Você está na página 1de 7

DIFERENCIAS ENTRE EL MICROCLIMA DE UN PASTIZAL Y UNA ZONA

DE BOSQUE

Sergio Garcia-Murcia1; Melissa Melo-Duque1

1. Estudiantes del programa de Licenciatura en Biología y Educación Ambiental de

la Universidad del Quindío.

Introducción

El microclima define el conjunto de condiciones climáticas propias de un punto

geográfico o área reducida y representa una modificación local del clima general de la

región debido a la influencia de distintos factores ecológicos (Barnes et al. 1998). Las

coberturas vegetales modifican los parámetros climáticos, en especial los

microclimaticos, además, contribuyen a mantener la fertilidad del suelo reduciendo la

erosión y aportando una buena cantidad de materia orgánica producida por la hojarasca

(Jiménez & Gómez 1982). Y fijando nitrógeno atmosférico (Rskoski 1982). Debido a la

alta acumulación de biomasa y a las dimensiones de los árboles, los bosques tienen una

considerable influencia en los intercambios de energía entre la atmósfera y el suelo,

actuando la cubierta vegetal sobre el comportamiento de la radiación solar, las

precipitaciones, la humedad atmosférica, la temperatura del aire, el viento y la

capacidad evaporativa del aire (Aussenac 1997, Barnes et al. 1998, Geiger et al. 2003)..

Las condiciones microclimáticas dentro y bajo una cubierta vegetal de los bosques

varían con respecto a aquellos espacios fuera de ella. En un ambiente forestal, las

variables meteorológicas —luz, temperatura del aire, velocidad del viento, humedad

atmosférica— poseen una influencia de la vegetación, por lo cual, las condiciones

climáticas locales distan de las regionales (Gómez 2002). El propósito de este estudio
fue comparar el microclima de dos sitios: un bosque con un dosel medianamente

cerrado y un pastizal.

Materiales y métodos
Área de estudio

El estudio se realizó en dos áreas ubicadas en la universidad del Quindío, en el relicto

del jardín botánico Cedro Rosado localizado al noroeste de la ciudad de Armenia en las

coordenadas 75° y 45´ longitud oeste y 4° 35´ latitud noroeste, a una altitud de 1520 m

y corresponde a la zona natural de vida bosque húmedo premontado. El relicto de

bosque secundario de 8 hectáreas, medianamente perturbado. La temperatura promedio

anual es de 21°c y la pluviosidad promedio anual de 2000-2500 mm, con dos periodos

secos y dos de lluvia.

Materiales

● Termohigrometro.

● Luxómetro.

● Termómetro para suelo.

Procedimiento

En los dos sitios se realizaron mediciones durante tres días no consecutivos; en cada día

se tomaron muestras de cinco datos en periodos de dos horas (un dato cada media hora)

por factor a analizar, en este caso temperatura (suelo y aire), intensidad lumínica y

humedad. La temperatura del suelo se tomó a dos profundidades diferentes 5cm y 10

cm.

Los datos se procesaron en STATISTICA 7 aplicando las pruebas de Cochran, Hartley

y Bartlett; además para los análisis que no presentaron homocedasticidad se aplicó la

prueba Kruskal-Wallis, para los que si se aplicó la prueba ANDEVA.


Resultados
Temperatura del aire
La temperatura promedio en el pastizal vario desde los 33ºC hasta los 26ºC, comparado
con el bosque, el pastizal fue donde más vario la temperatura. En el bosque la
temperatura varia de los 29ºC hasta los 25ºC (figura 1)

Figura 1. Promedio de la temperatura en horas de la tarde en dos sitios diferentes del

jardín botánico Cedro Rosado

Humedad

La humedad relativa en el bosque vario desde un 36% hasta alcanzar su punto más alto

con un 49%. El pastizal vario desde un 36% hasta un 45%. (Figura 2).
Figura 2. Promedio de la humedad en horas de la tarde en dos lugares diferentes en el

jardín botánico Cedro Rosado.

Temperatura del suelo

En el pastizal se obtienen temperaturas superficiales bastantes variables que van desde

los 20C° hasta los 29C°, a 10 cm de profundidad la temperatura se observó más estable

respecto a la superficie con medidas que van desde los 23C° hasta los 19C°. (Figura 3)

Figura 3: temperatura del suelo a profundidades diferentes, en 2 lugares diferentes del

Jardín Botánico de la Universidad del Quindío

Intensidad lumínica

En el pastizal fue el sitio donde más fluctuó la intensidad lumínica. Alcanzando los

48Lux a la 1:30 pm en su punto más alto y 15 Lux a las 3:30 pm. En el bosque la

intensidad lumínica fue estable durante las horas de muestreo con un promedio de 3Lux

durante las horas de muestreo (Figura 4).


