Você está na página 1de 10

San Bernardo, trece de junio de dos mil diecisiete.

VISTOS, O ÍDOS Y CONSIDERANDO:


PRIMERO. Intervinientes. Que, comparece KENNETH MACLEAN LUENGO,
abogado, domiciliado en Avenida Apoquindo Nº 3910 piso 13, comuna de Las Condes, en
representación convencional de SERVICIOS GENERALES EL BOSQUE LIMITADA ,
representada legalmente por PEDRO IGNACIO ZÁRATE PIZARRO, domiciliada en Avda. Jos é
Miguel Carrera N° 10375, El Bosque, e interpone reclamaci ón judicial del art ículo 503 del
Código del Trabajo contra la INSPECCI ÓN PROVINCIAL DEL TRABAJO MAIPO ,
representada por don RENÉ DÍAZ GULER, funcionario p úblico, ambos domiciliados en
Victoria 528-B, Comuna de San Bernardo.
SEGUNDO. S íntesis de la demanda de reclamaci ón de multa. Se dirige contra
la resolución de multa N°3151/16/68, que cursó a la reclamante una multa de 210 UTM
(doscientas diez unidades tributarias mensuales) por el siguiente hecho:
“Separar ilegalmente de sus funciones a la trabajadora do ña Evelyn Salazar Fuentes, al
no contar para ello con la autorización previa del juez competente, habi éndose constado que se
encuentra amparada por fuero laboral por maternidad seg ún consta en el respectivo certificado
médico emitido por el Dr. Hector Antonio Eliash Diaz.”
Alega que concurren en este caso errores de hecho y de derecho.
Que, la multa no contiene las menciones mínimas para su debida inteligencia, pues la
fiscalizadora debió haber constatado y haber transcrito en la resoluci ón de multa, la fecha
cierta de concepción, la que necesariamente debe ser anterior a la desvinculaci ón.
Que, ese error no permite una debida defensa de sus intereses, pues no se puede
determinar sobre qué puntos debe argumentar. Tambi én alega manifiesto error de hecho y de
forma, al momento de su interposición, al omitir flagrantemente el contenido m ínimo que ha
establecido la propia Dirección del Trabajo para este tipo de multas, recordando que los actos
administrativos deben bastarse a s í mismos, especialmente aquellos que tienen por objeto aplicar
una sanción, citando al efecto fuentes legales que respaldan su argumentaci ón.
También acusa que el fiscalizador actuó fuera de la esfera de sus atribuciones legales.
Que, atribuyéndose facultades que no tiene, el fiscalizador declara por medio del acto
administrativo Resolución de Multa N° 3151/16/68, y luego de una fiscalizaci ón de rutina, de
manera unilateral y discrecional con la sola existencia de un reclamo por parte de una
trabajadora, la existencia de ilegalidad, y luego, en virtud de dicha declaraci ón unilateral,

