Você está na página 1de 9

PILARES DE LA PRODUCCIÓN

Cuando de producción se trata, existen pilares que sustentan una empresa lucrativa, ellas son:
*GENÉTICA
*NUTRICIÓN
*SANIDAD
*MANEJO
A los que se le agrega cinco subpilares que garantizan su estabilidad, ellas son:
*RECURSOS HUMANOS
*COMERCIALIZACIÓN
*PLANIFICACIÓN
*EVALUACIÓN
*CORRECCIÓN

GENÉTICA:
La biotecnología logró que un híbrido que antes tardaba cuatro meses, comía 15kg de alimento,
hoy tarda 45 días, 6kg de alimento, para producir la misma cantidad de carne (2,300kg).
En cuanto a genética existen cabañas productoras de líneas a vuelos, líneas padres, y
productores de huesos bebés.

SANIDAD:
Es de suma importancia, ya que buscando características productivas, se dejó de lado la
rusticidad (resistencias a enfermedades), esto se debe a que los híbridos se crían en ambientes
controlados, por eso debemos manejar; medio ambiente, ventilación, bioseguridad, profilaxis,
(prevención), aislamiento y desinfección, control de vectores.

NUTRICIÓN: Para lograr optimizar el potencial genético, la dieta debe ser justa y
balanceada. La materia prima a utilizar, debe ser excelente. El alimento almacenado necesita
reunir condiciones de temperatura y humedad, que lo mantenga en perfectas condiciones, pues
un mal almacenaje deteriora la materia prima y potencia. Sustancias antinutritivas o hasta
tóxicas, que modifican la composición inicial, modificando el apetito, produciendo trastornos
gastrointestinales o alterando características organolépticas (color, olor, sabor, consistencia).

MANEJO: Teniendo instalaciones acorde, por más sencillo que sea, las tareas periódicas,
deben estar a cargo de personas con idoneidad, criterio, responsabilidad, prudencia, previsor, y
además profesar cariño a los animales.
Los pilares de la
producción animal
11.09.2015

Alfredo Lora Graña

La producción de aves y porcinos está sostenida por


cuatro pilares importantes: La Genética, la Nutrición, el
Manejo y la Sanidad.

En muchas propiedades y producciones de animales,


cuando sucede algún problema en la producción a menudo
se escucha decir: "La dieta es el responsable, porque no
crecen mis animales". Sin embargo no se ha parado para
pensar que este problema radica por causa de varios
factores como por ejemplo:

 Desconocimiento de las características de cada línea


genética en el momento de criar, si está utiliza una línea
genética que no es adecuada para las condiciones
ambientales de la región o que no sirve para el propósito
inicialmente planteado para la producción de la empresa
o muchas veces se suele ver que el productor cría
diferentes líneas genéticas en la mismas condiciones de
instalaciones, densidad, manejo y nutrición, etc.
 Por problemas en la planta de alimentos como la variación
de distribuidores del maíz, la soya, la harina de carne y
huesos entre otros, la forma de almacenar la materia
prima, la calidad de molienda y mezcla, el mantenimiento
de los equipos como el molino, la mezcladora, etc.;
 En el control de la bioseguridad de la empresa, como por
ejemplo un ineficiente programa de limpieza y
desinfección de las instalaciones y equipos, el vacío
sanitario, la entrada o la salida de vehículos, de personas
ajenas o de animales a la propiedad, el control de
roedores e insectos en las instalaciones etc.
 Altas densidades de criación (animales/m2), muchas
veces mayores que las recomendadas normalmente, no
siguiendo el tipo de tecnificación de la granja, fallas en el
manejo dentro y fuera del galpón como los que se observa
comúnmente, mal control de la temperatura, de la
humedad, mal uso de la ventilación tanto de cortinas
como de ventiladores y aspersores, bebederos
desregulados, comedores vacíos o muy llenos con
desperdicio de ración, falta de descarte de animales
enfermos o que tengan un retraso en el crecimiento, etc.
A pesar de la evolución de cada uno de los pilares ya
mencionados sabemos que no se puede dejar de lado
ninguno porque son totalmente dependientes uno del otro,
es lo que dependerá del éxito de la explotación, por lo
tanto, es imprescindible conocerlos.

