Você está na página 1de 19

PRECIOUS MEMORIES

Sir. Charles Edwars P.F

1
Dedicatoria.

A mi compañero de viaje, el Espíritu Santo del Dios de Israel.

Sir. Charles Edwards P.F

2
PRÓLOGO

¿Qué es lo que hace a un hombre querer ir más allá? ¿Qué es lo que hace a un hombre
abandonarlo todo, sobreponiéndose a sus temores y dejando atrás todo el bagaje reunido
a lo largo de sus días? La respuesta absoluta e innegable es: Dios.

En esta obra, basada en experiencias vividas de primera mano por su autor, el hermano
Sir. Charles Edward P.F y que parecen haber Sido extraídas de algún
guion hollywoodense, nos queda realmente claro el hecho de que Jehová de los ejércitos
sigue siendo el mismo desde antes de la fundación del mundo y sigue dispuesto a usar a
hombres y mujeres que sean capaces de negarse y morir a sí mismos, obviando sus
metas y planes personales para emplazar en primer lugar los planes y objetivos de Dios.

En esta obra, que no es más que la recopilación de las experiencias vividas por su autor,
nos queda realmente claro el hecho de que la tierra no es más que el estrado de los pies
de Jehová, y que, según su voluntad y propósito, sigue usando a personas para continuar
mostrándonos mediante los más diversos medios y diversas formas cual es el camino
correcto, cual es el sendero que debemos seguir.
A medida que nos adentremos en la lectura, conoceremos, entre muchas otras, de las
experiencias de una mujer norcoreana que sufrió lo indecible y vivió extremas penurias
pero que se mantuvo firme en su fe y tuvo la recompensa que solo los valientes y
perseverantes en la fe alcanzan.

Nuestros pies irán a parar en Hawái, donde las reflexiones de un hombre, entrado en
edad, nos hará confrontarnos con nosotros mismos y nuestra espiritualidad.
Experimentaremos el asombro de un hombre que abandono sus propias fuerzas y la
seguridad que para este representaban y para rendirse ante la palabra del Dios eterno y
así ver su vida transformada para siempre.
Y así cómo estás, amigo lector, encontrará muchas experiencias y vivencias relatadas
por el hermano autor de esta obra y guiadas por el Rey de reyes y Señor de señores.
El hermano Charles, nos muestra también lo que es el valor y la sumisión ante los
designios que Jehová tiene para nuestras vidas y los frutos increíbles que podemos
cosechar si nos rendimos incondicionalmente a sus pies.
Cada una de las experiencias relatadas en esta obra es verídica, dejando constancia
indeleble e inmaculada de que Dios está vivo, gobierna con amor y misericordia, pero
también con carácter y rectitud inquebrantable.

Esta joya de la literatura cristiana nos confrontará con nosotros mismos y, como si de un
espejo se tratara, veremos reflejados en ella diferentes estados de nuestras vidas y de
nuestro día a día caminando con el Señor. Esta obra apunta a ayudarnos a subir un
escalón más en nuestra vida como cristianos y fortalecer, mediante sinceras y profundas
reflexiones, nuestra vida espiritual.

R. Senni G.

3
Nueva Delhi, India.

Me dirijo a unos de los países más grandes, más poblado y a su vez más idólatra del
planeta, donde las desigualdades son tan grandes como su extensión territorial.

En este país se adora a todo lo que la imaginación puede dar, más de 30 millones de
dioses así lo atestiguan, pero cuán endurecido están sus corazones para adorar al Dios
no conocido como expresó en su tiempo el apóstol.

Me encuentro en una estación de tren a una hora poco común y poco recomendable para
cualquier turista, pensando que los trenes trabajarían hasta muy tarde cuando recibimos
la noticia de que por motivos de fuerza mayor se ha suspendido el servicio de trenes.
Respiro profundo ante el enojo de cientos de hindúes que poco a poco van alejándose de
los andenes mientras yo diviso una banca libre donde sentarme a meditar en mi
siguiente paso.

Con un presupuesto más que reducido la estadía en esta nada segura y cómoda estación
es la escogencia más razonable. Las ganas de asearme y cenar aparecen juntas de la
nada mientras se van apagando las luces y la señora niebla con el señor frío hacen gala
acto de presencia.

Mi bolso de viaje, la banca y mi esperanza son las compañías de esta vigilia inesperada
que algunas sorpresas ha de traer. La temperatura comienza a bajar y yo con vestimenta
para hacerle frente al calor comienzo a sentir en mi cuerpo esa desagradable sensación
de congelamiento. Opto por caminar, pero ya la muy espesa neblina no permite ir
mucho más allá de unos 3 metros de mi banca.

Ya he perdido la noción del tiempo y sin darme cuenta estoy cantando y repitiendo
todas las alabanzas alojadas en mi cerebro y ya mi nivel de excitación es comparable
con ciertas danzas aborígenes, todo con el fin de mitigar el frío, el miedo, la soledad y
esperanzado en que el sol adelante su turno de trabajo y aparezca rápido trayendo calor
y claridad en esta escena tenebrosa.

Entre las 3 y 4 am logro visualizar en la espesa niebla una figura de un hombre alto, allí
subo el volumen de mis alabanzas con la intención de que ese lobo feroz supiera que allí
había un cristiano tembloroso pero dispuesto a enfrentar lo que sea con tal de regresar a
su hogar sano.

Mientras se acerca más y más la intensidad de mi voz alcanza niveles nunca registrados
y ya cuando puedo vislumbrar el rostro del desconocido intruso los niveles de
adrenalina se habían disparado, por mi mente pasaban pensamientos como “tomar el
bolso y correr, o responder a cualquier ataque que propiciara este desconocido”.

Lo primero que dijo fue " ¡oiga su voz se escucha en toda la estación, no fue tan difícil
hallarle!, ¿usted es cristiano cierto? Dije si mientras todavía cavilaba pensando en
alguna técnica de defensa personal, ¿me puedo sentar con usted? Ya su tono me parecía
familiar y mi mente se tranquilizó un poco.

4
¿Le puedo contar algo muy personal? Me preguntó, y yo solo podía decir adelante.
"Desde el primer momento que escuché su voz cantando alabanzas a Dios supe que
había un hombre muy valiente en esta estación, no sé si usted lo hacía por ignorancia o
por coraje, pero lo cierto es que usted se encuentra en uno de los lugares donde más
cristianos son asesinados. Verá yo soy cristiano y he perdido a toda mi familia de forma
muy trágica, solo el Señor ha impedido que yo me suicide y le confieso que ganas no
me han faltado".

