Você está na página 1de 27

Tribunal : 9º Juzgado Civil de Santiago

Caratulado : “Seymour Marketing S.A. con Enjoy Gestión Limitada”.


Rol : 16.452-2018.
Cuaderno : Gestión preparatoria.

EN LO PRINCIPAL: Incidente de falsedad material e ideológica. EN EL PRIMER

OTROSÍ: En subsidio, incidente de inoponibilidad de la cesión. EN EL SEGUNDO

OTROSÍ: Se reciba el incidente a prueba. EN EL TERCER OTROSÍ: Acompaña

documentos.

S. J. L. Civil (9º)

JUAN FRANCISCO ASENJO CHEYRE y MAXIMILIANO FONTANET LABBÉ,

abogados, en representación, según se encuentra acreditado, de ENJOY

GESTIÓN LIMITADA (ENJOY), en autos de gestión preparatoria de

notificación de cobro de factura caratulados “Seymour Marketing S.A. con

Enjoy Gestión Limitada”, Rol Nº C-16.452-2018, cuaderno de gestión

preparatoria, a S.S. respetuosamente decimos:

Que dentro del plazo conferido por el artículo 5° de la Ley N° 19.983 que regula

la transferencia y otorga merito ejecutivo a copia de la factura (Ley de

Facturas) interponemos incidente de falsedad material e ideológica respecto de

las facturas presentadas a cobro por parte de Seymour Marketing S.A.

(SEYMOUR) en consideración a que dichos instrumentos fueron emitidos en

contravención a la normativa aplicable. En efecto, la Ley de Facturas dispone los

requisitos para que estos títulos de crédito gocen de mérito ejecutivo para su

cobro. Por su parte, el literal d) del artículo 5° de la Ley de Facturas regula las

excepciones o incidencias que puede promover el supuesto deudor:

1
“Artículo 5°: La misma copia referida en el artículo anterior tendrá
mérito ejecutivo para su cobro, si cumple los siguientes requisitos:
[…]d) Que, puesta en conocimiento del obligado a su pago mediante
notificación judicial, aquél no alegare en el mismo acto, o dentro de
tercero día, la falsificación material de la factura o guía o guías de
despacho respectivas, o del recibo a que se refiere el literal
precedente [es decir, la prestación del servicio o entrega de
mercadería], o que, efectuada dicha alegación, ella fuera rechazada
por resolución judicial. La impugnación se tramitará como incidente
y, en contra de la resolución que la deniegue, procederá el recurso de
apelación en el solo efecto devolutivo.”

Como S.S. podrá apreciar a lo largo de este incidente y en la eventual

etapa probatoria, los instrumentos acompañados en la presente gestión

preparatoria fueron materialmente falsificados y, si esto no fuera

suficiente, se refieren a servicios que jamás han sido prestados, es

decir, que son ideológicamente falsos.

I. ESTADO DE LA GESTIÓN PREPARATORIA Y SÍNTESIS DEL INCIDENTE.

1. Sin perjuicio de que, en teoría, esta correspondería a la primera

presentación de esta parte en esta gestión preparatoria (la Gestión), suficientes

hechos han acontecido que demuestran el actuar de Seymour en estos autos.

La emisión de facturas material e ideológicamente falsas es una expresión más

-la más dañina, sin duda- del conjunto de actos dolosos efectuados por

SEYMOUR y la cedente de las facturas, BIZALIA INVERSIONES Y ASESORÍAS

LIMITADA (BIZALIA).

2
2. Como ya ha sido esbozado durante la tramitación del incidente de nulidad

de la notificación, tanto el socio de SEYMOUR, los de BIZALIA como el abogado

patrocinante de esta Gestión se encuentran querellados e imputados por los

delitos de (i) falsificación de instrumento mercantil; (ii) uso malicioso de

instrumento mercantil; y (iii) presentación de documentos falsos en juicio. La

acción penal fue declarada admisible por el Juzgado de Garantía de Antofagasta

con fecha 19 de julio de 2017 y actualmente el Ministerio Público se encuentra

practicando las diligencias de investigación pertinentes. Copia de la querella y

de la resolución que declara su admisibilidad se acompañan en un otrosí de esa

presentación.

3. Junto con lo anterior, ENJOY con fecha 16 de agosto de 2018 presentó

una denuncia ante el Servicio de Impuestos Internos, con el objeto de corregir

y dejar sin efectos las dolosas facturas emitidas por BIZALIA, además de que se

apliquen las sanciones pertinentes por el ilícito accionar de esta empresa. Copia

del ingreso de esta denuncia es acompañada en un otrosí de esta presentación.

