Você está na página 1de 13

Los diarios de la ciudad de Santa Fe a través de sus portadas

Mgter. Sonia Sánchez y Lic. Manuel Cavia1

Introducción

El siguiente artículo analizará las portadas de los dos medios periodísticos de la


ciudad de Santa Fe –El Litoral y Diario Uno-, capital de la provincia de igual nombre en
la Argentina. El primero de los medios es de carácter vespertino, con una larga trayectoria
periodística y, el segundo, matutino y de reciente aparición en la ciudad, más allá de estar
integrado a una cadena de multimedios con presencia en diferentes provincias del país.
De ese modo, se llevó adelante la sistematización de las portadas de ambos
medios, a partir de aplicar la técnica de análisis de contenido cuantitativo. En una primera
etapa se agruparon las noticias de las portadas en base a diferentes categorías y
subcategorías durante el periodo abril/diciembre de 2011, a partir de lo cual, se realizaron
diferentes mediciones sobre las noticias de las portadas.
El hecho de tomar los medios de comunicación periodística y, en particular las
portadas, lo entendemos como sustancial para el análisis, más cuando diferentes
investigaciones no han dejado de señalar la importancia con que cuentan en la
configuración de la realidad social. En el caso de los diarios, ellos realizan una selección
de los hechos, para posteriormente transformarlos en noticias y, de ese modo,
incorporarlos al espacio de la opinión pública.
Independientemente de los debates sobre la importancia e incidencia con que
contaron desde sus orígenes los medios de comunicación, el presente los sitúa frente a la
emergencia de diferentes soportes comunicacionales que están insertos en la llamada
sociedad de la información (Castells:1987). Desde donde los medios, en este caso los
periodísticos, deben ser analizados como indicadores culturales de las representaciones
sociales. Los medios con las portadas captan el interés y transforman los títulos en hechos
noticiables, desde donde se producen reflexiones y consecuencias sociales en los
públicos.
. En el caso particular de las portadas, ellas funcionan como una suerte de resumen,
desde donde se expresan los temas de interés que seleccionará cada medio; quienes
generalmente, son presentados para impactar, a partir de realizar un proceso de síntesis de
la información.

1
Observatorio Social / Universidad Nacional del Litoral (UNL)

1
Los titulares facilitan la comprensión de las noticias en cuanto al proceso de
cognitivo (Van Dijk: 2003). Además, las portadas es lo primero que se encuentra el lector
en el diario, dado que allí se destaca lo más importante desde la perspectiva del medio.
Esa situación influencia al lector, al darles seleccionadas unos centros de interés por sobre
otros. Los titulares permiten acceder a los acontecimientos más importantes seleccionados
por la prensa, más cuándo la primera página refleja las principales características y
formas de expresión, desde donde se dan a conocer los temas, las prioridades de la
información y la línea editorial.

Las portadas como dispositivos discursivos

La portada no sólo establece un orden que connota un posicionamiento


ideológico, desde donde se establece un dictamen para lo noticiable que se impondrá a
los lectores. Las noticias son espacios autónomos orientados en relación al resto del
contenido del diario, sintetizando las diferentes funciones del diario en relación al
universo de lo noticiable.
Las portadas son una suerte de vidriera del periódico, además de un lugar de
transito hacia el resto del diario que, independientemente de su compra o no, será una de
las formas a través de las cuales el público toma conocimiento de los principales hechos
del día. En ambos casos, lo que se plantea desde las portadas será una trayectoria de
lectura que establece una relación entre la tapa y el resto de los contenidos.
Vale aclarar, que una portada presenta en su diagramación diferentes áreas, siendo
una de las centrales el titulo principal. Él ocupa no sólo un espacio destacado, sino que
además puede contar con recuadros y diseños gráficos específicos, al igual que un lugar
fijo dentro de la portada que lo diferencia del resto de las noticias. Estos hechos
establecerán una tradición mediática en los medios. El titulo principal se constituirá en un
operador de direccionalidad de lectura y de interés, al cual el resto de los titulares se
subordinaran. Los títulos secundarios se propagan a lo largo de la portada, estableciendo
una jerarquización con relación al titulo principal, sin dejar de reflejar otras cuestiones
trascendentes de la información diaria que se comunica.
Las noticias son las formas por las cuales se expresa el discurso, estableciendo
además, una dinámica y forma de concretización espacial de la portada utilizando para
ello aspectos y tópicos que remiten, invariablemente, a circunstancias históricas, sociales
y políticas en que se producen. Los medios periodísticos son uno de los canales por los

