Você está na página 1de 5

FUNCIONAMIENTO DE UNA TURBINA DE UN AVIÓN

Cómo funciona una turbina de avión

 Admisión: Entrada del aire desde el exterior a una cámara de combustión.

 Compresión: El aire va avanzando por ductos cada vez más pequeños, comprimiéndose
dentro de la cámara.

 Combustión: En simultáneo con la leve inyección de combustible, este se somete a altas


temperaturas, produciendo así la explosión. Esta combustiónhace que el gas se
expanda y siga avanzando hacia la parte trasera de la turbina.

 Escape: Pasa a una tobera donde es acelerado a velocidades altasproduciendo la


propulsión.

………………………….

La turbina es un elemento rotativo, al que un agente exterior hace girar. La utilidad de ésta
radica en la generación de electricidad. Cuando el aire atraviesa la turbina, que está conectada
mediante un eje al compresor, la mueve como si fuese un molino. Al girar, mueve al compresor
y funciona como un generador eólico o una central hidroeléctrica. Este elemento es el encargado
de porporcionar la propulsión de los aviones.

Termoeléctrica

las centrales termoeléctricas queman combustible en un generador de vapor para producir


vapor el cual se expansiona a continuación en una turbina de vapor que impulsa un alternador.
Finalmente el vapor es enfriado en un Condensador. Las centrales térmicas que usan
combustibles fósiles liberan a la atmósfera dióxido de carbono (CO2), considerado el principal
gas responsable del calentamiento global. También, dependiendo del combustible utilizado,
pueden emitir otros contaminantes como óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno, partículas
sólidas (polvo) y cantidades variables de residuos sólidos (Blanco y Peña, 2006). En las centrales
termoeléctricas denominadas de ciclo combinado se usan los gases de la combustión del gas
natural para mover una turbina de gas, y los gases residuales se aprovechan en una caldera de
recuperación para generar vapor que se introduce posteriormente en una turbina de vapor. Hoy
en día, la tendencia es evolucionar a instalaciones de producción de energía eléctrica más
eficientes debido a la necesidad de optimizar tanto los ciclos de producción (Remiro y Lozano,
2007), como los aspectos medioambientales asociados (Demirbas, 2008). En este sentido, el gas
natural es un combustible limpio que no presenta problemas de rocío ácido ni de arrastre de
partículas y con un porcentaje relativamente alto de H2 en la matriz del combustible (Ion et al.,
2007; Schneider y Bogdan, 2007). Esto permite disminuir la temperatura de los gases de la
combustión por debajo de la temperatura de rocío físico pudiendo aprovechar el calor latente
de cambio de estado del vapor de agua formado en el proceso de combustión en un
intercambiador de carcasa y tubos de acero inoxidable. Habría que considerar la posibilidad de
humidificar la combustión (añadiendo agua o vapor de agua) para aumentar la presión parcial
del vapor en los gases con lo cual se consigue aumentar la temperatura de rocío físico de los
mismos (Guerra et al., 2005) y posibilitando una mayor recuperación de este calor latente de
cambio de estado, pero las cantidades de agua a manejar hacen inviable económicamente la
instalación (Chacón et al., 2006; Hongbin y Pengxiu, 2010). En las centrales de gas natural, los
gases abandonan los calentadores de aire regenerativos, cuando existen, a temperaturas del
orden de los 120 ºC, mientras que en centrales de fuel oil reconvertidas a gas natural lo hacen a
unos 150 ºC (Blanco et al., 2006). La idea es aprovechar el calor contenido en los gases por
debajo de su punto de rocío físico en un economizador a condensación que realice el efecto de
recalentamiento del agua de alimentación proveniente del condensador de la primera
extracción de turbina, suprimiendo de esta forma el calentador Nº 1 de la planta y
expansionando el vapor utilizado en dicho calentador hasta la presión del condensador. De esta
forma se produce una mejora en el rendimiento de la planta, lo que conlleva la consiguiente
mejora medioambiental (Bastidas et al., 2010), ya que para dar la misma potencia se consume
menos combustible y si consumimos el mismo combustible aumentaría la potencia de la planta
(Chen et al., 2010). Hay que tener en cuenta que los gases de la combustión deben abandonar
la instalación a una temperatura superior, por lo menos a 75 ºC, por el problema del penacho
que no supone contaminación medioambiental ya que se trata de vapor de agua. Por otro lado,
la disminución del contenido de vapor de agua en los gases de la combustión disminuiría la
probabilidad de formación del penacho (emisión compuesta solamente de gases o de gases con
partículas y aerosoles, que emerge de una chimenea) aunque no es éste el objetivo.

