Você está na página 1de 5

Qué es una huelga

De acuerdo con el Diccionario Jurídico Mexicano se puede definir la huelga como


“el acto concertado y colectivo por el cual los trabajadores suspenden la prestación
del trabajo convenido”. De forma más precisa, podemos encontrar que la huelga es
“la acción colectiva de los trabajadores que, mediante la suspensión temporal de
sus labores habituales, tiene por fin equilibrar los diversos factores de la producción,
armonizando los derechos de los trabajadores con los derechos de los patrones”.
Es así que una huelga surge de una inconformidad, casi siempre de los
trabajadores, respecto a sus condiciones laborales o salariales y ante la falta de
acuerdos previos, se recurre a este recurso para lograr sus demandas.

La Ley Federal del Trabajo, en su artículo 450 indica que los objetivos de una
huelga son:
-"Conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando
los derechos del trabajo con los del capital
-Obtener del patrón o patrones la celebración del contrato colectivo de trabajo y
exigir su revisión al terminar el período de su vigencia, de conformidad con lo
dispuesto en la misma ley.
-Obtener de los patrones la celebración del contrato-ley y exigir su revisión al
terminar el período de su vigencia.
-Exigir el cumplimiento del contrato colectivo de trabajo o del contrato-ley en las
empresas o establecimientos en que hubiese sido violado.
-Exigir el cumplimiento de las disposiciones legales sobre participación de
utilidades.
-Apoyar una huelga que tenga por objeto alguno de los enumerados en las
fracciones anteriores.
-Exigir la revisión de los salarios contractuales a que se refiere la misma ley."

Huelga lícita e ilícita


En la LFT también se establecen los criterios para determinar si una huelga es lícita
o ilícita, donde el factor principal es el acuerdo entre la mayoría de los trabajadores.
Huelga licita:
Debe tener como objeto alguno o algunas de las razones que la misma ley indica.
Que la mayoría de los empleados estén de acuerdo con la huelga.
Huelga ilícita:
Que no tenga como objetivo los señalados por la ley.
Que el acuerdo haya sido tomado por una minoría de los empleados.
Etapa de la huelga
Así, una huelga no es una resolución que se toma de un día para otro, pues es un
proceso de conciliación entre las partes, antes de tomar la medida de suspensión
de labores. En todo momento, los patrones deben ser informados pues se puede
llegar a acuerdos antes del estallamiento de la huelga.
Para llegar a una huelga, hay diferentes etapas que describimos a continuación.

