Você está na página 1de 51

Manual de Órtesis y

Prótesis

De

Alumna: Alejandra del Rocío Reynoso


Ramírez
Materia: Órtesis y Prótesis
Maestra: Martha Elena Cárdenas Muñoz
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

CONTENIDO
Órtesis ....................................................................................................................4

Definición de órtesis ..........................................................................................4

Efectos secundarios .......................................................................................4

Tipos de órtesis ..............................................................................................5

Órtesis para columna vertebral ..........................................................................5

Blandas ..........................................................................................................5

Semirrígidas ...................................................................................................8

Rígidas .........................................................................................................10

Órtesis ortopédicas y neurológicas ..................................................................13

Órtesis para brazo ........................................................................................13

Órtesis para mano y muñeca ........................................................................15

Órtesis para miembro inferior .....................................................................18

Órtesis neurológicas ....................................................................................22

Amputación .........................................................................................................23

Definición de amputación................................................................................23

Clasificación ....................................................................................................24

Criterios para la indicación de una amputación...............................................25

Evaluación de tejidos ...................................................................................26

Causas de una amputación...............................................................................27

Clasificación ....................................................................................................28

Clasificación de Schwartz ...........................................................................28

Clasificación de Oxford ...............................................................................29

Tipos de muñón ...............................................................................................29

Objetivos para preparar el muñón ...............................................................29

2
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Clasificación por su forma ...........................................................................29

Valoración del muñón .................................................................................30

Muñón ideal .................................................................................................30

Vendaje del muñón ..........................................................................................31

Objetivos......................................................................................................32

Prótesis ................................................................................................................34

Bibliografía ..........................................................................................................50

3
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

ÓRTESIS

Definición de órtesis

Las ortesis son aditamentos ortopédicos que se


aplican externamente para modificar la estructura y las
características funcionales del sistema neuromuscular y
esquelético. El significado de ortesis proviene del
término griego orthos, que quiere decir recto.

Por ello, ortesis son piezas de apoyo utilizadas


con el objetivo de mejorar la condición de una
articulación, pero en ningún caso sustituyen a esa parte
en sí misma. Dan estabilidad a zonas y articulaciones
carentes de esta, reduce los dolores, corrige posturas,
limita la capacidad de movimientos en articulaciones y
partes del cuerpo sobre las que actúan y ayudan también
a la cicatrización cutánea.

Forman parte del manejo de rehabilitación en enfermedades del sistema nervioso


central, como parálisis cerebral y hemiplejia, patologías y traumas de la médula espinal,
como paraplejía; debilidades progresivas secundarias a distrofias musculares y
enfermedades de los nervios periféricos (neuropatías); lesiones de origen traumático,
como las fracturas de columna vertebral y las extremidades; lesiones tendinosas, como
en las manos.

Efectos secundarios
Los efectos secundarios estarán directamente relacionados con las funciones de
las ortesis, es decir:

✓ Función inmovilizadora: Causará efectos atrofiantes de la musculatura,


rigidez articular (secundaria al déficit de movimiento).
✓ Función de presión: Produce irritaciones o úlceras cutáneas, así como
compresiones nerviosas.

Las señales de alarma para estos efectos son:

4
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

1. Dolor espontáneo
2. Dolor a la movilización pasiva de la articulación
3. Anestesia
4. Ausencia de pulsos periféricos
5. Edema
6. Pérdida de volumen muscular
7. Deformidad fija

Tipos de órtesis
a) Órtesis estabilizadoras: Mantienen la parte del cuerpo tratada
inmovilizada, se utiliza en caso de parálisis o para reducir alguna parte
inflamada.
b) Órtesis funcional: Permite movimientos de las partes y miembros del
cuerpo tratados al incorporar una parte elástica, ejemplo, la ortesis lumbar.
c) Órtesis correctora: Corregir deformidades esqueléticas y generalmente, se
utilizan durante la infancia.
d) Órtesis protectoras: Facilitan alinear una parte del cuerpo lesionada,
ejemplo, la órtesis de rodilla.
e) Órtesis craneal: Corrigen deformidades del cráneo, su forma es una
especie de casco, este mecanismo evita el crecimiento de unas partes para
favorecer otras, generando simetrías necesarias.

Órtesis para columna vertebral

Existen 3 tipos de órtesis para la columna vertebral, las cuales se dividen en:

Blandas
a) Órtesis Cervicales

Se colocan sobre columna cervical para estabilizar, alinear, disminuir la movilidad,


transferir peso y dar propiocepción, este tipo de órtesis son hechos en serie.

5
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Collarín de Thomas: No poseen apoyo mentoniano ni occipital, solo ofrece calor


y seguridad, existen muchos otros estudios basados en
evidencia, que concluyen que su uso puede ser
contraproducente. Se indican mayormente para síndrome
de latigazo. Desde el punto de vista médico, se ha
demostrado en múltiples estudios aleatorios el poco
beneficio que se obtiene con su uso, así como el efecto deletéreo a la recuperación del
paciente, contribuyendo a múltiples complicaciones entre las cuales figuran:

1. Persistencia del dolor


2. Fatiga muscular
3. Lesión nerviosa

Por lo anterior, se debe realizar una valoración clínica juiciosa sobre qué pacientes
son los verdaderos candidatos para su uso.
b) Órtesis Torácicas

c) Órtesis Torácico-lumbares

Van colocadas en la espalda, a nivel de tórax, abdomen y hasta las caderas, para
la estabilización, alineación y disminución de la movilidad de la región, con soporte del
tronco, elevación de presión intrabdominal, aplicación de un sistema de 3 fuerzas y un
control del movimiento. Existen 2 tipos: Fajas y corsés.

Fajas: El ajuste se da lateral y/o anterior, son de algodón, nylon o elástico, por lo
común de una solo capa, altura anterior a nivel del apéndice xifoides, altura posterior a
nivel de las espinas escapulares.

6
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

d) Órtesis Lumbares
e) Órtesis Lumbosacras

Estas ortesis actúan sobre los ultimas segmentos de la columna vertebral, la altura
anterior no es más alta que el apéndice xifoides, la altura posterior es por debajo del
ángulo inferior escapular, su ajuste es antero-medial o lateral, pueden tener otro tipo de
ayudas o soportes, método clásico de aliviar el dolor de espalda, existen 2 tipos de ortesis:

1.- Fajas: Prenda de tela y otros materiales flexibles,


apenas limitan la movilidad y se auxilia por varillas, ajustable es
su circunferencia, hechas en serie. Contienen y descargan la
columna lumbar, posterior abarca la zona lumbosacra, anterior
desde el pubis hasta las costillas flotantes, hechas de tejidos
elásticos, ballenas y varillas rígidas, de cierre anterior y ajuste
bilateral.

2.- Corsés

7
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Semirrígidas
a) Órtesis Cervicales

Se ha demostrado que la inmovilización con un collar semirrígido no asegura una


completa estabilización de la columna cervical.