4. Por su parte, el presente incidente de falsedad material e ideológica gira

en torno a dos argumentos centrales: en primer lugar, las facturas

presentadas a cobro en esta Gestión son instrumentos falsificados

desde una perspectiva material; con timbres y firmas de “recepción”

dolosamente forjados para crear la falsa apariencia de que fueron aceptados por

parte de ENJOY. En segundo lugar, las facturas son ideológicamente falsas pues

no corresponden a servicios prestados por parte de BIZALIA, lo que es

reconocido incluso en las glosas de las mismas facturas.

5. En resumidas cuentas, ENJOY mantuvo una relación contractual que fue

terminada en ejercicio de una facultad contractualmente contemplada. BIZALIA,

3
la contraparte en dicha relación, emitió las facturas pretendiendo cobrar los

servicios que habría prestado en el futuro de no haberse terminado este vínculo

contractual. Y para dar una falsa imagen de aceptación y poder utilizar los

tribunales como herramientas de este fraude, falsificó los timbres y firmas que

se observan en los instrumentos acompañados.

6. En relación a las excepciones admisibles en la etapa de la gestión

preparatoria de cobro de facturas, se ha resuelto por parte de la jurisprudencia

nacional la posibilidad de oponer precisamente las dos excepciones contenidas

en este incidente. Así, la Excma. Corte Suprema ha señalado:

“Que en la hipótesis de que la factura no haya sido reclamada, de


conformidad al artículo 3 de la Ley 19.983 y por tanto, debiendo
considerársela “irrevocablemente aceptada”? por el deudor, ella
tendrá mérito ejecutivo para su cobro, en el evento que se cumplan,
además, los siguientes requisitos: que su pago sea actualmente
exigible y la acción para su cobro no esté prescrita; que en la misma
conste el recibo de las mercaderías entregadas o del servicio
prestado, y que, puesta en conocimiento del obligado a su pago
mediante notificación judicial, aquél no alegare en el mismo
acto, o dentro de tercero día, 1.-la falsificación material de
la factura o guía o guías de despacho o del recibo respectivo,
o 2.-la falta de entrega de la mercadería o de la prestación del
servicio, según el caso, o que, efectuada dicha alegación, ella fuera
rechazada por resolución judicial.”1

1
Excma. Corte Suprema, Rol Ingreso N° 6373/2010, de 3 de noviembre de 2010.

4
II. ANTECEDENTE DE LAS FACTURAS: LA RELACIÓN CONTRACTUAL ENTRE

BIZALIA Y ENJOY.

7. Dentro del giro propio de ENJOY, vinculado al descanso, juegos de azar y

descanso vacacional, parte de su operación comercial está determinada por la

explotación de instalaciones hoteleras y de recreación para sus clientes.

8. Con la idea de modernizar y hacer más eficiente los procesos de marketing

y administración de esta área del negocio además de la implementación de un

modelo de Vacaciones Prepagadas, ENJOY decidió contratar los servicios de

BIZALIA, empresa que se presentaba a sí misma como experta en estas

materias. El Proyecto de Vacaciones Prepagadas (el Proyecto) se dividió en tres

etapas, la primera de ellas consistía en la evaluación técnico-económica del

negocio, para lo cual se celebró un contrato que a la fecha de hoy se encuentra

finiquitado. La segunda y tercera etapa tenían como objeto la implementación y

administración del Proyecto. Para ello, el 17 de diciembre de 2017, se celebraron

dos nuevos contratos (en conjunto, los Contratos) cuya vigencia se prolongó

hasta finales de mayo de 2018, momento en que nuestra representada ejerció

la facultad expresamente pactada de término anticipado del contrato, en virtud

de la deficiente ejecución de las obligaciones pactadas.

9. El primero de los Contratos celebrado el 17 de diciembre de 2017 tenía

como objeto regular la actividad de BIZALIA como administrador del Proyecto,

por lo mismo se establece un pago de un fee mensual equivalente a 231 UF y el

pago de tres comisiones proporcionales, todas ellas dependientes de que

BIZALIA alcanzara el cumplimiento del 90% de las metas proyectadas por la

propia empresa (el Contrato de Administración).

