Você está na página 1de 17

CARTA 1

Sobre la Verdadera Vocación


En primera impresión, al menos en mi caso, se denota quizás la
característica principal de esta carta, el hecho de que el autor dedica
su libro a su Hija, quien efectivamente recién ingresa a la facultad de
Ingeniería. Asociada a la a un paradigma social de hace 50 años, que
se menospreciaba el hecho de ser Mujer y estudiar una Ingeniería.

Esta mujer, tiene el nombre de Verónica Jiménez la cual es hija del


ingeniero Javier Jiménez, la cual decide estudiar una ingeniería, en la
cual se cristaliza como aspecto principal que rige a este paradigma: El
machismo, ya que en aquella época las ingenierías se consideraban
como carreras exclusivas de hombres, en las cuales solo algunas
mujeres se atrevían a desafiar este reto y romper dicho paradigma.

Con paso de generaciones se poco a poco se fundió dicho machismo


y el hecho que las Mujeres no podían pertenecer a un ámbito de
ingeniería.

En esta escritura el Ingeniero Javier habla de recomendaciones, en


este caso a Verónica, a qué tipo de obstáculos es probable que se
enfrente, y algo importante es que no se deje influenciar por otras
lenguas u otro medio, recalca que una Ingeniería es, si se sabe
apreciar a la perfección, una excelente decisión, a lo cual el le explica
si tiene vocación para ello, o simplemente lo hace por jerarquía, u otro
tipo de adecuación.

El ingeniero puntúa en el aspecto de saber o no saber por qué estudiar


Ingeniería, dándole puntos concretos sobre cómo es la estructura de
dicho ámbito.

Además de que debe de tener una convicción muy clara, ya que esta
le ayudara a ver que la decisión de estudiar una ingeniería en si
misma conlleva que debemos de estar seguros de lo que hacemos por
convicción y no por dar gusto ajeno.
CARTA 2

Sobre la Ética Profesional


En esta carta el Ingeniero especula, que la carta anterior la puede
utilizar cuantas veces quisiera, para retomar sus puntos fuertes del
porque estudiar Ingeniería, también indica que puede ser de gran
apoyo si algún día tiene obstáculos relacionados con lo ya anterior
mencionado.

Una cita muy importante a la que quiero hacer referencia, y es la cual


justifica lo antes mencionado, es la siguiente:
“La selección de nuestra carrera nosotros la hacemos, dado que debe
de ser algo que realmente nos guste y sobre todo nos apasione”. Esta
carta es realmente interesante dado que, en lo personal, trato una
temática muy importante para mi tanto en mi forma de ser como en mi
forma de pensar.

La consecuencia de nuestros actos no nos llevaran a un resultado


óptimo, concierne a que todo Ingeniero debe presentar un tanto de
ética como ingenio a cualquier cuestión o problema que se le
presente, antes de actuar o llevar a cabo distintos tipos de acciones a
realizar.En si la ética profesión en un punto de vista universitario, es
pensar claramente las variables que se presentan en un problema, y
aplicar conscientemente todos los aspectos éticos que ya sea, fuiste
desarrollando o aprendiste empíricamente a un problema presentado.

En muchos casos muchos jóvenes tienen sed, de dicho sustento o


beneficio económico al término de sus estudios, a lo que deben de
analizar exactamente como ejercer algo y los lleve a su meta en
específico, y tomar de lleno las palabras que la mayoría de padres
dicen a sus muchachos, a su edad, todo a su debido tiempo.

