Você está na página 1de 100

Revista de psicología y neurociencias

N.º 93 - 2018

Noviembre / Diciembre 2018 · N.º 93 · 6,90 € · menteycerebro.es

Mente&Cerebro
Contra el
dolor crónico
Psicoterapias y realidad virtual
para aliviar el dolor

Duelo
Cómo explicar
la muerte
a los niños NUEVA SERIE
Técnicas
Embarazo de investigación
El porqué de las psicológica
náuseas durante
la gestación
00093
Mente&Cerebro

Ansiedad
9 771695 088703

FOMO, el miedo
a perderse algo
Monografías con nuestros
mejores artículos sobre temas clave

LA CIENCIA DE LA ENSEÑANZA DESARROLLO DEL BEBÉ CARTOGRAFIAR EL CEREBRO


La competencia de aprender a aprender • ¿Pueden los llantos revelar problemas Métodos para analizar los circuitos
Cómo mejorar la lectura • Bases cerebrales neurológicos? • Los orígenes de la risa neurales • Estudio de la expresión de los
del aprendizaje • La trascendencia del • Aprender a través del sentido del tacto genes en el cerebro • ¿Neuroimágenes
aprendizaje temprano • La neurodidáctica • Cómo adquieren los bebés el lenguaje para predecir trastornos mentales? •
a examen • Así piensan los bebés Cartografía cerebral en vivo

ALIMENTACIÓN AMOR, PAREJA Y SEXUALIDAD LA VISIÓN


Alimentos que favorecen las capacidades Ventajas evolutivas de la monogamia Mecanismos neuronales de la
cognitivas • Productos «sin», ¿sensibilidad • El continuo de la homosexualidad percepción visual • Factores que
alimentaria o moda? • Estructura cerebral • Los centros del placer sexual en determinan la sensibilidad estética
de las personas con obesidad • Los ácidos el cerebro • El orgasmo femenino • • La visión de los colores en los
grasos y la salud Disfunción sexual primates • Ciegos con visión

www.investigacionyciencia.es/revistas/cuadernos
Para más información y efectuar tu pedido: Tlf. 934 143 344 | administracion@investigacionyciencia.es
Sigue el desarrollo de la psicología
y las neurociencias

MENTE Y CEREBRO n.o 92 MENTE Y CEREBRO n.o 91 MENTE Y CEREBRO n.o 90


El reto del autoconocimiento • El síndrome Resiliencia • Tras los fármacos para aliviar El sentido de la vida • Fármacos para
de desgaste parental • Así actúa el efecto la migraña • ¿Existe la «menopausia superar la adicción al alcohol • ¿Por qué
placebo en el cerebro • Afantasía: sin masculina»? • Antipsiquiatría: un se autolesionan algunos jóvenes? • Las
capacidad de imaginar • Entrevista con la movimiento social que sigue vivo • ¿Traumas funciones menos conocidas del cerebelo •
primatóloga Jane Goodall que se heredan de abuelos a nietos? Analogías entre la obesidad y la anorexia

MENTE Y CEREBRO n.o 89 MENTE Y CEREBRO n.o 88 MENTE Y CEREBRO n.o 87


Personalidad • Evolución del descanso Homeopatía • Neurofilosofía de la Los límites del ego • El siglo de la posverdad
en el bebé • Claves psicológicas del consciencia • Las ventajas de jugar en la • Cerdos curiosos, gallinas empáticas
sadomasoquismo • Ventajas de la terapia naturaleza • Mecanismos cerebrales y • ¿Pueden los llantos del bebé revelar
de grupo • Los efectos de la píldora decisiones de compra • La oftalmología en problemas neurológicos? • Degeneración
contraceptiva en la conducta y la memoria el México precolombino axonal y esclerosis múltiple

www.investigacionyciencia.es/revistas/mente-y-cerebro
Para más información y efectuar tu pedido: Tlf. 934 143 344 | administracion@investigacionyciencia.es
EN ESTE NÚMERO

Adicciones

12  El experimento islandés


En ningún otro lugar de Europa los jóvenes consumen tan pocas
sustancias adictivas como en Islandia. Para luchar contra el consumo
de alcohol y drogas, el Gobierno instauró en todo el país el programa de
prevención «Juventud en Islandia» a finales de los años noventa.
Por Emma Young

Psicología infantil

18 18  Explicar la muerte a los niños


Los niños lidian con la pérdida de un ser querido de manera distinta
que los adultos. Los terapeutas de acompañamiento en duelo pueden
ayudarles a superar la situación y aconsejar a los padres y familiares sobre
el modo de tratar el tema con los más pequeños. Por Kerstin Schumacher

Serie: Métodos de investigación (I)

62  Cómo hacer la psicología más fiable


Muchos intentos de reproducir los resultados que se han obtenido
en célebres estudios de psicología han fracasado. Entre los factores
responsables de este fenómeno se halla el llamado sesgo del experimentador.
Por Axel Cleeremans y Olivier Klein

62 Medicina

68  Náuseas durante el embarazo


En los primeros meses de gestación, a muchas mujeres les molesta
el más nimio estímulo olfativo: ya sea el humo del cigarrillo del vecino, el
desodorante de la pareja o el olor de su mascota. ¿Por qué motivo?
Por Anna von Hopffgarten

Entrevista

73  «Queremos d
­ evolver su nombre a las víctimas»
El catedrático de historia Heiner Fangerau, del Hospital Clínico
de Düsseldorf, dirige una investigación que desvela la participación de los
neurólogos en los crímenes del nacionalsocialismo. Por Corinna Hartmann
y Andreas Jahn
68
Syllabus: Psicología

78  FOMO o el miedo a perderse algo


Las redes sociales ofrecen la ventaja de mantenernos al corriente
de lo que hacen nuestros congéneres. Pero ello puede provocar un problema:
el temor de estar perdiéndose alguna vivencia imprescindible o de no gozar
de una vida tan magnífica como los demás. Por Theodor Schaarschmidt

Retrospectiva: Neurociencia

86  Sperry, el audaz seccionador­del cerebro


El joven neurocientífico Roger Sperry ideó experimentos i­ nusuales
que ponían a prueba las teorías de reputados científicos. Su espíritu crítico y su
78 insaciable curiosidad le proporcionaron el premio Nobel. Por Christian Wolf

MENTE Y CEREBRO 2 N.O 93 - 2018


Encefaloscopio  4
Estimulación cerebral / Genética /
Psicología social / Neuroimagen­/
Psicoterapia / Sueño /
­Endocrinología / Aprendizaje
Instantánea9
Neurona gigante
Cartas de los lectores  10

Sinopsis24
Qué ocurre en nuestro encéfalo
cuando morimos. Por Anna von
Hopffgarten
Avances  26
Esquizofrenia y depresión:
dos caras de la misma moneda.
Por J. Garzón Niño, M. Rodríguez
Muñoz y P. Sánchez Blázquez
Nanotecnología para tratar
la enfermedad de Parkinson.
Por José Vicente Lafuente
ISTOCK / AMYGDALA_IMAGERY
Caso clínico 32
El mañoso apático.
Por Laurent Cohen
Preguntas con respuesta 60
¿Por qué a veces nos
Aliviar el dolor persistente ­despertamos poco antes de
que suene el despertador?
Psicoterapia Por Hans-Günter Weess

36  Aprender a vivir con el dolor


Cuando el dolor crónico se resiste al tratamiento farmacológico,
queda otra salida: las psicoterapias enseñan al paciente a vivir
Ilusiones82
La ciencia de lo adorable.
Por S. Martinez-Conde
activamente con él, en vez de sufrirlo de forma pasiva. Por Franck y S. L. Macknik
Henry y Chantal Wood Libros  92
Más allá del cerebro.
Pediatría Por Luis Alonso

44  Dolor crónico infantil


El interés por el dolor crónico en los adultos ha aumentado
de manera notable en las últimas décadas, pero no ha sucedido igual
Dilemas éticos. Por Luis Alonso

con la población infantil. Falta más investigación para mejorar


la evaluación y el tratamiento de los niños. Por Jordi Miró

Nuevas tecnologías

52  Realidad virtual para aliviar el dolor


Las excursiones y aventuras en mundos virtuales pueden
ayudar a aliviar el dolor crónico. Este método también puede reducir
el consumo abusivo de opioides entre los pacientes. Por Jo Marchant
IMAGEN DE PORTADA:
ISTOCK / STARAS

MENTE Y CEREBRO 3 N.O 93 - 2018


ENCEFALOSC OPIO

LABORATORIO ADESNIK, UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA EN BERKELEY


50 micrómetros

Con la ayuda de un proyector holográfico, los investigadores producen un haz de láser con el que
pueden enfocar hasta 50 puntos a su elección; allí se sitúan las neuronas que deben estimular.

Neurociencia
Estimulación cerebral mediante holoproyector

U
na nueva técnica tridimensional lleva la cristales líquidos, modifica la luz láser de tal forma
estimulación cerebral al extremo: permitirá el que puede estimular las células solo en determinados
control remoto de decenas o incluso miles de puntos; concretamente, allí donde se hallan las neuro-
neuronas en la corteza cerebral. Por ahora, el objetivo nas diana. Hasta ahora, los investigadores han conse-
es «implantar» percepciones falsas en un animal de guido manipular 50 neuronas simultáneamente con
experimentación y medir la reacción de su cerebro. tal rapidez y precisión que la actividad de la muestra
Algún día, esta técnica podrá servir para transmitir artificial equivale al patrón natural: pueden activar
sensaciones artificiales, aunque muy realistas, a las 300 veces por segundo 50 «neuronas objetivo» nuevas.
personas con prótesis. El procedimiento se encuentra Los científicos instalaron también un microscopio
todavía en una fase inicial de desarrollo. estándar con el fin de captar la activación de las neu-
Para su estudio, el equipo de Hillel Adesnik, de la ronas y observar y analizar, a continuación, los efectos
Universidad de California en Berkeley, partió de un de la estimulación. Este dispositivo permite, además,
método muy extendido entre los neurocientíficos: la identificar previamente patrones naturales de excita-
optogenética. Esta consiste en hacer, mediante técni- ción para, por ejemplo, recrear después dicha estimu-
cas genéticas, que las neuronas se vuelvan sensibles a lación en la corteza cerebral.
la luz, de manera que se exciten al dirigir luz láser ha- En sus primeros ensayos, se comprobó la funcionali-
cia ellas. Los investigadores tomaron una diminuta dad de la técnica con ratones. Pero tras la estimulación
sección de la superficie de la corteza cerebral (con un no se observó ningún cambio en el comportamiento de
tamaño de medio milímetro cuadrado y una profun- los múridos, por lo que no se sabe si percibieron la ma-
didad de una décima de milímetro). Tal porción con- nipulación en su cerebro. En futuros estudios, los in-
tiene de 2000 a 3000 neuronas. vestigadores prevén entrenar a los ratones para que
Con el objetivo de «apuntar» a unas células concre- reaccionen ante determinadas pruebas estimulatorias,
tas de ese extracto tridimensional, el equipo de Ades- lo que les permitirá demostrar el éxito del experimento.
nik desarrolló un proyector holográfico que, mediante Nature Neuroscience, vol. 21, págs. 881-893, 2018

MENTE Y CEREBRO 4 N.O 93 - 2018


+ ACTUALIDAD CIENTÍFICA TODOS LOS DÍAS EN WWW.INVESTIGACIONYCIENCIA.ES

Genética
¿La falta de cuidados modifica el cerebro?