En ese momento, ya yo no sentía frío y la neblina no me importaba, un fuego trajo


calidez a esa banca mientras no podía evitar el nudo en mi garganta. El nombre de este
hermano era Akbar y el dolor por la pérdida de su familia todavía se podía mirar en sus
ojos. "vea usted, mi familia fue golpeada y quemada dentro de la iglesia en un día que
celebraban la santa cena del Señor, todos íbamos muy felices cuando me acordé de que
había olvidado mi vieja pero muy amada Biblia en casa. Toda la familia siguió mientras
yo algo molesto conmigo me tuve que regresar, y fue precisamente ese olvido lo que me
salvó la vida y solo Dios sabe porque".

"Se había escuchado el rumor de que venía un ataque por parte de un nuevo movimiento
radical musulmán. A varias cuadras de la iglesia se podía ver una columna de humo y
mi corazón parecía saber lo que ya era una tragedia". Cuentan algunos testigos que
nunca habían visto ese templo tan lleno como ese día y que todos estaban vestidos como
para una fiesta de gala, y claro que lo era, la cena del Señor es una gala. La iglesia no
daba basto ese domingo glorioso y muchos debieron conformarse con escuchar y
entonar las alabanzas desde afuera y por los jardines alrededor del templo.

En medio de la gran algarabía que había ese día llegaron como 50 hombres muy
armados en sus vehículos y forzaron a entrar a todos para luego prenderle fuego a la
iglesia. Los testigos cuentan que los radicales estaban atónitos, sorprendidos y hasta
confundidos porque nadie opuso resistencia, era como si esperaban que eso sucediera y
cuando las llamas devoraban todo no se escuchaban gritos de dolor ni de desesperación,
solo se escuchaba un canto a toda voz que decía ¡SOLO DIOS HACE AL HOMBRE
FELIZ LA VIDA ES NADA TODO SE ACABA, SOLO DIOS HACE AL HOMBRE
FELIZ!

"los radicales no abandonaron el lugar hasta no ver reducida a cenizas nuestra hermosa
congregación. No fue sino hasta altas horas de la madrugada que pude ir al sitio luego
de asegurarme que no había amenaza alguna. Entre las cenizas pude ver un pedazo de
papel rustico semi quemado, rápidamente me pude percatar que era un pedazo de la
portada de la Biblia de mi pastor que por detrás solo tenía el siguiente versículo"
Lucas 21:33
El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán.

"Desde esa noche no he podido congregarme, en mi pueblo solo he escuchado de una


iglesia y es subterránea, los radicales acabaron con todas las iglesias cristianas. Tengo
mi vieja y hermosa Biblia, es el tesoro más importante que guardo, ella me ha salvado
de la soledad, ha recogido todas mis lágrimas, me ha guardado del suicidio y me da
esperanza de una vida mejor, si no fuera por mi Biblia no sé qué hubiese sido de mi
vida".

5
Montevideo, Uruguay.

¡El aniquilador de sombras!

Es un título "controversial" y hasta polémico, lo sé, pero aun así persisto en ello por la
forma en la que Él actuó en mí.

Cristo llegó a mi vida de una forma tan dramática como solo Él puede hacerlo, creo que
ningún actor puede desenvolver ese papel que ningún guionista tendría la imaginación
suficiente para plasmar en unas hojas con tinta corriente.

La metáfora que uso quizás parezca inadecuada, inapropiada, fuera de todo lugar, pero
la lengua de don Miguel de Cervantes y Saavedra me lo permite para resaltar al
Resaltado en un nivel que nace como agradecimiento de un ex-reo de las sombras más
oscuras donde "este aniquilador" entró sin contemplación y acabó en un acto de
justicia, amor y liberación con mis antiguos captores poniendo fin a muchos años de
secuestro involuntario.

Jamás olvidaré aquella hermosa tarde de mayo cuando mis sufrimientos alcanzaban su
clímax y la necesidad del Príncipe de paz también llegaba al mismo nivel, El apareció
en escena cuando mis captores más me torturaban y su voz como de mil ejércitos se
dejó escuchar en la oscura casa espiritual donde me tenían, el pánico se apoderó de
todos ellos y oí la vos del líder de las sombras exclamar con odio, asombro y mucho
miedo, ¡No puede ser El otra vez! Llamó a sus principales súbditos, ¡pecado, duda, baja
autoestima, lastima, auto culpa, odio y rencor! Júntense con las demás sombras y todos
en un solo ataque vayan contra esa alma y perturben sus sentidos, que no se percate
¡quien viene a salvarlo!

La respuesta fue contundente, ¡ya es tarde el Hijo del Altísimo lo ha rodeado y nada
podemos hacer, al contrario, viene por nosotros y sabemos que nada podemos hacer
contra Él!

La escena fue dantesca, no quedó una sombra que pudiera venir a atormentarme, la luz
de este "aniquilador" hace que el astro rey parezca una luciérnaga en sus últimos días de
vida, la luz de su presencia es tan blanca, tan pura, tan santa, tan poderosa que Él no
tiene necesidad de abrir su boca para ahuyentar a sus enemigos.

Años han pasado desde aquel día y cada vez que alguna sombra del pasado se atreve a
tan solo pensar en querer traer oscuridad, temor y confusión a mi vida, solo lo invoco a
Él y acto seguido su luz se manifiesta y puedo seguir mi camino confiado, con alegría y
gozo porque "el aniquilador de sombras va conmigo".

6
JEAN-BAPTISTE Y MADAME THÉOLOGIE

Sentado en un banco rústico frente al río Sena y la imponente dama Doña Eiffel a la que
muchos llaman Torre me vino el recuerdo de Jean-Baptiste.

Un día Jean-Baptiste se cansó de una vida plagada de vicios y rebeldía y decidió


entregar su vida a Jesucristo iniciando así una carrera muy singular.

En su búsqueda sincera del Señor fue ungido para predicar el evangelio con poder y
Dios haría muy temprano grandes cosas con el Hno. Jean-Baptiste llevándolo por
muchos pueblos de la periferia francesa como el siempre soñó hasta que cierto día se
presentó a su puerta "Madame Théologie", la Sra. Teología llegó a la vida de Jean-
Baptiste por voluntad divina para traerle luz ante tanta oscuridad.