Página 1 de 10

VWNBXZXJE
procede de manera completamente arbitraria cursando una multa a mi representada, en
circunstancias que dicha declaración de ilegalidad del despido es facultad privativa del Juzgado
de Letras del Trabajo competente.
También alega improcedencia de la resolución de multa N°3151/16/68.
Relata que con fecha 08 de noviembre de 2016 fue puesto a disposici ón de la
trabajadora un finiquito que indicaba las prestaciones a pagar, a saber, indemnizaci ón sustitutiva
del aviso previo, indemnización por a ños de servicio, feriado anual y feriado proporcional, por
la suma total, después de los correspondientes descuentos de $8.753.532, monto consignado en
un vale vista de fecha 08 de noviembre. Que, ese finiquito antes citado, fue le ído y ratificado
por la trabajadora ante la Notario Público de la 35° Notar ía de Santiago de Chile, do ña
Elena Torres Seguel, con fecha 14 de noviembre de 2016,.
Que, el certificado médico señala como fecha de concepci ón “del 27 al 31 de octubre
de 2016”, y la trabajadora fue desvinculada con fecha 28 de octubre, por lo que podr ía ser
el caso que efectivamente la trabajadora quedara embarazada con posterioridad al despido, el
día 29, 30 o 31 de octubre, no siendo exigible para la reclamante la reincorporaci ón de la
trabajadora.
Señala que esos argumentos se plantearon ante la fiscalizadora, quien por toda respuesta
les señaló y de alguna forma amenazó con cursar la multa por el m áximo si la trabajadora no
era reincorporada. Alega que la reclamante ha actuado conforme a derecho, porque no es
exigible presumir que una trabajadora podría estar embarazada “lo que implicaría caer en el
absurdo que en todos los casos en que se finiquita a una mujer habr ía que solicitar
autorización judicial previamente, como lo pretende la Inspecci ón del Trabajo, y de no hacerlo
aplicar multas caprichosamente, sin fundamento ni razonamiento jur ídico alguno” .
Hace presente que en estos casos, la función pro-trabajador que la legislaci ón
encomienda al Juez del trabajo es reemplazada por otro principio, consistente en la protecci ón
del administrado respecto de los actos punitivos del poder ejecutivo, lo que conlleva el deber
de interpretar la norma en un sentido restrictivo y en beneficio de los administrados, de modo
de garantizar el respeto del deber de legalidad en la funci ón p ública que la demandada tiene,
respecto de lo ejecutado contra la reclamante.
Siguiendo esa interpretación, la única fecha cierta de concepci ón es el d ía 31 de octubre
de 2016, ya que tratándose el caso de marras del ejercicio de la facultad punitiva del estado
toda interpretación de hechos y jurídicas que generen una sanci ón deben basarse en aquella
realidad de hecho más beneficiosa para el administrado.

Página 2 de 10

VWNBXZXJE
Por tanto, la multa debe ser dejada sin efecto o, en subsidio, reducida al m ínimo legal
atendida la excesiva severidad en el monto de la sanci ón, dado que aparece como
excesivamente gravosa, y contraria al principio de proporcionalidad, atendido que la misma
norma sancionadora, el artículo 506 del Código del ramo expresa que el monto de la multa
dependerá de la gravedad de la infracción y, en caso de haber tal infracci ón – lo que niega –
ésta no reviste el carácter de gravedad suficiente para adoptar la decisi ón de multar casi en el
máximo.
TERCERO. S íntesis de la contestaci ón. Pide que se rechace la reclamación, con
costas. Reconoce que se cursó un procedimiento de fiscalizaci ón que llev ó a la imposici ón de la
multa, por el hecho que se indica en la demanda de reclamaci ón.
Describe cuáles fueron las constataciones del fiscalizador actuante en el caso.
Que, del texto de la reclamación, puntos N°29 y 30, se desprende que el empleador
tuvo pleno conocimientos de los hechos por los que fue sancionado y cu áles fueron las
normas infringidas, a lo que se agrega que fiscalizadora se entrevist ó con un representante de
la empresa, otorgándole un plazo para su correcci ón. Dicha correcci ón no ocurri ó “porque la
trabajadora no podía devolver el finiquito pagado por la empresa en forma íntegra. Esto
último permite concluir que la empresa no reincorpor ó a la trabajadora NO por la no
existencia de su fuero maternal, sino porque esta no ten ía el dinero que deb ía devolver a la
empresa” [sic].
Afirma que la reclamación de multa contiene todos los elementos adecuados para una
acertada inteligencia y ha permitido una defensa suficiente a la reclamante, en los est ándares
del debido proceso.
Niega haber hecho excesivo ejercicio de la potestad sancionatoria en cuanto al monto de
la multa, argumentando que ésta se ha fijado dentro de los m árgenes legales, incluso sin
alcanzar el máximo rigor posible.
Finalmente, hace presente que los hechos constatados por los Inspectores del Trabajo
constituyen presunción legal de veracidad conforme al art ículo 23 del DFL 2 de 1967 del
Ministerio del Trabajo, ley orgánica del Servicio.
CUARTO. Audiencia preparatoria. Que, en audiencia preparatoria se llamó a las
partes a conciliación la que no se produjo.
Se estableció el siguiente hecho no controvertido:
1. Que la reclamada cursó la multa contenida en resoluci ón N°3151/1668 de fecha
16.12.2016, que sancionó a la reclamante con 210 UTM.