5
10. El segundo de los Contratos regulaba la actuación de BIZALIA como

subcontratista. Mediante este acuerdo la empresa se obligaba a contratar a

todos los trabajadores que realizarían todas las actividades de marketing. Por

su parte, ENJOY se obligaba a pagar un fijo de 100 UF, además de pagar un

monto equivalente a la remuneración de los trabajadores subcontratados por

BIZALIA, en la medida en que la empresa subcontratista hubiese efectivamente

pagado las remuneraciones y facturado conforme a esto (el Contrato de

Subcontratación).2

11. Ambos contratos descritos tenían una cláusula de término anticipado del

contrato que facultaba a ENJOY para ponerle término de forma unilateral y sin

expresión de causa. La única diferencia entre estas cláusulas de término

anticipado es que en el Contrato de Administración, el ejercicio de esta facultad

obligaba a ENJOY a pagar dos meses anticipados, junto con las comisiones

pactadas, como si se hubiesen alcanzado las metas. En el Contrato de

Subcontratación, el ejercicio del término anticipado no requería de ningún pago

y/o indemnización adicional.

12. Durante el transcurso de esta relación contractual y comercial, la

facturación por parte de BIZALIA y posterior pago de nuestra representada

requería de una etapa previa: la generación, por parte de ENJOY, de una Orden

de Compra que identificara el servicio habilitado para la facturación. Con ese

2
Ambos contratos descritos tenían una cláusula de término anticipado del contrato que
facultaba a ENJOY para ponerle término de forma unilateral y sin expresión de causa. La
única diferencia es que en el primero, el ejercicio de esta facultad obligaba a ENJOY a
pagar dos meses anticipados, junto con las comisiones pactadas como si se hubiesen
alcanzado las metas. En el Contrato de Subcontratación, el ejercicio del término
anticipado no requería de ningún pago adicional.

6
mecanismo se actuó durante la vigencia de los Contratos y, en los excepcionales

casos en que BIZALIA no respetó el procedimiento acordado, nuestra

representada le llamó atención e insistió en la necesidad de que se emitiera

primero la correspondiente Orden de Compra.3

13. Como anticipáramos, la ejecución de BIZALIA de los Contratos solo podría

ser catalogada de insuficiente y negligente: nunca logró cumplir las metas

fijadas (establecidas por la propia empresa cuando desarrolló la evaluación

técnico-económica) y nunca se hizo acreedor de los fees variables pactados en

el contrato que requerían de un cumplimiento mínimo de 90%. Además, en su

rol de subcontratista, incumplió las obligaciones laborales para con sus

trabajadores e incurrió en una serie de prácticas abusivas que motivaron sendas

denuncias ante la Dirección del Trabajo. Todo lo anterior repercutió en los

ingresos e imagen pública de nuestra representada, por lo que en ejercicio de

la facultad establecida en cada uno de los Contratos, con fecha 22 de

mayo de 2018 se puso término anticipado a los mismos.

III. FALSEDAD MATERIAL DE LAS FACTURAS: TIMBRES DE RECEPCIÓN QUE

JAMÁS HAN EXISTIDO Y FIRMAS FALSIFICADAS.

14. En esta Gestión no puede existir espacio para ambigüedades: por medio

de una actividad derechamente dolosa, SEYMOUR -y BIZALIA a través de esta-

3
De las pocas veces que se pagó una factura sin una Orden de Compra previa surgió
una situación que se relatará con mayor detalle en el incidente subsidiario interpuesto
en el primer otrosí de este escrito, donde BIZALIA logró cobrar una factura que ya
había cedido, lo que implicó un grave perjuicio patrimonial para ENJOY.

7
pretende utilizar este Tribunal como herramienta para cometer un fraude en

contra de ENJOY, por un monto superior a $1.300.000.000.

15. El primer intento de engaño se fragua en la falsificación material de las

facturas presentadas, en donde aparecen timbres y firmas de recepción

falsos, creados consciente y dolosamente para cobrar enormes montos que no

tienen correlato con ningún servicio prestado a ENJOY.

16. En efecto, S.S. podrá observar que en todas las facturas presentadas para

su notificación judicial aparecen tres timbres, cuyo objeto es dar la apariencia

de que ENJOY habría recibido conforme los instrumentos:

i. Timbre que alude al casino Enjoy Antofagasta:

ii. Timbre con mención de “RECIBIDO”:

iii. Timbre con mención a fecha 25 de mayo de 2018:

8
17. Pues bien S.S., ENJOY nunca ha utilizado ninguno de esos timbres,

para ningún efecto, ni en sus oficinas de partes ni en ninguna otra

oficina. A continuación se muestran todos los timbres que nuestra representada

o sus empleados han utilizado alguna vez:

18. No existe ni ha existido ningún otro timbre. Los tres timbres que se

observan en las facturas presentadas en esta Gestión son falsos, artimañas para

dar un aire de realidad a las facturas, engañar a S.S., y así utilizar la Ley de

Facturas y a este tribunal como herramientas para la comisión de un fraude.

19. Sin embargo la falsificación material no termina ahí pues las facturas N°

27 y 26, además de contar con los tres timbres apócrifos, muestran firmas y una

mención escrita de “recibido”.

