Você está na página 1de 3

Arequipa: Denuncian obras "fantasmas" de agua y desagüe en distrito de Pampamarca (L:R: 11-

10-2016

¿Tierra de nadie? Dirigentes y pobladores acusan a alcalde Edgar Zanabria de ejecutar obras en
lugares, donde ya existía infraestructura. Asimismo, cuestionan que actualmente no sean
utilizadas o que ya presenten deficiencias. Burgomaestre se defiende. Dice que quieren dañar su
gestión sus rivales políticos.

Elmer Mamani

Pampamarca - La Unión

Es cerca del mediodía en Pampamarca y casi no hay movimiento en su placita y sus calles. Nadie
podría presagiar que en esta localidad de la provincia arequipeña de La Unión, donde la población
todos los días enfrenta la pobreza pueda existir mal uso de los recursos públicos.

PUEDES VER: Heraclio Mamani: "Integré el consorcio solo para que ganen la licitación de la obra
en Pampamarca"

Los cuestionamientos han surgido desde que en 2011 Edgar Zanabria Huamaní asumió la Alcaldía
de la Municipalidad Distrital de Pampamarca.

Una de las denuncias que pesa sobre Zanabria está referida al uso que se le dio al dinero que le
entregó el Ministerio de Vivienda para ejecutar obras de saneamiento.

La comuna recibió S/ 7 millones 004 mil 266 de Vivienda para ejecutar 4 proyectos de
saneamiento en sus centros poblados en 2013. Los pueblos donde se realizaron los trabajos
fueron Huarhua (S/ 1 millón 429 mil), Mungui (S/ 1 millón 152 mil), Ccochapampa (S/ 1 millón 933
mil 312) y el propio Pampamarca (S/ 2 millones 490 mil 722).

Tres años después de que arrancaran los proyectos, estos no fueron liquidados y no son usados
por la población. Además, son cuestionadas porque se “pintó” una realidad distinta de la situación
de estos anexos en los expedientes para conseguir el presupuesto del Gobierno.

"OCULTARON OBRAS"

Este distrito colinda con el cañón de Cotahuasi, el más profundo del mundo. Aquí en Pampamarca
hace 18 años el Fondo Nacional de Compensación y Desarrollo Social (Foncodes) instaló redes de
alcantarillado para el desagüe. Sin embargo, en el perfil aprobado para la reciente obra se
desconoció que “el alcantarillado exista”.

Foncodes realizó en 1998 obras de desagüe en Mungui e instaló redes de agua en Ccochapampa.
En el expediente que se elaboró en la gestión de Zanabría, se dijo que no había obras anteriores.

En el caso de Pampamarca, en los nuevos perfiles se dijo que los trabajos ejecutados por Foncodes
eran obsoletos, por ende debían ser reemplazadas.
Estas premisas son cuestionadas por Enrique Ludeña, exalcalde del distrito. Asevera que las obras
de Foncodes tenían una vida útil de 30 años. Solo se debía hacer mejoras.

Antes de salir del cargo, Ludeña dejó 4 proyectos para optimizar el servicio de desagüe y la
calidad de agua de todos esos pueblos. En los casos específicos de Mungui y Pampamarca se
realizaron cambios a los perfiles, cuando ingresó Zanabria a la comuna. Este dejó de lado el
expediente de mejoras y decide hacer nuevas instalaciones.

Tres de los cuatro perfiles de las obras tuvieron el visto bueno de la Oficina de Proyectos de
Inversión (OPI) de la Municipalidad Provincial de La Unión. Se firmó dichas aprobaciones en 2012,
cuando Macedoni Hondermann Núñez estaba al frente de la oficina de OPI. Lo raro es que no
existe en la comuna provincial una resolución que acredite que Hondermann (ingeniero
agrónomo) haya trabajado en dicha área.

Hondermann, en comunicación telefónica, reconoció esto. Además, declaró que no le pagaron por
sus servicios que duraron entre 8 y 12 meses.

Aprueba y supervisa

En toda esta historia, no fue el único papel que jugó Hondermann. Con los expedientes listos en
2013, la comuna de Pampamarca convoca licitaciones para la ejecución y supervisión de las obras.
A Hondermann el comité del proceso de selección le adjudica la supervisión de todos los
proyectos por S/ 263 mil 119.

