Você está na página 1de 2

¿QUÉ SON LAS NEURONAS?

Son diminutas células encargadas de participar en las funciones relacionadas


con el sistema nervioso. En nuestro cerebro, existen millones de neuronas, se calcula
que poseemos alrededor de 80 millones, al menos en el momento del nacimiento.
Conforme vamos creciendo, el números de neuronas comienza a decrecer y a partir
de los 80 años, el 30% de nuestras neuronas se habrá perdido. A lo largo del día,
perdemos y regeneramos neuronas constantemente. Mediante los procesos de
regeneración que lleva una neurona, se generan nuevas conexiones, y esto provoca
el proceso llamado neurogénesis, que da lugar al nacimiento de nuevas neuronas a
lo largo de la vida de la persona.
Las personas diariamente realizamos numerosas conductas que nos provocan el
deterioro neuronal y por lo tanto el deterioro cognitivo. Estas conductas como el
beber, fumar, no comer o dormir bien, la tensión o el estrés, llevará a la persona a la
disminución de neuronas más temprano. Desde CogniFit queremos ayudarte a
regenerar tus neuronas, creando nuevas conexiones y entrenando tu capacidad
cognitiva.

Seguro que la mayoría de las personas conocen la frase 'usarlo o perderlo', que se
aplica al ejercicio físico, pues en el caso de nuestras neuronas cerebrales ocurre lo
mismo. A continuación se presentan las razones por las que es necesario mantener las
células cerebrales activas:
 Las células activas del cerebro reciben más sangre.
Los científicos saben que las áreas activas del cerebro utilizan más energía y por tanto
exigen un mayor suministro de oxígeno y glucosa. De esta forma, más sangre se dirige
a estas zonas con el fin de satisfacer la demanda de las neuronas activas. A medida
que activas tu cerebro, la sangre fluye a las células cerebrales que están trabajando,
llevando el valioso oxígeno con ella. Las imágenes de resonancia magnética se
utilizan para estudiar el flujo sanguíneo en el cerebro. Estas imágenes han demostrado
que nuestras células cerebrales, también conocidas como neuronas, son muy
dependientes del suministro de oxígeno. Así que cuanto más se ejercita el cerebro
más se activan las neuronas, y más suministro de sangre reciben. Por el contrario, una
célula cerebral que está inactiva recibe cada vez menos sangre y finalmente morirá.
 Las células cerebrales activas tienen más conexiones con otras células
cerebrales.
Cada célula cerebral se conecta con el entorno cerebral a través de rápidos disparos
de impulsos eléctricos. Las células cerebrales activas tienden a producir dendritas,
que son como brazos pequeños que se extienden para conectar con otras células.
Una sola célula puede tener hasta 30.000 conexiones. Como resultado de ello, se
convierte en parte de una red neuronal altamente activa. Cuando se activa una de
las neuronas de la red, el impulso pasa a través de toda la red, activando al resto de
células cerebrales. Cuanto más grande sea la red neuronal a la que pertenece una
célula, más posibilidades tendrá de activarse y sobrevivir.

 Las células cerebrales activas producen más sustancias de 'mantenimiento'.


El Factor de Crecimiento Nervioso (FCN) es una proteína que se produce en tu
cuerpo, en las células objetivo. Esta proteína se une a las neuronas, marcándolas
como activas, diferenciadas, y receptivas. Las células cerebrales activas mejoran la
producción de FCN, lo que las protege de ser clasificadas como no activas. Así que
cuanto más a menudo se ve tu cerebro desafiado, ejercitado y activado, más FCN se
produce.

 Las células cerebrales activas estimulan la migración de las beneficiosas


células del tallo cerebral.
Recientes estudios han demostrado que las células cerebrales nuevas se generan en
un área específica del cerebro llamada hipocampo. Estas células cerebrales pueden
migrar a las áreas del cerebro en las que son necesarias, por ejemplo, después de
una lesión cerebral. Estas células migrantes son capaces de imitar la acción de las
células circundantes, permitiendo la restauración parcial de la actividad en la zona
dañada. Por lo tanto, una clave importante para recuperarse de una lesión o de la
inactividad cognitiva es el de estimular las áreas del cerebro que pueden
beneficiarse de este increíble proceso.