Você está na página 1de 75

EL AGAVE

COCUY
Este ensayo ha sido escrito para
dar a conocer, la trayectoria Una planta
ancestral cultural del uso de esta
planta, como fuente económica prodigiosa en
de algunos pueblos venezolanos
ubicados en zonas de difícil
el semiárido
sobrevivencia, como las zonas Lara-Falcón
semiáridas de los estados Lara y
Falcón, donde ha sido una
actividad obligada, de quienes se
aferran a no abandonar su
terruño original y desafiar la
inclemencia natural de ese
ambiente xerófilo, donde los
cujíes lloran de dolor y la vida se
vigoriza con pasión.

Con dedicatoria especial Reinaldo


al Poeta Ramón Queráles Chirinos
3
Reinaldo Chirinos

Santa Inés 2016

4
EL AGAVE COCUY
Una planta prodigiosa en el semiárido Lara-Falcón
Reinaldo Chirinos 2014

Diagramación y edición:
Reinaldo Chirinos

Correo Electrónico:
reinaldoch@hahoo.es

Santa Inés, Parroquia Moroturo, Municipio Urdaneta, Estado


Lara

Depósito legal:

ISNB:

5
INDICE
DEDICATORIA ................................................................................ 8
INTRODUCCIÓN ........................................................................... 12
ETIMOLOGÍA DEL AGAVE COCUY ......................................... 16
TAXONOMÍA ................................................................................ 16
USOS Y PROPIEDADES ............................................................... 18
PROCESO DE ELABORACIÓN DE LA BEBIDA AL
COHÓLICA COCUY ..................................................................... 22
1- Selección de la materia prima ............................................... 23
2- El cortado y afeitado ............................................................... 24
3- Horneado ................................................................................. 24
4- Enfriamiento............................................................................ 26
5- Triturado o pilado.................................................................... 27
6- Prensado .................................................................................. 27
7- Acondicionamiento ................................................................. 28
8- Macerado y fermentación ........................................................ 29
9- Destilación y rectificación....................................................... 30
10-Filtración ................................................................................ 32
11- Estandarización ..................................................................... 32
CONSTRUCCIÓN DEL HORNO .................................................. 34
AGAVE COCUY ............................................................................ 34
UTILIZACIÓN DEL BAGAZO DEL AGAVE COCUY............... 35
HISTORIA ...................................... Error! Bookmark not defined.
LLEGA LA DESTILACIÓN A VENEZUELA .............................. 47
PRODUCCIÓN DE COCUY EN LOS ESTADOS LARA Y
FALCÓN ......................................................................................... 48

6
PRODUCCIÓN DE COCUY EN EL MUNICIPIO
URDANETA DEL ESTADO LARA .............................................. 49
EL COCUY EN LA MEDICINA TRADICIONAL
CAMPESINA .................................................................................. 52
EL COCUY LA BEBIDA PERSEGUIDA. .................................... 53
DE COCUYEROS PRÓFUGOS A LEGALES .............................. 56
EL COCUY SE REIVINDICA ....................................................... 57
EL COCUY DE PECAYA FINALMENTE RETORNA A LA
LEGALIDAD DEL MERCADO DE LICORES. ........................... 59
VENEZUELA ENTRA POR LA PUERTA GRANDE .................. 60
AL AGAVE FEST DE MÉXICO CON EL ........................................
COCUY PECAYERO ..................................................................... 60
CONCLUSIÓN FINAL (Relatos De Ramón Queráles).................. 62
Gus, el nacido de la pantorrilla de su padre ................................. 62
Como tejer un chinchorro ............................................................ 67
REFERENCIAS .............................................................................. 72

7
DEDICATORIA

“Ahora calculo que hay


unos 10 mil a 12 mil
habitantes que poblan
esos territorios de Lara
y Falcón, que no saben
que son Ayamanes,
pero que lo son por su
manera de vivir, sus
costumbres, por lo que
hacen, hacen su cocuy,
su chinchorro”,
Ramón Queráles

Al Poeta y amigo Ramón Queráles, quien partió por el


“Caminito que un día” con su pluma recorriendo la senda de la
historia de su pueblo Ayamán, llegó hasta “Las Orillas del
Principio”, escribiendo sobre la ancestralidad certera de la
historia de los pueblos centro occidentales, producto de su
afanosa e incansable investigación, que hizo dar un giro
importante, con su innovadora metodología de trabajo
investigativo, logrando romper la tradición historiográfica de
escritores e historiadores que escribieron desde la perspectiva
del pensamiento euro-centrista del colonizador europeo y del
neocolonialista anglosajón, haciendo de la historia local el
sentido de la vida pluriversal del ser humano, desde
Barquisimeto, su ciudad putativa sin olvidar su lar nativo:
Matatere, Municipio Iribarren y su inspiradora Turquía, del
Municipio Urdaneta, Comunidad que lo vio crecer al lado de

8
sus padres; San Pedro de Cueriye, donde pudo vislumbrar las
primeras lecturas en la plenitud de su infancia, que a lomo de
burros viajaba diariamente desde La Turquía para asistir a la
única escuela que en toda esa región existía, y luego para
terminar su educación primaria en la Escuela Pío Tamayo de
Aguada Grande, y desde allí, al Liceo Lisandro Alvarado,
legendaria Institución educativa larense, donde se han forjado
muchos ilustres, barquisimetanos y barquisimetidos.
Ciertamente, Ramón Queráles fue un maestro del que
aprendimos sus enseñanzas metodológicas, que a través de
largas conversaciones en su oficina de Cronista de la Ciudad de
Barquisimeto, como también varias veces en Santa Inés y
Siquisique, con él estuvimos, y logramos interpretar y
comprender la importancia del estudio y la investigación de la
historia como una ciencia general y multiversal.
Con sus obras pudimos profundizar conocimientos que
talvez muchos ignorábamos, o no teníamos la mayor claridad,
y que aún hoy algunos historiadores y escritores tradicionales,
todavía manifiestan con resistencia, la forma de comprender la
realidad de los orígenes del pueblo Ayamán y demás grupos
originarios que poblaron nuestro territorio, antes de la llegada
del conquistador europeo, dejando muy en claro la realidad de
nuestra historia, en cada una de sus obras, muy bien
documentadas, para el estudio y la profundización de
posteriores exploración, que servirán para el enriquecimiento
de nuestra historia, tanto local, como regional y nacional.
Fue un historiador investigador de las expresiones
culturales de la región Centroccidental, en el Centro de
Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, en la
Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, en la
Fundación para la Cultura, como también en la Academia
Nacional de historia. Cronista de la ciudad de Barquisimeto,

9
desde donde trabajó por la conformación de la fundación de la
Asociación de Cronistas Municipales de la Región
Centroccidental. También fue miembro del Consejo consultivo
Nacional de la Casa de las Letras Andrés Bello.
Su obra alcanza a 70 publicaciones, donde pone de
manifiesto la narrativa, la crónica, la poesía, y el estudio socio
histórico de la región Centroccidental, basado en sus
conocimientos historiográficos que se inclinan hacia la defensa
y difusión de las tradiciones y costumbres culturales
ancestrales, rompiendo viejas formas de hacer la historia como
él mismo lo describe: “Quizás desbarataremos algunos mitos
pero será a propósito. Y valen los quizás aunque no para
decir que escribiremos sin odios y como lo enseño Don
Quijote…Descubrir la verdad por entre las promesas y
dádivas del rico, como por entre los sollozos e importunidades
del pobre”, Así nos los ensenó el Poeta Amigo.

Santa Inés mayo 2016

10
11
INTRODUCCIÓN
Hablar sobre el Agave Cocuy Trelease, es hablar de
una planta que nos ha legado la naturaleza, por sus aportes
desde la más remota ancestralidad, donde podemos observar
sus beneficios en la alimentación, la medicina, la vivienda y el
brindis que los pueblos originarios le ofrendaban a sus dioses
en agradecimiento por los naturales favores logrados por la
benéfica naturaleza.
En el presente trabajo podemos explorar algunas
síntesis históricas de tan codiciada planta, en lo que se refiere a
los magníficas propiedades, que aportó a las primeras
generaciones humanas en el semiárido Lara-Falcón y hasta el
día de hoy, cuando se procesa para su degustación, como
alimento y el licor que se utiliza como medicina y bebida
espiritosa utilizada en animadas veladas de compartir social,
como también su fibra (dispopo o hipopo) es utilizado en el
área de fabricación artesanal de chinchorros y otros productos
de artesanía tradicional.
Este ensayo ha sido escrito para dar a conocer, la
trayectoria ancestral cultural en el uso de esta planta, como
fuente económica de algunos pueblos venezolanos ubicados en
zonas de difícil sobrevivencia, como las zonas semiáridas de
los estados Lara y Falcón, donde ha sido una actividad
obligada, de quienes se aferran a no abandonar su terruño
original y desafiar la inclemencia natural de ese ambiente
xerófilo, “donde los cujíes lloran de dolor”, como expresa el
gran poeta Rafael Sánchez López, en su inmortal canto al
Estado Falcón: “Sombra en los Médanos”.
Desde allí hemos partido para darle relevancia a esta
microeconomía artesanal, que ha convertido al Agave Cocuy

12
Trelease, en un importante producto que ya ha empezado a
salir de nuestras fronteras, a conquistar otros senderos,
compitiendo con productos de fama como el mescal, el pulque
y el tequila, productos de fama en las tierras aztecas,
ofreciendo calidad y categoría, razón por lo que nos mueve a
escribir estas líneas sobre la prodigiosa planta que aporta sus
naturales productos, elaborados con mucho esfuerzo y
dedicación humana, que ha propiciado la subsistencia y el
convivir, a varias generaciones asentadas en el semiárido
Lara-Falcón, que también podemos decir que por muchos años
fue perseguido, por los diferentes gobiernos que se negaron a
reconocerlo, hasta que el Ejecutivo Regional del Estado Lara,
promulgó un decreto en la Gaceta Oficial de este Estado, Nº
101 de la fecha 5 de Diciembre del 2000, donde se declara a la
planta de cocuy como patrimonio cultural del estado Lara.
De igual manera, El 15 de noviembre de 2005, la
Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela,
declaró al Agave Cocui como patrimonio natural, ancestral y
cultural de la nación. El agave cocuy trelease vuelve a tomar
espacio en el mercado de bebidas espiritosas en Venezuela,
después de pasar largos años en la clandestinidad, donde
muchos campesinos fueron vejados, torturados y asesinados,
como lo planteamos en el presente ensayo, según información
encontrada en recortes de prensa que hemos obtenido de
nuestro archivo hemerográfico.
En el desarrollo de las líneas de El Agave Cocuy,
podemos observar lo relacionado con el paso a paso en el
proceso artesanal de la producción de la maravillosa bebida,
que para nuestro ancestral pueblo Ayamán, lo consideraba el
regalo de los dioses, por los prodigiosos beneficios que esta
planta les proporcionaba en el estándar de vida,
fundamentalmente en la alimentación.

13
He considerado incluir también, algunos artículos
relacionado con la investigación científica realizado por la
Universidad de Zulia, al igual que artículos escritos por el
Poeta y Cronista Ramón Queráles quien ha hecho importantes
aportes, en la investigación histórica del agave cocuy, y otros
temas relacionados con nuestra investigación encontrados en
recortes de prensa y en las páginas de internet que hemos
consultado, para darle mayor condensación a este sencillo
ensayo, donde hacemos una síntesis histórica, cultivo,
etimología y taxonomía de este ilustre vegetal, que nos debe
servir para entender la razón, por la que nuestros paisanos y
paisanas de la zona semiárida de los Estados Lara y Falcón, se
aferran con afán y entusiasmo a las raíces de tan castigada
tierra, por su resequedad y escasas lluvias y pocas
oportunidades de fuentes de trabajo, donde los artesanos y
artesanas cocuyeros (as) enfilan su re-existencia manifestando
su dedicación y desafío a la transculturación sistemática que
oprime y explota la idiosincrasia cultural de nuestros pueblos.
De igual manera se han incorporado notas de pie de
página para reforzar algunos conocimientos de términos,
personajes y sitios que se mencionan en el contexto literal de
este ensayo.

14
15
ETIMOLOGÍA DEL AGAVE COCUY
El género agave fue dado a conocer en 1783, por el
naturista sueco Carlos Linneo1, quien lo tomó del griego
agaves, y se debe, según las fuentes investigadas, a que en la
mitología griega, agave, era una mujer que pertenecía al grupo
de las ménades, hija de Cadmo, rey de Tebas, según cuenta la
historia lírica, que al frente de una muchedumbre, asesinó a su
hijo Penteo, quien sería sucesor de Cadmo en el trono.
Según los datos etimológicos investigados en el
Diccionario Abreviado Espasa-Calpa, en la edición de 1945,
nos revela que la palabra agave, alude a algo admirable o noble
y la palabra cocui: epíteto latino que significa "de color verde
oscuro".

TAXONOMÍA
Agave Cocui fue descrito por William Trelease2 y
publicado en la revista estadounidense “Memoirs of the
National Academy of Sciences” (11: 19, t. 5–7. 1913).3
Agave cocui es una planta monocotiledónea, suculenta,
de la familia de las asparagáceas, del orden de las Liliales.

1
Fue un científico, naturalista, botánico y zoólogo sueco, que
estableció los fundamentos para el esquema moderno de la
nomenclatura binomial. Se le considera el fundador de la moderna
taxonomía, y también se le reconoce como uno de los padres de la
ecología. Se gradúa en la Universidad de Cornell en 1880
2
William Trelease estadounidense, Nació el 22 de febrero de 1857,
en Mount Vernon, Nueva York, fue un botánico, entomólogo,
explorador, escritor, y educador. Fallecido en Urbana, Illinois, el 1°
de enero, 1945, publicó en la Revista de la Academia de Ciencias,
volumen XI, un extenso trabajo titulado "Agave in West Indians
3
Memoirs of the National Academy of Sciences, fue una revista con
ilustraciones y descripciones botánicas que fue editada en
Washington, DC desde 1866 hasta 1928, publicándose 22 números.

