Você está na página 1de 18

RESUMEN TEORÍA SOCIOLÓGICA

PRIMER PARCIAL

El Capital, Karl Marx: busca responder la pregunta ¿por qué y cómo se produce la
ganancia en el capitalismo?
Capítulo I: LA MERCANCÍA

“La riqueza de las sociedades en que impera el régimen capitalista de producción se nos
aparece como un ‘inmenso arsenal de mercancía’”.
Mercancía: objeto que sirve para satisfacer las necesidades humanas. Posee:
- Valor de uso: utilidad, para qué sirve, materialidad de la mercancía. Sólo toma
cuerpo en el uso o consumo de los objetos. Soporte material del valor de cambio
- Valor de cambio: expresión de un contenido diferenciable de él. Se debe hacer
una abstracción de sus valores de uso respectivos. Está dado por la
cantidad/tiempo de trabajo socialmente necesario que se emplea y que está
relacionado con las relaciones de producción que condicionan la existencia de
los individuos y a su vez su conciencia. Para ser mercancía, el producto ha de
pasar a manos de otro, del que lo consume, por medio de un acto de cambio.
Consiste en el carácter abstracto del trabajo y para conocer esa proporción hay
que tomar el trabajo abstracto socialmente necesario, es decir, tomar una media,
una masa indiferenciada de trabajo según cierto tiempo y espacio.

División social del trabajo: condición de vida de la producción de mercancías. Sólo los
productos de trabajos privados independientes los unos de los otros pueden revestir en
sus relaciones mutuas el carácter de mercancías.
Trabajo: actividad productiva específica a la cual deben su existencia todos los
elementos de la riqueza material no suministrados por la naturaleza. Por medio de esta
actividad se asimilan a determinadas necesidades humanas determinadas materias que la
naturaleza brinda al hombre. Condición de vida del hombre y condición independiente
de todas las formas de sociedad.
Mercancía=materia+trabajo. La naturaleza como fuente de la materia y la fuerza
humana de trabajo como trabajo. Trabajo humano es el empleo de esa simple fuerza de
trabajo que todo hombre común y corriente posee. El simple trabajo medio existe
dentro de una sociedad dada. El trabajo complejo el trabajo simple potenciado,
multiplicado.

El valor de cambio de las mercancías es aquello que tienen en común que permiten que
cierta proporción de una mercancía sea igual a otra proporción de otra mercancía. Para
ello es necesario abstraer a las mercancías de su uso. Lo que todas tienen en común es
que tienen trabajo incorporado. El tiempo de trabajo es cómo se mide.
El valor sólo puede expresarse en términos relativos, es decir, recurriendo a otra
mercancía. No es su propio valor lo que ella expresa, se limita a suministrar el material
para la expresión de valor de otra mercancía.
LA FUERZA HUMANA DE TRABAJO EN SU ESTADO FLUIDO, O SEA EL
TRABAJO HUMANO, CREA VALOR, PERO NO ES DE POR SÍ VALOR.
El valor de una mercancía se expresa en el valor de uso de otra. La forma equivalencial
de una mercancía es la posibilidad de cambiarse directamente por otra mercancía.
La magnitud de valor responde siempre al tiempo de trabajo necesario para su
producción, siendo independiente de la forma que su valor revista.
La mercancía es valor de uso, objeto útil, y “valor”. A partir del momento en que su
valor reviste una forma propia de manifestarse, distinta de su forma natural, la
mercancía revela este doble aspecto suyo, pero no reviste jamás aquella forma si la
contemplamos aisladamente: para ello, hemos de situarla en una relación de valor o
cambio con otra mercancía. La forma más simple del valor de una mercancía es, por
tanto, la forma simple en que se manifiesta la antítesis de valor de uso y de valor
encerrada en ella.
La forma equivalente general es una forma de valor en abstracto. La clase específica de
mercancías a cuya forma natural se incorpora socialmente la forma de equivalente, es la
que se convierte en mercancía-dinero o funciona como dinero, el cual tiene como
función social específica, y por tanto como monopolio social dentro del mundo de las
mercancías, el desempeñar el papel de equivalente general.

Fetichismo de la mercancía: ocultamiento de las relaciones desiguales de explotación,


expropiación del valor a quien lo crea a partir de creer que las mercancías tienen un
valor intrínseco y se intercambian como si fueran equivalente a otras cosas con valores
inherentes. La libertad e igualdad aparentes del mercado esconden las relaciones de
producción. Fetichismo significa la apariencia material de las condiciones sociales del
trabajo.

Capítulo V: PROCESO DE TRABAJO Y PROCESO DE VALORIZACIÓN

Fuerza de trabajo=mercancía. El trabajo es un proceso entre la naturaleza y el hombre,


proceso que éste realiza, regula y controla mediante su propia acción su intercambio de
materias con la naturaleza. Valor de uso: fuente de valor (el trabajo es la única
mercancía que crea valor). Valor de cambio: tiempo de trabajo abstracto socialmente
necesario para producir la mercancía fuerza de trabajo, que se traduce en salario.

Proceso de trabajo: factores que intervienen:


- Trabajo humano:
- Objeto: todas aquellas cosas que el trabajo no hace más que desprender de su
contacto directo con la tierra. Cuando ya ha sido filtrado por un trabajo anterior
se llama materia prima. Toda materia prima es objeto de trabajo pero no todo
objeto de trabajo es materia prima.
- Medios: aquel objeto o conjunto de objetos que el obrero interpone entre él y el
objeto que trabaja y le sirve para encauzar su actividad sobre este objeto. Son los
instrumentos de trabajo. Lo que distingue a las épocas económicas unas de
otras no es lo que se hace, sino el cómo se hace, con qué instrumentos de trabajo
se hace. Los instrumentos de trabajo son el exponente de las condiciones
sociales en que se trabaja.
En el proceso de trabajo la actividad del hombre consigue, valiéndose del instrumento
correspondiente, transformar el objeto sobre el que versa el trabajo. Su producto es un
valor de uso, una materia dispuesta por la naturaleza y adaptada a las necesidades
humanas mediante un cambio de forma. El trabajo se compenetra y confunde con su
objeto. Se materializa en el objeto, al paso que este se elabora.
Los productos no son solamente el resultado del proceso de trabajo, sino también su
condición ya que para engendrar un valor de uso, el proceso de trabajo absorbe otros
valores de uso que forma el producto de este trabajo.

El proceso de trabajo presenta dos fenómenos distintos:


- El obrero trabaja bajo el control de capitalista, a quien su trabajo pertenece. El
capitalista cuida que este trabajo se ejecute como se debe y que los medios de
producción se empleen convenientemente. Enajenación
- El producto es propiedad del capitalista y no del productor directo, el obrero. El
capitalista paga el valor de la fuerza de trabajo. Es dueño de utilizar como le
convenga el uso de esa fuerza de trabajo como otra mercancía cualquiera; el uso
de la mercancía pertenece a su comprador y el poseedor de la fuerza de trabajo
sólo puede entregar a éste el valor de uso que le ha venido entregándole su
trabajo. El proceso de trabajo es un proceso entre objetos comprados por el
capitalista, entre objetos pertenecientes a él. Y el producto final, por lo tanto,
también le pertenece a él.

