta la conexión que

se va hacer y cómo se va a montar esa conexión. Existen

conexiones rígidas, semirrígidas y flexibles. Algunas de esas

conexiones a veces necesitan que sean desmontables, que giren,

que se deslicen, etc. Dependiendo de ello tendremos dos tipos de

uniones fundamentales:

Por Soldadura: La soldadura es la más común en estructuras

metálicas de acero y no es más que la unión de dos piezas metálicas

mediante el calor. Aplicándoles calor conseguiremos que se fusionen

las superficies de las dos piezas, a veces necesitando un material

P á g i n a 47
extra para soldar las dos piezas. En el siguiente enlace tienes los

tipos de soldadura explicados:

Tipos de Soldadura.

Por Tornillo: Los tornillos son conexiones rápidas que normalmente

se aplican a estructuras de acero ligeras, como por ejemplo para fijar

chapas o vigas ligeras.

EJEMPLOS DE ESTRUCTURAS METÁLICAS

Para terminar mencionaremos algunos edificios de renombre que

han sido diseñados y construidos con base de estructura metálica:

LA TORRE EIFFEL: La Torre Eiffel de París es una estructura

metálica triangulada. EL EMPIRE STATE: El edificio Empire State

Building es un rascacielos de Nueva York que tiene estructura

metálica entramada.

EL PUENTE GOLDEN GATE: El famoso puente Golden Gate de San

Francisco es una estructura metálica colgante.

EL MUSEO GUGGENHEIM: El famoso museo Guggenheim de

P á g i n a 48
Bilbao es una mezcla de estructura metálica abovedada y geodésica

ya que combina elementos cilíndricos y abovedados.

P á g i n a 49
CONCLUSIÓN

A lo largo de este tema hemos estudiado los edificios de altura, ya que es de suma

importancia que un futuro ingeniero civil tenga conocimiento acerca de su historia,

su evolución, el tipo de materia que se puede utilizar en su construcción, con qué

propósito fueron creados, también se mencionan sus tipologías en función del

sistema estructural.

En este protocolo he llegado a la conclusión que los edificios de altura es una de

las construcciones más riesgosas ya que, si su estructura no es la correcta pondrá

en riesgo el trabajo de un Ingeniero civil tanto como muchas vidas.

P á g i n a 50
BIBLIOGRAFÍA

( ARQHYS. 2012, 12. Historia de los rascacielos. Revista ARQHYS.com. Obtenido

03, 2017, de http://www.arqhys.com/contenidos/rascacielos-historia.html.)Via:

http://www.arqhys.com/contenidos/rascacielos-historia.html

Vía: http://www.arqhys.com/contenidos/rascacielos-historia.html10:13p.m

https://g3pe0809.wordpress.com/2009/03/25/edificios-en-altura/10:29p.m

http://tipos.com.mx/tipos-de-edificios10:43p.m

http://www.elconstructorcivil.com/2014/04/sistemas-estructurales-para-

edificios.html11:43pm

http://www.monografias.com/trabajos6/esra/esra.shtml#ixzz4cb9z3n7X12:12a.m.

http://www.areatecnologia.com/estructuras/estructuras-metalicas.html12:20a.m

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Edificios_m%C3%A1s_altos_de_la_Ciudad_de

_M%C3%A9xico11:29p.m

https://riunet.upv.es/bitstream/handle/10251/30395/edificiosenaltura.pdf?sequence

=112:41a.m

P á g i n a 51
ANEXOS

Edificios más altos del mundo

Estos son los edificios más altos del mundo, ordenados por:

 Altura arquitectónica o estructural (altura oficial del rascacielos) (distancia

vertical desde la base hasta el punto arquitectónico o elemento estructural más

elevado integrante del edificio).

 Altura a la que se encuentra la azotea o cubierta.

 Punto más alto del edificio.

En este listado solo se consideran rascacielos:

 Los que hayan sido completados o que se hayan coronado

arquitectónicamente (se ha instalado su último elemento estructural).

 Los que tengan como mínimo el 50% de su estructura en uso (hotel, oficinas,

entre otros).

Edificios más altos de México

La Ciudad de México es la ciudad más habitada de México y una de las más

pobladas a nivel mundial y como otras grandes ciudades del mundo cuenta con

P á g i n a 52
rascacielos que sirven para cubrir las necesidades de uso del suelo para

diferentes actividades. En los últimos años del inicio del siglo XXI a nuestros días

esta actividad ha tenido su auge aquí en México proyectando y/o construyendo

grandes edificios en mayor número a otras épocas.

