Você está na página 1de 1

Análisis del 1er Capitulo de libro “El segundo sexo” Simone de Beauvoir.

Por: Luis Fernando Jiménez Rojas.

“Inerte, impaciente, astuta, estúpida, insensible, lúbrica, feroz, humillada: el hombre proyecta
sobre la mujer todas las hembras a la vez. Y el hecho es que es una hembra”

Destacar esto del primer capítulo, es de cierta manera atrevido, como lo es esta autora, pero
creo que en esta frase puede acentuar la motivación de este capítulo, pues, es destacable como
es que la mujer, por el siempre hecho biológico de tener en su físico los genitales propios de
esta, es encasillada como tal hasta un punto de humillación y sometimiento a fin de que el
hombre pueda seguir el manejo de la superioridad de la misma.

Está bien expuesto por la autora que lo macho y lo hembra es posible definirlo en una
correlación de ellos, pues, desde la perspectiva de la autora, mas que ser diferentes, debe de
verse a ellos, como complementarios, mas no, necesarios.

Por otro lado, el resalte de la reproducción asexuada, para su época, era un tema controversial,
pero que trabaja y tenía resultados que implicaban en su mayoría degeneración del producto,
por lo cual era impensable. En nuestra actualidad, contrastando con lo anterior, la
reproducción asexuada es todo un hecho, una mujer lo único que realiza es la selección del
espermatozoide que sea el de mejor calidad y de mejores expectativas médicas, el cual, con
un ovulo sano, incluso artificialmente, pueden empezar la realización de un nuevo ser, que
inclusive, gracias a la investigación de la genética, puede modificarse de acuerdo al deseo de
la próxima madre o padre.

Estos, ha creado el rompimiento continuo de todos aquellos pensamientos a los cuales critica
la autora, que, en cierta parte, mantienen idealizada la relaciones que conllevan una
dimensionalidad de los dos sexos.