En la producción de mercancías los valores de uso se producen pura y simplemente


porque son y en cuanto son la encarnación material, el soporte del valor de cambio. Y
nuestro capitalista persigue dos objetivos. En primer lugar, producir un valor de uso que
tenga un valor de cambio, una mercancía. En segundo lugar, producir una mercancía
cuyo valor cubra y rebase la suma de valores de las mercancías invertidas en su
producción, es decir, de los medios de producción y de la fuerza de trabajo, por los que
adelantó su buen dinero en el mercado de mercancías. Aspira a una plusvalía, a un valor
mayor. Como la mercancía es unidad de valor de uso y valor, su proceso de producción
tiene necesariamente que englobar las dos cosas: un proceso de formación de valor y un
proceso de valorización.
Proceso de formación de valor: tiene que ver con el primer objetivo del capitalista.
Lógica del D-M-D. Debe absorber sólo el tiempo de trabajo socialmente necesario ya
que esa es la fuente de valor. Valor del producto=valor del capital desembolsado. El
valor desembolsado por el capitalista no se ha valorizado, el dinero no se ha convertido
en capital, no se ha generado una plusvalía. De la simple suma de valores existentes
jamás puede brotar un nuevo valor, la plusvalía.
Proceso de valorización: tiene que ver con el segundo objetivo del capitalista.
Capacidad de producir plusvalía, la cual sólo brota mediante un exceso cuantitativo de
trabajo, prolongando la duración del mismo proceso de trabajo. Posibilidad de generar
excedente de valor no retribuido. D-M-D’. Producir más valor que el invertido, generar
una ganancia, reinvertir.
Plusvalía: excedente de valor creado por la fuerza de trabajo y apropiado por el
capitalista. Esto pasa porque el trabajador no controla el proceso productivo.

Capítulo VI: CAPITAL CONSTANTE Y CAPITAL VARIABLE

Doble carácter del trabajo: no se refiere a que el obrero realiza un trabajo doble al
mismo tiempo, de una parte para añadir valor y de otra para conservar su valor anterior.
Lo que hace es conservar el valor anterior por la simple adición de un valor nuevo. El
doble carácter del trabajo consiste, entonces, en la adición de los valores al objeto
sobre el que trabaja y la conservación de los valores anteriores en el producto. Son
dos resultados distintos que el obrero crea en el mismo tiempo, aunque sólo trabaje una
vez durante él. Lo que añade valor es su trabajo, el trabajo social, abstracto, general y
si este trabajo añade una determinada magnitud de valor, no es porque tenga un carácter
útil específico, sino porque dura un determinado tiempo. La simple incorporación
cuantitativa del trabajo añade nuevo valor; la calidad del trabajo incorporado conserva
en el producto los valores que ya poseían los medios de producción. Los medios de
producción sólo transfieren un valor a la nueva forma del producto en la medida en que,
durante el proceso de trabajo, pierden valor bajo la forma de su antiguo valor de uso.
Los medios de producción no pueden jamás añadir al producto más valor que el que
ellos mismos poseen independientemente del proceso de trabajo al que sirven. El valor
de los medios de producción reaparece en el valor del producto, pero no se reproduce,
hablando en términos estrictos. Lo que se reproduce es un nuevo valor de uso, en el que
reaparece el valor de cambio anterior. Mientras que por su forma útil, el trabajo
transfiere al producto el valor de los medios de producción y lo conserva, cada
momento de su dinámica crea valor adicional, nuevo valor (plusvalía).

Capital constante: la parte de capital que se invierte en medios de producción (materias


primas, materias auxiliares e instrumentos de trabajo) no cambia la magnitud de valor
en el proceso de producción. Crece extraordinariamente.
Capital variable: parte de capital que se invierte en la fuerza de trabajo cambia de valor
en el proceso de producción porque es el trabajo lo único que puede permitir su
valorización; varía su composición y en eso consiste su utilidad. Crea plusvalía, que
puede también variar. Disminuye a medida que crece el constante.

Capítulo XXIII: LA LEY GENERAL DE LA ACUMULACIÓN CAPITALISTA

Composición orgánica del capital: composición del capital ateniendo al valor; depende
de la proporción en que se divide el capital constante y capital variable.
Composición técnica del capital: composición del capital ateniendo a la materia, a su
funcionamiento en el proceso de producción. Se determina por la proporción existente
entre la masa de los medios de producción empleados de una parte, y de otra la cantidad
de trabajo necesaria para su empleo.
Son interdependientes.

Acumulación: reproducción del capital en escala ampliada. Reproduce el régimen del


capital en una escala superior; crea en uno de los polos más capitalistas o capitalistas
más poderosos y, en el otro, más obreros asalariados. Supone un incremento del
proletariado. Al aumentar el capital, hace que aumente la masa de los pobres
trabajadores y aplicados, es decir, de obreros asalariados, cuya fuerza de trabajo se
convierte en creciente fuerza de explotación al servicio del creciente capital. Se extiende
la órbita de la explotación.

Ley de acumulación capitalista: la relación entre el capital, la acumulación y la cuota de


salarios no es más que la relación entre el trabajo no retribuido, convertido en capital, y
el trabajo remanente indispensable para los manejos del capital adicional. Es la
población entre el trabajo no retribuido y el trabajo pagado de la misma población
obrera. La producción de plusvalía, la obtención de lucro; tal es la ley absoluta de este
sistema de producción. La fuerza de trabajo sólo encuentra salida en el mercado cuando
sirve para hacer que los medios de producción funcionen como capitales; es decir,
cuando reproduce su propio valor como nuevo capital y suministra, con el trabajo no
retribuido, una fuente de capital adicional. El salario supone siempre, por naturaleza, la
entrega por el obreros de una cierta cantidad de trabajo no retribuido. El aumento de los
salarios sólo supone la reducción del trabajo no retribuido pero esta reducción no puede
jamás rebasar ni alcanzar el límite a partir el cual supondría una amenaza para el
sistema. La ley de acumulación capitalista expresa que su naturaleza excluye toda
reducción del grado de explotación del trabajo o toda alza del precio de este que pueda
hacer peligrar seriamente la reproducción constante del régimen capitalista y la
reproducción del capital sobre una escala cada vez más alta. Al crecer la productividad
del trabajo, no sólo crece el volumen de los medios de producción absorbidos por éste,
sino que, además disminuye su valor, comparado con su volumen. Es decir que su valor
aumenta en términos absolutos, pero no es proporción a su volumen. Con la
acumulación del capital se desarrolla el régimen de producción y el régimen
específicamente capitalista de producción impulsa la acumulación del capital.

Concentración: todo capital individual. Acumular capital supone concentrar capital.


Competencia.
Centralización: fusión del capital (“el más grande se come al más chicos”). Dentro de
una misma rama industrial, la centralización alcanzaría su límite máximo cuando todos
los capitales invertidos se aglutinasen en manos de un solo capitalista. Permite extender
la escala de sus operaciones.