2
cuales circulan. Además, como todo discurso, el periodístico no será la excepción,
producen interacciones, expectativas y necesidades sociales concretas que constituyen
prácticas y sujetos, pero también formas de sentido.
El discurso social es todo lo que se dice y escribe en un momento social dado
(Angenot: 2011). De ese modo, los medios a través de lo que representan, se inscriben,
claramente, dentro del espacio del discurso social, a partir de narran y argumentan desde
los titulares y comentarios diferentes hechos del mundo social. Esas narraciones y
argumentaciones son los grandes modos de la materialización del discurso. La sociedad
organiza “lo decible y pensable en un momento dado” (Angenot: 2011:16), organizando
las grandes campos temáticos que no resultaran azarosos, por cuanto instituyen objetos
que fundan reglas discursivas, producen sentidos y formas de representación del mundo.
Los discursos, en este caso el de los medios periodísticos, instituyen las formas de
distribución de los discursos y los temas provistos de interés y aceptabilidad social. Al
mismo tiempo que mutan a lo largo de la historia social, modificando las maneras de
conocer y significar lo noticiable. Ello hará posible que emerjan objetos, modalidades de
enunciación, conceptos o bien elecciones temáticas diferentes.
Sin embargo, tomando los aportes de Bourdieu (2010) sobre las concepciones de
los campos, en este caso particular el de los medios periodísticos, considerando a ellos
como espacios estructurados de posiciones que se definirán por sus juegos e intereses
particulares, hacen posible que el campo periodístico, como también en otros, tengan en
común una serie de intereses que serán los del propio campo, desde dónde es posible
recortar el espacio discursivo, que estará relacionado con variadas competencias en
sentido amplio, que bien pueden delimitarse recíprocamente. Además, el campo
discursivo no cuenta con una estructura estática, sino que se asemejará a un juego de
equilibrios inestables.
Las noticias son asumidas, en gran medida por los públicos como un reflejo de la
realidad, neutro, verosímil y objetivo. Sin embargo, resulta innegable que los mensajes
periodísticos imponen sentidos y propósitos, convirtiendo a los medios periodísticos en
actores sociales de peso. La noticia como modo de representación entabla una relación
con la realidad y se constituye en constructor de sentido individual y colectivo para los
sujetos.
Sin embargo, en la tarea de comprender la complejidad que nos rodea, resulta
necesario no dejar pasar los hechos que, aunque podrían parecer menores, darán pie a
miradas amplias, más sin son entendidos no como incidentes aislados, sino como hechos