E
n las crías de ratón, la falta de cuidados hace de estos animales se replican más transposones L1.
que se activen los genes móviles del cerebro. Los primeros indicios apuntan que las neuronas acti-
A esta conclusión han llegado Tracy Bedro- van los transposones con señales de metilación altera-
sian y sus colaboradores del Instituto Salk. Desde das. Por ello, Bedrosian y su equipo podrían haber ha-
hacía tiempo sospechaban que la actividad de los llado la relación entre una señal del entorno y la
transposones de las neuronas (secuencias de ADN reprogramación dirigida de los mecanismos genéticos.
que pueden cambiar de posición dentro del genoma) Sin embargo, no está claro que los resultados pue-
dependía de influencias externas. Ahora han demos- dan trasladarse a los seres humanos. Por lo general,
trado que dicho rasgo se hereda con más frecuencia los ratones poseen una mayor cantidad de transposo-
cuando las crías de ratón reciben menos atención de nes L1 activos en el cerebro, pero los investigadores
la madre. aún desconocen qué función desempeñan los genes
La cantidad de cuidados maternos que recibe un móviles en la herencia. Es probable que mediante ellos
animal joven se corresponde con los modelos de com- se cree un mosaico de neuronas ligeramente distintas
portamiento típicos en la edad adulta: los roedores entre sí, lo cual podría fomentar la diversidad de mo-
cuya madre les ha prestado menos atención sufren delos de comportamiento.
más estrés y son menos curiosos. Los investigadores
han demostrado recientemente que en el hipocampo Science, vol. 359, págs. 1395-1399, 2018

Psicología social
Las amistades en la niñez benefician la salud

L
os varones que durante su infancia y adolescencia No obstante, queda abierta la cuestión de si existe
han pasado mucho tiempo con amigos presentan una causalidad entre el tiempo que un varón invierte
a la edad adulta una mejor salud que otros que con los amigos durante la etapa infantil y adolescente
han cuidado menos sus amistades a edades tempranas. y el posterior estado de salud.
Jenny M. Cundiff de la Universidad Técnica de Texas, Otros investigadores han hallado indicios de
y Karen A. Matthews, de la Universi­dad de Pittsburgh, que las amistades posiblemente fomentan nuestro
han llegado a esta conclusión tras analizar los datos de bienestar psíquico y físico. Según estudios anterio-
267 sujetos mascu­linos que participaron en el Estudio res, la buena relación con los amigos y familiares se
de la Juventud de Pittsburgh, una investigación a largo asocia con un menor riesgo de padecer diabetes
plazo para la que se llevó a cabo el seguimiento de los tipo 2, cardiopatías o trastornos psíquicos. «Nues-
participantes durante varios decenios. Entre otros tros ­resultados indican que la vida social durante la
datos, los padres de los probandos proporcionaron infancia y adolescencia podría tener efectos fortale­
información regular sobre la frecuencia y duración de cedores sobre la salud en la edad adulta», concluye
los encuentros de sus hijos con los amigos entre los 6 y Cundiff.
los 16 años.
Psychological Science, vol. 29, n.o 5, págs. 814-823, mayo de 2018
Según hallaron las investigadoras, existe una rela-
ción positiva entre la salud y los contactos sociales de
los sujetos en la infancia y adolescencia: los sujetos que
pasaban mucho tiempo con amigos presentaban, a la BOLETINES A MEDIDA
edad de 32 años, una presión arterial y un índice de Elige los boletines según tus
masa corporal más bajos que el resto. Esta tendencia se preferencias temáticas y recibirás
toda la información sobre las revistas,
mantuvo si se consideraban otros factores que podían las noticias y los contenidos web
influir en los resultados, como la personalidad, el esta- que más te interesan.
tus social o el estado de salud de los participantes du-
www.investigacionyciencia.es/boletines
rante la niñez.

MENTE Y CEREBRO 5 N.O 93 - 2018


Neuroimagen
Escáner cerebral móvil

M
atthew Brookes y su equipo, de la Universi- una pelota con una raqueta, el dispositivo registraba la
dad de Nottingham, han desarrollado un es- actividad cerebral con la misma precisión que los anti-
cáner cerebral portátil en forma de casco. El guos escáneres de MEG. Para ello se vale de unos sen-
atractivo principal de este novedoso dispositivo radica sores cuánticos que detectan con gran exactitud los
en que puede medir con gran precisión la actividad campos magnéticos incluso a temperatura ambiente.
cerebral del sujeto incluso cuando mueve la cabeza. Las anomalías producidas por el campo magnético
Este método de medición se basa en la llamada terrestre se registran mediante unas bobinas electro-
magnetoencefalografía (MEG). Registra la actividad magnéticas situadas a ambos lados del sujeto.
cerebral captando unos débiles campos magnéticos
Nature, vol. 555, págs. 657-661, 2018
que se crean cuando las neuronas se comunican entre
sí mediante impulsos eléctricos. Los escáneres de
MEG clásicos consisten en unos aparatos enormes,
con un peso aproximado de una tonelada y que se ase-
mejan a los antiguos secadores de peluquería. Además,
los sensibles sensores magnéticos de la máquina deben
mantenerse refrigerados con helio líquido a una tem-
peratura constante de –269 grados Celsius. Sin olvidar
que, para medir la actividad cerebral del sujeto con
precisión, este debe permanecer totalmente inmóvil: si
mueve la cabeza tan solo unos milímetros, los datos ya

CENTRO DE NEUROIMAGEN HUMANA WELLCOME


no son válidos. Hasta ahora, eso hacía casi imposible
explorar con MEG a niños o personas con problemas
de motricidad.
El nuevo casco ofrece dos ventajas respecto a la téc-
nica tradicional: no solo es pequeño y ligero, sino que
también tolera los movimientos de cabeza. En un expe-
rimento se comprobó que, aunque el voluntario estu-
viera bebiendo un té durante la medición o lanzando

Psicoterapia
Experiencia personal: muchas luces y sombras

L
a mayoría de los futuros psicoterapeutas deben cluso, provocaba cambios de personalidad que aca-
realizar lo que se conoce como «experiencia rreaban tensiones en el entorno social de los partici-
personal». Sobre todo en el psicoanálisis, pero pantes. Asimismo, los elevados costes de la terapia y el
también en otras escuelas terapéuticas, dicho método miedo a ser juzgados les causaba estrés. Muchos de los
suele consistir en que los aspirantes a psicoterapeuta se probandos reconocieron ser dependientes de su ins-
sometan a tratamiento. El investigador David Murphy tructor, quien era al mismo tiempo su director de for-
y sus colaboradores de la británica Universidad de mación. Por ese motivo, evitaron tratar comporta-
Nottingham recopilaron 16 estudios sobre los efectos mientos problemáticos o no profesionales durante la
de esta experiencia terapéutica obligatoria. experiencia.
El resultado: constataron un cierto equilibrio entre Los investigadores concluyen que la experiencia te-
las experiencias positivas y negativas de los partici- rapéutica puede ser útil para la formación en psicote-
pantes. A numerosos aspirantes a terapeuta les resultó rapia, aunque plantea cuestiones éticas trascendentes.
de gran ayuda ser conscientes de sus propios conflic- Por ello recomiendan que los aspirantes a ejercer de
tos personales y emocionales, así como conocer el rol psicoterapeuta se sometan a una terapia solo de forma
de sus pacientes. Sin embargo, también se comprobó voluntaria y que, a ser posible, eviten otras formas de
un inconveniente: la terapia tendía a solucionar de experiencias personales.
manera superficial sus problemas emocionales e, in- Counselling Psychotherapy Research, vol. 18, n.o 2, págs. 199-214, 2018

MENTE Y CEREBRO 6 N.O 93 - 2018


ENCEFALOSC OPIO

Anotar las tareas


pendientes antes
de acostarse ayuda
a conciliar el sueño.

ISTOCK / CHAMELEONSEYE
Sueño
Hacer una lista de las tareas pendientes ayuda a dormir

C
avilar es una de las principales causas de los Scullin y su equipo admitieron que el hallazgo les
trastornos del sueño, indican diversos estudios. sorprendió al principio, puesto que, por lo general,
El psicólogo y neurocientífico Michael Scullin son las actividades que todavía se tienen que llevar a
y sus colaboradores de la Universidad Baylor, en Texas, cabo las que suelen mantener a las personas despier-
han investigado un método sencillo para detener el tas. El hallazgo se corresponde con una serie de es-
­carrusel de pensamientos que impide pegar ojo: con- tudios que demuestran que anotar los problemas
siste en elaborar una lista de quehaceres pendientes puede ayudar a procesarlos y a reducir la ansiedad.
antes de acostarse. Asimismo, existen indicios de que imaginarse la an-
Los científicos observaron la conducta de estudian- gustia ante futuros acontecimientos con el mayor
tes en un laboratorio de sueño. Mediante un elec- detalle posible puede ayudar a aliviar el miedo que
troencefalograma (EEG) comprobaron su descanso. suscitan.
Asimismo, pidieron a los 28 participantes que, entre De esta manera, la lista de quehaceres cumpliría
media hora y una hora antes de irse a dormir, anota- una función similar a una «lista de preocupaciones»,
ran todas las actividades que tenían pendientes para método que se emplea desde hace tiempo en el tra-
los próximos días; les dieron cinco minutos para ello. tamiento de los trastornos del sueño. Según parece,
Durante ese mismo tiempo, los 29 probandos del gru- esta estrategia también puede ayudar a las personas
po de control debían escribir las tareas que habían fi- que no presentan ningún trastorno psicológico a la
nalizado de manera satisfactoria los días anteriores. hora de dormir, ya que se quedan más tranquilas des-
Los participantes que completaron una lista de pués de plasmar sus pensamientos en un papel. Traba-
quehaceres pendientes antes de acostarse conciliaban jos anteriores sobre el efecto de la escritura antes de
el sueño, de media, 16 minutos después de apagar la conciliar el sueño han arrojado diferentes resultados.
luz. En cambio, los que se quedaron pensando en el Esta investigación es la primera que se ha centrado de
pasado necesitaron, de promedio, 25 minutos para forma objetiva en el tiempo que transcurre entre acos-
dormirse. Cuanto más específica y extensa era la lista tarse y conciliar el sueño.
de actividades por efectuar, antes cerraban los ojos Journal of Experimental Psychology: General,
los voluntarios. vol. 147, págs. 139-146, 2018