16
Esta familia, según investigadores de FUNDACITE,
cuenta con 22 géneros y 720 especies, distribuidos alrededor
del mundo. Es una planta en forma de roseta, sin tallo evidente
o con un tallo subterráneo, constituida por un número promedio
de 20 a 30 hojas carnosas, lanceoladas de 60 a 90 centímetros y
de 20 a 25 centímetros de anchura, terminadas en una espina
cónica con aguijones laterales. Tiene una altura media de 80 a
100 cm, un diámetro alrededor de un metro y un peso estimado
de 30 a 60 Kg. cuando es adulta (FUNDACITE - Falcón,
1995).
El tallo florífero es un vástago hasta de 5 m de alto,
rematado en su cúspide por un racimo de panícula de flores
blanco cremosa hasta amarillas muy vistosas, en un conjunto
de ramas horizontales, llamados “bicuyes”.
En Venezuela, esta planta se encuentra en todas las
regiones semiáridas, áridas y cálidas, prefiriendo terrenos
rocosos en la región norte o costera; especialmente en los
estados Lara y Falcón.
La reproducción de los Agaves pueden ser de forma
sexual y/o vegetativa, aunque la más común es la formación de
bulbillos, los cuales crecen más rápido que las plantas
provenientes de brotes básales4 y semillas. Los bulbillos son
plantas en miniatura que aparecen en los pedúnculos florales,
debajo de la zona de separación de las flores, crecen hasta 6 a
10 cm. y están formados de un meristemo con 6 u 8 hojas
pequeñas. En una planta puede haber centenares de bulbillos,
que una vez que se comienza a secar caen al suelo y enraízan
rápidamente.

4
Brote que surge del cuello o de la corona de la planta.

17
USOS Y PROPIEDADES
La planta de Cocuy, desde épocas precolombinas ha
sido utilizada de muchas formas. Sus usos más frecuentes son
los del consumo humano, en la parte medicinal, con la cual se
preparan jarabes y otros de aplicación tópicas llamados
comúnmente bálsamos que aparte de otros componentes
vegetales también la agregan una culebra ciega (Typhlonectes
natans)5
La planta de Agave Cocuy para los pueblos originarios,
que habitaban el hoy territorio que conforman los estados Lara
y Falcón, era un sustento alimenticio importante para sus
culturas culinarias. Según Montilla (2009)

El cocuy (Agave Cocui) era para nuestros antepasados


aborígenes de la zona de Lara y Falcón, una planta
mágica, sagrada, respetada y venerada, con la que
fabricaban una bebida fermentada extraordinaria.
Además, se hacían toda clase de artesanías: vestidos,
alpargatas, hilos, cabuyas, mecates, chinchorros,
preparaban alimentos y le daban múltiples usos en la
medicina tradicional. De esta planta se aprovecha todo,
incluidas las bellas flores, que son utilizadas para hacer
encurtidos y en la preparación de los ajiceros. La savia

5
Typhlonectes natans mejor conocida como culebra ciega, crecen 45
a 55 cm de largo. Son de color gris oscuro a negro. Aunque los T.
natans pueden y a veces respiran aire en la superficie, la mayor parte
de esta es llevada a cabo través de la piel. La especie es ovípara,
dando a luz a juveniles en el agua. El período de gestación dura
aproximadamente 220 días. Nacen 3-7 crías completamente
desarrolladas, los que al cabo de solo un año alcanzan casi la mitad
del tamaño de los adultos (25 cm). son miembros de una antigua
familia de anfibios. Estos peculiares animales comenzaron a vivir
bajo tierra mucho antes de que los dinosaurios aparecieran (están
diseñados para excavar). Son casi ciegos y encuentran su alimento
por medio del gusto y del olfato.

18
de la planta se extrae para calmar la sed en esos parajes
tradicionalmente desérticos. El cocuy y sus derivados
era también para nuestros aborígenes una especie de
moneda, porque de ella se valían para el intercambio
con los demás pueblos mediante el trueque con otros
productos como el maíz.

En otras de las fuentes encontradas nos conseguimos


con las siguientes informaciones históricas referidas a un litigio
de tierras en con los indios de Pedregal, Municipio Democracia
del Estado Falcón, en el año 1758:

En efecto, el pueblo de Pedregal era de indios


tributarios, (…) Por tradición, pero también por su
pobreza pagaban en especie, generalmente con
chinchorros o hamacas confeccionados con las fibras
del agave (…) pero la gran fuente de suministro se
encontraba a dos leguas hacia el norte, en el llamado
Cerro de Arajó6, en realidad una fila cuyas elevaciones
se extendía de este a oeste unas ocho leguas.

Queráles, mencionando a González Batista escribe:

En 1758 la gente de Pedregal (Municipio Democracia


del Estado Falcón) puso pleito a ciertos vecinos por la
posesión de la tierra de El Jebe lo que fue contestado
por dichos vecinos promoviendo testigos e
interrogatorios. La pregunta 10 fue:
Si saben que en dicho sitio del Jebe no tienen dichos
Yndios del pueblo de Pedregal su cotidiano alimento
que llaman Cocuy, ni allí sacan sus dispopos, ni
cocuizas para la fábrica de chinchorros para pagar sus
tributos (González Batista, id., p.42).

6
Arajó, sospechamos que puede ser el caserío Arajú, hoy ubicado en
la parroquia Agua Larga del municipio Federación del Estado Falcón

19
Otra pregunta del interrogatorio fue: Digan si es verdad
que en dicho cerro de Arajó es donde tienen dichos
indios sus aprovechamientos del cotidiano alimento
que llaman cocuy y a dónde sacan sus dispopos y
cocuizas para la fábrica de sus chinchorros y otros
aprovechamientos con que anualmente pagan sus
demoras, sin que ninguna persona se lo impida por ser
realengo” (Ibíd., p.43).

Son múltiples los usos de esta planta, desde la


producción de artesanías como el procesamiento de la fibra
llamada dispopo, que contiene la hoja de esta maravillosa
planta, hasta la fermentación y luego con la llegada de los
conquistadores europeos se logra introducir el sistema del
destilado, desconocido hasta ese momento histórico, por los
pueblos originarios. Son innumerables los beneficios que
representa el agave cocui, incluso usos curativos que nos
permiten entender su gran alcance como un producto básico
para la vida de estos indígenas.
Las hojas o pencas, son utilizadas remotamente, desde
épocas anteriores a la llegada de los conquistadores, para
obtener fibras (dispopo) y elaborar cuerdas (cabuyas o
mecates), hamacas, fajas, calzados (alpargatas de la fibra),
bolsos y otras artesanías, sus vástagos (magueyes) eran
utilizados como soportes en los techos de las casas llamados de
torta7.
Las flores (bicuyes) se consumen como encurtidos
producen un néctar apetecido por mariposas y demás insectos,
aves y murciélagos y al caerse son también consumidos por
animales de pastoreo, como los chivos que pastan en estas
zonas, convirtiéndose de esta manera, también como alimento
de animales domésticos, (chivos, y puercos).

7
Era un techo como especie de una platabanda de barro.

20
El cocimiento de la raíz se emplea como medicamento
vegetal en trastornos menstruales y dolores de la vejiga. El
jugo de sus hojas y/o raíces sirve para preparar el muy
apreciado licor de cocuy, llamado cocuy de penca, bebida de
tradición prehispánica (fermentada) usada por los chamanes
para celebrar sus rituales.
Hemos encontrado en nuestra investigación sobre el
agave cocuy importantes informaciones que nos revelan que el
licor que es elaborado mediante un proceso artesanal, 500 años
A.C. se llamaba "yugus"8, nombre aborigen que daban los
indios “Ayamanes”, que lo elaboraban a través de
fermentación. Una vez que llegaron los colonizadores europeos
enseñaron a nuestros indios a elaborar y utilizar los
implementos para la destilación, que conforman el alambique y
los métodos en el proceso de destilación. Es importante indicar
que la ciudad capital para ese entonces, era Coro, desde allí
este licor era embarcado y llevarlo a España, para el deguste de
los Reyes y Sacerdotes de la regia aristocracia europea.
En la actualidad, en México se produce otra especie de
licor muy parecido al licor de cocuy producido en el semiárido
Lara Falcón, el popular licor llamado tequila, al igual que el
pulque y el mezcal9.
El CONICIT10 del Estado Falcón tiene proyectos de
domesticación y aprovechamiento integral de la planta, se ha

8
Yugus, en idioma Ayamán significa cocuy
9
El tequila, el pulque y el mescal son licores que se elaboran con
la planta de agave tequilana en México
10
El Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y
Tecnológicas (CONICIT) es una institución autónoma responsable de
administrar incentivos dirigidos a aumentar las capacidades
nacionales en ciencia y tecnología, mediante el financiamiento para la
formación de recurso humano especializado y la ejecución de
proyectos de investigación y desarrollo tecnológico, tanto para los

21
cultivado y clonado in vitro e identificado su ADN, se encontró
que fija mejor el CO2 en los ápices o puntas de las pencas y
que acumula más azúcares en la parte media de la hoja, estas
características indican el estado de madurez de la planta.
(Tirado M. 2002)
También la “cabeza” o tallo del agave cocuy se utiliza
para la elaboración de dulces, y según algunas fuentes, nos
dicen que los indios Ayamanes hacían arepas de la cabeza o
tallo cocida, y de la parte inferior de las pencas adheridas al
tallo se produce el jugo que es fermentado y luego procesado
hasta extraer el licor de cocuy a través de la destilación, cuando
las hojas son cortadas de la planta, el tallo queda al
descubierto, dando un aspecto parecido a una piña, las cuales
son la materia prima para la confección del licor llamado
Cocuy.
En cuanto a la calidad de esta bebida alcohólica, se
prepara a 56 grados, también se elabora 40 y 42 grados, es más
apropiado para el paladar moderno, aunque los viejos
bebedores prefieren el de 56 grados. También se puede
encontrar el añejado que es el licor que se deja en barriles de
madera, por un determinado tiempo, cambiando el color y el
sabor, la bebida del cocuy es un licor con un sabor único no
causa resaca o ratón ni el desagradable tufo.

Proceso de elaboración de la bebida alcohólica cocuy


El proceso de elaboración del licor de cocuy según el
Manual de Elaboración Artesanal del Cocuy, (Sánchez Front L.
1998) consta de once pasos básicos, como son:

1-Selección de la materia prima

centros de investigación públicos y sin fines de lucro como para la


empresa privada.

22
2- El cortado y afeitado
3- Horneado
4- Enfriamiento
5- Triturado o pilado
6- Prensado
7- Acondicionamiento
8- Fermentación
9- Destilación y rectificación
10-Filtración
11-Estandarización

1- Selección de la materia prima


Para la elaboración del destilado del cocuy son
recolectadas solamente aquellas plantas que han alcanzado su
madurez. Las plantas de cocuy hembras, producen
aparentemente el maguey y el cogollo de esta planta se le
denomina “chiquira”. El macho florece y es capado, y
conocido como “cacho negro”. Este proceso se practica en
plantas adultas, podadas o no, es así que la planta entra en
periodo de marchites dando inicio a la madurez.
Tanto para planta hembra como para el macho, la
madurez es visible por el cambio de color de las hojas de verde
a amarillamiento. La madurez de la planta permite que el
producto final que es el destilado del cocuy alcance los valores
alcohólicos requeridos para este tipo de bebida alcohólica
destilada.
Se presume que la planta a medida que va madurando,
se incrementa el contenido de carbohidratos y esto es lo que
favorece la obtención del alcohol.

23
2- El cortado y afeitado
El proceso se inicia cuando la planta cumple un
período de vida de 7 a 10 años, justo antes de producir el
maguey o inflorescencia. En algunas regiones es recomendable
capar11 la planta para evitar que se inicie la etapa reproductiva,
luego los productores cortan las hojas de la planta desde la
base, dejando limpia y descubierta la cabeza o piña que
constituye el centro de la planta. Esta fase consiste en cortar la
planta desde los campos, quitarle las hojas y cargarlo en burros,
hasta el sitio donde se preparara. Este proceso se caracteriza
por el corte manual de las hojas con hachas y machetes muy
afilados, quedando así el tallo, o sea la cabeza o núcleo, que es
la parte utilizable para el proceso del licor.
El afeitado se realiza en los lugares de recolección de
las plantas, por lo general cerros y laderas empinadas, de difícil
acceso, lo que hace que dicho proceso sea problemático y
extenuante. Usualmente se realiza en dos etapas:
1- Se ubican las plantas maduras y con hachas y machete se
cortan las hojas, también conocidas como pencas.
2- Luego las hacen rodar cuesta abajo, para el afeitado, aquí se
obtiene la cabeza propiamente dicha.

3- Horneado
Consiste en preparar un horno artesanal, en forma
cónica, con una profundidad de un metro, en el suelo. Luego
del afeitado, las cabezas son llevadas donde está el horno. El
horno es encendido utilizando chamizas y leña como base de
combustión, estas se encienden y cuando se ha convertido
totalmente en brasas, se agrega una capa o camada de piedras
que concentrarán el calor, de manera tal, que cuando se

11
Inutilizar el sistema reproductivos de las plantas

24
encuentren muy calientes se colocarán las cabezas de cocuy
para su cocción.
El proceso de cocimiento tiene por objeto hidrolizar los
carbohidratos, y disolver los azúcares fermentables. El
cocimiento tradicional se realiza en hornos, hoyos que se cavan
en la tierra de forma cónica, como ya dijimos, y revestido de
piedras cuya capacidad varía de acuerdo a la cantidad de
cabezas que vayan a honear. Esta operación se inicia con el
calentamiento de piedras de río, con leña; cuando se alcanza la
temperatura máxima, se procede a colocar las cabezas del
agave cocuy en forma piramidal, con la finalidad de que la
cocción sea más uniforme.
Las cabezas de cocuy se cubren con bagazo de cocuy,
las hojas cortadas de la misma planta de agave cocuy, sacos,
luego se le agrega una capa de tierra y arena, con la finalidad
de conservar la temperatura.
Se indica que aproximadamente un horno de 4 metros
cuadrados tiene una capacidad para hornear 140 cabezas y que
uno de 14 metros cuadrados puede hornear hasta 500 cabezas
de tamaño mediano (10-20 Kg).
Mediante el horneado ocurren una serie de cambios en
la cabeza de cocuy, en cuanto al olor, sabor y color. En cuanto
al color la cabeza se torna marrón; el sabor es muy dulce,
ligeramente ácido, el olor es poco aromático pero agradable. Se
ratifica que estos cambios observables ocurren exclusivamente
durante el horneado. Estos cambios que ocurren se deben a la
conversión de los carbohidratos complejos12 y polisacáridos, en

12
Los carbohidratos complejos están compuestos en base a moléculas
de azúcar en complejas cadenas, haciendo posible al enriquecimiento
en vitaminas y minerales.