La Ciudad de México cuenta con la mayor cantidad de Rascacielos en la

República, superando las 50 edificaciones con más de 100 metros de altura. Le

siguen Monterrey con 45 Rascacielos y Guadalajara con 18.

Edificios más altos de Nueva York

Nueva York, la ciudad más poblada de los Estados Unidos, alberga numerosos

edificios o rascacielos, de los cuales 112 superan los 180 metros de altura.

Actualmente, el edificio más alto de la ciudad de Nueva York es el One World

Trade Center, con una altura de 541 metros. Este rascacielos de 94 plantas

también ostenta el título de edificio más alto de los Estados Unidos, del hemisferio

occidental, y es el sexto más alto del mundo. El segundo edificio más alto de la

ciudad es el 432 Park Avenue, con 426 metros, y el tercero es el Empire State

Building, con 381 metros de altura (si incluimos su antena son 443 metros). 4 El

Empire State fue el edificio más alto desde 1931 hasta 1972, cuando se finalizó la

Torre Norte del World Trade Center. Con 417 metros y 110 plantas, el World Trade

Center fue el edificio más alto del mundo por poco tiempo, hasta que en 1974 se

concluyó la Torre Sears (hoy conocida como Torre Willis) en Chicago. Las Torres

Gemelas fueron destruidas en los atentados terroristas de 2001, por lo que el

Empire State recuperó el título de edificio más alto de la ciudad. En abril de 2012,

el One World Trade Center, aún en construcción, lo superó. El cuarto edificio más
P á g i n a 53
alto de Nueva York es la Bank of America Tower, con 366 metros, incluyendo

la aguja arquitectónica. En el quinto lugar, con 319 metros, encontramos el Edificio

Chrysler, que fue el edificio más alto del mundo de 1930 hasta 1931, y el en sexto

lugar está el New York Times Building, finalizado en 2007.7

Los rascacielos de Nueva York se concentran sobre todo en Midtown y Lower

Manhattan, aunque también cuentan con algunos rascacielos otros barrios de

Manhattan y los boroughs de Brooklyn, Queens y el Bronx.

A fecha de febrero de 2016, la ciudad tiene un total de 248 rascacielos que

superan los 150 metros de altura, incluidos los que se encuentran en

construcción, con unos 37 más en construcción, más que cualquier otra ciudad en

los Estados Unidos. En cuanto a los rascacielos de más de 300 metros de altura,

hay siete construidos, y actualmente ocho en construcción. En total, a fecha de

febrero de 2016, hay 460 rascacielos en construcción o en proyecto en Nueva

York.

Nueva York es la segunda ciudad del mundo con más rascacielos, solo por detrás

de Hong Kong. Desde 2003, se han construido un total de 53 edificios, que tienen

al menos 150 metros de altura.

P á g i n a 54
Glosario

Contraventeo: Son elementos estructurales que rigidizan la estructura, distribuyen

los esfuerzos producidos por los diferentes tipos de carga y los trasmiten a la

cimentación. Son elementos básicos que nos permiten obtener edificios de

grandes claros y alturas con diseños eficientes y económicos.

Rigidización: Angular rigidizador del alma de una viga colocado sobre un punto

de apoyo o bajo una carga concentrada.

Inhomogénea: Es aquel en el cual los valores de las propiedades intensivas son

distintos en distintas partes del sistema, pero éstas partes no se encuentran

separadas, unas de otras, por superficies de discontinuidad bien definidas.

Anisotrópica: La anisotropía es la propiedad general de la materia según la cual

cualidades como: elasticidad, temperatura, conductividad, velocidad de

propagación de la luz, etc. varían según la dirección en que son examinadas.

Algo anisótropo podrá presentar diferentes características según la dirección. La

anisotropía de los materiales es más acusada en los sólidos cristalinos, debido a

su estructura atómica y molecular regular. En un sentido más general, se habla de

anisotropía cuando se produce cualquier cambio de escala de una figura o un

cuerpo, como en un gráfico x-y, con factores distintos en cada coordenada.

P = CARGA

DELTA= DESPLAZAMIENTO

POR LO TANTO EL EFECTO P ES LA CARGA APLICADA CON LA ESTRUCTURA

DEFORMADA.

P á g i n a 55