MENTE Y CEREBRO 7 N.O 93 - 2018


ENCEFALOSC OPIO

Endocrinología
Perfil hormonal alterado en el síndrome de fatiga crónica

S
e ha constatado la relación entre el síndrome de vados de TSH en los voluntarios con SFC, aunque sí
fatiga crónica (SFC) y un trastorno de la función concentraciones más altas de la llamada T3 inversa
tiroidea. Begoña Ruiz-Núñez y sus colaboradores (rT3), una forma biológica inactiva de T3.
de la Universidad de Groninga han hallado una menor Es posible que el síndrome de fatiga crónica esté
concentración de las hormonas tiroidea triyodotironina causado por una reducción de la actividad de la hor-
(T3) y tiroxina (T4) en la sangre de personas con SFC mona tiroidea y no porque exista un trastorno de la
que en individuos sin dicho trastorno. glándula tiroides. Sin embargo, según los datos del es-
Al parecer, este fenómeno también se presenta en tudio, no queda claro si existe una relación causal en-
los pacientes que sufren una disfunción de la glándula tre la concentración de la hormona y la aparición del
tiroidea, trastorno que se manifiesta con síntomas de cansancio crónico.
cansancio, apatía y falta de concentración. Además, Para que los datos sean concluyentes, los resultados
por lo general, el nivel de la hormona estimulante de la deben comprobarse en ensayos con grupos más nume-
tiroides (TSH) es más elevado en estas personas. En rosos de participantes.
cambio, los investigadores no encontraron valores ele- Frontiers in Endocrinology, vol. 9, art. 97, 2018

Aprendizaje
Iniciar las clases más tarde favorece el sueño y el ánimo

C
uando la jornada escolar bar las horas de sueño de manera llevan demostrando desde hace
empieza 45 minutos más objetiva, los experimentadores pro- tiempo: un comienzo de las clases
tarde, los alumnos están porcionaron una pulsera de activi- demasiado temprano (a las 8 de la
más descansados, más contentos dad a las alumnas. Estos dispositivos mañana) no se ajusta de modo ade-
y rinden mejor. A esta conclusión también demostraron un aumento cuado al ritmo sueño-vigilia du-
han llegado investigadores de la en las horas de descanso, resultado rante la pubertad. Además, es pro-
Escuela de Medicina de la Univer- que se mantuvo a lo largo de toda la bable que perjudique el desarrollo
sidad Duke a partir de un experi- investigación. Algunas alumnas de los niños más pequeños. Según
mento en Singapur. En 2016, un dormían ocho horas. También in- estos hallazgos, retrasar un poco la
instituto femenino de secundaria formaron de que se sentían menos hora de comienzo de las clases po-
de dicho país retrasó, a modo de cansadas o menos malhumoradas. dría ayudar a los alumnos.
prueba, el comienzo de la primera El estudio de Singapur confirma
clase en tres cursos. Así, en vez de lo que los investigadores del sueño Sleep, vol. 41, n.o 6, 2018
iniciar las clases a las 7:30, estas
empezaban a las 8:15. Antes del
experimento, un mes después de
comenzarlo y nueve meses más tar-
de, los investigadores preguntaron
a las alumnas sobre su bienestar, su
rendimiento y sus hábitos de sueño.
Hallaron que las participantes se
encontraban más descansadas. La
mayoría de las 375 alumnas, con
una media de edad de 15 años, no
aprovechó el cambio de horario para
retrasar la hora de acostarse; por el
contrario, pasaban más rato en la
ISTOCK / LEMANNA

cama: según se dedujo de sus res-


puestas, de promedio, al menos 23
minutos más. Con el fin de compro-

MENTE Y CEREBRO 8 N.O 93 - 2018


INSTANTÁNEA

INSTITUTO ALLEN PARA LAS CIENCIAS DEL CEREBRO

Neurona gigante

S
eguir las ramificaciones sorprendentemente ramificadas en na fluorescente. De ese modo,
de cada una de las neuronas el cerebro de un ratón. Una de ellas y a partir de 10.000 imágenes de
continúa siendo un reto para (turquesa) envolvía toda la capa la sección transversal del cerebro
los investigadores. Un equipo de externa de la corteza cerebral. de los múridos, consiguieron ex­
científicos dirigidos por Christof Los científicos administraron plorar el recorrido de las neuronas.
Koch, del Instituto Allen para las a los animales una sustancia que Mediante un programa de ordena-
Ciencias del Cerebro, en Seattle, lo activaba unos genes alojados en las dor, reprodujeron la imagen en 3D.
ha logrado mediante una nove- neuronas del claustro (área que se
Iniciativa BRAIN de los Institutos
dosa técnica. En concreto, han relaciona con la consciencia), de ­Nacionales de Salud estadounidenses;
conseguido rastrear tres neuronas manera que producían una proteí- encuentro del grupo de trabajo, 2017.

MENTE Y CEREBRO 9 N.O 93 - 2018


CARTAS DE LOS LECTORES

Exploración del yo Publicado en:


Frank Vollbrecht, Kaarst (Alemania): En el artículo
«La esencia del yo» [por Steve Ayan, en Mente y
Cerebro n.o 92, 2018], se indica, entre otras afirmacio-
nes, que la creencia en la ilusión de un yo fomenta en
los budistas el miedo a la muerte. Como demostración
de ello se menciona una encuesta llevada a cabo entre
tibetanos y monjes budistas noveles. Al parecer, los
resultados se compararon con creyentes de otras
religiones. No obstante, creo que el estudio muestra
más bien que estos aprendices no han interiorizado MyC 90/2018 MyC 92/2018
todavía las enseñanzas del budismo. Seguro que si la
investigación se hubiera efectuado con monjes ya
formados y experimentados, los resultados habrían
sido otros muy diferentes. Efecto cerebral del placebo
Responde la redacción: Es verdad, como usted bien Pedro Andrés: Me pareció muy interesante el
indica, que los investigadores del estudio en cuestión artículo «El poder curativo de la esperanza» [por
efectuaron la encuesta entre monjes budistas noveles. Christian Wolf, en Mente y Cerebro n.o 92, 2018]
Compararon esos resultados sobre su miedo a la muerte sobre los mecanismos neuronales del efecto placebo.
y su egocentrismo con los datos de budistas legos del La investigación neurobiológica demuestra que
Tibet y Bután, así como con ciudadanos estadouniden- nuestro cerebro, es decir, nosotros mismos, somos
ses religiosos y no religiosos. Según hallaron, solo los capaces de hacernos sentir mejor. A lo que contribu-
monjes novicios manifestaron un elevado temor a la ye también nuestro entorno. Creo que es importante
muerte, supuestamente, porque se les instruye en el seguir en esta línea de investigación para que las
altruismo y la abnegación. Seguramente, es posible que personas logremos aprender a controlar, en lo
esta reacción se reduzca después de años practicando la posible, el dolor y malestar, además de educar a los
meditación. No obstante, la investigación se centraba en profesionales de la sanidad para ello. De esta manera
los costes emocionales que supone deshacerse de la quizá se pueda mejorar la atención sanitaria (con un
creencia de un yo verdadero y perdurable. trato más próximo, por ejemplo), reducir los gastos
sanitarios y mejorar la atención a los pacientes, cada
vez más deshumanizada, en parte, a causa de las
Meditación en las escuelas largas listas de espera.

Eva Badal, Barcelona: En el número 90 de la revista


Mente y Cerebro aparece la noticia «La meditación no
atrae a los escolares». Según se explica, unos investiga-
dores han comprobado en centros de educación de
Inglaterra y Australia que este método no ejerció
ningún tipo de efecto en su estado de ánimo ansioso
o depresivo, ni en su preocupación por el aspecto físico ¡ENVÍANOS
o el bienestar general. Hace un par de semanas vi un Cartas de los lectores
TUS COMENTARIOS!
reportaje en televisión en el que se explicaba el éxito Mente y Cerebro agradece la
de la introducción de la meditación en las aulas de opinión de los lectores. Te animamos
primaria de algunos centros escolares de Cataluña. a enviar tus comentarios a:
Según comentaban los profesores y los propios PRENSA CIENTÍFICA, S.A.
alumnos, esas prácticas les ayudaban a entender y Muntaner 339, pral. 1.a, 08021 BARCELONA
manejar mejor sus emociones y sentimientos e, incluso, o a la dirección de correo electrónico
en su relación con los compañeros de clase. Al parecer, redaccion@investigacionyciencia.es
La longitud de las cartas no deberá exceder los 1500
y como concluye la noticia, esta técnica no convence a caracteres, espacios incluidos. Mente y Cerebro
los jóvenes en plena pubertad. Por ello, creo que sería se reserva el derecho a resumirlas por cuestiones
interesante empezar con la meditación en las escuelas de espacio o claridad. No se garantiza la respuesta
a edades tempranas. a todas las cartas publicadas.

MENTE Y CEREBRO 10 N.O 93 - 2018


Suscríbete a
Mente&Cerebro
Ventajas para los suscriptores:
 Envío puntual a domicilio
 Ahorro de hasta un 21%
sobre el precio de portada
41,40 € 35 € por un año (6 números)
82,80 € 65 € por dos años (12 números)
 Acceso gratuito a la edición
digital de los números incluidos
en la suscripción
 Te regalamos además un número
de la colección CUADERNOS a elegir
(en formato digital)

GRATIS
un número a elegir
de la colección
CUADERNOS

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
Teléfono: +34 934 143 344
MENTE Y CEREBRO 11 N.O 93 - 2018
PSIC OLO GÍA JUVENIL

PREVENCIÓN En ningún otro lugar de Europa los jóvenes consumen


tan pocas sustancias adictivas como en Islandia. Existe una razón

El experimento
islandés EMMA YOUNG

En Islandia, practicar deporte después


del colegio se ha convertido en una
­rutina para muchos niños.