Pasaron los años mientras crecía el amor y el apasionamiento entre Jean y Théologie a
tal punto de parecer obsesión, las horas de espiritualidad fueron decreciendo mientras la
acumulación de experiencias al lado de "Théologie" iban "in crescendo", el exceso de
luz traería cierto enceguecimiento a la visión de Jean-Baptiste al nivel de admitir sin
tapujos que el cambió la atmósfera de unción y poder por el conocimiento, en otras
palabras prefirió a Madame Théologie que a la Srta. Espiritualidad, cuando pudo haber
convivido con ambas.

Tal actitud descontrolada lo llevó a convertirse en un predicador de una verborrea


asombrosa que se deleitaba desde su semi-altura que le daban los púlpitos al ver oídos
complacidos de esa misma verborrea, Jean-Baptiste no se separaba de "Madame
Théologie", ella le abrió muchas puertas en tierras francesas y pronto llegarían las
invitaciones al resto del territorio del viejo continente europeo donde Jean-Baptiste y su
Sra. Eran muy bienvenidos.

Años más adelante Jean-Baptiste sería testigo de una escena que golpearía su ego y que
le haría pensar seriamente sobre su idilio con Madame Théologie.
A su seno llegaría un andrajoso joven de nombre Louis Tesla que lo único que quería en
su vida era conocer el poder de Dios y ¡vaya que lo conoció!

Bastó que Jean-Baptiste presenciara una sola predicación de Louis para que Madame
Théologie sintiera un celo inusitado y el "profesionalismo evangélico" emergiera de las
profundidades del cúmulo de experiencias adquiridas al lado de la celosa Théologie. Las
críticas internas y externas a todo lo que decía o hacía Louis no se iban a hacer esperar
hasta el punto de que Jean-Baptiste tuvo que confesarle a Louis que ese poder con el
cual el predicaba él también lo había tenido pero que decidió cambiarlo por "Madame
Théologie".

7
Los años han pasado, he vuelto a suelo galo, he visto a la Torre Eiffel, muchas cosas
siguen iguales que siempre, entre ellas Jean-Baptiste, el sigue tan perdido en su amor
desenfrenado por Madame Théologie que la Srta. Espiritualidad no le quedó de otra que
ir a reposar en los brazos del siempre humilde Louis Tesla.

" como cristianos debemos entender que el equilibrio es lo esencial, ambas damas,
"Madame Théologie y la Srta. Espiritualidad están siempre dispuestas a convivir en
franca armonía siempre y cuando los cristianos se lo permitamos".

Jackson, Misisipi, Usa.

"Algodones de esperanza”.

Benjamín Johnson era tan solo un negro más de los cientos de miles que había en Norte
América y trabajaba como esclavo en uno de los campos de algodón. Ben nació y se
crio en estos campos, sus padres fueron vendidos como esclavos y debido a sus largos
años trabajando para su amo se ganaron el derecho a tener un hijo, de allí vino Ben
quien creció en un mundo de injusticias, maltratos, explotaciones viles de parte de amos
implacables.

Una noche de tantas mientras su padre tocaba en su armónica y su madre entonaba el


viejo himno " Let My people go" (deja ir a mi gente), Ben conocería el lado más oscuro
de la esclavitud. Unos gritos alertarían de una tragedia funesta que cambiaría para
siempre la vida del joven Ben.

Asomándose por la ventana de la pequeña y calurosa habitación pudo mirar tres cuerpos
en llamas y colgados en unos árboles, eran los cuerpos de tres personas conocidas,
David, Anne y Carrie Stewart, la hija y los pastores de aquel pequeño pueblo que por
predicar un evangelio en el cual Dios hacía iguales a negros y blancos fueron ahorcados
y quemados y usados como advertencia para todo aquel que osara tomar una actitud
parecida.

A partir de esa noche fueron prohibidas las reuniones de negros, las pocas Biblias que
se consiguieron fueron quemadas y todo negro a quien se sorprendiera con una Biblia
correría la misma suerte que los pastores.

Esa escena despertó en él un anhelo por hallar un respaldo en la Biblia en contra de la


esclavitud. Cierto día se topó con Gálatas 5:1, y otros versos que despertaron en el ese
anhelo por ser libre. La lectura de la Biblia estaba prohibida al igual que las reuniones
con fines religiosos, así que no era fácil para él y su familia llevar una vida normal
como creyentes.

Una madrugada se despertó Ben perturbado por su silencio en cuanto a predicar la


verdad de Jesucristo y la libertad que todo hombre debe tener, Ben creía firmemente que

8
nacimos para ser libres. Cierto día "ben" regresaba de los campos de algodón y vio
como 3 hombres de raza blanca maltrataban y vejaban a un esclavo haciéndolo caminar
en forma de perro mientras le arrojaban restos de comida, la impotencia ante tal acto
llevó a ben a interceder por el esclavo lo que le generó a "ben" una paliza descomunal
donde casi pierde uno de sus ojos, tuvo 2 costillas fracturadas y una hemorragia interna.

El dueño de aquellos campos pudo enterarse a medias de aquel hecho y obviamente bajo
una versión distinta de los acaecido, más sin embargo mandó a buscar a Ben para
interrogarlo. Cuando el esclavo Ben se presentó delante de su amo, este no podía creer
lo que le habían hecho a su esclavo, ya no era aquel joven lleno de vida que irradiaba su
alegría y energía por doquier, lo habían convertido en un monstruo.

Ben, preguntó el amo, ¿tienes algo que decir en tu defensa? Mi amo respondió ben, yo
tengo quien me defienda, tengo abogado propio y el Papá de mi abogado es el ¡máximo
Juez!

El amo sorprendido le dice y si es así Ben ¿porque razón ese juez y ese abogado
permitieron que fueras esclavizado? La respuesta del jovencito esclavo sorprendió aún
más al amo, "es que antes de ser esclavo suyo, yo soy esclavo de mi abogado".

pero ¿qué tonterías estás diciendo? ¡Tú no puedes ser esclavo de dos amos diferentes
eso es una locura! Ben respondió en un tono de sabiduría, verá amo, yo soy esclavo
suyo por obligación, porque mis padres son esclavos suyos y yo nací bajo ese yugo de
mis padres, pero leyendo el libro que usted mandó a quemar y por el cuál colgaron y
quemaron a nuestros pastores he podido conocer "la esclavitud del amor" a usted le
servimos por miedo a ser castigados o asesinados mientras que a Jesucristo nuestro
gran abogado le servimos como esclavos por amor y agradecimiento por su
sufrimiento llevando una cruz donde luego soportó el castigo por nuestros pecados.