Una central térmica transforma la energía calorífica de un combustible (gas, carbón, fuel) en
energía eléctrica. También se pueden considerar centrales térmicas aquellas que funcionan con
energía nuclear. Todas las centrales térmicas siguen un ciclo de producción de vapor destinado
al accionamiento de las turbinas que mueven el rotor del alternador

Fases

1. Se calienta el agua líquida que ha sido bombeada hasta un serpentín de calentamiento


(sistema de tuberías). El calentamiento de agua se produce gracias a una caldera que obtiene
energía de la combustión del combustible (carbón pulverizado, fuel o gas).

2. El agua líquida pasa a transformarse en vapor; este vapor es húmedo y poco energético.

3. Se sobrecalienta el vapor que se vuelve seco, hasta altas temperaturas y presiones.

4. El vapor sobrecalentado pasa por un sistema de conducción y se libera hasta una turbina,
provocando su movimiento a gran velocidad, es decir, generamos energía mecánica.

5. La turbina está acoplada a un alternador solidariamente que, finalmente, produce la energía


eléctrica.

6. En esta etapa final, el vapor se enfría, se condensa y regresa al estado líquido. La instalación
donde se produce la condensación se llama condensador. El agua líquida forma parte de un
circuito cerrado y volverá otra vez a la caldera, previo calentamiento.

La corriente eléctrica se genera a unos 20.000 voltios de tensión y se pasa a los transformadores
para elevar la tensión hasta unos 400.000 voltios, para su traslado hasta los puntos de consumo.

FUNCIONAMIENTO DE UNA termoeléctrica

Etapas de Generación

• En las centrales térmicas convencionales, En las centrales térmicas convencionales, la


primera etapa consiste en la quema de un combustible fósil, como carbón, óleo o gas,
transformado el agua en vapor con el calor generado en la caldera.

• La segunda etapa consiste en la utilización de este vapor, a alta presión, para girar r la
turbina que, a su vez, acciona el generador eléctrico.
• En la tercera etapa el vapor es En la tercera etapa, el vapor es condensado, transferido el
residuo de su energía térmica a un circuito energía térmica a un circuito independiente de
refrigeración, retornando el agua a la caldera completando el ciclo el agua a la caldera,
completando el ciclo.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

Son las centrales más baratas de construir (teniendo en cuenta el precio por megavatio
instalado), especialmente las de carbón, debido a la simplicidad (comparativamente hablando)
de construcción y la energía generada de forma masiva.

Las centrales de ciclo combinado de gas natural son mucho más eficientes (alcanzan el 50%)
que una termoeléctrica convencional, aumentando la energía eléctrica generada (y por tanto,
las ganancias) con la misma cantidad de combustible, y rebajando las emisiones citadas más
arriba en un 20%, 0,35 kg de CO2, por kWh producido.

Inconvenientes

El uso de combustibles fósiles genera emisiones de gases de efecto invernadero y de lluvia


ácida a la atmósfera, junto a partículas volantes (en el caso del carbón) que pueden contener
metales pesados.

Al ser los combustibles fósiles una fuente de energía finita, su uso está limitado a la duración
de las reservas y/o su rentabilidad económica.

Sus emisiones térmicas y de vapor pueden alterar el microclima local.

Afectan negativamente a los ecosistemas fluviales debido a los vertidos de agua caliente en
estos.

Su rendimiento (en muchos casos) es bajo (comparado con el rendimiento ideal), a pesar de
haberse realizado grandes mejoras en la eficiencia (un 30-40% de la energía liberada en la
combustión se convierte en electricidad, de media).

HIDROELÉCTRICA

Cuando el agua pasa por la turbina, genera un movimiento rotatorio que hace accionar
un alternador y transforma la energía mecánica en eléctrica.
Una central hidroeléctrica puede definirse como instalaciones mediante las que se consigue aprovechar la energía
contenida en una masa de agua situada a una cierta altura, transformándola en energía eléctrica. Esto se logra
conduciendo el agua desde el nivel en el que se encuentra, hasta un nivel inferior en el que se sitúan una o varias
turbinas hidráulicas que son accionadas por el agua y que a su vez hacen girar uno o varios generadores produciendo
energía eléctrica.