Página 3 de 10

VWNBXZXJE
Se fijaron los siguientes hechos a probar:
1. Fecha probable de concepción respecto al embarazo que presentaba la trabajadora
Evelyn Salazar Fuentes.
2. Conducta del empleador ante la orden de re -incorporaci ón.
3. Contenido y alcance de la resolución impugnada.
QUINTO. Prueba de la reclamante. La reclamante ha rendido la siguiente prueba:
1) Documental:
1. Contrato de trabajo suscrito por la trabajadora con fecha 01/08/2001.
2. Contrato de trabajo suscrito por la trabajadora con fecha 01/10/2010
3. Copia simple carta de aviso de término de contrato de trabajo de fecha
28/10/2016.
4. Finiquito de fecha 08/11/16, suscrito por las partes y autorizado ante notario
público.
5. Razón de pago de Banco Santander de fecha 08/11/16, por la suma de
$8.753.532.-
6. Copia de certificado médico de embarazo fecha 13/12/16
7. Acta de separación ilegal de trabajador con fuero legal N°2363.
8. Resolución de multa 3151/16/18 de fecha 16/12/16.
9. Acta de audiencia única de conciliación de fecha 06/02/17, en causa RIT M-
437-16, del Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel.
2) Testimonial:
1. ANDRÉ SCHLESINGER PUPKIN, abogado, Nataniel Cox 620, Santiago.
SEXTO. Prueba de la reclamada. Por su parte, la reclamada rindió la siguiente
prueba en juicio:
1) Documental :
1. Formulario de revisión de expediente N°13/16/2363.
2. Carátula de informe de fiscalización N° 1313/2016/2363 de fecha 20/12/16
3. Informe de exposición.
4. Resolución de multa N° 3151/16/88 de fecha 16/12/16.
5. Guía de despacho de correspondencia certificada donde consta su notificaci ón de
fecha 26/12/16 y de 31/01/16.
6. Activación de fiscalización N° 1313/2016/2363 de fecha origen 13/12/16.
7. Acta de entrevista de revisión documental (F-4/6).

Página 4 de 10

VWNBXZXJE
8. Acta de fiscalización de separación ilegal trabajador con fuero laboral,
denominado F 24-19 de fecha 15/12/16.
9. Acta de declaración jurada de fecha 16/12/16 de Don Carlos Fuentes.
10. Copia de Anexo N° 4 Informe de inicio de fiscalizaci ón de fecha 15/12/16.
11. Copia de certificado de embarazo de Doña Evelyn Salazar Fuentes, de fecha
13/12/2016.
12. Copia de finiquito celebrado entre la empresa reclamante y Do ña Evelyn Salazar
de fecha 08/11/2016, se anexa liquidación.
13. Informe de resultado de solicitud de fiscalizaci ón (F-14).
14. Copia de audiencia de conciliación en procedimiento monitorio del Juzgado de
Letras de San Miguel, causa RIT M-427-16.
15. Copia de demanda de nulidad por despido de Do ña Evelyn Salazar a la empresa
reclamante.
16. Copia de término de contrato dirigido a la trabajadora con fecha 18/10/2016.
17. Copia de certificación del Juzgado de Letras de San Miguel de fecha 10/02/2017.
S ÉPTIMO. Marco de la acci ón. Previo a entrar al análisis de la prueba rendida, es
necesario hacer presente que la acción deducida corresponde a la establecida en el art ículo 503
inciso tercero del Código del Trabajo, la que permite que en sede jurisdiccional se analice la
forma y el fondo de la resolución de multa cuestionada, incluyendo an álisis de derecho.
OCTAVO. Contenido, sentido y alcance de la multa administrativa. Revisada
la resolución de multa impugnada, no se aprecia que concurran en ella vicios de forma o
defectos de redacción, explicación o fundamento de sus motivos y causa, que lleven al punto
de impedir una adecuada defensa de la reclamante. Por el contrario, se aprecia clar ísima en
cuanto a las razones y hechos que fundan el ejercicio de la sanci ón, al punto que el hecho
que da pie a la multa fue transcrito en la propia demanda de reclamaci ón. Cosa diferente es
que el reclamante esgrima una alegación en que cuestiona el valor que se da a la informaci ón
contenida en el certificado médico emitido por el doctor H éctor Antonio Eliash D íaz, materia
sobre la que trataremos más adelante. Por tanto, la alegaci ón de falta de adecuada
fundamentación, vicios de forma o no bastarse a s í misma, es rechazada.
También se rechazará la alegación de haber invadido la fiscalizadora esferas de acci ón
privativa de la judicatura especializada, pues no ha mediado un juicio de despido injustificado,
indebido o improcedente, sino que la funcionaria actuante ha obrado en ejercicio de su
mandato legal, cumpliendo el rol encomendado para la reincorporaci ón de la trabajadora, en