25
azúcares13 más simples, a una cantidad elevada de los mismos,
inicialmente y a la concentración de estos, originada por la
pérdida parcial del agua. El proceso usualmente puede durar de
5 a 8 días, dependiendo de las acciones ambientales, el tamaño
de la cabeza y la temperatura en la cual se hornea.
La ruma de cabezas de cocuy es cubierta con las hojas
o pencas que han ido cortadas a las plantas del agave cocuy, y
sobre estas, arena o tierra. Todo es rodeado con ramas de cují,
para evitar que los animales se acerquen, especialmente los
chivos. Este trabajo se deja de 6 a 8 días hasta que están bien
horneadas las cabezas del cocuy.

4- Enfriamiento
Después del horneado, las cabezas se dejan un tiempo en
reposo a la temperatura ambiente, por uno o dos días
aproximadamente, hasta su enfriamiento. Luego se transportan
en sacos con 6 a 9 cabezas, utilizando burros para el transporte,
hasta el alambique14.

13
Los polisacáridos son biomoléculas formadas por la unión
de una gran cantidad de monosacáridos. Se encuentran entre
los glúcidos, y cumplen funciones diversas, sobre todo de
reservas energéticas y estructurales
14
El alambique, es una herramienta conformada por un
conjunto de implementos que forman el sistema utilizado para
la destilación de líquidos mediante un proceso
de evaporación por calentamiento y posterior condensación por
enfriamiento. Fue inventado este sistema, por el sabio persa Al-
Razi alrededor del siglo X de nuestra era, para producir
perfumes, medicinas y el alcohol procedente de frutas
fermentadas. Es una herramienta de destilación simple que está
constituida por una caldera o retorta, donde se calienta la
mezcla. Los vapores emitidos salen por la parte superior y se
26
5- Triturado o pilado
Luego de horneado el cocuy, son llevadas a una prensa
rudimentaria para extraerle todo el guarapo posible, para luego
colocarlo en pipas o tambores, con una capacidad de 220 litros
aproximadamente, o pipas, o tanques de plástico, que también
son utilizados. En cada pipa o tanque plástico se coloca el jugo
o guarapo de unas 20 a 30 cabezas de cocuy, dependiendo del
tamaño que tengan, cuando se va a elaborar licor puro de
agave cocuy es, puro jugo de penca lo que se utiliza, no se le
agrega más nada.
Luego del horneado viene el triturado o pilado que
consiste en colocar el resultado del horneado, o sea la cabeza o
“pelona” como se le llama a la parte interna de la cabeza,
recubierta por las pencas, y las pencas propiamente dichas las
cuales son desgajadas para pilarlas en un pilón y se pila con
un mazo de madera.
Para ello se emplean pilones ya sean de madera o se
improvisa en algún recipiente como una pipa de hierro o
porrón, con el fin de triturar las cabezas de cocuy, de manera
tal que facilite el proceso de extracción del mosto o jugo del
cocuy.

6- Prensado
Una vez pilado, sigue el prensado que se realiza
colocando el bagazo que resulta del pilado en un saco y luego
se prensa ejerciendo fuerza con un palo. Es la fase en la cual se
extrae el jugo o guarapo mediante el uso de una prensa
artesanal, que generalmente es una palanca rudimentaria, en la
cual el producto se coloca en sacos de sisal. Esta prensa es

enfrían en un serpentín situado en un recipiente refrigerado por


agua. El líquido resultante se recoge en el depósito final.

27
variada en cuanto a su fabricación de acuerdo a las necesidades
y materiales disponibles.
Por lo general, a partir de una cabeza horneada 5 Kg se
extraen alrededor de 2.5 litros de jugo, es decir el 50%.
En esta etapa se genera el bagazo el cual puede ser
utilizado en diferentes usos, en la actualidad es arrojado a los
alrededores del alambique sin tratamiento alguno, generando
contaminación de suelos y aguas.

7- Acondicionamiento
Luego del prensado se procede al acondicionamiento
del producto hasta aquí obtenido: el guarapo, para la
fermentación y destilación en los Alambiques medianamente
tecnificados, obteniendo el licor que conocemos como cocuy
de penca.
Este proceso se realiza en aquellos casos en que el jugo
o mosto proviene de pencas de leve maduración, y consiste en
la adición de agua y papelón al guarapo obtenido, de tal modo
que el mosto15 contenga la cantidad de azúcares fermentables
requeridos.
Para 25 litros de mosto o jugo acondicionado se deben
agregar 16 litros de agua, 9 litros de guarapo de cocuy y 2
panelas de papelón aproximadamente con agitación hasta
lograr la disolución completa, pero este proceso no aplica
cuando se va a producir licor de cocuy de penca puro, esto
degrada la calidad del licor de cocuy agave.

15
Jugo de la cabeza de agave, antes de que fermente para elaborar el
licor: el mosto no contiene alcohol.

28
8- Macerado y fermentación
Esta es una de las etapas más importantes del proceso.
Luego de obtener el mosto16 acondicionado o no. Este es
colocado en pipas, a temperatura ambiente, la fermentación
comienza antes de las 24 horas, alcanza un máximo entre el
cuarto y quinto día, y finaliza al cabo de 7 a 9 días, cuando el
burbujeo se detiene, lo que indica que el guarapo está listo para
destilar, o sea cocuy “parado”, como se le dice coloquialmente.
En la fermentación una parte de las azúcares
(fermentables) presentes en el mosto, son transformados en
alcohol etílico por la acción de las levaduras presentes en la
cabeza de cocuy, este es un proceso bioquímico que le da la
característica de bebida alcohólica, y es comparable a los
procesos tradicionales de fermentación de uva, jugo de caña y
otros.
Si se desea obtener cocuy de segunda o cocuy tipo II,
al jugo fermentado se le puede agregar azúcar, melaza de caña,
papelón, levaduras o vinaza,17 pero si el licor de cocuy, que se
requiere fabricar es de primera o cocuy tipo I, licor de cocuy
puro, como ya lo hemos dicho, no se debe agregar ningún
adherente que no sea el jugo de la cabeza de agave cocuy.
Una vez conseguido el punto exacto de fermentación,
después que se cumple el proceso, que es cuando el contenido
en fermentación deja “burbujear”, que esto se le dice, en el
argot campesino “dejar de trabajar” el mosto, lo que da
como resultado un “guarapo venío” como también se llama.
Este mosto que parece vino y sale de unos 5 a 7 grados de

16
Jugo exprimido de la cabeza y pencas cocidas del agave cocuy
destinado a la elaboración del licor.
17
Vinaza es el subproducto líquido de la destilación del mosto en
la fermentación. En general, contienen un gran contenido de materia
orgánica y nutrientes como nitrógeno, azufre y fósforo.

29
alcohol, ya está listo para el próximo paso, que es hervirlo en el
ollón.
Durante esta etapa los azucares: glucosa, sacarosa,
fructosa, almidón, etc., son transformados por las levaduras en
etanol y otros componentes volátiles los cuales le confieren las
características organolépticas18 a la bebida.

9- Destilación y rectificación
Una vez finalizada la fermentación, el “cocuy parado”
es llevado a un recipiente de metal llamado ollón19 situado
sobre una fuente de calor (fogón) constituida en base de leña
encendida, o combustible, cuando escasea la leña, lo que hace
que el guarapo, jugo fermentado de cocuy, hierva,
desprendiéndose los alcoholes y otros gases para llegar a un
rectificador a través de un tubo de cobre. El rectificador, su
función es lograr pasar sólo los alcoholes a la culebra o
condensador y devolver aquellos gases que pueda alterar las
características organolépticas,20 como olor, color y sabor del
destilado del cocuy.
Esta fase consiste en enfriar los vapores que se han
generado tras hervir el jugo o mosto ya fermentado (con

18
Características organolépticas. Se refieren al conjunto de
estímulos que interactúan con los receptores del analizador (órganos
de los sentidos). El receptor transforma la energía que actúa sobre él,
en un proceso nervioso que se transmite a través de los nervios
aferentes o centrípetos, hasta los sectores corticales del cerebro,
donde se producen las diferentes sensaciones: aspecto, color, forma,
tamaño, aroma, textura y sabor. (www.ecured.cu).
19
El ollón es una pieza compuesta por un pipote metálico acostado
con dos huecos. En la parte superior de la caldera. Por uno se
introducen el mosto previamente colado y una paleta que sirve para
revolver el contenido, evitando que los sólidos sedimenten y se
quemen, porque esto arruinaría el sabor de la bebida.
20
propiedad de las sustancias orgánicas e inorgánicas de un cuerpo:
Que se puede percibir por los sentidos.

30
contenido alcohólico). A este proceso de enfriamiento se le
denomina condensación y su efecto es la obtención de una
nueva sustancia en forma líquida. El objetivo de la destilación
es extraer selectivamente los constituyentes volátiles del
líquido y el alcohol, lo que se consigue gracias a sus diferentes
puntos de ebullición (alcohol 78.5 °C y agua 100 °C).
El alcohol proveniente del rectificador pasa por unas
tuberías de cobre hasta llegar al condensador o culebra
fabricada de cobre, en forma espiral, y sumergida en un tanque
de agua, con la finalidad de facilitar la condensación del
alcohol, de gas a líquido.
Por lo general, 200 litros de guarapo se destilan al cabo
de 6 horas. Así mismo los productores recogen el destilado en
garrafas de vidrio de 5 litros. Estableciendo la relación
siguiente: 140 cabezas producen 1000 litros de mosto y
destilado 120-150 litros, aproximados.
Según el criterio de los productores el primer alcohol
en la destilación es denominado “pringote” y es muy utilizado
con fines medicinales, este es un alcohol entre 60 y 80 grados.
El licor de cocuy, según la normativa Venezolana
vigente, se define como una mezcla hidroalcoholica21
proveniente de la destilación del jugo fermentado de la planta
agave cocui, con no menos de dos años de envejecimiento,
cuyo grado alcohólico no podrá ser inferior a 40 GL.22
En la destilación se van reduciendo paulatinamente los
grados de alcohol. El cocuy que sigue al pringote oscila entre
75, 70, 65 grados y así se va degradando hasta llegar a un
líquido con pocos grados de alcohol llamado “aguaza”. Del

21 Hidroalcoholica: mezcla de agua y alcohol. Relativo o concerniente al


alcohol y al agua.
22 40 GL.: significa que el 40% de este licor es alcohol puro y el % restante lo

conforman agua, azúcares y otros elementos.

31
grado que se le dé al cocuy y de acuerdo con las mezclas que se
usen dependerá su denominación como licor de cocuy de
primera, de segunda o de tercera, según sea el caso.
Tradicionalmente se ha venido diciendo que el mejor cocuy es
el de 56º, pero en la actualidad la calidad del licor de cocuy,
está desde los 40°.

10-Filtración
El destilado proviene del condensador o culebra es
pasado por una maya fina o liencillo, el cual recoge las
partículas ajenas al proceso. La malla se encuentra dentro de un
embudo, porque el destilado pasa a través de este, para ser
recolectado en una garrafa de vidrio; obteniéndose así un
líquido incoloro y traslucido muy agradable a la vista.

11- Estandarización
El destilado obtenido presenta diversos grados
alcohólicos que van desde 80 a 40 grados, por lo general los
productores realizan una mezcla a manera de estandarizar los
grados alcohólicos del cocuy, obteniendo así una bebida con
grado alcohólico entre 56 y 53 grados, pero como ya expuse
arriba, la estandarización se plantea hasta los 40°.
Para la medición del grado alcohólico utilizan un
alcoholímetro23; el cual proporciona una lectura directa
aproximada, al sumergirse a cierto volumen del destilado.
Las bebidas alcohólicas de cocuy obtenidas por
destilación de tipo medicinal y comercial deben cumplir con
los límites máximos establecidos en la normativa legal
venezolana, que regula los parámetros para el consumo

23
El alcoholímetro es el instrumento usado para medir el porcentaje
de alcohol en la elaboración de bebidas alcohólicas, en este caso el
licor de agave cocuy.

32
humano, donde se estipulan las concentraciones requeridas de
elementos químicos y alcoholes, que están dentro de los
valores permitidos por las Normas de Sanidad para Bebidas
Alcohólicas, aspecto básico exigido, para que se le otorgara a
esta bebida, la denominación de origen en el caso del Cocuy
Pecayero.
En la actualidad el licor de cocuy es objeto de
numerosos estudios, mediante la aprobación del proyecto
Fonacit,24 en el cual se contemplan la determinación de los 26
compuestos volátiles en mosto y destilado y azucares en el
mosto con el fin de optimizar el proceso de elaboración
artesanal del Cocuy Pecayero.
En el proceso de elaboración del licor de cocuy se
generan dos tipos de desechos: la vinaza, corresponde al
desecho líquido y el bagazo, desecho sólido. La cantidad de
vinaza obtenida en promedio corresponde a 12 litros por cada
litro de alcohol obtenido, representando el 90% del volumen de
fermentación original. Dicho desecho ha sido evaluado con la
finalidad de proponer alternativas para su transformación en un
producto reutilizable; de su análisis se concluye que posee un
pH ácido y una elevada demanda química de oxígeno, por lo
que no puede ser arrojado en los suelos y cuerpos de agua.
Visto el esfuerzo que realizan los productores de
cocuy es fácil darse cuenta que el licor de cocuy realmente
puro, termina siendo muy costoso. De allí que en algunas
partes se le haga “rendir”, agregándole melaza o papelón, o
incluso agua. Hay estudios que señalan que en la actualidad, de
la producción total semanal del licor a base de cocuy, el 60%
aproximadamente es una mezcla de cocuy con papelón o

24
El Fondo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación
(Fonacit) mediante los recursos provenientes de la Ley Orgánica de
Ciencia, Tecnología e Innovación

33
azúcar, un 36% está hecho solamente con agua y melaza —mal
llamado cocuy— y un mínimo 4% es cuanto sale de agave
cocuy puro.