Collarín de Thomas semirrígido: Fabricado de


polipropileno, de capas múltiples o sencillos, posee apoyo
mentoniano, dando control más eficaz para la flexo-
extensión. Se utilizan en la fase aguda de dolor cervical, en
la cual se recomienda retirarlo en la noche y durante la
fisioterapia.
b) Órtesis Cérvico-torácicas

Abarcan parte de la columna torácica, con función similar a las órtesis cervicales,
pero con mayor resistencia al movimiento al ser más sólidas, fabricadas en serie.
c) Órtesis Torácicas
d) Órtesis Torácico-lumbares
e) Órtesis Torácico-lumbosacra

Corsé Lyones: Corsé pasivo, con cesta pélvica, placa axilar, dorsal y lumbar,
unida por 2 barras verticales, ajustado por arbotantes.

Corsé Boston: Corsé activo, fabricado en una sola pieza, en materiales


termoplásticos, con perforaciones para ventilación, ajustado por medio de correas
posteriores.

8
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Corsé hiperextensión: Corsé dinámicos, fabricado en varias piezas, materiales


metálicos ligeros, se puede ajustar la altura y ligeramente en la circunferencia, se sujetan
por medio de correas. También se aplica el principio de las tres fuerzas, por el marco y el
apoyo lumbar. No ay aumento de la presión intrabdominal, la estabilidad de la columna
se da por el marco.

f) Órtesis Lumbar
g) Órtesis Lumbosacras

Corsés: Aparatos termoformados, metálico o mixtos, actúan por compresión


abdominal e inmovilidad, fabricados con elementos rígidos, existen tanto hechos en serie,
como hechos a la medida. Su finalidad es inmovilizar, según los movimientos que
impiden, se dividen en 3:

Corsé Chairback: Impide los movimientos de flexo-extensión, no actúa sobre los


movimientos de lateralidad, se ajusta y sujeta por medio de soporte abdominal.

9
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Corsé Kninght: Impide tanto los movimientos de flexo-extensión como los de


lateralidad, se sujeta y ajusta por medio de un apoyo abdominal.

Corsé Williams: Órtesis deslorsante, impide la extensión de la columna lumbar,


facilita la flexión por medio de articulaciones, el apoyo abdominal también hace presión.

h) Órtesis Sacra

Rígidas
a) Órtesis Cervicales

Collarín Philadelphia: Fabricado en materiales plásticos con dos valvas


solapadas, se ajusta de forma lateral, posee apoyo mentoniano y occipital. Su efecto
principal es disminuir la presión sobre los discos, disminuyen la movilidad sin llegar a la
inmovilización.

10
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

b) Órtesis Cérvico-torácicas

Collarín Minerva: Ortesis cuya finalidad es suprimir la movilidad de la columna


cervical para aliviar el dolor. Son especialmente indicadas en las lesiones de la columna
cervical superior (C1 y C2):

1. Traumatismos importantes. (Fracturas y


luxaciones)
2. Protección postoperatoria (hernias discales
operadas)
3. Metástasis óseas (Tumores)

Para su fabricación es importante tener como referencia los siguientes puntos:

▪ Centro del mentón


▪ Fosilla supraesternal
▪ Contorno de ambas clavículas
▪ Apófisis espinosa.

Tipos de Minervas existentes.

a) Minerva plástica: Se elabora a partir de dos piezas termomoldeados en


moldes, su sujeción es mediante correas (3 tallas)
b) Minerva de 4 postes: Apoyo Opcipitomentoniano (plásticos o metálicos),
6 barras metálicas y 4 botones especiales. Sujeción mediante 6 correas.
c) Minerva metálica: Su confección es similar a la anterior, solo que su
sujeción es mediante 4 correas
d) Minerva tipo SOMY: Sterno Occipital mandibular immobilizer. Se elabora
con material metálico ligero moldeable, para los apoyos
opcipitomentonianos, sujeción mediante correas. Se le puede añadir una
especie de casco para lograr mejor inmovilización y todos sus apoyos se
pueden regular.
e) Minerva Cérvico-torácica Tecnología: Se confecciona con metal y
plástico su sujeción es a través de correas muy similar a la anterior.

Halo Cervical: Halo de fijación craneal, mismo principio que la ortesis de


minerva, fabricado en materiales plásticos y metales ligeros.

11
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

c) Órtesis Torácico-lumbares
d) Órtesis Lumbares
e) Órtesis Torácico-lumbosacra

Corsé de Michel: Corsé activo, con 3 placas de presión, dos barras, hecho de
termoplástico rígido, ajustado por medio de arbotantes.

Corsé Bivalvados: Corsé estático, fabricado en dos piezas, con perforaciones para
ventilación, ajustado por medio de correas laterales.

f) Órtesis Cérvico-Torácico-Lumbosacra

Se colocan sobre la columna cervical y abarca sus 5 segmentos, principalmente


para la alineación y corrección de deformidades, ayudan a aliviar la carga de peso por
medio de la transferencia de este, ortesis fabricada a la medida y con aditamentos en serie.

12
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Corsé de Milwaukee: Para la corrección


de escoliosis, actuando por dos mecanismos
diferentes, que es la autoelongación de la
columna, y por el principio de las 3 fuerzas,
formado por dos estructuras:

▪ Superestructura: Parte dinámica


que consta de una barra anterior y
dos barras paravertebrales, por
arriba se encuentra un collar
cervical, los medios auxiliares
con las placas laterales, y las
almohadas son para contener las
curvas.
▪ Subestructura: Base del corsé o
cesta pélvica que comprime al abdomen por la parte anterior, las partes
laterales contornean la pelvis, mientras que la parte posterior es abierta y
baja hasta los glúteos.

Órtesis ortopédicas y neurológicas

Órtesis para brazo

El objetivo general de este tipo de órtesis es aportar la inmovilización y


desgravación del brazo, aliviando a la articulación de las tensiones músculo-ligamentosas,
así como protección.

Sus objetivos específicos, son:

✓ Incrementar el rango de movimiento


✓ Inmovilizar una extremidad para ayudar a promover la cicatrización tisular.
✓ Aplicar tracción para corregir o prevenir contracturas.
✓ Ayudar a prevenir o corregir deformidades manteniendo el alineamiento.
✓ Asistir en mejorar una función deteriorada.

13
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

✓ Aliviar el dolor.
✓ Servir como un conector o vínculo para dispositivos de asistencia (AVD)
✓ Bloquear movimientos inadecuados de una articulación (estabilización)
Órtesis para fractura de cuello humeral

Para este tipo de lesión, el objetivo de la órtesis será: Alinear, inmovilizar,


estabilizar, realizar compresión y proteger.

Órtesis para fractura clavicular

Permite el remodelamiento óseo y la cicatrización de los tejidos, genera completa


inmovilización y retropulsión de hombros, realineando el segmento fracturado.

Órtesis para epicondilitis

Se aplican circunferencialmente en el antebrazo


distalmente al epicóndilo. Son utilizados para minimizar el dolor
durante la actividad reduciendo la inflamación y promoviendo
la curación, tiene un aporte térmico y de sujeción-compresión,
para evitar tensiones mecánicas, reduciendo las sobrecargas y
puede intervenir como prevención en la aparición de recidivas.

14
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Órtesis para fracturas de codo

Poseen un sistema de control y regulación de la flexo-extensión, de protección y


estabilización del foco de fractura, evita el dolo, rigidez articular y una posible atrofia
muscular.

