Você está na página 1de 2

El electroimán es un tipo de imán en el cual el campo magnético se produce por medio del

flujo de alguna corriente eléctrica, desapareciendo justo cuando acaba dicha corriente.
Generalmente los electro-imanes se basan en un gran número de espiras de alambre muy
cercanas entre sí que crean dicho campo magnético. A menudo las espiras de alambre se
enrollan alrededor de un núcleo magnético elaborado de un material ferrimagnético o
ferromagnético. Como por ejemplo, el hierro. Dicho núcleo magnético concentra el flujo
magnético y elabora un imán mucho más potente. En esta oportunidad, nos centraremos en para
qué sirve un electroimán.

Para qué sirve un electroimán


Los electroimanes básicamente se aprovechan o utilizan la capacidad de las corrientes
eléctricas para inducir o impulsar un campo magnético. Al poder controlarlos de manera más
sencilla que los imanes ferrosos, los electro-imanes permiten una manipulación mucho más
rápida. E incluso, la posibilidad de encender y apagar un campo magnético. Se podría decir
que este tipo de imán se consigue en todo tipo de tecnología, como por ejemplo los
altavoces, sistemas de grabación u motores.

Historia del electroimán


Los electroimanes fueron creados u elaborados por
primera vez en el año 1823 por William Sturgeon. Dicho
señor fue un conocido científico británico, concibió
el proyecto un tiempo antes y luego elaboro el primer
electroimán de trabajo de hierro, constituido por una
batería y un alambre de cobre. Dicho electroimán
simple era capaz de levantar mucho más peso del que
pesaba, utilizando solo la atracción magnética. Con el
pasar de los años, los científicos elaboraron
electroimanes mucho más potentes. Hoy en día, los
electroimanes pueden levantar hasta toneladas de metal
con mucha facilidad.

Tipos de electroimanes
Existen 2 tipos generales de electroimanes, conocidos como:

 Imanes permanentes: Los imanes permanentes poseen una combinación de cobalto, hierro
y níquel metales, dicha combinación es capaz de producir un campo magnético
continuo. Como resultado, dichos imágenes son capaces de adherirse a por ejemplo un
refrigerador en cualquier momento.
 Electroimanes: A diferencia de los imanes permanentes, los electroimanes generan un
campo magnético por medio de una corriente eléctrica, que el campo magnético pierde
cuando deja de fluir la electricidad del mismo.

Usos del electroimán


Los electroimanes se utilizan generalmente en los motores eléctricos rotatorios para generar
un campo magnético rotatorio, y en los motores lineales para poder producir un campo
itinerante magnético que impulse la armadura. A pesar de que la plata sea el mejor conductor
de la electricidad, el cobre es utilizado más a menudo, ya que a su bajo costo, en varios
ocasiones se utiliza el aluminio para poder disminuir el peso.

La ventaja principal de un electroimán sobre un imán permanente es que el campo magnético


rápidamente puede ser manipulado en un rango amplio controlando totalmente la cantidad de
corriente eléctrica. A pesar de ello, se necesita de una fuente de energía eléctrica
continua para poder mantener el campo. En las aplicaciones donde no se necesita un campo
magnético que varié, los imanes permanentes suelen ser superiores. Además de ello, es
posible elaborar imanes permanentes que generen campos magnéticos aún más fuertes que un
electroimán de similar tamaño.
Características de un electroimán
1. Funcionan en un principio uniforme relativamente.
2. Los cables eléctricos se encuentran envueltos en una bobina, alrededor de una barra
o aro de hierro.
3. Cuando la electricidad es ejecutada por medio de una bobina, el interior del hierro
se vuelve altamente magnetizado.
4. Los electroimanes son totalmente variables en fuerza, y sus campos magnéticos pueden
estar apagados.
5. La fuerza magnética solo permanece mientras la electricidad es ejecutada por medio
de los cables.

Funcionamiento de un electroimán
Los electroimanes se comportan de la misma forma que los imanes regulares u normales. Es
decir, poseen los polos norte y sur y también obedecen las mismas leyes. Como por ejemplo:
Los polos nortes repelan los polos nortes de otros imanes, pero atraen a los polos sur. A
diferencia de los imanes regulares se encuentran constituidos de forma que no es permanente
su campo magnético, de manera que cuando la electricidad se apaga, se desvanece u culmina.
También son aptos de invertir los polos norte y sur, característica que también los imanes
regulares carecen.