ISTOCK / SERRNOVIK
E
l reloj marca casi las tres de la tarde. Es de Nueva York. El LSD estaba de moda, muchos fumaban
viernes, luce el sol y hace rato que las clases marihuana y la adicción a la heroína alcanzaba su primer
escolares terminaron. Sin embargo, no se punto álgido. En su tesis doctoral, Milkman llegó a la
ve un alma en el parque Laugardalur, cerca conclusión de que la elección de la heroína o las anfeta-
del centro urbano de Reykiavik, en Islandia. minas dependía del manejo individual del estrés: los que
Solo de vez en cuando aparece un adulto tomaban heroína querían anestesiarse; por el contrario,
conduciendo su buggy. El parque se encuentra en medio los que consumían anfetaminas lo hacían para enfren-
de bloques de casas y edificios plurifamiliares. Pero tarse al estrés de forma activa.
¿dónde están todos los niños? Después de publicar su trabajo y por encargo de la
En mi paseo me acompañan el psicólogo Gudberg agencia antidroga de Estados Unidos, Milkman tuvo que
Jónsson, de la Universidad de Islandia, y el catedrático ocuparse, junto con otros científicos, de más cuestiones:
de psicología estadounidense, Harvey Milkman, quien ¿por qué razón las personas toman por primera vez dro-
imparte clases en la capital islandesa durante unos meses gas? ¿Por qué continúan haciéndolo tras probarla? ¿Cuán-
al año. Hace veinte años, los adolescentes de este país do terminan? ¿Y por qué motivos recaen?
aparecían entre los más bebedores de toda Europa, ex-
plica Jónsson. Milkman añade: «Por aquel entonces, no Drogas para superar el estrés
se podía caminar por el centro de la ciudad de Reikiavik Milkman opina que cualquier universitario que cursa el
los viernes por la tarde. Grandes hordas de jóvenes se primer semestre de carrera podría responder a la pre-
emborrachaban en plena calle». gunta de por qué alguien prueba las drogas. Por una
Hoy en día, las estadísticas europeas clasifican a los parte, está la disponibilidad; por otra, el apetito de riesgo,
adolescentes islandeses como los que llevan un modo de a veces, los sentimientos de extrañamiento, o incluso, una
vida más ejemplar. El porcentaje de jóvenes de 15 y 16 años depresión. «Pero ¿por qué muchos no pueden desengan-
que se ha emborrachado en el último mes cayó entre 1988 charse?» Milkman supuso que los afectados ya estaban
y 2016 del 42 al 5 por ciento. Y en lugar del entonces 17 en peligro antes de su primer consumo de droga, porque
por ciento que había probado cannabis alguna vez, hoy el abuso de sustancias adictivas se correspondía con una
es el 7 por ciento. Solo el 3 por ciento fuma tabaco a estrategia individual de manejo del estrés.
diario. El psicólogo siguió desarrollando su idea en la Uni-
Nos acercamos a un gran edificio. «Aquí se encuentra versidad Estatal Metropolitana de Denver. Su hipótesis
el estadio de patinaje sobre hielo», informa Jónsson. Poco sugería que los jóvenes que tienden a la confrontación
antes, pasamos por una pista cubierta de bádminton y necesitan el «subidón». Lo conseguían robando tapacubos,
de tenis. También dejamos atrás un campo de deportes radios de coche y, más tarde, automóviles enteros o con-
y una piscina climatizada por geotermia. Finalmente, sumiendo drogas estimulantes. «Al final, las personas
encontramos algunos niños y jóvenes que juegan con pueden volverse dependientes del alcohol, los coches, el
entusiasmo a fútbol sobre un campo de césped artificial. dinero, el sexo, las calorías, la cocaína y de todo lo posi-
Según Jónsson, apenas se ven jóvenes holgazaneando por ble», señala Milkman. «En esos años, la dependencia a
el parque, ya que aprovechan la oferta de actividades las drogas se consideraba una adicción conductual. Ese
extraescolares de las tardes o asisten a clubes de música, fue nuestro distintivo. De ahí surgió la siguiente idea:
danza o arte. Algunos también salen de excursión con emprender una iniciativa que diera a los jóvenes la opor-
sus padres. tunidad de «flipar» de modo natural, sin las destructivas
El país ha cambiado el modo de vida de los jóvenes drogas.
mediante medidas drásticas. En otras palabras: ha im- Hasta 1992, el equipo de Milkman en Denver consiguió
puesto con vigor un estilo de vida «sensato». Pero ¿cómo 1,2 millones de dólares en subvenciones estatales para el
se llegó a esa determinación? «En la época del movimiento proyecto Self-Discovery («Descubrirse a sí mismo»). El
de las drogas psicodélicas, me encontraba en el ojo del objetivo era ayudar a los jóvenes a sentirse eufóricos sin
huracán», explica Milkman sentado delante de una taza necesidad de consumir sustancias adictivas. Reclutaron
de té en su piso de Reikiavik. Eso fue a comienzos de los a adolescentes a partir de los 14 años de edad. Aunque
años setenta. En esa época realizaba las prácticas de sus esos jóvenes no consideraban que necesitasen ayuda, sus
estudios en la Clínica Psiquiátrica Bellevue, en la ciudad profesores o las enfermeras escolares les apuntaron al
programa por sus problemas con las drogas o por come-
ter delitos menores.
«No les dijimos nada sobre un tratamiento; en lugar
de eso les ofrecimos lo siguiente: “Os enseñaremos todo
L A AU TO R A lo que queráis aprender; música, danza, hiphop, pintura
Emma Young es psicóloga y periodista o artes marciales.”» La idea era dar a los jóvenes lo que
científica especializada en el ámbito necesitaban para entender mejor su vida, ya fuera perder
de la salud. sus miedos o, simplemente, experimentar el «subidón»,

MENTE Y CEREBRO 13 N.O 93 - 2018


En síntesis: El plan de Islandia contra la adicción

1 2 3
Para luchar contra el con- El Gobierno endureció diversas leyes Todos los jóvenes participan
sumo de alcohol y drogas, para la protección de la infancia y la con regularidad en encues-
el Estado islandés instau- juventud. Se animó a los adolescen- tas. En 2016, solo el 5 por
ró en todo el país el programa tes y a sus padres a utilizar la mayor parte ciento de los menores de entre 15
de prevención «Juventud en del tiempo libre en actividades comparti- y 16 años se emborracharon una
Islandia» a finales de los años das con la familia o en asociaciones cultu- vez al mes. Diez años antes, fue el
noventa. rales y deportivas. 40 por ciento.

sin consumir drogas. Al mismo tiempo, recibieron una deporte; pasar mucho tiempo con los padres; sentirse
especie de entrenamiento para la vida. Consistía en respetado en el colegio, y dejar de vagabundear por las
aprender a apreciarse más a sí mismos y a la vida y a calles a última hora de la tarde.
entenderse mejor con los demás. La duración del pro- Para entonces, las autoridades islandesas ya habían
grama era de tres meses, pero en algunos casos pasó a puesto todos los esfuerzos posibles para paliar el consu-
ser de cinco años. mo de drogas, explica Sigfúsdóttir, quien participó en la
En 1991, Milkman recibió una invitación desde Islan- encuesta como colaboradora científica. La mayoría de
dia para hablar sobre su trabajo. También asesoró al las medidas fueron de carácter formativo: se alertó a los
primer centro clínico islandés de terapia contra la dro- jóvenes de los peligros del alcohol y de las drogas. Pero
gadicción para jóvenes, ubicado en la ciudad de Tindar, nada de eso surtió efecto, como Milkman ya había ob-
donde se aprobaron sus propuestas. Allí conoció a J­ ónsson, servado en Estados Unidos: «Necesitábamos algo más».
quien, por aquel entonces, realizaba las prácticas como El alcalde de Reikiavik se interesó por un enfoque
estudiante de psicología. Desde entonces, son amigos. novedoso para solucionar el problema. También muchos
padres, añade Jón Sigfússon. Su hermano y sus colegas
Mejor prevenir que curar refundaron en 1999 el Centro Islandés de Investigación
Tras ese primer contacto, Milkman viajó con regularidad y Análisis Social (ICSRA). «La situación era grave», ex-
a Islandia para dar conferencias. Sus aportaciones y la plica Sigfússon, padre de dos hijos: «Estaba claro que
nueva forma de proceder del centro terapéutico inspira- tendría que pasar algo».
ron a una joven socióloga de la Universidad de Islandia, Un equipo interdisciplinario se puso manos a la obra
Inga Dóra Sigfúsdóttir. Se preguntó lo siguiente: ¿no se para que el plan denominado «Juventud en Islandia» se
podría usar el planteamiento de ocupar con sentido a los introdujera, paso a paso, en todo el país. Incluso se mo-
niños para un amplio programa de prevención, es decir, dificó la legislación: en lo sucesivo, el tabaco y el alcohol
para abordar no solo a los jóvenes con problemas de solo podían venderse a personas mayores de 18 años y
adicción, sino a todos los niños para que no se inicien 20 años, respectivamente. También se prohibió la publi-
en el mundo de las drogas? cidad de estos productos. Además, todas las escuelas
¿Has probado alguna vez el alcohol? Si es así, ¿cuándo debían crear asociaciones de padres para que estos par-
bebiste por última vez? ¿Te emborrachaste? ¿Has fumado ticiparan en el consejo escolar. Se alentó a los progenito-
alguna vez? Si la respuesta es sí, ¿con qué frecuencia? res a que pasaran el mayor tiempo posible con sus hijos,
¿Cuánto tiempo pasas con tus padres? ¿Tienes una relación pues un «tiempo de calidad» juntos de vez en cuando no
estrecha con ellos? ¿En qué actividades participas? En bastaba. Se trataba de hablar con los niños sobre su vida,
1992, todos los jóvenes islandeses con edades entre los conocer con quién se juntaban y evitar que salieran por
13 y 15 años respondieron a estas y otras preguntas. Vol- las noches de casa. En esa época, otra nueva ley levantó
vieron a contestarlas en 1995 y en 1997. Los resultados revuelo en Islandia: se prohibió que los jóvenes de entre
fueron alarmantes: casi el 25 por ciento de los adolescen- 13 y 16 años anduvieran solos por la calle después de las
tes fumaba cigarrillos a diario y más del 40 por ciento se diez de la noche en invierno, y en verano, pasada la me-
había emborrachado el mes anterior. dianoche.
Cuando el equipo desglosó los datos, pudo identificar La Federación Nacional de Asociaciones de Padres,
los escolares con los mayores y menores problemas. denominada «Hogar y Colegio», emitió acuerdos por
Constataron claras diferencias entre los jóvenes que se escrito para que los padres que quisieran los firmasen.
embarcaron en el consumo de alcohol, tabaco y drogas, Con ello se comprometían, por ejemplo, a no permitir a
y aquellos que no lo hicieron. También comprobaron que los adolescentes fiestas sin supervisión adulta, a no com-
ciertos factores contribuían de forma notable en la pre- prar alcohol para menores de edad o a vigilar a otros
vención de este comportamiento: entre estos, participar niños en esos encuentros. El convenio otorgaba a las
con frecuencia (tres o cuatro veces a la semana) en acti- recomendaciones un énfasis educador y reforzaba la
vidades grupales, sobre todo, las relacionadas con el autoridad parental, explica Hrefna Sigurjónsdóttir, di-