Página 5 de 10

VWNBXZXJE
cuyo marco puede constatar hechos, que es lo que hizo, todo ello conforme al art ículo 23 del
D.F.L. N°2 de 1967 del Ministerio del Trabajo.
NOVENO. Cuesti ón inicial. La sanción administrativa descansa en el hecho que se
separó ilegalmente de sus funciones a la trabajadora EVELYN SALAZAR FUENTES al no
contar con autorización judicial previa, habi éndose constatado que estaba amparada por fuero
laboral por maternidad, conforme a certificado m édico del doctor H éctor Atonio Eliash D íaz.
Las normas infringidas son artículo 201 inciso primero en relaci ón al 174, art ículo 208 e inciso
cuarto del artículo 477, todos del Código del Trabajo.
Lo primero es determinar si es posible afirmar, conforme a derecho, que la trabajadora
EVELYN SALAZAR FUENTES estaba amparada por fuero maternal.
D ÉCIMO. Hecho no controvertido. El certificado médico del doctor Héctor Atonio
Eliash Díaz señala que la fecha probable de concepci ón estuvo entre el 27 y el 31 de octubre
de 2016, conforme se lee en el ejemplar incorporado a juicio, siendo adem ás un hecho que no
es discutido por las partes. Tampoco se discute que la separaci ón de la trabajadora se produjo
el 28 de octubre de 2016.
El argumento de la reclamante es que se debe aplicar un criterio de interpretaci ón y
aplicación de la norma que favorezca al administrado, es decir, a la empresa multada, por lo
que se debió considerar como fecha probable de la concepci ón el d ía 31, para favorecer a la
empresa en tanto sujeto de la acción sancionatoria del Estado, y eximirla del castigo, porque a
esa fecha – 31 de octubre de 2016 – la relación laboral ya estaba terminada.
UND ÉCIMO. An álisis de los derechos a proteger en el caso presente. El
argumento de la reclamante que referimos en el p árrafo que antecede, se fundamenta en un
error de derecho, dado que ignora la preponderancia de los derechos de protecci ón del
trabajador, de la maternidad y del que est á por nacer, todos de fuente normativa de rango
constitucional.
La protección a la maternidad corresponde a normas de orden p úblico que son
irrenunciables para los sujetos protegidos, como casi toda la regulaci ón protectora del C ódigo
del Trabajo, y se colige de la consagración del derecho a la vida del art ículo 19 N°1 de la
Constitución Política de la República. Al efecto, el art ículo 5 del C ódigo del Trabajo impide la
renuncia a esos derechos en tanto la relaci ón laboral est é vigente. En este sentido, sigue el
mismo curso del principio protector, reconocido constitucionalmente en el art ículo 18 N°16 de
la Constitución Política de la República, como lo ha sentenciado inclusive el Excmo. Tribunal
Constitucional en sentencias de las causas rol 2086-2011, 2110-2011, 2114-2011, 2182-2012 y

