Você está na página 1de 17

INTRODUCCIÓN

Mucho antes de nuestra era grandes maestros de la medicina señalaron la


importancia del aire para la vida y enunciaron los rudimentos de la fisiología
pulmonar. El asma bronquial ha ocupado ininterrumpidamente la atención
médica desde la antigüedad que fue referida por Hipócrates, Galeno y Areteo.

Hasta el presente, esta condición respiratoria despierta el mayor interés en todo


el mundo, a pesar de que la ausencia de una definición precisa de la enfermedad,
es uno de los problemas mayores en el estudio y atención a los pacientes que la
sufren, por ello es necesario estudiar de manera propicia y consensuada estudiar
la importancia del Asma Bronquial por ello es necesario conocer los cuidados
que una enfermera debe actuar ante un paciente con características asmáticas.

Debemos conocer que la enfermedad aparece a cualquier edad, pero es más


frecuente en los primeros años de la vida. En la mitad de los casos comienza
antes de los 10 años y una tercera parte antes de los 40. Previo a la adolescencia
se presenta con mayor frecuencia en el sexo masculino, en una proporción que
se iguala a los 30 años. Es la enfermedad crónica más común en los niños y una
de las más comunes en adultos.

Por ello se realizó una revisión bibliográfica sobre el Asma Bronquial con el
objetivo de profundizar en el tema, la definición y las clasificaciones de la
enfermedad, los factores ambientales que influyen en la misma, así como su
tratamiento, la educación y las medidas de control ambiental que deben ser
aplicadas por los pacientes asmáticos.
OBJETIVOS
OBJETIVO GENERAL
 Conocer las características generales en pacientes adultos que sufren de
asma bronquial, así como el rol de enfermería con actitud crítica y
responsable.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS
 Determinar el control actual del asma bronquial de pacientes adultos
mediante la Prueba de Control del Asma.
 Conocer que medicamentos pre escritos podemos colocar a un paciente
en estado de emergencia ante un caso clínico.
 Determinar cuáles son los cuidados de enfermería, en cuanto a
orientación y la capacidad de información para brindarle al paciente.
MARCO TEÓRICO
ASMA BRONQUIAL EN ADULTO
DEFINICIÓN
El asma bronquial es una enfermedad crónica que afecta a las vías respiratorias.
Las mucosas de las paredes que recubren el árbol respiratorio, en particular las
de los bronquios, están inflamadas crónicamente.

El árbol respiratorio comienza en la tráquea que se divide originado los bronquios


principales, estos a su vez se ramifican en bronquios secundarios y bronquiolos.
Los bronquios transportan el aire desde la tráquea hasta los alvéolos
pulmonares. Ante determinados estímulos, las vías respiratorias se contraen y
provocan con frecuencia disnea, especialmente por la noche y en las primeras
horas de la mañana. Si el asma no se trata o no se trata de forma adecuada, la
capacidad de funcionamiento de los pulmones será cada vez peor, ya que las
vías respiratorias pueden estrecharse de forma permanente.

El concepto de asma tiene origen griego y significa “asfixia” o “respiración


dificultosa”. El médico romano Galeno (~129 - 199 d.C.) fue el primero en
describir la enfermedad.
FACTORES DE RIESGO
El riesgo de padecer asma viene determinado por la interacción entre la
predisposición genética, los factores que alteran el desarrollo del individuo, antes
de nacer o durante la infancia, y las exposiciones ambientales a partículas
inhaladas.

Algunos factores de riesgo conocidos son:

 Tener antecedentes de asma en un pariente cercano, como padre, madre


o hermanos.
 Tabaquismo de la madre durante el embarazo.
 Nacer de forma prematura o con bajo peso.
 Presentar ciertas infecciones respiratorias virales durante los primeros
meses o años de vida.
 Presentar “pitos” o sibilancias en los primeros años de vida.
 Tener predisposición a presentar alergias, lo que es llamado “atopia”;
como la rinitis, la dermatitis y la conjuntivitis alérgica.
 Obesidad.
 Fumar. Ser fumador pasivo.
 Vivir en áreas urbanas e industrializadas, especialmente en lugares que
tienen alto grado de contaminación ambiental.
 Exposición a productos químicos (agricultura, peluquería o construcción
entre otros) en el ámbito laboral.