En la central hidroeléctrica se pueden distinguir tres unidades: • Unidad de generación. La unidad de generación esta
generalmente compuesta de una tubería que transporta el agua hacia la turbina, en la cual se produce la primera
transformación de la energía potencial del agua en energía mecánica. El elemento básico de la turbina es el rotor,
que cuenta con palas, hélices, o cuchillas colocados alrededor de su circunferencia, de tal forma que el fluido en
movimiento provoca una fuerza tangencial que impulsa la rueda y la hace girar. La energía mecánica se transfiere a
través de un eje para proporcionar el movimiento del rotor del generador que gira dentro de un estator fijo. El eje de
la turbina en su parte superior, tiene instalado el rotor que gira en el interior del estator fijo, girando el rotor con los
electroimanes se inducen corrientes en los circuitos del estator y con ello se efectúa una segunda transformación, de
energía mecánica a energía eléctrica.

Central Hidroeléctrica de Pasada

Una central de pasada es aquella en que no existe una acumulación apreciable de agua "corriente arriba" de las turbinas.
En una central de este tipo las turbinas deben aceptar el caudal disponible del río "como viene", con sus variaciones de
estación en estación, o si ello es imposible el agua sobrante se pierde por rebosamiento

Central Hidroeléctrica con Embalse de Reserva

En este tipo de proyecto se embalsa un volumen considerable de líquido "aguas arriba" de las turbinas mediante la
construcción de una o más presas que forman lagos artificiales.
El embalse permite graduar la cantidad de agua que pasa por las turbinas. Del volumen embalsado depende la cantidad
que puede hacerse pasar por las turbinas.
Con embalse de reserva puede producirse energía eléctrica durante todo el año aunque el río se seque por completo
durante algunos meses , cosa que sería imposible en un proyecto de pasada.

Las centrales con almacenamiento de reserva exigen por lo general una inversión de capital mayor que las de pasada,
pero en la mayoría de los casos permiten usar toda la energía posible y producir kilovatios-hora más baratos.

CARACTERÍSTICAS DE LAS CENTRALES HIDROELÉCTRICAS


Las características de las centrales hidroeléctricas pasan por los componentes que la conforman.
Empezando por la presa, el elemento más importante, porque se encarga de retener el agua en el embalse.
En ese embalse se sitúan los rebosaderos, que permiten filtrar el agua sobrante sin que pase por la turbina.

Un elemento muy importante en las centrales hidroeléctricas es el destructor de energía, que evita que las
masas de agua sobrantes, no provoquen grandes daños al terreno

 Centrales hidroeléctricas de agua fluyente – Son las centrales hidroeléctricas que no tienen zona de
almacenaje del agua, por lo que necesitan que el caudal del río sea lo suficientemente elevado para generar
energía. Tiene el inconveniente de que en época de sequía, no genera energía.
 Centrales hidroeléctricas de embalses – En este caso, una presa es la que forma una acumulación de agua
artificial, donde llega a haber una cantidad amplia de agua que se eleva sobre las turbinas. Con tal cantidad,
se puede controlar la cantidad de agua que pasa por ellas y la cantidad de energía que se produce.
 Centrales hidroeléctricas a pie de presa – En este caso se coge un tramo de río o lago y se levanta una
presa para ubicar las turbinas justo detrás.

Funcionamiento

Para esta conversión, la presa cuenta con una válvula que regula la corriente de agua que pasa por las
turbinas. Para hacerla llegar a la misma, la instalación cuenta con una tubería que la conduce hasta la zona
indicada. La presión de este agua convierte su energía en cinética, al disminuir su fuerza pero aumentar su
velocidad.
Cuando el agua llega a la zona de las turbinas, éstas hacen que la energía cinética de antes, pase a ser
energía mecánica de rotación. Esa turbina está adherida, por el eje, a un generador eléctrico que no para
de dar vueltas. Así, convierte la energía de rotación en energía eléctrica de media tensión. Una vez
finalizado el proceso, el agua vuelve al río y prosigue su curso, o bien es derivada de nuevo al embalse