Você está na página 1de 19

Daniel Felipe Larrota

TEOLOGIA VIRTUAL
I Semestre
1. LA MISIÓN
La iglesia debe expandir el mensaje de salvacion que
le ha confiado el señor, la mision es evangelizar,
anunciar y llevar la buena nueva de la salvacion.

“Dios no envió a su hijo para juzgar al mundo, sino para


que el mundo se salve por él”
(Jn. 3,17)
Los discipulos misioneros anuncian

El amor a Dios
La revelacion de un padre amoroso, un hijo que muere y resucita por amor
del espiritu santo que moviliza los corazones

A la manera de Jesucristo
El modelo del discipulado misionero es el maestro

Con la alegria del encuentro


Se comunica el encuentro a los otros como un don que quiere cambiar a
todos rotundamente, amarnos totalmente y iberarnos plenamente
El Espíritu Santo, Guía de la Misión
 La misión de la Iglesia, al igual que la de Jesús, es obra de Dios o,
como dice a menudo Lucas, obra del Espíritu. Después de la
resurrección y ascensión de Jesús, los Apóstoles viven una
profunda experiencia que los transforma: Pentecostés. La venida
del Espíritu Santo los convierte en testigos o profetas (cf. Act 1, 8;
2, 17-18), infundiéndoles una serena audacia que les impulsa a
transmitir a los demás su experiencia de Jesús y la esperanza que
los anima. El Espíritu les da la capacidad de testimoniar a Jesús
con "toda libertad”.

 Cuando los evangelizadores salen de Jerusalén, el Espíritu asume


aún más la función de "guía" tanto en la elección de las personas
como de los caminos de la misión. Su acción se manifiesta de
modo especial en el impulso dado a la misión que de hecho, según
palabras de Cristo, se extiende desde Jerusalén a toda Judea y
Samaria, hasta los últimos confines de la tierra.
Jesús y El Espíritu Santo
 El Padre llevó a cabo un único envío del Hijo y del
Espíritu. Es S. Pablo quien así lo escribe en la carta a
los Gálatas (4,4y6). Ya los Padres de la Iglesia decían
que el Espíritu Santo “precede, acompaña y sigue” al
Hijo de Dios en su misión sobre la tierra. En el
Jordán, en su bautismo, Jesús es “ungido” por el
Espíritu. Realiza, de esta manera, su misión mesiánica
bajo el impulso del Espíritu. Jesús se presenta con los
rasgos de todo profeta: ha sido enviado, con la fuerza
del Espíritu, para anunciar la buena nueva a los
pobres. Más tarde confiará esta misma misión con
estas mismas características a los suyos: enviados con
la fuerza del Espíritu para anunciar el Evangelio.
El Espíritu Santo y la Iglesia
La misión que Cristo realiza por medio de la Iglesia es
siempre misión en el Espíritu Santo. Al ser misión del
Espíritu Santo y realizada bajo su guía, la misión de la
Iglesia tiene como alma al mismo Espíritu Santo que
actúa como presencia que ilumina, santifica y evangeliza
a la misma Iglesia, siempre necesitada de conversión, de
luz, de la fuerza de lo alto.

Los apóstoles experimentan una transformación


sorprendente. Atenazados por el miedo, de repente
aparecen en público llenos de valentía y decisión.
Invadidos por el Espíritu Santo proclaman el evangelio
salvador.
2. BASES DOCTRINALES QUE
SOSTIENEN LA MISIÓN
 Los principios de reflexión.
 Criterios de juicio.
 Directrices de acción.

Son la base para promover un humanismo


integral y solidario, la enseñanza y difusion
de esta doctrina hacen parte de la mision
evangelizadora
Bases doctrinales que sostienen la
misión
Familia, misión y Orden de la misión Los Laicos y la
evangelio en la Iglesia misión de la Iglesia
• Forma los hijos • el anuncio • Su misión propia
en el Evangelio y implica se realiza en el
el anuncio constancia, mundo, de tal
constante de la serenidad, modo que su
buena nueva. seriedad y actividad
fortaleza para no contribuya a la
desfallecer transformación
• apoya a los de realidades y a
misioneros y la creación de
para extiende estructuras
nuevos justas, según los
misioneros a criterios del
otros espacios Evangelio.
La misión reconoce los puntos
de fe que siguen:
 La morada del Espíritu Santo en el
creyente.
 La necesidad del bautismo del Espíritu
Santo para el revestimiento del creyente.
 La necesidad de los ministerios en la Iglesia
para el perfeccionamiento y la edificación
del Cuerpo de Cristo.
 La espera del regreso de nuestro Salvador,
Jesucristo.
3. RETOS Y OPORTUNIDADES DE
LA MISIÓN
Retos de la Misión
 Quienes son bautizados pero no viven su fe
Este tiempo es el ideal para llenar de Dios el mundo, para hablar de Dios en
la oficina, en la escuela, en las fiestas, hoy es el tiempo de hacer oración, de
llenar los Templos, de confesarnos, de comulgar, de pedir que María nos
cubra con el valor de su alma misionera. Hoy más que nunca es el tiempo de
defender a nuestra Iglesia, tan atacada y embestida por tantos y tantos
medios y de tan tristes maneras, y de con hechos demostrar la cara actuante
y misionera de la Iglesia.
Hoy es el día de despertar, católico. Somos parte de la Iglesia fundada por
Cristo, aquella a la que Jesús le hizo la promesa de que "los poderes del
infierno no podrán contra ella" (Mt 16, 18). Tenemos la lucha ganada, Jesús ya
la ganó por nosotros, ahora a nosotros sólo nos toca dejar que Jesús se
manifieste en nuestra vida y así los demás descubran al Dios vivo que actúa
en el mundo Acual.
 El Papa Juan Pablo II en Novo Millenio Ineunte #50 y 51
plantea estas preguntas como retos de la misión:

