Você está na página 1de 9

ANTECEDENTES

INTERNACIONALES:

1. MÁRQUEZ, Jeidy, (2010). Presenta la tesis: “Diseñar y aplicar un manual de


actividades musicales como experiencia pedagógica para estimular la inteligencia
emocional en la fase preescolar en el C.E.I.S Alcasa, M.E de la Urb. Curagua de Puerto
Ordaz Edo Bolívar durante el periodo escolar 2009-2010” perteneciente a la Especialidad
de Educación Preescolar, del Colegio Universitario Monseñor de Talavera, Puerto Ordaz,
Venezuela; llegó a las siguientes conclusiones:

La incorporación de actividades musicales como experiencia pedagógica para


estimular la inteligencia emocional en la fase preescolar resulta ser una herramienta
necesaria además de significativa para el desarrollo integral de niños y niñas de 3 a 6
años, dado que dichas actividades motivan a los alumnos y docentes por ser un medio
motivador, orientador, innovador y creativo que ayuda al docente a desarrollar
actividades y buscar alternativas metodológicas para favorecer la inteligencia emocional
a través de la música.

De allí que el docente requiere de la actualización e innovación del conocimiento


continuamente respecto a todos los aspectos del desarrollo del niño y la niña para que sus
prácticas pedagógicas sean de mejor calidad y estén acordes con las exigencias del
sistema educativo venezolano.

ROJAS, Leidy y SANTIAGO, Noraida, (2006). Presenta la tesis: “La Educación Musical
como experiencia pedagógica en el desarrollo de la Inteligencia Emocional en la fase
preescolar. Manual de actividades” pertenecientes a la Escuela de Educación
Departamento de Preescolar de la Facultad de Humanidades de la Universidad de los
Andes, Mérida, llegaron a la siguiente conclusión:

Proponemos la incorporación de la educación emocional, en el proceso de formación


de la y el docente de la fase preescolar, ya que para poder impartirla en sus aulas debe
conocer los objetivos que persigue, los componentes que la conforman y cómo abordarla
en esta fase. Es por ello que recomendamos a las instituciones formadoras de docentes,
incluir en su plan de estudio materias, donde se promueva la enseñanza – aprendizaje de
la inteligencia emocional a nivel educativo.
MORENO , Rebeca y otros, (2013). Presenta la tesis: “Desarrollo de la Inteligencia
Emocional en niños y niñas en edades comprendidas entre 9 y 11 años albergados en el
Hogar Bíblico Roble Alto” perteneciente a la Escuela de Psicología de la Universidad de
la Salle, Bogotá, Colombia llegaron a las siguientes conclusiones:

Los resultados obtenidos en las evaluaciones realizadas permitieron constatar, que la


intervención implementad si tuvo efecto en los niños y niñas, lográndose desarrollar su
inteligencia emocional.

Los datos obtenidos en la investigación permitieron comprobar que la inteligencia


emocional se puede aprender, modificarse y ejercitarse y no tienen un patrón de
comportamiento incondicional o predeterminado.

CRUZ , Blanca, (2009). Presenta la tesis: “Importancia en Desarrollar la Inteligencia


Emocional en niños preescolares y ventajas recomendadas” perteneciente a la Escuela de
Educación de la Universidad Metropolitana de Puerto Rico, llegó a las siguientes
conclusiones:

Los hallazgos manifestaron una gran cantidad de características y de importancia que


utilizan los autores para desarrollar la inteligencia emocional en niños preescolares. Las
importancias más identificadas fueron: se enfrentan con éxitos a la vida, responde de una
manera libre e inteligente, resuelven problemas, aumenta su autoestima, se sienten
amados, aceptados, seguros, relajados, felices e importantes, aprenden y participan con
responsabilidad en ambiente que le rodea, aprenden destrezas sociales y permiten que
utilicen la iniciativa e imaginación y que sean creativos y sociales.