Construcción del horno


El horno que es un elemento cultural indígena, se hace
cavando un hoyo en la tierra de diámetro y profundidad
variables, generalmente consiste en un hoyo de
aproximadamente un metro de profundidad por dos y medio de
diámetro que se ha abierto en el suelo. Allí se coloca la leña
que con el fuego se convierten en brasas ardientes, sobre ellas
se acomodan piedras que mantienen el calor y lo trasmiten en
la cocción de las cabezas del cocuy, evitando así el contacto
directo con las brasas de la leña, para que no se ahúmen ni se
quemen (en cada horno fijan una cantidad determinada,
dependiendo del tamaño del horno y el tamaño de las cabezas
de agave cocuy), las cuales son apilados encima de las rocas en
forma de pirámide que puede alcanzar hasta unos dos metros
de altura.

Agave cocuy
Para la realización del proceso de la elaboración del
licor de cocuy se requiere de la leña, procedente del cují,
(prosopis Juliflora), especie arbórea más frecuente en un área
tan desértica como Pecaya y demás pueblos del semiárido de
los estados Falcón y Lara. Esta leña es la principal fuente para
la producción del licor.
Según estudios realizados en torno a este aspecto, se ha
comprobado la muerte de enormes cantidades de árboles de
cují, como consecuencia de la excesiva cantidad de leña, que se
tienen que cortar necesariamente para cocer las cabezas del
agave cocuy y realizar la labor de obtención del licor mejor

34
conocido como cocuy de penca. Esto ha venido contribuyendo
al aumento de la desertificación de espacios ambientales muy
degradados, por efectos naturales en algunos casos y en otros,
la depredación por parte de la acción humana en forma
indiscriminada.

Utilización del bagazo del agave cocuy


(Tomado textualmente de: Yris Veroes. Trabajo de grado.
Universidad Del Zulia Facultad De Ingeniería División De
Postgrado)

En esta investigación se evaluó el bagazo de cocuy como


materia prima para la elaboración de pulpa para papel, a los
fines de minimizar su efecto contaminante. Se determinaron
las propiedades físicas, químicas y morfológicas de la
materia prima, al igual que las condiciones de cocción más
adecuadas. De acuerdo a las técnicas utilizadas para el
pulpeo en esta investigación, el bagazo de cocuy resultó
estar dentro del rango de fibra corta (1,56 mm). De acuerdo
a sus índices morfológicos se presenta como una alternativa
para ser utilizada como parte de la materia prima en la
elaboración de pulpa para papel. La cantidad de celulosa
encontrada fue de (55,78%) y lignina (23,25%), valores
comparables con otros materiales de fibra corta utilizados
en la elaboración de pulpa para papel, tal como eucalipto y
bagazo de caña. El rendimiento total en el proceso fue de
62,17%, superior al obtenido para otras pulpas
semiquímicas de madera (45% – 55%). La pulpa obtenida
posee propiedades físico–mecánicas comparables a otras
materias primas de fibra larga y mayores a materiales de
fibra corta tal como el eucalipto y bagazo de caña. La
investigación concluye, que el bagazo de cocuy se
encuentra dentro de los parámetros normales exigidos por la

35
industria papelera para la elaboración de pulpa para papel
de mediana calidad y formación de papeles de mediana
resistencia.25.

El cultivo de agave cocuy


El desarrollo y cosecha del agave está relacionada a las
costumbres, la artesanía y tradiciones del campesinado que
hace vida en el área del semiárido larense-falconiano. El
cultivo se desarrolla en forma natural, no se utilizan
fertilizantes ni pesticidas de ningún tipo, durante su ciclo
vegetativo; se estima que entre 8 y 10 años a la siembra del
Agave la planta llega a su madurez.
El cocuy nace por medio de los hijuelos que se
desprenden del maguey cuando se completa el último ciclo de
vida de la planta (la madurez) iniciándose el ciclo de
reproducción de nuevas plantas. Tradicionalmente el cocuy no
ha sido sembrado por la mano humana: nace y se reproduce en
forma silvestre, sin embargo, en la región del Municipio
Urdaneta del Estado Lara y Sucre del Estado Falcón, existen
productores que se han dado cuenta de la necesidad de sembrar
y tecnificar su cultivo, en vista de que esta planta se reproduce
de manera natural, muy precaria, en la actualidad, debido al
pastoreo extensivo del ganado caprino que se alimenta de los
bulbillos o hijuelos que produce el maguey, convirtiéndose
también en una planta en peligro de extinción, si los
productores cocuyeros no se abocan a su cultivo y
mantenimiento adecuado.

25 Veroes M., Yris M.- Evaluación del bagazo de Cocuy (Agave Cocui
Trelease), como materia prima para la elaboración de Pulpa para papel.
(2004). Trabajo de Grado Para optar al título de Magíster Scientiarum en
Ciencias Ambientales de la Universidad del Zulia. Facultad de Ingeniería.
División de Postgrado. Maracaibo, Tutor: Dr. Nola Fernández; Cotutor: MSc.
Gladys Mogollón.

36
A propósito del cultivo del cocuy, vamos ver un
artículo que pertenece al Cronista Ramón Queráles donde nos
dice:

De los numerosos y complejos elementos que


intervienen en el crecimiento y desarrollo, floración y
madurez plena del agave cocuy, son escasos, por no
decir nulos, los estudios científicos realizados. Todo lo
más que se conoce es con base en las observaciones y
conocimientos empíricos de los productores
tradicionales del cocuy de agave.
Por ejemplo, convendría mucho estudiar de qué modo se
combinan topografía, clima, elevación del terreno,
ambiente, vegetación, en estos procesos de mayor o
menor calidad del agave para la producción requerida del
líquido cocuy pues como es sabido no todo cocuy,
producido en las mismas aparentes condiciones es igual
uno a otro.
Según parece extensas zonas del municipio Urdaneta, de
configuración escabrosas, semiáridas y climas
alternantes entre bajas nocturnas y altas diurnas son
donde mejores y más productivas plantas se cultivan en
forma natural.
Dos interesantes opiniones del historiador Santos
Rodulfo Cortés, merecen destacarse como sustento de
ideas nuestras muy particulares, que más adelante se
verán.
La primera se refiere a las condiciones del terreno apto
para el crecimiento del agave: "Existen todos los indicios
para creer que el Cocuy crece en suelos altamente
laterizados y donde abundan los esquistos calcáreos26.
En suelos de gran pendiente, sumamente lavados por la
acción de acarreo de las aguas de lluvia y en terrenos

26
Esquistos calcáreos es la roca metamórfica foliada que contiene
calcita como constituyente mayoritario junto con silicatos y
alumosilicatos de Mg, Ca, Ca-Mg o de K y N.

37
poco plegados pero de un gran índice de pre-colación,
parecen ser los hábitats preferidos de este agave para
desarrollarse. En cierto modo y en escala modesta, sus
biocenosis27 han contribuido a retardar la erosión gracias
a la tendencia de crecer a poca distancia entre sí y
porque su sistema radicular penetra lo suficiente para
garantizar la estabilidad y equilibrio de sus pesadas
pencas y en especial de su elevado maguey muy propicio
a inclinarse por acción de la gravedad y de la acción
eólica” (Cortés, Archivos venezolanos de folklore, Nº7,
p. 220 - 221) La segunda y muy acertada cita tiene que
ver con otros dos elementos fundamentales para el
desarrollo óptimo de esta planta en el ambiente que le es
propio: "… es necesario precisar que el cocuy se
encuentra siempre ubicado dentro de una sub franja que
tiene un límite inferior de 300 metros y otro superior que
no supera los 1200 metros de elevación…”
Continuando párrafo aparte con los siguientes datos de
clima y humedad de mucha importancia para el estudio y
conocimiento de las características esenciales de esta
planta y de los productos que de ella se extraen:
"Si las temperaturas mínimas bajan de 15º o suben más
de 32ºC es probable que el cocuy no crezca con las
características que les son propias. De igual modo, no
formará asociaciones estables en lugares que estén fuera
de los límites entre 400 y 800 mts., sin contar que
requiere bajos índices de humedad relativa pero que no
bajen de 25%, ni que ascienda algo más de una máxima
media de 85% anual” (Id., p. 222)

27
Biocenosis, es el conjunto de organismos de todas las especies que
coexisten en un espacio definido llamado biotopo, que ofrece las
condiciones ambientales necesarias para su supervivencia. con
su ambiente físico o biotopo.

38
En estas esclarecedoras citas, (…) se reconocen cuatro
elementos principales que garantizan el crecimiento del
agave en su ambiente natural: 1. Suelos laterizados con
abundancia de esquistos calcáreos, semidesérticos y
escabrosos; 2. Clima con mínimas medias de 15º y
máximas de 32ºC; 3. Altitud entre 300 y 1200 metros; 4.
Humedad entre 25% y 85% media anual. (Tomado de:
Caminito que un día - Cocuy: Néctar hijo del mar y de la
tierra (1) de Ramón Queráles, publicado en el diario El
Impulso del 31/0815)

Historia
Los cronistas de Indias mencionan al agave en las
regiones nororientales del país, pero su aprovechamiento para
la elaboración de licores, a partir de la penca horneada y
fermentada, se localiza en los estados Lara y Falcón,
principalmente en tierras ocupadas, desde hace 20.000 años a.
C., por el pueblo Ayamán, actividad que aún hoy los habitantes
de esta región, Lara-Falcón la siguen manteniendo como fuente
económica.
Sin embargo, hemos podido observar en las fuentes
históricas, que la elaboración de bebidas a partir de las pencas
horneadas del agave, aparecen asociadas a otras informaciones
relacionadas con los indios Cocuy, llamados desde el siglo
XVI, Gayones.
Según el Historiador y Cronista del Municipio
Iribarren Ramón Queráles quien cita a una investigadora
peruana (Oriana Pardo) que a su vez cita a Pedro Gutiérrez de
Santa Clara (1544-1548):
…quien escribió que "todo lo que la naturaleza pudo
dar para vivir y aprovechar al género humano, lo puso
en esta planta, así para vestir y calzar, comer y beber,
como para la salud de los hombres..." y luego de citar a
otros cronistas coloniales (Gonzalo Fernández de

39
Oviedo, 1534) (José de Acosta, 1590) informa lo
siguiente: "Se calcula que la relación del cocuy con el
hombre comenzó en Mesoamérica alrededor de 9.000 a
10.000 años, con el asentamiento e inicio de la
agricultura, y que diversos autores estiman que junto al
poroto (caraotas) y el maíz, fue seguramente una de las
primeras especies culturales en esta región de
Centroamérica.

En la Revista Memorias de Venezuela año


2011. Encontramos estos datos importantes para conocer la
historia del cocuy:

El cocuy, planta prodigiosa de la que se produce un


finísimo licor y Desde la Mesoamérica de hace 10.000
años hasta la región de Pecaya, en nuestro estado
Falcón, la planta y la bebida del cocuy han sido parte
de las tradiciones de miles de hombres y mujeres
indoamericanos.
…de la que además se extrae la fibra del “dispopo”
para elaborar diversos tipos de tejidos —entre ellos
hamacas, calzados, bolsos, sogas, etc. —, fue
descubierta por nuestros aborígenes. En su proceso de
convivencia armoniosa con su ecosistema, aprendieron
a utilizar el cocuy, también llamado “cocuiza” o
“maguey” por los distintos cronistas y viajeros que se
deleitaron con la riqueza de opciones que la planta
ofrecía: “Ésta es útil y buena hierba, porque se hace de
ella muchas cosas: lo uno hácese hilo o cuerdas y sogas
[…] ; lo otro, de la corteza de aquella vara que nace en
la mitad, se hacen cestas y atan con ella lo que quieren
y demás de esto. En tiempos de necesidad, a falta de
maíz y cazabe y de otros mantenimientos, es manjar
para suplir el hambre, y no de mal sabor”. (Gonzalo
Fernández de Oviedo: Historia General y Natural de las
Indias).

40
De acuerdo a la hipótesis de varios historiadores e
investigadores, se calcula que la relación del hombre con el
cocuy comenzó en Mesoamérica alrededor de 9.000 a 10.000
años antes de nuestra era, con el establecimiento e inicio de la
agricultura como fuente de subsistencia vital de los pueblos
originarios, con la domesticación de las plantas que hasta hoy
nos han servido de alimento, pero sin embargo los que
descendemos del pueblo Ayamán mantenemos la creencia de
que esta tradición milenaria, de la utilización del Agave Cocuy,
como alimento, licor y materiales para el vestido y otras
necesidades, data de más de 20.000 años, que es lo que se ha
comprobado según investigaciones científicas de reconocidos
investigadores: antropólogos e historiadores, desde la
existencia del pueblo Ayamán, en el hoy territorio del
semiárido Lara-Falcón.
Otros autores estiman que, junto a las caraotas y el maíz,
el cocuy fue seguramente una de las primeras especies
culturales en la región de Centroamérica. Algunos cronistas y
viajeros atribuyen principalmente al pueblo Gayón, (pueblo
llamado Cocuy, antes de la llegada de los europeos, según
investigaciones que han adelantado estudiosos investigadores e
historiadores), y en algunos casos a los Jirajaras, Caquetíos, el
uso del agave cocuy para fines medicinales, religiosos y
artesanales. Nos relata Miguel Acosta Saignes28, a su vez
citando a un cronista de la época, que “el maguey era utilizado

28 Miguel Acosta Saignes (nacido en San Casimiro,


estado Aragua el 8 de noviembre de 1908 y fallecido en Caraca el 10
de febrero de 1989), fue un militante del Partido Comunista de
Venezuela además de periodista, ensayista, político, etnohistoriador,
geógrafo y docente venezolano. Fundador de los estudios
antropológicos en Venezuela y de la Escuela de Periodismo de
la Universidad Central de Venezuela (UCV).

