Você está na página 1de 15

http://emplea.universia.

es/informacion/enriquece_tu_cv/indicedecontenidos_enriquece_tu_cv/

Ser el candidato ideal

Si quieres aspirar a un primer empleo con gran proyección, que te abra las puertas de un
futuro profesional, sigue nuestros consejos para ser el candidato ideal:

 Conócete bien a ti mismo


 Desarrolla tus conocimientos y competencias
 Considera qué aspectos valoran las empresas
 Realiza prácticas en empresas
 Refuerza tu CV con actividades extra-académicas
 Estudia un master
 Trabaja en el extranjero

Conócete bien a ti mismo

Primero, es importante que dediques tiempo a conocerte mejor. Haz una lista con tus
fortalezas, tus puntos débiles, en qué tipo de actividades o aficiones te sientes más a
gusto, cuáles son tus prioridades y valores... No dudes en preguntar a personas de tu
entorno en las que confías. Su valoración te aportará un punto de vista externo que
completará tu análisis.
Este conocimiento te proporcionará muchas pistas sobre el tipo de puesto y de empresa en
los que te sentirías motivado trabajando y darás lo mejor de ti.

Por ejemplo, si eres una persona que adora relacionarse con gente, compartir, aprender de
tu entorno...tu puesto debería implicar trabajo en equipo y/o contacto frecuente con clientes.
Profesiones como la de consultor, auditor o comercial, por citar algunos ejemplos, te
ofrecen estas posibilidades.

Si lo que te gusta es conocer otros países, otras culturas, y practicar idiomas, tendrás más
oportunidades de encontrar un trabajo a tu medida en empresas de multinacionales con
filiales en el extranjero que en una pequeña empresa de ámbito nacional.

Otro factor decisivo a la hora de buscar trabajo es el valor que te des a ti mismo, es decir, la
autoestima.
Desarrollar tus conocimientos y competencias

Para desempeñar con éxito cualquier trabajo necesitarás adquirir y desarrollar dos aspectos:

 los conocimientos técnicos, que al inicio de tu carrera profesional proceden


principalmente de tu formación académica y de posgrado (si has realizado alguno);
 las competencias profesionales, que posees de forma innata o que podrás ampliar a lo
largo del tiempo con experiencias personales o profesionales enriquecedoras.

Para hacerlo de forma efectiva deberás dedicar más tiempo y esfuerzo a aquellas
actividades que reúnan tres requisitos:

 estar en línea con tus gustos y aficiones. Si no, probablemente abandonarás el proyecto
por falta de interés.
 permitirte desarrollar algunas de las competencias más demandadas por las compañías
en la actualidad. (Ver cuadro).

 permitirte poner a prueba tus creencias y darte pistas sobre cómo debe ser “el trabajo y la
empresa de tus sueños”.

Por último, no olvides que las empresas prefieren talante antes que talento, es decir, tener la
actitud correcta es imprescindible y puede incluso suplir ciertas carencias de conocimientos
y competencias. Si demuestras tu voluntad de aprender y progresar tendrás la mitad del
camino hecho.
RH te asesora

Esther Centenoa,
Directora De Selección de IBM

“Los recién licenciados deben ser valientes a la hora de indagar sobre sus competencias y
desarrollarlas. Muchas veces queremos orientarnos hacia un área que creemos que
conocemos y cerramos la puerta a otras que pueden convertirse en retos y para las que
podemos tener aptitudes. ”.

Las competencias más valoradas por las empresas

La motivación, adaptabilidad y relacionarse con otros son las competencias más


valoradas en la selección de universitarios que van a incorporarse a la empresa*. Estas
competencias priman por encima de elementos más instrumentales (informática, idiomas) o
más sofisticados (negociación, autonomía, liderazgo), que se suponen desarrollables en el
futuro.

Por otro lado, las empresas señalan que la capacidad de adaptación, la iniciativa y los
idiomas son las principales oportunidades para los candidatos que se quieren diferenciar
pues son elementos importantes en la selección y habitualmente están poco desarrollados en
los candidatos.