FISIOPATOLOGÍA
Desde hace relativamente pocos años se ha generalizado el criterio de
considerar al Asma bronquial como una enfermedad inflamatoria de las vías
aéreas.

Se ha postulado la hipótesis de que el engrosamiento de las paredes


brronquiales provoca cambios exagerados o hiperreactividad en el músculo liso
de pacientes asmáticos; por lo tanto la secuencia fisiopatológica de cambios que
se operan en esta entidad engloban los siguientes mecanismos:

Broncoespasmo Perdida de la adaptabilidad


pulmonar
Edema
Hipocapnia
Hipersecreción
Contracción de m. respiratorio y
Disminuye el calibre de las vías fatiga muscular.
respiratorias
Alteración Funcional Pulmonar
Aumenta el volumen residual
Depresión Miocardio x Hipoxia
Se incrementa la Insuflación
Pulmonar ------ Hipoxia Compromiso del Retorno Venoso

Hiperventilación Hipoxemia Cerebral

Aumenta el flujo Paro Cardiorespiratorio y coma

Disminuye la Resistencia Muerte

Por otro lado existen ciertos medicamentos que pueden desencadenar crisis
asmáticas en algunos pacientes en este caso se encuentran la aspirina,
antinflamatorios no esteroides como el Ibuprofen, Naproxen, Indometacina, Ac.
Fluofenámico los cuales tienen una acción inhibidora sobre la ciclooxigenasa. El
uso de antagonistas de los receptores beta-adrenérgicos, los aereosoles de
anestésicos locales producen broncoconstricción, en este último caso, la
respuesta es atenuada mediante el uso de anticolinérgicos.

En pacientes cardiópatas, el uso de inhibidores de la enzima convertidora de


angiotensina I en II como el Captopril, puede provocar exacerbación del asma,
pues la enzima convertidora también degrada la bradiquinina que es un mediador
broncoconstrictor.

CUADRO CLÍNICO
Los síntomas del asma varían según la persona. Es posible que tengas ataques
de asma con poca frecuencia, síntomas solamente en ciertos momentos, como
cuando haces ejercicio, o síntomas en todo momento.
Los signos y síntomas del asma comprenden:

 Falta de aire

 Dolor u opresión en el pecho

 Problemas para dormir causados por falta de aire, tos o silbido al respirar

 Un pitido o silbido al respirar que puede oírse al exhalar (el silbido al respirar
es un signo frecuente de asma en los niños)

 Tos o silbido al respirar que empeora con un virus respiratorio, como un


resfrío o influenza

Los signos que indican que probablemente el asma esté empeorando


comprenden:

 Signos y síntomas del asma que son más frecuentes y molestos

 Aumento de la dificultad para respirar (se calcula con un medidor de flujo


máximo, el cual es un dispositivo que se utiliza para verificar el
funcionamiento de los pulmones)

 Necesidad de usar un inhalador de alivio rápido con mayor frecuencia

Para algunas personas, los signos y síntomas del asma se exacerban en ciertas
situaciones:

 Asma provocada por el ejercicio, que puede empeorar con el aire frío y
seco

 Asma ocupacional, desencadenada por irritantes en el lugar de trabajo,


como vapores químicos, gases o polvo

 Asma alérgica, desencadenada por sustancias que se encuentran en el


aire, como el polen, las esporas de moho, los residuos de cucarachas o las
partículas de la piel y la saliva seca que pierden las mascotas (caspa de las
mascotas)
La evolución de la reacción asmática constituye un proceso cuyas principales
fases son:

Fase temprana. Tiene lugar como reacción de los mecanismos inmunológicos


o no inmunológicos frente a agentes alergenos, microbianos, etc. y se caracteriza
por constricción de la luz (abertura en el conducto) de los bronquiolos.
Fase tardía. Sobreviene al persistir el estado de crisis y constituye una
acentuación de la misma caracterizada por edema e hiperreactividad bronquial,
es decir, una fácil predisposición a la broncoconstricción.

Fase crónica. Tiene lugar cuando el estado anterior no disminuye después del
tratamiento habitual y, con frecuencia, la tos, acentúa la irritación bronquial. Ello
conlleva a daño del revestimiento epitelial del bronquio, persistencia de la
hiperreactividad bronquial y de moco bloqueante de las vías aéreas.