“Lamentablemente, no siempre se actúa en forma correcta y ello


afecta la confianza en los profesionales y en la profesión Se llega por
ello a decir “Es un ingeniero excelente, pero… “(cobra en demasía,
sugiere un equipo por conveniencia personal, se sobreprotege…).
CARTA 3

Sobre que es la Ingeniería


La estética debiera ser parte consustancial de todas las cosas.
“En este caso, la reunión de la ética y la estética, en hermosa
comunión, ofrece el marco mejor para un asunto de la mayor
importancia: la transformación de los conceptos que contiene en
hábito de vida; la transfusión de estas ideas en la corriente sanguínea
—donde pienso que deben alojarse los principios—; su aceptación
racional como condición primaria e insoslayable para un ejercicio
profesional y para una vida respetables, son un paso de la mayor
trascendencia. Como Lenin dijo: “Hay que hacer de la ética una
estética.”Lo expresado hasta aquí es válido para cualquier oficio o
profesión, pero en algunos como la ingeniería, por el efecto
multiplicador y profundo que sus acciones tienen en la sociedad,
adquiere una importancia mayor.
Puntúa en este aspecto la importancia de la ética en un Ingeniero, tal
como lo hace ver en la carta anterior, como influye esta ya sea en lo
teórico o laboral, para entender mejor como realizar algo, necesita
comprender que ética está afiliado a la palabra estética, que conllevan
el mismo propósito si lo ves desde un punto de vista muy a fondo.
Visto con optimismo, como te sugiero ver todas las cosas, esto no deja
de tener su lado positivo. La flexibilidad que permite irte formando y
adaptándote a la profesión de acuerdo con tus deseos, preferencias,
aptitudes, y de conformidad con las oportunidades que la vida te vaya
ofreciendo, tiene en la ingeniería altos grados de libertad, lo que es un
atractivo que se debe aprovechar, pues abre horizontes a veces
insospechados y obliga a estar siempre listo para cambiar, para
adecuarse, para “reciclarse”, como hoy se dice.
Le da a conocer distintos contextos de la definición por parte, de un
Ingeniero, que debe conocer perfectamente, y familiarizarse con él
desde sus inicios con la tan hermosa experiencia de un Ingeniero.
CARTA 4

De cómo debe ser un Ingeniero Mexicano


Un Ingeniero Mexicano, tiene convicción, anhelos y prioridades, no
esta de más decir que somos de lo mejor en este aspecto, en esta
carta el Ingeniero se dirige a su Hija con la temática de cómo debe ser
un Ingeniero Mexicano, se refiere a todos los aspectos que influyen a
su alrededor, incluyendo factores ambientales, políticos e incluso
religioso, esto en cuanto a mi punto de vista. La mayor parte de este
tiempo que te queda por recorrer, notarás como tendrás que confrontar
problemas de todo aspecto, a modo que uno de los más grandes será
la falta de recursos y educación que presenta actualmente el País.

El marco de referencia de los profesionales de la ingeniería es el


siguiente: nuestro nivel educativo es muy bajo, la escolaridad
promedio de la población es de 7.5 años y hay una magra atención de
la educación superior, que sólo alcanza al 18% de quienes están en
edad universitaria; el déficit de casas habitación, con criterios políticos
—siempre suaves y ex culpantes—, se ubica en el orden de los cinco
millones; las condiciones de nutrición de la mayoría de los mexicanos
son precarias; hay apenas 14 líneas telefónicas por cada cien
habitantes; nuestra infraestructura de transporte —carreteras, puertos,
aeropuertos, vías férreas— es insuficiente y está mal conservada; la
infraestructura hidráulica es igualmente escasa y está deteriorada; hay
un enorme y creciente grado de deforestación y pérdida de tierras de
cultivo, y un desarrollo industrial precario e inestable; asimismo, hay
una grave dependencia científica y tecnológica, un bajo cuidado del
ambiente y un alto índice de desempleo. Además, si hoy hiciéramos
una radiografía de la ingeniería mexicana, el resultado no parecería
halagador. Las severas dificultades económicas que el país ha sufrido
en las dos décadas pasadas y algunas decisiones nacionales tomadas
ante el acoso de la globalización han deteriorado su posición y han
afectado un desarrollo que es necesario retomar. Esta situación es
justamente la que hay que superar; se trata de un círculo vicioso que
es necesario romper. Por una parte, es claro que las necesidades del
país requieren de más y mejor ingeniería, pero la incapacidad
económica y política para atenderlas ha afectado a ésta también. La
nueva dinámica mundial de globalización y regionalización y el
surgimiento de una impresionante red de flujos comerciales
internacionales y empresas multinacionales; las nuevas exigencias
sociales para la preservación del medio ambiente; la escasez de agua
y de energía y su vinculación con la ecología; la generación de nuevos
mercados por la aparición de nuevas tecnologías, nuevos productos y
nuevos métodos de producción, son el marco general de nuestras
preocupaciones.

