Você está na página 1de 3

Algo más que una simple caja para pintar.

Después de dos años intensos de esfuerzo, dedicación, estudio, observaciones y ayudantías; el


tercer año llegó.
Mi prueba de fuego, las prácticas, ¿Cómo será?, ¿Y si me da vergüenza y no me animo? ¿Cómo
seré yo como docente? ,me preguntaba… Finalmente el calendario marcaba la llegada del mes de
Mayo.
Mi profesora de práctica me asignó el jardín 903, fue difícil la experiencia en la semana de
observación por diferentes cuestiones que no vienen al caso recordar en este escrito. Me hizo
dudar por un instante en mi capacidad como docente. Con mi compañera pedagógica, Mariana
decidimos hablar con Gabriela (profesora de práctica) y decidió que lo mejor para nosotras y
nuestras prácticas sería cambiarnos de jardín. Tal vez debía haber continuado, pero mi destino era
otro, una experiencia maravillosa estaba por venir.
¡Sala maternal! ¿Y qué hacer con nenes tan pequeños? ¿Qué enseñarles? ¿Cómo llegar a ellos?
miles de dudas surgieron con la palabra “maternal”
Y el día finalmente llegó. Me encontré con un grupo de niños muy estimulados y una docente
orientadora dispuesta a ayudarnos en todo.
Si tengo que pensar en una práctica lograda y otra más débil, sin dudas puedo destacar la primera
para ambas situaciones, ya que por diferentes motivos esa primera experiencia reunió las dos
características. Empecé con muchas dudas y termino siendo para mi criterio la mejor.
El viernes antes de comenzar, cuando mi compañera pedagógica estaba terminando su última
práctica, yo pensaba en cómo sería mi primer día, además pensaba mucho en la planificación. Me
tenía preocupada por así decirlo. La actividad consistía en que los niños exploraran diferentes
cajas, que jugaran con ellas, realicen un tren etc. Mi gran duda era en como relacionar el jugar con
las cajas y hacerlos pintar con pinceleta sin que quieran volver a jugar. ¿Y si cuándo les entregaba
las cajas para pintar se ponían a jugar nuevamente? ¿y si preferían jugar en vez de pintar? Esas
preguntas estaban en mi mente. La planificación estaba firmada, pero a la hora de pensar cómo
ponerla en práctica me sentía insegura. Decidí hablarlo y pedirle consejos a mi docente
orientadora. “ Las actividades serán proyectadas siguiendo en lo posible secuencias que permitan
a los niños adquirir nuevos conocimientos y o profundizarlos. Una secuencia es un conjunto de
actividades que guardan coherencia y cierta relación entre sí, en que las anteriores determinan las
posteriores, configurando una sucesión ordenada que se diseña con el objetivo de trabajar ciertos
contenidos” 1
Karina, ¿cómo hago para dar mi primera actividad? esa fue mi pregunta. Ella me miró con cara de
sorprendida ya que no faltaba nada para que yo comience.
¿Cuál es tu duda? ¿No sabes cómo comenzar? me respondió. Yo le comenté que viendo que el
grupo era muy activo, que le gustaba jugar, moverse, etc. tenía miedo que en la segunda actividad
en vez de pintar las cajas quisieran volver a jugar. Betty (la auxiliar) sentada en una de las mesitas
con los chicos, escuchó mi duda y me dijo: ¿y si el lunes además de que exploren las cajas las
pintan también pero por completo?, así el martes pueden seguir pintando pero cambiando la
herramienta ya que vas a utilizar el pincel, pueden hacer dibujitos y diferenciar el trazado. Me di
vuelta y le digo, ¡¡siiii!! Además puedo poner una caja por mesa, un color para cada una y así el
martes agrego más colores. Empezaron a surgir más ideas y estrategias para que finalmente se
logre el objetivo. Hoy si o si hablo con Gabriela pensé, y así fue, Me dio su aprobación. Solo faltaba
que llegue el lunes y poner en práctica todo lo aprendido durante las observaciones y las prácticas
de Mariana.
Y el lunes llegó. Me levante antes de que sonara la alarma. Le mandé un mensaje a Mariana y le
puse, por favor no te olvides las cajas. Esas cajas eran un desafío, de tan simple que pensé que iba
a ser dar esa actividad, termine cambiándola casi por completo.
Comencé la actividad dudando si daría el resultado esperado por mí. Luego mostrándoles una caja
y diciéndoles, ¡Necesito ayuda! Miren esta caja, ¿Cómo está?¿tiene color? Y Sol, una de las nenas
que más participaba en las actividades me dice, ¡Es blanca no tiene color!. Esa respuesta fue ideal
para seguir, ¿Cómo puedo hacer para que tengan color? Las necesito con color. ¿Me ayudan? La
mayoría respondía y me decía que podíamos por ejemplo dibujarlas, y uno de los nenes me dice,
¡ Podemos pintarlas!. Por fin apareció la respuesta esperada para continuar con mi actividad. Y así
fue, les mostré la pinceleta, indagando y preguntando sobre la misma. Los niños me miraban ,
escuchaban, y respondían a todas mis preguntas. “La docente se comunica con el niño no sólo a
partir de la palabra, también a través de las miradas, el tono de voz, la acciones que realiza con él
y por él” 2
Le repartí una pinceleta a cada uno de los niños, una caja por mesa, las pinturas y comenzaron a
pintar.

1
Diseño curricular para la Educación Inicial de la Prov. de Bs. As.

2
Diseño curricular para la Educación Inicial de la Prov. de Bs. As.
Todos atentos y concentrados en pintar toda la caja, que no quede ningún lugarcito en blanco, yo
igualmente iba mesa por mesa recordando consigna y remarcando que había que pintar toda la
caja, algunos niños entendían la consigna más rápidamente que otros. ”Estas diferencias nos
indican que los niños tienen tiempos y modos particulares en su desarrollo evolutivo, por lo cual el
docente tendrá que estar atento a estas variaciones en su aprendizaje” 3. Al finalizar la actividad,
se lavaron las manos y la docente siguió con la clase.
Realmente se logró el objetivo, todas mis dudas se borraron en el momento que comencé y los
niños respondían y me escuchaban. Me sentí su maestra por esa media hora. La actividad salió
mejor de lo planeado. Las cajas quedaron casi por completo pintadas. Y yo , ¡Más que feliz!
Me sirvió mucho pensar e imaginarme la situación antes de darla, planificar es una cosa y ponerla
en práctica es otra. Por eso a pesar de que tuve que corregirla y hacer algunas modificaciones me
valió para que la actividad salga de la mejor manera. Siempre adecuándola al grupo. ”La selección
de contenidos se realizará teniendo en cuenta las experiencias y los conocimientos que ya
adquirieron los alumnos. A partir de la observación constante sobre lo que dicen y lo que hacen
los niños, el docente podrá ir definiendo los ajustes y adecuaciones de su propuesta de modo de
presentar lo nuevo que deben aprender ” 4
Obviamente tengo muchas cosas por corregir y reforzar, pero esta primera experiencia me sirvo
para aprender y mejorar día a día para crecer en esta profesión.

3
Diseño curricular para la Educación Inicial de la Prov. de Bs. As.

4
Diseño curricular para la Educación Inicial de la Prov. de Bs. As.