Você está na página 1de 11

Los Principios de Alpha

Introducción

- No soy un evangelizador natural. ¿Lo es usted?

- Dos extremos: ser “insensible” (eruptivo) o “temeroso” (elusivo).

 1 Corintios 2, 1-5

Seis principios sobre evangelización


en el Nuevo Testamento
1. La evangelización es más efectiva por medio de la
parroquia.

1 Tesalonicenses 1, 8

- Cuando la parroquia está evangelizando o cuando Alpha está


desarrollándose efectivamente ocurre algo similar a lo descrito
aquí.

“Alpha es un método efectivo, real y comprobado para llegar hasta aquellos que se han
alejado de la fe y hasta los no cryentes.”
(Mons. Adam Exner, OMI. Arzobispo Emérito de Canadá)

“El Curso Alpha ha demostrado en todo el mundo, y aquí particularmente en


Sudáfrica, que puede ser la herramienta más útil para la evangelización.”
(Mons. Buti Thlagale. Arzobispo de Johannesburgo)

Cuatro razones

 Lo que ves es lo que obtienes.

 Moviliza a un ejército completo de evangelizadores laicos.

 La base es la amistad.

“La evangelización implica también el diálogo sincero que busca


comprender las razones y los sentimientos de los otros. Al corazón
del hombre, en efecto, no se accede sin gratuidad, caridad y diálogo,

1
de modo que la palabra anunciada no sea solamente proferida sino
adecuadamente testimoniada en el corazón de sus destinatarios. Eso
exige tener en cuenta las esperanzas y los sufrimientos, las
situaciones concretas de los destinatarios. Además, precisamente a
través del diálogo, los hombres de buena voluntad abren más
libremente el corazón y comparten sinceramente sus experiencias
espirituales y religiosas. Ese compartir, característico de la verdadera
amistad, es una ocasión valiosa para el testimonio y el anuncio
cristiano.” (Nota Doctrinal sobre la Evangelización, 8)

 “Más cajas, más clientes”

- Entre más personas terminan, más invitados vienen al siguiente


curso

2. La evangelización es un proceso

Imágenes del Nuevo Testamento

 Agricultura

 Construcción

 Jornada

 Parto

- Las personas necesitan tiempo.

- No dar por hecho que hay formación religiosa, por ejemplo en el


uso de la Biblia o en las historias de la Biblia.

- No dar por hecho el uso de lenguaje religioso.

- El proceso va desde el primer anuncio (kerygma) hasta la


enseñanza continua y sistemática (catequesis). La evangelización
comienza con el kerygma el cual es vida nueva, experiencia de fe,
buena noticia y experiencia del Espíritu. Es el primer encuentro
con Cristo y se busca que sea un encuentro vivencial, de ojos
abiertos y corazón palpitante. No se debe confundir kerygma con
catequesis.

- Las 15 sesiones de Alpha se sitúan en la línea del primer anuncio.

2
El proceso funciona en varios niveles:

 Gradualmente se observa todo el panorama.

- No esperamos que las personas respondan en las primeras


sesiones.

- Alpha es como un rompecabezas.

 Construye confianza.

 Se experimenta la comunidad.

- El ideal es que vaya aumentando el número de alejados que


vienen al curso. Al principio viene gente de la iglesia (Alpha ha
sido introducido) después del 3er o 4º curso aumentan los
alejados (Alpha ha comenzado).

3. La evangelización involucra a toda la persona

- El Papa Juan Pablo II dijo a los Obispos de Japón que “la


evangelización… debe tocar las mentes y los corazones de la
gente, remover sus conciencias e involucrar todas sus energías”.

Apela a la mente

 La fe cristiana tiene bases históricas y es razonable.

 La fe no es un “salto al abismo” o una “fe ciega”.

- Se basa en primer lugar en la credibilidad de Dios mismo (2


Timoteo 1, 12) y en segundo lugar en bases históricas y
razonables.

Apela al corazón

 Para la cultura posmoderna el corazón es muy importante mientras que


para la cultura “ilustrada” lo más importante es la mente.

 “Cuidado tanto con una teología sin devoción [mente sin corazón] como
con una devoción sin teología [corazón sin mente].” (Handley Moule)

Apela a la conciencia

3
 2 Corintios 4,2

- La acción del Espíritu Santo en la conciencia de las personas es lo


que las convence de su pecado y de la necesidad de arrepentirse.

Apela a la voluntad

 Nadie puede venir a Jesús a menos que haya sido llamado por el propio
Jesús (Mateo 11, 27). La invitación la hace él (11, 28). Es para tomar una
decisión.

 Persuasión: Un llamado a la voluntad. Presión: la cosa menos persuasiva


que existe. Nadie quiere que lo presionen (Ej. Jesús con el joven rico).

4. Modelos de evangelización en el Nuevo Testamento

Evangelización clásica (palabras)

 1 Corintios 2, 2

 Se anuncia un mensaje que no cambia

- Juan Pablo II llama a una nueva evangelización: “nueva en su


ardor, nueva en sus métodos y nueva en su expresión”.