CARTA 5
De la historia de la ingeniería Mexicana
Nos dice que la historia de la Ingeniería es tan antigua como la
civilización misma, en el sentido que puede hablarse mucho de ella,
así como expresarse de diferentes formas de esta, habrá algunos que
la malinterpreten, como quienes hablaran maravillas de ella, como es
el caso de los familiarizados con el tema.

Habla de la situación actual de los ingenieros mexicanos, que así


como se presente actualmente, no debemos olvidar que pertenecemos
a una larga y antigua cadena de obras magnificas que han dado
historia a lo largo de los años.

La historia de la ingeniería mexicana. De no invertir en el presente


inmediato, el futuro que no espera es pobre; quizás palabras muy
abrevias que destacan esta quinta carta, en la cual Javier nos ilustra,
de manera clara, los grandes adelantos tecnológicos y logros de la
ingeniería mexicana en el pasado, contrastando con la actualidad. Muy
sensato advierte, en una opinión muy personal, la pobreza que nos
espera si no hacemos algo por impulsar nuestra ingeniería mexicana,
algo por hacer crecer nuestras Secreto, nada de lo que puedas
avergonzarte”, frase que sin duda hace reflexionar al lector y engloba
parte de la idea general de esa segunda carta.

CARTA 6
La evolución tecnológica, herramienta fundamental de la
ingeniería

La evolución tecnológica, herramienta fundamental de la ingeniería.


Actualmente la tecnología ha sido factor importante para el desarrollo
de las carreras, y sobre todo de la ingeniería; Javier nos confirma en
esta carta que, como enseña la universidad, y especialmente la
Facultad de Ingeniería, el perfeccionamiento de nuevas técnicas es
elemental para lograr independencia técnica y económica. Resalta en
esta carta su Calendario tecnológico, en el cual, en una pequeña
representación de un año, se nos muestra todo lo que la tecnología ha
sido y el avance del ser humano en su búsqueda por mejorar lo ya
existente y el encontrar las tecnologías que hagan la vida más fácil, en
un sentido muy técnico.

Cuando un ingeniero toma en cuenta su entrono en base a la


tecnología, es difícil creer que no se involucrará en dicho aspecto,
para renovar su conocimiento y sus aptitudes en ese campo.

Cabe resaltar que todo Ingeniero es un vínculo de tecnología, ciencia y


desarrollo de casi cualquier cosa que presente un problema, así
llegando a realizar un determinado método científico, para llegar a una
solución clara y precisa a el problema planteado.

En un mundo tecnológico, sin duda habrá una inmensa cantidad de


Ingenieros, para el sustento, magno factura entre otros aspectos para
dicho mantenimiento tecnológico

Carta 7
Del área y de la función

Del área y de la función. Una de las cartas más conmovedoras es


esta, Javier nos habla de las diversas ramas de la ingeniería,
adentrándonos a la ingeniería como algo más específico, aquí Javier
le dice a su hija que, con el paso de los primeros años de la carrera de
ingeniería, las ideas se van formando, se van ajustando los rumbos y
así mismo se consolidan los intereses personales y la verdadera
vocación; una de las frases más rescatables de esta carta es la que
escribe Amado Nervo, y menciona Javier: “cada uno de nosotros es el
arquitecto de su propio destino”, resaltando la importancia de tener en
claro la verdadera vocación de cada uno de nosotros.