Órtesis para mano y muñeca

Lesiones ligamentosas y tendinosas

Para este tipo de lesiones, existen las órtesis pasivas y activas, su localización
puede ser palmar, dorsal o circunferencial y puede extenderse desde la punta de los dedos
hasta los 2/3 del antebrazo. La muñeca estará en posición neutral o en ligera flexión dorsal.

Las indicaciones de este tipo de ortesis incluyen las siguientes:

Inmovilización en pacientes con tendinitis (flexor o extensor), o en aquellos


sometidos a reparación tendinosa, nerviosa o fracturaria.

Mantenimiento de ROM pasivo en pacientes con lesiones de motoneurona


superior (MNS), quemaduras y contracturas.

Los tipos más específicos de estas ortesis incluyen:

1. Ortesis de reposo funcional (functional resting splint)


2. Ortesis estática de mano (static hand splint)
3. Ortesis para quemados (burn splint)
4. Ortesis de descarga de peso (weight-bearing splint)
5. Ortesis de reposo de mano (resting hand splint)

15
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Órtesis para Sx del túnel carpiano y canal de Guyon

Su función es mantener a las articulaciones en reposo y evitar actitudes posturales


no idóneas.

Órtesis para fracturas y luxaciones de mano

Inmovilización por 3 semanas, mediante férulas digitales, de muñeca y/o mano, u


órtesis antebraquial, los aspectos que se deban considerar son: Tener abducción de una
articulación (luxación de Benett), flexión de una o varias articulaciones (fracturas del
boxeador), e hiperextensión de la interfalángica distal.
Ortesis de mano

Ortesis IFP: Utilizada para inmovilizar las deformidades en hiperflexión de la


articulación IFP en pacientes con dedos “en ojal” (boutonniere) o para prevenir la
hiperextensión de la articulación IFP en las deformidades de tipo “cuello de cisne”, vistas
ambas en pacientes con AR.

16
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Ortesis IFD: Utilizada para inmovilizar las articulaciones IFD como en el caso
de reparación de tendones extensores o ligamentos colaterales.

Ortesis MCF: Cuya función es


mantener las falanges distales en posición
funcional, mientras previene la
hiperextensión de las articulaciones MCF.
Estos dispositivos son utilizados en
pacientes portadores de quemaduras,
esclerodermia o lesiones nerviosas.

Ortesis estática del pulgar: Utilizada para estabilizar las articulaciones


carpometacarpianas, interfalángicas o
metacarpofalángicas en pacientes con
condiciones traumáticas o artríticas, y en
aquellos con debilidad muscular tenar
proporcionando un “soporte” para el
pulgar.

Las ortesis dinámicas sirven para mantener la estabilidad, al mismo tiempo que
proveen fuerzas correctivas dinámicas en una posición adecuada, asistiendo
funcionalmente a los extensores débiles. Estos dispositivos pueden ser adaptados con
soportes “outrigger”, resortes, elásticos, bandas de caucho y otros sistemas, con la
finalidad de proveer una asistencia dinámica.

17
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Órtesis para miembro inferior


Órtesis para luxación postquirúrgica de cadera

Hemicesta pélvica, unida a una muslera


mediante articulación de control de la flexión y
abducción-aducción, permitiendo la bipedestación y
marcha. Método preventivo ante inestabilidad.

Órtesis para rotura fibrilar

Esta órtesis ejerce compresión, sujeción y aporte


térmico, minimizando tensiones fibrilar y músculo-
tendinosas durante el periodo de cicatrización,
recomendado en la reiniciación de la actividad deportiva
como prevención.

Órtesis para lesiones de ligamentos de rodilla y meniscos


Órtesis para ligamentos cruzados y meniscos

Proporcionan estabilidad, control de la flexo-


extensión, limitar tensiones de los ligamentos, así como
método preventivo.

Órtesis para lesiones de ligamentos


colaterales

Este tipo de órtesis regula la inmovilización completa o un rango mayor o menor


de movilidad, así como un método de protección.

18
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Osgood Schlatter

Esta fija el tendón rotuliano entre la rótula y por encima de la tuberosidad tibial,
minimizando las tensiones mecánicas y sobrecargas durante la actividad física.

Órtesis para gonartrosis:

Proporciona estabilidad para el centraje rotuliano, como


estabilidad medio lateral, reducción de cargas, sin reducir la
movilidad articular y un aporte térmico. El uso de soportes
plantares o taloneras que absorban los impactos ayuda a la
descarga.

Órtesis para condromalacia rotuliana y luxación de rótula

Realinea y estabiliza la rótula en caso de que sea causa postural, así como método
de prevención.

19
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Órtesis para postcirugía de rodilla

Da control de la movilidad mediante articulaciones mecánicas, estabilidad


necesaria en valgo-varo, evitando movimientos de rotación no deseados, además de evitar
la aparición de edemas.

Órtesis para esguince de tobillo

Inmovilización completa, compresión,


estabilización medio-lateral, aporte térmico o
provistos de cinchas de tracción para ejercer un
vendaje direccional tipo taping.

20
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Órtesis para lesiones del tendón de Aquiles

En roturas, se debe colocar la posición en


equino controlada para relajar las tensiones en el
tendón y permitiendo la marcha. En tendinopatías,
existen las tobilleras compresivas, sistema
estabilizador y ligero equino.
Órtesis para fracturas de tobillo y pie.

Inmoviliza y realinea, así como


proporcionar una compresión regulable, para
disminuir la carga, control de la flexo-extensión,
suela con forma de balancín, estabilidad medio-
lateral necesaria.
Órtesis para fascitis plantar

Soportes plantares que facilitan el reparto


de cargas, proporcionando una relajación de la
fascia y disminuyendo la tensión plantar medial, en
casos agudos, el uso nocturno para mantener el pie
a 90°, evitando así, la rigidez.
Órtesis para espolón calcáneo

Descarga selectiva del espolón,


así como relajación de la fascia plantar,
minimizando tensiones y sobrecarga, las
férulas nocturnas (pie en reposo 90°)
para espolones graves.
Órtesis para Hallux valgus

Órtesis preventiva, a través de


férulas correctoras diurnas y/o nocturnas,
apoyo mediante soportes plantares y
protectores de silicona o gel, mejoran la

21
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

capacidad de calzarse, el uso de zapatos postquirúrgicos permitirá la marcha.

Órtesis neurológicas
Son órtesis especializadas, capaces de compensar las funciones corporales
perdidas, esto incluye a la parálisis completa o incompleta de piernas o brazos.
Órtesis para parálisis braquiales

Su función es de soporte y desgravación del brazo,


debido al peso de la extremidad, evitando así, la subluxación
glenohumeral, regulando los grados de abducción, antepulsión
de hombro, flexión de codo y posicionamiento funcional de la
mano.
Órtesis para lesiones neurológicas del Nervio Mediano, Nervio Radial y Nervio
Cubital.

Proporciona protección a la piel,


previniendo deformidades, así como reestablecer
equilibrios musculares, estabilización ayudando
a la rehabilitación funcional, existen activas y
pasivas.
Órtesis para Enfermedad Vascular Cerebral

Pueden ser activas o


pasivas, estas estabilizan y dan
apoyo a la articulación
radiocarpiana y mano en
posición neutra, dando mayor
independencia, estimulando el movimiento activo y
protegiéndola de las fuerzas externas, otra órtesis utilizada para
las secuelas de esta enfermedad es la órtesis de asistencia a la
dorsiflexión, ya que el músculo más afectado por la parálisis
en miembro inferior es el tibial anterior.