(*) Según el estudio “Las competencias profesionales en los titulados. Contraste y


diálogo Universidad-Empresa” realizado por Accenture y Universia.
Qué aspectos valoran las empresas

Tu CV dice mucho de ti. Donde tú escribes “Prácticas de tres meses en una sucursal
bancaria durante el verano”, un profesional de Recursos Humanos leerá:

 Es una persona dinámica que no ha esperado a terminar la carrera para buscar una
experiencia profesional;
 Es una persona trabajadora porque ha dedicado sus tres meses de verano a una prácticas
en lugar pasar su tiempo ociosamente;

 Probablemente ha desarrollado en su puesto habilidades comerciales y mejorado su trato


con el público;

 Probablemente ha adquirido ciertos conocimientos técnicos sobre el sector bancario y sus


productos. Etc.

Por estos motivos deberás tener en cuenta:

 Los rasgos más importantes del CV para acceder al empleo


 Las características personales, aptitudes y actitudes que buscan las empresas
RR.HH. te asesora

Pilar Rojas,
Subdirectora de Personas y Organización DC Medios - Repsol

“Después del perfil académico y del nivel de inglés, damos gran importancia a los valores
de responsabilidad frente a los retos que se plantean, trabajo en equipo, capacidad de
adaptación y aprendizaje, confianza y generosidad en las relaciones dentro de la
organización. Éstas son cualidades importantes en cualquier compañía pero que resultan
distintivas de nuestra organización”.

Segor Teclesmayer,
Director de Recursos Humanos de KPMG España

“Cuando hablamos de recién titulados, buscamos un buen expediente académico, un alto


nivel de inglés, haber realizado prácticas durante sus estudios y que haya completado parte
de su formación en el extranjero. La capacidad para trabajar en equipo, flexibilidad y
orientación al logro son fundamentales para iniciar una carrera en KPMG ”.

Prácticas en empresas

Una práctica es el primer peldaño en tu carrera profesional y una posible puerta a tu


futuro empleo. Cada día son más las empresas que consideran su programa de becas como
una cantera de jóvenes profesionales y, por ello, reclutan preferente o exclusivamente a
recién licenciados que hayan sido becarios antes en alguno de sus departamentos.

Además, con la implementación del Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), será
imprescindible que los estudiantes universitarios hagan prácticas profesionales antes de
finalizar su formación académica.

En el Portal de empleo y en la Feria Virtual de Universia podrás encontrar numerosas


ofertas de prácticas.

Además, Universia gestiona las prácticas profesionales de empresas de diferentes sectores.

Para que esta primera experiencia sea un éxito, analiza con atención todos los detalles:

 Tu primera oportunidad: Becas y Prácticas de verano


 ¿Cómo sacar el máximo provecho a tus prácticas profesionales?

 Condiciones habituales en una beca

 Testimonios de becarios

 Prácticas en el Banco Santander

 Erasmus Prácticas

Actividades extra-académicas

Hoy en día, cuestiones como estudiar en la Universidad o en FP, realizar prácticas o incluso
dominar un idioma son imprescindibles pero a menudo insuficientes. Las empresas quieren
estar seguras de que el profesional que entrará a formar parte de su plantilla será capaz de
integrarse en la organización y cumplir con éxito sus tareas..

Por ello, los responsables de selección son cada vez más receptivos a las actitudes y
aptitudes del candidato. Desde su forma de redactar y presentar el CV a su
comportamiento durante las entrevistas o las actividades que realiza en su tiempo
libre.
Aficiones que cuentan doble:

 Concursos de talento y Juegos de estrategia


 Formaciones in-company para universitarios

 Idiomas e informática

 Voluntariado y cooperación

 Otras actividades

Voluntariado y Cooperación

Convertirte en Voluntario o Cooperante puede ser una buena oportunidad para conseguir la
experiencia que constantemente reclaman las empresas al mismo tiempo que colaboras en
un proyecto de interés para una comunidad o colectivo.

La acción voluntaria se desarrolla prácticamente en todos los ámbitos temáticos, en todos


los campos de actuación, tan sólo tienes que fijarte los que más se adaptan a tu perfil, para
que tu estancia sea lo más provechosa.

Los proyectos de cooperación, por su parte, suelen estar enfocados a programas de


desarrollo en países en desarrollo, en su mayoría, países del Sur.

También existen proyectos de voluntariados de desarrollo en países del Sur pero la


principal diferencia entre un voluntario y un cooperante es que el segundo una persona
contratada según la legislación laboral vigente en España, mientras que el primero no tiene
una relación contractual con la ONG con la que colabora.

Voluntariado :

 Ideas clave
 Motivaciones de un voluntario

 ¿Qué labor realiza un voluntario?