DIAGNÓSTICO
Exploración física

Para descartar otras posibles afecciones, como infección respiratoria o


enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), el médico realizará una
exploración física y hará preguntas sobre los signos y los síntomas, y sobre
cualquier otro problema de salud.

Pruebas para medir la función pulmonar

También es posible que te sometas a pruebas de función pulmonar para


determinar la cantidad de aire que inhalas y exhalas. Algunas de estas pruebas
son las siguientes:

 Espirometría. Esta prueba ofrece estimaciones sobre el estrechamiento de los


tubos bronquiales al verificar la cantidad de aire que puedes exhalar después de
una inhalación profunda, así como la rapidez con la que puedes exhalar.

 Flujo máximo. Un medidor de flujo máximo es un dispositivo simple que mide la


fuerza con la que puedes exhalar. Los valores de flujo máximo inferiores a los
habituales son un signo de un posible mal funcionamiento de los pulmones y de
que el asma podría estar empeorando. El médico te dará instrucciones específicas
sobre cómo rastrear y abordar los valores bajos de flujo máximo.

Las pruebas de función pulmonar, generalmente, se realizan antes y después de


tomar un medicamento llamado «broncodilatador», como salbutamol, para abrir
las vías respiratorias. Si la función pulmonar mejora con el broncodilatador, es
probable que tengas asma.

Pruebas adicionales

Otras pruebas para diagnosticar el asma son:

 Prueba de provocación con metacolina. La metacolina es un conocido


desencadenante del asma que cuando se inhala, produce un estrechamiento leve
de las vías respiratorias. Si tienes reacción a la metacolina, es probable que tengas
asma. Esta prueba puede utilizarse incluso si la prueba de función pulmonar inicial
arrojó resultados normales.

 Análisis de óxido nítrico. Esta prueba, aunque no esté ampliamente disponible,


mide la cantidad de gas, óxido nítrico, que tienes en la respiración. Cuando se
inflaman las vías respiratorias (un signo de asma), es posible que tengas niveles
de óxido nítrico superiores a los normales.

 Pruebas de diagnóstico por imágenes. Una radiografía de tórax y una


exploración por tomografía computarizada de alta resolución de pulmones y
cavidades nasales (senos paranasales) pueden identificar cualquier anomalía
estructural o enfermedad (como una infección) que puedan causar o agravar los
problemas para respirar.

 Pruebas de alergia. Se puede realizar mediante una prueba cutánea o análisis de


sangre. Las pruebas de alergia pueden identificar la alergia a las mascotas, al
polvo, al moho y al polen. Si se identifican desencadenantes importantes de
alergia, es posible que se recomiende inmunoterapia con alérgenos.

 Eosinófilos en esputo. Esta prueba busca la presencia de glóbulos blancos


(eosinófilos) en la mezcla de saliva y moco (esputo) que se elimina durante la tos.
Los eosinófilos están presentes cuando se manifiestan los síntomas y se tornan
visibles cuando se tiñen con un tinte de color rosa (eosina).

 Análisis de provocación para el asma inducida por el frío y los ejercicios. En


estas pruebas, el médico mide la obstrucción de las vías respiratorias, y luego la
persona debe realizar una actividad física intensa o inhalar aire frío varias veces.
TRATAMIENTO
Medicamentos

Los medicamentos adecuados para ti dependen de una serie de cuestiones,


como tu edad, tus síntomas, los desencadenantes del asma y lo que sea más
efectivo para mantener el asma bajo control. Los medicamentos preventivos de
control a largo plazo reducen la inflamación de las vías respiratorias que produce
los síntomas. Los inhaladores de alivio rápido (broncodilatadores) abren
rápidamente las vías respiratorias inflamadas que restringen la respiración. En
algunos casos, es necesario tomar medicamentos contra la alergia.