3
contextualmente encadenados, a partir de los cuales es posible establecer relaciones
(Foucault:1983).
Llegado a este punto queda claro que, en los sistemas sociales, circulan una
variedad de mensajes que incidirán en la formación de las opiniones de los públicos.
Desde ese lugar, los medios periodísticos tendrán la capacidad de conformarse en fuente
directa de mensajes, pero también de contar con una considerable visibilidad y llegada a
un público amplio que los constituirá en instituciones significativas en la formación de
tendencias y opiniones.
Esos hechos son posibles de concretar, dado que la mayoría de los temas que
interesan al público se encuentran fuera de la experiencia personal directa de los sujetos.
En ese sentido, las noticias diarias tienen “una duración breve. La rotación es rápida”
(Lasch: 2005: 248). Sin embargo, más allá del orden particular que se establece en las
portadas, ellas no dejaran de ser un orden inconexo que va necesitar de la capacidad
cognitiva del sujeto, a efectos de que se establezca un ordenamiento lógico o analítico
que haga posible conjugar los acontecimientos en base a un tiempo de narración rápido
como es el propuesto por los medios. .
Sin embargo, no es posible descartar que los medios periodísticos “son mucho
más homogéneos de lo que gente cree” (Bourdieu: 1997:30). Pero ello mostrará los
estrechos limites que establecen las fuentes, a lo que se le suman las alteraciones propias
de la competencia entre medios, sin omitir que los diarios son sustanciales en la
conformación del discurso social, a partir de narrar hechos sociales que funcionan por
fuera de las conciencias individuales, además de encontrarse inmersos dentro de una
unidad global, desde las cuales las hegemonías establecen determinados repertorios de lo
noticiable.
De ese modo, los medios de comunicación en las sociedades contemporáneas
están insertos “en un juego de intereses y presiones que sostienen de manera permanente
con el poder político” (Arrueta: 2010: 21). Lugar que, por cierto, le fue asignado a los
medios periodísticos en el juego de las valoraciones sociales,más cuando los medios han
sido reconocidos desde sus orígenes por su capacidad de hacer visibles las demandas
sociales en la esfera política y pública.
Lo noticiable que se produce en los medios es producto de las percepciones
propias que realiza, excediendo en gran medida los acontecimientos en si mismos, para
ser “construidos desde el lenguaje periodístico” (Brunetti: 2009: 17), a partir de

4
cimentar un relato que implica seleccionar una trama especifica (Micieli y Pelazas: 2010),
desde la cual se establece una forma de ver el mundo y los hechos que se suceden.
Los debates sobre las consideraciones realizadas sobre el papel de los medios a
sido intenso. Esas consideraciones giran alrededor de si la agenda de los medios establece
lo memorándum de lo público (Mccombs: 2006), siendo los efectos de esa intensidad lo
sustancial que se pone en juego para las diferentes indagaciones y análisis. Estas
consideraciones teóricas serán el núcleo de la llamada agenda setting para analizar los
medios de comunicación. Precisamente, la puesta ante los públicos de los temas
considerados relevantes por los medios, como fuente sustancial de la narración de los
hechos que se suceden en el mundo (Rodríguez Díaz: 2004), establece una suerte de
correlación directa entre las imágenes destacadas en ellos y su influencia publica, más si
tenemos en cuenta que los diarios fundan prioridades de los temas que son destacados.
Esta perspectiva teórica, sugiere el establecimiento de una agenda que es impuesta desde
los medios y que incide en las consideraciones y sentidos de los sujetos.
En cuanto a la incidencia que producen las portadas en los lectores, más si
tenemos en cuenta que ellas impactan “sin abocarse a la lectura detallada” (Clauso:
2010:19). Brindan además, una aproximación de lo noticiable al público, siendo muy
eficaces a la hora de trasmitir los mensajes informativos (Martínez y Osorio: 2007). De
ese modo, las portadas de los dos medios de la ciudad de Santa Fe, fuerzan nuestra
atención en analizar las imágenes que nos ofrecen sobre determinadas cuestiones y
objetos propuestos a sus lectores.

