Você está na página 1de 3

ORACIÓN DE JÓVENES DE SAN ISIDRO NOVIEMBRE 2013

C.1 Alabándote
Cómo podré agradecer tanta bendición. Señor, mi Dios.
cómo podré responder a tu amor.
Levantando mis manos, Señor. Quiero adorarte, Señor, desde el corazón,
Declarando que tú eres Dios y descalzarme ante ti, santo Dios.
y dejándome llevar por el soplo de tu amor. Tu perfume me inunda Señor,
tu presencia está dentro de mí
Y alabándote, y alabándote y alabándote y tu gracia se derrama por todo este lugar.

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses 3, 7-12
Hermanos: Ya sabéis cómo tenéis que imitar nuestro ejemplo: no vivimos entre vosotros sin trabajar,
nadie nos dio de balde el pan que comimos, sino que trabajamos y nos cansamos día y noche, a fin de
no ser carga para nadie. No es que no tuviésemos derecho para hacerlo, pero quisimos daros un
ejemplo que imitar. Cuando vivimos con vosotros os lo mandamos: El que no trabaja, que no coma.
Porque nos hemos enterado de que algunos viven sin trabajar, muy ocupados en no hacer nada. Pues a
esos les mandarnos y recomendamos, por el Señor Jesucristo, que trabajen con tranquilidad para
ganarse el pan. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor

SALMO RESPONSORIAL 97, 5-6. 7-9a. 9bc


R. El Señor llega para regir los pueblos con rectitud.

L. Tañed la cítara para el Señor, la tierra y cuantos la habitan;


suenen los instrumentos: aplaudan los ríos, aclamen los montes
con clarines y al son de trompetas, al Señor, que llega para regir la tierra./R.
aclamad al Rey y Señor /R.
L. Regirá el orbe con justicia
L. Retumbe el mar y cuanto contiene, y los pueblos con rectitud/R.

C.2 Aleluya
al que por siempre vive ya.
La muerte no pudo vencer,
sobre la cruz triunfó el amor, Guíanos siempre buen Pastor,
la vida nueva apareció. hacia el encuentro salvador,
muestra tu rostro ¡oh Señor!
¡Aleluya, aleluya, aleluya!
¡aleluya, aleluya, aleluya! Y todo el pueblo se enteró,
por los testigos se anunció,
Por qué buscáis con tanto afán resucito nuestro Señor
entre los muertos otra vez

Lectura del santo evangelio según san Lucas 21. 5-19

En aquel tiempo, algunos ponderaban la belleza del templo, por la calidad de la piedra y los exvotos.
Jesús les dijo.- «Esto que contempláis, llegará un día en que no quedará piedra sobre piedra: todo será
destruido.»Ellos le preguntaron:- «Maestro, ¿cuándo va a ser eso?, ¿y cuál será la señal de que todo eso
está para suceder?»Él contestó:- «Cuidado con que nadie os engañe. Porque muchos vendrán
usurpando mi nombre, diciendo: "Yo soy", o bien: "El momento está cerca; no vayáis tras ellos. Cuando
oigáis noticias de guerras y de revoluciones, no tengáis pánico. Porque eso tiene que ocurrir primero,
pero el final no vendrá en seguida.»Luego les dijo:- «Se alzará pueblo contra pueblo y reino contra reino,
habrá grandes terremotos, y en diversos países epidemias y hambre. Habrá también espantos y grandes
signos en el cielo. Pero antes de todo eso os echarán mano, os perseguirán, entregándoos a las
sinagogas y a la cárcel, y os harán comparecer ante reyes y gobernadores, por causa mía. Así tendréis
ocasión de dar testimonio. Haced propósito de no preparar vuestra defensa, porque yo os daré palabras
y sabiduría a las que no podrá hacer frente ni contradecir ningún adversario vuestro. Y hasta vuestros
padres, y parientes, y hermanos, y amigos os traicionarán, y matarán a algunos de vosotros, y todos os
odiarán por causa mía. Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá; con vuestra perseverancia
salvaréis vuestras almas.»Palabra del Señor.
PRECES
Invoquemos a Cristo, en quien confían los que conocen su nombre, diciendo:
Señor, ten piedad.
- Señor Jesucristo, consuelo de los humildes, dígnate sostener con tu gracia nuestra fragilidad, siempre
inclinada al pecado.
- Que los que por nuestra debilidad estamos inclinados al mal por tu misericordia obtengamos el
perdón.
- Señor, a quien ofende el pecado y aplaca la penitencia, aparta de nosotros el azote de tu ira, merecido
por nuestros pecados.
- Tú que perdonaste a la mujer arrepentida y cargaste sobre los hombros la oveja descarriada, no
apartes de nosotros tu misericordia.
- Tú que por nosotros aceptaste el suplicio de la cruz, abre las puertas del cielo a todos los difuntos que
en ti confiaron.

C.3 Como el Padre me amó

Como el padre me amó compartiréis mi pleno gozo


yo os he amado, de amar como Él me amó.
permaneced en mi amor,
permaneced en mi amor. Si guardáis mis palabras
y como hermanos os amáis,
No veréis amor tan grande compartiréis con alegría
como aquél que os mostré. el don de la fraternidad.
Yo doy la vida por vosotros: Si os ponéis en camino
amad como yo os amé. sirviendo siempre a la verdad
Si hacéis lo que os mando fruto daréis en abundancia
y os queréis de corazón mi amor se manifestará.

C.4 De rodillas Madre

De rodillas Madre, inclinado en oración lo que sueño y lo que soy.


toma este día es para ti ¡Oh, Madre mía! Madre de Dios,
y lléname de amor preséntalo al Señor.

Ave María, gratia plena De rodillas Madre, yo te veo sonreír,


dominus tecum, benedicta tu. toda palabra, todo pensar,
se pierden en tu amor
Todo te lo entrego

Interesses relacionados