Los genetistas al largo de estos años, han mejorado


genéticamente a los animales de manera que han logrado
que estos tengan una impresionante velocidad de
crecimiento ya que tienen la capacidad de absorber y
asimilar con mayor eficiencia los nutrientes, con esto
redujeron el tiempo de cría en los galpones, aumentaron la
capacidad de producir proteínas de alto valor nutricional
(carne, huevos, etc.) para los seres humanos. Además son
más prolíficos, tienen mayor capacidad reproductiva,
mayores tasas de partos por año y tamaño de camada.
Por otro lado, otras características no han podido ser
mejoradas genéticamente, como es el caso del
crecimiento de órganos importantes para la sobrevivencia,
como el corazón y los órganos del sistema inmunológico,
llevándolos a ser más susceptibles a enfermedades o
menos resistentes a los cambios bruscos ambientales, por
lo que estos necesitan estar en ambientes sofisticados que
garanticen el confort térmico y con bajo desafío sanitario.
Por estos animales ser más exigentes en la manutención
de sus procesos fisiológicos y en la producción de proteína
y de ser criados en espacios más reducidos (mayor
densidad de animales), la nutrición, el manejo y la sanidad
deben de proporcionar todas las condiciones posibles para
que estos consigan expresar todo su potencial genético
para la producción.

Los nutricionistas han podido desarrollar métodos y


tecnologías con el objetivo de proporcionar una
alimentación que garantice la cantidad y calidad de
nutrientes indispensables para el crecimiento y la
producción sin excesos ni deficiencias lo que se llama de
“Nutrición de Precisión”.
A partir de los análisis de alimentos que se han ido
desarrollando desde hace mucho tiempo, comenzando
primero por el análisis proximal que es el método de
Wende (1874), el de Van Soest (1967) y el de Kjedhal
(1970), en el cual el alimento es separado en agua y
materia seca y que a su vez este último se separa en
materia mineral y materia orgánica (compuestos
nitrogenado, no nitrogenados y la clasificación de la fibra
en fibra detergente neutra, fibra detergente ácida y lignina)
, dió a pie al desarrollo de nuevas tecnologías para
determinar aminoácidos, minerales y energía de los
alimentos como es la metodología NIR.
Por otro lado, para determinar las exigencias nutricionales
se realizan experimentos con animales para entender
mejor su fisiología y en base a eso, determinar por medio
de ecuaciones matemáticas de predicción los nutrientes
que son digestibles o disponibles y la energía
metabolizáble o neta que contiene el alimento.
Este conocimiento es útil para formular dietas más exactas
y balanceadas en relación a la fase o la edad de
producción con base al consumo de nutrientes en función
de la energía de las dietas y de la proteína ideal siguiendo
el concepto de nutrición de precisión, por lo que le permite
tener la capacidad de crear estrategias nutricionales para
la toma de decisiones cuando el animal está o no en
desafío inmunológico o ambiental. Además, cuentan con
la utilización de aditivos que ayudan a la absorción y la
asimilación de nutrientes para el metabolismo, como son
los acidificantes, los probióticos, las enzimas, los
aminoácidos etc. que garantizan un excelente resultado en
los parámetros productivos.

El manejo minimiza el estrés, mejora la conversión


alimentar dando a los animales bienestar y con eso mejora
de los resultados.
El manejo va a variar según la especie y la fase de
producción, en la observación del comportamiento de los
animales, en la reducción de las variables ambientales y
en el cuidado y el momento preciso que debe tenerse al
utilizarlos para diferentes procedimientos como por
ejemplo el despique en las aves, el corte de colmillos, de
la cola o la castración en los lechones etc.
Se debe saber que el manejo en la maternidad es diferente
al de la cuna que al de la fase de engorde en los porcinos,
en el caso de las gallinas ponedoras, la fase de cría la luz
es fundamental para incentivar el consumo y acelerar el
crecimiento ya en la recría, esta se debe reducir para evitar
el desarrollo precoz de la maduración sexual de la pollita y
prepárala para que esta llegue con el peso optimo a la
postura sin exceso de grasa.
El manejo comienza desde antes de la llegada de los
animales al galpón, con la limpieza, desinfección, vacío
sanitario. Los galpones deben estar orientados
correctamente este-oeste para facilitar la ventilación y que
el sol no llegue directamente a los animales, algunas
prácticas importantes como la regulación y el uso correcto
de los equipos (ventiladores, nebulizadores, comederos,
bebederos etc), el manejo debe ser eficiente tanto en
galpones menos tecnificados en el que la ventilación es
por medio del uso de las cortinas y del techo raso con el
fin de que el aire seco entre rápidamente desde un extremo
del galpón y salga por el otro lado, cargado de humedad,
hasta galpones cerrados totalmente climatizados e
automatizados, con presión negativa en sistema DarK
House con mano de obra cada vez más capacitada, la
distribución de las lámparas, el abastecimiento de agua
fría y limpia, el incentivo al consumo de alimento y de agua,
la aplicación correcta de las vacunas y de los
medicamentos, etc., son los que harán la diferencia
cuando se obtenga los resultados al momento de producir
proteína animal.

