Você está na página 1de 5

Como poner un Bar

¿Estas interesado en iniciar tu propio negocio? Conoce los beneficios al iniciar este negocio,
el mercado potencial y la mejor ubicación

¿Por qué una cantina?

Si crees que las cantinas o bares están pasadas de moda, sucede todo lo contrario. Estos
negocios han logrado sortear el paso del tiempo con la introducción de tragos de moda,
nuevos ritmos musicales, transmisión de eventos deportivos, además de una imagen actual.
Fórmula con la que cautivan tanto a jóvenes como adultos, lo que las convierte en una
oportunidad de negocio rentable.

Si te interesa incursionar en este giro, considera que los ingredientes principales para
emprender son planeación, oferta y administración. Pero sobre todo, una definición precisa
del concepto que tendrá el negocio -estilo y oferta gastronómica-.
Para construir un valor agregado real, debes elaborar un menú diferente y ofrecer la máxima
calidad en el servicio, platillos, instalaciones y ambiente.

Los motores de estos negocios es el carácter festivo de los mexicanos.

Cualquier pretexto es bueno para tomar una copa con amigos, compañeros de trabajo,
familia o con la pareja. Y las cantinas saben explotar este fenómeno.

Actualmente estos lugares se caracterizan por transmitir todo tipo de eventos deportivos,
desde partidos de futbol hasta peleas de box. También crean promociones especiales para
celebrar cumpleaños, aniversarios y días festivos.

Lo mejores que en el país aún existen zonas por explotar.


Las cantinas tradicionales han experimentado un proceso de extinción en las zonas urbanas
debido a su resistencia al cambio. Pero hay ciudades grandes y pequeñas que tienen cabida
para conceptos innovadores.

Razones para abrir una cantina

1. Los restaurantes y bares son una industria que demanda una gran cantidad de insumos
e impacta en 80 ramas productivas. Tiene un valor de $154,000 millones y contribuye
con el 2.2% del PIB Nacional, indica la Canirac.

2. La gran oportunidad de negocios está en un mercado potencial de 36 millones de


trabajadores del sector industrial, comercio y servicios. Según cifras del INEGI, de esa
cifra 25 millones pertenecen a la clase media, tienen capacidad económica y visitan un
restaurante, por lo menos, una vez a la semana.

3. La Canirac tiene registrados 250,000 negocios en el país, siendo el Distrito Federal,


Estado de México, Jalisco, Veracruz y Puebla los estados con mayor número de
restaurantes. Las entidades con menor número de establecimientos son Tlaxcala, Baja
California Sur y Colima.

4. Las tendencias más fuertes en la actualidad son: la cocina saludable, las parrillas, los
bistró, la cocina de autor y de fusión, todos a base de grandes). Siempre vigentes
también, y con gran participación de mercado, están las cocinas internacionales de
especialidad y la cocina tradicional mexicana.

5. Otra área de oportunidad es la industria turística, debido a quelos restaurantes captan el


23% del consumo de los más de 20 millones de turistas que visitan México cada año.
Aquí se impone la variedad y la calidad, y lo más recomendable es buscar alianzas con
agencias de turismo, hoteles y hasta sitios de taxi.

¿Por qué una cantina?

En esta industria hay de todo y para todos, con conceptos tradicionales muy probados o con
propuestas totalmente innovadoras. Para grandes y para chicos, con pequeñas inversiones y
conceptos modestos, o con propuestas gastronómicas que trascienden las fronteras.

Los formatos modernos son variados. Existen por ejemplo las cantinas de ambiente familiar.
El Desván, conocido como “el rey de la botana” por tener una carta compuesta por más de
100 platillos, es una de ellas y gracias a esta cualidad, ha podido participar en el rubro de
eventos privados de hasta 300 personas.

En cuanto a la música, algunos conceptos se caracterizan por presentar grupos en vivo los
viernes y sábados; unos más optan por establecer días de karaoke, mientras que otros se
distinguen por tener rocolas, lo que permite que los clientes decidan qué escuchar.