MENTE Y CEREBRO 14 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA JUVENIL / PREVENCIÓN

GETTY IMAGES / WWW.PALLGUDJONSSON.ZENFOLIO.COM


En la actualidad, la búsqueda de jóvenes alcohólicos en el parque Laugardalur en Reikiavik resulta infructuosa.

rectora de la federación. El argumento de los adolescen- de analizar los datos y que actualmente investiga en la
tes «¡Pero todos los demás pueden!» ya no funcionaba. Universidad de Salud Pública de Virginia Occidental de
Estados Unidos. Pero la tendencia resulta clara. «Los
Deporte, música, pintura factores de prevención han aumentado, los de riesgo han
El Estado elevó las subvenciones para las asociaciones de disminuido y el consumo de drogas ha retrocedido. En
deporte, música, arte y danza, entre otras. Debían ofrecer Islandia, esta tendencia es más clara que en ningún otro
a los jóvenes diversas posibilidades para sentirse parte país europeo.»
de un grupo, sin necesidad de alcohol ni de otro tipo de Sigfússon se disculpa por su tardanza: «Ha habido una
drogas. Los niños de familias con pocos recursos econó- llamada de emergencia». No quiere explicar de quién ni
micos recibieron ayudas monetarias para que participa- desde dónde, pero se trata de una de las ciudades del
ran. En la actualidad, en Reikiavik (donde vive aproxi- mundo que han adoptado las ideas del progama «Juven-
madamente un tercio de la población islandesa) se tud en Islandia». Sigfússon dirige el proyecto Youth in
entrega a estas familias una «tarjeta del tiempo libre» Europe («Juventud en Europa»), que comenzó en 2006
anual por niño: la ayuda es de unos 300 euros. después de que se presentaran los datos más relevantes
Hoy en día, las encuestas entre los adolescentes islan- obtenidos en Islandia en un encuentro de la organización
deses se continúan llevando a cabo. Hasta 20.000 jóvenes Ciudades Europeas contra las Drogas. Funciona más a
cumplimentan cada año un cuestionario: en 1997, solo escala municipal que nacional. El primer año, se inscri-
el 23 por ciento de los jóvenes entre 15 y 16 años com- bieron ocho ayuntamientos; hoy en día ya toman parte
partía el tiempo con frecuencia o casi todos los días de 35 localidades de 17 países. La manera de proceder es
la semana con sus padres. En 2012, el porcentaje se había siempre la misma: Sigfússon y su equipo hablan con
duplicado. Asimismo, el número de los jóvenes que representantes de las administraciones locales y proyec-
practicaban deporte al menos cuatro veces a la semana tan un cuestionario cuyo contenido central se asemeja
se incrementó del 24 al 42 por ciento. En cambio, la cifra al del que se utiliza en Islandia; tan solo se adaptan las
de los que fumaban cigarrillos, bebían o consumían preguntas a las particularidades de cada lugar. Así, por
cannabis se hundió. Aunque ello no demuestra una rela- ejemplo, últimamente los juegos de azar en línea se han
ción causal, señala Álfgeir Kristjánsson, quien se encargó convertido en un problema en algunas poblaciones, por

MENTE Y CEREBRO 15 N.O 93 - 2018


GETTY IMAGES / NBC / DOUGLAS GORENSTEIN

La banda de música de éxito


Of Monsters and Men es fruto
del programa de prevención que
se ha llevado a cabo en Islandia.

lo que, a través de la encuesta, se intenta averiguar si salud son más difíciles de conseguir que para los trata-
existe una relación con otras conductas de riesgo. mientos.
Dos meses después de que el cuestionario retorne a
Islandia, el equipo prepara un primer informe de los re­ Asesoramiento gratuito para la educación
sultados, además de una comparativa con otras regiones­ En los últimos veinte años, el consumo de alcohol y
participantes. «Siempre decimos que las informaciones­ drogas por parte de los jóvenes ha descendido en toda
deben ser frescas, como ocurre con las verduras», expli- Europa, aunque en ningún lugar de forma tan drástica
ca Sigfússon. Y añade: «Si se presentan los resultados más como en Islandia. En Gran Bretaña, uno de los motivos
tarde, muchas personas reprochan: “Ya hace tiempo de principales que ha contribuido a la reducción del consu-
eso, tal vez la situación haya vuelto a cambiar”». Cuando mo de alcohol estriba en que los jóvenes intercambian
los datos se refieren a una localidad concreta, los princi- sus impresión más a través de los medios digitales que
pales interesados (los colegios, los padres y la Adminis- cara a cara. Por el contrario, Kaunas, una ciudad de Li-
tración) obtienen información sobre los problemas tuania, ejemplifica los beneficios que puede aportar una
concretos que les afectan. intervención activa: escuelas, padres, organizaciones
Hasta ahora, el equipo ha evaluado 99.000 cuestiona- sanitarias, iglesias, policía y servicios sociales luchan
rios de lugares tan alejados unos de otros como las Islas juntos contra la drogadicción. Ocho o nueve veces al año,
Feroe, Malta, Rumanía y Corea del Sur. En fecha más los padres reciben asesoramiento gratuito sobre educación.
reciente, se han añadido a la lista Nairobi y Guinea-Bisáu. También las instituciones públicas o las organizaciones
En principio, los mismos factores de prevención y riesgo sin ánimo de lucro para la salud mental disponen de
de consumo de drogas entre los jóvenes resultan válidos material especializado.
en todas partes. Las excepciones son contadas y, a veces, Desde 2015, la ciudad ofrece cursos deportivos tres
sorprendentes. En una localidad del mar Báltico se com- veces a la semana. Para familias con pocos ingresos y que
probó que la participación en la oferta de actividades viven alejadas, se organiza un servicio de transporte
deportivas suponía un factor de riesgo. En concreto, se gratuito. Entre 2006 y 2014, la cifra de adolescentes de
descubrió que los jóvenes exsoldados que dirigían esos entre 15 y 16 años que había bebido en el mes anterior
grupos tendían a consumir sustancias para el crecimiento cayó en una cuarta parte, según pudo constatarse a través
muscular, alcohol y nicotina. En este caso, existía un
problema local definido contra el que luchar.
La gestión de los resultados se deja en manos de los
propios municipios, si bien en ocasiones no están por la En 1997, solo el 23 por ciento
labor. Un país mayoritariamente musulmán, cuyo nom-
bre Sigfússon omite, salió del proyecto después de que
de los jóvenes de 15 y 16 años
los datos revelasen un consumo de alcohol elevado. Al- pasaba con frecuencia tiempo
gunas ciudades, como desde la que se realizó la «llamada
de emergencia», afrontan abiertamente los resultados,
con sus padres. En 2012, el
pero, en ocasiones, los fondos para la prevención de la porcentaje se había duplicado

MENTE Y CEREBRO 16 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA JUVENIL / PREVENCIÓN

de sus respuestas. El porcentaje de los que fumaban a SI TE INTERESA


diario descendió en más de un 30 por ciento. ESTE TEMA...
El equipo en Islandia es pequeño. Si por Sigfússon Descubre Adolescencia, nuestro
fuera, una institución central con subvenciones propias monográfico de la colección
debería encargarse del proyecto «Juventud en Europa». CUADERNOS sobre los retos,
«Aunque lo llevamos a cabo desde hace diez años, no se cambios, aprendizajes y trastornos
de esta etapa de la vida.
trata de nuestra principal ocupación. Sería bueno que
encontráramos compañeros de batalla.» www.investigacionyciencia.es/
revistas/cuadernos/numero/21