22
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Órtesis para parálisis cerebral

Esta, previene desviaciones y deformidades, corrigiendo lo más posible, el tipo


SWASH permiten la marcha y la sedestación.
Órtesis para pie equino

Son posturales o de corrección progresiva para prevenir deformidad, son


funcionales para realizar la flexión dorsal y plantar durante la marcha sea menor el
consumo energético y mayor estabilidad.

Órtesis para atrofia muscular espinal

El objetivo consiste en prevenir el aplastamiento


de la columna vertebral y así, evitar las contracturas. Se
requiere un soporte para estabilizar la columna y así,
adoptar la posición sedente.

AMPUTACIÓN

Definición de amputación

La amputación es el procedimiento por medio del cual se extirpa una parte del
cuerpo, de un miembro o parte de él a través de uno o más huesos. Se debe distinguir del
término desarticulación, que separa una parte a través de una articulación, si bien la
mayoría de la bibliografía utiliza el término amputación para referirse a ambos
procedimientos.

23
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Clasificación

▪ Amputación traumática: Correspondería a la amputación que se produce


como consecuencia de un traumatismo. Puede
ser completa, con separación total del
segmento amputado, o parcial, donde el
segmento amputado queda conectado a través
de alguna conexión de tejido a la extremidad.
o Amputaciones primarias: cuando la amputación del miembro se
produce a consecuencia del mismo trauma o de forma quirúrgica
por las lesiones ocasionadas por éste el mismo día de la lesión.
o Amputación secundaria: En caso de que se intente conservar el
miembro y la viabilidad de este no sea favorable, puede producirse
con posterioridad una amputación del mismo.
▪ Amputación quirúrgica: Consisten
en la extirpación quirúrgica de una
parte del cuerpo, de un miembro o
parte de él, tras un proceso de
planificación de la cirugía. Dentro de
éstas se pueden incluir las
amputaciones cerradas, donde el extremo del hueso se cubre con un
colgajo de tejido muscular y cutáneo modelado para tal fin, y las
amputaciones abiertas, en las que la piel no se cierra sobre el extremo del
muñón. Se suelen realizar cuando existe infección, riesgo de la misma o
cuando ha recidivado, así como en heridas traumáticas graves con
destrucción extensa del tejido y gran contaminación. El objetivo de esta
intervención es poder proceder al cierre quirúrgico del muñón cuando haya
cedido la infección y no exista compromiso para la herida, tras la
administración de tratamiento antibiótico.

24
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

▪ Amputación congénita: Incluye la ausencia


parcial o completa de un miembro o parte
corporal en el momento del nacimiento y se
considera un trastorno de la formación de este.
Este tipo de amputaciones se pueden subdividir
en detención transversal y detención
longitudinal del crecimiento, estando incluidas
en las primeras las malformaciones congénitas del tipo de la amputación,
en las que todos los elementos distales suelen estar ausentes,
extendiéndose desde la afalangia (ausencia de una o más falanges de los
dedos) hasta la amelia (ausencia de uno o más miembros). Las de
detención transversal son las que suelen denominarse amputaciones
congénitas, las cuales no deben confundirse con las amputaciones
intrauterinas causadas por bridas uterinas.

Criterios para la indicación de una amputación

En miembros inferiores:

1. Avulsión completa: tegumentaria, nerviosa y vascular.


2. Pérdida neurológica.
3. Pérdida masiva de partes blandas.
4. Pérdida masiva ósea.
5. Isquemia caliente mayor a seis horas.
6. Frialdad del miembro, ausencia de pulso y sensibilidad.
7. Imposibilidad para restaurar la circulación.
8. Gangrena gaseosa.

En miembros superiores:

1. Avulsión completa: tegumentaria, nerviosa y vascular.


2. Pérdida severa de partes blandas.
3. Lesión completa de plexo braquial asociado.
4. Pérdida ósea severa.
5. Isquemia caliente superior a seis horas.

25
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

6. Imposibilidad para restaurar la circulación.


7. Gangrena gaseosa.

Evaluación de tejidos
Piel: las grandes superficies de pérdida cutánea con pérdida muscular asociada
pueden comprometer la posterior función de la extremidad, precisando finalmente una
amputación.

Músculo: la lesión muscular con necrosis o pérdida de músculo, junto a otras


lesiones tisulares, afecta el resultado funcional haciendo necesaria la amputación de la
extremidad.

Hueso: la pérdida ósea segmentaria unida a la lesión masiva de partes blandas


suele conllevar la amputación, ya que la reconstrucción puede dar lugar a periodos
prolongados de hospitalización, múltiples cirugías, dolor crónico y poca funcionalidad.

Vascular: esta lesión puede ser de las venas, arterias o de ambas. Si la reparación
se realiza en las seis primeras horas tras la lesión (tiempo de isquemia caliente), la

26
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

viabilidad vascular y tisular puede ser satisfactoria. Si la reparación supera las seis
primeras horas, la isquemia tisular puede ser importante, pudiendo producirse un fallo
renal debido a los productos de degradación muscular.

Nervios: las lesiones nerviosas importantes conllevan una pérdida permanente de


la función.

Causas de una amputación

✓ Insuficiencia vascular: causa más común, se da por enfermedades como


arterioesclerosis, angiopatía diabética, enfermedad de Büerguer y enfermedad de
Raynaud

✓ Traumatismos y sus secuelas: lesión sin supervivencia de la extremidad, fracturas


complicadas, heridas con lesión vascular y por congelamiento y quemaduras.

✓ Lesiones tumorales: sarcomas, carcinomas

✓ Trombosis y embolias: necrosis secundaria

✓ Infecciones: que no responden al tratamiento

✓ Trastornos tróficos: dados por lesiones nerviosas como en la enfermedad de la


lepra, lesiones y neoplasias medulares

27
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Clasificación

Clasificación de Schwartz

28
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Clasificación de Oxford

Tipos de muñón

Objetivos para preparar el muñón


✓ Mantener el ángulo de movimiento en límites normales.
✓ Prevenir, o corregir, si se presentaran, las retracciones musculares.
✓ Evitar o corregir los defectos de alineamiento.
✓ Mejorar la circulación y nutrición del muñón.
✓ Establecer el equilibrio muscular.
✓ Restaurar o aumentar la fuerza muscular, resistencia y coordinación.
✓ Prevenir la excesiva atrofia de tejidos.
✓ Mantener y mejorar las reacciones neuromusculares.
✓ Mantener y mejorar las reacciones neuromusculares.

Clasificación por su forma


a. Cónica
b. Cilíndrica
c. Rectangular
d. Bulboso
e. Puntiagudo
f. Irregular
g.