El amo gritó, ¡salgan todos de la casa y déjenme solo con este esclavo! Al ver que "ben"
casi no podía sostenerse en pie por las múltiples heridas que le habían propinado, su
amo le pidió que se sentara y le dijo lo siguiente; Ben, nunca he leído ese libro que Uds.
Llaman Biblia y no creo que sea la palabra de algún dios, pero si hay algo que no logro
entender y que quiero que me expliques, ¿cómo es posible que un hombre pueda ser
esclavo por amor? Si yo hoy decidiese dejarlos libres a todos los esclavos ninguno se
quedaría por amor, la libertad es el más grande sueño de todo esclavo.

Si amo tiene usted toda la razón, pero yo tengo una libertad que usted jamás me podrá
otorgar, mi cuerpo podrá pasar el resto de mi vida bajo esta esclavitud bajo su dominio,
pero mi espíritu siempre ha estado libre mientras que su cuerpo amo es libre de ir y
hacer lo que quiera su espíritu ha estado preso y esclavizado a unos amos que son más
castigadores que usted y lo capataces de los campos de algodón, usted amo puede
torturar y matar nuestro cuerpo pero allá arriba hay un juez eterno que juzga con
rectitud y no puede ser sobornado y Él tiene la suficiente autoridad para acabar con sus
cuerpos y con sus almas y su juicio es eterno!

En ese momento el amo parecía que estaba viendo a un fantasma hablándole, creo que
al igual que pasó con Esteban el mártir, Dios se glorificó en aquel joven desfigurado y
un rayo directo del cielo atravesó el corazón de aquel amo tirano y el gobierno que

9
satanás tenía en su corazón fue derrocado aquella noche y el otrora tirano caía de
rodillas ante “EL AMO” de los amos.

Esa noche atípica, con una hemorragia interna, 2 costillas fracturadas, con la pérdida
total de la visión de su ojo izquierdo "el esclavo Ben, oró por el ahora (amo y esclavo
por amor), allí las cadenas del pecado fueron rotas y un nuevo tiempo llegaría para
todos.
Al primer canto del gallo, como nunca el amo estaba en pie y mandó a llamar a todos
sus esclavos y capataces, los reunió frente a la casa grande en la entrada principal donde
antes estaba prohibido que algún esclavo anduviera. Las primeras palabras del amo
causaron un impacto notable, " buenos días tengan todos" espero hallan pasado una
buena noche, como verán algo distinto está comenzando a ocurrir a partir de hoy en esta
casa y en estas plantaciones de algodón, aquí están todos menos uno que por ser movido
por un extraño amor incomprendido e ignorado por nosotros fue masacrado por 3 de
mis capataces que hoy ya están tras las rejas, el esclavo Ben quien está en su cama muy
mal herido me ha sacado de la peor esclavitud que un hombre puede tener, sé que él está
escuchando mis palabras, ¡BEN HOY DECIDO DEJAR EN LIBERTAD A TODOS
MIS ESCLAVOS, A PARTIR DE HOY SERÁN JORNALEROS CON TODOS
SUS DERECHOS QUIENES DECIDAN QUEDARSE Y TÚ "BEN" SERÁS EL
CAPORAL Y ADMINISTRADOR GENERAL DE TODOS MIS NEGOCIOS!

Ni los esclavos, ni los caporales y menos los padres de Ben podían creer lo que estaban
presenciando, pero él en su cama si sabía lo que estaba ocurriendo, el milagro había
acontecido, (un amo se convertía en esclavo por amor).

Los padres de Ben salieron corrieron llorando ambos para abrazar a su hijo, entraron a
la habitación y al entrar vieron el rostro de su hijo bañado en lágrimas, pero su alma y
su espíritu ya habían volado a un mejor lugar, la misión había sido completada y era
hora de ir a descansar en los brazos de su JUEZ ETERNO, ¡Ben había sido llamado a
las moradas eternas!

Lo que ocurrió en los siguientes meses posteriores a la partida de Ben es digno de ser
nombrado.
¡Se estableció una iglesia en el gran granero, un avivamiento espiritual llegó a este
pueblo, los borrachos fueron convertidos, las tabernas fueron cerradas, miles se
convirtieron a Cristo y los campos de algodón produjeron ese año 7 veces más de lo que
habían producido los últimos 7 años, ahora con un jefe que ya no era el amo, ahora es el
hermano James Cárter para la gloria y honra del gran "JUEZ ETERNO" como le
decía Ben!

Monrovia, Liberia, África occidental, en el golfo de Guinea.

10
"Un Dios de Paz y Alegría"

Kenneth Peaceful Lewis fue uno de los cientos de negros que fueron trasladados desde
EE. UU y las Antillas para fundar el nuevo estado de Liberia por allá por 1847.

La travesía hasta su nuevo destino fue una tortura que no debería vivir ningún ser
humano. Hacinados, sin higiene básica, con solo un pedazo de pan y medio vaso de
agua para el día no es de extrañar que la mitad de los pasajeros fueran arrojados al mar
vivos y muy enfermos.

Por la mente de Kenneth solo pasaban dos cosas por su mente, una era que al llegar a su
nuevo destino sería un hombre totalmente libre y la otra es que pasara lo que pasara, él
tenía una frase que había aprendido hace muchos años atrás; "todo lo puedo en
Jesucristo que es quien me da la fuerza para soportar lo que sea".

Al llegar a Monrovia pudo conseguir un trabajo como jornalero en una plantación de


caña de azúcar en el interior del país donde habitan todavía tribus que no conocen la
civilización. Pasarían unos 3 meses en esa plantación cuando un encuentro con una de
esas tribus daría un giro inesperado.

La plantación fue tomada por la tribu más violenta y los dueños fueron asesinados junto
a todos los trabajadores, solo quedaba Kenneth quien justo en ese instante había bajado
a la bodega con unos sacos de azúcar. Al subir de la bodega se topó con una escena
terrible, un baño de sangre cubría la hacienda y Kenneth fue capturado por esta tribu y
llevado a un lugar muy remoto para ser presentado como trofeo al líder de la tribu.

