Você está na página 1de 3

Noticia relacionada

La desnutrición crónica afecta al 28% de niños menores de 5 años de las zonas rurales
del Perú

La anemia infantil en el Perú es un problema de salud pública. En el 2017 se


identificaron hasta 43.3% de niños anémicos, en el 2018 dicho porcentaje se
incrementó 46.6%. El Estado peruano prometió reducir ese porcentaje de 43% en
promedio hasta el 19% para el 2021. ¿Qué debe hacer para lograr esa promesa
tan ambiciosa?

RPP Noticias entrevistó a la nueva directora del Programa Mundial de


Alimentos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), Tania Goosens,
para conocer sus apreciaciones acerca de los desafíos y aciertos de la situación
actual de la lucha contra la anemia. Los periodistas que conversaron la
especialista internacional fueron Josefina Townsend y Fernando Carvallo en el
marco del CADE Ejecutivos 2018.

“Reducir la anemia a 19% es bastante ambicioso, pero tenemos aciertos positivos.


Existe un plan multisectorial para la lucha contra la anemia”, dijo Goosens,
quien explicó que dicho plan tiene a 15 ministerios involucrados.

De esta forma se podrá reducir la anemia de manera descentralizada a nivel


nacional, “lo importante es ampliar esas intervenciones a otras regiones con más
prioridad”, sostuvo.
El arroz fortificado con hierro es una de las grandes armas frente a la anemia. | Fuente: Getty
Images. | Fotógrafo: GI15702993

LOS ALIMENTOS CLAVE

La periodista Josefina Townsend preguntó a Goosens por qué que una gran
ventaja para el Perú nuestro alto consumo del arroz. La experta en alimentación
respondió porque dicho cereal es uno de los alimentos que pueden ayudar
a reducir la alta tasa de anemia en el país.

“50% de las causas de anemia en el Perú son por el déficit de hierro. No


solamente hay una solución para la anemia, los productos fortificados son una
manera eficaz para que los alimentos sean enriquecidos. El Perú es un país
arrocero y hemos trabajado con el Minsa (Ministerio de Salud) y el Midis
(Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social) para la fortificación de arroz. El Midis
está entregando arroz fortificado en sus programas sociales”, afirmó
Goosens.

El Programa Mundial de Alimentos tiene modelos de éxito que están logran reducir
la tasa de anemia en comunidades específicas del país como en Ventanilla y
Sechura (Piura).

“El gran éxito de este modelo es que se está involucrando diferentes actores como
los centros de salud, la empresa privada, los municipios y las
comunidades. Existen incluso grupos de mujeres solidarias que acompañan a
las familias con niños anémicos”, dijo Goosens.
Entre los puntos que el Estado peruano debe mejorar para seguir combatiendo
la anemia, Goosens señala que es la investigación ya que se necesita saber por
qué hasta el momento Puno y Loreto son las regiones donde más cuesta vencer la
anemia.

Noticia relacionada