Cuidar juntos de las ovejas


Tras nuestro paseo por el parque Laugardalur, Jónsson nos
lleva a su casa. Fuera, en el jardín, charlo con sus dos hijos
mayores, Jón, de 21 años, y Birgir, de 15. Jón, que estudia
economía en la Universidad de Islandia desde hace poco, Sin embargo, una tentativa nacional a largo plazo en
bebe alcohol. Su hermano asegura que no conoce a nadie EE.UU. similar a «Juventud en Islandia» apenas ha teni-
de su colegio que fume o beba. También hablamos sobre do una oportunidad. Milkman reflexiona: «Con “Descu-
fútbol: Birgir juega de cinco a seis veces a la semana, Jón brirse a sí mismo” nos parecía tener el mejor programa
cinco veces. Ambos comenzaron con 6 años a entrenar del mundo. Fui invitado dos veces a la Casa Blanca.
con regularidad cuando salían del colegio. «¿Debíais en- Ganamos premios nacionales. Pensé que se implantaría
trenar aunque hubieseis preferido hacer otra cosa?» «No, en cada ciudad y pueblo, pero no fue así.»
simplemente nos divertía», afirma Birgir. Jón añade: «Lo El psicólogo supone que el modelo de Islandia fracasa
probamos y nos acostumbramos, así que hemos continua- en algunos países por la falta de compromiso. A ello se
do con ello». El fútbol no es la única actividad que prac- añaden dificultades básicas: ¿cuánto control podemos
tican en el tiempo libre. Jónsson y su mujer, Thórunn, conceder al Estado sobre nuestros hijos? ¿Debe el Go-
destinan unas horas a la semana para salidas en familia; bierno inmiscuirse de una manera tan marcada en el
procuran ir con regularidad al cine, al teatro, a comer, de modo de vida individual? El de Islandia lo ha hecho. Y
excursión o a pescar con sus hijos. Y cada septiembre, no se arrepiente. H
cuando las ovejas islandesas descienden del altiplano, van
con sus hijos a cuidar de ellas. Traducido de la adaptación y traducción de Gehirn und Geist
A Jón le han ofrecido una beca de fútbol en la Univer- de «Iceland knows how to stop teen substance abuse but the
sidad Metropolitana de Denver. Y la selección islandesa rest of the world isn’t listening», por Emma Young, en Mosaic,
sub-17 ha convocado a Birgir. ¿Podría el programa ser publicación de la Fundación Wellcome (https://mosaicscience.
com/story/iceland-preventteen-substance-abuse) / CC BY 4.0
uno de los motivos por los que Islandia fulminó a Ingla-
(https://creativecommons.org/licenses/by/4.0/legalcode)
terra en el Campeonato europeo de Fútbol en 2016?
Sig­fúsdóttir responde a esta pregunta guiñando el ojo:
«También tenemos éxito en el terreno musical, por ejem-
plo, con Of Monsters and Men». Según explica, se trata
de una banda formada por jóvenes a los que práctica- PA R A S A B E R M Á S
mente se empujó a hacer música. Algunos se lo agrade- Pathways to self-discovery and change: A guide for responsible
cieron más tarde. Los niños y los jóvenes no necesitan living. (2.a edición) H. B. Milkman y K. W. Wanberg.
drogas si la vida les divierte, asegura la socióloga. The Participant’s Workbook. SAGE Publications, Inc.,
En Bucarest, tras la implantación del programa «Ju- Thousands Oaks, California, 2, 2012.
ventud en Europa» disminuyó el consumo de alcohol y Data collection procedures for school-based surveys among
de nicotina, pero también la tasa de suicidio entre los adolescents: The youth in Europe study. A. L. Kristjánsson et al.
jóvenes. En Kaunas, el número de niños delincuentes se en Journal of School Health, vol. 83, págs. 662-667, 2013.
ha reducido en un tercio durante un año. A la vista del Population trends in smoking, alcohol use and primary
éxito, Milkman piensa en su propio país. ¿Podría funcio- ­prevention variables among adolescents in Iceland, 1997-2014.
A. L. Kristjánsson et al. en Addiction, vol. 111,
nar este modelo en Estados Unidos? Allí viven 325 mi-
págs. 645-652, 2016.
llones de personas; en Islandia, 330.000. En EE.UU.
existen 33.000 pandillas; en Islandia, prácticamente EN NUESTRO ARCHIVO
ninguna. Y hay alrededor de 1,3 millones de jóvenes sin
hogar estadounidenses frente al escaso puñado de chicos Alcoholismo. Andreas Heinz en MyC n.o 14, 2005.
que viven en esta situación en la isla. Sin embargo, el Relación entre estrés y adicción. Roser Nadal
ejemplo de Bucarest, con sus grandes problemas sociales en MyC n.o 39, 2009.
y una pobreza relativamente fuerte, muestra que el mo- La trampa de la adicción. Christian Lüscher
delo islandés surte efecto bajo condiciones bien distintas. en MyC n.o 48, 2011.

MENTE Y CEREBRO 17 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA

DUELO Los niños lidian con la pérdida de un ser querido


de manera distinta que los adultos. Los terapeutas
de acompañamiento en duelo pueden ayudarles a superar
la situación y aconsejar a los padres y familiares sobre el modo
de tratar el tema con los más pequeños

Explicar la muerte
a los niños KERSTIN SCHUMACHER

L
a feliz vida en familia llegó a un repentino «Los niños lloran la muerte de manera distinta a los
final hace tres días. El padre falleció en un adultos», explica Christine Hass-Schuster, terapeuta es-
accidente de coche. La esposa, de 39 años pecializada en procesos de duelo. La mayor diferencia
de edad, y el hijo en común, de 8 años, afron- reside en que los pequeños descubren un trocito de
tan la nueva situación. ¿Cómo encaja un mundo cada día. «Están acostumbrados a moverse sobre
niño la muerte de un familiar cercano? ¿De terrenos poco seguros», continúa. «Por el contrario, los
qué modo se le puede ayudar? La madre de Sergio* no adultos creen tenerlo todo bajo control.» Así, cuando se
está segura de cómo debe actuar con su hijo y explicarle enfrentan a la pérdida de una persona, rápidamente se
lo inconcebible: su padre ha muerto y nunca más volve- les derrumba el mundo. Los niños, en cambio, afrontan
rá. Por esa razón, se dirige al servicio de ayuda de la la situación como si de un juego se tratara, y son felices.
Soberana Orden de Malta, una organización católica con «A los adultos puede parecerles que no están de duelo o
proyectos sociales, médicos y humanitarios que opera en que les es indiferente.»
120 países del mundo. Entre sus servicios se encuentra Incluso la madre de Sergio se sorprende del compor-
el acompañamiento en el duelo de forma grupal para tamiento de su hijo. Puede reír y suprimir por comple-
niños de 8 a 14 años, así como de manera individual para to la muerte de su padre, como si nada hubiera ocurrido.
niños de entre 6 y 18 años. Pero los adultos no debemos confundirnos: los niños
procesan el duelo de ese modo. «Intentan recuperar su
equilibrio mental», explica Hass-Schuster. El compor-
tamiento de Sergio es normal. «El alma solo tolera lo
que es capaz de resistir.» Los niños saltan de charco a
charco de duelo; los adultos, en cambio, caminamos por
un río de duelo. Los niños a veces lloran, otras ríen; a
L A AU TO R A veces se muestran furiosos, tercos o tienen miedo. Por
Kerstin Schumacher es periodista ese motivo, la consulta a un acompañante en duelo
­científica. puede ayudar. «Nosotros no estamos involucrados
* Nombre alterados por la redacción.

MENTE Y CEREBRO 18 N.O 93 - 2018


ISTOCK / PAPPAMAART

MENTE Y CEREBRO 19 N.O 93 - 2018


En síntesis: Consuelo y sinceridad

1 2 3
Los niños y los adolescentes De modo progresivo, los niños Los adultos no deben «maqui-
procesan la muerte de un ser van comprendiendo la muerte llar» el fallecimiento de un ser
querido de diferente manera con todas sus consecuencias. querido; por el contrario, han
que los adultos. Su forma de expre- Con frecuencia, de los 3 a los 6 de ser abiertos y sinceros con el
sar el duelo depende, sobre todo, de años entienden la expresión «estar niño y ofrecerle consuelo. Son po-
la edad y de la comprensión de los muerto» como si la persona falleci- cos los casos en que se requiere una
conceptos de morirse y muerte. da estuviera ausente o dormida. terapia para superar el duelo.

emocionalmente y mantenemos la distancia necesaria», creto profesional, excepto si advierten alguna señal de
afirma Hass-Schuster. alarma. «Cuando el niño, por ejemplo, se autolesiona,
Cuando entró en la habitación de Sergio por primera actuamos.». Si la situación lo precisa, los acompañantes
vez, el niño jugaba de rodillas sobre la alfombra: estaba en duelo piden ayuda a un psicólogo y trabajan codo con
terminando de construir una torre con piezas de lego. codo. «Eso sucede pocas veces», asegura Hass-Schuster.
«Mira lo que he hecho», le explicó orgulloso. «Es un Por lo general, el acompañamiento terapéutico de
edificio, y después construiré un aparcamiento.» Tras un niños en situación de duelo no es necesario. No obstan-
cálido saludo, la mujer se sentó al lado del niño. Juntos, te, muchos adultos, después de la pérdida de un ser
ordenaron los juguetes. Entonces, ella abrió la maleta que querido, envían a los niños a un terapeuta. «Es una lás-
había traído y Sergio le ayudó a vaciarla. Entre otros tima», opina Hass-Schuster. Ello sugiere que el niño que
objetos, sacó una vela y una piedra. Era la piedra para tiene algún problema, cuando el duelo es algo natural.
hablar: quien la tuviese, hablaba. Durante dos horas, la «La muerte pertenece a la vida. Los niños deben tener la
terapeuta intentaría conversar con el pequeño sobre la oportunidad de desarrollar un comportamiento normal
pérdida del padre y sus sentimientos, pero solo hasta hacia ella.» Hablar sobre la persona fallecida y recordar
donde él le permitiera. el tiempo que se ha vivido juntos forma parte del proce-
Después de encender la vela para los difuntos, los dos so. Durante su formación, Hass-Schuster ha aprendido
empezaron a conversar sobre su semana. Hass-Schuster métodos para tratar con niños que están pasando por esa
explicó al niño lo que le había sucedido esos días. «De- situación. Sin embargo, no existe un único patrón. «Cada
bemos abrirnos para que el niño tenga confianza», co- caso es distinto; cada niño procesa la pérdida con una
menta. Los acompañantes de duelo están sujetos al se- rapidez diferente», comenta.

¿Cuándo necesitan los niños una psicoterapia?


Alrededor de un 4 por ciento de los mal de la vida, ante el cual los niños, Rita Rosner y Johanna Unterhitzen-
niños y adolescentes de las socieda- en su mayoría, reaccionan de mane- berger, de la Universidad Católica
des occidentales viven la muerte de ra funcional y saludable. Los afecta- de Eichstätt-Ingolstadt, consideran
uno de los padres. Esta pérdida re- dos deben aceptar los sentimientos relevante informar a los padres y fa-
presenta un factor de riesgo para las de tristeza y derrota sin convertirlos miliares adultos del concepto de la
enfermedades psíquicas, como de- en patológicos. muerte que tienen los niños y las
presiones, trastornos de ansiedad Según un estudio a largo plazo formas infantiles de duelo. Reco-
y esquizofrenia. También propicia publicado en 2011 y en el que parti- miendan que esperen con atención,
problemas en la escuela y en la con- ciparon 182 niños y adolescentes establezcan una rutina y ofrezcan a
ducta social, así como el convenci- que habían perdido a uno de los los niños la posibilidad de inter-
miento de no poder superar con éxi- progenitores de manera inesperada, cambiar impresiones con una per­
to las dificultades. la reacción de duelo en más de la sona de referencia. Solo se debería
Los defensores de una psicotera- mitad de los sujetos disminuyó casi optar por un tratamiento psicotera-
pia para el duelo remarcan que la por completo en un año. En un ter- péutico si los síntomas duran más
muerte de una persona muy cercana cio, los síntomas se redujeron más de seis meses y son clínicamente
es, sin duda, un suceso incisivo lentamente, pero de manera progre- ­relevantes.
y potencialmente traumático. Los siva. Solo uno de cada diez sufría Kindheit und Entwicklung, vol. 24,
detractores, por el contrario, sostie- pasados tres años por la muerte de págs. 146-155, 2015; Archives of General
nen que la muerte es un suceso nor- su ser querido. Las psicoterapeutas Psychiatry, vol. 68, págs. 911-919, 2011

MENTE Y CEREBRO 20 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA / DUELO

Cómo lloran la muerte los niños

Edad (años)* Concepto de muerte Posibles reacciones de duelo

No entienden que todos  Alteraciones en el comer o el dormir.


los seres vivos mueren, Retroceso o retraso en el desarrollo.
0-3

que la muerte es irre-  Trastornos del control de esfínteres, tras-


versible y que, con ella, tornos del llanto, del sueño o alimentarios.
cesan todas las funciones  El juego gira, de forma reiterada, en torno
corporales. a la persona fallecida o a las circunstancias
de la muerte.

