Você está na página 1de 7

Los siguientes ejercicios pueden ser realizados

sin moverte de tu asiento, sin embargo, la


creatividad es un proceso dinámico que fluye
mejor en movimiento. Por esta razón muchos
artistas, científicos e ingenieros tienen como
rutina salir a caminar.
Nota: La caminata activa la circulación
facilitando la generación y combinación de
ideas.
• En un papel (o en algún aplicativo de tu teléfono
celular), anota las tres últimas oraciones de tus
últimos tres chats.
• Ahora combina esas frases en un texto (por
ejemplo: un relato, una poesía o una canción) que
tenga sentido para ti.
• En un papel en blanco escribe en la parte
superior la frase "¿Qué tal si...?"
• Ahora toma cinco minutos para anotar una
sucesión de todas las respuestas que lleguen
a tu mente.
• Durante estos cinco minutos no pretendas
darle coherencia a las respuestas; intenta
escribir "sin filtros" (Si tienes la oportunidad
de hacer este ejercicio con 2 o más personas,
haz circular el papel sucesivas veces entre
quienes participen).
• Con la cámara de fotos de tu celular, capta todos los
objetos azules que están en el lugar en el cual te
encuentres.
• Luego los verdes.
• Arma un álbum en tu aplicación de
fotos con esos objetos y ordénalos
en función de la frecuencia que los
usas o los ves. Nota: Este ejercicio
puedes realizarlo periódicamente
en diversos ambientes.
• Recuerda un evento reciente de
la última semana y pregúntate:

Estudios cognitivos afirman


que esta aproximación a
los eventos pasados
estimula nuestra
imaginación y nuestra
creatividad.
• Escribe mucho, todos los días. La
escritura es la herramienta
fundamental para bocetar ideas,
desarrollar proyectos y construir
nuestros propios relatos creativos.

• Escribe periódicamente con lápiz y papel, vas a ejercitar no


solo tu caligrafía, sino también todas las áreas de tu cerebro
que están íntimamente relacionadas con la imaginación, la
generación de ideas y el pensamiento analítico. Y si no sabes
sobre qué escribir, escribe lo primero que te venga a la
mente (aunque no tenga sentido).

Tomado de Facundo Arena, autor de "El Camino de la Creatividad".