Tener que ejercer su profesión, en un determinado entorno o área


determinada, para llevar a cabo y poner en práctica todos los
conocimientos adquiridos a lo largo de todo el proceso que transcurrió
en su carrera.

Para todo ello vendrán los tiempos adecuados, pero siempre se tiene
que tener la mirada en alto y los pies bien puestos en la tierra, no
quitar de vista cuál fue el motivo por el cual elegiste esto,
independientemente del área que hallas adquirido.

CARTA 8
Del futuro de la Profesión
Del futuro de la Profesión. La carta ocho inicia con algunas reflexiones
interesantes de Javier, nos habla de cómo grandes personalidades,
tales como Lord Kelvin (propulsor de la escala absoluta de
temperatura), Thomas Watson (director de IBM en 1940), Bill Gates
(Presidente de Microsoft) hacían comentarios “pronosticando” el futuro;
suena interesante que exponían: “los teléfonos no son algo serio para
la comunicación”, “nunca existirá algún aparato volador”, “en el mundo
habrá mercado para cinco computadoras”, etc. Javier nos habla de
cómo la aparición de nuevas tecnologías y de nuevos horizontes, han
encapsulado estos comentarios, y menciona: “quizás existan más”,
considerando al futuro incierto para el joven ingeniero. Sin embargo,
Javier alude que existe una leve desconfianza sobre el buen uso que
se dé a estos avances tecnológicos y la afectación que tengan para la
humanidad. Termina con una frase que resume algo de lo visto en esta
misma: “despacito… y buena letra, que el hacer las cosas bien,
importa más que hacerlas”.

Expone a dichas personalidades, con el fin de que el lector, o en este


caso Verónica, vea la forma de interpretar de cada personaje, el
contexto de Ingeniería, o con la finalidad que exprese de forma
adecuada la interacción de toda personalidad mencionada en
cualquier punto de su carrera de Ingeniería.

Si estudias aquí, no te vayas a aislar tampoco en la paz y la quietud


del claustro académico, ni te olvides de que tus fines ulteriores son
mucho más altos que el más sofisticado y fantástico descubrimiento
científico o el más vanguardista de los desarrollos tecnológicos, sino
que están en el progreso de las mujeres y los hombres de este suelo.

CARTA 9
De la cultura del ingeniero

De la cultura del ingeniero “El nivel de excelencia profesional esta


directamente relacionado con el nivel cultural del individuo”, inicia de

este modo el autor la carta, haciendo alusión a la cultura que debe


poseer todo buen ingeniero, Una frase bastante rescatable menciona
que, la cultura no es sinónimo de actividades y conocimientos
aburridos, cultura es el resultado del interés en todo lo extraordinario
que ha logrado la humanidad. Así Javier invita al joven que se inicia en
ingeniería, a poseer un tanto de cultura, y que sea por iniciativa propia;
insistiendo que es importante que el ingeniero tenga el gusto por la
música, la literatura, eventos culturales, etcétera. Al finalizar la carta
agrega algo importante, el idioma Ingles, de suma importancia para el
ingeniero, quien debe dominar y hacer suyo el idioma universal.

CARTA 10
De la cultura del ingeniero

De la cultura del ingeniero “El nivel de excelencia profesional esta


directamente relacionado con el nivel cultural del individuo”, inicia de
este modo el autor la carta, haciendo alusión a la cultura que debe
poseer todo buen ingeniero, Una frase bastante rescatable menciona
que, la cultura no es sinónimo de actividades y conocimientos
aburridos, cultura es el resultado del interés en todo lo extraordinario
que ha logrado la humanidad. Así Javier invita al joven que se inicia en
ingeniería, a poseer un tanto de cultura, y que sea por iniciativa propia;
insistiendo que es importante que el ingeniero tenga el gusto por la
música, la literatura, eventos culturales, etcétera. Al finalizar la carta
agrega algo importante, el idioma Ingles, de suma importancia para el
ingeniero, quien debe dominar y hacer suyo el idioma universal.