29
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Valoración del muñón


1. Sensibilidad: Dolor, miembro fantasma, hipo o hipersensibilidad
2. Tipo de cicatriz: ideal transversa media, anterior y posterior. (Queloide o
hipertrófica, madura, inmadura, atróficas, retráctiles, inestables).
3. Adherencia: membranosa, filamentosa y celulosa.
4. Nivel de amputación: medidas ideales muslo (25-30 cm desde el trocánter
mayor). El muñón de muslo más corto que pueda conceptuarse eficaz
funcionalmente es el de 7,5 cm por debajo del trocánter mayor. 12 a 16
centímetros en la pierna, varia en el brazo con un tamaño de entre 20
centímetros y 18 centímetros en el antebrazo. Cuando un muñón es menor a
estos tamaños es más difícil de protetizar.
5. Diámetros: proximal, medio, distal.
6. Forma: cónica, cilíndrico, rectangular, bulbosa, puntiagudo, irregular.
7. Temperatura.
8. Estado de la piel: signos de sepsis del muñón, resequedad, etc.
9. Valoración del arco articular (grados) de articulación proximal. Se prueba
de forma pasiva, llevando el segmento hasta su máximo desplazamiento del
arco articular y luego activo.
10. Valoración muscular: valorar los movimientos libres que realiza con el
muñón y los que logra vencer con diferentes grados de resistencia.
11. Contracturas
12. Tono: hipotónico, hipertónico o normal.

Muñón ideal
a. Forma cónica o semicónica para que el revestimiento cutáneo este bien
nutrido y se mejore la calidad del mismo.
b. Correcta longitud
c. Buen revestimiento cutáneo, bien nutrido, no estando la piel demasiado
estirada ni demasiado laxa.
d. Las extremidades óseas deben estar suficientemente recubiertas de tejido
celular o tendinoso. El recubrimiento muscular debe cubrir gran área del
extremo óseo, pero sin exceder las áreas blandas, ya que en el futuro será
un problema a la hora de aplicar una prótesis.
30
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

e. Tener buena movilidad y suficiente fuerza de palanca


f. Conservar los arcos articulares de la articulación proximal
g. Poseer suficiente irrigación sanguínea, para que no exista cianosis,
hiperemia ni edema para evitar neuromas superficiales y dolorosos
h. Muñón no doloroso
i. Cicatriz correcta y en lugar adecuado, para que no sufra presión por la
prótesis y se eviten riesgos de infección.

Vendaje del muñón

Es muy importante para evitar el edema para darle la forma cónica adecuada al
muñón. Si no se hace, el muñón se inflama y ocasiona dolor. Si no se aplica correctamente
se retarda el proceso normal de cicatrización de la herida, se irrita la piel y forman rollos
de tejido graso que general dolor, todo lo cual prolonga el proceso de rehabilitación.

Evitar:

Estasis venosa, aplicando un gradiente de presión adecuado. Adecuar forma del


muñón. Prevenir contracturas en amputados por encima de la rodilla. Proteger piel y
disminuir la sensación de miembro fantasma.

Las formas más utilizadas para controlar el edema post operatorio del muñón son
las cubiertas blandas como las fundas con gradiente de presión y vendaje elástico, siendo
este último menos costoso y por ello el más utilizado; sin embargo, tiene ciertas
desventajas como: no hay una protección adecuada de la piel, puede presentar dificultados
para ponerlo, necesita ser reacomodado cada 4 a 6 horas y si no se pone correctamente
puede empeorar el edema.

En cuanto a las fundas con gradiente de presión hechas de licra, su uso se


recomienda para aquellas personas que no tienen buena destreza manual o que tienen la
dificultad para aprender la técnica del vendaje en ocho al igual que los muñones que
tienen edema de difícil manejo. Sus desventajas son que son más costosas, que deben ser
fabricadas por personal capacitado y es necesario ir reajustando el gradiente a medida que
el muñón va disminuyendo sus perímetros

31
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Objetivos
a. Evitar edema después de la operación
b. Dar forma correcta al mismo
c. Estimular el metabolismo del muñón
d. Facilitar el retorno venoso
Vendaje del muslo

1. El paciente debe estar de pie o si no acostado sobre el lado sano y durante


todo el proceso de vendaje la extremidad debe estar en extensión completa.
2. Se inicia por la ingle bajando sobre la cara anterior del muslo, después se
dirige hacia atrás hasta el pliegue del glúteo.
3. Con una mano se sostiene la venda en la ingle y en el pliegue del glúteo,
con la otra se hace otra vuelta de la misma manera, pero otra vez pasándola
sobre la parte externa del muñón para cubrir todo el terminal.
4. Fije las vueltas verticales con la misma venda, dando ahora vueltas
horizontales alrededor del muñón a nivel de la ingle yendo de adentro
hacia afuera.
5. Cuando haya fijado bien las vueltas verticales, proceda a vedar el muñón
hacia abajo en forma oblicua hasta llegar a la punta del muñón y vuelva
hacia arriba. Es importante que no se formen arrugas o pliegues en el
vendaje.
6. El vendaje debe estar apretado moderadamente sobre todo el muñón,
evitando ligar la raíz del muñón para que no impida la circulación.

32
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

1. Vendaje en forma de cinturón: en muñones de muslo cortos es a veces


difícil mantenerlos en su lugar, especialmente a nivel de la ingle.
2. Con frecuencia se forma un rollo de carne en la parte interna del muslo
cuando el vendaje no se mantiene correctamente sobre el muñón.
3. Aplique el vendaje como en los puntos anteriores, pero al llegar a la parte
interna de la ingle, haga un cinturón haciendo el pliegue de la ingle hacia
afuera.
4. Pase la venda hacia atrás alrededor del cuerpo, hacia el muñón, de una
vuelta alrededor de éste y pase otra vez alrededor del cuerpo.
5. Se termina el vendaje con algunas vueltas oblicuas sobre el muñón

Fijación del vendaje: la mejor manera para fijar el vendaje es con gacillas ya que
el esparadrapo y los broches se desprenden con el roce de la ropa. Cuando use un vendaje
en forma de cinturón es necesario usar una gasa donde termina el vendaje y otra donde
cruzan las vendas sobre la ingle.

33
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

PRÓTESIS

Definición

Colocación o sustitución de un órgano, una pieza o un miembro del cuerpo por


otro o por un aparato especial que reproduce más o menos exactamente la parte que falta.
La prótesis ortopédica es la sustitución de una extremidad por un artificio ortopédico con
el más alto valor funcional y cosmético posible.

Componentes de una prótesis

1. Interfaz (encaje, socket o cuenca): Es la parte


más importante de una prótesis, es la conexión
entre el miembro residual amputado y el resto de
la prótesis, debe ser ajustado, cómodo,
confortable y seguro.