El uso del espacio de las portadas en los medios periodísticos santafesinos

Queda claro la importancia que adquieren las portadas de los diarios para los
lectores, a más de las propias lógicas de los medios de comunicación, quienes, en
definitiva, establecerán los campos de selección de las noticias a partir de patrones
institucionales. Las portadas hacen posible el primer encuentro entre el lector y el medio,
lugar desde donde se establecerá un vinculo que apuntará a captar su atención.
La primera página establece un orden y cohesión propuesto desde el medio, por
sobre el caótico mundo de los hechos. Ella se presentará dentro de un entramado
autónomo que se mantendrá de manera más o menos fija, atento a las variaciones de los
hechos que se constituirán en noticias. Esa primera página pone en contacto al lector, no
sólo con lo más significativo o destacado que selecciona día a día el medio, sino que

5
también pone al lector en contacto con otras secciones del periódico. En ese sentido, la
primera página establece una manera de transito al interior del medio a partir de lo
señalado en la portada. Ella fijará con mayor o menor éxito un proyecto de lectura que
quita autonomía de lectura al lector.
La primera página de los medios cuenta con una fuerza expresiva significativa
para el lector. Además, él deberá tener, previamente, un conocimiento del mundo en el
cual se inscriben las noticias, para desde allí poder hacer inferencias que le sirvan de nexo
en la comprensión (Van Dijk: 2003). Ese conocimiento personal se pone en relación con
el conocimiento social y el interpersonal que, en definitiva, pasará a conformar el
conocimiento cultural, desde el cual se solidificará el sentido común. Estos elementos
serán sustanciales para la construcción de la representación textual y la comprensión de la
noticia periodística. Por ello, la noticia y las portadas en particular, van a requerir de un
conocimiento previo de los sujetos, en particular en lo referente a lo situacional y
contextual, desde donde se conformará la gestión del conocimiento, aspecto no menor,
por cuanto los sujetos asignarán significado a las noticias.
En los dos medios analizados –El Litoral y Diario Uno-, la distribución de
noticias en las portadas nos hablan de las regularidades y intensidades que se dan en ellas,
siendo ello una forma para entender el valor que cada medio le otorga a las noticias que,
atento a los meses en los cuales se sistematizó la información, darán cuenta de que se
ocupan preferentemente en un caso y en otro.

Cuadro Nº 1: Noticias de las portadas de los periódicos de la Ciudad de Santa Fe


según categorías

Diario
El Litoral Uno
Total
Total % Total % Gral. %
Político 657 46,0% 586 38,3% 1243 42,0%
Inseguridad 135 9,5% 190 12,4% 325 11,0%
Deporte 340 23,8% 305 19,9% 645 21,8%
Categoría Educación 33 2,3% 18 1,2% 51 1,7%
s Noticias de
91 6,4% 136 8,9% 227 7,7%
corte Social
Noticias
171 12,0% 295 19,3% 466 15,8%
Generales
Base: 2957 – Periodo Abril/Noviembre 2011
Fuente: Observatorio Social- Universidad Nacional del Litoral (UNL)-

6
En ambos medios, las formas predominantes sobre las cuales se aglutinan las
noticias serán las de tono político, deportes, noticias generales y inseguridad. En el caso
del Litoral, esos tópicos concentran el 91.30 % de las noticias y en el diario Uno el
89.5%, adquiriendo menor relieve los ítems restantes –educación y hechos de corte
social- en éste último. Sin embargo, más allá de la similitud en la distribución en
términos generales, El Litoral tendrá una presencia más destacada de las noticias de corte
político 45 %, contra un 38.3 % del Diario Uno. Para el resto de las categorías se
presentaran valores similares, con la salvedad de cifras más elevadas para las noticias de
impronta más generales en diario Uno.
Las noticias provenientes del campo político ocupan en el Litoral un mayor
espacio, lo que pondrá en evidencia que esa mayor opción elegida por el medio en sus
portadas, presenta por un lado, un mayor interés sobre esos hechos, pero además se
constituyen en su identidad en la conjugación de las noticias. Estos hechos no son una
cuestión menor, dada de que se trata de una regularidad que se manifiesta en el periodo
analizado. Es de importancia también que, tal magnitud de las noticias de corte político,
algo que será objeto de análisis en otro apartado, conjugan los intereses más especiales de
este medio, que en nada estarán emparentados a lo anecdótico u ocasional. Los hechos
políticos de corte general dominaran el espacio de las portadas en el Litoral, mientras que
en diario Uno, ellos serán importantes, pero se entrelazaran con otros tópicos que da
cuenta de regularidades menos inamovibles.
Otro de los hechos importantes a destacar, lo constituye el titulo principal, más
cuando sabemos que ellos cuentan con un tamaño y tipo de letra diferenciado, además de
organizar en buena medida la portada de los medios en general y, de ser, generalmente, lo
primero que se lee. El resto de los titulares adquirirán un carácter más secundario en la
portada. El siguiente cuadro nos da cuenta de cómo se distribuyeron las noticias de ambos
medios en el periodo analizado.