Las importancias que fueron identificadas con menos uso fueron las siguientes: les
permite el desarrollo físico y gasto de energía necesaria para enfocarse en otras
actividades pasivas y corrigen conductas innecesarias de agresión, miedo, pobre
autoestima y solución de conflictos. El uso de estas dos importancias son necesarias para
el desarrollo de la inteligencia emocional en niños preescolares.
NACIONAL:

BAZÁN, Judith, (2012). Presenta la tesis: “La inteligencia emocional y su relación con
el nivel de logro en el área de personal social de las niñas y niños de 5 años del Jardín
de Niños Nº 215, Trujillo, 2012” perteneciente a la E.A.P. de Educación Inicial de la
Facultad de Educación y Ciencias de la Educación de la Universidad Cesar Vallejo,
Trujillo; llegó a las siguientes conclusiones:

Los niveles de inteligencia emocional de las niñas y niños de 5 años de las aulas azul
y verde del Jardín de niños Nº 215 de Trujillo, son: medio y alto; respectivamente; es
decir que los niveles de correlación en esta variable es Regular.

Los niveles de logro en el Área Personal Social de las niñas y niños de 5 años de las
aulas Azul y Verde del Jardín de niños Nº 215 de Trujillo, son: Altos, en ambas aulas; es
decir que los niveles de correlación en esta variable es Buena.

La relación entre la Inteligencia Emocional con los niveles de logro en el Área Personal
Social; de las niñas y niños de 5 años, del aula Azul es: Con desarrollo de la
Psicomotricidad 0.63 (Franca y Marcada), es decir en esta dimensión los niveles de
relación es Buena; con Construcción de la Identidad Personal y Autonomía 0.40 (Baja y
Moderada), es decir que en esta dimensión los niveles de relación es Regular; con
Desarrollo de las Relaciones de Convivencia Democrática 0. 23 (Baja y carente de
significación), es decir que los niveles de correlación en esta dimensión es Baja. En el
aula Verde es: Con desarrollo de la Psicomotricidad 0.34 (Baja y carente de
significación), con respecto a esta dimensión los niveles de relación es Baja; con
Construcción de la Identidad Personal y Autonomía 0.58 (Franca y Marcada), con
respecto a esta dimensión los niveles de relación es Buena; con Judith Elena Bazán
Cortegana Desarrollo de las Relaciones de Convivencia Democrática 0.39 (Baja y
Moderada), con respecto a esta dimensión los niveles de relación es Regular.

PABLO , Bety , (2005). Presenta la tesis: “Aplicación del Programa Esperanza para el
Desarrollo de la Inteligencia Intrapersonal en alumnos de 4to Grado de la I.E Héroes de
Jactay, 2005”, de la Universidad de Huánuco, de la Facultad de Ciencias de la Educación,
E.A.P. de Educación Básica, Inicial y Primaria, Huánuco; llegó a las siguientes
conclusiones:
Se confirma la hipótesis de trabajo, ya que la aplicación del “Programa Esperanza”
permitió el desarrollo de la Inteligencia Intrapersonal, promoviendo el desarrollo de dicha
inteligencia en los alumnos del cuarto grado de la I.E. “Heroes de Jactay”, ya que en un
45, 4% los alumnos del grupo experimental incrementaron el nivel de esta inteligencia de
media alta.

Se demostró la Efectividad del Programa Esperanza, ya que el grupo experimental


incrementó su Nivel de Inteligencia Intrapersonal de media con 57.6% a alta con 45.4%.

Las Sesiones del Programa Esperanza cumplieron con los objetivos previstos, en
relación al desarrollo de la Inteligencia Intrapersonal, lo cual contribuyó a la efectividad
del programa en el grupo experimental.

ZEÑA , Luisa (2016), Presenta la tesis: Programa de Inteligencia Emocional para


mejorar las relaciones interpersonales de los estudiantes de educación primaria de la
Institución Educativa 11036 “27 de diciembre” , llegó a las siguiente conclusión
- En el grupo de estudio en el Pre Test muestran a 13 estudiantes (72,2%) ubicados en la
categoría baja de las relaciones interpersonales, mientras que en el Post Test, 12
estudiantes (66,7%) se ubican en la categoría alta de las relaciones interpersonales. Por lo
que concluyo que el Programa de Inteligencia Emocional Sí desarrolla en forma
significativa las relaciones interpersonales en los estudiantes del Cuarto Grado “A”

PAREJA, Ana, (2017). Presenta la tesis: Programa “Mirándome a mí mismo - PAMI” y


efectos en la inteligencia emocional en alumnos de primaria, llegó a la siguiente
conclusión:
-Se comprueba la hipótesis general existe diferencia significativa en cociente emocional,
antes y después de aplicado el programa. Además se comprueba la hipótesis específica, y
se concluye que existen diferencias significativas en cociente emocional manejo del
estrés, antes y después de aplicado el programa.

