Você está na página 1de 2

6) Ley de la evolución intelectual de la humanidad o ley de los tres

estados - Características
Aunque indispensable en todos aspectos, el primer estado debe considerarse siempre,
como provisional y preparatorio; el segundo, no supone nunca más que un simple
destino transitorio, a fin de conducir gradualmente al tercero; el único plenamente
normal, es en el que consiste, el régimen definitivo de la razón humana.
CARACTERISTICAS
TEOLOGICO o FICTICIO METAFISICO o ABSTRACTO POSITIVO o REAL
Esta necesidad primitiva se Tal es la participación especial del 1° Carácter principal: la Ley o
encuentra satisfecha, estado metafísico propiamente Subordinación constante de la
naturalmente, por nuestra dicho en la evolución fundamental imaginación a la observación.
tendencia inicial a transportar a de nuestra inteligencia, que puede El régimen metafísico u
todas partes el tipo humano, elevarse así, del estado puramente ontológico está siempre situado
asimilando todos los fenómenos, teológico al estado francamente en la alternativa de tender a
a los que producimos nosotros positivo. Las especulaciones en ella una vana restauración del
mismos y que empiezan por dominantes han conservado el estado teológico, para satisfacer
parecernos bastante conocidos. mismo esencial carácter de las condiciones de orden, a fin
Para comprender bien el espíritu, tendencia habitual a los de escapar al opresivo imperio
puramente teológico, resultado conocimientos absolutos: sólo la de la teología. Esta oscilación
del desarrollo, resulta solución ha sufrido aquí una necesaria, en virtud de la
indispensable echar una mirada transformación notable, propia impotencia orgánica que
verdaderamente filosófica sobre para facilitar el mejor despliegue pertenece siempre a tal manera
el conjunto de su marcha natural, de las concepciones positivas. de filosofar. Por otra parte, su
a fin de apreciar su identidad La metafísica intenta sobre todo eficacia científica resulta
fundamental bajo las tres formas explicar la íntima naturaleza de los exclusivamente de su
principales que le pertenecen seres, el origen y el destino de conformidad, con los
sucesivamente. todas las cosas, el modo esencial fenómenos observados. La pura
El fetichismo, consiste en atribuir de producirse todos los imaginación pierde entonces
a todos los cuerpos exteriores fenómenos; sin emplear los irrevocablemente su antigua
una vida esencialmente análoga a agentes sobrenaturales supremacía mental y se
la nuestra. La adoración de los propiamente dichos, los reemplaza subordina necesariamente a la
astros caracteriza el grado más por aquellas entidades o observación, sin dejar de
alto de esta primera fase abstracciones personificadas cuyo ejercer, sin embargo, en las
teológica, que difiere del estado uso, ha permitido a menudo especulaciones positivas un
mental en que se detienen los designarla con el nombre de oficio tan principal como
animales superiores. Aunque esta ontología. Una manera de filosofar, inagotable para crear o
primera forma de la filosofía que ofrece todos los días, tantas perfeccionar los medios de
teológica se encuentra con huellas apreciables de su larga conexión provisional. En una
evidencia en la historia dominación, en cada uno de estos palabra, consiste en sustituir en
intelectual de todas nuestras entes metafísicos, inherente al todo, la mera investigación de
sociedades, no domina cuerpo correspondiente sin las leyes, las relaciones
directamente hoy, más que en la confundirse con él, el espíritu constantes que existen entre los
menos numerosa de las tres puede, según que esté más cerca fenómenos observados. Trátese
grandes razas que componen del estado teológico o del estado de los efectos mínimos o de los
nuestra especie. positivo, ver, o una verdadera más sublimes, no podemos
El verdadero politeísmo, el emanación del poder sobrenatural, verdaderamente conocer sino
espíritu teológico representa o una simple denominación las diversas conexiones
netamente la libre abstracta del fenómeno naturales aptas para su
preponderancia especulativa de considerado. Ya no es entonces la cumplimiento, sin penetrar
la imaginación. La vida es por fin pura imaginación la que domina, y nunca el misterio de su
retirada de los objetos materiales todavía no es la verdadera producción.
para ser misteriosamente observación: pero el razonamiento 2° Naturaleza relativa del
transportada a diversos seres adquiere aquí mucha extensión y espíritu positivo. Este estudio
ficticios, la que se convierte se prepara confusamente al de los fenómenos debe
desde ahora en la fuente directa ejercicio verdaderamente permanecer siempre relativo a
de todos los fenómenos científico. Se debe hacer notar, que nuestra organización y a
exteriores e incluso, más tarde, su parte especulativa se encuentra nuestra situación.
de los fenómenos humanos. primero muy exagerada, en todos Reconociendo, la necesaria
Durante esta fase característica, los géneros incluso en sus órganos imperfección de nuestros
hay que estudiar principalmente más eminentes. Un orden de diversos medios especulativos.
el espíritu teológico, que se concepciones tan flexible, que no 3° Destino de las leyes
desenvuelve en ella con una supone en forma alguna la positivas: Previsión racional. El
plenitud y una homogeneidad consistencia propia, por otra parte verdadero espíritu positivo no
ulteriormente imposible: ese mucho más rápidamente, a la está menos lejos, del empirismo
tiempo es, en todos aspectos, el correspondiente unidad, por la que del misticismo y debe
de su mayor ascendiente, a la vez subordinación gradual de las avanzar siempre: la necesidad
mental y social. La mayor parte diversas entidades particulares a de tal reserva continua, bastaría
de nuestra especie no ha salido una sola entidad general, la por otra parte para comprobar,
todavía de tal estado, que Naturaleza, destinada a determinar cuán maduramente preparada
persiste hoy en la más numerosa el débil equivalente metafísico de debe estar la auténtica
de las tres razas humanas, sin la vaga conexión universal que positividad, de tal modo que no
contar lo más escogido de la raza resultaba del monoteísmo. El puede en forma alguna
negra y la parte menos régimen metafísico u ontológico convenir al estado naciente de
adelantada de la raza blanca. está siempre situado en la la Humanidad. En las leyes de
El monoteísmo, comienza la inevitable alternativa de tender a los fenómenos es en lo que
inevitable decadencia de la una vana restauración del estado consiste, la ciencia, a la cual los
filosofía inicial, sufre desde teológico, para satisfacer las hechos nunca procuran otra
entonces un rápido condiciones de orden, o bien llegar cosa que materiales
descrecimiento intelectual, a una situación puramente indispensables.
dejando desarrollar negativa, a fin de escapar al 4° Extensión universal del
gradualmente el sentimiento opresivo imperio de la teología. dogma fundamental de la
universal de la sujeción necesaria Esta oscilación necesaria, ha invariabilidad de las Leyes
de todos los fenómenos naturales existido igualmente en otro naturales.
a leyes invariables. Bajo formas tiempo, mientras ha durado su Este principio fundamental de la
muy diversas, persiste aún, en la edad metafísica, en virtud de la filosofía positiva extendido
inmensa mayoría de la raza impotencia orgánica que pertenece suficientemente al conjunto de
blanca, por falta de una siempre a tal manera de filosofar. los fenómenos empieza
comparación bastante racional y felizmente, desde hace tres
bastante imparcial con los dos siglos, que a causa de las
modos precedentes. costumbres absolutas
anteriormente arraigadas,
esforzándose por representar
como una especie de noción
innata, lo que no ha podido
resultar, ciertamente, sino de
una lenta inducción gradual, a la
vez individual y colectiva.