Ejército industrial de reserva: la composición orgánica del capital está determinada por
la suma del capital variable y el capital constante. La relación es proporcional por lo que
si aumenta el capital constante, disminuirá el capital variable. Este descenso relativo del
capital variable se traduce en un crecimiento absoluto constante de la población obrera.
La acumulación capitalista produce constantemente, en proporción a su intensidad y a
su extensión, una población obrera excesiva para las necesidades medias de la
explotación del capital, es decir, una población obrera remanente o sobrante.
Producto necesario de la acumulación capitalista. Condición de vida del régimen
capitalista de producción. Le brinda el material humano, dispuesto siempre para ser
explotado a medida que lo reclamen sus necesidades variables de explotación e
independiente de los límites que pueda oponer el aumento real de población. El ejército
industrial de reserva es un grupo de presión sobre los obreros activos, es sobre el cual se
mueve la ley de oferta y demanda del trabajo. A medida que aumenta, va saturando
hasta que el capital resulta insuficiente, en relación a la oferta de trabajo.
- Flotante: queda disponible por la lógica de emplear a personas jóvenes.
- Latente : tan pronto como el sistema capitalista se adueña de la agricultura, la
población rural queda en disponibilidad para ser absorbida por la industria.
- Intermitente: aquellos que no están en relación de dependencia, trabajo informal.
No tienen sistematicidad en un trabajo, base de trabajo irregular.

Carácter antagónico de la acumulación capitalista: a medida que se acumula el capital,


tiene que empeorar la situación del obrero. La ley que mantiene siempre la
superpoblación relativa en equilibrio con el volumen y la intensidad de la acumulación
mantiene al obrero encadenado al capital. Esta ley determina una acumulación de la
miseria equivalente a la acumulación de capital.

De la división del trabajo social, Emile Durkheim: se pregunta por el orden que
impera en las sociedades secularizadas y por los lazos que mantienen unida a la
sociedad.
Positivista: toma a la sociedad como un sistema de relaciones y de lazos en donde
intervienen múltiples hechos sociales. Los hechos sociales son anteriores al individuo y
son colectivos, exteriores y coercitivos.
Estudia el derecho para buscar elementos tangibles que puedan explicar la sociabilidad
ya que es un fenómeno que no puede ser contrastado empíricamente.

Capítulo 2: LA SOLIDARIDAD MECÁNICA O POR SEMEJANZAS


Derecho represivo/penal: dictan sanciones para los crímenes que son los actos que
determinan contra su autor esa reacción característica llamada pena. Los crímenes son
actos que ofenden los estados fuertes y definidos de la conciencia colectiva: “no lo
reprobamos porque es un crimen sino que es un crimen porque lo reprobamos”. La pena
consiste en una reacción pasional, de intensidad graduada, que la sociedad ejerce por
intermedio de un cuerpo constituido sobre aquellos miembros que violaren ciertas
normas de conducta. El castigo/la pena es pasional y no graduado porque eso implicaría
una regulación, una división del trabajo, órganos específicos, una organización y eso en
las sociedades primitivas no ocurre. Su verdadera función es mantener intacta la
cohesión social, manteniendo toda la vitalidad de la conciencia común. Tiene por
función proteger a la sociedad pero esto ocurre porque ella es expiatoria. No sirve o
sirve muy secundariamente para corregir al culpable o para intimidar a sus posibles
imitadores. El derecho penal simboliza la solidaridad mecánica basada en las
semejanzas que une al individuo con la sociedad; es una solidaridad social que proviene
de la conciencia colectiva. El derecho se ejerce de manera difusa porque lo que está
herido está permeabilizado en toda la sociedad (conciencia colectiva).
Conciencia colectiva: conjunto de creencias, valores y sentimientos que son comunes a
todos los individuos de la sociedad y están internalizadas en un determinado tiempo. Es
independiente de las condiciones particulares en que se encuentran los individuos. Une
las sucesivas generaciones unas a otras. Es el tipo psíquico de la sociedad, tipo que tiene
sus propiedades, sus condiciones de existencia, modo de desarrollo. Toda perturbación
tiene que ser restituida, castigada.
Solidaridad mecánica: lo que une al individuo con la sociedad son las semejanzas, la
conciencia colectiva. Como esos móviles son iguales en todas partes, producen en todas
partes el mismo efecto.
“Cuando reclamamos la represión del crimen, no es a nosotros a quienes queremos
vengar personalmente, sino a algo sagrado que sentimos, más o menos confusamente,
fuera y por encima de nosotros”. Es a la sociedad a quien vengamos y no a nosotros
mismos.

Capítulo 3: SOLIDARIDAD DEBIDA A LA DIVISIÓN DEL TRABAJO U


ORGÁNICA

Derecho restitutivo: se crea en órganos cada vez más especiales. Las reglas de sanción
restitutiva, o bien no forman parte en absoluto de la conciencia colectiva, o sólo
constituye estado débiles. Aun cuando esas reglas se hallen más o menos fuera de la
conciencia colectiva, no interesan sólo a los particulares. Cuando la sociedad se ve
llevada a intervenir no es con el fin de poner de acuerdo los intereses individuales; no
busca cuál podrá ser la solución más ventajosa para los adversarios y no les propone
transacciones, sino que aplica al caso particular que le ha sido sometido las reglas
generales y tradicionales del derecho. Cuando las reglas de sanción restitutiva son
extrañas a la conciencia común, las relaciones que determinan no son de las que
alcanzan indistintamente a todo el mundo; es decir, que se estableces inmediatamente,
no entre el individuo y la sociedad, sino entre partes limitadas y especiales de la
sociedad, a las cuales relacionan entre sí. Las relaciones que regula el derecho
cooperativo de sanciones restitutivas y la solidaridad que exteriorizan, resultan de la
división del trabajo social. Se explica además que, en general, las relaciones
cooperativas no supongan otras sanciones. En las sociedades modernas se pretende
restituir la funcionalidad del sistema, se restituyen relaciones entre partes que tienen
implicancias sociales mediante el derecho cooperativo.
Solidaridad orgánica: solidaridad que produce la división del trabajo. Supone que los
individuos difieren unos de otros. No es posible si cada uno no tiene una personalidad.
Solidaridad por complementariedad de funciones.

Libro tercero, capítulo 1: LA DIVISIÓN DEL TRABAJO ANÓMICO

Con la industrialización, se va dando un fenómeno conocido como división del trabajo o


especialización que interviene también en la sociabilidad o en los lazos sociales. La
conciencia colectiva va dando lugar a la conciencia individual, a la especialización, a la
diferenciación y eso nos mantiene unidos. Los sentimientos colectivos devienen cada
vez más impotentes para contener las tendencias centrífugas que fatalmente engendra la
división del trabajo, pues, de una parte, esas tendencias aumentan a medida que el
trabajo se divide, y, al mismo tiempo, los sentimientos colectivos se debilitan.
La división del trabajo puede generar tres patologías relacionadas con la anomia:
- Crisis industrial/económica
- Contradicción entre capital y trabajo
- Fragmentación del conocimiento

Anomia: ausencia de normas, desorden a causa de la falta de reglamentación, escapa al


control de las normas (clave el rol del Estado). Complejidad de las funciones hace que
las normas se desactualicen. Producto de la división del trabajo.