MEDRANO, Vanessa, (2017), Presenta la tesis: Programa “Giro Emocional” para


desarrollar inteligencia emocional en niños de nivel inicial del centro poblado La
Esperanza, Huánuco - 2015, llegando a la siguiente conclusión:
- Con la aplicación del Programa “Giro Emocional” al grupo experimental: aula Amarilla
de la I. E.I. N° 683 , se comprueba que es efectivo para el desarrollo de la Inteligencia
Emocional de los niños del Nivel Inicial, del Centro Poblado La Esperanza, Huánuco –
2015; tal como se puede visualizar en el gráfico N° 39 los siguientes resultados del post
test: un 32% de los niños SIEMPRE manifiesta el desarrollo de su inteligencia emocional,
lográndose un aumento del 23%; un 41% de los niños A MENUDO, lográndose un
crecimiento del 14%; un 23 % de los niños, A VECES, lográndose una disminución
considerable de un 23% y finalmente solo son un 4% de los niños NUNCA muestran
haber incrementado su inteligencia emocional, lográndose una reducción considerable de
un 14%.
INTELIGENCIA EMOCIONAL

La inteligencia social es la habilidad para comprender y dirigir a las personas y


conducirnos sabiamente en las relaciones humanas (Thorndike, 1920, véase en López,
2008).
El pensamiento emocional es parte del pensamiento lógico y de la inteligencia en general
(Leeper, 1948, véase en Arredondo, 2008).
Gardner (2013) afirma que la inteligencia comprende múltiples dimensiones,
encontrándose dentro de ella aspectos cognitivos con elementos emocionales; esta
dimensión comprende, e introduce dos tipos de inteligencia muy relacionados con la
competencia social, y hasta cierto punto emocional, siendo una de ellas, la inteligencia
interpersonal y la otra la inteligencia intrapersonal. Mayer y Salovey (1990) definieron
por primera vez el concepto de inteligencia emocional, refiriendo que la inteligencia
emocional es una forma de inteligencia social, que implica la habilidad para dirigir
nuestros sentimientos y emociones, así como los de los demás, saber diferenciarlos, y
usarlos para conducir el pensamiento y la propia acción.
Góleman (1996) interpreta y resume las dos inteligencias de Gardner, llegando a lo que
es la inteligencia emocional, refiriendo que es un “conjunto de destrezas, actitudes,
habilidades y competencias que determinan la conducta del ser humano, sus reacciones,
estados mentales, y que puede definirse como la capacidad para reconocer nuestros
propios sentimientos y los de los demás, de motivarnos y de manejar adecuadamente las
relaciones” (p. 65)
Cooper y Sawaf (1997) manifiestan que la inteligencia emocional nos impulsa a
encontrar nuestro potencial y nuestro propósito que activa nuestros valores íntimos y
aspiraciones, convirtiéndolos en cosas en las cuales pensamos.
Según Anyarin (1998), el término de “Inteligencia Emocional” fue utilizado por primera
vez en 1990 por los psicólogos Meter Salovey de la Universidad de Harvard y Jhon Mayer
de la Universidad de New Hampshire. Se le empleó para descubrir las cualidades
emocionales que aparecen tener importancia para el éxito. Estas pueden incluir:

La empatía.

La expresión y comprensión de los sentimientos.

El control del mal genio (la ira).


La independencia.

La capacidad de adaptación.

La simpatía.

La capacidad de resolver los problemas en forma interpersonal.

La persistencia.

La cordialidad.

La amabilidad.

El respeto.