41
como bebida espirituosa y estimulante, por los chamanes de
estas tribus, con el fin de “transportarse” o sea realizar rituales
espirituales donde según las creencias ancestrales, poseían
poderes para comunicarse con sus ánimas.
Ya en l548, destacaba Galeotto Cey29 para señalar las
propiedades laxantes de la planta de agave cocuy, que: “a quien
no tiene costumbre, comiéndolo y tomando agua después, le
afloja el vientre admirablemente”. Esta es tal vez una de las
primeras referencias históricas de sus propiedades medicinales.
En la actualidad se le atribuyen propiedades
medicinales como vasodilatador periférico30, o en masajes —
utilizando el primer licor que sale en la destilación llamado
“pringote”—, así como en el tratamiento de problemas
articulares, introduciendo una “culebra ciega” en el licor de
agave cocuy.
En la tradición de los campesinos de Lara y Falcón
existe también el licor preparado conocido como “bálsamo”,
que no es otra cosa que el licor cocuy mezclado con diversas
hojas, cortezas y raíces, embotellado en vidrio, el cual es
ingerido con la finalidad de curar enfermedades y utilizado
para realizar masajes.
El cocuy o “árbol de las maravillas”, así llamado por
Joseph de Acosta31 en 1590, es una especie vegetal con un alto

29 Galeotto Cei o Cey (1513-1579), comerciante florentino exilado en


España, escribe después de 1560 su Viaggio e relazione delle Indie, (Viaje y
Relación de las Indias) cuyo manuscrito permaneció inédito en el British
Museum (Museo de British) de Londres hasta 1992. Allí narra su experiencia
de Santo Domingo y Venezuela, donde vivió 14 años a partir de 1539.
30 Vasodilatadores periféricos son medicamentos que se utilizan para tratar

enfermedades que afectan los vasos sanguíneos en la parte externa


(periférica) del cuerpo, como los brazos y las piernas.
31 José de Acosta nació en Medina del Campo, en 1540, muere en

Valladolid, en 1600), fue un jesuita, antropólogo y naturalista español que


desempeñó importantes misiones en América desde el año 1571 cuando viaja
al Perú, donde realiza una importante narración que tituló: Peregrinación

42
poder de tolerancia al estrés ambiental de las zonas áridas. En
ambientes naturales, generalmente en laderas, la especie se
encuentra siempre asociada a la vegetación arbórea.
La importancia de esta planta debe haber sido inmensa
entre los pueblos indígenas en el semiárido Lara-Falcón, pues
muchos cronistas de la época exaltan constantemente sus
virtudes y su variabilidad. Así, Pedro Gutiérrez de Santa Clara
(citado por Ramón Queráles) expresa que:

“… todo lo que la naturaleza pudo dar para vivir y


aprovechar al género humano lo puso en esta planta, así
para vestir y calzar, comer y beber, como para la salud
de los hombres…” Igual fascinación declara Galeotto
Cey: “…y si no hubiese esta hierba, no sé cómo habría
yo hecho, que es un gran recurso para quien va por
aquellos países.” (Galeotto Cey: Viaje y descripción de
las Indias).

El reconocido historiador venezolano, Miguel Acosta


Saignes, en cuanto al origen del procesamiento de la planta del
cocuy, cita al padre Zaragoza, en su obra “Estudios de
Etnología Antigua de Venezuela, Caracas 1961, p. 182”

(…) cómo los indios llaneros, a quienes, parte de ellos al


menos, hemos venido relacionando con los Cocuy32, o,
gayones fabricaban ciertos tipos de licores. (...) De las
frutas, raíces y tubérculos, hacen además la chicha, o sea
la bebida con que se embriagan, la machacan entre dos
piedras (sic) y le echan agua en cantidad proporcionada

del hermano Bartolomé Lorenzo, debe sobre todo, fama a su Historia natural
y moral de las Indias, obra publicada en Sevilla, en 1590.
32 De acuerdo a la versión de algunos historiadores e investigadores, cocuy es

la denominación real del pueblo originario, llamado por la historiografía


tradicional, “Gayón”, vocablo introducido por los europeos y adoptado a
estos indios por su implacable resistencia.

43
y en vasijas de madera o de barro, la dejan fermentar y a
los tres o cuatro días, como hace tanto calor se convierte
en riquísima bebida; algunas de ellas son muy fuertes y
embriagan pronto; otras son más suaves".

De Igual manera dice: Galeoto Cey, En un libro que se


titula “En Viaje y Descripción de las Indias, 1539-1559 relata
el proceso de cómo elaboran la bebida fermentada
denominando cocuiza, así aparece en el escrito de este
escribiente de los conquistadores, donde dice:

…licor beben aquellas gentes, porque agua nunca la ven


ni la tienen… (los cogollos) allí los dejan cocer y estofar,
después los sacan y los comen, que eso les sirve de pan y
llámase cocuy...” A ello habría que agregar la extracción
del “palmito” obtenido de la base del maguey cortado, la
savia cruda calmante de la sed tremebunda en aquellos
dominios de la sequía y los capullos de sus flores,
conocidos como “bicuyes”, e indispensables como
encurtidos y en la preparación de los consabidos
ajiceros.

Documentos, testimonios y tradiciones, nos señalan la


relevancia de la planta agave cocuy tomando en cuenta las
propiedades de sus derivados, en el Estado Lara, siendo éste un
componente cultural autóctono de los pueblos originarios
indígenas como las Jirajaras, Ayamanes, Caquetíos, Gayones o
Cocuy, de tipo religioso, nutritivo y curativo. Su paso a paso
para la obtención de la destilación que es el método utilizado a
partir de la llegada de los conquistadores, ya que antes sólo se
utilizaba la fermentación para extraer la bebida alcohólica,
comienza con el corte del cocuy y su posterior cocción en un
horno artesanal para hidrolizar los almidones" tal como ya lo
hemos reseñado.

44
Sobre la utilización del agave cocuy, la referencia más
antigua corresponde a Juan de Pimentel (Relación Geográfica
y Descripción de la Provincia de Caracas, 1578), dice que los
indígenas “cuecen el cocuy para comerlo y sacan un zumo a
manera de arrope dulce que beben”. En Lara y Falcón sacan de
la cabeza del cocuy un jugo azucarado que fermentan
y destilan.
Erik Gimeno (2014) hace el siguiente esbozo sobre la
situación histórica del agave cocuy:

Desde el siglo XVIII y hasta los primeros años de la


década de los 50 del siglo XX, la producción de cocuy,
(para referirnos a la bebida alcohólica autóctona
originaria del semiárido larense y falconiano,) preservó
su esencia de producto de la economía popular
endógena, y su destilación era efectuada por campesinos
y por pequeñas y medianas industrias típicas en
alambiques artesanales con serpentines de cobre.
Durante ese período colonial y republicano
predominaron en la elaboración del cocuy las artes y
técnicas tradicionales basadas en la trasmisión de
conocimientos y saberes ancestrales entre generaciones
de cocuyeros, y la producción del cocuy, derivado de la
planta de agave cocui, abastecía a los cuatro vientos las
festividades de extensas regiones venezolanas
El ascenso y consolidación social durante la dictadura
del General Marcos Pérez Jiménez de una burguesía
urbana con paradigmas importadores y rentistas,
modificó el ámbito económico y social del país. Desde
los años 40 del siglo pasado, se acentuaron las
importaciones de whisqui y otras bebidas pagadas con
los dólares petroleros, y los productores artesanales de
cocuy pronto fueron considerados un incómodo
obstáculo para los planes hegemónicos de la poderosa
burguesía licorera. El Estado venezolano de otrora, fiel
vasallo de la burguesía importadora y seudo-industrial,
45
sometió a los campesinos artesanos y a las pequeñas
unidades de producción de cocuy a normas industriales
extranjeras, a exigencias irrealizables de añejamiento y a
descomunales registros burocráticos, tributarios y
sanitarios. Los funcionarios públicos, aliados a sueldo de
la oligarquía licorera, desconocieron las habilidades
ancestrales de los artesanos y maestros cocuyeros, que
habían demostrado por siglos la calidad de sus destilados
nativos, y pretendieron sustituir esos conocimientos con
requisitos y reglamentos de perfil industrial.

El Poeta Ramón Queráles en su columna “Caminito Que


un Día” del 05/10/15, en el diario El impulso, en un artículo
que titula: “Uso del Agave en Venezuela”, relata algunas
anécdotas históricas referidas al cocuy, que a continuación
transcribo textualmente:

1. En la Campaña Admirable Narra en sus Memorias el


Dr. José de la Cruz Limardo, patriota fervoroso que en
1813 el Coronel José Félix Ribas y el Dr. Vicente
Tejera, sus amigos personales, al llegar a El Tocuyo y
encontrarlo residenciando allí, lo nombraron Auditor de
Guerra, o algo parecido, pasando a formar parte del
ejército patriota que poco después se enfrentaría a
fuerzas españolas considerablemente mayores y mejor
equipadas, en el sitio de Los Horcones, un lugar entre
Quíbor y Barquisimeto. El Dr. Limardo narra lo que
mucho interesa a esta exploración sobre el cocuy:
"Salimos –dice- del Tocuyo en tren de combate el 15 de
julio. Pernoctamos en Quíbor. El patriota Pedro Pérez
me dio un hombre de confianza que presenté a Ribas a
las 6 de la tarde al momento de llegar. Este, ensayado
por Ribas y Tejera fue de espía a Los Horcones
vendiendo aguardiente. Regresó a las cuatro de la
mañana.” (Iribarren Celis, 1952, p.44) Ciertamente que
Limardo no dice que este espía patriota simulara vender

46
cocuy pero esta era la bebida alcohólica del pueblo y la
que el mismo pueblo destilaba en rústicos alambiques
campesinos. La caña en cambio era considerada bebida
más refinada, destilada y vendida por los hacendados de
la región, lo que nos convence que aquel "hombre de
confianza” del patriota Pedro Pérez, se ocupaba de
vender cocuy por los alrededores de Quíbor. Y eso
pondría al Cocuy de Agave en el escenario inmortal de
Los Horcones donde los patriotas conquistaron un
triunfo hasta la liberación de Venezuela. 2. El cocuy de
los Ayamanes de Atarigua. Esto sucedió en tiempos
posteriores a la Guerra Federal; es decir, después de
1863 y aunque don Cecilio Zubillaga, de quien tomamos
la información, lo pone como ejemplo de los difíciles
días que vivió la República cuando, traicionada la
Revolución zamorana, los hombres del pueblo que con
tanto fervor participaron en ella tratando de obtener la
justicia y bienestar que no obtuvieron, a pesar de sus
extraordinarios sacrificios en bienestar y vidas,
desesperaban ante el nuevo engaño, pero nos interesa, a
los fines de este trabajo, mostrar la presencia del cocuy
en la anécdota referida. (Diario El Impulso 05/10/15)

Llega la destilación a Venezuela


La elaboración de alcoholes destilados para el consumo
humano se remonta a la fecha de la creación de la Capitanía
General de Venezuela (1777). Para fines del siglo XVII o
comienzos del XVIII, los españoles introducen el alambique.
La Capitanía General, oficializando la producción de alcoholes
para apoderarse de ellos. (Revista Memorias de Venezuela.
Septiembre-octubre, 2008. Número 5. Págs. 54 -56).
Hasta ese momento, el proceso de fabricación de la
bebida utilizada por los indígenas, se limitaba a “machacar” las
hojas entre dos piedras, para extraer el jugo, que se dejaba

47
macerar durante algunos días hasta su fermentación:
“Exprimidas estas pencas, un agradable jugo, muy fino
aguardiente y muy medicinal…” El aporte español perfeccionó
la técnica de extracción del licor del cocuy.
En la actualidad, el proceso de elaboración del licor de
agave cocuy, es una tarea ardua y compleja. Se inicia cuando el
campesino, al surgir el día, se dirige al campo, reseco y
soleado, elige las plantas de agave silvestre, con una
maduración plena de aproximados ocho años, y procede con su
arduo trabajo, como ya lo hemos descrito.

Producción de cocuy en los estados Lara y Falcón


Son reconocidas como zonas productoras de cocuy las
poblaciones de Bobare, El Tocuyo, Quíbor, Siquisique, entre
otras, en el Estado Lara, al igual que en el Estado Falcón,
donde el cocuy más apreciado de Venezuela se elabora en
Pecaya, un pueblo falconiano, en el Municipio Sucre, donde se
producen artesanalmente unos 200.000 litros/año. Este cocuy
ha alcanzado tal nivel de calidad que ha obtenido la segunda
denominación de origen que se otorga en este país después de
la del cacao de Chuao.
Teniendo en consideración que cada planta de Agave
cocuy rinde solo una botella de bebida, que esta planta no se
cultiva sino que se desarrolla en forma silvestre y que cada
ejemplar tarda unos siete años en alcanzar su estado de
maduración, el Estado Venezolano ha creado el “Programa
Agave” con la finalidad de impulsar la explotación de esta
especie de una manera sustentable. De igual forma, la
Gobernación del estado Falcón la ha declarado “patrimonio
cultural de la región”.

