Você está na página 1de 2

¿Cuál es la verdadera Iglesia fundada por Cristo?

Algunos suelen preguntar ¿Cuál es tu Iglesia? A lo que yo suelo responder: No se trata de “mi Iglesia”
o de “tu Iglesia” la Iglesia es de Jesucristo, el fue el que la compró con su sangre y por tanto el es su
único propietario y no nosotros.

Cristo nunca le puso nombre a su Iglesia, la Iglesia fue denominada de muchas maneras:
En Hechos 24:5 les denominaban la “Secta de los Nazarenos”, en Hechos 22:4 “los del camino”, en
Hechos 24:14 “Herejes”, se les llamó por primera vez “Cristianos” aproximadamente en el año 60 DC
Como lo enseña Hechos 11:26.

Si bien Cristo nunca le puso nombre a su Iglesia si le puso nombre a los integrantes de esa
Iglesia y les llamó “Discípulos” y para ser verdaderamente discípulos de Cristo es necesario
“permanecer en su palabra” como lo enseña Jesús en Juan 8:31. Todos aquellos grupos que se
dicen cristianos pero que enseñan doctrinas que Cristo nunca enseñó no pueden ser considerados
como verdaderos discípulos de Cristo pues no han permanecido en su palabra.

¿Acaso Jesús y sus discípulos predicaron que Jesús fue un arcángel como lo hacen los Testigos de
Jehová?, ¿Es doctrina de Jesús y sus apóstoles el que la gente de piel oscura le debe su color a la
maldad de sus antepasados que habitaron el continente Americano como lo predican los mormones?,
¿Jesús o sus apóstoles fomentaron el hablar con los muertos para pedir su intercesión? No mis
estimados hermanos, muchos grupos religiosos predican doctrinas que Cristo nunca enseñó.

Los verdaderos cristianos del primer siglo verificaban si las enseñanzas que recibían tenían
sustento en la infalible palabra de Dios como lo leemos en Hechos 17:11 “Estos eran más nobles
que los de Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando diariamente las
Escrituras, para ver si estas cosas eran así.”, Pablo no se molestaba por esto sino que los ponía
como ejemplo de nobleza, ejemplo que la verdadera Iglesia debe imitar.

Los cristianos evangélicos luchamos por ser verdaderos discípulos de Cristo por tal razón
luchamos por mantenernos en su palabra. Jesús dijo que la palabra de Dios es “verdad” en Juan
17:17, por eso en nuestras reuniones solo se enseña la verdad que se encuentra en la infalible
palabra de Dios, sabemos que Dios no es mentiroso, que todo lo que el dice es verdad absoluta y no
puede caer en el error aquel que permanece en ella.

Cristo sabía que se levantarían falsos maestros que fundarían falsas Iglesias y nos advierte
“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que
introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató,
atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina” 2 Pedro 2:1. Un verdadero profeta es aquel que
transmite fielmente la palabra que Dios ha inspirado, pero un falso profeta es aquel cuyo
mensaje no ha sido inspirado por Dios, un mensaje que no se apega a la verdad y por tanto es
falso, el problema de los falsos profetas es que al igual que Satanás utilizan verdades a medias
diluyendo la palabra de Dios con argumentos filosóficos no inspirados por Dios como lo leemos en
Mateo 4.
Desde la época de Pablo este apóstol ya afirmaba la existencia de falsos mensajeros que ofrecían otro evangelio diferente
al que Jesús y los apóstoles predicaban, esto lo leemos en Gálatas 1:6-8 “6 Estoy maravillado de que tan pronto os
hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente. 7 No que
haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. 8 Mas si
aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado,
sea anatema.”
Muchos pueblos paganos necesitaron modificar el evangelio para poder ganar adeptos,
provocando con ello un sincretismo (fusión de lo pagano con lo sagrado), fomentando
prácticas que ni Jesús ni sus apóstoles enseñaron a la Iglesia, como sucedió con el uso de
Imágenes religiosas de veneración que representaran a Dios o a sus santos siervos ¿Qué siervo de
Dios en toda la escritura necesitó de una imagen que representara a Dios o a sus siervos? ¿A caso
Jesús o sus apóstoles fomentaron el inclinarse ante imágenes religiosas para venerarlas (sinónimo de
honra)?, realmente no se sabe a ciencia cierta quien fue el desconocido que en algún momento en la
historia introdujo tales imágenes religiosas que reciben un llamado “culto relativo”, sin embargo en la
biblia de Jerusalén (Biblia católica) podemos leer : «Apártate, Satanás, porque está escrito: Al Señor
tu Dios adorarás, y sólo a él darás culto.» Mateo 4:10.
¿En qué momento Jesús o sus apóstoles fomentaron tal “culto relativo” a las imágenes?. Es triste ver
que muchos cristianos a lo largo de los siglos han seguido “otro evangelio” diferente al que enseñaron
Jesús y sus apóstoles pues no imitaron a los cristianos de Berea que antes de recibir cualquier
doctrina primero la pasaban por el filtro de las sagradas escrituras.

La palabra de Dios nos advierte en 1 Timoteo 6:3-4 “3 Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma a
las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, 4 está
envanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones y contiendas de palabras, de las cuales nacen
envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas”.
Es necesario conocer las verdaderas enseñanzas de Jesús y sus apóstoles para entonces
poder identificar aquellas que nunca fueron enseñadas por ellos, solo así evitaremos caer en
el engaño, Efesios 4:14 dice: “ para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de
todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las
artimañas del error,”

Recordemos que la única verdad absoluta es la palabra de Dios 1 Juan 2:21“ No os he escrito
como si ignoraseis la verdad, sino porque la conocéis, y porque ninguna mentira procede de la
verdad.” Prediquemos esta verdad aún sabiendo que muchos que la escuchen no la van a aceptar
como dice Mateo 13:13 “…viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.”

Es duro predicar la verdad pero la escritura dice en Ezequiel 3:20 “Si el justo se apartare de su
justicia e hiciere maldad, y pusiere yo tropiezo delante de él, él morirá, porque tú no le amonestaste;
en su pecado morirá, y sus justicias que había hecho no vendrán en memoria; pero su sangre
demandaré de tu mano.”

Nota: “Iglesia” proviene del griego “ekklesia” («ἐκκλησία») que significa reunión o asamblea. Un
edificio no es una Iglesia, la Iglesia la conformamos los discípulos de Cristo Juan 8:31, aquellos que
somos hijos de Dios Juan 1:12, aquellos que hemos creído en el Mateo 28:19-20. No es una
institución religiosa que pretenda tener derechos de exclusividad. La verdadera Iglesia de Cristo
predica al salvador y el evangelio que el enseñó, la falsa Iglesia predica y defiende a una institución
religiosa y lo que sus líderes enseñen sin importar que tales enseñanzas no tengan sustento bíblico.