Você está na página 1de 2

Para empezar hablar sobre la correlación de OH en aire y OH sangre

hablaremos sobre que es un OH. El OH es un grupo funcional que viene derivado del
grupo funcionales de los alcoholes. Fenoles y compuesto aromático formado por un
grupo funcional y un grupo hidroxilo y un hidrogeno; es un grupo funcional con forma
de un hexágono. La regulación respiratoria del equilibrio acido básico, es un sistema
amortiguadores de tipo. Los alcoholes forman una amplia clase de diversos
compuestos: son muy comunes en la naturaleza y a menudo tienen funciones
importantes en los organismos. Estos mismos pueden llegar a jugar un papel
importante en la síntesis orgánica, al tener propiedades químicas únicas.

Podemos decir que esta correlación está basada con la ley que establece Henry, los
gases pocos solubles en líquidos, la disolución se aproxima a ideal, cumpliendo la ley
de Henry para el soluto. Por consiguiente, cuando una solución acuosa (sangre) de
un componente volátil (etanol) alcanza un equilibrio con el aire (aire alveolar), existe
una proporción fija entre las concentraciones de este componente en el aire y en la
dicción (2000:1), a una temperatura determinada (la del cuerpo humano es
constante). Entonces la tasa de alcoholemia es la proporción de gramos de alcohol
que existe por cada 1000 cm3 (1 litro) de sangre. Así pues, dada una cantidad de
alcohol en sangre, la persona que tenga más litros de sangre tendrá una menor tasa
de alcoholemia.

La determinación de la concentración de etanol en sangre por medio del aire espirado


está basada en la existencia de esta relación definida entre la concentración de etanol
en la sangre que pasa por los pulmones y el aire de los alvéolos. La principal ruta de
metabolización del alcohol reside en el hígado; a través de alcohol deshidrogenasa y
un cofactor NAD+ se transforma en acetaldehído. Este proceso se da por una
difusión simple, atravesando las paredes gástricas y penetrando en la sangre,
siendo muy rápidos en estómago e intestino; está favorecido por estar en ayunas y
en presencia de bebidas carbónicas (los alimentos grasos retrasan la absorción),
pudiéndose detectar a los pocos minutos de la ingesta el etanol en sangre. Se sabe
que el principal órgano que metaboliza el alcohol es el hígado. Para finalizar esta
correlación podemos decir que, la toxicidad de las bebidas alcohólicas no es el etanol
sino el acetaldehído, que como se ha visto, es un proceso intermedio en el
metabolismo del alcohol. Antiguamente, para aborrecer el alcohol se trataba a los
pacientes alcohólicos con Disulfirán (Antabus); el principio activo de este fármaco
forma complejo con el cofactor cobre necesario para la actuación de la enzima
acetaldehído deshidrogenasa, que transforma el acetaldehído en acetil-CoA,
manifestándose en el paciente todos los males que engendra el acetaldehído al no
poder biotransformar éste.
UNIVERSIDAD CATÓLICA REDEMPTORIS MÁTER
UNICA
FACULTAD DE MEDICINA

Nombre: Omar José González Rocha

Carnet: 20160573

Tema:

- Correlación de OH en aire y OH sangre

Asignatura: fisiología

Carrera: Medicina

Año: Segundo B

Docente: Dr. Eduardo Cornejo

Fecha: 05/Abril /2017