7
Cuadro Nº 2: Títulos principales de las portadas de los periódicos de la Ciudad de
Santa Fe, según categorías.

Titulo Principal de los diarios


El Litoral Uno
Total % Total %
Político 174 72,2% 99 41,1%
Inseguridad 24 10,0% 27 11,2%
Deporte 11 4,6% 49 20,3%
Educación 2 0,8% 3 1,2%
Categorías Noticias de corte
19 7,9% 36 14,9%
Social
Noticias
11 4,6% 27 11,2%
Generales
Total 241 100,0% 241 100,0%
Base: 282 – Periodo Abril/Noviembre 2011
Fuente: Observatorio Social- Universidad Nacional del Litoral (UNL)-

Los hechos que se habían manifestado con los anteriores cuadros, tendrán más
peso y marcaran mayores diferencias entre un medio y otro. En el caso del Litoral, el
72.2 % de los titulares principales serán de corte político, sólo superando los dos dígitos
las noticias referentes a inseguridad; el resto tendrá un carácter menos destacado. En el
caso de diario Uno, los titulares de corte político acaparan el 41.1 %, siendo también los
más numerosos, pero con valores muy distantes con los del otro medio. En cuanto a los
titulares referentes a la inseguridad, las cifras serán similares en ambos medios. Lo
verdaderamente diferencial lo constituirá, en el caso de diario Uno, la significativa
presencia de titulares de corte deportivo (20.3 %).

Las noticias de corte político en ambos medios

Los diversos estudios realizados desde las ciencias sociales, dan cuenta de que la
política ha perdido ese lugar de centralidad en las consideraciones de los públicos, ella
“apenas parece interesar” (Vallespin: 2000:9). Los motivos para tales descreimientos son
variados: La crisis del Estado, los cambios propios de la sociedad de la información y la
globalización suelen ser los más extendidos, al igual que tales hechos, ponen en “tela de
juicio el papel tradicional que cumplían los partidos políticos” (Fabrini: 2009:13): En su
lugar, parecen haber emergido formas más plurales y heterogéneas para las

8
manifestaciones políticas. En definitiva, el paisaje tendrá como telón de fondo una mayor
diversidad y fragmentación que, no dejará de proyectar para el presente y futuro, signos
del declinamiento de lo político.
Sin lugar a dudas, el declive de la política en las consideraciones ciudadanas
afecta la propia evolución de la democracia (Cheresky: 2009), más cuando el paso del
tiempo no ha recompuesto los lazos de representación, ni ha provocado cambios
partidarios centrado en la organización, como forma desde las cuales “se espera
responder a los cambios operados en el entorno externo” (Levitsky: 2005: 18). Esa
forma de escepticismo hace que, la política, vaya quedando al margen de los intereses
ciudadanos concitando pocas credibilidades para garantizar el orden o encauzar los
conflictos, siendo estás las huellas más visibles del cambio.
Los medios de comunicación, como queda claro, es una de las formas desde
donde es posible captar el espíritu del tiempo. Por lo tanto, el interés en analizar qué
hechos se producen en el amplio espacio de la política, y de cómo ellos se transforman en
noticiables. Vale aclarar que, en la categoría política, se clasificaron noticias de corte
internacional, nacional, provincial o municipal en donde se darán hechos propios del
debate y acción política estatal/partidario, como también aquellas espacios en los que
diferentes sectores demandan, reclaman, proponen o intervienen en el debate político. Por
último, es importante dar cuenta que, en el periodo en que se sistematizó la información
de las portadas en la provincia, se dieron dos elecciones, a las que se debe sumar otras
dos, siendo estás últimas de carácter nacional, además de cambios importantes en el
sistema electoral provincial.