Ejemplo de firma y mención “recibido”. Factura N° 27.

9
20. Una nueva simulación dolosa y eventualmente delictual cuyo único

propósito es engañar a S.S. Como se acreditará en la necesaria etapa probatoria

incidental, esas firmas no corresponden a ninguna de las personas que trabajan

o han trabajado en la oficina de partes del Casino Enjoy Antofagasta.

21. En consecuencia, se están presentando ante este tribunal, para su

eventual cobro ejecutivo, facturas falsificadas, con timbres de recepción

inventados y que nunca han sido utilizados por nuestra representada y por si

esto fuera poco, con firmas que no corresponden a trabajadores de ENJOY. Por

cierto que nuestra representada hace expresa reserva de cualquier acción penal

(adicional) que pueda surgir de estos malintencionados y dañinos hechos.

IV. FALSEDAD IDEOLÓGICA DE LAS FACTURAS.

22. La falsedad material de las facturas es, por sí misma, razón suficiente para

rechazar la Gestión y, en consecuencia, para negar el mérito ejecutivo de las

facturas presentadas para su cobro. Pero lo cierto es que además de su falsedad

material, las facturas adolecen de falsedad ideológica pues señalan servicios que

jamás fueron prestados por BIZALIA a ENJOY.

23. La Excma. Corte Suprema ha resuelto en numerosas ocasiones el

contenido y alcance de las excepciones contenidas en el artículo 5° de la Ley de

Facturas. En relación a la excepción de falta de entrega del producto o servicio,

señala:

“En esta materia, esta Corte ya ha señalado que el legislador permite


objetar en diferentes ocasiones el cobro de una factura. La primera,
a su presentación o dentro de los ocho días siguientes o en el plazo

10
fijado por las partes, el cual no podrá superar los treinta días. En el
evento de que no se efectúe observación alguna, se tendrá por
irrevocablemente aceptada. La segunda oportunidad se produce
al pretender dotarla de mérito ejecutivo, esto es, en esta fase
de gestión preparatoria de notificación de cobro de factura en
que habiéndose precisado las alegaciones que pueden
deducirse, el deudor desconoce su contenido y, acreditado el
hecho que lo sustenta, priva de la posibilidad de que el
instrumento alcance el carácter de título ejecutivo. La factura
respecto de la cual el tribunal acoja la incidencia de oposición podrá
ser cobrada por la vía ordinaria, justificando el crédito por los medios
de prueba legales.

[…]

el análisis sistemático de la normativa atingente a la litis, permite


sostener que la modificación introducida por la Ley Nº 20.323, que
adiciona el actual inciso final del artículo 3º de la Ley Nº 19.983,
señalando que “serán inoponibles a los cesionarios de una factura
irrevocablemente aceptada, las excepciones personales que hubieren
podido oponerse a los cedentes de la misma”, no ha producido el
efecto de variar los presupuestos que la citada ley considera para que
la copia de la factura a que se refiere el artículo 1° adquiera mérito
ejecutivo, ni ha pretendido que, tratándose del cesionario de un
documento de esta clase, resulte innecesaria la gestión preparatoria
de la vía ejecutiva aquí regulada.

[…]

Duodécimo: Que, en consecuencia, la impugnación que surge de


la gestión prevista en la letra d) del artículo 5 de la Ley Nº
19.983, puede ser deducida o hecha valer por el demandado,
en gestión preparatoria, también respecto del cesionario que
pretende el cobro de la factura cedida, de modo que los
sentenciadores del grado no han incurrido en yerro jurídico al así
resolverlo”4

4
Excma. Corte Suprema, Rol Ingreso N° 68.685-2016, de 17 de noviembre de 2016

11
24. Sin perjuicio que se abordará en detalle cada factura, a modo de síntesis

cabe señalar que los instrumentos no responden a servicios efectivamente

prestados por BIZALIA a ENJOY. Al contrario, las vagas descripciones contenidas

son ideológicamente falsas pues: (i) señalan servicios a futuro, lo que es

absolutamente contradictorio con la naturaleza y objeto de las facturas; (ii)

contienen servicios que nunca fueron prestados; (iii) exigen el pago respecto

de servicios que ya fueron efectivamente pagados por ENJOY; y (iv) dan cuenta

de servicios que son ajenos a la relación comercial entre BIZALIA y ENJOY y que

por lo mismo fueron rechazados en su debido momento.

25. Como prevención es preciso recalcar que, en la pertinente etapa

probatoria incidental, será de cargo de la parte demandante la prueba de que

los servicios –pobremente- descritos en las facturas fueron efectivamente

prestados. Lo contrario sería vulnerar una de las reglas probatorias elementales

de todo sistema de prueba; que los hechos negativos (la no prestación de un

servicio) no son susceptibles de prueba.