Solovey y Myer en 1990 (Cit. por Anyarin 1998), definen la Inteligencia Emocional
como: “un sub-conjunto de la inteligencia social que comprenden la capacidad de
controlar los sentimientos y emociones propias, así como las de los demás, de discriminar
entre ellas y utilizar esta información para guiar nuestro pensamiento y nuestras
acciones”.

Solovey y Myer en 1993 (Cit. por Ugarriza, 2001), afirmaron que referirse a la
Inteligencia Emocional, se debe incluir la evaluación verbal y no verbal, la expresión
emocional, la regulación de la emoción en uno mismo y en los otros y la utilización del
contenido emocional en la solución de problemas.

El Bestseller en 1995 Emocional Inteligence de Daniel Góleman (Cit. por Anyarin


1998), fue el que impulsó este concepto en la conciencia pública, colocando en un tema
de conversión desde las aulas hasta las salas de sesiones de las empresas.
El entusiasmo por el respeto del concepto de la inteligencia emocional (CE) comienza a
partir de sus consecuencias para la crianza y educación de los hijos, pero se extiende al
lugar de trabajo y prácticamente a todas las relaciones y encuentros humanos. Los
estudios muestran que en las primeras capacidades de inteligencia emocional que dan
como resultado que un niño sea considerado como un estudiante entusiasta para su
maestra o que sea apreciado por sus amigos en el patio del recreo, también le ayudaran
dentro de veinte años en su trabajo y matrimonio.
Para Goleman (Cit. por Anyarin 1998), el término de inteligencia emocional se refiere
a “la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos y de los ajenos, de motivarnos
y de manejar bien las emociones” en nosotros mismos y en nuestra relaciones.

BarOn (1997) citado por Ugarriza y Pajares (2005) define la inteligencia emocional es el
conjunto de habilidades, emocionales, personales e interpersonales y que influyen en las
habilidades en forma general en el proceso de hacer frente a las presiones del ambiente
donde se desarrolla el individuo. De la inteligencia emocional va a depender que tenga
éxito o no el individuo en su vida, además de influir en el estado de bienestar emocional.
La persona con inteligencia emocional podrá identificar emociones y expresarlas,
comprenderse tendiente a la felicidad y la salud. Manteniendo relaciones sociales sanas
sin llegar a la dependencia. Siendo individuos mayormente optimistas, realistas, flexibles,
con éxito para la resolución de problemas, con buen nivel control y afrontamiento al estrés
(p. 17).
BarOn refiere que la inteligencia emocional (no cognitiva) es un factor de gran
importancia para alcanzar el éxito en la vida, las cual repercute en la vida diaria de las
personas y en la salud emocional de las personas. Al respecto BarOn construye el
concepto cociente emocional. (Ugarriza, (2004). P. 131)
La inteligencia emocional de BarOn en compuesta por las siguientes competencias
emocionales: intrapersonal, interpersonal, adaptabilidad, manejo del estrés e impresión
positiva. Presentadas en la versión abreviada del instrumento y asumidas para la presente
investigación. El modelo de inteligencia emocional de BarOn comprende cinco áreas para
la presente investigación, las que describe Ugarriza (2001):
Componente intrapersonal
Área que comprende la autocomprensión de sí mismo, la cual es una habilidad para
identificar sus sentimientos como emociones, diferenciar sus emociones básicas, el
mostrar una conducta asertiva e identificar elementos de su autoconcepto.
Componente interpersonal
A comprender el proceso de interrelación con los demás, desarrollando habilidades como
la empatía, el establecer nuevas relaciones sociales satisfactorias con una cercanía
emocional positiva.
Componente adaptabilidad
Considera la competencia de identificación de problemas y brindar una respuesta flexible
ante situaciones sociales adversas, dando respuestas y soluciones a problemas con
eficacia.
Componente manejo del estrés
Esta área va a considerar la tolerancia hacia la frustración y control de impulsos ante
situaciones cotidiana estresantes, brindando ante estas situaciones respuestas activas y
positivas.
Componente impresión positiva
Esta área a permitir identificar el nivel de optimismo en la realización de actividades a
través de una actitud positiva en la vida cotidiana.