Lecciones de Sociología, Emile Durkheim

Moral cívica: conjunto de reglas sancionadas que determinan lo que deben ser las
relaciones entre los individuos y el grupo político.
Sociedad política: oposición gobernantes – gobernados. No puede decirse que se
distingue de otros grupos profesionales o familiares por ser más numerosa. Sociedad
formada por la reunión de un número más o menos considerable de grupos sociales
secundarios, sometidos a una misma autoridad, que no depende ella misma de ninguna
autoridad superior regularmente constituida. Se caracterizan en parte por la existencia
de grupos secundarios. Supone la existencia de un Estado.
Estado: grupo social encargado de la autoridad soberana. “Los principales deberes de la
moral cívica son evidentemente los que los ciudadanos tienen hacia el Estado y,
recíprocamente, los que el Estado tiene hacia los individuos”. No es exacto decir que el
Estado encarna la conciencia colectiva, ya que ésta lo desborda por todos lados
(conciencia gubernamental). Sólo es sede de una conciencia especial, restringida, pero
más alta, más clara, que tiene de sí misma un sentimiento más vivo. Es Estado es un
órgano especial encargado de elaborar ciertas representaciones con alto grado de
conciencia y reflexión que valen para la colectividad. Tiene otro papel que cumplir
además de velar por el respeto de los derechos individuales. “Gobernar es sin duda
ejercer una acción positiva sobre la marcha de los asuntos públicos”.
Grupos secundarios: grupos que representan intereses sectoriales. Su función en las
democracias representativas es mediar entre el Estado y los individuos para que el
Estado no oprima al individuo y para que el Estado no quede liberado del individuo.
Conciencia gubernamental: por encima de la conciencia colectiva. Recoge las
voluntades, las procesa y las elabora de manera política. Es una conciencia especial,
restringida pero más alta, más clara, que tiene de sí misma un sentimiento más vivo. Las
representaciones que vienen del Estado son más concientes de sí mismas, de sus causas,
de sus metas. Han sido concertadas de manera menos subterránea. El agente colectivo
que las concierta se da más cuenta de lo que hace.
Democracia: autoridad representa a las mayorías y ha sido elegida por la voluntad del
pueblo. Elabora la conciencia gubernamental, procura que esté informado el individuo,
que conozca y pueda deliberar.

El rol del Estado en cuanto a los problemas que suscita el lazo social en las sociedades
modernas (solidaridad orgánica) consiste en intervenir para que la división social del
trabajo se desarrolle de maneras normales y no genere las patologías. O sea que la
función del Estado es reglamentar la cohesión social y garantizar el desarrollo
individual. Reglamentar refiere a encauzar la entidad moral de la sociedad. Si bien esa
entidad moral antecede al Estado, él debe reglamentarla porque no genera cohesión
social per se.
En cuanto a las democracias directas, su función es conducir a la sociedad mediante una
serie de directrices morales.

Historia Económica General, Max Weber: estudia la acción humana para descubrir su
intención. Construye tipos ideales (herramientas metodológicas, construcciones
abstractas que no se encuentran en estado puro en la realidad pero que sirven para
comprender la acción social y la complejidad de la sociedad en general). Se trata de un
recurso metodológico que consiste en construir un desarrollo puramente racional con
arreglo a fines de la acción, en méritos de su inteligibilidad y univocidad. Esto posibilita
comprender la acción real influida por desviaciones de toda especie (afectos, errores)
como una desviación del desarrollo esperado de la acción racional con arreglo a fines.
Busca entender cómo se manifiesta lo social según las relaciones sociales/tipos de
acción/dominación específico. Weber elabora tipos ideales de acción social, dominación
y capitalismo.
Acción social: es una acción en donde el sentido mentado por un sujeto o sujetos está
referido a la conducta de otros, orientándose por ésta en su desarrollo. Tipos:
- Acción racional con arreglo a fines: adecuación de los medios a los fines.
Anticipar un fin para la acción y buscar los medios acordes. Racionalidad
formal/instrumental.
- Acción racional con arreglo a valores: el autor actúa orientado por valores
éticos. Racionalidad material.
- Acción tradicional: el autor responde a las costumbres y creencias que el hombre
ha internalizado.
- Acción emocional: el autor actúa respondiendo a una emoción del sujeto

Capítulo 4: EL ORIGEN DEL CAPITALISMO MODERNO

Capitalismo: existe capitalismo dondequiera que se realiza la satisfacción de un grupo


humano con carácter lucrativo y por medio de empresas. Sólo podemos decir que toda
una época es típicamente capitalista cuando la satisfacción de necesidades se halla,
conforme a su centro de gravedad, orientada de tal modo que si imaginamos eliminada
esta clase de organización, queda en suspenso la satisfacción de las necesidades. La
satisfacción de las necesidades cotidianas basadas en técnicas capitalistas es sólo
peculiar de Occidente desde la segunda mitad del siglo XIX. Premisas:
- Contabilidad racional: medición y planificación de la ganancia a través de
balances. Una explotación no es racional si está basada en la guerra, usura, etc.
- Apropiación de los bienes materiales de producción: tierra, aparatos,
instrumentos.
- Libertad mercantil: libertad de mercado con respecto a toda irracional limitación
del tráfico.
- Técnica racional: contabilizable hasta el máximo
- Derecho racional: derecho calculable. Para que proceda racionalmente precisa
confiar en que la justicia y la administración seguirán determinadas pautas.
- Trabajo libre: trabajadores libres jurídicamente pero acuciados por el látigo del
hambre.
- Comercialización de la economía: libre, no sujeto a trabas de gremios.
- Especulación: sólo puede adquirir la importancia cuando los bienes
patrimoniales se representan por medio de valores transferibles.

Burguesía:
- Dimensión económica: como clase social caracterizada por ciertos intereses
económicos. No es un todo homogéneo. Sólo particular de Occidente.
- Dimensión política: todos los ciudadanos del Estado, como titulares de derechos
políticos. Precedentes en la ciudad antigua y medieval. Allí existieron burgueses
como titulares de derechos políticos.
- Dimensión estamental: gente acaudalada y/o culta que le oponen a la nobleza y
al proletariado. Capas sociales a las que la burocracia, el proletariado y los que
están fuera de ella consideran como gente de posición y cultura. Implica un
concepto específicamente occidental y moderno, el de burguesía. En la
Antigüedad y en la Edad Media el concepto “burgués” es un concepto
estamental: la pertenencia a determinados grupos estamentales imprime carácter
al ciudadano. En su cualidad estamental, el burgués es siempre ciudadano de una
determinada localidad y la ciudad, en ese sentido, sólo existió en Occidente.

Ciudad: creó el partido en sentido actual de la palabra, el demagogo como jefe de


partido y candidato a la poltrona ministerial. Es el asiento de determinadas religiones.
Sede del comercio y la industria, de la administración política y religiosa. Fuera de
Occidente no han existido ciudades en el sentido de esta especie de asociación comunal.
La ciudad occidental surge como un acto de confraternidad. La ciudad occidental es una
agrupación defensiva (militarmente), la unión de quienes económicamente pueden
actuar como militares, procurándose armamento y la instrucción necesaria para ello. El
fundamento de la democratización es de naturaleza puramente militar, radica en la
institución de una infantería disciplinada. La disciplina militar significa el triunfo de la
democracia, ya que como se podía y quería atraer a las masas no caballerescas, se les
daban armas, con lo cual se ponía en sus manos el poder político. La ciudad antigua
representaba el máximo desarrollo de la técnica militar de su tiempo.