 Tienen un concepto  Miedo a la separación y comportamiento


de la muerte limitado dependiente.
3-5 
y gráfico.
Ven la muerte como


Miedos, tristeza, pesadillas, retraimiento.
Conducta regresiva (enuresis, por ejemplo).
algo reversible y, a  Comportamiento desafiante, desobediente.
­menudo, la imaginan  El juego gira, de forma reiterada, en torno
como un castigo. a la persona fallecida o a las circunstancias
de la muerte.

 Comprenden que las  Muchas preguntas sobre la muerte.


personas, sobre todo  Comportamiento furioso e irritado.
las ancianas, mueren.  Actitud miedosa, inquieta.
 Conciben la muerte  Sentimientos de culpabilidad.
Problemas escolares.
6-9 como algo irreversible. 

 Personifican la muerte,  Las narraciones o el juego giran en torno


por ejemplo, como un a la persona fallecida o a las circunstancias
esqueleto o una figura de la muerte.
con guadaña.  Retraimiento.
 Predomina el  Pesadillas y trastornos del sueño.
­pensamiento mágico.  Quejas somáticas.
 Evitan hablar de la persona fallecida.

 Equiparables a las de los adultos.


 Tristeza, furia, irritación.
 Pérdida de intereses, retraimiento,
Concepto adulto de ­trastornos del sueño, quejas somáticas.
la muerte: entienden la Problemas escolares.
Desde ­muerte como algo inevi­

 Preocupación por el propio bienestar


los table e irreversible, como
la pérdida total de las 
o el de los demás.
Ocultación del duelo.
10 años funciones corporales. 


Sentimientos de culpa y vergüenza.
Autorreproches y asunción de respon­
sabilidades.
 Autolesiones y conducta de riesgo.
 Sentimiento de venganza.

*Las edades son orientativas


«Trauer bei Kindern: Wann ist eine Psychotherapie indiziert?». J. Unterhitzenberger
y R. Rosner en Kindheit und Entwicklung, vol. 24, págs. 146-155, 2015

MENTE Y CEREBRO 21 N.O 93 - 2018


Siete consejos para orientar a los padres y familiares
sobre cómo pueden ayudar a un niño durante el duelo

Ayúdele a expresar su duelo


Explique al niño, de acuerdo de manera creativa.
con su edad pero de manera Los niños entienden la
abierta y sincera, qué significa muerte de forma distinta a los
estar muerto. adultos, por lo que también la
Coméntele que la muerte es viven de modo diferente. Dele
irreversible, que afecta a todas la posibilidad de procesar la
las funciones vitales y que en un Elimine el sentimiento de pérdida a su manera, a través
momento u otro todos los seres culpa que pueda tener por no del juego, la escritura o la
vivos fallecen. Evite conceptos haber evitado la muerte y el pintura. A través de pregun-
como «dormir». Háblele también temor a ser responsable de ella. tas sobre lo que ha pintado
sobre el motivo de la muerte. Los niños pequeños tienden a un o escrito puede iniciar una
Los niños tienden a buscar sus pensamiento mágico: creen, por conversación.
propias explicaciones, lo que ejemplo, que algo de lo que han
puede provocar sentimientos dicho, hecho o pensado puede ha-
de culpa y vergüenza. ber inducido la muerte de la per-
sona allegada. Los de más edad
se preguntan si podrían haber
hecho algo para evitarlo («Quizá
no habría tenido el accidente de
coche si no hubiera tenido que
venir a buscarme»). «After a loved one dies: How children
grieve and how parents and other
adults can support them». D. J.
Schonfeld y M. Qua­ckenbusch en
Englischsprachiger Ratgeber für Eltern
und Angehörige.
PDF disponible en: goo.gl/jQZPJS

Hace casi 60 años que los investigadores estudian la temen la muerte y el dolor. Con frecuencia sienten mie-
idea que tienen los niños sobre la muerte. Se ha descu- do e inseguridad al pensar en la muerte o muestran difi-
bierto que el modo en que lloran la pérdida de un ser cultades para expresar sentimientos que tienen que ver
querido depende sobre todo de la edad que tengan, ya con ella.
que esta determina su comprensión del hecho de morir
y de la muerte. Solo con los años llegan a entenderla con No ocultar la muerte
todas sus consecuencias. Así, los niños de 3 a 6 años Aunque los niños pequeños no comprenden la muerte,
conocen el término «estar muerto», pero no comprenden notan que algo no va bien. «Tienen antenas muy finas
su carácter definitivo. A esas edades, la muerte significa para captar su entorno», señala Hass-Schuster. El as-
estar fuera, irse o dormir. Es decir, esperan el regreso de pecto más importante en el trato con niños y adoles-
la persona que ha fallecido. Con este planteamiento centes que han sufrido la pérdida de una persona
también deben entenderse expresiones de enfado como próxima es la franqueza y la sinceridad. «De lo contra-
«deberías morirte», que pueden espetar los niños a esas rio, los niños se harán sus propias ideas.» En ocasiones,
edades. Significan «deberías irte». Por otro lado, los niños la fantasía es peor que la realidad. Este también es el
no relacionan la muerte con ellos mismos: morir solo motivo por el que es aconsejable llevarlos al entierro.
pueden hacerlo los demás. Además, no hay nada de malo en enseñarle el cuerpo
Entre los 6 y los 9 años comprenden que la muerte del fallecido. Los familiares deben incluir a los niños y
afecta a todas las personas, incluso a sus seres más que- decirles la verdad en pequeñas dosis conforme a la edad.
ridos y a ellos mismos. Son más conscientes de los posi- «Los familiares no deben disimular ni dar rodeos.» Una
bles peligros y desarrollan una notable necesidad de se- frase como «el abuelo está dormido» puede desencade-
guridad. Tienen un gran interés por la muerte. Sin nar miedo a dormir. Es posible que surja un efecto
embargo, aún no la entienden del todo y pueden desarro- igualmente negativo si se explica que «papá se ha ido».
llar miedo a la pérdida o separación. Los adolescentes ya «El niño piensa que su padre lo ha abandonado», ad-
tienen la misma idea de la muerte que los adultos y se vierte Hass-Schuster. De esta manera puede alimentar-
plantean las grandes preguntas existenciales; además, se, por un lado, la esperanza de que algún día regrese;

MENTE Y CEREBRO 22 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA / DUELO

Procure que el niño siga


siendo un niño.
Mantenga vivos los Cuando, tras la pérdida
­recuerdos del fallecido. de un ser querido, el niño
A menudo, los niños ríe y juega, a menudo los
tienen miedo de olvidar a adultos tienen la sensación
la persona que ha muerto de que no experimenta el
y se sienten culpables duelo. Pero es la estrategia
por ello. La familia puede que utiliza para procesar la
conservar el recuerdo experiencia. Anímele a jugar
vivo mediante historias con sus amigos y a practi-
y fotografías. car actividades que antes le
Cuídese también a sí mismo. habían divertido.
El duelo puede superarnos y
provocar la sensación de que
carecemos de más recursos
para cuidar de los demás. En Muéstrele que lo quiere
ese caso, debe buscar ayuda. y protege.
Tras una pérdida grave, los Emociones como tris-
adolescentes se miran en teza, ira o sensación de
personas de referencia. El culpabilidad son norma-
niño puede aprender de usted les y razonables. Al no
el modo de superar el duelo ocultar su propio duelo,
y que existe la posibilidad de demuestra al niño que
recibir ayuda. estos sentimientos son
normales. Simplemente,
esté allí.

por otro lado, el niño puede desarrollar un sentimiento «Pueden crear mecanismos de defensa propios para su-
de culpabilidad del tipo: «Si hubiera sido más bueno, perar las crisis.»
papá no se habría ido». A través de los encuentros regulares con Hass-Schus-
Sergio no tuvo que oír semejantes frases. Hace poco, ter, Sergio aprendió a expresar sus sentimientos. Después
estuvo en contacto con la muerte: un año antes murió su de dos meses y medio, tiempo que suele durar un acom-
simpática cobaya Porky. Junto con sus padres se despidió pañamiento en el duelo, el niño se desenvuelve mejor
de ella y la enterró la en el jardín. La minúscula cruz de con el dolor. Con regularidad, pinta dibujos para su
madera que construyó con su padre todavía está allí. «La padre o le escribe cartas en un diario de duelo. «Queri-
muerte de una mascota puede ser una oportunidad para do papá, te echo mucho de menos. A menudo me gus-
hablar sobre el tema con los niños», apunta la terapeuta. taría jugar al fútbol contigo en el jardín. Mamá no sabe
Los adultos pueden servirse también de la curiosidad chutar tan bien como tú.» El choque emocional ha de-
natural infantil. De hecho, con frecuencia surgen situa- jado sitio a los recuerdos llenos de amor.
ciones extravagantes. «Si el abuelo ha muerto, el niño Sin embargo, la pérdida de un ser querido es un
puede preguntar: “Abuela, tú también eres mayor, ¿cuán- tema vital. En el futuro, Sergio echará de menos a su
do vas a morir?”», explica Hass-Schuster. La pregunta no padre en muchas ocasiones: cuando se gradúe o el día
contiene maldad; por el contrario, revela que el niño de su boda. «Es sobre todo en esos momentos cuando
profundiza en el conocimiento sobre el hecho de morir. puede haber un retroceso hacia la tristeza», subraya
«Los niños son capaces de familiarizarse con la muerte Hass-Schuster. Pero Sergio ha aprendido a vivir con
en todos sus significados», comenta la experta. Proteger- ello. En algún momento, ese dolor punzante será solo
los les lleva, por tanto, en una dirección equivocada. un pinchazo. H

EN NUESTRO ARCHIVO

Duelo de luto. Wolfgang Stroebe, Margaret Stroebe y Henk Schut en MyC n.o 17, 2006.