Al llegar a la aldea había una fiesta gigantesca donde iban a sacrificar niños y mujeres
vírgenes a los dioses paganos, le consultaron al líder si aceptaba como sacrificio en
fuego el trofeo rescatado (o sea a mi) el asintió con la cabeza de forma afirmativa, lo
que sucedió a continuación lo relato tal cual lo escuché de su protagonista: "cuando el
líder asintió con su cabeza afirmando que recibía mi vida como sacrificio, yo comencé
a recitar las mismas palabras que recité en el barco "todo lo puedo en Jesucristo que
es quien me da la fuerza para soportar lo que sea" la repetía una y otra vez y todas
las historias de la Biblia que me contaba mi abuela empezaron a pasar por mi mente y
una gran paz inundó mi corazón a tal punto que algo muy extraño comenzó a suceder.

De pronto una risa muy ligera empezó a llegar a mi vida e iba creciendo mientras yo
permanecía con mis ojos cerrados, esa risa que me llenaba de paz e iba incrementándose
en mi a un punto que no podía detenerme.

Repentinamente una mujer anciana que había permanecido en silencio y como en


profunda meditación toda esa noche comenzó a reírse sin parar, la música y la danza se
detuvieron y el máximo líder se puso de pie y gritaba cosas y nadie hacía nada, yo no
entendía absolutamente nada de lo que estaba sucediendo.

El líder mandó a terminar la fiesta, no hubo sacrificios y yo fui llevado a una especie de
jaula de madera rodeado de feroces tigres, panteras y leones, mi risa no se detenía y el
"contagio" tomó a todos los guardias y esa algarabía se escuchaba en toda la aldea. De
pronto llegó un enviado del líder a buscarme y a medida que caminaba podía escuchar
que toda la aldea estaba "contagiada" con esta extraña risa.

11
Al llegar a la gran choza donde estaba el líder reunido vi a aquella anciana de la otra
noche sentada al lado de él, tan pronto entré aquella anciana comenzó a reírse, a saltar y
danzar por todos lados, más perplejo quedé cuando el líder comenzó a aplaudir y a
danzar con ella, las risas se dispararon, todo era una algarabía, pero el único que ahora
no reía era yo, pensaba que todo era un ritual extraño para luego ver mi muerte como
sacrificio a sus dioses.

Pasarían varias horas en ese estado de éxtasis hasta que el líder interrumpió todo y fui
llevado ante él. Llamaron a cierto joven que hablaba mi idioma y sirvió como intérprete.
El líder se puso de pie y gritó "hoy es un día de fiesta para nuestra tribu, usted ha sido
traído como un trofeo y una ofrenda para sacrificio a nuestros dioses" (en ese momento
la muerte me abrazó y sentí lo frío de su compañía, es el sentimiento más horrible que
he tenido en mi vida), el líder siguió diciendo " pero anoche cuando acepté su sacrificio
a los dioses algo muy extraño ocurrió mientras usted pedía ayuda a sus (dioses) mi
esposa tenía 3 años de luto y un año de un voto de silencio por haber perdido a nuestros
hijos en una batalla con otra tribu y anoche mientras tú reías antes de ser sacrificado tus
"dioses" hicieron lo que ninguno de nuestros dioses había podido hacer, traerle la vida y
la alegría a mi esposa, ella ha dejado el luto y ha roto el voto de silencio y ahora toda la
aldea está bajo ese "hechizo" de tus "dioses".

Yo estaba más sorprendido y confundido que ellos, no sabía que decir y menos como
explicar lo que estaba pasando, solo pude decir que el nombre de mi Dios era
¡JESUCRISTO EL DIOS DE PAZ Y LA ALEGRÍA!

El líder me quedó mirando y dijo " nosotros hemos sido una tribu de guerra, hemos
mantenido nuestra subsistencia basados en las guerras, ningún dios de los que adoramos
es un dios de paz y menos de alegría, por el bien de las generaciones futuras yo como
líder viendo lo que sucedió con mi esposa acepto a tu "dios" JESUCRISTO como mi
Dios, el gran Dios de la paz y la alegría y ya no habrá en esta aldea otro "dios" y se hará
lo que nuestro Dios de la paz y la alegría demande y envío a mis mensajeros a ir a todas
las tribus vecinas con el mismo mensaje, ahora seremos una tribu de paz y alegría con
todas las demás tribus y usted a partir de hoy será nuestro guía que nos enseñará todo lo
que nuestro nuevo Dios de paz y alegría quiere que hagamos.

Kenneth Peaceful Lewis estableció una iglesia misionera en aquella aldea, tradujo la
Biblia a varios dialectos, conquistó y pacificó a todas las tribus de la región llevándolos
al Dios de paz y de la alegría y nunca más hubo otro derramamiento de sangre en
aquella región. Por cierto, su segundo nombre "Peaceful" significa "pacifico".

Isla Borneo, República de Indonesia.

Khaled Ibrahím Abdul es uno de esos millones de chicos indonesios que sueñan en
convertirse en estrella de cine protagonizando películas de artes marciales, pero siendo

12
de origen musulmán las influencias familiares no le ayudaban mucho, sus padres
soñaban con tener a un religioso fundamentalista que sacara a la familia adelante.

En secreto Khaled se preparó en distintas artes marciales, ninja, jiujitsu, aikido, kung fu,
tae kwon do, karate, y todo lo que sirviera para su gran sueño, ser actor de artes
marciales, no es de extrañar que su ejemplo a imitar fuera el conocido actor bruce lee.

En verdad Khaled pudo ser campeón olímpico en cualquier área, pero su tradición
familiar jamás se lo hubiese permitido. Cierto día Khaled vio un libro abandonado en
uno de los baños donde iba a entrenar a escondidas de sus padres, este libro tenía una
nota en la primera página que decía "quien se la consiga es suya, ella te dará el
conocimiento y el poder para derrotar a todos tus enemigos".

Esa frase cautivó a Khaled, rápidamente se dio cuenta que era el libro “prohibido” y no
dudó en ocultarlo en su bolso. Los siguientes 6 meses de Khaled los describiré con sus
propias palabras, " como todo libro empecé por las primeras hojas y quedé sorprendido
con esta historia de la creación, nunca había oído de ella, a medida que iba leyendo iban
surgiendo preguntas, pero no podía detenerme, era como una fuerza más grande que mi
mente.