“No habían postores por eso yo participé. No tiene nada de malo ni ilegal”, declaró.

Con la buena pro entregada a las empresas ganadoras, los trabajos arrancan en noviembre de
2013. Estaban programadas para acabar en 6 meses, pero a raíz de ampliaciones, culminan a fines
de 2014.

En desuso

Han pasado casi dos años desde se culminaron los trabajos y los pobladores se quejan que el
abastecimiento del agua no es el óptimo y que las redes de desagüe son un elefante blanco.

La República visitó las cuatro localidades. En Mungui, el presidente de la comunidad, Juan Blas,
denunció que se usó infraestructura de Foncodes para hacerla pasar por nueva. Además, la planta
de tratamiento de aguas residuales (PTAR), construida como parte del proyecto se cae,
literalmente, a pedazos. El enrejado ha cedido a la erosión del agua y sus paredes presentan
daños, a pesar del poco uso de la PTAR.

Según el exgerente de la comuna Carlos Zuloeta Mejía, reconoce que sí se utilizó la tubería
anterior que instaló Foncodes. Pero afirma que se realizaron los correspondientes deductivos y
añadieron ampliaciones.

A dos horas de viaje está la comunidad de Huarhua. La PTAR de esta localidad casi no se utiliza,
luce seca. Reino Antayhua de la Comisión de Regantes de la zona asegura que el 99% de las
familias no usan el desagüe. Muchos habitantes, como Bernardino Carrillo de 65 años desconocen
como aprovechar estas instalaciones que están en la puerta de su casa. Pese que estaba
presupuestado realizar capacitaciones, Bernardino nunca recibió ninguna información o charla.

En tanto, en Ccochapampa, a dos horas de Mungui, apenas cinco viviendas de las 70 usa el
desagüe.

Ante todo este escenario, pobladores y dirigentes asentaron una denuncia penal en febrero de
2014 ante la Fiscalía Provincial de La Unión, a cargo de Elsa Aparicio Mora. En la actualidad, esta
investigación está a cargo de la Fiscalía Anticorrupción de Arequipa.

PUEDES VER: Víctor Mayhualla: "Gerente me vino a pedir carta fianza para el consorcio que se le
adjudicó la obra"

El zorro

A Edgar Zanabria sus pobladores lo conocen más por su apelativo que por su nombre. Lo apodaron
el "Zorro". Él, junto a su exgerente Carlos Zuloeta, los integrantes de la Comisión de Licitación de
los obras de saneamiento y los gerentes de los consorcios ganadores; son acusados por Ludeña,
Blas y dirigentes comunales de coludirse para sacar provecho de las obras.

Las versiones de Heraclio Mamani Borda, gerente de GEMTAURO, empresa integrante de uno de
los consorcios; y de Víctor Mayhualla, quien otorgó la carta fianza para una de las obras, dan luces
de que estos procesos pudieron estar armados (ver entrevistas).

"En ningún momento hemos mentido al Ministerio sobre las obras anteriores (...) Es más las obras
del Foncodes estaban reventando", dice Zanabria en su defensa. Agrega que las obras fueron
liquidadas en 2014 y recepcionadas, sin ninguna observación, por ingenieros civiles contratados
por la comuna.

Sin embargo, su primera afirmación no es cierta. El Ministerio de Vivienda comunicó que en varias
ocasiones desde 2014 solicitó los informes de liquidación. Hasta el momento no se presentan.

La autoridad reveló que a Hondermann también lo contrataron para que confeccione los
expedientes técnicos.

Carlos Zuloeta, el exgerente, también esgrime que las obras están en buen estado. Ello se acredita
con las actas de recepción.

Pero profesionales del Ministerio visitaron en agosto las obras constatando defectos en la
infraestrucutra y en las PTAR.

El alcalde sostiene que todas las acusaciones son actos revanchistas de sus contrincantes
políticos. La suerte estuvo de su lado ya que fueron archivadas muchas de las investigaciones que
realizó la fiscal Elsa Aparici

Interesses relacionados