Los medicamentos para el control del asma a largo plazo, que,


generalmente, se toman a diario, son el eje fundamental del tratamiento del
asma. Estos medicamentos mantienen el asma controlada de manera
permanente y disminuyen la probabilidad de que tengas un ataque de asma. Los
tipos de medicamentos de control a largo plazo son los siguientes:

 Corticoesteroides inhalados. Estos medicamentos antiinflamatorios


comprenden fluticasona (Flonase, Flovent HFA), budesonida (Pulmicort
Flexhaler, Rhinocort), flunisolida (Aerospan HFA), ciclesonida (Alvesco,
Omnaris, Zetonna), beclometasona (Qnasl, Qvar), mometasona (Asmanex)
y furoato de fluticasona (Arnuity Ellipta).

Es posible que debas consumir estos medicamentos durante varios días o


semanas antes de que obtengas el beneficio máximo. A diferencia de los
corticoesteroides inhalatorios, estos corticoesteroides conllevan un riesgo
relativamente bajo de efectos secundarios y son, generalmente, seguros
para el consumo a largo plazo.

 Modificadores de leucotrienos. Estos tipos de medicamentos orales,


como montelukast (Singulair), zafirlukast (Accolate) y zileutón (Zyflo),
ayudan a aliviar los síntomas del asma hasta por 24 horas.
En raras ocasiones, estos medicamentos se han relacionado con
reacciones psicológicas, tales como nerviosismo, agresión, alucinaciones,
depresión y pensamientos suicidas. Busca asesoramiento médico de
inmediato si tienes alguna reacción inusual.

 Agonistas beta de acción prolongada. Estos medicamentos inhalatorios,


los cuales comprenden salmeterol (Serevent) y formoterol (Foradil,
Perforomist), abren las vías respiratorias.

Algunas investigaciones indican que pueden aumentar el riesgo de un


ataque grave de asma, así que es necesario que solo se tomen en
combinación con un corticoesteroide inhalatorio. Y debido a que estos
medicamentos pueden enmascarar el deterioro producido por el asma, no
deben consumirse ante un ataque agudo de asma.

 Inhaladores de combinación. Estos medicamentos, como fluticasona-


salmeterol (Advair Diskus), budesonida-formoterol (Symbicort) y formoterol-
mometasona (Dulera), contienen un agonista beta de acción prolongada
junto con un corticoesteroide. Debido a que contienen agonistas beta de
acción prolongada, estos inhaladores de combinación pueden aumentar el
riesgo de tener un ataque grave de asma.

 Teofilina. La teofilina (Theo-24, Elixophyllin y otros) es una píldora diaria


que ayuda a mantener las vías respiratorias abiertas (broncodilatador) al
relajar los músculos alrededor de las vías respiratorias. En la actualidad, no
se usa tanto como en el pasado.

Los medicamentos de alivio rápido (de rescate) se usan según la necesidad


para el alivio inmediato y a corto plazo de los síntomas durante un ataque de
asma o, si así lo recomienda un médico, antes de hacer ejercicios. Los tipos de
medicamentos de alivio rápido son los siguientes:

 Agonistas beta de acción rápida. Estos broncodilatadores inhalatorios de


alivio rápido actúan en cuestión de minutos para aliviar rápidamente los
síntomas durante un ataque de asma. Comprenden salbutamol
(ProAir HFA, Ventolin HFA y otros) y levalbuterol (Xopenex).
Los agonistas beta de acción rápida pueden tomarse utilizando un inhalador
manual y portátil o un nebulizador (una máquina que convierte los
medicamentos para el asma en rocío fino) para que puedan inhalarse
mediante una mascarilla o una boquilla.

 Ipratropio (Atrovent). Al igual que otros broncodilatadores, el ipratropio


actúa rápidamente para relajar de inmediato las vías respiratorias, lo cual
facilita la respiración. El ipratropio se utiliza, principalmente, para tratar el
enfisema y la bronquitis crónica. En ocasiones, se usa para tratar los
ataques de asma.

 Corticoesteroides orales e intravenosos. Estos medicamentos, como la


prednisona y metilprednisolona, alivian la inflamación de las vías
respiratorias producida por el asma grave. Pueden causar efectos
secundarios graves cuando se consumen a largo plazo, por lo que se
emplean solamente a corto plazo para tratar los síntomas intensos de asma.

Si tienes un ataque de asma, un inhalador de alivio rápido puede aliviar los


síntomas de inmediato. Pero si los medicamentos de control a largo plazo son
efectivos, no deberías tener que usar el inhalador de alivio rápido con mucha
frecuencia.

