Você está na página 1de 16

ANTEPROYECTO DE LEY

Habilitación para el ejercicio de la profesión por parte de los peritos en


ciencias criminalísticas.

TITULO I

Artículo 1 – Las peritaciones en juicio ante los tribunales de cualquier fuero de la


Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para pericias en criminalística que hagan a la
investigación científica del delito y al descubrimiento y su esclarecimiento, se
regirán por las disposiciones de la presente ley.

TITULO II

Habilitación para el ejercicio de la profesión

Art. 2 – Podrán ejercer la profesión, para efectuar pericias en criminalística,


quienes tengan título habilitante de Licenciado en Criminalística, o bien los que
invistan el carácter de profesionales con título terciario o universitario que se
relacionen con la ciencia criminalística, como ser Peritos en: Balística,
Documentología, Papiloscopía, Accidentología vial, Química, Medicina, Ingeniería
y toda otra ciencia o disciplina relacionada con la criminalística, así como de
aquellas profesiones que se relacionen directa o indirectamente con la misma, y
se encuentren expedidos por:
a)Universidades nacionales;
b)Universidades provinciales y universidades privadas argentinas legalmente
reconocidas;
c)Universidades extranjeras cuyos títulos sean reconocidos por convenios
vigentes o revalidando los mismos ante universidad nacional;
d)Lo determinado en los incisos precedentes solo será válido cuando el estudio
teórico - práctico y la capacitación en tales universidades sea equivalente al de a
Universidad Nacional de Buenos Aires.
TITULO III

Funciones del profesional

Art. 3 – La actividad profesional en Criminalística puede ejercerse mediante


peritaciones judiciales o extrajudiciales, o asesoramiento técnico.

Art. 4 – Las peritaciones o el asesoramiento técnico que los peritos en


criminalística pueden ejercer profesionalmente, versarán sobre:

a) Identificación papiloscópica: dactiloscopía, impresiones palmares y


plantares, de personas vivas y cadáveres.

b)Rastros y huellas, examen de vestimentas, etc.

c)Identificación de polvos, tierras, residuos, vidrios, pinturas, cueros,


combustibles, etc.

d)Otras pruebas de identidad humana (Fotografía, tatuaje,


necropapiloscopía, biología molecular (ADN), identificación de la voz, etc).

e)Balística en general, identificación de armas de fuego, proyectiles,


cartuchos, restos de pólvora, explosivos, etc;
f)Incendios y toda especie de siniestros, choques de vehículos, etc.

g)Determinación o identificación de todo tipo de mancha o huella,


verbigracia: sangre, esperma, cabellos, pelos, uñas, herramientas, vehículos,
pisadas, etc.

h)Investigación y revenidos de numeraciones, inscripciones y señales


borradas, raspadas, limadas, etc., en metales o cualquier otro material;

i)Falsificación o adulteración de todo tipo de documentos, redactados


por el procedimiento que fuere: papel moneda nacional y extranjera, valores, etc.

k) Identificación de manuscritos y firmas.


l)Toda peritación que haga al esclarecimiento del delito, a la
identificación del autor y a las aplicaciones científicas necesarias o convenientes
para dichas finalidades.
ll) El ejercicio de la actividad docente.

Art. 5 – A los Peritos en Balística, Documentología, Papiloscopía, Accidentología


vial, Química, Medicina, Ingeniería, como así también a los profesionales de las
futuras ciencias relacionadas, competerá la realización de la labor pericial
prevista en los incisos del artículo anterior que correspondan por su especificidad.

Art. 6 – Sin perjuicio de lo establecido en el articulo anterior, competerá a los


profesionales aquellas pericias que aunque no estén previstas en el art. 5, le
correspondan conforme a las incumbencias de cada carrera.
TITULO IV
De la Matrícula

Art. 7 – El Colegio profesional de criminalística la Ciudad Autónoma de Buenos


Aires, llevará un registro de la matrícula de profesionales en Criminalística, en el
cual serán inscritos, los interesados que constituyan domicilio en la Ciudad de
Buenos Aires y reúnan las condiciones exigidas en la presente ley.
Para ser inscritos en la matrícula, los profesionales en Criminalística deberán
reunir los siguientes requisitos:

1-Acreditar identidad personal.