La sanidad en las propiedades de aves y porcinos ha sido


fundamental, ya que el técnico de campo debe de plantear
un adecuado control de bioseguridad en el la propiedad de
manera de reducir el riesgo de contaminación externa,
como por ejemplo se debe evitar la entrada de personas y
camiones a la propiedad, se debe implementar programas
de desinfección, medicación y de vacunación con el
objetivo de reducir la carga patogénica en los galpones, en
la planta de alimentos se debe aplicar un sistema de
buenas prácticas de fabricación súper visionando desde el
momento de la entrada de los alimentos, como de todo el
control de seguridad que se debe seguir para la
preparación de las dietas.

Finalmente los conceptos de estos pilares deben llevarse


muy en serio y mantenerlos siempre en equilibrio, los
involucrados (empresarios, trabajadores de las
propiedades, veterinarios y nutricionistas) deben de estar
al tanto y en constante comunicación sobre posibles fallas
durante la producción para que estas sean detectadas a
tiempo reduciendo los errores y contribuyendo para el
mejor desarrollo de la empresa.
PLANIFICACIÓN AGRÍCOLA

El servicio de planificación agrícola supone el asesoramiento en la


implantación de cultivos. Incluye el análisis técnico y
económico del mismo.

El análisis técnico comprende desde las necesidades hídricas, en


función de la meteorología local, análisis de suelos, etc., hasta su
compatibilidad con la instalación (presiones, caudales, etc.)

Por otro lado, el análisis económico abarca tanto el estudio de


mercado como el análisis de los costes energéticos, de explotación,
etc.

De esta forma, para la optimización de los recursos se intenta


implantar los cultivos más exigentes en agua en las zonas de la red
de riego con mayor presión disponible, y los cultivos menos exigentes
en las zonas de menor presión y, por tanto, con un mayor consumo
energético. Por lo tanto, con una buena planificación se consigue
minimizar al máximo el coste energético de la instalación.

La importancia de los proyectos


agropecuarios
Posted by Admindefinca

La producción agropecuaria comprende una serie de pasos con el fin de ser altamente productiva y de
calidad. Muchas veces estos procedimientos son implementados por los productores, con una escasa
planeación, desconocimiento de los costos de producción, fuentes de financiación y otros elementos
fundamentales en la administración de empresas agropecuarias.

Cuando se tiene claridad de que la producción agropecuaria es un sistema que funciona para obtener
un fin y se definen los elementos necesarios para una producción exitosa, se hace más fácil visualizar,
evaluar y corregir los procesos relacionados.

El proyecto agropecuario es una herramienta administrativa que a partir de una idea define objetivos,
metas, actividades, tiempos y presupuestos.
En un proyecto se tienen en cuenta los aspectos técnicos, económicos y financieros. También deben
definirse las inversiones y las fuentes de financiación. El objetivo es el de plantear la producción
agropecuaria desde una visión más empresarial y menos “al azar” ya que de por sí, el negocio
agropecuario está inmerso en diversidad de factores de alto riesgo.

El clima, los factores biológicos, la mano de obra no especializada, la inestabilidad de los mercados son
elementos de difícil control para disminuir el riesgo de la producción agropecuaria. Y si a esto le sumamos
los deficientes manejos administrativos y el escaso control de inversión y evaluación de resultados, hacen
que los resultados sean desastrosos para los productores.

Una de las quejas más frecuentes de los productores en Colombia es la dificultad de concretar fuentes de
financiación para los proyectos agropecuarios. Sin embargo, la otra cara de la moneda es la precaria
presentación de proyectos a los diferentes fondos. Se reciben proyectos deficientes en presentación,
indicadores, redacción, claridad, viabilidad, factibilidad, etc.

De esta manera es imposible aprobar financiación a proyectos de baja calidad que van seguro al fracaso.
Es por eso que los productores agropecuarios deben saber utilizar los proyectos bien hechos como una
manera de hacer más eficiente su negocio.

Esperamos que la importancia de los proyectos agropecuarios haya sido de mucha utilidad para
usted. Si usted cuenta con un proyecto agropecuario y quiera compartir su experiencia con nosotros, lo
invitamos a hacerlo. Recuerde enviarnos sus comentarios y sugerencias.