9
Cuadro Nº 3: Noticias de las portadas de los periódicos de la Ciudad de Santa Fe,
para las categorías de corte político

Diario
El Litoral Uno Total
Total % Total % Total %
Hechos de corte
25 3,8% 18 3,1% 43 3,5%
Nacional
Hechos de corte
42 6,4% 34 5,8% 76 6,1%
Provincial
Hechos de corte 13,5
77 11,7% 79 156 12,6%
Municipal %
Hechos de corte
64 9,7% 34 5,8% 98 7,9%
Internacional
Reclamos de sectores 27 4,1% 16 2,7% 43 3,5%
Actos de Corrupción 2 0,3% 10 1,7% 12 1,0%
Políticas de seguridad 8 1,2% 19 3,2% 27 2,2%
Polémicas políticas 20,6
Sub 109 16,6% 121 230 18,5%
%
categorías Hechos gremiales 28 4,3% 24 4,1% 52 4,2%
Obras Publicas 44 6,7% 14 2,4% 58 4,7%
Económico político 10,1
125 19,0% 59 184 14,8%
%
Sector Agropecuario 15 2,3% 4 0,7% 19 1,5%
Editorial 1 0,2% 49 8,4% 50 4,0%
Partidos Políticas 28 4,3% 30 5,1% 58 4,7%
Elecciones - Sistema 12,8
59 9,0% 75 134 10,8%
Electoral %
Otras 2 0,3% 0 0,0% 2 0,2%
Total 100,0 100,0 100,0
657 586 1243
% % %

Fuente: 1243 Periodo Abril/Noviembre 2011


Fuente: Observatorio Social- Universidad Nacional del Litoral (UNL)-

Como puede apreciarse, la categoría que agrupa a las noticias de corte político de
las portadas cuentan con un número considerable de subcategorías, registrando el mayor
número de frecuencias: la económico-político, muy especialmente en El litoral 19 % y, en
el caso de diario Uno, las polémicas políticas ocuparan ese lugar destacado (20.6 %). Tal
vez se debería realizar un análisis más específico de la subcategoría “partidos políticos”,
quienes más allá de las diferentes instancias electorales en la provincia y nación, no
lograron configurar aspectos noticiables de peso en ambos medios.

10
En cuanto a las noticias de corte local, ellas tienen una mayor cobertura en las
portadas, seguidas de las provinciales, siendo insignificantes las noticias sobre los
hechos político nacionales. Claros indicios, por cierto, de la importancia que ambos
medios le otorgan en sus portadas a ese tipo de hechos, algo que también es extensible a
otras categoría, lo que configurará en cada uno de ellos una tradición mediática con
presencias y ausencias. Esos hechos que pasaran a formar parte de las estrategias de
delimitación y funcionamiento político de los medios en el marco de la complementación
y competencia que adquieren las noticias que, más allá del peso de lo económico-político,
emergen otras cuestiones de importancia en el plano informativo diario de ambos medios.