Capitalismo irracional: todos los tipos se orientan hacia el botín, los impuestos, las
prebendas oficiales, la usura oficial.
- Irracional: empresas capitalistas que tenían por objeto el arriendo de las
contribuciones y otras constituidas para financiar la guerra.
- Mercantil: de tipo especulativo, tal como los mercaderes lo han conocido, casi
sin excepción, en todas las épocas de la historia.
- Usurario: por medio de préstamos explota las necesidades ajenas.
Capitalismo racional: tiene en cuenta las posibilidades de mercado, esto es,
oportunidades económicas en el sentido estricto de la palabra, y cuanto más racional es,
tanto más se basa en la venta para grandes masas en la posibilidad de abastecerlas.
Únicamente se logra en la moderna evolución occidental de la baja Edad Media,
mientras que en la Antigüedad sólo existió una clase de capitalistas cuyo racionalismo
pudiera compararse con el capitalismo moderno (caballeros romanos).

Las ciudades de la época moderna quedaron privadas de su libertad, como ocurrió en la


Antigüedad al instituirse el dominio romano. A diferencia, sin embargo, de aquel
entonces, cayeron bajo el dominio de Estados nacionales competidores que se hallaban
en constante estado de lucha, pacífica o guerrera, para conseguir la hegemonía. En esta
lucha o competencia creó las máximas posibilidades al capitalismo del Occidente
moderno. El Estado aislado tuvo que concurrir para asegurarse el capital, libre de
movimientos, que le prescribía las condiciones bajo las cuales podía prestarle su apoyo
para obtener el dominio. De la forzada alianza del Estado con el capital surgió el
estamento burgués nacional, la burguesía en sentido moderno de la palabra. Es el Estado
racional cerrado el que procura al capitalismo las posibilidades de subsistencia; mientras
no cede su puesto a un imperio mundial, puede perdurar el capitalismo.

Condiciones no determinantes del desarrollo de la ideología capitalista:


- Incremento de la población: en Europa colaboró en términos generales al
desarrollo del capitalismo, ya que con un número menor de habitantes éste no
hubiera encontrado la mano de obra que necesitaba; pero el aumento, como tal,
no provocó las concentraciones obreras. En China creció la población pero el
capitalismo sufrió una regresión.
- Afluencia de metales preciosos
- Afán de lucro: sentimiento universal. Crea estructuras racionales bajo dos
criterios:
1. Moral de grupo: orden intrínseco, vínculos con la tradición, relación piadosa
respecto a los compañeros de comunidad doméstica, excluyendo todo género de
lucro dentro del círculo de quienes están unidos por esos vínculos.
2. Moral respecto a los extraños: absoluta eliminación de obstáculos para el afán
de lucro en sus relaciones con el exterior. Toda persona extraña es un enemigo
frente al cual no existen barreras éticas.
- Existencia de ciudades portuarias: el comercio se daba más en el interior.

Lo que en definitiva creó el capitalismo fue la empresa duradera y racional, la


contabilidad racional, la técnica racional, el derecho racional, la ideología racional, la
racionalización de la vida, la ética racional en la economía. La racionalidad en el
capitalismo se debe a que toda la sociabilidad en el cálculo se da a partir de medios y
fines de modo que con los medios que se tienen se llegue al fin más óptimo.
Las diferentes religiones otorgaron cierto espíritu para que el capitalismo se liberara de
la tradición:
- Catolicismo: el monasterio como forma de vida más racional, metódica, de no
derroche.
- Judaísmo: eliminación de la magia que permite la racionalización en todos los
ámbitos de la vida, sobre todo en al técnica y la economía.
- Protestantismo: con sus denominaciones ascéticas (purificar el espíritu por
medio de la negación de los placeres materiales o abstinencia) logró crear la
ética sacerdotal adecuada para esta ascesis mundanal. No se exige el celibato
sacerdotal; el matrimonio es sólo una institución que tiene por objeto la
procreación racional. No se recomienda la pobreza, pero la adquisición de
riquezas no debe inducir un goce puramente animal: “Tu crees que has escapado
al claustro: pero desde ahora serás un monje durante toda tu vida”.
- Calvinismo: el hombre es sólo administrador de los bienes que Dios le ha
otorgado; censuraba el goce, pero no admitía la evasión del mundo, sino que
consideraba como misión religiosa de cada individuo la colaboración en el
dominio racional del Universo.
Todas eran religiones compartidas por todos, son plebeyas, no elitistas como el
budismo, y el protestantismo ascético que a partir de la reforma vuelve esa forma de
vida a todos. “La raíz religiosa del hombre moderno ha muerto”. La ética económica
nació del ideal ascético, pero ahora ha sido despojada de su sentido religioso. Fue
posible que la clase trabajadora se conformara con su suerte mientras pudo prometérsele
la bienaventuranza eterna. Pero una vez desaparecida la posibilidad de este consuelo,
tenían que revelarse todos los contrastes advertidos en una sociedad que se halla en
pleno crecimiento. Con ellos se alcanza el fin del protocapitalismo y se inicia la era de
hierro en el siglo XIX.

Economía y Sociedad, Max Weber


SOCIOLOGÍA DE LA DOMINACIÓN, Estructuras y funcionamiento de la dominación

Poder: posibilidad de imponer la propia voluntad sobre la conducta ajena.


Dominación: uno de los más importantes elementos de la acción comunitaria.
Desempeña en casi todas sus formas un papel considerable. Todas las esferas de la
acción comunitaria están influidas por las formas de dominación. La dominación es un
caso especial del poder. No existe de ningún modo una tendencia exclusiva por parte de
sus beneficiarios a perseguir intereses puramente económicos o a ocuparse
preferentemente de bienes económicos. Estado de cosas por el cual una voluntad
manifiesta del dominador o dominadores influye sobre los actos de otros, los
dominados, de tal suerte que en un grado socialmente relevante estos actos tienen lugar
como si los dominados hubieran adoptado por sí mismo y como máxima de su obrar el
contenido del mandato (obediencia). Probabilidad de hallar obediencia a un mandato
determinado. La dominación nos interesa en cuanto está relacionada con el régimen de
gobierno.
Gobierno directamente democrático: se basa en la suposición de que todo el mundo está
en principio igualmente calificado para la dirección de los asuntos comunes y reduce a
lo mínimo el alcance del poder de mando. Las funciones de gobierno se transmiten
simplemente mediante un sistema de turnos, suerte o elección directa, reservándose a
los miembros de la comunidad todas las decisiones importantes y correspondiendo a los
funcionarios sólo la preparación y ejecución de las disposiciones, así como la dirección
de los asuntos corrientes. Este gobierno tiene lugar normalmente en asociaciones que
presentan las siguientes características
1. Limitación local.
2. Limitación en el número de participantes.
3. Poca diferenciación en la posición social de los participantes.
4. Tareas relativamente simples y estables.
5. Instrucción y práctica en la determinación objetiva de los medios y fines
apropiados.
El régimen de dominación directa es inestable, porque si bien tiene lugar una
diferenciación económica se presenta también la probabilidad de que los poseedores se
apoderen de las funciones de gobierno, no porque estén necesariamente dotados de las
cualidades personales o de un más amplio conocimiento de las cosas, sino simplemente
porque están desocupados, porque disponen del ocio necesario para hacerse cargo del
gobierno y porque su situación económico le permite desempeñar cargos por poco
precio o sin ninguna remuneración absoluta (honoratiores).
Honoratiores: los que obtienen ingresos sin tener relativamente necesidad de trabajar o
los que obtienen ingresos de forma tal que puedan desempeñar las funciones de
gobierno al margen de su eventual actividad profesional, en tanto que al mismo tiempo
otorgan un modo de vida que les otorga el prestigio social de un honor estamental y
los destina al ejercicio de la dominación.
Legitimidad: exigencia de una obediencia por parte de los funcionarios frente al señor y
por parte de los dominados frente a ambos. Garantiza la validez de una forma de
dominio. La subsistencia de toda dominación se manifiesta mediante la autojustificación
que apela a los principios de legitimidad. Principios de legitimidad:
- Normas racionales
- Tradición
- Carisma

Tipos de dominación:
- Dominación legal: normas racionales. Se obedece, no a la persona en virtud de
su derecho propio sino a la regla estatuida, la cual establece al propio tiempo a
quién y en qué medida se debe obedecer. También el que ordena obedece. Su
tipo más puro es la dominación burocrática. El tipo de funcionario es del
funcionario de formación profesional, con contrato, con sueldo fijo, graduado,
con derecho de ascenso. Su administración es trabajo profesional en virtud del
deber objetivo del cargo, sin la menor influencia de motivos personales ni
sentimientos de ninguna clase. Asociación de dominación=burocracia (forma
de ejercicio del poder; conjunto de funcionarios públicos a través de los cuales
se va a ejercer el poder en la sociedad moderna).
- Dominación tradicional: tradición. En virtud de creencia en la sanidad de los
ordenamientos y los poderes señoriales existentes desde siempre. Su tipo más
puro es el dominio patriarcal. Se obedece a la persona en virtud de su dignidad
propia, santificada por la tradición. El contenido de las órdenes está ligado a la
tradición. No hay posibilidad de cambio. Asociación de dominación=súbditos.
Secesión asegurada a través de la herencia.
- Dominación carismática: carisma. En virtud de devoción afectiva a la persona
del señor y a sus dotes sobrenaturales y en particular facultades mágicas,
revelaciones o heroísmo, poder intelectual u oratorio. Lo nuevo, extraordinario,
entrega emotiva son fuentes de devoción personal. Su tipo más puro es el
dominio del profeta, del héroe guerrero y del gran demagogo. Se obedece al
caudillo personalmente a causa de sus cualidades excepcionales, de modo que
sólo existe mientras dichas cualidades le son atribuidas o mientras su carisma
subsista. La autoridad carismática se basa en la creencia en el profeta o el
reconocimiento que encuentran personalmente en el líder carismático.
Asociación de dominación=comunización en la comunidad o en el séquito. El
tipo del que manda es el caudillo. El tipo del que obedece es el apóstol. El
cuerpo administrativo es escogido según carisma y devoción personal, y no por
razón de la calificación profesional, de su clase o de su dependencia doméstica o
alguna otra forma personal. La administración es caracterizada por el elemento
irracional. La jurisdicción depende de la proclamación de la sentencia por el
señor y su aceptación por la comunidad. Problema de la sucesión=puede darse
de diversos modos: mera espera pasiva de la aparición de un nuevo señor
carismáticamente acreditado o calificado; actuación directa; carisma hereditario;
designación del sucesor por medio de la suerte. La creencia no es entonces
directamente en la persona como tal, sino en el heredero “legítimo” de la
dinastía. El carácter puramente actual y extraordinario del carisma se transforma
en sentido acentuadamente tradicional.

ESENCIA, SUPUESTOS Y DESARROLLO DE LA DOMINACIÓN BUROCRÁTICA

Burocracia: forma de ejercicio del poder; conjunto de funcionarios públicos a través de


los cuales se va a ejercer el poder en la sociedad moderna. Forma en la cual se expresa
la dominación racional legal. Separación de los recursos materiales individuales de los
recursos materiales públicos. Administración basada en documentos. Jerarquía
funcional: sistema organizado de mando y subordinación mutua en las autoridades.
Cargos ejercidos por funcionarios nombrados que reciben un salario en cuanto al cargo
que ejercen, deben ofrecer una fidelidad impersonal y objetiva al cargo, con
posibilidades de ascender, susceptibles de aprendizaje.
Funcionario: el cargo es una profesión. Exigencia de una serie de conocimientos.
Fidelidad al cargo. Perpetuidad del cargo. El salario queda determinado por las
funciones desempeñadas y no de acuerdo al trabajo realizado. Funcionario de carrera
vs. Funcionario electivo.
Burocratización: resultado de la racionalidad instrumental. Si la existencia de una
economía monetaria no es una condición de formación de una burocracia bien ordenada,
sí lo es para su continuidad, en tanto que la existencia de un sistema fijo de impuestos
representa la condición previa para la organización permanente del régimen
administrativo burocrático. Desarrollo cuantitativo de las tareas administrativas.
Creación de cuadros administrativos más importantes a medida que se complejiza su
estructura. La tendencia a la burocratización en el Estado moderno se explica, en buena
medida, por la necesidad de una mayor centralización interior del país en cuestión. El
mismo proceso se verifica en los partidos políticos de masas, los que a partir de la
democratización necesitan ampliar sus estructuras para poder captar más votos. Lo que
más incita a la burocratización es la ampliación intensiva y cualitativa de las tareas
administrativas. Otro factor que impulsa la burocratización es la necesidad de
pacificación, tarea que corresponde a la policía en todos los sectores. Además, fomentan
la burocratización los diversos cometidos político-sociales que los Estados deben asumir
por el abandono de ellos por los propios ciudadanos y que en parte usurpa por motivos
ideológicos. También operan en igual sentido los medios de comunicación
específicamente modernos, que entran en el cuadro de la administración pública. La
burocratización lleva al máximo el principio de la división del trabajo en la
administración según puntos de vista objetivos. Resolución objetiva significa sin
acepción de personas, según reglas previsibles. Este es el lema del mercado. Por lo
tanto, la burocratización lleva su tarea a mejor grado cuanto más se deshumaniza.

Jaula de hierro: punto máximo de racionalidad. 100% planificación, cálculo y control.


Despersonalización. No hay intencionalidad individual, sólo racionalidad técnica.
Problema: la libertad de la masa y los individuos está en riesgo porque son aprisionados
por ese mecanismo caracterizado por el ejercicio impersonal del poder de la burocracia.
Cuanto mayor racionalidad, menos libertad.

Notas sobre Maquiavelo, la política y el Estado Moderno, Antonio Gramsci


Parte del Materialismo Histórico: la vida material y social de los hombres es lo que va a
condicionar su conciencia, su forma de ver la realidad. La estructura material y el
desarrollo de las fuerzas productivas para ver cómo condiciona las relaciones jurídicas
en la superestructura.
Gramsci está estudiando el caso de Italia en los años ’20 con el advenimiento del
fascismo, por lo tanto su análisis se remite siempre a eso. Sin embargo, muchos de sus
conceptos pueden ser aplicados en la actualidad.

EL PRÍNCIPE MODERNO

Gramsci retoma a Maquiavelo, nostálgico del Imperio Romano, y su estudio acerca de


El Príncipe que pudiera llevar a cabo la unificación de Italia. El principal objetivo es
describir cuáles son las atribuciones que debe tener este Príncipe Moderno para llevar a
cabo la revolución o construcción de un orden nuevo. Gramsci ofrece una teoría que,
llevada a la acción, culmine en una sociedad sin dirigentes y dirigidos, la sociedad sin
clases de Marx.

Príncipe moderno: articulador del cambio. Sólo puede ser un organismo y es el partido
político: toda herramienta política que se proponga la transformación de las condiciones
históricas por medio de una reforma intelectual y moral para la construcción de una
voluntad colectiva nacional y popular.
Voluntad colectiva: conciencia activa de la necesidad histórica, de la necesidad de un
cambio.
Reforma intelectual y moral: se lleva a cabo en la sociedad civil. Elevar a las grandes
porciones de la población en los niveles educativos. Debe estar siempre acompañada de
un proyecto económico para llevar adelante la revolución porque sino sólo seria
revolución pasiva.
Partido político: siempre representan una clase social. Son el modo más adecuado de
formar los dirigente y la capacidad de dirección Los dos elementos fundamentales que
no pueden faltar son la organización y la pasión.
Hay dos formas de "partido":
- El constituido por una elite de hombres de cultura que tienen la función de
dirigir desde el punto de vista de la cultura, de la ideología general, un gran
movimiento de partidos afines (que son en realidad fracciones de un mismo
partido orgánico);
- y en el período más reciente, el partido no de elite sino de masas, que como tales
no tienen otra función política que la de una fidelidad genérica de tipo militar, a
un centro político visible o invisible. Es decir, internalizar la cosmovisión de la
elite y aportar su obediencia.

Los elementos que componen un partido político son:


- Dirigentes: ofrecen como participación su disciplina y fidelidad
- Masas: elemento de cohesión principal
- Intermedios: cuadros intermedios. Acercar a los otros dos la línea política del
partido. Intelectuales orgánicos.
La función de policía de un partido puede ser progresista o regresiva; es progresista
cuando tiende a mantener en la órbita de la legalidad a las fuerzas reaccionarias
desposeídas y a elevar al nivel de la nueva legalidad a las masas atrasadas. Es regresiva
cuando tiende a oprimir las fuerzas vivas de la historia y a mantener una legalidad
superada, antihistórica, transformada en extrínseca. Cuando el partido es progresista
funciona democráticamente (centralismo democrático: no propone una sujeción pasiva
de las masas sino una transformación mutua). Cuando el partido es regresivo funciona
burocráticamente (centralismo burocrático: propone un enquistamiento de las masas).

Crítica al economismo: Gramsci sostiene que el vínculo entre estructura y


superestructura es orgánico, es decir que tienen una implicancia mutua. Gramsci
critica al marxismo ortodoxo cuando establece que la superestructura es un mero reflejo
mecánico de la estructura y que la política es una ilusión. Critica a las corrientes que no
ven la mutua implicación entre la estructura y superestructura (liberalismo, sindicalismo
teórico, socialdemocracia, marxismo económico).

Hegemonía: situación inestable entre fuerzas. No es un fin en sí mismo, tiene que ver
con la capacidad de difundir sus intereses y que el resto de la sociedad los tome como
propios. Capacidad de una clase social de difundir una cosmovisión con sus propios
intereses y lograr que el resto de la sociedad asimile esa visión como una realidad.
Sociedad civil: conjunto de organizaciones privadas que se encargan de difundir una
visión de la realidad. Dirección y hegemonía.
Sociedad política: aparato gubernamental coercitivo. Dirección y coerción.
Estado: relación dialéctica entre sociedad política y sociedad civil.

Doble perspectiva de la acción política: el realismo político excesivo conduce


fuertemente a afirmar que el hombre de Estado debe operar sólo en el ámbito de la
realidad efectiva, no interesarse por el deber ser sino únicamente por el ser. Lo cual
significa que el hombre de Estado no debe tener perspectivas más allá de su propia
nariz. Gramsci asegura que esto es un error, que para hacer política hay que tener en
cuenta tanto el ser, es decir la realidad efectiva, como el deber ser, es decir la
existencia de un programa por realizar que se atenga a lo esencial, a aquellos elementos
que siendo organizables, susceptibles de ser dirigidos o desviados, son en realidad los
únicos previsibles.
Político de acción: creador de nuevas relaciones de fuerzas y no puede por ello dejar de
ocuparse del deber ser. Pero no crea de la nada ni se mueve en el turbio vacío de sus
deseos y sueños. Se basa en la realidad efectiva.
Científico de la política: debe moverse sólo en la realidad efectiva en cuanto mero
científico.
Diplomático: no puede dejar de moverse únicamente en la realidad efectiva, porque su
actividad específica no es crear nuevos equilibrios, sino conservar dentro de ciertos
cuadros jurídicos un equilibrio existente.

Los principios a tener en cuenta para analizar la relación estructura-superestructura son:


- Ninguna sociedad se propone tareas para cuya solución no existan ya las
condiciones necesarias y suficientes o no estén, al menor, en vía de aparición y
de desarrollo.
- Ninguna sociedad desaparece y puede ser sustituida si antes no desarrolló todas
las formas de vida que están implícitas en sus relaciones.
Correlación de fuerzas: necesidad de hacer un diagnóstico de la situación respecto de las
fuerzas materiales, políticas y militares para luego elaborar una estrategia política.
- Fuerzas materiales: grupos sociales estrechamente ligados a la estructura,
objetiva, independiente de la voluntad de los hombres. Esta fundamental
disposición de fuerzas permite estudiar si existen en la sociedad las condiciones
necesarias y suficientes para su transformación.
- Fuerzas políticas: valoración del grado autoconciencia, homogeneidad y
organización alcanzado por los diferentes grupos sociales. Puede ser dividido
en tres diferentes grados que corresponden a los diferentes momentos de la
conciencia política colectiva:
- Económico-corporativo: sólo tienen conciencia en el ámbito de la corporación.
Reivindicaciones sectoriales. Es sentida la unidad homogénea del grupo
profesional pero no con el grupo social más vasto.
- Político-jurídico o participativo: conciencia de la solidaridad de intereses entre
todos los miembros del grupo social, pero todavía en el campo meramente
económico. Ampliación de la conciencia y organización. Intereses comunes de
diferentes grupos sociales y corporaciones. Presión sobre el Estado para
defender dichos intereses económicos.
- Hegemónico: conciencia de que los propios intereses corporativos, en su
desarrollo actual y futuro, superan los límites de la corporación, de un grupo
puramente económico y pueden y deben convertirse en los intereses de otros
grupos subordinados. Esta es la fase más política en las cuales las ideologías ya
existentes se transforman en “partido”. Aparece el proyecto político (intereses
ideológicos/políticos). LAS CLASES SUBALTERNAS PARA CONVERTIRSE
EN CLASE DIRIGENTE DEBEN LLEGAR A ESTE MOMENTO, EN
CUANTO A SU CONCIENCIA, HOMOGENEIDAD Y ORGANIZACIÓN.
- Fuerzas militares: decisivo según las circunstancias. Pero también en él se
pueden distinguir dos grados: uno militar en sentido estricto, o técnico-militar,
y otro que puede denominarse político-militar. Cuestión hegemónica y
elaboración de una estrategia.