Página 6 de 10

VWNBXZXJE
2197-2012, reconociendo la existencia del citado principio de protecci ón del trabajo. Asimismo,
la protección de la maternidad está íntimamente ligada con la protecci ón del que est á por
nacer – reconocido en el artículo 19 N°1 del texto fundamental al disponer “La ley protege
la vida del que está por nacer” – habiendo una relaci ón directa entre los derechos de la
madre a la estabilidad en el empleo, para lo que cuenta con el fuero que le confieren los
artículos 174 y 201 del Código del Trabajo, con el derecho del ni ño o ni ña por nacer a contar
con medios adecuados de subsistencia, estabilidad material y, en general, a ser protegido.
Por tanto, ante la interpretación y aplicaci ón de normas sancionatorias, debemos atender
a cuál es la razón de dicha sanción y cuáles las normas que la rigen. Obviamente el poder
punitivo del Estado recibe una interpretaci ón restrictiva en las normas que lo rigen, pero al
momento de colisionar con otros principios debemos hacer una ponderaci ón para determinar a
cuál daremos mayor preponderancia.
En este caso, a la interesada pretensión de la defensa de la reclamante, debemos analizar
si acaso para el análisis del caso son m ás relevantes la protecci ón del que est á por nacer, la
protección de la maternidad y la protecci ón de la trabajadora (principio protector del Derecho
del Trabajo).
DUOD ÉCIMO. Probables fechas de concepci ón. De las fechas que se indican en
el certificado médico, todas son posibles como fechas de concepci ón del ni ño o ni ña que espera
la trabajadora. Por tanto, se trata de un asunto de apreciaci ón de prueba que se debe efectuar
conforme a la ley. El mérito del certificado, expresi ón de los conocimientos cient íficamente
afianzados, nos indica las probables fechas de concepci ón, de las que depende que la
trabajadora esté amparada con fuero maternal. La fecha que m ás favorece la protecci ón de los
derechos de protección del que está por nacer, de la maternidad y de protecci ón de la
trabajadora, es la del 27 de octubre de 2017. Es evidente la mayor entidad que ostentan estos
derechos, tratándose de materia de derecho laboral en que deben primar los principios reci én
mencionados, argumento que incluso tiene base en el rango de las normas que los contienen.
Así las cosas, se considera que la trabajadora cont ó con protecci ón y amparo
constitucional y legal de maternidad desde el 27 de octubre de 2016, de modo que al ser
despedida ya estaba amparada por fuero. As í, la reclamante obr ó contra derecho al no
reincorporar a la trabajadora a instancias de la Inspecci ón del Trabajo en el mes de diciembre
de 2016, y por tanto la multa estuvo correctamente cursada.
D ÉCIMO TERCERO. Conducta del empleador. El argumento de la defensa de la
reclamante en cuanto a la fecha de concepción el 31 de octubre de 2016 reci én es esgrimido

Página 7 de 10

VWNBXZXJE
en la reclamación, porque la razón que tuvo para rechazar la reincorporaci ón fue otra, bastante
más prosaica que la aplicación de principios de derecho administrativo.
En el Informe de Fiscalización, incorporado por la reclamada, se indica cu ál fue el
motivo que llevó a la empresa reclamante a oponerse a la reincorporaci ón de la trabajadora; la
motivación de la reclamante y su informaci ón a la fiscalizadora, corresponde a un hecho
constatado por ésta, el que no ha sido rebatido.
Señala el informe en cuestión lo siguiente:
“Representante de empresa no se allana a reincorporaci ón de trabajadora que goza de
fuero maternal de forma inmediata, solicitando plazo para recurrir de asesor ía legal.
En una segunda actuación, representante de empresa persiste en conducta y no
reincorpora a trabajadora Sra. Evelyn Salazar Fuentes, indicando mediante declaraci ón escrita,
que no se allana a reincorporación, dado que trabajadora indic ó que no puede devolver el
valor total de finiquito, indicando ésta, que s ólo puede devolver $ 2.000.000 y lo dem ás
pactarlo en cuotas” [sic].
Por tanto, el verdadero motivo para no acceder a la reincorporaci ón de la trabajadora
era que ésta no estaba en condiciones de devolver el dinero que hab ía recibido por el finiquito
que había firmado. De hecho, en el documento 9 de la reclamante, “Acta de audiencia única
de conciliación de fecha 06/02/17, en causa RIT M- 437-16, del Juzgado de Letras del
Trabajo de San Miguel” se lee que las partes llegan a una conciliaci ón en que se compensan
los denominados “sueldos caídos”, es decir, las remuneraciones que van desde la separaci ón
ilegal hasta la reincorporación, con lo que la actora recibi ó al momento del finiquito de la
relación laboral que firmó en noviembre de 2016.
En este sentido, declaró el testigo ANDRÉ SCHLESINGER PUPKIN, abogado del
departamento de relaciones laborales en hipermercados Tottus, quien expuso que conoce a la
trabajadora de la multa, EVELYN SALAZAR, que actualmente ella est á reintegrada a sus
labores, desde inicios de marzo, hecho que le consta porque la solicitud fue hecha a su área,
accedieron a la reincorporación en el área legal, adem ás con conocimiento de una conciliaci ón
en que se acordó el retorno a sus labores. El testigo declar ó tambi én que en su área de
trabajo – área legal – se enteraron del fuero porque les inform ó la encargada de personal de
la tienda CATALINA SINIGA, de Tottus de El Bosque, donde se curs ó la multa. Tambi én
explicó que CATALINA les informó de fiscalizaci ón de la Inspecci ón del Trabajo, “tengo
entendido que algo comentó del tema”, pero desconoce detalles; agrega, por ejemplo el testigo
estuvo en conocimiento de una multa por el tema de la reincorporaci ón, y que se le