2-Presentar título terciario o universitario reconocido por esta ley;
3-Declarar su domicilio real y su domicilio profesional.
4-No encontrarse inhabilitado por sentencia judicial o administrativa mientras
dure el término de la misma.
5- Abonar la matrícula.
6- Prestar juramento de práctica.

Art. 8 Quedarán exceptuados del pago de la matrícula aquellos profesionales


que ejerzan tareas periciales en organismos oficiales, nacionales o provinciales,
mientras permanezcan en el cargo.

Art. 9 La autoridad judicial que tiene a su cargo el registro podrá imponer


sanciones de carácter disciplinario, y en caso de graves y reiteradas faltas por
parte del matriculado, la segregación de éste del antes mencionado registro, así
como a solicitud fundada del colegio; teniendo el afectado el recurso de apelación
por ante el superior inmediato.

Art.10 – A los efectos de un control en el ejercicio de la profesión, el Colegio de


Profesionales en Criminalística podrá solicitar de los tribunales encargados del
registro la nómina de los inscritos y sus domicilio.

Art- 11 - Se crea para funcionar, en carácter de persona jurídica, el Colegio de


Profesionales en Criminalística con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos
Aires, con los siguientes deberes y atribuciones:

a)Ejercer la dirección y protección profesional de los profesionales en


Criminalística, llevando un registro de todos los matriculados;

b)Mantener información con las autoridades judiciales que lleven la inscripción en


la misma, para establecer nuevos inscritos o cancelación de matrículas por
sanciones o suspenciones ocurridas;

c)Certificar las firmas, cuando así fuera solicitado por los profesionales, mediante
el pago del arancel que el cuerpo directivo determine;

d)Fiscalizar el cumplimiento de las funciones inherentes a la profesión y a la ética


de la misma;

e)A los fines y destino de este colegio de graduados, el mismo podrá adquirir
derechos y contraer obligaciones aprobadas por la asamblea, adquirir o
administrar bienes, aceptar donaciones, herencias y legados;

f)Fijar el monto de la cuota mensual que deberán abonar los profesionales en


criminalística para su colegiación;
g)La afiliación al colegio está libremente abierta a todos los profesionales que
reúnan los requisitos de la correspondiente reglamentación;

h)El Colegio de Profesionales en Criminalística dictará sus reglamentos internos.

TITULO V

De los recursos

Art. 12- El Colegio de Profesionales en Criminalística tendrá como fuente


económica de recursos:

a)La percepción de la cuota anual que deberán satisfacer los colegiados, cuyo
monto fijará la asamblea;

b)Los recursos serán depositados en la cuenta bancaria que al efecto tendrá el


colegio;

c)Además de la cuota anual, cuyo monto se establecerá por el acuerdo del cuerpo
directivo, este colegio podrá establecer otros acuerdos sobre aportes adicionales
a los fines de organizar el seguro colectivo de vida y la caja de seguro de la
actividad profesional.

TITULO VI
REGIMEN DISCIPLINARIO

De las sanciones disciplinarias


Art. 13 – Las faltas podrán ser sancionadas con:

a) Apercibimiento,
b) Multa,
c) Suspensión en el ejercicio de la profesión,
d) Cancelación de la matrícula y expulsión.

Art. 14 – En los casos de cancelación de matrícula por sanción disciplinaria, el


profesional podrá solicitar la reinscripción, sólo después de 2 años de la
resolución firme que ordenó la cancelación.

TITULO VII

De los órganos del Colegio

Art. 15- Los órganos componentes del Colegio en Criminalística son:

a)La asamblea.
b)El consejo directivo.
c)La comisión fiscalizadora.
d)El tribunal de disciplina.

a)De las asambleas.

La asamblea estará integrada por los profesionales en Criminalística inscritos en


la matrícula, siendo atribuciones de la misma:

1-Elegir las autoridades del Colegio y del tribunal de disciplina, así


como también la comisión fiscalizadora del Consejo Directivo,
2-Establecer el monto de la matrícula y de las cuotas
correspondientes.