2. Componentes (articulaciones, rodilla, tobillo, codo, muñeca)

3. Cubierta

En miembro superior
Se componen por:

✓ Elementos de suspensión
✓ Socket
✓ Articulaciones
✓ Elementos de control
✓ Dispositivo terminal

34
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Clasificación de las prótesis

Órtopédicas / de
extremidades

Auditivas

Oculares

Clasificación de Por zona


Faciales
las prótesis corporal

Maxilofaciales

Genitales

Dentales

35
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Postoperatorial

Inicial

Prótesis Según etapa de


Peliminar
ortopédicas amputación

Definitiva

Propósito
especial

36
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Mecánica

Neumática

Prótesis Según fuente


Hidráulica
definitivas de energía

Eléctrica

Híbrida

Mecánica
▪ Funcionales, pero con limitaciones de movimiento, necesitan energía propia
para su movimiento y obliga a hacer movimientos de tensión para su
funcionalidad.
▪ Con dispositivos de apertura y cierre mediante cables y cintas de sujeción
unidos al cuerpo y se abren o cierran a voluntad por la tracción ejercida por el
tensor, o por la fuerza del muñón (MI).
▪ Usadas para las actividades deportivas, proporcionan más estabilidad.
Ejemplo
Prótesis funcional exoesquelética para amputación
transhumeral

Unido mediante un cable al terminal activo, otro cable al


codo y un tercer cable al antebrazo protésico se acciona mediante la

37
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

cinemática del cuerpo, para la flexo-extensión del codo, un segundo cable acciona la
apertura de la terminal, y un tercero el bloque y desbloqueo del codo.
Prótesis para desarticulación de rodilla con apoyo distal

Abarca desde el extremo distal del muñón hasta 2.5cm por debajo del periné, el
extremo distal del encaje se una a una rodilla protésica, generalmente policéntrica con
mecanismo de 4 barras, extremo distal se coloca al pie protésico a elección.

Desventajas

1. Alteración de la marcha
2. Fatiga (mayor gasto energético)
3. Mal control de la prótesis
4. Problemas con el muñón
5. Osteoporosis del fémur (no soporta cargas, al apoyo de talón,
esta se va al isquion, cadera y columna)

Neumáticas
Accionadas por medio de ácido carbónico comprimido, que proporciona una gran
cantidad de energía. Se usa más para reemplazo de muñeca, rodilla y tobillo, aunque,
presentan como inconveniente las complicaciones de sus aparatos y accesorios, y el riesgo
en el uso del ácido carbónico. Su desarrollo ha sido interrumpido debido a las dificultades,
por lo que se usa muy poco.
Ejemplo
Prótesis de rodilla 6Н24 de Orliman

Está indicada para pacientes que presentan amputación transfemoral


unilateral o bilateral, recomendada para pacientes del 2° y 3° grupo de
actividad, diseñado con amortiguador neumático ajustable en sus fases de
extensión y flexión que permite controlar la rodilla en la fase de oscilación,
adaptación al cambio de velocidad.

Hidráulicas
▪ La mayoría de las prótesis son hidráulicas (aceite). Ya que el aceite es más
denso y viscoso que el aire, ofrecen una resistencia mayor que las neumáticas,
y mucho mayor que la que se obtiene con los componentes convencionales.

38
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

▪ El control hidráulico no depende de la fricción creada por dos superficies


sólidas, que se deslizan una sobre la otra, sino de la resistencia que encuentra
el fluido cuando se fuerza a través de pequeñas aberturas.
▪ En el mecanismo hidráulico típico, el aceite se forzaba por medio de un pistón
a través de un circuito.
Ejemplo
Prótesis hidráulica de rodilla KX06

Prótesis de rodilla policéntrica única con balanceo hidráulico y control postural.


Para pacientes de nivel K3 y K4, la combinación geométrica e hidráulica se basa en la
mejor funcionalidad de cada paciente para mejorar la suavidad general de la marcha en
todos los terrenos.

Características:

-Rodilla policéntrica con émbolo hidráulico y control


postural.
-Flexión de la rodilla 160 °

-Diseño resistente al agua


-Cadencia variable.
-Interruptor para cambio a modo ciclismo.
-Múltiples opciones de adaptadores proximales.
-Pirámide distal.

Eléctricas
✓ Utilizan motores eléctricos en los dispositivos terminales, con una batería
recargable. Es posible controlarlas de varias formas: servo control, un botón
pulsador o un interruptor con arnés.

✓ Desventajas: El precio de adquisición es elevado, mantenimiento más complejo,


la baja resistencia a medios húmedos y el peso.

✓ PRÓTESIS MIOELÉCTRICAS: prótesis desarrolladas con la combinación


de la electrónica y la mecánica con la capacidad de ser controladas
muscularmente.

39
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Ejemplo
Prótesis eléctrica exoesquelética para amputación transhumeral

Prótesis exoesquelética con dos ventanas, una para alojar


los electrodos con la caja de batería, en el antebrazo protésico
puede colocarse un dispositivo eléctrico de giro.

• Sintetizan el mejor aspecto estético, tienen gran fuerza y


velocidad de presión

• Avance tecnológico + robótica y electrónica para


controlar impulsos musculares

• Los electrodos en la piel registran la señal EMG, la cual se


amplifica, la cual enciende y apaga los motores

• Se produce una pequeña señal eléctrica (EMG de 5 a 20 µV) que es creada


por la interacción química en el cuerpo.

• Ventaja: el usuario flexione sus músculos para operarla

• Desventaja: sistema de batería que requiere mantenimiento para su recarga,


descarga, desecharla y reemplazarla eventualmente, así como el costo

Híbrida
Combinan el movimiento del cuerpo con el accionamiento por
electricidad, ampliamente utilizada en las prótesis
transhumerales, donde por lo general el codo es accionado por
el cuerpo y el dispositivo terminal (gancho o mano) es de
accionamiento eléctrico, utilizada en niveles más altos de
amputación, ofreciendo la tecnología más moderna con objeto
de combinar poco peso y una extraordinaria función junto con
un diseño atractivo.

40
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Tipos de
prótesis para
MS y MI

Endoprótesis Exoprótesis
(Procedimiento (Aparatos
quirúrgico) ortopédicos)

Según fuente de
Estructura Función
energía**

Endoesquelétic Exoesquelético
Motoras Estéticas
o (modular) (convencional)

Plástico y
Esqueleto
madera,
tubular, función
componente,
(uso/carga),
cumplen
funda flexible
función

41
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Actualizaciones en marcha protésica

Rodilla y cadera
a. Articulación de rodilla C-Leg
b. Sistema de vacío AeroLink
c. Articulaciones de rodilla EBS 3R60 y EBS Pro
d. Articulación de rodilla deportiva Sport 3S80
e. Sistema de articulación de cadera Helix 3D

Pies protésicos
importantes avances que han permitido el desarrollo de las prótesis robóticas fue
la incorporación de los microprocesadores, se define como un conjunto de circuitos
sumamente complejos, integrados por componentes eléctricos microscópicos
encapsulados en un pequeño chip, el primer modelo salió al mercado en el año 2006 y
corresponde al pie Proprio Foot de Ossur, este pie permite detectar en forma inmediata
las variaciones en el terreno o actividad y responde en forma activa con movimientos de
dorsiflexión o Plantiflexión.

Miembro superior
Manos protésicas

▪ La tecnología mioeléctrica comenzó a implementarse en las prótesis de


extremidad superior en la década de los 60`s.

42
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

▪ La incorporación de sensores que captan la actividad electromiográfica


(EMG) de los músculos remanentes del muñón y lo traducen a un
movimiento de la mano protésica constituyó un gran salto en la calidad de
las prótesis de extremidad superior
▪ No requieren de arnés ni de fuerza muscular para operar, se puede regular
la velocidad y la fuerza de prensión y son cosméticas.