- Cambiamos los métodos y la expresión, no el mensaje, para


enfocarnos en un grupo específico.

Evangelización holística (obras)

 Dios nos ha dado responsabilidad de evangelizar y cambiar la sociedad.

 La evangelización y la acción social van de la mano.

“La historia de Esteban nos dice mucho. Por ejemplo, nos enseña que
no hay que disociar nunca el compromiso social de la caridad del
anuncio valiente de la fe. Era uno de los siete que estaban
encargados sobre todo de la caridad. Pero no era posible disociar
caridad de anuncio. De este modo, con la caridad, anuncia a Cristo
crucificado, hasta el punto de aceptar incluso el martirio. Esta es la
primera lección que podemos aprender de la figura de san Esteban:
caridad y anuncio van siempre juntos.”

4
(Benedicto XVI, Enero, 2007)

 Justicia social: eliminación de la injusticia, de lo que atenta contra la


dignidad de la persona y de la desigualdad.

 Servicio social: atención de las necesidades humana, hambre, pobreza,


falta de vivienda.

Evangelización poderosa (signos)

 Anuncio del evangelio combinado con una demostración del poder del
Espíritu.

Ejemplos:

 Mateo 4, 23; 9, 35; 10, 7; 28, 19-20

 Marcos 1, 14; 16, 15-20

 Lucas 9, 1-2; 10, 9

 Juan 14, 12

 Romanos 15, 19

 1 Corintios 12-14

 Hebreos 2, 4

“Se evangeliza con gran poder cuando el anuncio de la muerte y


resurrección de Jesús no se reduce a la comunicación de una verdad o
al recuento de una historia, sino que se muestra con hechos
portentosos que Jesús ha resucitado y es capaz de restablecer y curar
a quienes la ciencia humana y las instituciones religiosas son
incapaces.

Que la Parresía (valentía y unción del Espíritu) y la Dynamis (el


poder para hacer milagros) lleguen a ser elementos normales en la
vida de los creyentes en el anuncio del Evangelio, de modo que no
nos admiremos cuando sucedan curaciones milagrosas, sino que nos
preocupemos cuando no aparezcan, porque esto reduciría la
evangelización a una simple transmisión de verdades y recuento de
historias del pasado.

5
Que corra la Palabra de Dios, con prodigios y señales que muestren
que Jesús está vivo y da vida a los que creen en su nombre.”
(José H. Prado Flores)

5. La evangelización en el poder del Espíritu es dinámica y


eficaz.

Ejemplos:

Hechos 2, 37-41 Tres mil convertidos en una reunión

Hechos 2, 43-47 Más personas añadidas cada día

Hechos 3, 1-11 Curación milagrosa del paralítico

Hechos 4, 12-14 La combinación de predicación y curación impacta a la


gente

Hechos 4, 21-22 Pedro y Juan son liberados por la oración de la


comunidad

Hechos 5, 12-16 Más señales, prodigios y curaciones

Hechos 6, 7 Rápido aumento del número de los discípulos.


Conversión de muchos líderes judíos

Hechos 9, 1-20 Conversión de uno de los principales opositores

Hechos 14, 1.3.21 Muchas personas se convirtieron después de escuchar


la predicación y ver los signos

Hechos 28, 8-9 Curación de todos los enfermos en Malta

6. La evangelización eficaz requiere ser llenado una y otra vez del


Espíritu

 Experiencia de Dios como Trinidad

6
 Experiencia progresiva

- Hechos 1, 8

- Hechos 2, 4

- Hechos 4, 8. 31

- Efesios 5, 18

 Experiencia de grandes evangelizadores de la historia:

- John Tauler

- San Felipe Neri

- John Wimber

- P. Raniero Cantalamessa.

La experiencia del Espíritu Santo no es sólo para los grandes evangelizadores


sino para los cristianos comunes y corrientes como nosotros.

Apéndice 1

DIFERENCIA ENTRE KERYGMA Y CATEQUESIS

KERYGMA CATEQUESIS

7
ETIMOLOGÍA Keryssein: Proclamar, gritar Ketjein: enseñar, retener
OBJETIVO Nacer de nuevo. Tener vida Crecer en Cristo. Tener vida en
abundancia
CONTENIDO Jesus: Muerto, resucitado, Glorificado, Doctrina de la fe: Moral, Dogma,
Salvador, Señor, Mesías. Biblia, etc.
METODO Se proclama a Jesús como la buena noticia. Se enseña ordenada y
Testimonio personal progresivamente. Fe de toda la
Iglesia
AGENTE Evangelizador y testigo lleno de Espíritu Catequista y maestro lleno de
Santo Espíritu Santo
METAS Experiencia del amor de Dios y de nuestro Encuentro con el cuerpo de
ser pecador. Encuentro personal con Jesús. Cristo: La Iglesia.
Proclamación de Jesús como salvador y Santidad del pueblo de Dios
Señor. Recibir el don del Espíritu Santo.
Integrarse a la comunidad.
RESPUESTA Personal: Mi salvador, Mi Señor, Mi Mesías Comunitaria y social: Nuestro
Salvador.
TIEMPO Hoy Desde hoy

8
Apéndice 2

Bajo el aliento del Espíritu

No habrá nunca evangelización posible sin la acción del Espíritu Santo. Sobre Jesús
de Nazaret el Espíritu descendió en el momento del bautismo, cuando la voz del
Padre —"Tú eres mi hijo muy amado, en ti pongo mi complacencia"— (107)
manifiesta de manera sensible su elección y misión.