26. Para un análisis exhaustivo, a continuación se examinará cada una de las

facturas, señalando cómo y por qué los servicios contenidos en cada uno de ellas

son ideológicamente falsos, es decir, no fueron efectivamente prestados:

i. Factura N° 340.

12
27. La propia definición del título ejecutivo refiere a que es “aquel documento

que da cuenta de un derecho indubitable”.5 En contravención a la naturaleza

misma de los títulos con mérito ejecutivo, la factura N° 340 alude a comisiones

proyectadas e hipotéticas, es decir, abiertamente reconoce que son

servicios que no se han prestado.6

28. Es una cuestión de simple lógica. Es derechamente imposible que se

hayan prestado los servicios “proyectados” a 48 meses, a menos que BIZALIA

pueda viajar al futuro, prestar el servicio y volver al pasado para facturarlo.

29. Desde ya afirmamos que el cobro de comisiones proyectadas no tiene

ningún fundamento jurídico y sólo puede constituir un malicioso intento de

enriquecimiento sin causa. Pero es indudable que esa discusión es improcedente

en sede ejecutiva, y pertenece a la órbita de un juicio ordinario, donde sólo es

factible la discusión y eventual cobro de obligaciones indubitadas. Hay que

quitarle el maquillaje a esta dolosa gestión preparatoria: estamos frente a un

burdo intento de cobrar, de forma ejecutiva y sin discusión alguna, el lucro

cesante del que BIZALIA cree ser acreedora.

5
CASARINO VITERBO, Mario. Manual de Derecho Procesal. Tomo V. Editorial Jurídica, p.
45.

6
Como una cuestión meramente anecdótica, pues no tiene influencia real en este
procedimiento, BIZALIA nunca cumplió con las metas pactadas, por lo que jamás se hizo
acreedor de las comisiones que ahora proyecta por 48 meses.

13
ii. Factura N° 341.

30. En la misma línea que el instrumento anterior, la Factura N° 341

abiertamente reconoce que contiene servicios no prestados. Esto se desprende,

sin lugar a interpretaciones, del propio “detalle” y descripción de la factura: son

pagos por fees proyectados, es decir, que se habrían devengado en el tiempo

por venir (por supuesto, para que esto pudiera ser efectivo los Contratos

tendrían que seguir vigentes, que no es el caso). Es evidente que no estamos

ante servicios prestados.

iii. Factura N° 338.

31. La falta de prestación de los servicios descritos en la factura salta a la

vista de inmediato. Como se señalara en los antecedentes de la relación

14
contractual entre BIZALIA y ENJOY, los Contratos correspondientes a las Etapas

2 y 3 se firmaron recién en diciembre de 2017, por lo que es imposible que se

hayan realizado los servicios relativos a contratos que no existían. Durante ese

tiempo se desarrolló el análisis técnico económico del proyecto (Etapa N° 1) pero

todos los pagos correspondientes a ese contrato se encuentran realizados.

32. Además es llamativo como, recién ahora y casi dos años después, BIZALIA

haya facturado los servicios prestados por 9 meses, de súbito y todos en una

misma factura, cuando durante la ejecución real de los Contratos facturaba con

celo, mes a mes, e incluso presionaba para los pagos anticipados.

iv. Factura N° 337.

33. Al igual que en el instrumento anterior, la factura N° 337 da cuenta de

servicios aparentes, que en realidad no pudieron haber sido prestados, toda vez

que ni siquiera existía un contrato para ese momento.

34. Es pertinente apuntar un detalle que el resto de los instrumentos

presentados carece: la factura N° 337 hace referencia a una Orden de Compra

emitida por ENJOY, en un evidente intento de conferirle legitimidad a este

15
documento. Sin embargo, este detalle sólo viene a agravar su falsedad

ideológica ya que esa Orden de Compra tiene otros servicios asociados y,

en consecuencia, otra factura distinta, emitida por la mismísima

BIZALIA. Esa factura, que también fue cedida pero en ese caso a una empresa

seria y no de papel como SEYMOUR (CAFIN FACTORING S.A.), se encuentra

debidamente pagada.

v. Factura N° 36.

35. En este caso la deliberada ambigüedad con la que se “describen” los

servicios prestados dificulta la revisión de por qué no fueron servicios

efectivamente prestados por BIZALIA, sin embargo cualquier interpretación7 que

se le dé llega a la misma conclusión: que no fueron servicios prestados a ENJOY.