Lleva un registro de cuántas veces por semana usas el inhalador. Si necesitas


usar el inhalador de alivio rápido con una mayor frecuencia que la recomendada,
consulta con el médico. Es probable que necesites ajustar los medicamentos de
control a largo plazo.

Los medicamentos contra la alergia pueden ser útiles si las alergias son las
que provocan o empeoran el asma. Algunos de ellos son los siguientes:

 Vacunas contra la alergia (inmunoterapia). Con el tiempo, las vacunas


contra la alergia reducen, gradualmente, la reacción del sistema inmunitario
a alérgenos específicos. Las vacunas, generalmente, se aplican una vez
por semana durante algunos meses y luego una vez por mes durante un
período de tres a cinco años.
 Omalizumab (Xolair). Este medicamento, administrado como inyección
cada dos a cuatro semanas, es específico para personas con alergias y
asma grave. Actúa mediante la alteración del sistema inmunitario.

COMPLICACIÓN
Las complicaciones del asma pueden ser severas. Algunas son:

 Muerte.
 Disminución de la capacidad para hacer ejercicio y tomar parte en otras
actividades.
 Falta de sueño debido a síntomas nocturnos.
 Cambios permanentes en la función pulmonar.
 Tos persistente.
 Dificultad para respirar que requiere asistencia respiratoria (respirador).

CUIDADOS DE ENFERMERÍA
Desde enfermería en el asma, como en cualquier otra enfermedad, hemos de
educar al paciente en ciertos aspectos de su enfermedad como son: evitar la
exposición a factores desencadenantes, un manejo efectivo y adecuado de su
medicación, lograr que tenga una máxima autonomía posible para realizar las
actividades de la vida diaria.

 Colocarle la máscara con oxígeno al paciente. Debido a la dificultad para


respirar del paciente no hay entrada suficiente de oxígeno.
 Aplicación y administración urgente de los medicamentos prescritos por
el médico.
 Aplicar medicamentos broncodilatadores de urgencia para mejorar
respiración y comodidad en el paciente.
 Control de signos vitales: presión arterial y observar evolución de la
respiración.
 Valorar los niveles de la presión arterial y respiración para observar si
existe comodidad, tranquilidad y mejoramiento en el paciente.
 Mantener un entorno cómodo y libre de polvo.
 Es necesario mantener libre de polvo la habitación del paciente para evitar
alguna reacción alérgica nuevamente.
 Ayuda en los autocuidados: Baño, alimentación y vestimenta.
 Para evitar la fatiga y agitación del paciente, lo que podría causar una
recaída.
 Observar expresiones de inquietud, nerviosismo e incomodidad.
 Así podremos saber cómo tratar afectivamente y ayudar psicológicamente
al paciente para lograr calmar sus afecciones.

Para cumplir estos objetivos por completo existen una serie de actividades
que la enfermera ha de realizar. La más importante y base fundamental para
el control del asma es la educación, que se ha de iniciar en el diagnóstico y
continuar durante todo el proceso de la enfermedad; para así no sobrecargar
de información al paciente.

Por eso se aconseja proporcionar el asesoramiento de la siguiente manera.


Lo primero:

1. El concepto de asma y de inflamación.

2. Técnica inhalatoria.

3. Medidas generales de evitación.

4. Reconocimiento de una crisis.

Después

1. Diferencias entre medicación de rescate y de mantenimiento.

2. Reforzar la información de que se dispone sobre el tratamiento


antiinflamatorio, como actúa éste y por qué debe seguir tomándolo aunque
no manifieste síntomas.

3. Información sobre los posibles efectos secundarios de su tratamiento.

4. Información sobre agentes desencadenantes y cómo evitarlos.


Por último

1. Adiestramiento sobre cómo monitorizar su estado y reconocer sus


empeoramientos, bien basándose en síntomas o en registro domiciliario de
FEM.

2. Enseñar el uso de medidor de FEM (Flujo Espiratorio Máximo).

3. Comenzar a hacer ensayos de automanejo introduciendo cambios en la


medicación de mantenimiento en función de empeoramientos y con
revisiones muy próximas.