Cierto día mientras me duchaba pude ver la figura de un anciano en el baño que hacía el
aseo y pude ver como dejaba "olvidado" otro libro en el mismo lugar donde encontré el
anterior, para mi sorpresa era otro igual al mío y con las mismas frases. Corrí en busca
del anciano, pero había desaparecido. Tomé el segundo libro y al siguiente día esperé
pacientemente en el baño hasta que apareciera el anciano cosa que nunca sucedió, pero
en el lugar donde había colocado los libros había una nota que decía: 12am, subterráneo
del gimnasio, algo dentro de mí me decía que esa nota era para mí.

Fui a casa y notifiqué que esa noche me quedaría en casa de un amigo y a las 12 am
menos 10 estaba allí en el oscuro sótano del gimnasio solo y con los dos libros. A las 12
am menos 5 llegó el anciano, me dijo "no hagas preguntas, todas tus respuestas están en
el libro, debo orar por ti y seguir mi camino" en ese momento mi mente estaba en
blanco pero cuando ese anciano puso sus manos sobre mi cabeza pensé que iba a morir,
una fuerte electricidad seguida de un calor extraño llenó mi cuerpo y las siguientes
palabras resonaron en mi mente " recibirás el poder pero la victoria en cada batalla será
mía, yo pelearé por ti" esa voz no era del anciano, nunca había escuchado una voz como
esa.

Decidí estudiar el libro en secreto, el anciano más nunca volvió al baño del gimnasio, he
leído el libro varias veces los últimos 6 meses y no entiendo cómo puedo leer tantas
veces la misma historia y gustarme tanto y volverla a leer tantas veces como pueda.

Cierto día fui a la casa de mi mejor amigo y con mucha cautela comencé a contarle toda
la historia que me había acontecido durante el último año, lo que sucedió a continuación
cambió mi vida para siempre: " mientras hablaba con mi amigo y me encontraba muy
emocionado relatándole las historias fantásticas del (Libro prohibido) una voz gritó mi
nombre ¡KHALED, KHALED, KHALED SAL AFUERA!

yo no reconocía la voz pero mi amigo si, era el médico brujo de la aldea con un machete
en la mano, yo no entendía que pasaba pero él quería pelear con migo, lo primero que

13
pasó por mi mente era que ese hombre iba a ser derribado y posiblemente iba a
despertar a los 3 días en algún hospital lejos de aldea, pero al salir de la casa y ver a
toda la aldea reunida volví a escuchar por segunda vez aquella voz cuando el anciano
oró por mí, ahora la voz era más fuerte " RECIBIRÁS EL PODER PERO LA
VICTORIA EN CADA BATALLA SERÁ MÍA, YO PELEARÉ POR TI".

El medico brujo corrió hacia donde yo estaba parado y me desafío a pelear, solo le dije,
no pelearé contigo, yo tengo quien va a pelear por mí, al instante el médico brujo
empezó a sacudirse como quien sufre un ataque de epilepsia y cayó muerto delante del
pueblo y todos se asustaron no más que yo, pero la voz me dijo, "HABLA LO QUE
ESTÁ EN EL LIBRO".

Empecé a contar las historias, para mi pasaron unos 15 minutos, pero mi amigo me dijo
que fueron 2 horas en las que yo no paré de hablar, alguien dio aviso a mis padres
quienes llegaron al lugar desesperados. El cuerpo del médico brujo yacía tirado en el
mismo lugar donde había caído, nadie se atrevía a acercarse, al final todos lloraban y
gritaban, cuando de la nada apareció el anciano del baño ante mi mirada de asombro por
todo lo que estaba sucediendo, él dijo “hoy Dios ha respondido a mi oración de hace
50 años, Dios ha bajado y esta isla no será jamás igual”.

Toda la aldea aceptó a Jesucristo como Señor y Salvador, empezando por mí, que
aunque había leído el libro decenas de veces y creía totalmente lo que decía no había
hecho esa oración.

Hoy toda la aldea es cristiana, el hijo del médico brujo es el pastor de la aldea y yo por
la gracia de Jesucristo voy viajando de isla en isla abriendo iglesias y contando "que
tengo el poder para derribar a todos mis enemigos, pero la victoria es de Dios y El
siempre peleará por mi"

Jacksonville, 1976.
"Solo le faltaba ese toque"

Rosemary Alexander Graham Bell era una de esas mujeres a las que yo llamaría
"cristianas sin el toque".

Ella era una mujer de carácter firme, casi militar, su hogar era humilde pero limpio y
acogedor, amó al Señor como pocos, no sabía decir que no a la hora de involucrarse en
el servicio al Señor, en su congregación era muy amada, sus hijos, esposo, familiares y
vecinos sabían que "rose" amaba al Señor con toda su alma, pero a ella le faltaba algo
en su vida de cristiana que hiciera apetecible el evangelio de Jesucristo a los ojos de los
demás y sobre todo a los ojos de sus familiares.

14
Rosemary hablaba de un Dios de amor, pero cuán difícil se le hacía demostrar su amor
con desprendimiento a su familia, ella decía que Dios era un Dios bueno, pero cuando
Rosemary se hallaba frente a una situación incómoda o se molestaba, dejaba ver su mal
temperamento y su destreza para usar versículos equivocadamente no se dejaba esperar.
Su verso favorito era Heb 12:29 Porque nuestro Dios es como un fuego destructor.
Así pasaron los años y mi amada Rosemary ya entrada en años un día meditó en su
andar por la tierra y pudo confesar lo siguiente " pasé muchos años de mi vida
escondiendo mis déficit y esa falta de ese toque tan necesario para ser
verdaderamente útil al Señor, me faltaba ese toque que solo Dios me pudo dar por
medio del Espíritu Santo, no fue hasta que rendí mi mal carácter, mi mala crianza,
y cuando al fin me vacíe de mí, que vino el precioso Espíritu Santo y me llenó de
Él, allí todo cambió en mi vida, en mi hogar y en las vidas de mis vecinos.

Capetown, Suráfrica 1979.