36. La primera opción es que se estén cobrando los meses de mayo y junio

de 2017, si fuera ese el caso, se aplica lo razonado respecto de las facturas

anteriores: en dicho momento no existía contrato o relación comercial en

particular que hiciera exigible un pago mensual de ningún tipo.

7
El hecho de que sea necesario interpretar una factura demuestra la vaguedad y
ambigüedad de la descripción de su servicio.

16
37. La segunda opción es que se estén cobrando los fees de los meses de

mayo y junio de 2018, sin embargo los montos correspondientes al mes de mayo

se encuentran debidamente pagados, con su propia Orden de Compra y

correspondiente factura, como exigía el procedimiento de facturación. Por otro

lado, es evidente que no existieron servicios prestados durante el mes de junio,

toda vez que se dio término a los Contratos con fecha 22 de mayo de 2018.

38. La tercera opción es que BIZALIA esté intentando cobrar ejecutivamente

el monto derivado del ejercicio del término unilateral de los Contratos. Sobre

este punto valen dos aclaraciones: El monto correspondiente al Contrato de

Administración fue puesto a disposición de BIZALIA en los términos señalados

en el Contrato de Administración. En segundo lugar, el cobro de una supuesta

cantidad derivada de la terminación del Contrato de Subcontratación es del todo

improcedente, pues la cláusula que facultaba al término anticipado no

contemplaba ninguna clase de pago o indemnización.

vi. Facturas N° 26, 27, 29, 30, 31, 32 y 33.

Factura N° 26.

17
Factura N° 27.

Factura N° 29.

Factura N° 30.

18
Factura N° 31.

Factura N° 32.

Factura N° 33.

19
39. Los ítems descritos en estas facturas tampoco corresponden a servicios

prestados por BIZALIA a ENJOY.

40. En primer lugar, no dan cuenta de cuál es el supuesto servicio;

evidentemente las facturas carecen de Órdenes de Compra que pueda facilitar

esa labor. La gran mayoría ni siquiera señala una fecha de las supuestas

prestaciones de servicios que ayude a identificarlas.

41. Lo único que sí da cuenta la factura es que los ítems descritos en ella

corresponden a gastos operacionales de BIZALIA, probablemente (porque

es imposible estar seguros) relacionados con la ejecución del Contrato, pero que

corren dentro de los costos propios de la ejecución de la relación comercial y

que en ningún caso pueden ser entendidos como servicios prestados a ENJOY.

42. Por lo demás, estos gastos y costos ya intentaron ser facturados con

anterioridad a la emisión de la factura, sin embargo, fueron rechazados por

parte de ENJOY. Como un botón de muestra, que puede ser comprobado en la

propia glosa del “servicio”, la factura N° 27 es explícita al describir uno de estos

como “rendición de gastos rechazada”. Las propias facturas son confesiones

de que estamos ante, (i) por un lado supuestos gastos propios de BIZALIA y,

por el otro, (ii) que ya fueron rechazados por ENJOY. Cada uno de estos

argumentos es razón suficiente para declarar la falsedad ideológica de las

facturas.

V. CONCLUSIONES.

43. Ante el tribunal de S.S. se está forjando un conato de fraude, con la

falsificación material de facturas, que incluyen firmas y timbres inventados

20
para esos efectos y la “creación” de servicios que jamás fueron prestados

por parte de BIZALIA, por lo que los instrumentos, además, adolecen de falsedad

ideológica.

44. En definitiva, se cumplen plenamente los presupuestos descritos en el

artículo 5° literal d) de la Ley de Facturas, razón que hace perentorio el rechazo

de la gestión preparatoria de autos, con una especial condena en costas por el

proceder malicioso y abiertamente temerario.

POR TANTO,

A S.S. RESPETUOSAMENTE PEDIMOS: Tener por deducido incidente de

falsedad material e ideológica en contra de las facturas presentadas en esta

Gestión, darle tramitación y, en definitiva, acogerlo, rechazando la gestión

preparatoria de cobro ejecutivo de facturas, con costas.

PRIMER OTROSÍ: En subsidio al incidente interpuesto en lo principal de esta

presentación, y dentro del plazo conferido por el artículo 5° de Ley de Facturas,

solicitamos se declare la inoponibilidad de la cesión de las facturas

presentadas a su notificación por parte de SEYMOUR en consideración a que,

como se verá, fue ejecutada en contravención a las normas que regulan dicho

acto.