4. Proporcionar la medicación (corticoides orales) y las instrucciones precisas


sobre dosificación para usar en las exacerbaciones importantes. Es muy
valioso que también tengan un plan de autocontrol adaptado para su persona,
que se basa en un sistema de zonas donde se indica al paciente las medidas
que debe tomar según los síntomas autopercibidos y el registro del FEM.
BIBLIOGRAFÍA
 Barros M, Gutierres M, Rojas A. Clasificación de Severidad y Tratamiento
en la Fase Estable en Adultos. Capítulo 8. Consenso Chileno para el
Diagnóstico y Manejo del Ama Bronquial en Adultos. Rev. Chilena. Enf.
Respir.1995:11:177-182
 Emociones y asma Bronquial. Tesis Doctoral. JC. Fernández Rodríguez.
Madrid 1998 http://biblioteca.ucm.es/tesis/19972000/S/4/S4014001.pdf
 Feijoo R, Gil R, Barros M. Asma Bronquial. Capítulo 15. En: Rodríguez J,
Undurraga A. Enfermedades Respiratorias. Ediciones Mediterráneo.
Santiago. 2004. 305-
355.http://web.udl.es/usuaris/w4137451/webresp/contenidos_docentes/t
emario/pdf_temas/asma6.pdf
 Guías de enfermería para el cuidado del asma en adultos. Registered
Nurses Association of Ontario. Marzo 2004.
http://www.evidenciaencuidados.es/es/attachments/article/46/ControlAs
maAdultos_spp_022014.pd f
 Salas J, Cano F. Capítulo 15. Asma. En: Cano F, Ibarra C, Morales J.
Enfermedades Respiratorias. Temas Selectos. Editorial Elsevier. Madrid.
2006. 255-270.
 Moreno R, Cruz E. Diagnóstico de Asma en adulto.Capítulo 7. Consenso
Chileno para el diagnóstico y Manejo del Asma Bronquial en Adultos.
Rev.Chilena.Enf. Respir.1995;11:173 -211.
ANEXOS
TRATAMIENTO ESCALONADO DEL ASMA
En todos los niveles: Además del tratamiento preventivo “de fondo” los β2-
andrenérgicos inhalados de corta duración deben ser administrados a demanda
para aliviar los síntomas, pero no más de 3 a 4 veces al día.
NIVEL DE TRATAMIENTO PREVENTIVO Otras Opciones
GRAVEDAD “de fondo” diario Terapéuticas
NIVEL 1
No requiere
Intermitente
Teofilinas orales de
liberación sostenida o
NIVEL 2 -Glucocorticoides inhalados Cromomas o
Persistente 𝜇𝑔
(<500𝑑í𝑎 𝑑𝑒 𝑑í𝑎 𝑜 𝑠𝑢 𝑒𝑞𝑢𝑖𝑣𝑎𝑙𝑒𝑛𝑡𝑒) Antagonistas de los
Moderado
receptores de los
leucotrienos.
Glucocorticoides
inhalados
(500 – 1000 μg/día de
D PB o su equivalente)
asociados a teofilinas
orales de liberación
sostenida.
Glucocorticoides inhalados (200 Glucocorticoides
-1000 μg/día de D PB o su inhalados asociados a
NIVEL 3
equivalente) asociados a β2- β2 adrenérgicos orales
Persistente Moderado
adrenérgicos inhalados de larga de larga duración.
duración. Glucocorticoides
inhalados a altas dosis.
Glucocorticoides
inhalados asociados a
antagonistas de los
receptores
leucotrienos.

Glucocorticoides inhalados
(>1000 μd/día de DPB o su
equivalente) asociados a β2 –
adrenérgicos inhalados de larga
duración y asociados a ᵘ no o
NIVEL 4
más de los siguientes si son
PERSISTENTE
necesarios.
SEVERO
Teofilinas de liberación
sostenida.
Antagonistas de los receptores
de los leucotrienos.
Glucocorticoides orales.
En todos los niveles: Una vez alcanzado el control del asma y tras mantenerlo un
mínimo de tres meses, se debe intentar reducir gradualmente la medicación para
identificar los requerimientos terapeúticos mínimos que mantengan el control de la
enfermedad.