"La unción negra"

Por la misericordia y designio del Altísimo tuve el privilegio de conocer a un líder


cristiano surafricano atípico a su tiempo.
Es lo que yo llamaría un cristiano poco convencional, su nombre me causó cierta
impresión: Jonathan Edwards Finney Moody, quedé perplejo ante semejante obra.

Este hombre de Dios ya entrado en años fue mi hospedador durante mi estadía en este
hermoso lugar, ese tiempo que pasé en el hogar de los Finney Moody lo puedo catalogar
como un tiempo de "descargas eléctricas sobrenaturales".

El Hno. Jhonathan es de ese tipo de creyentes que dependen del poder de Dios para
todo, nunca en mi vida había conocido a una persona que pareciera que lo único que lo
satisfacía y hacía feliz era estar en la presencia de Dios y estar envuelto en ese manto
sagrado de poder divino.

No es de extrañar esta actitud cuando conoces tan solo un poco de su historia: él cuenta
de su pasado con un tono de arrepentimiento perenne " yo conocí del poder espiritual
desde niño, pues mi madre era la hechicera predilecta de la aldea donde nací, en un
ritual nocturno mi vida fue entregada al diablo y en medio del ritual literalmente fallecí,
pero el Dios grande que creó las grandes cascadas de África tenía un plan para conmigo
y fui devuelto a mi cuerpo.

Crecí creyendo en ese poder espiritual hasta que un día ese Dios que fabrica la lluvia
con su aliento vino sobre mí con el poder de su aliento y fui quebrantado, derribado,
hecho polvo y me volvió a reconstruir, ahora he conocido el verdadero poder, ese poder
que da luz a la oscuridad, un poder que comanda a todos los poderes terrenales, un

15
poder mayor y más exquisito que todo lo que había conocido desde niño, por eso Hno.
Charles ¡no quiero vivir un segundo fuera de ese poder maravilloso ni un segundo de mi
vida!
Mi mirada permanecía perdida y mi corazón latía desesperadamente mientras me
invadía el pensamiento de ¿por qué son tan pocos los cristianos que viven así?

De repente como si el Hno. Jonathan me hubiese leído la mente me sacó de mi estado de


shock para decirme "la Biblia es para vivirla a plenitud no solo para escudriñarla
teológicamente" una verdad más grande que África.

November 26, Chicago, Illinois, USA.

"Un Amor anclado a la santidad"


Lv 11:44-45

El nombre de Tyna Gibson no está en la Biblia ni en ningún libro de historia de la


iglesia cristiana, tal vez su nombre se conozca por medio de estas líneas, pero su
ejemplo marcó mi vida para siempre.

Conocí a "Tiny" como la llaman quienes tienen el privilegio de estar cerca de ella a sus
18 años, recién convertida a Cristo, cuentan quienes la conocen de niña, que "Tiny"
siempre fue extrovertida, carismática además de ser una niña muy hermosa.
Algunos traspiés característicos de la adolescencia marcaron su vida temprano y sus
sentimientos hasta que conoció a su gran amor, el amor de su vida ¡Jesús de Nazaret!

La vida de "Tyna" paso de ser una vida de altibajos y locuras trepidantes a ser una vida
consagrada a su maestro, la primera vez que vi a la tierna y bella "tiny" fue un domingo
en "The Church Of The Holy Fire" (La Iglesia Del Fuego Santo) y vaya que allí sí que
había fuego Santo.

Esta congregación de 1500 almas se caracterizaba por una adoración sin sinigual a
Cristo, una reverencia a la presencia del Espíritu Santo y un apego a las sagradas
escrituras como en pocos lugares he podido presenciar, allí solo se respira santidad y
poder de Dios.

Para mí fue un deleite predicar bajo ese ambiente de gloria y lo que sucedió ese
domingo solo lo pueden explicar los que fueron cubiertos por esa nube de gloria tan
espesa que descendió aquel domingo y que por cierto quien escribe nada tuvo que ver
con ello, fue un acto soberano de Dios.

Entre tanta gente, tanta gloria y tanta algarabía pude mirar a una adoradora que desde
antes de comenzar la reunión y después de culminada la misma no dejó ni un segundo
de estar totalmente entregada al Señor, lágrimas, rodillas empolvadas y un semblante
glorioso atestiguaban del nivel de entrega de "tiny".

16
Pasaron varios años para que yo volviera a esa iglesia y cuan agradable fue para mí ver
a Tyna Gibson sirviendo al Señor al lado de sus pastores, con más amor, santidad y
fuego.

Bastó una sola pregunta mía: ¿tiny, como te sientes?


Su respuesta inmediata fue: ¡me siento anclada en santidad a mi primer y gran amor
Jesucristo!
2Tim 2:22; 1Pe 1:16; ECL 12:1

Port Moresby, Papúa Nueva Guinea.

"Viejas batallas vs nuevas batallas"

Hoy al despuntar el alba y al ser bañado por nuevos rayos de sol mi mente tiende a
arraigarse a viejas victorias y glorias, el pasado lucha por no fenecer, el no quiere morir
y ser desplazado por el presente que corre asustado por que ve que el futuro viene
caminando rápido y a paso aplastante.

La tendencia de nuestra mente a querer mantener con vida a un pasado moribundo no


nos permite darle la importancia al presente para poder estar atento a esos pasos
aplastantes y rápidos del futuro. Nos gusta mantener vivo al pasado o bien sea porque
en una actitud un poco masoquista el nos recuerda viejos maltratos, humillaciones y
vejaciones que nos hacen sentir vivos o por el contrario nos llena el ego recordar viejas
victorias que al igual nos hacen sentir vivos.

La salida del sol más bien nos indica que el ayer ya pasó y que un nuevo día ha llegado,
que hay nuevas batallas que librar y ganar, el gozo que Dios nos da por cada batalla
ganada no nos debe "embriagar", porque un soldado " embriagado " es fácilmente
vencido y es precisamente allí donde más fallamos como soldados del Señor.

Satanás como fiel oponente de nosotros no pierde un segundo en lloriqueos inútiles


cuando le propiciamos una contundente derrota en el campo de batalla, el se repliega,
cambia la estrategia, busca nuevos aliados, nuevas armas y trata de persuadirnos para
que nos quedemos saboreando la miel de la vieja batalla que le ganamos para que luego
bebamos la amarga hiel de una derrota futura y con ello tratar de hacernos retirar del
campo de batalla, heridos, mutilados y con el síndrome de la post-guerra a cuestas!