I. ANTECEDENTES.

1. La cesionaria SEYMOUR, quien pretende la preparación de la vía ejecutiva

en base a supuestas facturas por montos aproximados a $1.300.000.000, es

21
una sociedad anónima ad hoc constituida en enero de este año, con un capital

que apenas llega a $1.000.000 y que no registra ningún tipo de aumento de

capital que justifique la tenencia de los títulos de crédito de la enorme cuantía

que son objeto de esta gestión preparatoria. Su representante legal es don José

Luis Jeria quien –coincidencia- también es trabajador vinculado a la empresa

emisora de las facturas, BIZALIA. En definitiva, SEYMOUR es una sociedad-

pantalla, creada para aprovechar, con evidente abuso de la ley procesal, su

condición de cesionario. Los defectos de los cuales adolecen las facturas hicieron

imposible que BIZALIA cediera los instrumentos a una empresa real.

2. Por su parte, BIZALIA es una sociedad supuestamente dedicada a la

estructuración, diseño, puesta en marcha y desarrollo de negocios de propiedad

fraccionada y clubes vacacionales. Para los efectos de esta gestión preparatoria

y según se señaló en lo principal de esta presentación, BIZALIA celebró tres

contratos con ENJOY con el objeto de analizar, implementar y administrar el

proyecto de Vacaciones Prepagadas. Por su parte, ENJOY es una reconocida

empresa cuyo giro principal es todo aquello relacionado con el descanso,

vacaciones, juegos de azar y hoteles.

3. Desde finales de 2017 BIZALIA y ENJOY mantuvieron una relación

comercial que implicaba una serie de obligaciones y consecuenciales pagos. El

procedimiento fijado por las partes para el pago de las facturas emitidas en el

marco de esta relación requería necesariamente que ENJOY primero generara

una Orden de Compra y contra ese documento BIZALIA podía emitir la

correspondiente factura. Esto permitía tener conocimiento y claridad de los

servicios precisamente prestados y, como se verá, dar cumplimiento a las

normas reglamentarias establecidas por el Servicio de Impuestos Internos que

requieren perentoriamente que los servicios cobrados mediante factura sean

debidamente detallados en la misma.

22
II. LA CESIÓN DE FACTURAS Y SUS REQUISITOS.

4. El artículo 1902 del Código Civil, aplicable a esta Gestión según lo

dispuesto en el artículo 10 de la Ley de Facturas,8 regula los efectos de la cesión

de créditos y prescribe que dicha transferencia no producirá sus efectos contra

el supuesto deudor ni contra terceros, mientras no haya sido correctamente

notificada por el cesionario al deudor o aceptada por éste.

5. Esta norma se establece para la protección de los intereses del supuesto

deudor, toda vez que impide la situación de que, ya habiendo pagado el servicio

o producto, luego se dé cuenta que la factura que contenía el crédito había sido

cedida a otra persona para su cobro.

6. Con esto en mente, la Ley de Facturas dispone requisitos especiales para

que la cesión de los créditos contenidos en ellas produzca plenamente sus

efectos. En particular, el artículo 4° regula esta transferencia y establece como

primer requisito que “haya sido emitida de conformidad a las normas que rijan

la emisión de la factura original, incluyendo en su cuerpo en forma destacada la

mención ‘cedible’ ”.

8
Artículo 10: En lo no previsto por esta ley, serán aplicables a la cesión de créditos que
consten en facturas las disposiciones establecidas en el Título XXV del Libro IV del Código
Civil o en el Título IV del Libro II del Código de Comercio, según sea la naturaleza de la
operación.

23
7. En este orden de ideas, es aplicable lo dispuesto en el artículo 69 literal

a) del Reglamento de la Ley sobre Impuesto a las Ventas y Servicios (el

Reglamento) que exige que toda factura debe contener:

6) Detalle de la mercadería transferida o naturaleza del


servicio, precio unitario y monto de la operación. El detalle de las
mercaderías y el precio unitario podrán omitirse, cuando se hayan
emitido oportunamente las correspondientes guías de despacho;

8. Este requisito se vincula a la naturaleza causada de las facturas como

títulos de crédito pues, a diferencia de otros títulos como el pagaré, están

íntimamente relacionadas con el negocio que les da origen.

9. La sola lectura de las facturas presentadas en esta Gestión demuestra el

incumplimiento del requisito señalado en la norma precitada. En la glosa de los

instrumentos se aprecian descripciones abstractas e ininteligibles de las que no

se puede desprender el negocio que supuestamente habría motivado su emisión.

10. Las facturas N° 340 y 341 son ejemplos preclaros de la ambigüedad y

falta de detalle de las facturas presentadas en esta Gestión:

Glosa de la factura N° 340.

Glosa de la factura N° 341.