Página 8 de 10

VWNBXZXJE
reincorporó, no sabe el motivo exacto, pero s í sabe que hubo una conciliaci ón en causa judicial
donde se acordó tal cosa.
Lo relevante para la resolución del caso es que el área legal de la demandada supo del
fuero muchísimo antes de la reincorporación efectiva – ocurrida reci én en febrero de 2017
mediante la intervención judicial en la causa RIT M- 437-16, del Juzgado de Letras del
Trabajo de San Miguel – y aun con ese conocimiento y contando con asesor ía profesional, se
negaron a la reincorporación. El motivo fue, tal como recoge el Informe de Fiscalizaci ón que
incorporó la reclamada, la imposibilidad de devolver el dinero del finiquito como declara el
empleado de la reclamante ante el fiscalizador, hecho que goza de presunci ón legal de
veracidad que no ha sido destruida. Volviendo al punto, se mantuvieron desobedientes a la
orden administrativa y las normas legales, insistiendo en una conducta contraria a las leyes de
protección a la maternidad, obligando a la trabajadora a efectuar un movimiento administrativo
y judicial de alto costo personal – no solamente econ ómico porque no todo es dinero en
materia de costos – justo mientras atravesaba un estado en que lo menos deseable es el estr és
asociado a la inestabilidad laboral, y todo ello a causa de una decisi ón obtusa sin fundamento
en el derecho.
D ÉCIMO CUARTO. Conclusi ón. En consecuencia, tanto los argumentos esgrimidos
en la reclamación de multa, como los originales que motivaron la conducta infraccional, han
sido rechazados como causas justas de acci ón del empleador de este caso, de modo que la
sanción fue correctamente cursada y será mantenida.
Por estas consideraciones y lo dispuesto en los art ículos 1, 2, 3, 7, 9, 10, 33, 174, 201,
420, 445, 453, 454, 496 y siguientes, 503, 504 y 505 y siguientes del C ódigo del Trabajo,
artículos 10 y 11 del D.S. 40 de 1969 del Ministerio del Trabajo, art ículo 76 de la ley 16.744,
artículo 23 del D.F.L. N° 2 de 1967 del Ministerio del Trabajo y Previsi ón Social, y art ículo
1.698 del Código Civil, SE RESUELVE:
I. Que, se rechaza la reclamación en todas sus partes.
II. Que, se condena en costas a la reclamante, regulándose éstas en la suma de
$500.000 (quinientos mil pesos).
Regístrese, notifíquese, archívese en su oportunidad.
RIT I-1-2017
RUC 17-4-0000441-2
Dictada por Sebastián Bueno Santibáñez, juez titular del Juzgado de Letras del Trabajo
de San Bernardo.

Página 9 de 10

VWNBXZXJE
Página 10 de 10
Durante el período del 14 de mayo de 2017 al 13 de agosto de 2017, la
Digitally signed by SEBASTIAN hora visualizada corresponde al horario de invierno establecido en Chile
Continental. Para la Región de Magallanes y Antártica Chilena sumar 1
ADOLFO BUENO SANTIBANEZ hora. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua e Isla Salas y Gómez
restar 2 horas.
Date: 2017.06.13 19:51:18 CLT VWNBXZXJE