48
Producción de cocuy en el municipio Urdaneta del
Estado Lara
En el Municipio Urdaneta existen más de 286
Productores y 21 Cooperativas de Cocuy concentradas en la
Parroquia Siquisique y pertenecientes a la Asociación Civil de
Productores Artesanales de Cocuy del Municipio Urdaneta
ASOCIPRACOMUR.
A todo ello, habría que agregar de modo indispensable
el estímulo a la producción y mejoramiento de la calidad del
destilado de agave cocuy, así como el aprovechamiento
integral de los demás subproductos de la planta, con criterios
de sustentabilidad y respeto al ambiente. Pero hasta ahora se
ha presentado un fenómeno de generación económica y es
que en el Municipio Urdaneta existen alrededor de 500
alambique que producen una considerable cantidad de
licor a base de azúcar y melaza que lo presentan a la venta,
como licor de cocuy de penca, lo que ha degenerado la
tradicional producción artesanal del licor puro de agave,
esto ha desvirtuado a los verdaderos cocuyeros de la zona
de Urdaneta.
Para ampliar este ensayo relacionado con el agave
cocuy en el semiárido de Lara y Falcón, he tomado extracto de
un artículo de Erik Gimeno (2009) que explica las
consecuencias e implicaciones socio productivas en la
elaboración del cocuy y sus derivados:

En los últimos años se han constituido sólo en el


Municipio Urdaneta 21 cooperativas de productores; se
han renovado los viejos alambiques y se ha iniciado el
cultivo del agave cocui trelease en los terrenos de los
productores. Se habla de la siembra de más de 1,2
millones de plantas para garantizar la repoblación de la
especie, que serán cosechadas dentro de 5 a 7 años. Sin
menoscabo de la decena de productores de Carora,
Bobare, Pavia y El Tocuyo, la actividad involucra y

49
concentra en el municipio Urdaneta al menos a 150
productores y sus familias, y aunque el Ministerio de
Salud se ha resistido misteriosamente a entregar el
permiso y registro sanitario, violando los mandatos
legales, se ha multiplicado la producción de cocui, en sus
diversas calidades. El Alcalde Luis Ladino por su parte
ha anunciado apoyos financieros adicionales a la
actividad emblemática del municipio, incluyendo un
laboratorio de control de calidad. Sin embargo, al
medirse el impacto social del procesamiento del agave
cocui en los caseríos y comunidades productoras se llega
a sentir lo que Pío Tamayo denominó en una carta como
dolor social. Comunidades empobrecidas, sin
electricidad, sin servicios adecuados; productores
envasando el cocuy en botellas recicladas plástico,
vendiéndolo a intermediarios rapaces, y sintiéndose
insatisfechos con los rendimientos socio-productivos.
Personalmente estimo que ese saldo de rezago social y
exclusión económica se origina en la concepción
mercantilista que autoridades y productores le han dado
a la actividad procesadora del agave cocui. Al imponer el
lucro y la ganancia rápida como criterios de éxito, han
desatado las fuerzas del individualismo y la competencia
salvaje del capitalismo. De ese modo, sólo 4 o 5
productores han avanzado comercialmente,
usufructuando y monopolizando los recursos del Estado,
y capitalizado para sí las adquisiciones de los ministerios
e instituciones. De igual manera, se ha convertido una
actividad concebida en términos de producción social en
un asunto empresarial. Adicionalmente, no se han
desarrollado las aplicaciones alternas y paralelas del
agave cocui en el ámbito gastronómico, en la dulcería,
en la artesanía del dispopo, tan estimado para la
producción de chinchorros de suave textura, bolsos,
carteras, alpargatas, sandalias y adornos; en la medicina
natural, en la producción de botellas artesanales,
actividades todas que socializan el proceso productivo,

50
involucrando a la familia y el entorno comunal en el
trabajo y generando impactos colectivos cuantificables
en los índices de Desarrollo Humano del municipio,
beneficios más importantes que la deleznable ganancia
individual. Ha faltado un plan global que defina un mapa
y una ruta a los proyectos de procesamiento del agave
cocui. Como referencia recordemos que el mezcal
mexicano producido artesanalmente (contrariamente el
tequila es procesado industrialmente) y muy semejante
en bouquet y sabor al cocuy 100% de agave, ha logrado
en diez años obtener la Denominación de Origen y la
Norma Oficial Mexicana del Mezcal, la creación del
Consejo Regulador del Mezcal y la certificación de
calidad para exportación. Obviamente no somos
mezcaleros sino cocuyeros y optaremos por una ruta
propia con prioridad en lo colectivo. Con los correctivos
necesarios que garanticen la calidad artesanal de los
procesos productivos y el necesario acompañamiento
institucional, el agave cocui se encuentra en una
circunstancia favorable a su evolución nacional e
internacional.

En cuanto al municipio Urdaneta, se tiene que es el


segundo en extensión en el Estado Lara, con un 21,5% del total
estatal (4.256 Km2). Las parroquias que comprenden la zona
semiárida de este Municipio, son Siquisique y Xaguas,
constituyendo un área total aproximada de 2.721 Km2, que
representa un 63,93% del total del Municipio. Según el informe
Diagnostico de la dirección de línea estadística, informática y
planificación de la Gobernación del Estado Lara, existe un 77%
de las personas que viven en el área rural y el 50% menor de 15
años dedicada al trabajo rural y que sobreviven en condiciones
precarias. La producción de cocuy es la actividad económica
que sostiene a un número importante de pobladores del área
rural en condiciones precarias y de supervivencia, actividad

51
que ha sido mantenida por pobladores del municipio por ser
ésta la fuente de ingresos en condiciones de aridez que se
presenta en la región.

El cocuy es un rubro que se halla a las puertas de


convertirse en una de las actividades más prósperas de
toda la entidad larense, el cual ha sido ocupación
tradicional de muchos habitantes de este municipio,
hasta el punto de que los últimos censos regionales de
productores revelan que más del 80% se hallan en esta
jurisdicción.
Perseguida su producción desde la década de 1950, la
tozudez de los productores artesanales, organizados
alrededor de la figura de don Domingo Guaidó y el
interés de algunas personalidades e instituciones,
principalmente Fundacite, PROINLARA y la División
de Desarrollo Agrícola del ejecutivo regional, lograron
convencer a las autoridades de legislar a favor del
rescate de esta actividad productiva. Así, en el año 2000
quedó protegida mediante decreto y en el 2001 se
promulgó la ley estadal respectiva, cuyo reglamento fue
aprobado en el 2004. (Molina. Artículo en PDF.
Semblanza del Municipio Urdaneta).

El cocuy en la medicina tradicional campesina


Según las fuentes investigadas referidas a la
potencialidad medicinal del cocuy nos refieren contiene
vitamina B3 o niacina, un aminoácido que ayuda en el
metabolismo de las proteínas, el colesterol y los ácidos grasos.
Además de abrir los vasos sanguíneos, ayuda a combatir
enfermedades como la diabetes.
Por su parte, el pringote (licor de 80 grados) es
colocado en un envase de vidrio junto a una culebra ciega para
tratar desde reumas y quebraduras de huesos hasta artritis. De
igual manera el guarapo sin fermentar es bebido a diario en

52
ayunas por las mujeres que quieren solventar problemas con la
menstruación o la capacidad de concebir. Las pencas
machacadas se aplican a tumores provocando su supuración y
reducción.
Además, los productores o consumidores de esta
bebida suelen curar casi todos sus males con el famoso
bálsamo, una mezcla de cocuy con hierbas (semillas de
bálsamo, raíces de jengibre, matejeito, un poco de palo de arco
y otras hierbas), utilizada para realizar fricciones y masajes
para curar dolencias corporales.
Hay una anécdota muy difundida entre los
siquisiqueños y es que en Siquisique Municipio Urdaneta,
existe un antiguo cementerio conocido como El Cementerio del
Cólera y así se denomina el barrio de Siquisique donde está
ubicado este Camposanto. Cuentan los pobladores que este
sitio fue utilizado para enterrar a los que morían a consecuencia
de la epidemia de cólera. Según dicen que en esa época en
Siquisique vivía un señor de nacionalidad inglés y se enfermó
de cólera, y agonizante lo trasladaron al cementerio,
creyéndolo muerto lo llevaron junto a otros, ya cadáveres, para
enterrarlos en una zanja y sin urna ya que la situación no daba
tiempo para hacerlo de otra manera, entonces los que llevaban
al inglés, se dieron cuenta que todavía estaba vivo, agonizante,
entonces le dieron un fuerte trago de cocuy para que olvidara
el dolor y muriera en paz, y lo dejaron allí mientras iban a
buscar más cadáveres, pero al regresar, encontraron al hombre
vigorizado, los calambres y las convulsiones se le había
quitado, y muy pronto se recuperó y vivió.

El cocuy la bebida perseguida.


A principios de la década de los años 50, el gobierno
de Marcos Pérez Jiménez, de la mano con los empresarios del

53
ron, aprobó una nueva ley de licores. La polémica normativa
establecía que las bebidas alcohólicas que se expendiesen
legalmente en el país no podían pasar de 50 grados alcohólicos.
De esta manera, el licor artesanal pasó, de la noche a la
mañana, a la clandestinidad, y sus productores eran castigados
con cárcel o muerte.
En el transcurso de la investigación para este ensayo
me encontré con un relato muy particular que me contó el
amigo miguel Pérez del caserío La Loma que me contó que
“Agustín Ereú, siquisiqueño fue abatido por la guardia nacional
en la entrada de Aguada Grande cuando transportaba un
contrabando de cocuy”. Este señor productor de cocuy en esa
época de persecución pasó a la historia como una de las
primeras víctimas por la represión a la sobrevivencia de los
campesinos mediante la práctica artesanal del licor de cocuy
como única fuente de vida para los campesinos de la zona del
semiárido, cuando, el 2 de agosto de 1956, cayó abatido.
Cuando transportaba en una camioneta una cantidad de cocuy
de manera clandestina, como era de costumbre para poder
comercializar el licor de cocuy.
A propósito de este hecho, en el transcurso de nuestra
investigación sobre la historia el Agave Cocuy encontré una
nota de prensa del Diario “El Universal” fotocopiada que me
hizo llegar Williams Ereú, sobrino de Agustín Antonio Ereú,
que textualmente dice:

BARQUISIMETO, agosto 4 – (Ofipren). –Agustín


Antonio Ereú, de 22 años de edad, nativo de esta Entidad
Federal, resultó muerto instantáneamente al volcar la
camioneta LD-49-91, en la carretera que conduce a
Siquisique, a consecuencia de un disparo de revolver que
le hizo un Guardia Nacional.

54
Según se informó, el Guardia sospechó que en la
camioneta, Ereú llevaba un contrabando de cocuy.
Ordenó al conductor detener el vehículo, pero este lejos
de hacerlo, aceleró la marcha e incluso trató de arrollar
al Guardia, por cuya causa el representante de la
autoridad se vio precisado a hacer uso del arma
reglamentaria.
El hecho ocurrió a unos 92 kilómetros de esta ciudad, en
el lugar conocido como Los Pocitos, Municipio San
Miguel. Se informó que en el vehículo se transportaban
36 cajas de cocuy, con un total de 432 litros, que se
perdieron a consecuencia del fuerte impacto sufrido por
el aparato. Las autoridades hacen las averiguaciones de
rigor para establecer la procedencia del cocuy
mencionado, pues se tiene la sospecha de que se trata de
un tráfico clandestino de la mencionada bebida. (El
Universal 4 de agosto de 1956).

El cronista del Municipio Iribarren, Ramón Queráles,


relata:

Se comenzó una campaña de descrédito contra el


cocuy. Se decía que los campesinos se volvían locos y
cometían crímenes. Era peor hacer cocuy que ser
ladrón. Pero, en el fondo, todo esto era para potenciar
la fabricación de rones.

Además, su condición clandestina hizo que se crearan


infraestructuras inadecuadas y alejadas de las casas para que el
humo no delatara al productor, por lo que cualquier asomo de
lluvia pasmaba el proceso, perdiéndose absolutamente todo el
trabajo.
Aun así, la producción de cocuy no desapareció. Más
bien fue utilizada como un vehículo para sobrevivir cuando la
necesidad apremiaba, pues los campesinos empezaron a

55
preparar la cabeza o pelona horneada con leche de cabra como
alimento ante la amenaza del hambre de aquellos años.
Durante el siglo XX el cocuy fue considerado ilegal,
siendo los productores y defensores del mismo perseguidos y
reprimidos, sin embargo, la resistencia y lucha de los
cocuyeros trascendió y al fin fue posible lograr su legalidad,
rescatando la tradición cocuyera artesanal como signo de vida
para los pueblos del Semiárido Lara-Falcón.
En los antiguos centros poblados al oeste del
Municipio Urdaneta, nos dice Juan Alonso Molina Morales,

(…) se sostenían en buena parte debido a la cría de


cabras y a la producción del destilado del cocuy, el cual
había venido adquiriendo visos de pujante industria local
de notable estima en todo el centro y occidente del país.
Sin embargo, desde la década de 1940 y particularmente
durante la dictadura perezjimenista, por distintas razones
e intereses de sectores que aspiraban a su mercado o
tierras, ambas actividades fueron perseguidas,
convirtiéndose la última de ellas en ilegal. (…)
Afortunadamente el empeño de los productores del
destilado de cocuy por preservar esta tradición, logró
finalmente convocar el interés de un conjunto de
personalidades e instituciones públicas que a fines de la
década de 1.990, logró sentar las bases para que las
autoridades regionales legislaran a favor de la protección
y regulación del múltiple aprovechamiento de la planta
agave cocui. (Semblanza del Municipio Urdaneta).

De cocuyeros prófugos a legales


En 1976 se aprobó la Ley de Alcoholes, que propició el
paso del cocuy a la ilegalidad y clandestinidad. La ley en que
se establecía un mínimo de dos años de envejecimiento para el
cocuy, una bebida que tradicionalmente no era costumbre
hacerlo.

56
Durante años, la Guardia Nacional perseguía los
alambiques para destruirlos y apresaba a los fabricantes y sus
familias. En uno de los capítulos más oscuros y vergonzosos de
esta historia. Muchos productores desaparecieron, no había
control sobre la calidad, ni la procedencia, entonces era solo un
acto de confianza encontrar un licor de cocuy, muy bueno o
muy malo. Pero en todos los casos ganó una mala fama, que
apenas en tiempos recientes ha logrado resistir.
En 1999, por separado en Lara y Falcón, comenzaron
los proyectos para su legalización, se comenzó por declarar
patrimonio tanto a la planta como a la bebida.