Gestación
Es cuando las inconformidades comienzan a darse de manera colectiva entre
trabajadores y patrones. En esta etapa comienzan a organizarse los inconformes,
así como a conjuntar sus peticiones que se plasman en un pliego petitorio. Cuando
este pliego se entrega al patrón, o en su caso, a las autoridades, es cuando inicia la
siguiente etapa.
Prehuelga
Este periodo debe ser conciliatorio y tiene de plazo seis días para empresas
privadas y diez días para instituciones públicas, pero no tiene un plazo máximo. El
patrón no puede despedir a ninguno de los trabajadores y es el momento en que se
hacen las negociaciones pertinentes para llegar a acuerdos. Los trabajadores aún
no suspenden sus labores.
Huelga
En esta etapa los trabajadores ya suspenden toda labor relacionada con la empresa
para la que trabajan y se deben comprobar la mayoría de empleados, así como el
objeto de la huelga para que no la puedan declarar inexistente. Las partes concilian
ante representantes de la Junta de Conciliación y Arbitraje y no tiene un período
mínimo ni máximo de duración.
Terminación de la huelga
La huelga puede terminar por acuerdo bilateral o unilateral, así como por la
resolución de la Junta de Conciliación y Arbitraje.
¿Qué es una huelga?
Fundamento Legal
El derecho de huelga está consagrado en las fracciones XVII y XVIII del artículo 123
constitucional como un derecho social jurídicamente protegido por primera vez en
el mundo.
El artículo 440 de la LFT viene a establecer que la titularidad del derecho de huelga
corresponde a los trabajadores constituidos en coalición. Para tal efecto, los
sindicatos de trabajadores son coaliciones permanentes, según expresa el artículo
441 de la LFT.
Coalición, prerrequisito para una huelga
Mario de la Cueva nos indica que la huelga al ser un movimiento de mayorías, su
prerrequisito de existencia es justamente la coalición de trabajadores, la cual, ya no
sólo se puede entender de manera temporal circunstancial, si no que los sindicatos
obreros se han convertido en ese sentido, los titulares de este derecho, al ser
consideradas coaliciones permanentes.
Por lo anterior, la huelga puede ser iniciada tanto por un sindicato obrero, con
personalidad jurídica reconocida, o por una coalición de trabajadores, quienes, en
cumplimiento de la ley, deberán acreditar el ejercicio de este derecho mediante el
requisito de mayoría.
Debes entender que el derecho de huelga tiene un límite, ya que sólo comprende la
suspensión de las labores de una empresa o establecimiento.
Fundamento Legal
Nos guiaremos por el artículo 450 de la LFT, y apoyados en la doctrina,
estableceremos los siguientes como objetos del estallamiento de una huelga:
I. Conseguir el equilibrio entre los diversos factores de la producción, armonizando
los derechos del trabajo con los del capital. Hay autores que opinan, que éste primer
objeto, es el genérico del movimiento de huelga, ya que establece el objeto general
del movimiento, mismo que se encuentra consagrado en la Constitución.
II. Obtener del patrón, la celebración del contrato colectivo de trabajo y exigir su
revisión.
III. Obtener del patrón, la celebración del Contrato Ley y exigir su revisión. Si nos
damos cuenta, los objetos anteriores atienden a que los patrones deben celebrar
las convenciones colectivas que sus trabajadores deseen con la finalidad de regular
los derechos y las obligaciones que nacen de sus relaciones de trabajo, asimismo,
los obliga a revisarlas, para establecer las nuevas condiciones que el mundo del
trabajo opera.
IV. Exigir el cumplimiento del contrato colectivo de trabajo o contrato-ley, en las
empresas o establecimientos en que hubiese sido violado.
Par que proceda la huelga los sindicatos obreros deben tener en cuenta que:
• Las violaciones sean colectivas, es decir, hacia la mayoría de sus trabajadores.
• Precisen y aclaren el alcance de las violaciones a los trabajadores.
• Indiquen la forma en la que deben ser reparadas.
• Realmente afecten al equilibrio entre los factores de la producción.
V. Exigir el cumplimiento de las disposiciones legales sobre participación de
utilidades.
VI. Apoyar una huelga que tenga por objeto alguno de los enumerados en las
fracciones anteriores.
VII. Exigir la revisión de los salarios contractuales a que se refiere la LFT, para los
casos de contratos colectivos y contratos-ley
Procedimiento anterior al estallamiento
Prerrequisitos para la huelga
De acuerdo a la LFT, existen dos prerrequisitos para la suspensión de las labores:
1. El de fondo: Cumplir con alguno de los objetos anteriormente estudiados.
2. El de forma: Que haya quórum suficiente, es decir, que la huelga sea un
movimiento de mayorías.
Procedimiento de pre huelga
El procedimiento de pre huelga (es decir, anterior al estallamiento) tiene los
siguientes actos:
1. Comienza con la presentación del pliego de peticiones, el cual es un escrito
dirigido al patrón en el que se señalen las causas del movimiento y las exigencias
particulares. En dicho escrito debe señalarse la fecha del estallamiento de la huelga.
2. Se presentará ante la Junta de Conciliación y Arbitraje respectiva.
3. Se debe avisar con los días de anticipación que señala la LFT, siendo el tiempo
mínimo 6 días naturales.
4. Después se notificará al patrón el estallamiento, y se le concederá un término de
48 horas para su contestación.
5. Asimismo, con efectos de llegar a una negociación se celebrará una audiencia de
conciliación, la cual puede diferirse varias veces, con la finalidad de arreglar las
diferencias y evitar la suspensión de las labores.
6. Si las partes no se ponen de acuerdo, la huelga estallará en el día y hora fijado.
Huelga existente e inexistente
Una huelga existente es aquella que cumple con los requisitos de fondo y forma que
señala la LFT; por lo tanto, una huelga inexistente es aquella que:
1. Se promueve por una minoría de trabajadores.
2. No se cumple con alguno de los objetos de ley.
3. No se cumple con el procedimiento legal.
La inexistencia de la huelga deberá solicitarse dentro de las 72 horas siguientes al
estallamiento del movimiento.