 Campos de acción del voluntariado


 Derechos y deberes del voluntario

 Legislación en España

 ¿Dónde buscar trabajo de voluntario en España?

 ¿Dónde buscar trabajo de voluntario en el extranjero?

 Voluntariado corporativo

 Ser voluntario en verano

Cooperación :

 Cooperacion internacional
 ¿Dónde encontrar trabajo como cooperante?

 El Estatuto del Cooperante

Estudia un Máster

Con la adaptación del Espacio Europeo de Educación Superior, la implantación de los


nuevos másteres debe concluir para el curso 2010-2011.

Tras este proceso, que podrás comprender con detalle en “Plan Bolonia”, no será
imprescindible estudiar un máster para acceder al mercado de trabajo (salvo en el
caso de ciertos profesionales como los abogados, ingenieros superiores y profesores de
enseñanza secundaria).

Sin embargo, matricularse en un máster se consolida como una de las principales formas de
especializarse, optar a un mejor puesto de trabajo, conseguir prácticas en empresas
líderes o acceder a una red de contactos laborales para los recién graduados y jóvenes
profesionales.

Casi el 40% de los jóvenes españoles con edades entre 25 y 34 años tiene estudios
superiores, según constata en uno de sus informes el Ministerio de Ciencia e Innovación.
Ante este panorama, las empresas aumentan el nivel de sus exigencias y buscan candidatos
que aporten un valor añadido.

Estudiar un master es siempre una experiencia enriquecedora pero no equivale, en todos


los casos, a una ventaja competitiva a la hora de buscar trabajo. Para ello, es
importante que la formación que elijas sea de calidad y esté alineada con el tipo de trabajo
que buscas.

 Tipos de másteres
 Cómo elegir un posgrado

 Pruebas de acceso

 Financiación

 El MBA, el rey de los masters

 Trabajar y estudiar un máster

 Testimonios de estudiantes

Trabajar en el extranjero: el viaje legal

1. Introducción

Trabajar en el extranjero es siempre una interesante experiencia profesional


fundamentalmente por el contacto con una cultura laboral y empresarial distinta que, desde
el punto de vista legal, puede presentar sorpresas que es conveniente tener presente.

En España, un trabajador extranjero debe obtener, previamente a comenzar a trabajar, el


correspondiente permiso de trabajo y residencia, salvo que el trabajador sea nacional de un
país miembro de la Unión Europea, en cuyo caso podrá comenzar a residir y trabajar en
España sin más trámite, si bien, debe tramitar su permiso de residencia en los 30 días
siguientes a su llegada a España.

Al tiempo, fruto del proceso de globalización económica al que estamos asistiendo, es cada
vez más habitual el desplazamiento de trabajadores españoles al extranjero que, igualmente,
deben obtener los correspondientes permisos de trabajo y residencia en sus países de
destino.

Pero hay más aspectos que hay que considerar porque, ¿sabías que en México las vacaciones
pueden ser de 6 días al año? ¿y que la jornada semanal es de 45 horas?, ¿sabías que el periodo
cotizado en China no sería considerado para tu jubilación el día de mañana?, ¿sabías que podrías
tributar doblemente por tu salario?
2. Permisos de trabajo

Todo trabajador extranjero (no comunitario) debe


obtener el correspondiente permiso de trabajo y
residencia con anterioridad a su llegada a España y con
anterioridad a comenzar a trabajar.

Por lo general, los trabajadores extranjeros deberán


obtener un "permiso de trabajo y residencia por cuenta
ajena", que les habilita para trabajar, al amparo de una
relación laboral, con una empresa española o una
empresa extranjera establecida en España.

a) Una oferta en firme

El procedimiento para su obtención se basa en la realización de una oferta en firme de


trabajo que debe partir de una empresa española; en base a esta se efectuará la solicitud
ante el Ministerio de Trabajo en España.

b) Plazos

En los noventa días siguientes, y en base a la solicitud realizada en España, el trabajador


deberá comparecer ante el Consulado de España en su país de origen (o el de su residencia
legal en los últimos cinco años) para solicitar el Visado de Trabajo. Resueltas
favorablemente ambas solicitudes, el trabajador estará en condiciones de viajar a España y
trabajar legalmente.

c) La homologación de títulos

Si se desea ejercer una profesión cuyo ejercicio requiere un título habilitante (médicos o
abogados, por ejemplo) debe homologarse el título previamente.