El cocuy se reivindica
El Ejecutivo Regional promulgó un decreto en la
Gaceta Oficial del Estado Lara Nº 101 de la fecha 5 de
Diciembre del 2000, donde se declara a la planta de cocuy
como patrimonio cultural del Estado Lara y el Consejo
Legislativo Regional aprobó la ley de “Protección y
Desarrollo de la planta de cocuy (Agave Cocui Trelease)”
en el Estado Lara, ambos instrumentos legales que buscan la
protección de la planta, para evitar su extinción y mejorar las
condiciones de vida de los pobladores de estas áreas.
El julio del 2005 fue reformada la Ley del Impuesto de
Alcoholes y Especias Alcohólicas, en la cual se protege la
producción artesanal de bebidas alcohólicas autóctonas
Asimismo, en noviembre del año 2005, la Asamblea
Nacional declaró al cocuy como Patrimonio Ancestral y
Cultural de la Nación, generándose desde entonces avances
significativos en cuanto al rescate, promoción y difusión de
esta bebida tradicional.´
Con la reciente aprobación por parte de la Asamblea
Nacional de la modificación a la Ley de Impuesto sobre

57
Alcoholes, introducida conjuntamente por representantes de los
Estados Lara y Falcón, termina el proceso de la adecuación del
marco legal que estimule la producción del destilado de cocuy
como un rubro estratégico para el desarrollo regional.
Hoy en día, junto al cacao de Chuao, el Ron de
Venezuela, el Cocuy de Pecaya (Falcón) son los tres primeros
productos nacionales con denominación de origen certificado,
otorgado por el Servicio Autónomo de Propiedad Intelectual
(SAPI), adscrito al Ministerio de la Producción y el Comercio.
Además, se empezó a ejercer mayor control sanitario,
pues algunos fabricantes de esta bebida la adulteraban con
químicos peligrosos para la salud del consumidor, como urea,
formol o alcohol, aunque esta práctica no ha desaparecido;
todavía en el Municipio Urdaneta se sigue produciendo en
mayor escala que el cocuy puro de penca.
Las bebidas se sometieron a estudios de laboratorio que
permitieron legalizar solo a aquellas marcas que cumplieran
con los requisitos básicos. Algunos nombres de estas son:
Santa Lucía, Lucerito de Pecaya, Mi Empeño, Los Dátires,
Caja de Agua, Casa Vieja, Ángel Divino e Indio Sunure. El
proceso contó con la ayuda del Gobierno Bolivariano y la
Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda.
Por otra parte, se declaró el 25 de febrero como el Día
del Cocuy y durante ese mes se realiza La Feria del Cocuy,
organizada por los productores del sector La Ciénaga del
Municipio Urdaneta, en el estado Lara.
Erik Gimeno respecto a la importancia del Agave
Cocuy dice:

La planta de agave cocui Trelease fue declarada también


en el 2005 como Patrimonio Natural, Ancestral y
Cultural de la Nación. La producción artesanal de sus
derivados es concebida a través de la economía

58
artesanal y comunal. Como Patrimonio Nacional no es
un recurso privatizable y la Ley Orgánica del Sistema
Económico Comunal, le brinda una perspectiva
sustentable para que los excedentes económicos que se
generen, se inviertan en el ámbito geográfico de las
comunidades pobres que los producen y no vayan como
plusvalía a engrosar las arcas privadas de comerciantes
y adulteradores. Su explotación económica está
condicionada por la Ley a la resiembra de la especie en
su territorio y es absolutamente inviable su explotación
sin asociarla a un programa permanente de repoblación,
como sucede entre muchos de los depredadores
comerciales que explotan privadamente ese
patrimonio, sin sembrar ni un solo agave.
La conversión en 1.978, de distrito a municipio
Urdaneta, de acuerdo con la entonces recién promulgada
Ley Orgánica de Régimen Municipal y la elección
directa de sus alcaldes y concejales que a partir de 1.988
se implementó, poco hicieron para revertir esta situación.
Afortunadamente, el empeño de los productores del
destilado de cocuy por preservar esta tradición, logró
finalmente convocar el interés de un conjunto de
personalidades e instituciones públicas que a fines de la
década de 1.990, logró sentar las bases para que las
autoridades regionales legislaran a favor de la protección
y regulación del múltiple aprovechamiento de la planta
agave cocui. Asimismo, la cría de caprinos también ha
venido recibiendo el apoyo técnico y el estímulo
financiero de universidades, institutos de investigación y
organismos públicos de crédito a la pequeña y mediana
industria.

El cocuy de Pecaya finalmente retorna a la legalidad


del mercado de licores.
Los nombres de las marcas son: Santa Lucía, Lucerito de
Pecaya, Mi empeño, Los Dátires, Caja de Agua, Casa

59
Vieja, Ángel Divino e Indio Sunure. Agrupadas
en ASOFACOCUY, organización que concentra más de
140 productores de “Cocuy Pecayero”, un licor con
nombre y apellido. Tanto que uno de los puntos que
atrasó el proceso fue la insistencia de los productores,
que se negaron a utilizar la palabra “aguardiente” en sus
etiquetas.
A principios de 2013, el SENIAT en Barquisimeto,
Estado Lara, destinó los primeros precintos para el licor.
Sin embargo, no se entregaron hasta finales del año y
el 4 de diciembre se llevó a cabo un acto en Pecaya –
Municipio Sucre del Estado Falcón –, para oficializar la
producción del destilado con todos los requisitos de ley,
un acto importante que además le abre la puerta a otros
licores artesanales venezolanos. En esa
ocasión, participaron autoridades del Estado
(gobernación, alcaldía, Seniat, organismos autónomos),
la Universidad Nacional Experimental Francisco de
Miranda, los productores, organizaciones no
gubernamentales y muchas de las personas que de una u
otra manera han apoyado este proyecto.

Venezuela entra por la puerta grande al agave fest33


de México con el cocuy Pecayero
Tomado de: http://www.aporrea.org/actualidad/n277264.html
Caracas, 8 de septiembre de 2015.- Venezuela entró
por la puerta grande al Agave Fest en ciudad de
México, dignamente representada por el Cocuy
Pecayero, noble bebida 100% artesanal producida en

33
Exposición dedicada a promover el Agave y sus productos derivados.

60
Pecaya, Estado Falcón, que sorprendió a propios y
extraños en la tierra del Mezcal y la Tequila.
Aporrea conversó con la Prof. Miriam Díaz,
directora del programa de desarrollo sostenible del
Agave de la Universidad Francisco de Miranda de
Coro, especialista en la fisiología y cultivo del Agave
cocui, conferencista internacional y autora del libro “El
Programa Agave: Ciencia y Tecnología al servicio del
hombre de las Zonas Áridas” y con la Sra. Lourdes
"Moncha" Navarro, productora y presidenta de la
Asociación de Fabricantes Artesanales de Cocuy de
Pecaya (ASOFACOCUY), mujer pionera defensora de
los derechos del pueblo Pecayero.
Aporrea: ¿Que es el Agave Fest?
Miriam: El Agave Fest es una exposición
organizada en Ciudad de México en el marco del
“Gourmet Show” dedicada a promover los productos
del Agave, conocer sus variedades, las
Denominaciones de Origen, proceso, mitos y
realidades. En el evento participan productores
artesanales del Mezcal, Sotol, Bacanora, como lo es el
Cocuy Pecayero.
Muy especialmente el Festival invita a
participar a los productos artesanales, y en el marco de
su cuarta edición fue invitado especial el Cocuy
Pecayero, como un ejemplo de la vinculación de la
ciencia, el arte y la tradición y en referencia a un patrón
cultural alrededor del Agave, muy poco conocido en el
mundo. Particularmente el Cocuy Pecayero, que tiene
una Denominación de Origen y es 100 % Agave; no se

61
permite su mezcla con otros alcoholes y se elabora de
manera netamente artesanal.

Conclusión final (Relatos del poeta Ramón Queráles)


He querido concluir la esencia de este ensayo haciendo
énfasis en los pasajes literales de una obra que por su
excelencia de relatos mitológicos del pueblo originario
ayamán, descritos con profundidad histórica, por el poeta
Ramón Queráles, en una de sus maravillosas obras donde se
destaca la naturaleza existencial del pueblo ayamán, como es:
“A Orillas Del Principio” donde en uno de sus narraciones
se refiere el poeta, al agave cocuy trelease, cuando relata un
extraordinario pasaje donde dos de sus personajes uno,
denominado por Queráles “el viejo Gus”34 , llega al pueblo
ayamán e invita a sus habitantes a una expedición en busca de
la “planta maravillosa para comer y beber”, otro de sus
personajes estelares en su obra literaria como es la joven india
llamada Turikía la primera tejedora y procesadora del dispopo,
veamos estos dos relatos,

Gus, el nacido de la pantorrilla de su


padre (Relato)
El viejo (Gus) (…) pidió que un grupo de hombres
jóvenes lo acompañaran a un largo paseo. Muchos se
ofrecieron (…) pero él sólo escogió siete de los más
fuertes a quienes les pidió llevar sus mejores cuchillos
lo que alarmó a las mujeres pues pensaron que aquella
excursión sería bélica pero el viejo las calmó
diciéndoles que no se preocuparan, que pronto
vendrían con algo maravilloso de comer y beber, con lo
cual las calmó y en seguida emprendieron el viaje (…).

34
Gus, significa borracho, en idioma ayamán

62
Y contaron los hombres que habían caminado varios
días hasta que en una montaña pelada consiguieron una
extensa plantación que ellos no conocían y entonces el
viejo (Gus) le pidió permiso a la mujer azul para sacar
y cortar muchas de aquellas plantas lo que concedido,
ellos hicieron con sus cuchillos, cortando las largas
hojas, de aquellas matas azules, como Gnomtukuhin35
y escarbando luego para sacar la raíz que era como una
enorme cabeza hundida en el suelo.
Y el viejo luego los hizo abrir unos grandes huecos en
la tierra en la cual pusieron mucha leña que hicieron
arder varios días, que después limpiaron aquel fogón
subterráneo y pusieron sobre las brasas las cabezas de
la planta que previamente habían cortado (…).
Cubrieron después el hoyo con tierra (…).

En busca de agua y alimentos, relata Queráles,


“salieron los hombres por varios días y cuando regresaron el
viejo al verle comenzó a gritarles:”

Vengan, hijitos, ¡vengan a sacar de la tierra generosa la


maravilla que nos ha ayudado a cocinar! ¡Vengan!
¡Agarren las macanas y descubran los hoyos!
Eso hicieron entonces un vaho caliente pero muy
agradable llegó hasta ellos y aumentaba a medida que
más tierra sacaban de los hoyos hasta que aparecieron
lo que allí habían enterrado y cuando intentaron sacar
las cabezas perfectamente horneadas el viejo les
advirtió que evitaran quemarse.
Mandó que buscaran unas ramas verdes, muchas ramas
verdes y que sobre ellas colocaran las pencas asadas y
fue lo que los muchachos hicieron diligentemente hasta

35
Gnomtukuhin, es el nombre de la madre tierra en el idioma
ayamán.

63
que Shispui36 empezó a cubrir el campo y Yi37 apareció
en el cielo.
¡Muy bien! ¡Muy Bien! –Festejó el viejo- Ahora vamos
a dormir y mañana comeremos este deliciosa manjar
que la madre Tukuhin38, nos ha obsequiado con amor
y generosidad.
Al amanecer, todos se levantaron a los gritos del viejo
con un pedazo de cabeza de yuguspani39 en cada mano
los mordisqueó como si fueran diferentes comidas.
¡Vengan hijitos dormilones, vengan a comer el
alimento de los dioses del cielo!
Medio adormitados los muchachos cortaron con sus
cuchillos pedazos de aquellas pencas y probaron con
gran deleite mientras el viejo bailaba a su alrededor y
los invitaba a hacerlo ellos.
Luego el viejo les pidió que llenaran los canastos con
las pencas asadas y regresaran al caserío a donde
llegaron para la alegría de quienes los esperaban con
impaciencia (…) el viejo (…) les ofrecía yuguspani, así
se llamaba aquella maravilla dijo, a todos los presentes
quienes al comerla estuvieron de acuerdo que era el
alimento más rico que jamás habían comido.
-¡Y falta lo mejor¡ -anunció el viejo- y seguidamente
pidió que trajeran tinajas, que machacaran las pencas
asadas y la echara en aquellos recipientes barrigones,
lo cual hecho procedió a taparles la boca y que las
colocaran en un sitio donde hubiera poca claridad (…)
los muchas que fueron con el viejo (…) contaban todo
lo sucedido (…) pero cuando le preguntaron de qué se
trata lo de las tinajas, los muchachos dijeron ignorarlo

36
Shispui, la noche o el dios que rige la noche en la creencia
del pueblo ayamán.
37
Yi, la diosa Luna
38
Tukuhin, se refiere a la tierra en literatura ayamán.
39
Yuguspani, era como nombraban los Ayamanes, a la planta
de cocuy agave trelease.
64
pero que ya el viejo se encargaría en algún momento
inesperado de llamarlos a gritos para informarle de que
se trataba como en efecto sucedió una tarde cuando
Yivat había recorrido casi todo el cielo sobre el caserío.
- Traigan los kaboro40 -gritaba el viejo a la puerta de la
casa donde se habían guardado la tinajas con las pencas
asadas y machacadas, varios días antes. Él mismo
agitaba en una mano una tutumita de la cual bebía con
gran deleite- volvió la dicha -decía casi en éxtasis-,
chasqueando la lengua ruidosamente, vengan, vengan a
probarla y a olvidar las tristezas y penalidades, las
tristezas y llantos, vengan a reír.
Costó mucho que Gus convenciera a la gente a traer
sus totumas y llenarlas con el líquido oloroso, y
amarillo, que sacaba de las tinajas pero cuando
probaron los primeros tragos. Les agradó y ya no
dejaron de tomar hasta emborracharse y sufrir las
penosas consecuencias de las cuales no se daban cuenta
(…) mientras el viejo danzaba entre ellos y los incitaba
beber aquel líquido que ardía en la garganta y
enloquecía la felicidad de la gente (…) un sueño
pesado e inquietante se apoderó de ellos de tal manera
que aquella noche ni siquiera los guardianes,
adoradores de Shispui, se mantuvieron en pie y en su
vigilancia nocturna para proteger el caserío.
En la mañana cuando Yivat41 permitió que se vieran las
figuras del paisaje y de los hombres, mujeres y niños
tendidos por todos lados, las mujeres, las más viejas, y
los que menos habían bebido. Y Gus con una totuma
llena de aguardiente en la mano. Los llamaba a
despertarse.
40
Kaboro, es la vasija que conocemos como “totuma” fruto del árbol
del totumo, taparo o tapara, como normalmente se le llama en
Venezuela, (Crescentia cujete) que generalmente es utilizada por los
campesinos y pueblos originarios como implemento de cocina. Se usa
para contener líquidos y sólidos, beber agua y otras aplicaciones.
41
Yivat, es el dios sol de los ayamanes

65
Las mujeres furiosas insultaron al viejo achacándole en
cara aquel mal que les había infligido a todos y como
hablaban al mismo tiempo unas y chillaban
descompuestas y maldecían otras, aquello se convirtió
en una infernal batahola en la cual Gus era el objeto de
las reclamaciones
(…) las mujeres agregaron que su presencia además era
una mala influencia para los hombres que ahora casi
todas las noches y, a veces, durante muchos días sólo
se ocupaban de hacer jugo azul y bebiendo sin
ocuparse de cazar ni de ningún otro oficio.
Gus siguió en el caserío y su mala influencia, como
decían las mujeres, se fue extendiendo y hasta el gasga
dejo de hacer su trabajo y por las noches ya no era
seguro despreocuparse porque los guardianes
adoradores de Shispui, embriagados, no se ocupaban
de la seguridad nocturna del caserío y las mujeres
molestas comenzaron a decir que ahora Shispui se
había vuelto más tenebroso, Yi pocas veces se veía
sobre el caserío y cuando estaba arriba parecía faltarle
una parte. Yivat por su parte, siempre pasaba sobre
ellos pero ahora, decían las mujeres, era evidente que
con disgusto resecaba la tierra, quemaba los montes y
encendía los cuerpos de tal modo que debían ir a la
quebrada tres o más veces. Peor, aún dijeron, el agua
de la quebrada había dejado de venir tan abundante
como antes y las estrellas no mandaban las lluvias
como era lo normal.
(…) y decidieron entonces, no pedirle ni rogarle que
siquiera su camino, sino echarlo del caserío como en
efecto lo hicieron con gran alboroto y amenazándolo
con palos y piedras. Gus furioso llenó las taparas, las
más grandes que consiguió, con el agua azul caliente y
maldiciendo a las mujeres decidió poner distancia entre
ellas y él. Alejándose decía: ¡Hijitas débiles!
¡Mujercitas primitivas! ¡Ahora me corren después
desearán que vuelva pero ya eso no será posible!