Consideraciones finales

El análisis de las portadas de ambos medios señala con claridad, no sólo la


importancia de la primera pagina de un diario, sino además de cómo funcionan como
importantes dispositivos discursivos, desde donde es posible reconocer las variadas
estrategias utilizadas para dar cuenta de lo noticiable. Además, las portadas como
elemento de análisis, revelan que su papel excede la simple apuesta comercial, para
expresar lineamientos ideológicos que se materializan en las formas organizativas y de
funcionamiento del medio.
Han quedado un conjunto de aspectos para profundizar en sucesivos análisis, pero
es importante subrayar que los medios de comunicación, en este caso los medios
periodísticos locales, siguen siendo la columna vertebral de la información considerada
seria y confiable, más cuando en la Argentina de nuestros días, ley de medios mediante, a
lo que se debe adicionar las disputas entre el Gobierno nacional y algunos medios de corte
nacional, no deben hacernos perder de vista que, los periódicos, son sustanciales en la
configuración social, pero además, en la construcción de una mayor calidad democrática,
más cuando una de las piedras basales del modelo lo constituye la administración de las
voces sociales en los procesos informativos. Resta la tarea sustancial, pero también el
desafío de construir formas y espacios más sólidos para el desarrollo de la opinión y el
debate.
Los periódicos son sumamente importantes en la construcción de la realidad, de
allí que, resulta necesario retomar la discusión sobre el interés público y el rol de las
prácticas periodísticas, más si se tienen en cuenta los intereses ciudadanos, atento a que
los medios de comunicación cuentan con la posibilidad de edificar temas y perspectivas

11
que adquieren importancia para el interés público, asignándoles desde el sistema
informativo la prevalencia de unas concesiones sobre otras, algo que genera tensiones en
la conceptualización acerca de la verdad , las trascendencias o urgencias. Es por eso que,
hondar en los trabajos de investigación sobre el análisis de los enunciados y del
transfondo de los significados y valoraciones que circulan en los medios constituye una
tarea sustancial.

12
Bibliografía

Angenot, M. (2010), El discurso social. Los limites históricos de lo pensable y lo decible,


Buenos Aires: Siglo Veintiuno.
Arrueta, C. (2010), ¿Qué realidad construyen los diarios?. Una mirada desde el
periodismo en contexto de periferia, Buenos Aires Icrj inclusiones.
Bourdieu, P. (2010), La eficacia simbólica. Religión y política, Buenos Aires: Biblos.
Bourdieu, P. (1997), Sobre la televisión, Barcelona: Anagrama.
Brunetti, P. (2009), El discurso referido. Formas canónicas de citación en la prensa
diaria. Aspectos teóricos y didácticos, Córdoba, Argentina: Comunicaciones.
Castels, M. (1997), La era de la información, Madrid: Alianza.
Cheresky, I. (2009), ¿el fin de un ciclo político?, en Las urnas y la desconfianza
ciudadana en la democracia Argentina, Rosario, Santa Fe, Argentina: Homosapiens.
Clauso, R. (2010), Cómo se construyen las noticias. Los secretos de la técnica
periodística, Buenos Aires Icrj inclusiones.
Fabrini, S. (2009), El ascenso del príncipe y cómo se gobiernan las democracias, Buenos
Aires: Fondo de cultura económica.
Foucault, M. (1987), El orden y los discursos, Buenos Aires: Tusquets.
Lasch, S. (2005), Crítica de la información, Buenos Aires: Amorrortu.
Levitsky, S. (2005), Las transformaciones del justicialismo. Del partido sindical al
partido clientelista 1983-1999, Buenos Aires: Siglo veintiuno.
Martínez, H. y Osorio, F. (2007), La comunicación a través del diseño periodístico,
Madrid: Fragua.
Mccombs, M. (2006), Estableciendo la agenda. El impacto de los medios en la opinión
pública y en el conocimiento, Barcelona: Paidos.
Micieli, C. y Pelazas, M. (2010), Palabras proscriptas. Los discursos de palabra argentina
y la prensa durante la Revolución Libertadora, Buenos Aires: Biblos.
Rodríguez Díaz, R. (2004), Teoría de la agenda setting. Aplicación a la enseñanza
universitaria, Madrid: Observatorio europeo de tendencias sociales.
Vallespin, F. (2000), 2000, El fin de la política, Madrid: Taurus.
Van Dijk.T. (2003), Racismo y discurso de elite, Buenos Aires: Gedisa.

13