Brazo protésico DynamicArm 12K100N

El brazo DynamicArm 12K100N con control electrónico ofrece al usuario


una funcionalidad sofisticada, incluyendo abrir y cerrar la mano, flexionar
y extender la articulación de codo y rotar la unidad de muñeca. También
proporciona una elevada fuerza de elevación y de sujeción. El usuario
puede levantar hasta cinco kilogramos de forma activa.

43
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

MARCHA NORMAL Y MARCHA PROTÉSICA


El ciclo de la marcha comienza cuando el pie contacta con el suelo y termina con
el siguiente contacto con el suelo del mismo pie. Los dos mayores componentes del ciclo
de la marcha son: la fase de apoyo y la fase de balanceo. Una pierna está en fase de apoyo
cuando está en contacto con el suelo y está en fase de balanceo cuando no contacta con
el suelo.

Contacto Despegue de Contacto del talón los dedos del talón


La longitud del paso completo es la distancia lineal entre los sucesivos puntos de
contacto del talón del mismo pie. Longitud del paso es la distancia lineal en el plano de
progresión entre los puntos de contacto de un pie y el otro pie

Longitud del paso completo. Apoyo sencillo. Se refiere al período cuando sólo
una pierna está en contacto con el suelo. El período de doble apoyo ocurre cuando ambos
pies están en contacto con el suelo simultáneamente. Para referencia del pie significa que,
por un corto período de tiempo, la primera parte de la fase de apoyo y la última parte de
la fase de apoyo, el pie contralateral esta& también en contacto con el suelo. La ausencia
de un período de doble apoyo distingue el correr del andar.

La cantidad relativa de tiempo gastado durante cada fase del ciclo de la marcha, a
una velocidad normal, es:

1. Fase de apoyo: 60% del ciclo 2. Fase de balanceo: 40% del ciclo 3. Doble
apoyo: 20% del ciclo.

Con el aumento de la velocidad de la marcha hay un aumento relativo en el tiempo


gastado en la fase de balanceo, y con la disminución de la velocidad una relativa
disminución. La duración del doble apoyo disminuye conforme aumenta la velocidad de
la marcha.

Subdivisión de la fase de apoyo

Hay cinco momentos que son útiles al subdividir la fase de apoyo: Contacto del
talón, apoyo plantar, apoyo medio, elevación del talón y despegue del pie

El contacto del talón se refiere al instante en que el talón de la pierna de referencia


toca el suelo.

44
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

El apoyo plantar se refiere al contacto de la parte anterior del pie con el suelo.

El apoyo medio ocurre cuando el trocánter mayor* está alineado verticalmente


con el centro del pie, visto desde un plano sagital.

La elevación del talón ocurre cuando el talón se eleva del suelo, y el despegue del
pie ocurre cuando los dedos se elevan del suelo.

La fase de apoyo puede también dividirse en intervalos con los términos de


aceptación del peso, apoyo medio y despegue. El intervalo de aceptación del peso
empieza en el contacto del talón y termina con el apoyo plantar. El intervalo de apoyo
medio empieza con el apoyo plantar y termina con la elevación del talón al despegue de
talón. El despegue se extiende desde la elevación de los dedos

Subdivisiones de la fase de balanceo


La fase de balanceo puede dividirse en tres intervalos designados con los términos
de aceleración, balanceo medio y deceleración. Cada una de estas subdivisiones
constituyen aproximadamente un tercio de la fase de balanceo.

El primer tercio, referido como período de aceleración, se caracteriza por la


rápida aceleración del extremo de la pierna inmediatamente después de que los dedos
dejan el suelo.

Durante el tercio medio de la fase de balanceo, el intervalo del balanceo medio, la


pierna balanceada pasa a la otra pierna, moviéndose hacia delante de la misma, ya que
está en fase de apoyo.

El tercio final de la fase de balanceo está caracterizado por la deceleración de la


pierna que se mueve rápidamente cuando se acerca al final del intervalo.

Línea del centro de gravedad

Las leyes de la mecánica dicen claramente que el mínimo gasto de energía se


consigue cuando un cuerpo se mueve en línea recta, sin que el centro de gravedad se
desvíe, tanto para arriba como para abajo, como de un lado a otro. Esta línea recta sería
posible en la marcha normal si las extremidades inferiores terminaran en ruedas. Como
no es esto lo que ocurre, el centro de gravedad del cuerpo se desvía de una línea recta,

45
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

pero para la conservación de la energía, la desviación o desplazamiento debe quedarse a


un nivel óptimo.

En la marcha normal el centro de gravedad se mueve hacia arriba y hacia abajo,


de manera rítmica, conforme se mueve hacia adelante. El punto más alto se produce
cuando la extremidad que carga el peso está en el centro de su fase de apoyo; el punto
más bajo ocurre en el momento del apoyo doble, cuando ambos pies están en contacto
con el suelo. El punto medio de este desplazamiento vertical en el adulto masculino es
aproximadamente de 5 cm. La línea seguida por el centro de gravedad es muy suave sin
cambios bruscos de desviación.
Desplazamiento lateral

Cuando el peso se transfiere de una pierna a otra, hay una desviación de la pelvis
y del tronco hacia el lado o extremidad en la que se apoya el peso del cuerpo. El centro
de gravedad, al tiempo que se desplaza hacia adelante no sólo sufre un movimiento
rítmico hacia arriba y abajo, sino que también oscila de un lado a otro. El desplazamiento
total de este movimiento lateral es también aproximadamente de 5 cm. Los movimientos
laterales del centro de gravedad ocurren cuando cada extremidad está en el apoyo medio
y la línea del centro de gravedad es también en este caso, de curvas muy suaves.
Características de la marcha que influencian la línea del centro de gravedad
Flexión de la rodilla durante la fase de apoyo

Inmediatamente después del contacto del talón, empieza la flexión de la rodilla y


continúa durante la primera parte de la fase de apoyo hasta aproximadamente los 20
grados de flexión. Esta característica de la marcha normal ayuda a suavizar la línea del
centro de gravedad y reduce su desplazamiento hacia arriba cuando el cuerpo se mueve
apoyado sobre el pie en que se apoya.
Descenso horizontal de la pelvis

En la marcha normal la pelvis desciende alternativamente, primero alrededor de


una articulación de la cadera y luego de la otra. El desplazamiento desde la horizontal es
muy ligero y, generalmente, no pasa de los 5 grados. En la posición de pie esto es un
signo positivo de Trendelenburg; en la marcha es una característica normal que sirve para
reducir la elevación del centro de gravedad.

46
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Rotación de la pelvis

Además del descenso horizontal, la pelvis rota hacia adelante en el plano


horizontal, aproximadamente 8 grados en el lado de la fase de balanceo (4 grados a cada
lado de la línea central). Esta característica de la marcha normal permite un paso
ligeramente más largo, sin bajar el centro de gravedad y reduciendo, por tanto, el
desplazamiento vertical total.

Ancho de la base de sustentación, la distancia entre las dos líneas representa la


medida de la base de sustentación. En la marcha normal, el ancho entre las dos líneas
queda en una media de 5 a 10 centímetros. Como la pelvis debe desplazarse hacia el lado
del apoyo del cuerpo para mantener la estabilidad en el apoyo medio, la estrecha base de
sustentación reduce el desplazamiento lateral del centro de gravedad.