24
11. Como adelantáramos, el requisito del artículo 69 del Reglamento tiene

que ver con la característica distintiva de las facturas como títulos de crédito: su

naturaleza causada. En estos términos lo ha señalado la Excma. Corte Suprema

al indicar que estos instrumentos están “vinculado[s] al contrato o convención

del que ha nacido, constando fehacientemente a las partes que concurren a

su celebración el negocio que le ha servido de causa.”9

12. Cabe agregar además S.S., que los problemas con BIZALIA relacionados

a la cesión de facturas y sus requisitos no son novedad para nuestra

representada. Es así que BIZALIA, cedente de las facturas de esta Gestión, ya

había logrado aprovecharse de la buena fe de ENJOY para cobrar ilegítimamente

facturas que previamente ya había cedido. Así sucedió con la factura N° 23

pagada por ENJOY directamente a BIZALIA pero que luego fue presentada para

su cobro, nuevamente, por CAFIN FACTORING S.A.

13. La única factura que sí tiene una glosa que cumpliría con el requisito

señalado en el Reglamento es la N° 33710 pues estaría, de manera artificiosa

como hemos visto, vinculada una Orden de Compra emitida por ENJOY. Esto

contrasta y demuestra que todas las otras facturas son a tal punto abstractas e

ininteligibles que no logran a describir el detalle y la naturaleza del servicio según

9
Así lo ha señalado la Excma. Corte Suprema, Rol N° 68.685-2016, y la doctrina, Román
Rodríguez, Juan Pablo. “Comentarios a la ley que otorga mérito ejecutivo a la factura y
su transferencia (Ley Nº 19.983)”, en Gaceta Jurídica N°304, Año 2005.
10

25
lo exige el Reglamento. Como se dijo, la Orden de Compra indicada en la factura

N° 337 ya tenía otro instrumento de pago asociado, debida y oportunamente

pagado por ENJOY.

14. Los defectos de las facturas presentadas en esta Gestión conllevan su

ineptitud para ser cedidas y, consecuentemente, su inoponibilidad para ser

cobradas por el cesionario SEYMOUR, sociedad acomodaticiamente creada para

estos efectos.

POR TANTO,

A S.S. RESPETUOSAMENTE PEDIMOS: Tener por interpuesto incidente de

inoponibilidad de cesión de las facturas N° 26, 27, 29, 30, 31, 32, 33, 36, 338,

340 y 341, darle tramitación, y declarar que las facturas individualizadas

incumplen los requisitos para su cesibilidad, por lo que son inoponibles a ENJOY

GESTIÓN LIMITADA.

SEGUNDO OTROSÍ: En virtud de los dispuesto por el artículo 90 del Código de

Procedimiento Civil, y en razón a la necesidad de probar los hechos señalados

en las incidencias, junto con la prestación de los servicios por parte de la

demandante, solicitamos se reciba el incidente a prueba.

TERCER OTROSÍ: Sin perjuicio de la prueba que se rinda en la pertinente etapa

incidental, acompañamos los siguientes documentos:

26
1. Copia del Contrato de Administración, celebrado entre ENJOY y BIZALIA,

de fecha 17 de diciembre de 2017, bajo el apercibimiento del artículo 346

N° 3 del Código de Procedimiento Civil.

2. Copia del Contrato de Subcontratación, celebrado entre ENJOY y BIZALIA,

de fecha 17 de diciembre de 2017, bajo el apercibimiento del artículo 346

N° 3 del Código de Procedimiento Civil.

3. Copia de la carta mediante la cual se dio término al Contrato de

Administración, de fecha 22 de mayo de 2018, con citación.

4. Copia de la carta mediante la cual se dio término al Contrato de

Subcontratación, de fecha 22 de mayo de 2018, con citación.

5. Copia de la querella criminal presentada por ENJOY con fecha 12 de julio

de 2018, en contra de los señores Pablo Rivas Marín, Antonio Garafulic

Caviedes Y José Luis Jeria Seymour, por los delitos de falsificación de

instrumento mercantil; uso malicioso de instrumento mercantil; y

presentación de documentos falsos en juicio

6. Copia de la resolución de fecha 19 de julio que declarada admisible la

querella y ordena remitir los antecedentes al Ministerio Público, dictada

por el Juzgado de Garantía de Antofagasta, con citación.

7. Copia de la denuncia presentada por ENJOY ante el Servicio de Impuestos

Internos, con fecha 16 de agosto de 2018, con citación.

JUAN Firmado digitalmente LUIS Firmado digitalmente


FRANCISCO por JUAN FRANCISCO
MAXIMILIANO por LUIS MAXIMILIANO
ASENJO CHEYRE FONTANET LABBÉ
ASENJO Fecha: 2018.11.05 FONTANET Fecha: 2018.11.05
CHEYRE 20:33:33 -03'00' LABBÉ 20:34:32 -03'00'

27