Você está na página 1de 7

Objetivos y

riesgos de
auditoría

Auditoría I

1
Objetivos y riesgos de auditoría
El auditor tiene como objetivo realizar procedimientos que le permitan
identificar y evaluar los riesgos del ente-objeto de auditoría que pueden
ocasionar errores materiales en los estados contables, ya sea debido a
fraude, error o equivocación, tanto a nivel de estados financieros en su
conjunto como a nivel de afirmación de auditoría, a partir de los cuales
pueda, además, diseñar e implementar respuestas adecuadas para mitigar
los riesgos evaluados.

Los procedimientos para la evaluación del riesgo incluyen:

 Conocimiento de la entidad y el entorno en el que se desenvuelve y


entendimiento del sistema de control interno: este proceso es
continuo y dinámico y se alimenta durante toda la auditoría y año a
año en las sucesivas auditorías. Este conocimiento constituye un
marco de referencia que le permite al auditor planificar
adecuadamente la auditoría y poder aplicar su juicio profesional a lo
largo de ella.

 Las indagaciones a la gerencia y al personal de la entidad: será clave


como evidencia de auditoría la información que pueda obtenerse a
través de las indagaciones que el auditor lleve adelante con personal
clave de la entidad, que tenga responsabilidad en la elaboración de
la información financiera. Asimismo, serán muy importantes las
indagaciones que se realicen a, por ejemplo: auditores internos,
asesores jurídicos o impositivos, responsables del área comercial,
entre otros.

 Procedimientos analíticos: si bien no está destinado a obtener


documentación comprobatoria, es un procedimiento muy
importante en la evaluación de los riesgos. A través de él, se
pretende analizar, entre otros aspectos, la relación entre aquellos
elementos de los estados contables, cuya evolución pueda ajustarse
a un patrón predecible. Ejemplos: i) historial de porcentaje de
utilidad bruta sobre ventas, ii) relaciones entre cobranzas por ventas
y ventas, iii) relación entre compras de bienes de uso o total de
bienes de uso y cargo a depreciaciones. Asimismo, permite analizar
la variación de los saldos de cuentas entre un período y otro, para
analizar la razonabilidad y causas de incremento o decremento. Estos
procedimientos no deben evaluarse en forma aislada y constituyen
un procedimiento válido, pero solo excepcionalmente suficientes,

2
por lo que deberán complementarse con otros procedimientos que
aporten evidencia de mayor peso.

 La tareas de observación e inspección, que incluyen, por ejemplo,


visitas a la entidad auditada, verificación de información, entre otros,
sirven de soporte y como medio de corroboración a las indagaciones
que se realizan. Estas pueden proporcionar información relevante
acerca de la entidad objeto de auditoría y el entorno en el cual se
desenvuelve.

 La información obtenida en períodos anteriores: siempre la


experiencia previa del auditor con la entidad y los procedimientos de
auditoría aplicados en auditorías anteriores sirven de guía al auditor
en cuestiones como errores detectados, las características de la
entidad, su sistema de control interno, la integridad y valores de la
dirección, etcétera.

 Discusión entre los miembros del equipo de trabajo: este proceso de


intercambio permite a los miembros del equipo intercambiar ideas y
compartir experiencias basadas en los conocimientos que posean de
la entidad y otras auditorías.

La entidad y su ambiente
El conocimiento de la entidad y el ambiente en el que se desenvuelva implica
para el auditor un entendimiento de factores normativos, sectoriales y otros
factores externos.

Entre los factores normativos, se incluyen:

 marco de información financiera aplicable (por ejemplo, encuadre


normativo en el caso de un sector regulado);
 el entorno legal y político;
 la legislación y regulación aplicable a la entidad objeto de auditoría.

Entre los factores sectoriales que pueden mencionarse, están los relativos al
sector en que se encuentra la entidad (como por ejemplo: automotriz,
indumentaria, alimentaria), donde analizan aspectos como:

 la competencia existente (lo que requiere una evaluación del


mercado, la capacidad, demanda, precios, entre otros);
 las relaciones con principales proveedores y clientes;
 la exposición a los avances tecnológicos;
 si la actividad es cíclica o estacional.

3
Entre los otros factores externos que pueden afectar a la entidad y que el
auditor debe considerar, se pueden mencionar las características de la
economía en general, incluyendo aspectos inflacionarios, cambiarios,
financieros, etcétera.

El rol del auditor independiente frente al fraude

¿Cuál es la diferencia entre error y fraude? La intención de obtener una


ventaja o beneficio en favor de quien lo realiza, es decir, el error es
involuntario (esto es, sin intensión), mientras que el segundo es intencional.

La Norma Internacional de Auditoría (NIA) 240 se refiere a fraude como un


acto intencionado realizado por una o más personas pertenecientes al ente
(dirección, responsables de gobierno, empleados), como así también por
terceros, el cual da como resultado una representación errónea de los
estados financieros que conlleva al engaño, con el fin de conseguir una
ventaja injusta o ilegal1.

Esta misma norma indica que un auditor no tiene la obligación de determinar


legalmente si una situación sospechosa de posible fraude, de la cual tomó
conocimiento durante sus tareas, realmente configura un fraude, pero sí
tiene la obligación de comunicarlo.

Es importante destacar que los responsables primarios de la prevención y


detección de fraudes son los encargados del gobierno del ente, mientras que
el papel del auditor es velar por obtener seguridad razonable para que los
estados financieros, objeto del examen, no tengan incorrecciones
significativas provenientes de errores o fraudes.

1
Norma Internacional de Auditoría (NIA) 240. Responsabilidades del auditor en la auditoría de estados financieros
con respecto al fraude. Recuperado de

4
Figura 1: El triángulo del fraude

Fuente: elaboración propia.

Los factores de riesgo de fraude pueden ser:

Tabla 1: Los factores de riesgo de fraude

Fuente: elaboración propia.

5
Identificación y evaluación de los riesgos de error
material

A partir de los procedimientos antes indicados, el auditor identificará los


riesgos de error material:

 A nivel de estados financieros en su conjunto: por ejemplo, si se


detectara un sistema de control interno muy débil a través del cual
sea muy difícil confiar en la información financiera, si existieran
dudas sobre la posibilidad de la compañía de continuar como
empresa en marcha, entre otros.
 A nivel de afirmación u objetivo de auditoría: para ampliar este
punto, nos remitimos a las consideraciones de “Afirmaciones y
riesgos de auditoría” que se ha desarrollado en Módulo 1.

6
Referencias
Lattuca, A. (2017). Objetivos y procedimientos de Auditoría. Foja Cero.

Federación Argentina de Consejos Profesionales de Ciencias Económicas.


(2016). Resoluciones Técnicas.
http://www.facpce.org.ar:8080/NORMASWEB/index_argentina.php?c=1&s
c=1. Incluye Resolución Técnica 37 (2013). Normas de Auditoría, Revisión,
Otros Encargos de Aseguramiento, Certificación y Servicios Relacionados.
Federación Argentina de Consejos Profesionales en Ciencias Económicas.
Recuperado de
https://www.facpce.org.ar/web2011/Noticias/noticias_pdf/rt_37.pdf

Federación Internacional de Contadores. (2013b). Responsabilidades del


auditor en la auditoría de estados financieros con respecto al fraude (Norma
Internacional de Auditoría N.° 240). Recuperado de
http://www.icac.meh.es/NIAS/NIA%20240%20p%20def.pdf