Você está na página 1de 2

SISTEMAS PROCESALES

El sistema procesal penal puede tener tres órdenes o sistemas de ordenamiento jurídico. El primero de ellas es el sistema acusatorio.

Este sistema procesal se caracteriza porque el órgano jurisdiccional, es decir, el juez, activa su intervención frente a la promoción de la investigación de
un presuntamente delictivo.

Esa promoción implica el impulso de la acción penal a través del ejercicio de la acción pública por parte de un órgano independiente, como el ministerio
publico fiscal. Así radica la esencia del sistema procesal acusatorio por cuanto sin que exista una decisión penal promovida por el ministerio público, el
juez no puede iniciar una investigación ni formular acusación alguna si el ministerio publico no lo requiere. Esta imposibilidad de que el juez inicie una
investigación y concrete una imputación de una persona determinada se denomina en latín NE PRECEDAT IUDEX EX OFFICIO.
A través del impulso de la acción penal que se materializa en el requerimiento fiscal de instrucción se activan los mecanismos procesales idóneos para
que la actividad jurisdiccional, es decir, el juez, inicie las actuaciones sumariales tendientes a la averiguación de la verdad jurídica real, la
individualización del autor del hecho delictivo y la consecuente aplicación de la sanción penal.

Con el sistema procesal acusatorio se promueve el pleno y cabal cumplimiento de las siguientes garantías constitucionales:

- La primera de ellas consiste en la garantía del debido proceso legal, garantizado el principio de igualdad, es decir, la función (…) E investigadora.
- La igualdad de armas (segunda garantía)...
- Es un principio procesal de carácter constitucional que regula la facultad de las partes, es decir, del ministerio publico fiscal por un lado y de la defensa
del imputado por el otro, en ejercer el delito contradictorio, es decir, el ejercicio de todas las acciones dirigidas a la producción y ofrecimiento de todas
aquellas pruebas necesarias en defensa de sus respectivo intereses.
- Otra de las características del sistema procesal acusatorio hace que el ministerio publico fiscal asuma un rol autónomo u de máxima relevancia en la
investigación de los hechos, por cuanto implica que tiene a su cargo la selección de los casos aplicando criterios de política criminal la investigación a
través de la policía judicial y los órganos estatales y formular la pertinente acusación reuniendo la prueba la que en igualdad de condiciones con la
defensa formularan su respectivo alegato y discusión final para que un tribunal o un juez imparcial pueda dictar sentencia definitiva.
Desde el punto de vists institucional el sistema ACUSATORIO ubica al ministerio publico fiscal en dos ámbitos diferenciados:
 1° supuesto: Como un órgano autónomo o extra poder. Nuestro sistema procesal nacional impuso esa categorización a través de la ley 24.946
creadora de la ley de ministerios públicos. Esta ley tuvo como origen el art. 120 de la C.N.
 2° supuesto: El ministerio público fiscal puede depender o integrar la estructura del poder judicial sin autonomía.
El sistema procesal de la provincia de T.D.F prevee que el ministerio que el ministerio publico fiscal integra el poder judicial de la provincia a través de un
sistema orgánico, y sin autarquía financiera.
El tercer aspecto que caracteriza al sistema acusatorio consiste en la facultad indelegable del ministerio publico fiscal en realizar investigaciones penales
preparatorias, esa facultad indelegable está puesta en el art.26 de la ley orgánica del ministerio publico.
Particularmente , el art 26 facultad a los fiscales a iniciar de oficio investigaciones relacionadas con todos aquellos delitos que sean proseguibles de oficio,
por ejemplo, el narcotráfico, trata de personas, contrabando, delitos tributarios y que dada la complejidad de los mismos ameriten su debida
investigación. Para ello, el rasgo que caracteriza al sistema acusatorio en esta función, es la facultad de los fiscales tomar declaraciones testimoniales,
citar integrantes de las fuerzas federales de seguridad, requerir la colaboración de los organismos gubernamentales, nacionales, provinciales y
municipales, requerir directamente información a agencias financieras, organismos de inteligencia y entidades bancarias ( AFIT, ANSES, ADUANA,
ETC).