3-Dictar su reglamento.

4-Dictaminar, aprobando o rechazando, la memoria y balance que le


suministrará el órgano pertinente referido en el estatuto.

5-Efectuar suspensiones o remociones de cargos, fijar monto de las


multas, en casos de graves inconductas de los integrantes del Colegio de
Profesionales en Criminalística, consejo Directivo, Comisión fiscalizadora y
tribunal de disciplina.

6-Dictaminar sobre el presupuesto de gastos y recursos.

Art.16– Las asambleas serán: ordinarias y extraordinarias.

Asambleas ordinarias

Art.17 – Las asambleas ordinarias se celebrarán una vez en el año, dentro de un


plazo no mayor de noventa días, posteriores al 31 de Diciembre fecha de cierre
del ejercicio anual. La fecha de la asamblea será comunicada a los socios con no
menos de treinta días de anticipación, por circular que deberá contener el orden
del día respectivo.

Art. 18 – En las asambleas ordinarias el Consejo Directivo presentará una sucinta


memoria de su labor, y se elegirán los miembros que correspondan al Consejo
Directivo, Comisión fiscalizadora o Tribunal de disciplina.

Art. 19 – No se podrá tratar, ningún asunto que no figure en el orden del día, en
el que debe incluirse con toda claridad en las circulares que la secretaria enviará
al domicilio de los asociados, con la antelación dispuesta en el artículo 16.
Art. 20- Las asambleas serán presididas por el presidente del Consejo Directivo o
en su defecto por sus sucesores estatutarios, y sus resoluciones se tomarán por
la mayoría de los votos presentes.

Asambleas extraordinarias

Art. 21- Las asambleas extraordinarias se realizarán:

a)Cuando lo disponga el consejo directivo;


b)Cuando lo solicite por escrito por lo menos la quinta parte de los socios
con derecho a voto, que se encuentren al día con tesorería;
c)Cuando lo solicite la comisión fiscalizadora;
d)Cuando a pedido del interesado, deba ser sometido a resolución de la
asamblea un fallo de expulsión dispuesto por el Tribunal de disciplina.

A) Funcionamiento de las asambleas

Art. 22 – Para que las asambleas se constituyan válidamente se requerirá la


presencia de la mitad más uno del total de socios con derecho a voto y se
constituirá en segunda convocatoria, una hora después con el número que
hubiere concurrido.

Art. 23- Regirá el voto secreto:

a)Para las elecciones de los miembros del Consejo Directivo, Tribunal


de disciplina y Comisión fiscalizadora;
b)Para la aceptación, expulsión y cesantía de socios, si así fuera
pedido por algún miembro de los organismos pertinentes.
Art.24 – Regirá el voto por signo, en todos los demás casos. Cuando la asamblea
lo resuelva, la votación podrá hacerse nominal.

Art. 25 – Regirán como mayoría legal los dos tercios de los votos presentes:

a)Para modificar los estatutos;


b)Para reconsiderar cualquier cuestión;
c)Para aceptar, expulsar o dejar cesante a un socio;
d)Para censurar la actitud de algún miembro del Consejo Directivo.
e)Para retirar la palabra a un orador;
f)Para nombrar socios honorarios,

En todos los casos no especificados, regirá como mayoría legal la mayoría de los
votos presentes, decidiendo, en caso de empate, el voto del presidente.

B)Del Consejo Directivo

Art.26 - El consejo directivo será dirigido y administrado por ocho miembros


titulares:

Un presidente.
Un vicepresidente
Un secretario.
Un tesorero.
Cuatro vocales.

Art. 27 – Los miembros del Consejo Directivo duran dos años en sus funciones y
se eligen por mitades, anualmente, en la asamblea ordinaria del año en que debe
producirse la renovación de los respectivos cargos.
Art. 28- Ningún miembro podrá ser reelecto para el mismo cargo sino con los dos
tercios de los votos emitidos.

Art. 29 – Son facultades del Consejo Directivo el ejercicio de todas aquellas


propias del Colegio, excepto las expresamente reservadas a la asamblea,
comisión fiscalizadora y tribunal de disciplina.

