Você está na página 1de 8

El tamaño del mercado mundial de nitrato de amonio se estimó en USD 4,67 mil millones en

2016. Se espera que la creciente demanda del producto en fertilizantes como fuente de
nitrógeno impulse el crecimiento del mercado. Además, el producto tiene una gran demanda
en la fabricación de explosivos como agente oxidante, que se espera que impulse el
crecimiento de la industria.

La abundante disponibilidad de las materias primas clave, incluido el ácido nítrico y el


carbonato de sodio, facilita la producción de nitrato de amonio. La mayoría de los actores de la
industria han adoptado las estrategias de integración desde la fabricación de materias primas
hasta la distribución para contrarrestar los márgenes de ganancia en disminución debido a la
alta competencia en el mercado.

China representó una parte sustancial en términos de consumo debido a los altos volúmenes
de producción de fertilizantes en el país. Además, en 2016, se registró a China como el mayor
país consumidor de fertilizantes nitrogenados del mundo y se espera que esta tendencia
continúe debido al crecimiento de las actividades agrícolas en la región, impulsando el
crecimiento de la industria durante el período de pronóstico.

La demanda de un cultivo de alta calidad se está incrementando significativamente, lo que está


impulsando el consumo de fertilizantes en los últimos años. Esto ha impulsado la expansión y
remodelación de las instalaciones de producción más antiguas y la construcción de una nueva
planta de fabricación de nitrato de amonio para satisfacer la creciente demanda.

Varios actos terroristas en los últimos años involucraron el uso de nitrato de amonio, lo que ha
obligado al gobierno a modernizar las estrictas regulaciones hacia la utilización del producto.
De acuerdo con la Ley de Asignaciones del Departamento de Seguridad Nacional, Ley Pública
110-161, el gobierno de los Estados Unidos es responsable de regular la transferencia y venta
de nitrato de amonio.

El nitrato de amonio es ampliamente accesible para el uso de fertilizantes, sin embargo, en


varios países, incluidos los EE. UU. Y la India, el uso del producto está restringido a los
compradores con la licencia legítima. La restricción se debe principalmente a la posible
producción de bombas de fertilizante que utilizan el producto que se espera obstaculice el
mercado.

El producto a más de 400 grados Fahrenheit puede detonar si se calienta, se contamina y se


encarcela con una ventilación inadecuada. Como resultado, hay varias instrucciones de
seguridad para la fabricación, el manejo y el almacenamiento del producto. Por ejemplo, según
OSHA, la construcción de una nueva instalación de nitrato de amonio debe estar hecha de
materiales no combustibles.

Insights de aplicación

En términos de ingresos, el fertilizante fue el segmento de aplicación más grande que


contabilizó USD 2,79 mil millones en 2016. El producto proporciona mayores nutrientes
nitrogenados en comparación con su sustituto, la urea. El aumento de la población en todo el
mundo ha obligado a los agricultores a aumentar los rendimientos de la producción de
cultivos, lo que ha dado lugar a una gran demanda de fertilizantes, lo que ha impulsado el
crecimiento de la industria.

Se espera que la creciente demanda de maíz, cebada y soja para diversas aplicaciones
alimentarias y no alimentarias, incluida la fabricación de biocombustibles, impulse la demanda
de fertilizantes, lo que tendrá un impacto positivo en la tendencia de la industria. Como
resultado, se espera que la demanda del producto en fertilizantes crezca a un CAGR de 3.5%
desde 2016 hasta 2025.
La producción de amoníaco ha aumentado constantemente desde la primera producción a
gran escala de BASF hace poco más de 100 años.

• La producción estimada en 2017 fue de más de 150 TM y la capacidad se estima en más de


230 TM.

• Los países productores más grandes son China, India, Rusia, Estados Unidos, Trinidad y
Tobago e Indonesia.

¡Hay una carrera mundial para desarrollar una nueva tecnología de proceso para reemplazar a
Haber-Bosch en la producción de amoníaco!
A la hora de efectuar una compra o venta, es necesario reconocer ciertas cláusulas
importantes que pueden determinar considerablemente el costo del intercambio. Si bien es
cierto que estas cláusulas son reconocidas mundialmente, su definición puede variar según el
país.

Si está comenzando a exportar o importar, debe tener en cuenta ciertos términos o cláusulas
comerciales que a la hora de definir costos y oportunidades pueden ser significativas para
tomar decisiones, dos de estas cláusulas son los valores CIF y FOB.

El valor CIF es una abreviatura del inglés Cost Insurance and Freight, o Costo, seguro y flete. Es
aquel valor que el vendedor aporta, cubriendo los costos que produce el transporte de la
mercancía, ya sea por vía marítima al puerto de destino, o por vía terrestre a un hito
determinado que puede ser un paso fronterizo o un punto terminal.

La importancia del valor CIF no viene dada solo por el transporte, sino también por el seguro
contratado para cubrir riesgos como pérdida o daño de la mercancía. En gran parte de las
transacciones, los mejores vendedores son aquellos que se comprometen en correr con los
costos CIF.

Valor FOB
También por las siglas en inglés de Free on Board, que en español puede utilizarse como
Franco a bordo. Al igual que el valor CIF, es una cláusula de compraventa, pero se diferencia en
cuanto a que el valor del transporte y seguro es cubierto por el comprador, es decir por el país
de procedencia.

El vendedor sólo debe cumplir con la obligación de entregar la mercancía en el medio de


transporte designado por el comprador.

Una forma de identificar el valor FOB en contratos o documentos, es la utilización de la palabra


libre, que significa que el vendedor se encuentra liberado de mayores obligaciones, a parte de
la de entregar los bienes a un lugar designado por transferencia o a un carrier.

En ambos casos, su Agente de Aduana, puede asesorarlo al respecto, especialmente, por que
en nuestro país, los derechos de aduana e IVA, se aplican sobre el valor CIF de las mercancías.