1. ¿Cómo es posible que, en nuestro tiempo, haya todavía


quien se muere de hambre; quién está condenado al
analfabetismo; quién carece de la asistencia médica más
elemental; quién no tiene techo donde cobijarse?.
2. ¿Podemos quedar al margen ante las perspectivas de
un desequilibrio ecológico, que hace inhabitables y enemigas
del hombre vastas áreas del planeta?
3. ¿O ante los problemas de la paz, amenazada a menudo
con la pesadilla de guerras catastróficas?
4. ¿O frente al vilipendio de los derechos humanos
fundamentales de tantas personas, especialmente de los
niños?
Oportunidades de la Misión
 EL TESTIMONIO

El testimonio cristiano y su encuentro con


Cristo hace que la caridad se convertirá
entonces necesariamente en servicio a la
cultura, a la política, a la economía, a la
familia, para que en todas partes se
respeten los principios fundamentales, de
los que depende el destino del ser humano
y el futuro de la civilización.
Oportunidades de la Misión
 DIALOGO INTERRELIGIOSO
(Para trabajar Juntos).

Nosotros como cristianos tenemos el deber de


desarrollar este dialogo ofreciendo el pleno testimonio
de la esperanza que está en nosotros (cf. 1 Pt 3,15).

No debemos temer que pueda constituir una ofensa a


la identidad del otro lo que, en cambio, es anuncio
gozoso de un don para todos, y que se propone a todos
con el mayor respeto a la libertad de cada uno: el don
de la revelación del Dios-Amor, que « tanto amó al
mundo que le dio su Hijo unigénito » (Jn 3,16).
4.CONCLUSIONES
 La Misión es Obediencia a Cristo y promesa
de un mundo mejor inclinado a las buenas
acciones y a hacer el Bien. (Mt 28, 19-20) “
Vayan, y hagan que todos los pueblos sean
mis discípulos, bautizándolos en el nombre
del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y
enseñándoles a cumplir todo lo que yo les
he mandado y yo estaré siempre con
ustedes hasta el fin del mundo».
 El mensaje cristiano, no aparta los hombres de
la tarea de la construcción del mundo, ni les
impulsa a despreocuparse del bien de sus
semejantes, sino que les obliga más a llevar a
cabo esto como un deber, en favor de los mas
pobres.
 La Iglesia invita desde sus organismos a que
los laicos se formen y participen en la
medida de sus capacidades en la misión, no
solo de orden parroquial sino también ad
gentes.
 Esta vertiente ético-social se propone como
una dimensión imprescindible del testimonio
cristiano. Se debe rechazar la tentación de una
espiritualidad oculta e individualista, que poco
tiene que ver con las exigencias de la caridad.
La misión debe continuar aprendiendo a
promoverse en el espacio político, cultural y
moderno, enfrentando los retos del mundo
globalizado.
“Todos los bautizados somos
discipulos misioneros, llamados
a ser en el mundo evangelio vivo”

Todos somos misioneros

PAPA FRANCISCO
Referencias
 Biolatto, Leonardo, “LA MISION D ELA IGLESIA”.
Enlace: http://es.catholic.net/op/articulos/22887/la-
misin-de-la-iglesia.html
 Castro, Fernando y Molina, Jaime, “LA MISION DE
LA FAMILIA” Enlace:
https://www.aciprensa.com/Familia/mision.htm
 Compendio doctrinal de la iglesia, consejo
pontificio, CAP II, “Evangelización y doctrina social”
Enlace:
http://www.Vicariadepastoral.Org.Mx/8_compendio_doc
trina_social/cdsi_04.Htm