Sistema acusatorio

Concepto: Es el sistema procesal que concibe al juez como un sujeto pasivo rígidamente separado de las partes y al juicio como una contienda entre
iguales iniciada por la acusación a la que compete la carga de la prueba, enfrentada a la defensa en un juicio contradictorio, oral y publico y resuelta por
el juez según su libre convicción.

Caracteristicas: Favorece modelos de juez popular y procedimientos que valorizan el juicio contradictorio como método de investigación de la verdad.

Rasgos Historicos: Tras la caída del Imperio Romano, el proceso se vuelve acusatorio, confundiéndose en las primeras jurisdicciones barbarás con los
ritos de las ordalías y los duelos judiciales Es originario de Grecia y fue adoptado y desarrollado por los romanos. En un principio corresponde a la
concepción privada del Derecho penal, en cuanto el castigo del culpable es un derecho del ofendido, quien puede ejercitar su derecho o abandonarlo; si
lo ejercita, el castigo y el resarcimiento del daño se tramitan en un mismo procedimiento, sin que haya distinción entre procedimiento penal y
procedimiento civil.

Se basaba este sistema en los siguientes principios básicos:

 Facultad de acusar de todo ciudadano.

 Necesidad de que alguien distinto al Juez formule acusación para que pueda existir un juicio. El Juez no procede "ex oficio".

 El juez no es un representante del Estado ni un juez elegido por el pueblo. El juez es el pueblo mismo, o una parte de él, si este es muy
numeroso para intervenir en el juicio. La acción corresponde a la sociedad, mediante la acusación que es libre y cuyo ejercicio se confiere no
sólo al ofendido y a los parientes, sino a cada ciudadano.

 Quien juzga es una Asamblea o Jurado popular, por lo que las sentencias no son apelables, sino que rige el principio de instancia única.

 El de libertad personal del acusado hasta que exista sentencia condenatoria.

 El de igualdad absoluta de derechos y deberes entre acusador y acusado.

 El de que el Juzgador limite su juicio a los hechos alegados y probados.

SISTEMA INQUISITIVO
Se caracteriza por ser un modelo procesal con resabios absolutistas. Este sistema se caracteriza por tener una forma concentrada en el ejercicio del
poder punitivo y en la persecución pública. Se encuentra basado en la actuación del juez como figura central del proceso (juez de instrucción) mientras
que el sistema acusatorio, el protagonista central de la persecución penal es el fiscal y la figura del juez actuando como garante de los derechos y
garantías constitucionales. Por eso se lo denomina juez de garantía.

Las facultades del juez de instrucción, según el modelo inquisitivo, incluye la iniciación de oficio de todas las investigaciones, detiene personas sin
pedido del fiscal, interroga a los testigos, recopila elementos de prueba, evalúa que prueba en procedentes o improcedente, además da una sentencia.

Otra de las características del sistema procesal inquisitivo es que el juez de instrucción realiza el mismo todas estas tareas, pierde la imparcialidad por
cuanto asume un rol que no le es propio y natural a la función decisora que caracteriza la figura del juez.

En este tipo de sistemas inquisitivos no se cumple con la garantía de defensa en juicio y del debido proceso que exige que sea el titular de la acción
penal pública ( el fiscal) quien pida una sanción, una pena, y como contra partida, que la defensa pueda controvertir o refutar los argumentos del fiscal y
en definitiva aquel que está llamado a decidir no sea otro más que el juez.

Un aspecto que debemos tener en cuenta para diferencia un sistema del otro, es que no debemos confundir con el sistema escrito u oral. Esto significa
que puede convivir un sistema inquisitivo con oralidad.

SISTEMA MIXTO O INQUISITIVO REFORMADO

El sistema mixto surgió como una versión mejorada de los viejos resabios absolutistas que rigio el procedimiento peal hasta el año 1992, a partir de la
reforma de la ley 23.984 se estableció una doble etapa en el proceso penal. La 1° de ellas, a través del mantenimiento de la figura del juez de
instrucción, se caracteriza por la escritura ( es decir, procedimiento escrito), formal es lo que en mas e una oportunidad las decisiones judiciales
contienen un lenguaje alejado de la realidad de los hechos, simple, llano y una 2° etapa denominada “plenaria”, la cual se caracteriza por la oralidad, las
declaraciones testimoniales y toda la prueba se realiza en forma oral, no escrita, la publicidad consiste en que el juicio oral propiamente dicho, se realiza
a puertas abiertas. La concentración de la prueba se realiza en un solo acto. Otros de los aspectos no es el “ debido contradictorio”, que implica un
esquema de argumentaciones jurídicos probatorios por parte del ministerio publico fiscal como por parte de la defensa, ellos garantiza la igualdad ante
la ley y el principio de igualdad de armas.

