Você está na página 1de 8

Capítulo I

Introducción e información general

1.Introducción

El crecimiento económico es uno de los ideales de toda sociedad, este supone un

incremento considerable de los ingresos, y de la forma de vida de todas las personas de una

sociedad. Existen distintos modos o perspectivas desde los cuales se evalúa el crecimiento de

una sociedad como: las tasas de interés, el nivel de consumo, las políticas gubernamentales, o

las políticas de fomento al ahorro; todas estas variables son herramientas que se utilizan para

medir este crecimiento. Las cifras obtenidas establecen que tan apartados o que tan próximos

estamos del desarrollo. Si bien es cierto los analistas coinciden en que la economía está bien,

ya que el Perú tiene excelentes cifras económicas, esto incluye un aumento en el Producto

Interno Bruto (PIB), el control de la inflación y de las finanzas públicas. Sin embargo ¿Por

qué existe tanta pobreza? ¿Por qué esto no se manifiesta en una mejora del bienestar? ¿Por

qué el Perú todavía no ha alcanzado el desarrollo si la inflación está controlada y hay

aumento del PBI? ¿Qué condiciones le falta al Perú para que llegue a ser un país

desarrollado? ¿Qué condiciones hacen que nuestro país quede paralizado en su crecimiento?

2. Historia económica del Perú

La economía peruana se ha caracterizado por sus frecuentes crisis como se describe en la

obra de Bruno Seminario, “El desarrollo de la economía peruana en la era moderna”, notable

contribución para evitar transitar por los mismos caminos sin salida del ayer.

El crecimiento sostenido es un fenómeno reciente que, en el caso del Perú, tiene lugar a

partir de las primeras décadas del siglo XX. En efecto, antes del siglo pasado había épocas

de crecimiento sucedidas por etapas de regresión económica. El ingreso per cápita en 1900,

en los primeros años de la República Aristocrática, era similar al de la década de 1760,


cuando Amat y Junient gobernaba el Perú encandilado por la Perricholi. Vale la pena

recordar que, hasta donde sabemos, ninguna economía europea había experimentado

crecimiento sostenido antes de la revolución industrial (…). El problema es que mientras

Europa Occidental comenzó a crecer a mediados del siglo XVIII, el Perú solo lo ha hecho

de manera sostenida desde inicios del siglo XX.(Seminario,2012,p.56)

El subdesarrollo del Perú se explica, fundamentalmente, por la casi nula expansión en el

ingreso per cápita durante los primeros 80 años de vida republicana. El crecimiento promedio

anual entre 1821 y 1900 fue de 0.6%. Peor aún, el crecimiento entre 1800, poco antes del

proceso de emancipación, y 1890, el final del gobierno de reconstrucción de Cáceres, fue

negativo e igual a -0.3%. Así, para un peruano de fines del siglo XIX, la frase “todo tiempo

pasado fue mejor” hubiese sido apropiada. La lección que deberíamos aprender es que el

subdesarrollo de nuestro país es responsabilidad de nosotros los peruanos y no de los

extranjeros.

3. Condiciones para el desarrollo del Perú

Muchas veces la economía puede estar atravesando por una fase decrecimiento, medido por

los aumentos en el PBI, pero no desarrollar, es decir, no tener la capacidad de aumentar la

calidad de vida de la población. En paralelo debemos tener presente que gran parte del

crecimiento económico en los últimos diez años se ha debido a condiciones externas

favorables, reflejadas en altos precios de las materias primas. Sin embargo, la historia muestra

que los precios de las materias primas están sujetados a ciclos, es decir, a periodos de alza y

caída. El Perú a pesar de tener controlada la inflación y el aumento de su PBI no es un país

desarrollado ya que por una parte existen políticos que teniendo el dinero en sus manos no

invierten demasiado en mejorar la calidad de vida de la población, que para ganar las elecciones

mienten ofreciendo cosas que luego no cumplen.


Capítulo 2

Figuras y tablas

Tabla 1

Tamaño de la economía

(PIB país/PIB Perú)

Tabla 2

Nivel de desarrollo

(PIB per cápita país/PIB per cápita Perú)


El subdesarrollo del Perú tiene mucho por hablar y es, esencialmente, culpa de nosotros

mismos. En particular, el Perú no era un territorio atrasado durante la época colonial. La

diferencia entre el nivel de vida del Perú y el de los países más desarrollados no era abismal,

como si lo ha sido desde hace décadas. El punto es que nuestro país no estaba atrasado en

relación a Europa Occidental.

Figura 1

Agricultura de subsistencia en el siglo XVII

(en pesos de 1795)

También las empresas agrícolas recibieron un golpe devastador en 1687, año en el que un

terremoto en la Costa central, afectó la infraestructura agrícola.


Figura 2

Evolución del PBI peruano

Fuente: INEI

La producción del país se desplomó en febrero y registra una tasa de 0,74%

Figura 3Evolución de la incidencia de la pobreza 2002 – 2016

Capítulo 3
Conclusión

Nuestro país siempre se ha caracterizado por sus constantes crisis a lo largo de la historia,

aún falta mucho por hacer para que nuestro país realice un buen crecimiento para poder llegar

a ser un país desarrollado necesita que haya un ambiente de bienestar, que toda la población

pueda cubrir sus necesidades básicas con amplitud. Se deben de realizar pequeñas acciones o

logros que le devuelvan a la sociedad la confianza, se necesita una economía en diversos

sectores para que nuestro país se integre al mundo, no solo como productor de materias

primas sino como parte de cadenas de valor multinacionales. Todos merecen las mismas

oportunidades, debemos entender que lo que requerimos es una estrategia de desarrollo y no

solo de crecimiento. Y en ese modo la búsqueda de la combinación de Estado/mercado es

clave. Sin un Estado que funcione, es decir, que cumpla con sus tareas básicas, no es posible

extender los beneficios del mercado. El mercado necesita del Estado.