d) Por cuenta propia

Debemos destacar que, en España, los miembros de órganos de administración, tales como
Administradores o Consejeros Delgados, de sociedades mercantiles en las que ostenten
participaciones superiores al 25% del capital social, aún prestando servicios para una
sociedad, deben solicitar el permiso en la categoría de "cuenta propia".

e) Comunitarios

Los nacionales de países miembros de la Unión Europea o nacionales de otros países que
ostenten la doble nacionalidad de un país miembro (tan habitual en países como Argentina
que ostentan la doble nacionalidad hispano-argentina o ítalo-argentina) pueden residir en
España libremente y comenzar a trabajar sin necesidad de obtener previamente permiso de
clase alguna. Sin embargo, en los 30 días siguientes, deben documentar su residencia en
España obteniendo su correspondiente Tarjeta de residente comunitario.

f) En el extranjero

¿Y los españoles en el extranjero? Los españoles están sujetos igualmente a la obtención


de los correspondientes permisos de trabajo y residencia que deben obtener igualmente con
anterioridad a su desplazamiento al país de destino, excepción hecha de los países de la
Unión Europea.

3. Legislación laboral

Todo trabajador español está habituado a conceptos tales como vacaciones de 30 días
naturales anuales, catorce pagas anuales (doce ordinarias y dos extraordinarias). Sin
embargo para los trabajadores extranjeros, en el extranjero, las vacaciones anuales pueden
llegar a ser de 6 días al año, si bien pueden cobrarse con un recargo del 25%, los días
pueden considerarse como "días calendario" y durante años puede percibirse el
"aguinaldo" en el mes de diciembre.

Pues bien, mas allá de las diferencias terminológicas (pues el aguinaldo no es sino la paga
extraordinaria) las legislaciones laborales de los distintos países presentan grandes
diferencias que deben siempre ser sopesadas detenidamente antes de aceptar una
interesante oferta para trabajar en el extranjero.

a) Empresas españolas en el extranjero

Es importante destacar, en este punto, que la legislación española prevé que será de
aplicación, en todo caso, la legislación laboral española a los trabajadores contratados en
España, por empresas españolas, para prestar sus servicios en el extranjero.

En efecto, un trabajador español que sea contratado en España por una empresa española
para prestar sus servicios en el extranjero, estará sujeto a la legislación laboral española a
pesar de que la legislación laboral del país de destino, como por ejemplo, la legislación
laboral argentina, considere que será de aplicación la legislación laboral del país donde
efectivamente se presten los servicios.

b) Prevenir, también legalmente

Y en la práctica, ¿qué consecuencias tiene? Pues bien, en la práctica, es altamente


recomendable - al menos para el trabajador - sujetar a la legislación laboral española su
contrato de trabajo, por mucho que los servicios sean prestados en el extranjero, no sólo
porque el trabajador esté familiarizado con la legislación laboral española - y lo contrario
resulte un handicap para él - sino porque, ante una eventual extinción del contrato, el
trabajador podrá litigar en su propio país, ante tribunales españoles y aplicando una ley
que le es conocida.

Quizás no sea el momento de pensar en un despido si aún no hemos firmado el contrato...


o quizás sí... y además puede ser un buen momento para pensar qué efectos tendrá el
desplazamiento en el régimen de Seguridad Social o en cuanto a los impuestos, un traslado
por cinco años a países como, por ejemplo, Estados Unidos o Japón.
4. Seguridad Social

Uno de los aspectos más relevantes del trabajo en el extranjero es el de la Seguridad


Social.

a) Anticiparse a jubilaciones y accidentes

No es menos cierto que los trabajadores españoles que se desplazan al extranjero son, por
lo general, jóvenes y que no es muy habitual una gran preocupación por aspectos tales
como la jubilación, o una eventual Incapacidad Permanente pero, supongamos que todo va
bien, y que el trabajador permanece en el extranjero los próximos diez o quince años.

¿Qué sucede a su regreso?, ¿tendría el trabajador derecho a una prestación por desempleo?,
¿y a una pensión por Invalidez o por Incapacidad Permanente?, y tengamos presente que lo
que hoy puede no resultar prioritario - y quizás de hecho no serlo - puede convertirse en un
quebradero de cabeza al cabo de unos años.

Dicho de otro modo, si el trabajador al final de su vida laboral cotizó 14 años en España y
16 en el extranjero, ¿tiene derecho a una pensión de jubilación?, la respuesta es, en
principio, no.