C)De la comisión fiscalizadora.

Art. 30 - La comisión fiscalizadora se compondrá de tres miembros titulares y tres


suplentes, elegidos por la asamblea ordinaria. Dichos miembros duran un año en
sus funciones, pudiendo ser reelegidos por simple mayoría.

Art.31 - Son atribuciones y deberes: comprobar, visar y firmar la memoria,


inventario, balance y cuentas de gastos y recursos como así mismo exigir su
presentación en los plazos establecidos, informar a la asamblea ordinaria sobre el
balance del ejercicio financiero, aconsejando su aprobación o rechazo, verificar el
cumplimiento de las leyes, estatuto y reglamentos, convocar a asamblea
ordinaria y extraordinaria cuando el Consejo directivo omitiera hacerlo, y vigilar
las operaciones de liquidación de la asociación.

D)Del tribunal de disciplina

Art. 32- El tribunal de disciplina estará constituido por 5 miembros, elegidos por
los dos tercios de votos en la correspondiente asamblea, teniendo una duración
de dos anos en sus funciones, pudiendo ser reelectos.
Art. 33 Los miembros del tribunal de disciplina elegirán presidente y secretario del
cuerpo y sus sesiones tendrán carácter secreto. Los miembros del tribunal no
podrán simultáneamente pertenecer al Consejo Directivo del colegio.

Art. 34 - Son sus funciones específicas:

a- Dictar su propio reglamento y someterlo a la aprobación de la Asamblea,

b- Entender a solicitud de la autoridad judicial o administrativa, por denuncia de


terceros o a requerimiento del Consejo Directivo del Colegio, en todos los
casos en que se cuestione el correcto proceder de un socio en el ejercicio de
sus funciones, o en actos de grave inconducta ética y moral que afecten el
decoro del colegio y/o sus matriculados.

TITULO VIII

Arancel Profesional

Art. 35 – En el territorio del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el monto de


los honorarios que deban percibir lo profesionales en criminalística contemplados
en el presente ley, por su labor profesional en juicio o fuera de el, se determinará
con arreglo a lo siguiente:

a) La complejidad y carácter de la cuestión planteada;


b) El monto económico e importancia comprometidos en la pericia;
c) Los factores cuantitativos y cualitativos del trabajo presentado, y del valor
científico-técnico de la tarea profesional, como así también el instrumental
utilizado;
d) En los casos en que no pueda determinarse la cantidad comprometida en
juicio, se tomará en cuenta lo establecido en los incisos precedentes.
Art. 36 Los profesionales designados de oficio no podrán convenir el monto de
sus honorarios con ninguna de las partes, ni percibir de las mismas suma alguna
anterior a la regulación con excepción de los anticipos de gastos fijados
judicialmente.

TITULO IX

Disposiciones transitorias
Art. 37 – Delégase en la Asociación Civil Colegio de Profesionales en
Criminalística de la Ciudad de Buenos Aires, inscripta bajo el número de Registro
C- 1688676/2000 de la inspección General de Justicia de la Nación, con
domicilio en la calle Alte. Onofre Betbeder 1387 piso 1º de Capital Federal, la
realización de un padrón de los profesionales graduados en las especialidades
especificadas en la presente ley, la convocatoria a la Asamblea Constitutiva del
Colegio de Profesionales en Ciencias Criminalísticas de la Ciudad Autónoma de
Buenos Aires y elección de sus primeras autoridades.

Art. 38 – Se fija el plazo máximo de CIENTO VEITE (120) días a partir de la


promulgación de la presente Ley para que la Asociación Civil Colegio de
Profesionales en Criminalística de la Ciudad de Buenos Aires cumpla con el
mandato impuesto en el artículo anterior.