En definitiva este sistema es el que rige actualmente a nivel nacional, no obstante existen algunas normas procesales que mediante reformas
legislativas se aproximan hacia un sistema acusatorio, en el que ministerio publico fiscal se le ha acordado ciertas facultades de investigación.

En algunos ordenamientos procesales del ministerio publico fiscal además de cumplir una función exclusivamente de persecución penal, es considerado
un garante de legalidad y defensor de los intereses generales de la sociedad. Esto significa que además de investigar todos los delitos para poder
concretar la acusación, tiene el deber de colectar toda la prueba necesaria y conducente (detendible, importante), destinada a la averiguación de la
verdad jurídica. Inclusiva, tiene el deber legal de producir toda aquella prueba que eventualmente beneficie al imputado y que no sea menoscabado
perjudicado en los derechos del imputado.

Los sistemas acusatorios puros (donde investiga el fiscal) no obliga al fiscal a velar por los intereses del imputado, sino que se procura con la actuación
del ministerio publico fiscal un menor ejercicio de las garantías del imputado, y en definitiva posiciona al imputado y a su defensa en un mismo plano de
igualdad de condiciones (igualdad de armas). Resulta innecesario aclarar que el fiscal como organismo de acusación además de representar la función
persecutoria debe velar por el fiel cumplimiento de las garantías constitucionales.

”. querellante autónomo, este además de ser el ofendido por el delito cometido puede promover y proseguir la acción penal con absoluta independencia
de la actitud que asuma el M.P.F. durante el proceso, por ejemplo puede ofrecer prueba, asistir a todas la audiencias, pedir el archivo de la causa,
solicitar una sentencia absolutoria.

La característica propia del querellante es la condición de PARTE (ser parte del proceso). Por tal motivo es un sujeto no solamente de derechos sino
también de obligaciones. Como parte genera una relación jurídica y procesal con las demás partes pero es un sujeto “eventual” porque su presencia en
el proceso no es indispensable para la validez de todos los actos procesales que se realizan, por eso decimos que tiene calidad de parte facultativa y al
ser un sujeto eventual no tiene la obligación ni el deber de promover o de proseguir con la acción penal, el derecho que posee es facultativo, es decir
que puede ejercerlo o no; pero si lo ejerce cumple una función pública porque aun siendo un particular ofendido que naturalmente responde a intereses
individuales o particulares, cuando es tenido como parte querellante en el proceso cumple una función pública por un motivo esencial: su acción que
promueve contra el imputado en un delito de acción pública transforma ese interés particular en un interés de naturaleza pública y en segundo lugar
porque la finalidad perseguida es la aplicación del derecho penal y el derecho penal es público, solicita la imposición de una pena que también es un
acto procesal de naturaleza pública.

DERECHO PENAL DE AUTOR Y DERECHO PENAL DE ACTO

Para comprender los derechos del imputado debemos tomar en consideración no solo las garantías constitucionales, sino que también, todos los
lineamientos del derecho penal y de tal modo ubicar a l imputado frente al delito. Sobre este tema existen dos concesiones, el d. penal de autor y el d.
penal de acto. El de autor se basa en que la culpabilidad tiene su origen en la personalidad, en sus antecedentes penales , en la peligrosidad, en las
condiciones de vida ( es prejuzgar a la persona por actos que cometió en el pasado).

Derecho Penal de acto la culpabilidad tiene como exclusivo fundamento la concreta conducta del sujeto, se los juzga por lo q hizo. Ambas fueron
desarrollándose a través de los juristas y prevalece en el estado de derecho esta segunda corriente q permite consagrar y aplicar todas y cada una de
las garantías q establece la constitución nacional.