Marcha en amputación por arriba de la rodilla

1. ENTRE EL APOYO DEL TALON Y LA FASE MEDiA


A. Excesiva flexión de la rodilla

La rodilla está aproximadamente en extensión completa durante la marcha normal


cuando el talón se apoya en el suelo. Luego la rodilla empieza a flexionarse y continúa
haciéndolo hasta que la suela del zapato está en contacto con el suelo. En la marcha
normal (de 90 a 130 pasos por minuto), el promedio de flexión de la rodilla después del
apoyo del talón es de 15 a 20 grados. El amputado por debajo de la rodilla puede aumentar
este movimiento de flexión de la rodilla del lado amputado por cualquiera de las
siguientes razones:

1. Excesiva flexión dorsal del pie o excesiva inclinación hacia delante del encaje
En el individuo normal, el contacto del pie con el suelo después del contacto del talón es
el resultado de la flexión plantar del tobillo y de la flexión de la rodilla. Si el pie protésico
tiene una flexión dorsal excesiva 0 el encaje tiene más de los 5 grados normales de
inclinación, se necesita una mayor flexión de la rodilla para que el pie pueda llegar al
suelo después del apoyo del talón.

2. Excesiva dureza de la poma que limita la articulación o de la cuña esponjosa


del talón en la flexión plantar, si la flexión plantar del pie está restringida a causa de la

47
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

dúrese la goma o de la cuña, la rodilla del amputado tiene que flexionar más que en lo. la
marcha normal, para permitir que la suela del pie llegue al suelo.
3. Excesivo desplazamiento anterior del encaje con respecto al pie

Alineando el encaje por delante del pie protésico, aumenta la distancia entre la
línea de fuerza transmitida a través del encaje y el punto de apoyo del talón sobre el suelo.

El momento de fuerza tiende a causar una rotación alrededor del apoyo del talón,
aumentando cuando se mueve el encaje hacia adelante. Algunos de estos momentos de
fuerza son absorbidos por la flexión plantar y la articulación del tobillo. Sin embargo,
como la flexión plantar está limitada en la prótesis, especialmente si el talón del pie es
duro, el momento de fuerza también tiende a causar una brusca y excesiva flexión de la
rodilla después del apoyo del talón.
4. Contractura en flexión o mala colocación de la correa de suspensión

La correa de suspensión que se usa para suspender la prótesis está sujeta al encaje
un poco posterior al eje único de movimiento de la articulación de la rodilla. Ello da lugar
a que la correa de suspensión se tense cuando la articulación de la rodilla se extiende, y
se afloja cuando la rodilla se flexiona. Si los puntos donde está sujetan están demasiado
superiores, estarán demasiado apretados y no dejarán que la rodilla llegue a la extensión
total. La prótesis de suspensión supracondilea-suprarrotuliana tiene una convexidad
cuidadosamente moldeada sobre la rótula gira conseguir una buena suspensión. Si esta
convexidad es excesiva, la articulación de la rodilla no podrá realizar la extensión
completa. Estas situaciones son comparables a las producidas por la contractura en flexión
en la cual el muslo 0 los tensores no permiten una completa extensión.
1. Excesiva flexión plantar del pie

La marcha normal, el contacto de la planta del pie con el suelo coincide


aproximadamente con el final de la flexión de la rodilla y el principio de la extensión de
la misma. Si el pie protésico se encuentra en la flexión plantar, el contacto con el suelo se
realiza antes, limitando la flexión normal de la rodilla después del apoyo del talón.
2. Goma del talón excesivamente blanda

Con un tobillo con eje sencillo que tenga una goma muy blanda en el talón, el pie
efectúa rápidamente la flexión plantar golpeando muy fuerte en el suelo. Este contacto

48
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

prematuro del pie con el suelo tiende a disminuir el recorrido de flexión de la rodilla. En
el caso de un pie SACH con una cuña muy blanda, hay un retraso momentáneo entre el
apoyo del talón y la iniciación de la flexión de la rodilla. La rodilla empieza a flexionarse
sólo después de que la cuenta esté totalmente comprimida.
3. Desplazamiento posterior del encaje sobre el pie

Como se ilustra esquemáticamente en la figura 2, el desplazamiento posterior del


encaje disminuye el momento de fuerza que causa la rotación de la prótesis alrededor del
punto de apoyo formado por el talón y el suelo. Si el encaje está situado muy
posteriormente, de forma que la línea de transmisión de fuerza caiga por detrás del punto
de apoyo, la prótesis tiende a moverse hacia atrás, esto es, la rodilla está más forzada
hacia la hiperextensión que hacia la flexión.

49
BIBLIOGRAFÍA
Anónimo. (08 de 01 de 2018). EcuRed. Obtenido de EcuRed:
https://www.ecured.cu/Ortesis

Arce, C. (2005). Órtesis de miembros superiores. Órtesis, 1-8.

López Cavazos, C., & Flores Pelcastre, G. (2007). El collarín cervical en lesiones
traumáticas (uso y abuso). Ortho-tips, 166-170.

Ospina, J & Serrano, F. (2009). El paciente amputado: complicaciones en su


proceso de rehabilitación. 2018, de Rev Cienc Salud Bogotá

Ramos, R & Baryolo, A. (2005). Rehabilitación del Amputado de Miembro


Inferior. Medicina de Rehabilitación Cubana

Universidad Tecnológica de Pereira. (2013). Persona con Amputación. Guía de


Rehabilitación.

Govantes, Y & Alba, J.. (2016). Protocolo de actuación en la rehabilitación de


pacientes amputados de miembro inferior. Revista Cubana de Medicina Física y
Rehabilitación, 8, 33-43.

ADAMS. Fisioterapia en ortopedia. Amputación de miembros. Madrid: Servicio


de Salud de la comunidad de Madrid.

Guirao, Ll & López, A. Rehabilitación y poetización.

Galli, K., Pelozo, S.. (2017, diciembre 22). Órtesis y Prótesis. Monografía
Auditoria medica , 2, 1-11.

Cano, D.. (2016). Beneficios de las prótesis. noviembre 15, 2018, de Salud 180
Sitio web: https://www.salud180.com/beneficios-de-las-protesis

Anónimo. (2016). Introducción a las prótesis. Noviembre 12, 2018, de Prótesis


Sitio web: http://catarina.udlap.mx/u_dl_a/tales/documentos/lmt/de_l_lm/capitulo1.pdf

Costa, A., Quezada, J.. (2014, enero 01). Prótesis mecánicas. ESPOL, 1, pp. 1-22.

Díaz, L.. (2016, noviembre 25). Prótesis electrónicas: una mejor esperanza para
la mejora de calidad de vida de las personas. Informador técnico, 80 (2), pp. 169-177.
Lic. Terapia Física y Rehabilitación

Anónimo. (2014). Prótesis inteligentes. noviembre 12, 2018, de Angiet 12 Sitio


web: https://angiet12.wordpress.com/tag/ventajas-y-desventajas-de-las-
protesis/#_Toc402540092

Costa, A., Matute, E., Quezada, J.. (2014). Prótesis mecánicas. noviembre 15,
2018, de Slide Share Sitio web: https://es.slideshare.net/AnaCostaAl/prtesis-mecnicas

51