Você está na página 1de 1

INTRODUCCION:

El trabajo infantil es un fenómeno global de proporciones masivas. La


Organización Internacional de Trabajo estima que, alrededor del mundo y
especialmente en los países en vías de desarrollo, unos 250 millones de niños
entre los 5 y los 14 años de edad trabajan en una o más actividades
económicamente productivas, remuneradas o no. Algunos trabajan con sus
familias; otros buscan patronos afuera del núcleo familiar, quienes pueden ser
parientes o no; otros laboran como trabajadores independientes. Aunque no se
ha estimado oficialmente, el número de niños y niñas – particularmente entre los
4 y los 12 años de edad - que llevan a cabo tareas de índole doméstica en las
viviendas de sus padres o abuelos puede ser considerable; estimándose mayor
porcentaje de niñas.
Ningún padre o madre desea que sus hijos sean trabajadores, abandonen la
escuela, estén solos en sus casas o en la calle. Para prevenir y erradicar aquellas
condiciones estructurales y coyunturales que obligan a su familia a que sus hijos
trabajen.
Se trata de encontrar niveles de igualdad en el acceso de los bienes básicos de
la vida, de manera que el origen familiar no sea herencia para un destino de
pobreza y necesidad.
En la actualidad más son los casos de maltrato infantil que se ven y eso se debe
a los diferentes factores que se ven alrededor de estos niños.