Você está na página 1de 2

LOS SECRETOS DE LOS GENIOS DE LA CREATIVIDAD

¿Cómo se les ocurren las ideas a los genios ¿qué es lo que caracteriza las estrategias de
pensamientos de los Einsteins, Edisons, Darwins, da Vincis, etc.? ¿qué podemos aprender de
ellos? A partir del análisis de más de un centenar de grandes pensadores, Michael Michalko nos
explica la manera de tener ideas para ser mucho más creativos.

Management.

A partir de la lectura de "Los Secretos de los Genios de la Creatividad" conocerá como


podemos revolucionar la perspectiva desde la que afrontamos los problemas para encontrar
soluciones realmente innovadoras.

I. LA MANERA DE VER LO QUE NADIE MÁS VE

ESTRATEGIA 1: SABER MIRAR Y SABER VER

El genio procede a menudo de encontrar una perspectiva nueva que nadie más ha adoptado.
Leonardo da Vinci creía que, para conseguir conocer la forma de los problemas, hay que empezar
por saber cómo reestructurarlos de muchas maneras. Él opinaba que la primera vez que
contemplaba un problema era demasiado propenso a utilizar su manera habitual de ver las cosas.
Entonces volvía a estructurar su problema contemplándolo desde una perspectiva y pasando a
otra perspectiva y luego a otra. Con cada movimiento, su comprensión se hacia más profunda y
empezaba a comprender la esencia del problema.

Cuantas más veces exprese un problema diferente, más probable es que su perspectiva cambie y
se haga más profunda. A continuación, se exponen varias maneras de volver a estructurar un
problema:

1. Hágalo más global y específico. La abstracción es un principio básico cuando se reestructura


un problema. Por ejemplo, Einstein no creía en la creación de conocimiento nuevo partiendo de un
conocimiento ya existente. Así que escogió como premisa de partida lo que otros no estaban
dispuestos a aceptar, porque las abstracciones no podían demostrarse experimentalmente. Las
declaraciones más específicas de problemas conducen a soluciones más rápidas, pero a menos
creatividad conceptual que las declaraciones generales.

2. Separe las partes del todo. Ver es una de las operaciones más amplias posibles: su visión
engloba una infinidad de formas y objetos y, sin embargo, se fija sólo en un sujeto cada vez. Una
manera de obtener conocimiento es separar las partes del todo, examinando todas las relaciones
y factores clave que pueden influir en una situación dada. Una herramienta útil que permite ver las
relaciones entre las causas y los efectos es "la raspa de pescado". Para organizar un problema
existente según esta herramienta, se escribe el problema en la cabeza del pescado, se identifican
las categorías principales de las causas del problema y se agrupan las causas menores alrededor
de las costillas. Pregúntese por qué sucede cada causa menor. Haga una sesión de brainstorming
y coloque las ideas que se hayan generado en la sesión en el lado derecho de la costilla. (Ver
figura l.)

3. Cambie las palabras de algún modo. Comprometerse con las primeras palabras que le
vienen a la mente puede interrumpir su proceso pensante. Por ello es aconsejable:

Expresar el problema de otra forma. Intente siempre volver a expresar un problema en