CARTA 11
Del buen ingeniero y de la educación permanente

Del buen ingeniero y de la educación permanente. En esta carta Javier


nos menciona la importancia de estar siempre actualizados y de tener
una educación continua, debido a que la exigencia para el ingeniero
actual es tal que obliga a estar en constante estudio y renovado ante
las nuevas tecnologías; un párrafo importante en esta carta nos dice
que el buen ingeniero es el estudiante permanente, el permanente
maestro, el individuo sensible a la circunstancias y a las variaciones de
su entorno, el personaje capaz de de adaptarse en actitud y
conocimientos a los cambios bruscos del acontecer… “cada vocación
es una forma de amar la vida y un arma para luchar contra el
miserable miedo de vivir”, y para lograr esto, se tiene que encontrar la
“alegría de aprender”.

CARTA 12
Sobre los idiomas y la informática

Sobre los idiomas y la informática Actualmente ya no es posible


manejarse con agilidad en casi ningún campo del conocimiento sin el
dominio de las lenguas que han adquirido preeminencia en los campos
tecnológico y comercial, advierte Javier en el inicio de esta carta, y
hace mención que es importante para el ingeniero el dominio de
lenguas extranjeras, sobre todo del inglés, el cual se ha convertido En
el idioma por excelencia y universal a lo largo y ancho del globo.

Tomar en cuenta la importancia de las lenguas, es un dato sobre todo


informativo, ya que la mayoría de artículos necesarios en este ámbito.
Lamentablemente no lo encontrarás en tu idioma por defecto.

Ya que la mayoría de situaciones de ingeniería, proyectos y demás


artículos, se encentran fuera en nuestro país, por lo tanto en otro
idioma.

CARTA 13
Del compromiso social del Ingeniero

Del compromiso social del Ingeniero. Ahora Javier habla acerca de la


responsabilidad con la sociedad que tiene el ingeniero actual y afirma
que quienes acceden a los beneficios de la cultura y el progreso están
obligados ya no solo a seguir buscando soluciones a los graves
problemas que enfrentamos como sociedad, sino a encontrarlas. Es
por eso que México necesita profesionales comprometidos con la
sociedad y que tomen en cuenta los valores y el sentimiento humano
para ejercer su profesión y que sea para bien no solo propio, sino
también de la sociedad; finaliza la carta mencionado: “no existe ya, un
profesional respetable sin un claro y definido compromiso social”.

Se refiere a esto, con la finalidad de concientizar a los Ingenieros


Mexicanos, que a pesar de ser una comunidad no muy grande, existe
una gran posibilidad de que estos vean por el bien propio, y no
expandir sus conocimientos a la sociedad, ya sea compartiendo
puntos de vista desde un parecer Superior o bien implementar
proyectos a fines de mejorar la calidad de vida de su nación o el bien
común de la humanidad.

Cabe recalcar que un buen Ingeniero, siempre observa lo que hay a su


alrededor, tomando en cuenta todos y cada uno de los factores que se
plantean, esto quiere decir que primero tienen que comportarse
éticamente con su alrededor ya sea antes que a su propio confort.