Un aspecto fundamental que caracteriza a las cantinas es la decoración. Puedes ambientar


tu negocio haciendo remembranza a alguna época, a tu deporte favorito (lucha libre, futbol,
etc.) e incluso a un superhéroe. La creatividad será tu mejor aliada en este punto.

No importa si decides que tu local tenga una apariencia extravagante o sencilla, el centro del
negocio lo conforman las bebidas alcohólicas. Por lo que debes asegurarte de invertir en
vinos, licores y cervezas tanto nacionales como de importación. Para ello, elige a los centros
formalmente establecidos y autorizados por los fabricantes de vinos, bebidas destiladas y
refrescos, para asegurarte de que las botellas de alcohol que ofrezcas sean genuinas.

Vinaterías como La Castellana o La Europea son ejemplos de proveedores que ofrecen


calidad y buenos precios para realizar tus compras al mayoreo.

Se recomienda estar preparado para todo tipo de clientes. Es necesario contar con
alternativas tanto para los gustos más refinados como para aquellos que prefieren marcas de
cervezas gourmet. En este negocio no deben existir las negativas.

El complemento ideal de las bebidas son los alimentos. Existen conceptos que ofrecen sólo
platillos típicos mexicanos, mientras que otros manejan servicio a la carta con variedades
internacionales.

Contar con un menú completo es otro punto a favor. Por eso, algunos ofrecen desde botanas
para acompañar las bebidas hasta comidas completas. Lo mismo se preparan carnes asadas
que ensaladas y, por supuesto, postres.
Muchas personas acuden inicialmente a comer y después se quedan a disfrutar una bebida.
Para esto, debes establecer una combinación ganadora de música, ambiente, decoración y
menú.

Mercado Potencial

Uno de los factores que contribuye al éxito de las cantinas es el consumo de alcohol entre los
mexicanos. De acuerdo con la Fundación de Investigaciones Sociales (Fisac), al menos 32
millones de personas de entre 12 y 65 años ingieren bebidas alcohólicas con regularidad.
Esto significa que el mercado potencial asciende a casi un tercio de la población total del
país.

Y no sólo eso. Se estima que el consumo anual per cápita en esta población es de 2.8lts,
pero puede llegar a siete en los varones de 18 a 65 años residentes en áreas urbanas.
Fenómeno que repercute de manera positiva en las utilidades de las cantinas.

La inversión promedio para una cantina es de $1,200,000. Cuando tu cantina este instalada,
tardará de seis a ocho meses en generar un flujo de recursos constante. A partir de los 12
meses lograrás el punto de equilibrio y consolidación, y el crecimiento se registrará entre los
18 y 24 meses.

Una cantina crece entre un 18 y 20% anual durante los primeros cinco años, cuidando que el
costo de operación no rebase el 66% del valor total de las ventas.

Las utilidades pueden ser del 27% desde el primer año si se cuida que el valor real de los
platillos sea menor al 33% del precio anunciado. Así, con un ritmo de crecimiento del 20% en
el número de clientes por año, se puede recuperar la inversión en 20 meses.

Una vez levantada la cortina, necesitarás implementar estrategias de promoción, tales como
paquetes y descuentos. No olvides las recomendaciones de boca en boca, así como repartir
volantes y anuncios, siempre diseñados de acuerdo al público al que te dirijas.

Por último, toma en cuenta que deberás tener pasión por el servicio, gusto por la cocina, trato
amable y disciplina. Finalmente, el éxito de tu negocio dependerá del nivel de satisfacción del
cliente, a quien se debe escuchar y complacer con amabilidad.

Otro punto esencial es la capacitación, tanto de empleados como de los socios del negocio.
En especial en el área financiera.

Para conocer mas detalles sobre Como Poner un Bar haz


clic https://www.comoponerunnegocio.org/Como-Poner-un-Bar-,354_9