Todo ello porque el trabajador no habría alcanzado en España el periodo mínimo exigido
para la prestación de Jubilación, que es de 15 años.

b) Cotizaciones en el extranjero

¿Y las cotizaciones realizadas en el Extranjero?, ¿no servirán en España?, Pues bien, la


respuesta depende del país al que el trabajador se desplace, y podemos utilizar como
ejemplo los países que hemos señalado con anterioridad.

España y Estados Unidos han suscrito un Convenio Internacional en materia de Seguridad


Social que permite que un trabajador que hubiese trabajado 14 años en España y 16 en
Estados Unidos "totalice" las cotizaciones realizadas en ambos países y, así, poder
acreditar ante la Seguridad Social española haber superado el mínimo de 15 años, obtener
su prestación y que esta le sea abonada, proporcionalmente, por los organismos de
Seguridad Social de ambos países.

Sin embargo, España y Japón no han suscrito ningún convenio internacional en esta
materia y, en el caso que hemos usado a título de ejemplo, el trabajador no tendría derecho
a prestación, al menos por parte de la Seguridad Social española.

Quizás no sea el momento de pensar en una Jubilación o en una pensión de Invalidez pero,
¿qué hay de los impuestos?

5. Impuestos que gravan el salario

Efectivamente, ¿qué hay de los impuestos? o lo que es lo mismo, si un trabajador español


se desplaza a trabajar a otro país, ¿paga impuestos en el país de destino?, ¿y en España?

a) Obligación "real" y "personal"

Pues bien, el trabajador desplazado al extranjero tributa en el país de destino por lo que se
denomina "obligación real" y en su país de origen por "obligación personal": es el
fenómeno conocido como doble imposición internacional o dicho de otro modo, que el
trabajador deberá pagar impuestos dos veces, una vez en el país de destino - por los
salarios percibidos allí - y por segunda vez en el país de origen por la totalidad de sus
rentas e ingresos obtenidos.

En definitiva, que se pagan impuestos tanto en el extranjero como en España.

b) Convenios Internacionales

Para solventar, siquiera parcialmente esta situación, los distintos estados suscriben lo que
se denomina Convenios Internacionales para evitar la doble imposición. Estos convenios
pretenden evitar la doble imposición y, en el supuesto que nos ocupa, permitir la deducción
en España de los impuestos pagados en el Extranjero.

c) Ley de IRPF

Sin embargo, debemos destacar la eventual aplicación de un mecanismo previsto en la Ley


española del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que, en función del país al
que el trabajador sea desplazado, permite reducir notablemente la tributación del
trabajador.

No necesitamos señalar que, cuanta menor sea la carga tributaria, dicho de otro modo,
cuantos menos impuestos haya que pagar, mayor será la retribución obtenida por el
desplazamiento.

Siempre, claro está, dentro de la más absoluta legalidad que, en este punto, consiste en la
Ley del Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y el Convenio para evitar la
Doble Imposición Internacional con el país de destino del trabajador desplazado.
6. Conclusiones

De todo lo anterior debemos extraer como conclusión que es aconsejable ponderar las
ofertas de trabajo en el extranjero y las consecuencias del desplazamiento tomando en
consideración los siguientes extremos:

En la práctica totalidad de los países se exige al trabajador extranjero la obtención de


los correspondientes permisos de trabajo y residencia. (Los cuales por otra parte
requieren de una tramitación que, en ocasiones, tiene una cierta demora).

Es conveniente precisar cuál será la legislación que se aplicará al contrato de trabajo,


que puede ser la del país de origen o la del país de destino.

Se aplica la legislación laboral española a los contratos celebrados en España, entre un


trabajador español y una empresa española, aún cuando sea para trabajar en el
extranjero.

Es muy conveniente analizar los aspectos de seguridad social, tanto más, cuanto más
cerca se esté de la edad de jubilación.

Debe analizarse muy detenidamente la tributación de los salarios en el país de destino,


especialmente la existencia de un convenio para evitar la doble imposición entre
ambos países.
Analizados estos aspectos, estaremos en condiciones de tomar una decisión sobre la
oferta de trabajo en el extranjero, al menos habiendo analizado las repercusiones
esenciales que puede tener para nuestra relación laboral trabajar en el extranjero.

Juan José Cigarrán Magán

Si tienes alguna duda, escríbenos: