Você está na página 1de 2

OBJETOS SONOROS

HERRAMIENTAS PARA LA CREACIÓN MUSICAL


Pacal Xahil Puluc Uyú
201830643
Universidad Da Vinci de Guatemala
2019

“Todo cuanto se mueve en nuestro mundo hace vibrar el aire” (Schafer, El nuevo paisaje sonoro,
1969), en ese sentido debemos estar conscientes de que todo nuestro alrededor esta lleno de
sonidos, que, si bien no los consideramos música, el mundo si está realizando un enorme e infinita
composición musical. Pero ¿qué cosas son las que están produciendo los sonidos de la composición
musical del mundo, de la que no estamos conscientes? los arboles mueven sus hojas y producen
sonidos, nuestros pasos producen sonidos, el salero de la mesa produce sonidos, las sillas producen
sonidos, todo a nuestro alrededor produce sonidos, “cada cosa que ustedes oyen es un objeto sonoro”
(Schafer, El nuevo paisaje sonoro, 1969).

Los objetos sonoros básicamente son todos los objetos que producen sonidos, eso quiere decir que
todo lo que nos rodea es un objeto sonoro, desde nuestro propio cuerpo hasta las cosa inimaginables
que posee el mundo o que los seres humanos piensen en crear. Sabiendo esto ahora podemos pensar
en que estos objetos sonoros no solo sean los encargados de realizar una composición musical del
mundo, sino que todos los objetos sonoros podemos utilizarlos para crear nuestras propias
composiciones musicales.

Los objetos sonoros la mayoría de las veces no tendrán una altura definida, por esa razón debemos
pensar en una nueva definición de música, que no nos cree barreras a la hora de intentar explorar
los nuevos sonidos y nuevas composiciones que al principio pueden decir o desacreditarlas diciendo
que eso no es música. El nuevo concepto de música debería ser: “organización de sonidos (ritmo,
melodía, etc.) producida con la intención de ser escuchada” (Schafer, El compositor en el aula,
1965).

Ahora que tenemos esta nueva definición de música que no nos limitará en la creatividad, podemos
empezar con la producción musical por medio de los objetos sonoros. Cabe mencionar que para la
utilización de objetos sonoros no tendremos otro limite que no sea nuestra imaginación y que cada
cosa que realicemos dependerá de básicamente como percibimos los sonidos y que tanto queremos
utilizar de ellos.

• Exploración: conocer el objeto, conocer sus cualidades, el tipo de sonido que produce, que se
puede hacer con él. Como lo percibimos, como lo recibirían los demás.
• Expresar algo: debemos darle un sentido al objeto, lo podemos usar para compartir
nuestras ideas, decir algo, mostrar emociones, ¿Por qué, para que y cómo utilizaremos el
objeto sonoro?
• Organizar las ideas: organizamos las ideas de la composición musical, le damos una
estructura, que objetos utilizaremos, cuales no, que papel tendrá, que sonido buscamos
para la obra de cada objeto sonoro.
• Graficar la composición: para que pueda ser interpretada muchas veces, en esta parte
no podemos limitarnos a escribir los sonidos con una escritura convencional de la música,
sino que debemos inventar nuestros nuevos símbolos para nuestros objetos sonoros. Es
mas el graficar los sonidos de los objetos sonoros nos ayudaran con el proceso de escritura
y lectura de la forma de escritura convencional de la música.

El utilizar objetos sonoros para producción musical, nos abre un mundo nuevo de exploración y
creación musical que no está limitada por la falta de recursos ni de técnicas avanzadas de ejecución
de instrumentos, sino que solo es limitada por la creatividad.

En los objetos sonoros tenemos una gran oportunidad para la enseñanza musical en los salones de
clase, que no tendrá excusa para no poder llevarse a cabo.

Referencias
Schafer, M. (1965). El compositor en el aula. Buenos Aires: RICORDI AMERICANA.

Schafer, M. (1969). El nuevo paisaje sonoro. Buenos Aires: RICORDI AMERICANA.