Estrategia política: de movimiento (boicot), de posición (defensiva) y subterránea


(clandestina).

Crisis hegemónica: la hegemonía de la clase dirigente puede debilitarse por:


- Avance de sectores subalternos que irrumpen como actores políticos con
reivindicaciones emancipatorias, revolucionarias
- No cumplimiento de objetivos planificados por la clase hegemónica, fracaso de
un proyecto.
Si la clase social hegemónica deja de ser dirigente, la crisis hegemónica deriva en una
crisis orgánica: se rompe el vínculo orgánico entre estructura y superestructura. La clase
que era dirigente deja de serlo y por ende, recurre a la dominación, coerción.
Alternativas para salir de la crisis orgánica:
Alternativas inorgánicas:
- Dictadura: uso y abuso de la coerción. No se sostiene en el tiempo. Reserva
permanente del orden.
- Cesarismo: las fuerzas en lucha se equilibran de una manera catastrófica, de
manera tal que la continuación de la lucha no puede menos que concluir en la
destrucción recíproca. Cuando la fuerza progresiva A lucha contra una fuerza
regresiva B, no sólo puede ocurrir que A venza a B o viceversa; puede ocurrir
también que no venza ninguna de las dos, que se debiliten recíprocamente y que
una tercera fuerza C intervenga desde el exterior dominando lo que resta de A y
B.
Alternativas orgánicas:
- Revolución pasiva: proceso de implementación de cambios moleculares para
reconstruir hegemonía. Son cambios para no cambiar nada de fondo. La clase
dominante busca lograr nuevamente consenso.
- Revolución radical/proceso revolucionario: se construye una hegemonía
alternativa. Cambia radicalmente la estructura y la superestructura, o sea el
bloque histórico. Se construye un nuevo orden. Para lograr esto, la clase
subalterna debe haber llegado a un nivel avanzado de organización y conciencia.

Trincheras: la difusión de la cosmovisión para construir hegemonía debe darse en la


sociedad civil a través de las trincheras. Los sectores subalternos deben tomarlas y
desde aquí difundir la cosmovisión. Medios de comunicación, organismos educativos,
sindicatos, partidos políticos.

CUANDO CAMBIA EL BLOQUE HISTÓRICO, CAMBIA LA CORRELACIÓN DE


FUERZAS

BLOQUE HISTÓRICO
Clases fundamentales
ESTRUCTURA (para la producción)
- Burguesía
- Proletariado

Clase dirigente/dominante
(hegemonía)
BLOQUE Clases auxiliares/aliadas
SUPERESTRUCTURA IDEOLÓGICO (naturalizan la cosmovisión)

Clases subalternas
(contrahegemonía)

Se valen de intelectuales

Intelectuales: difundir una determinada ideología, elaborarla. Son los cuadros


intermedios de los partidos políticos. Organizar la articulación entre estructura y
superestructura. Le dan homogeneidad y conciencia de la propia función, no sólo en el
campo económico sino también en el social y en el político. “Todos los hombres son
intelectuales, podríamos decir, pero no todos los hombres tienen en la sociedad la
función de intelectuales”. Cuando se distingue entre intelectuales y no intelectuales, en
realidad sólo se hace referencia a la inmediata función social de la categoría profesional
de los intelectuales, es decir, se tiene en cuenta la dirección en que gravita el mayor
peso de la actividad específica profesional, si en la elaboración intelectual o en el
esfuerzo nervioso-muscular.
Los intelectuales son los "empleados" del grupo dominante para el ejercicio de las
funciones subalternas de la hegemonía social y del gobierno político, a saber: 1) del
"consenso" espontáneo que las grandes masas de la población dan a la dirección
impuesta a la vida social por el grupo fundamental dominante, consenso que
históricamente nace del prestigio (y por lo tanto de la confianza) que el grupo
dominante deriva de su posición y de su función en el mundo de la producción; 2) del
aparato de coerción estatal que asegura "legalmente" la disciplina de aquellos grupos
que no "consienten" ni activa ni pasivamente, pero que el mismo está preparado para
toda la sociedad en previsión de los momentos de crisis en el comando y en la dirección,
casos en que no se da el consenso espontáneo.
Tipos:
- Orgánicos: en el mejor de los casos, existen tanto para la clase dominante como
para los sectores subalternos. Y en el caso de que lo logren, las clases
fundamentales se los roban a través del transformismo. Son orgánicos a la clase
dirigente y representan y difunden sus intereses.
- Tradicionales: representan los intereses de un bloque histórico que ya ha sido
superado, pero que aún tienen influencia económica, cultural y política. Han sido
orgánicos en un bloque histórico anterior y representaba los intereses de la clase
dominante de ese bloque histórico.
Transformismo: cooptar intelectuales orgánicos para avanzar. Históricamente fueron
cooptados por los dirigentes pero puede pasar al revés.

Niveles de ideología:
- Filosofía: más elaborado. Cosmovisión muy abstracta que van a construir los
grandes intelectuales. A medida que se van difundiendo se convierte en sentido
común.
- Sentido común: cosmovisión que se naturaliza y apropia por gran parte de la
sociedad. No es lo mismo que buen sentido pero lograron difundirlo como si los
intereses fueran de todos (construyeron hegemonía). Representa sólo los
intereses de la clase dirigente. A través del proceso de concientización se
desnaturaliza este sentido común. El buen sentido es aquella construcción de
sentido que sí representa los intereses de la mayoría.
- Religión: construcción realizada por los intelectuales tradicionales que han
perdido la dirigencia económica.
- Folklore: núcleos de buen sentido porque de diferentes maneras se expresan
ciertos intereses de los sectores subalternos.

Estado: soberano.
- Estado en sentido ampliado: está constituido por dos momentos: la sociedad
política (dominación/coerción) y la sociedad civil (hegemonía). A medida que
los sectores subalternos puedan construir una contrahegemonía, van a construir
un Estado ético.
- Estado ético: universalización de la hegemonía del proletariado. Representa los
intereses de la mayoría. Disolución de las clases sociales. Hegemonía de las
clases subalternas=Dictadura del proletariado (Marx).
- Sociedad regulada: disolución del aparato coercitivo del Estado, o sea de la
sociedad política. =Sociedad sin clases (Marx).