66
Así fue como los habitantes de este caserío conocieron
la ardiente bebida que se extrae del agave cocuy
trelease y muchos de los alimentos que pueden
elaborarse con la masa de maíz. Y tal como lo dijo Gus
(de donde derivaron la palabra guse, o borracho),
transcurrido entre dificultades enormes la vida de esta
gente, pese a lo cual sobrevivieron y crecieron
extendiéndose en forma numerosa por el amplio
territorio que hasta hoy ocupan.

Como tejer un chinchorro (Relato)


Lo uno trajo lo otro. Un día Turikía42 Tuiki oyó
que un grupo de jóvenes pensaban ir hasta donde
antes habían ido con Gus y este les había enseñado
la planta azul que debidamente preparada al fuego
y colocada en recipientes daba la bebida que los
embriagaba. (…)
Se le ocurrió a Turikía unirse al grupo y averiguar
en el recorrido si encontraba la planta que ella
conoció en sueños y de la cual podía extraer los
hilos para tejer, como se lo enseñó su amiga
desconocida que no era otra que la arañita
transformada en mujer pero como sabía que no la
iban a dejar ir sola se las arregló para convencer a
os padres que la acompañaran y lo hizo de tal
manera que finalmente lo logró.
(…) la expedición iba guiada por cinco de los siete
jóvenes que acompañaron a Gus. Ellos conocían la
senda larga y no fácil de transitar hasta llegar a la
plantación azul de la era propietaria la bella
Gnomtukuhin que generosamente les permitió

42
Toponimia del Municipio Urdaneta conocido como Turiquía, en
parroquia San Miguel

67
sacar y cocinar según las enseñanzas del viejo
Gus.
A medida que avanzaban por el difícil camino las
emociones de Turikía iban en aumento porque
tenía la sensación de que ya ella había pasado por
allí cuando la mujer desconocida con quien soñó
la llevó hasta la planta que daba los blancos hilos
que podría usar para hacer telas bonitas para
adornarse y vestir en las fiestas a Yi y a Yivat.
Cuando comprobó una vez que llegaron al plantío
azul que ella conocía en los sueños, su alegría no
tuvo límites (…).
Durante varios días se dedicaron a lo que traían
dispuesto: los hombres a sacar y cortar las plantas
de yuguspani un poco nerviosos porque en ningún
momento la dueña se les apareció para ellos
solicitarle permiso tal como lo hicieron cuando
vinieron con Gus, y las mujeres, porque además de
su madre, otras jóvenes se habían agregado a la
expedición siguiendo las instrucciones de Turikia,
extraían con gran alborozo por la novedad, las
delgadas fibras que, según les decía Turikía, iban a
servir para hacer tejidos para ellas, como lo hacían
las arañas en los techos de las casas y en los
mogotes para cazar insectos y comérselos.
El último día que la expedición permanecía en
aquel lugar, al anochecer encendieron las fogatas,
las mujeres prepararon buenos alimentos y hubo
fiesta en el temporal campamento. Yi permanecía
esplendorosa en el cielo y con respetuoso silencio
de los hombres, las mujeres cantaron y ofrecieron
a diosa alimentos y una dádiva nueva, madejas de
blanco dispopo y Yi parecía más complacida que
nunca. (…).

68
Después de esta fiesta fueron preparadas las
chirguas para fermentar el yuguspani (…) Turikía
y las muchachas dirigidas por ella, hicieron con
dispopo traído y para eso la muchacha siguió paso
a paso las instrucciones de la mujer desconocida
que en los sueños la enseñó a tejer con dispopo.
Fue a los montes cercanos, cortó dos varas largas
de regular grosor, y dos menos gruesas con las
cuales, amarradas estas sobre aquellas con
bejucos, hizo el telar y días después, no sin las
naturales dificultades de todo comienzo u oficio
que por primera vez se practica, hizo un rústico
chinchorro el cual fue motivo de muchas risas y
burlas pues no acostumbrados a él, quienes se
acostaban, además de sentir en todo el cuerpo la
picazón de la fibras nuevas, al moverse o intentar
acomodarse en el chinchorro, se caían y era
divertido ver las maromas que hacía cada uno para
sostenerse en aquella tela colgante que, según
Turikía. Servía para dormir o descansar en los días
cuando Yivat, enojado en el cielo, los castigaba
con sus rayos calientes.
(…) Turikía, porfiada como era no se desanimó y,
desde que lo tejió ya no volvió a su troja sino que
durmió, o lo intentaba, hasta que finalmente se fue
acostumbrando y, casi sin darse cuenta, llegó el
momento cuando dominó completamente el arte
de dormir en su chinchorro que seguramente de
intentarlo ya no podría lograrlo en el suelo o en la
troja.
Su madre (…) seguía día a día la batalla de su hija
con el chinchorro y un día cuando ya aquello no
era novedad, al levantarse de la troja observó que
Turikía dormía tan plácidamente que sintió

69
envidia de ella sobre todo porque, a su vez, los
dolores que le producía su lecho, era un gran
martirio todas las mañanas y, como se iba
haciendo vieja, no parecía que alguna vez dejara
de padecerlas.
Así que al levantarse Turikía, le hizo estos
comentarios y la muchacha en seguida le ofreció
hacerle un chinchorro y enseñarla a usarlo, lo que
la buena mujer aceptó aunque con cierto temor
ante aquella nueva experiencia que imaginaba no
sería fácil llevar a cabo.
Pero si lo fue. Turikía había traído suficiente
dispopo como para hacer innumerables
chinchorros y, alegre porque una persona distinta a
ella, se le uniría en el uso de aquel artefacto,
rápidamente, en pocas jornadas estuvo listo el otro
chinchorro (…) días después la madre de Turikía
era la mejor propagandista a cerca de lo sabroso y
cómodo que era dormir en chinchorro y muchos le
solicitaban a Turikía que les hiciera los suyos y los
enseñara a usarlo.
No hubiera podido Turikía hacer sola el trabajo
que se le vino encima por lo que decidió enseñar a
varias muchachas más a hilar dispopo, urdir los
hilos en el telar, tejerlos, ponerles las cabuyeras y
utilizarlo como ella y su mamá lo hacían. Y fue
tan exitosa esta tarea cumplida por Turikía que con
los tiempos pasó a ser considerada en la memoria
de su gente como Turikía, la madre tejedora, que
enseñó a las mujeres a usar las fibras del dispopo y
otras plantas como el algodón y la cocuiza y la
gente pudo vestirse y fabricar diversos objetos
útiles para el trabajo y la casa y adornos para sus
cuerpos y todo porque una muchachita ayamán,

70
soñadora y medio loca le provocó hacer lo mismo
que la arañita que un día vio tejer su tela en el
mogote donde dormía y que después se convirtió
en mujer y en un sueño la enseñó a tejer.

Con estos dos relatos de nuestra literatura ayamán


recogidos por el poeta Ramón Queráles en su obra “A
Orillas del Principio”, según la creencia de la originaria
ancestralidad del pueblo ayamán, podemos apreciar el
origen del uso de la planta maravillosa agave cocuy
trelease, con el bien entendido de que esta planta
históricamente ha sido sustento económico y alimento de
los descendientes de este valiente pueblo indígena que
hoy aún con sus dificultades y penurias habitan las recias
tierras del semiárido Lara-Falcón, donde se produce el
mejor licor de la penca de agave cocuy de manera
artesanal, como demostración de la re-existencia de la
cultura ancestral, ante las alienantes circunstancias
culturales que los opresores capitalistas: colonialistas y
neocolonialistas han venido imponiendo a través de
métodos de persuasión y transculturación como hábito
político de opresión y explotación tanto de nuestros
recursos naturales como del ser humano.

71
REFERENCIAS

Agave cocui. [Wiki, en internet] 13/09/2015. Fundación


Wikimedia, Inc Consulta: 30/07/15. Disponible en:
https://es.wikipedia.org/wiki/Agave_cocui
Cocuy de Penca. [Blog]. [En línea] (s/fecha) Consulta: 05/05/15.
Disponible
en:http://www.municipiourdaneta.com/cocuydpenca.php
Encuentro nacional de cultores y productores de cocuy
/http://www.elinformador.com.ve/2015/07/30/
Diario “El Universal 04 de agosto de 1956
El Cocuy Otro Eco Icono Venezolano,I Parte .El Cocuy Venezolano. Una
herencia de nuestros aborígenes muy poco valorada en nuestra
tierra. [Blog] 20 septiembre 2013. Consulta: 11/03/15.
Disponible en: http://www.iconosdevenezuela.com/?p=

Gimeno, E. Legítimo Cocuy o aguardiente “majunche” / A siete


años de la legalización del Cocuy [en línea] (2014). Consulta
18/08/15. Disponible en:
http://www.aporrea.org/actualidad/a194451.html

___________La hora del agave cocui [en línea] (2009). Consulta:


18/08/15. http://www.aporrea.org/regionales/a74187.html

Hernández, J. Artesanos Lara Falcón Yaracuy. Cocuy De Pecaya


Estado Falcón [blog] (2010) Consulta: 28/05/2015. Disponible
en:
http://cocuydepenca.blogspot.com//06/el-cocuy-de-penca.html

La Larga Historia del Cocuy Venezuela. [Blog] Revista Memorias


de Venezuela año 2011. Consulta: 03/04/15. Disponible en:
http://llegoelmomentodelpoderpopular.blogspot.com/2014/04/.

72
López Carrasco, O. Red de Innovación Productiva de Agave Cocui
del Municipio Urdaneta del estado Lara-

Montilla, O. (2009). ¿Que tiene el Tequila que no Tenga el Cocuy?


http://www.reporteconfidencial.info/noticia/4374/omar-
montilla-que-tiene-el-tequila-que-no-tenga-el-cocuy/

Molina Morales J. A. “Semblanza del municipio Urdaneta”.


http://www.laraenred.com/diseno/Articulos_Pdf/6_MunicipioU
_Urdaneta_Juan_Alonzo_Molina.pdf.

Memorias de Venezuela. Revista. Septiembre-octubre 2008. N° 5


Pestana, A. Una Herencia De Nuestros Aborígenes, Poco Valorada
Todavía En Nuestra Tierra. [Blog]. (2013) Consulta:
11/06/15. Disponible en:
http://www.iconosdevenezuela.com/?p=29922

Queráles, R. “A Orillas del Principio”. (Narraciones de origen del


poblamiento ayamán)” (2010). Editorial Horizonte C.A.
Barquisimeto. Estado Lara.

____________, “Cocuy: Néctar de los indios ayamán de Lara y


Falcón”. Casa Nacional de Las Américas, Andrés Bello.
Caracas 2015
____________, Caminito que un día – De Cocuy y su Poco
conocida historia http://elimpulso.com/articulo/caminito-que-
un-dia-del-cocuy-y-su-poca-conocida-historia. Revisada el
15/09/15
_____________, Caminito que un día - (1) Cocuy: Néctar hijo del
mar y de la tierra. Columna publicado en el diario El Impulso
del 31/0815,
______________, Caminito Que un Día “Uso del Agave en
Venezuela”. Diario El impulso, 05/10/ 15.

73
Rolfini Arteaga, V. De originario a ilegal, de ilegal a
patrimonio EL UNIVERSAL martes 19 de mayo de 2015. Revisada
14/09/15.
Sánchez Front L. (1998) “Manual de elaboración Artesanal del
Destilado del Cocuy”. Ediciones Fundación Chepe Yaracuy.
Venezuela
Saavedra, S. Padilla, A. y Padilla, D. Especies Forestales usadas en
la Producción de Cocuy Pecayero en el Estado Falcón
Venezuela. Documento PDF
Tirado M. 2002. Maguey, Agave
http://vereda.ula.ve/jardin_botanico/areas-tematicas/jardin-
xerofítico/maguey-agave/
Veroes, Y. Evaluación Del Bagazo De Cocuy (Agave Cocui
Trelease), Como Materia Prima Para La Elaboración De Pulpa
Para Papel. (Trabajo de Grado) Universidad Del Zulia Facultad
De Ingeniería División De Postgrado Programa De Postgrado
En Ciencias Ambientales. Maracaibo, julio de 2004. Doc. PDF

Venezuela entra por la puerta grande al agave fest de México con el


cocuy Pecayero:
http://www.aporrea.org/actualidad/n277264.html

74
75
.

Son múltiples los usos de esta planta, desde la producción de


artesanías como el procesamiento de la fibra llamada dispopo,
que contiene la hoja de esta maravillosa planta, hasta la
fermentación y luego con la llegada de los conquistadores
europeos se introduce el sistema del destilado, desconocido
hasta ese momento histórico, por los pueblos originarios. Son
innumerables los beneficios que representa el agave cocui,
incluso usos curativos que nos permiten entender su gran
alcance para la vida de los indígenas
76

Interesses relacionados