CARTA 14
Sobre la sustentabilidad y los anti-tecnologistas

Sobre la sustentabilidad y los antitecnologistas. Aquí se habla acerca


de las grandes ventajas que ha tenido la tecnología en el mundo de la
ingeniería, pero Javier hace la cuestión: ¿Qué hacemos con los
desechos que la propia tecnología produce?, haciendo mención a una
paradoja entre el buen uso de la tecnología y el uso excesivo de esta o
el mal uso, hablando en específico de la bomba atómica. “Somos
prisioneros del estado tecnológico, explotados por su economía,
atados a sus metas, regimentados por sus fábricas y oficinas…”
palabras de Theodore Rozac que resumen nuestra interacción actual
con la tecnología. Al final de la carta Javier menciona que los
ingenieros futuros deben de tener presente el uso de tecnologías pero
preservar, ante todo, el medio ambiente, pera no tener que recurrir a
modelos virtuales o a copias de la naturaleza, esto para poder recurrir
a ella por mucho tiempo más.

CARTA 15
De la perseverancia, la tenacidad y otros menesteres
De la perseverancia, la tenacidad y otros menesteres. Una lengua
universal, así que, según el autor, un profesional hispano-parlante
debe adquirir el dominio de los lenguajes utilitarios para el ejercicio de
su profesión, así como el dominio de la computación, de las redes y
del internet, adaptados a su profesión y según lo muestre sus
necesidades. Javier cierra la carta exhortando a su hija a considerar el
uso de los tres lenguajes que describe en la carta (inglés, español e
informática) y que no se limite a tener un “conocimiento suficiente”,
reiterando que un dominio profundo en cada caso dará ventajas de
diversa índole, además de grandes satisfacciones y goces personales.

Todo gran don, conlleva una gran responsabilidad, en este caso, la


perceveransia es un factos importante en el desempeño de un
Ingeniero, ya que en cualquier momento de su vida podrá surgir
alguna oportunidad en la cual pudieran pulir sus conocimientos y
aptitudes adquiridas, claro todo con ética y responsabilidad, lo cuál
genera una gran satisfacción para el Ingeniero, por lo cual comenzará
a adquirir experiencia, tanto laboral como teórica, para aplicarla de una
madera formal, ordenada y profesional en el Futuro.

COMENTARIO
En cuanto a mí respecta, la obra Cartas a un Joven Ingeniero, es un
tanto peculiar, ya que va dirigida a un conducto muy cercano al Autor,
tiene puntos de vista del mismo hacia la audiencia basándose en una
experiencia, y dándola a conocer en este libro a en este caso su Hija.
Con cada carta uno puede comprender que todo lo que se lee es
basado en la vida de un Hombre Ingeniero, que tiene como fin no
persuadir, ni mucho menos aconsejar a Jóvenes que recién empiezan
en este ámbito, sino demostrar lo satisfactoria que resulta una
carreara, como lo es Ingeniería, de tal manera que esta obra sea
interpretada como modo de ayuda o interés por dicha carrera. Es una
peculiar forma de expresar como se vive tal experiencia, ya que en
parte de la Juventud, si no es que la Mayoría, se interesa por temas
literarios, o algunas obras que sean de gran auge en la sociedad, en lo
particular, la Juventud actual se basa en conceptos tecnológicos y más
prácticos, de tal manera que éste libro demuestra como actúa y se
defiende un Ingeniero, en general y en México. Nos muestra la
relación que hay con ética y estética, la cual nos servirá de alguna u
otra forma en el futuro, no solo en la parte de Ingeniería. Es una obra
muy buena para los Jóvenes que recién se integran a la comunidad de
los Ingenieros, para darse cuenta lo excelente que es realizarse como
tal, me fascino en el aspecto de que todo se puede conseguir si se
tiene un propósito, y no desviarse de él por más difícil que parezca o
dejarse influenciar por otros medios. Fue una buena lectura para
nosotros, ya que como lo mencionaba anteriormente, nos queda un
largo camino por recorrer, y el nos da un poco de su conocimiento y
experiencia, para llevarnos el camino por derecho y no dejarnos
intimidar o sentirnos inferiores a cualquier obstáculo presente. De mi
parte resta decir que es un muy buen libro para la comunidad de
Ingenieros, tanto en México como en general. Es un orgullo pertenecer
a esta comunidad tan magnifica que es la Ingeniería.