Figura 4. Intensidad lumínica en horas de la tarde en dos lugares del jardín botánico
Cedro Rosado

Discusión
El estudio del microclima permite conocer cómo se establece las coberturas de arbustos
y plantas herbáceas, así como las coberturas del suelo por materia orgánica en procesos
de descomposición. El conocimiento sobre ambos elementos juega un papel importante
en la conservación de suelos y la capacidad de infiltración (Morgan y Davidson, 1986;
Derpsch y Roth, 1987; Brandt, 1988).
Los resultados obtenidos nos permiten tener una aproximación sobre las características
microclimaticas en el bosque en comparación con una zona de pastizal, en donde
evidentemente se encuentra que la zona de pastizal presenta una alta variabilidad en
cuanto a temperatura y humedad.
Esta alta variabilidad en la zona de pastizal se presenta de manera más evidente en la
superficie que en la profundidad del suelo ya que este se expone claramente a diferentes
factores abióticos tales como el agua, la temperatura, la luz, la humedad, el oxígeno,
entre otros que permiten explicar la distribución de los organismos en la naturaleza
(Jiménez & Lhomme, 1990).
Por otro lado, en donde inciden de manera indirecta los factores ambientales, no se
presenta mayor variabilidad, tal es el caso del suelo a profundidad, en donde
independientemente de si se encuentra en pastizal o bosque posee una temperatura
similar.
Se puede decir que en el bosque la influencia de los árboles altera las características
ecológicas, tanto en el suelo como en el ambiente, creando un microclima especial. En
el interior del bosque las condiciones de luminosidad, temperatura y humedad varían
enormemente respecto a la zona de pastizal. La menor luminosidad existente en el
interior del bosque es mucho menor que en las zonas no boscosas. La cobertura arbórea
proporcional de las copas de los árboles, hace que las hojas de los mismos no sólo
interfieran el paso de los rayos del Sol, que pueden desviar hasta el 95% haciendo que
sólo llegue al suelo el 5% de la misma, sino que también alteran el espectro
electromagnético de las radiaciones, transformando en función de la absorción selectiva
que ejercen las hojas, de manera que la luminosidad bajo la cubierta del bosque es más
rica en infrarrojos que en ultravioletas. Esta menor intensidad luminosa modifica la
vegetación existente en el interior del bosque e influye potentemente en los animales
que sobre ella habitan, esencialmente en los Insectos (Lastra, 2001).
A pesar de que el bosque presenta diferentes elementos que juegan un papel “cobertor”
frente a los factores abióticos, también presenta variaciones en el microclima en el
transcurso del día ya que un árbol desarrolla ciertas características a la sombra de su
copa, pero el viento y el cambio de la posición del sol generan constantes variaciones de
este microclima, Debido también a variaciones estructurales, resultan ciertas variaciones
en el microclima, sobre todo respecto a la calidad e intensidad de la radiación
(Valverde, Meave, Carabias, & Cano-Zantana, 2005).
Los procesos de intercambio con la atmósfera dependen de las características de la
superficie expuesta. Cuanto más irregular (accidentada) es la superficie, más intensivos
son estos procesos. Esta relación es importante en el sentido de que la estabilidad
ecológica, en general, aumenta con la irregularidad de una población. Respecto al
microclima, una alta irregularidad en el dosel se refleja en una mayor variabilidad de la
radiación, la temperatura y la humedad relativa del aire (Alvarado, 1985).
Se concluye entonces que los factores abióticos presentan menos incidencia en el
microclima de bosque, mientras que, en el microclima de pastizal, al ser una zona
abierta, impacta de manera directa el suelo. Por otra parte, el microclima del bosque
presenta mayor estabilidad respecto al de pastizal debido a la presencia del dosel
arbóreo.

Bibliografía
Barnes BV, DR Zak, SR Denton, SH Spurr. 1998. Forest ecology. 4 Ed. New York,
USA. John Wiley. 774 p.
Jiménez, A.E. Gomez,P.A. 1982. Estudios ecológicos en el agro ecosistema cafetero.
México D.F, México: continental, S.A, de G. V. México, D. F.
Roskoski, J. 1982. Importancia de la fijación de nitrógeno en la economía cafetal. En
Jiménez, A.E, Gómez, P.A. (Ed). Estudios ecológicos en el agroecosistema cafetero.
(55-63) México D.F, México: continental, S.A
Aussenac G. 1997. Interactions between climates and forests at the local, regional, and
global levels. In Birot Y ed. Sustainable forest management: Contribution of research.
Zvolen, Slovakia. Arbora Publishers spol. s.r.o. p. 1-16. (IUFRO Occasional Paper Nº
9).
Geiger R, RH Aron, P Todhunter. 2003. The climate near the ground. 6 ed. Lanham,
USA. Rowman & Littlefield Publishers. 584 p.
Soledad, D.V. Campo,A.M. 2016. Variaciones microclimaticas en el interior y exterior
del bosque de caldén (prosopis caldenia), Argentina. Cuadernos de Geografía: Revista
Colombiana de Geografía26 (1): 37–49.
Alvarado, A. (1985). El origen de los suelos. Costa Rica: CATIE.
Valverde, T., Meave, J., Carabias, J., & Cano-Zantana, Z. (2005). Ecología y medio
ambiente. Mexico: PEARSON.
Lastra, J. (2001). Bosques naturales de Asturias. Oviedo: Universidad de Oviedo
Jiménez, F., & Lhomme, J. (1990). Elementos de Micrometeorologia. Costa Rica:
CATIE