Art. 39 – Una vez constituido y registrado el Colegio de Profesionales en Ciencias


Criminalísticas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, los graduados en las
especialidades previstas en la presente Ley deberán efectuar su matriculación
ante el mismo, a los fines de encontrarse debidamente habilitados para el
ejercicio profesional.
Fundamentos:

Conforme los principios reguladores del ejercicio democrático y bajo


el marco vigente del estado de derecho, se hace necesario afianzar la
administración de justicia, amparada por las máximas garantías. En tal sentido, el
espíritu del presente anteproyecto, vela por otorgar un encuadre normativo y
regulatorio a la actividad profesional de aquellos graduados que se desempeñen
cumpliendo funciones en materia criminalística, tanto como “Auxiliares de la
Justicia” en su calidad de peritos oficiales, como aquellos que actúen en la
actividad profesional privada.

Es así que, un adecuado ejercicio profesional se ve avalado


cuando se encuentra enmarcado dentro de leyes que lo reglamentan, y brinden al
magistrado que conduce una causa judicial, o aquella entidad que requiera de la
actividad pericial, la certeza de que el accionar del profesional es el correcto,
conduciéndolo al esclarecimiento de la verdad; desechando a aquellos supuestos
conocedores de la ciencia criminalística, que con su conducta imprudente y
temeraria, puede inducir erróneamente al juzgador a tomar determinaciones
equivocadas en cuestiones tan fundamentales que pueden implicar hasta la
misma privación de la libertad a un inocente.

Las “luchas de habilidades” que se entablan desde antiguo, entre


aquellos que mantienen conductas antisociales y los que bregan por
sancionarlas, se acrecientan en forma estremecedora y son cada vez más
complejas; por cuanto se debe apelar con mayor frecuencia a profesionales
nutridos de los conocimientos técnico-científicos, que puedan ilustrar a los
magistrados y ponerles en sus manos los medios y fundamentos para sentenciar
a aquellos marginados que diariamente castigan a nuestra sociedad.
En oportunidades, este accionar de profesionales criminalísticos se
ve enturbiada por improvisados que, amparándose en la falta de legislación
reguladora, realizan actividades que menoscaban la administración de justicia e
incluso puedan generar situaciones procesales que promuevan resoluciones de
nulidad, desmoronando tamaños esfuerzos de producir material probatorio en
procura de obtener la verdad.

A este esfuerzo de combatir la actividad de inadecuados


especialistas, se suma la conciencia meritoria de aquellas universidades públicas
y privadas que con afán denodado han luchado para ofrecer a la sociedad,
profesionales capacitados ética y profesionalmente en materia criminalística.
Este esfuerzo, nace hace treinta y cuatro años en la Facultad de Derecho y
Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Buenos Aires, mediante
resolución (CS) nº 1723 de fecha 19 de diciembre de 1967, actividad imitada
posteriormente por el Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina, la
Universidad Nacional del Nordeste con sede en la Ciudad de Corrientes, la
Universidad Católica de Salta -Subsede Buenos Aires, y las carreras terciarias de
Técnico Superior, creadas en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires.

Treinta y cuatro años durante los cuales, el ejercicio de las


profesiones no ha encontrado aún su marco normativo, que tan importante
actividad requiere y que nuestra Ley Fundamental ampara en su artículo 14.

Es así que, la creación del Colegio de Profesionales en


Criminalística, que este proyecto de ley propone, brinda a la sociedad un eficaz
órgano de control tanto en lo administrativo, como en lo ético y profesional, tanto
en materias específicas de la criminalística, como en aquellas ciencias que no
siendo directamente su incumbencia, tengan contacto indirecto o tangencial con
la criminalística, o con la actividad de perito; evaluando permanentemente la
actividad ejercida por los profesionales matriculados, propendiendo a la
permanente actualización, perfeccionamiento y especialización de éstos, por
medio de una constante actividad académica y científica.
Este proyecto de ley, fue exhaustivamente evaluado, analizado y
agiornado, contemplando la realidad social contemporánea, por una comisión ah-
hoc erigida en el seno de la Asociación Civil Colegio de Profesionales en
Criminalística de la Ciudad de Buenos Aires, la que entiende la necesidad
imperiosa de crear un marco normativo que regule el desempeño de la actividad,
instrumentado mediante un cuerpo orgánico; que redundará en innumerables
beneficios para la sociedad y cubrirá las carencias legislativas de nuestro
ordenamiento.