Por eso no podemos invertir nuestro tiempo en celebraciones de batallas que han
caducado, solo dar Gloria al que nos dio la victoria y poner nuestra mente en las nuevas
estrategias que el enemigo usará en el campo de batalla para tratar de ganar terreno, el
diablo sabe que su guerra la perdió en la Cruz del Calvario cuando el "General de
generales" lo venció al entregar su Espíritu al Padre y luego Resucitar, desde allí su
estrategia ha sido causar sangrientas batallas con tal de causar la mayor cantidad de
bajas al ejército del Victorioso General de generales!

17
Por eso es menester que como soldados de la primera linea de combate no seamos
vencidos por el sueño, el cansancio, el terror nocturno o por la embriaguez de una
victoria momentánea, debemos esperar el sonido de la gran trompeta que anunciará la
victoria final y con ella poder presentarnos en el cuartel general para recibir nuestra
medalla de honor según haya sido nuestro desempeño en el campo de batalla.

"Un cristiano de película"

La Meca, Arabia Saudita.

Mahmud Abdul Raef conocido simplemente como "Jimmy" es ese tipo de cristiano
invisible, que pasa totalmente desapercibido en cualquier congregación. Si "Jimmy"
dejara de asistir un domingo a la iglesia habría una sola persona fuera de su esposa que
se percataría de su ausencia, su pastor.

Conocí a "Jimmy" por una especie de complot pastoral en mi contra y estaré agradecido
de por vida el que su pastor actuara de esa manera. Me hospedé en casa de "Jim" como
le dice su esposa y ese mes que pasé en la Meca lo defino como mi etapa de película.

Al llegar a su casa, un hogar de clase media me acomodaron en una habitación que al


parecer nunca nadie la había usado, de hecho, el mes que viví con Jim y su esposa,
nunca llegó nadie a visitarlos, no había familia por ambos lados, sólo su pastor vino a su
casa en par de ocasiones en el mes que viví allí.

Cuando le pregunté a Jim que a que se dedicaba sólo atinó a decirme que viajaba mucho
llevando encomiendas. Las noches en su casa eran de comidas, lectura y sana discusión
de las escrituras, por el día visitábamos a varios compañeros de la misma empresa
donde Jim trabajaba. Una de esas noches fuimos a visitar a una pareja de cristianos que
vivían a una cuadra de la casa de Jim.

Al llegar a aquella humilde vivienda mi primera imagen fue la de estar en otro país en
muchos años anteriores. A duras penas había donde sentarse, no había espacio para
alguna cosa que no fuera estrictamente necesario para sobrevivir, pero estos humildes
hermanos guardaban un pequeño secreto que pronto descubriría de la forma más
impresionante posible.

Resulta que el pequeño y viejo refrigerador lo tenían ubicado en el sótano de la casa por
cuestiones de espacio ya que la casita en verdad no daba para más. En un momento en
medio de la conversación Jim me pide con cierto tono de vergüenza que por favor baje
al sótano en busca de alguna bebida para mitigar el extenuante calor. La escena era
digna de una película de terror, casi no había luz y la escalera de madera envejecida
crujía a más no poder, en verdad ese sótano era escalofriante. Una vez yo parado frente

18
al arcaico refrigerador y cuando me decido a abrir la puerta del mismo, de repente al
lado del refrigerador donde había una alfombra se abrió de la nada una pequeña y casi
invisible puerta y de allí salió para mi sorpresa la esposa de mi hermano Jim. ¡No
recuerdo haber recibido un susto tan grande en mi vida!

Antes que yo pronunciara alguna interrogante, ella se adelantó y me pidió entrar por
aquella pequeña puertita, si el susto por aquel impacto fue grande, debieron haber visto
mi rostro mientras me adentraba en aquel oscuro túnel, serían unos pocos metros los que
recorrimos y a mí me parecieron kilómetros.

Llegamos pues a otra pequeña puerta que al abrirla salimos a otro pequeño sótano igual
de oscuro y tenebroso, luego de subir por la escalera vinimos a salir al patio de la casa
de Jim, mis ojos no podían creer lo que veían, pero al mismo tiempo me invadió un
temor increíble y unas ganas de salir corriendo a la casa del pastor para que o bien me
explicara o se informara de la extraña vida que llevaban estas ovejas.

La esposa de Jim interrumpió mis planes mentales y en tono de urgencia me pidió entrar
rápido a la casa lo cual me hacía pensar sin duda de que algo malo se acercaba. Allí
comenzó uno de los clamores más sinceros y más intenso que he hecho en vida
cristiana. Cuando entramos a la casa estaban Jim, la pareja que fuimos a visitar y cuatro
hombres más que yo no conocía.

El ambiente era sombrío, todos estaban muy serios y me miraban como el intruso que
andaba husmeando sus negocios y que había que eliminar. Jim dijo traigan los paquetes
a la mesa, apaguen las luces y hablemos en voz baja, de pronto y como si hubiesen
ensayado esa maniobra mil veces, dos de los hombres se movieron rápidamente, uno fue
a cuidar la puerta trasera y otro la delantera, Jim me miró con una cara de mafioso
siciliano y me dijo: lo que tus ojos verán sólo lo sabe el pastor, mi nombre no es
"Jimmy" y ella no es mi esposa, ella es mi hermana de sangre, el resto del grupo que ves
en esta sala son mis hermanos de sangre y el pastor es mi papá, lo que ves en la mesa no
es lo que piensas, "en ese momento yo había pensado que había caído en manos de unos
narcotraficantes que para mantener oculta su ilícita profesión se valían de la iglesia y
sinceramente no pensaba salir con vida de la Meca esa noche" mucho gusto me dijo,
Charles yo soy "el contrabandista de Biblias del medio oriente" mi padre hizo este
arreglo porque queremos llevar 500 mil Biblias a Irán y tú eres nuestro enlace más
importante que vamos a utilizar, lo paquetes en la mesa son parte de esa encomienda.

La vida me volvió en un segundo, recobré el aliento y no podía creer que quien hablaba
era precisamente aquel caballero de quien se hablaba en Europa en forma de súper
héroe, como pude me puse de pie y dije: pasemos la noche en oración y que el Espíritu
Santo nos guíe y nos dé la planificación correcta para esta misión, lo demás es historia.

19