Es "conducido por el Espíritu" para vivir en el desierto el combate decisivo y la


prueba suprema antes de dar comienzo a esta misión (108). "Con la fuerza del
Espíritu" (109) vuelve a Galilea e inaugura en Nazaret su predicación, aplicándose
a sí mismo el pasaje de Isaías: "El Espíritu del Señor está sobre mí". "Hoy —
proclama El— se cumple esta Escritura" (110). A los Discípulos, a quienes está para
enviar, les dice alentando sobre ellos: "Recibid el Espíritu Santo" (111).

En efecto, solamente después de la venida del Espíritu Santo, el día de Pentecostés,


los Apóstoles salen hacia todas las partes del mundo para comenzar la gran obra
de evangelización de la Iglesia, y Pedro explica el acontecimiento como la
realización de la profecía de Joel: "Yo derramaré mi Espíritu" (112). Pedro, lleno del
Espíritu Santo habla al pueblo acerca de Jesús Hijo de Dios (113). Pablo mismo está
lleno del Espíritu Santo (114) ante de entregarse a su ministerio apostólico, como lo
está también Esteban cuando es elegido diácono y más adelante, cuando da
testimonio con su sangre (115). El Espíritu que hace hablar a Pedro, a Pablo y a los
Doce, inspirando las palabras que ellos deben pronunciar, desciende también
"sobre los que escuchan la Palabra" (116).

"Gracias al apoyo del Espíritu Santo, la Iglesia crece" (117). El es el alma de esta
Iglesia. El es quien explica a los fieles el sentido profundo de las enseñanzas de
Jesús y su misterio. El es quien, hoy igual que en los comienzos de la Iglesia, actúa
en cada evangelizador que se deja poseer y conducir por El, y pone en los labios las
palabras que por sí solo no podría hallar, predisponiendo también el alma del que
escucha para hacerla abierta y acogedora de la Buena Nueva y del reino
anunciado.

Las técnicas de evangelización son buenas, pero ni las más perfeccionadas podrían
reemplazar la acción discreta del Espíritu. La preparación más refinada del
evangelizador no consigue absolutamente nada sin El. Sin El, la dialéctica más
convincente es impotente sobre el espíritu de los hombres. Sin El, los esquemas
más elaborados sobre bases sociológicas o sicológicas se revelan pronto
desprovistos de todo valor.

Nosotros vivimos en la Iglesia un momento privilegiado del Espíritu. Por todas


partes se trata de conocerlo mejor, tal como lo revela la Escritura. Uno se siente

9
feliz de estar bajo su moción. Se hace asamblea en torno a El. Quiere dejarse
conducir por El.

Ahora bien, si el Espíritu de Dios ocupa un puesto eminente en la vida de la


Iglesia, actúa todavía mucho más en su misión evangelizadora. No es una
casualidad que el gran comienzo de la evangelización tuviera lugar la mañana de
Pentecostés, bajo el soplo del Espíritu.

Puede decirse que el Espíritu Santo es el agente principal de la evangelización: El


es quien impulsa a cada uno a anunciar el Evangelio y quien en lo hondo de las
conciencias hace aceptar y comprender la Palabra de salvación (118). Pero se puede
decir igualmente que El es el término de la evangelización: solamente El suscita la
nueva creación, la humanidad nueva a la que la evangelización debe conducir,
mediante la unidad en la variedad que la misma evangelización querría provocar
en la comunidad cristiana. A través de El, la evangelización penetra en los
corazones, ya que El es quien hace discernir los signos de los tiempos —signos de
Dios— que la evangelización descubre y valoriza en el interior de la historia.

El Sínodo de los Obispos de 1974, insistiendo mucho sobre el puesto que ocupa el
Espíritu Santo en la evangelización, expresó asimismo el deseo de que Pastores y
teólogos —y añadiríamos también los fieles marcados con el sello del Espíritu en el
bautismo— estudien profundamente la naturaleza y la forma de la acción del
Espíritu Santo en la evangelización de hoy día. Este es también nuestro deseo, al
mismo tiempo que exhortamos a todos y cada uno de los evangelizadores a
invocar constantemente con fe y fervor al Espíritu Santo y a dejarse guiar
prudentemente por El como inspirador decisivo de sus programas, de sus
iniciativas, de su actividad evangelizadora.

Evangelii Nuntiandi
Paulo VI

10
11