MENTE Y CEREBRO 23 N.O 93 - 2018


SI NOPSI S

Qué ocurre en nuestro encéfalo


cuando morimos
La muerte de una persona no sucede en un instante. Tras la parada cardíaca, los órganos van
dejando de funcionar poco a poco. En primer lugar, el cerebro experimenta la falta de oxígeno
y, seguidamente, una enorme onda de descarga neuronal desencadena la muerte encefálica.
Texto: Anna von Hopffgarten | Gráfico: Martin Müller

1 Por lo general, unos segundos después del paro Las células piramidales de la corteza
cardíaco, el paciente pierde la consciencia. cerebral mueren rápido por la ca-
rencia de oxígeno. Según el lugar
2 Ello suele venir acompañado de la pérdida donde hayan resultado dañadas, las
de la memoria a corto plazo. Si una perso- consecuencias varían. La percepción
na ha estado inconsciente, por lo común sensorial, las funciones cognitivas,
Consciencia no recuerda lo que le ha sucedido. 5 el pensamiento lógico o el lenguaje
pueden quedar limitados tras la
reanimación.

Memoria

Movimiento

Sentidos, pensamiento, lenguaje


4 La falta de suministro de oxígeno
también afecta de manera importan-
Funciones vitales te a las neuronas del cuerpo estriado,
una parte de los núcleos basales, así
como a las células de Purkinje del
Las células de la zona CA1 3 cerebelo. Por esa razón, los pacientes
del hipocampo se encuen- a los que se reanima después de cua-
tran entre las neuronas más tro o cinco minutos suelen presentar
sensibles del encéfalo. problemas de coordinación motora.
Cuando carecen de oxígeno,
Paro mueren muy rápidamente.
cardíaco 4

6 Mucho después queda afecta-


do el tronco del encéfalo. De
1 minuto forma gradual pierde la facul-
tad de controlar funciones
vitales, como la respiración y
la deglución. En ese momento,
Potencial eléctrico en tres el paciente solo puede conti-
puntos del encéfalo nuar con vida mediante la
­respiración y la alimentación
artificiales.

De dos a cinco minutos tras la parada cardíaca, las neuronas del encéfalo ya han consumido sus
reservas energéticas. El gradiente de potencial de las membranas celulares se colapsa y se produce una
MARTIN MÜLLER

gran onda de descarga electroquímica, también llamada despolarización terminal expandida. La onda
recorre el encéfalo y provoca reacciones químicas que van intoxicando, poco a poco, las neuronas.

MENTE Y CEREBRO 24 N.O 93 - 2018


Con la muerte progresiva de las neuro-
nas y, finalmente, la muerte encefálica,
el paciente pierde la personalidad de
forma irrecuperable. Si se le reanima
a tiempo, el proceso puede detenerse.

Los primeros daños irreversi-


bles suceden tras unos cuatro
7 La muerte encefálica comienza unos diez minutos tras
minutos. En ese momento, la parada cardíaca. Mientras, mueren tantas neuronas
quedan afectadas las funcio- que el encéfalo va dejando de funcionar. Una persona
nes encefálicas siguientes: con muerte encefálica presenta los signos siguientes:

• Pérdida de consciencia o coma


• Ausencia de reflejos cefálicos (pupilas dilatadas)
3 Memoria • Ausencia de respiración espontánea

Mediante una nueva exploración física transcurridas


4 Movimiento de 12 a 72 horas (según la edad de la persona), el médico
debe certificar que el cese de la actividad encefálica es
irreversible.
5 Sentidos, pensamiento, lenguaje

6 Funciones vitales

Otros órganos
Mucho después de la muerte encefálica
empiezan a deteriorarse el resto de los
órganos. El corazón y el hígado son
bastante menos resistentes que los pul-
mones y los riñones, los cuales dejan de
funcionar después de unos 120 minutos.

4 minutos 10
Las indicaciones temporales se refieren a una
persona de mediana edad que no ha sido
reanimada. Todos los procesos pueden pro-
longarse con la reanimación, la menor edad
del sujeto y bajas temperaturas.

FUENTES
Wissenschaftlicher Beirat der Bundesärtekammer zur Feststellung des
Hirntodes. En Deutsches Ärzteblatt, vol. 95, 1998.
MARTIN MÜLLER

Terminal spreading depolatization and electrical silence in death of


human cerebral cortex. J. P. Dreier et al. en Annals of Neurology,
vol. 83, págs. 295-310, 2018.

MENTE Y CEREBRO 25 N.O 93 - 2018


AVANCES

NEUROCIENCIA

Esquizofrenia y depresión:
dos caras de la misma moneda
Alteraciones en el sistema endocannabinoide podrían hallarse en el origen
tanto del trastorno esquizofrénico como del depresivo
Javier Garzón Niño, María Rodríguez Muñoz y Pilar Sánchez Blázquez

ISTOCK / K ATARZYNABIALASIEWICZ

D
os de las principales causas de discapacidad en que la serotonina también desempeña un papel en la
el mundo, la esquizofrenia y la depresión, podrían esquizofrenia; además, el receptor N-metil-D-aspartato
originarse a partir de un mismo sistema de (NMDA), un subtipo de receptor de glutamato, se en-
neurorregulación del cerebro: el sistema endocannabi- cuentra alterado en ambas enfermedades. Pero existe una
noide. Así, las alteraciones genéticas y epigenéticas que curiosidad: las alteraciones en los sistemas de neurotrans-
se vinculan a estas dos enfermedades mentales podrían misión implicados tanto en la esquizofrenia como en la
producir disfunciones en el mismo lugar. depresión son siempre en el sentido opuesto. Así, por
La esquizofrenia y la depresión tienen su origen en ejemplo, el receptor NMDA muestra una función redu-
alteraciones que afectan a sistemas de neurotransmisión cida en la esquizofrenia, pero aumentada en la depresión.
acoplados a receptores G (una superfamilia de receptores).
Según se pensaba hasta ahora, estos serían, principal- La importancia del sistema endocannabinoide
mente, el receptor de la dopamina, en el caso de la esqui- El receptor NMDA cumple una función relevante en los
zofrenia, y el de la serotonina, en la depresión. Nuestro procesos cognitivos, entre ellos, el aprendizaje y la con-
trabajo publicado en Translational Psychiatry demuestra solidación de la memoria. Además, contribuye al control

MENTE Y CEREBRO 26 N.O 93 - 2018


»Desajutes» en receptores de glutamato
Receptor Receptor Tanto en la esquizofrenia como en el trastorno
cannabinoide NMDA
(CB1) ­depresivo, el sistema endocannabinoide altera la
NR1 NR1
función del receptor NMDA (un subtipo de receptor
de glutamato), aunque en direcciones opuestas. Así,
en la esquizofrenia, el receptor NMDA intenta
­compensar el «desajuste» que provoca un receptor
­cannabinoide concreto (CB1) reduciendo la presen-
cia de unas subunidades moleculares (NR1-C1) y
aumentando otras (NR1 sin C1). En la depresión
ocurre lo contrario: las moléculas NR1-C1 aumen-
C1 tan y las NR1 sin C1 disminuyen. De este modo, el
Esquizofrenia Normal Depresión
control de inhibición del sistema endocannabinoide
sobre el receptor NMDA es mayor en la esquizofre-
nia (lo que favorece la función de la dopamina),
pero menor en la depresión (de esta manera, se
Control del receptor cannabinoide
sobre el receptor NMDA ­reduce la función de la serotonina).

de la eficiencia de la neurotransmisión. En este punto, el fica la presencia de unas determinadas subunidades


sistema endocannabinoide inhibe la función del receptor moleculares (NR1-C1) que le permiten comunicarse con
NMDA, aunque no es el único que ejerce ese efecto. Una los receptores G, cambio que también afecta, pero en
serie de hallazgos nos llevaron a plantear la posibilidad sentido contrario, a otras de sus subunidades (NR1 ca-
de que este sistema, mediante los endocannabinoides y rentes de C1). Este hallazgo sugiere que es importante
los receptores G, podría estar implicado tanto en la es- que el conjunto de receptores NMDA se mantenga den-
quizofrenia como en la depresión. En otras palabras, tro de unos límites. De ese modo, en la esquizofrenia, la
ambas enfermedades mentales podrían surgir de la dis- función reducida del receptor NMDA se acompaña de
función de un mismo sustrato biológico, aunque con un descenso en las NR1-C1 y un aumento de las NR1 sin
peculiaridades específicas en cada una de ellas. C1. En la depresión se observa la imagen contraria: la
Con esa idea, estudiamos la región prefrontal del ce- función reducida del receptor NMDA se manifiesta
rebro de enfermos esquizofrénicos y depresivos que junto con el aumento de NR1-C1 y el descenso en subuni-
habían fallecido para comprobar la presencia de una dades NR1 carentes de C1.
serie de proteínas relacionadas con la esquizofrenia y la De esta manera, dado que los receptores NMDA pue-
depresión. Por lo general, los sujetos de estudio difieren den reducir la actividad de receptores G, la hipofunción
en diversos factores: entre ellos, la edad, el sexo, el modo del receptor NMDA facilitaría la hiperfunción dopami-
de preservación del cerebro, y sobre todo, el tratamiento nérgica y, posiblemente, de la serotonina y noradrenali-
farmacológico que han recibido en vida (en ocasiones, na, situación común en la esquizofrenia. Por el contrario,
los medicamentos pueden enmascarar los cambios que un control insuficiente del sistema endocannabinoide
causan los trastornos). Por ello, en este tipo de investiga- sobre el receptor NMDA incrementaría la actividad
ciones se requiere un cierto número de muestras. Gracias glutamatérgica, fenómeno que intentaría contrarrestar
a la colaboración con el banco de cerebros de la Univer- con el aumento de subunidades NR1-C1. De esta forma,
sidad del País Vasco pudimos disponer de los necesarios. el receptor CB1 reduciría la función del receptor NMDA.
Descubrimos que el sistema endocannabinoide causa En cambio, un incremento de la actividad glutamatérgi-
las alteraciones funcionales del receptor NMDA en la ca disminuiría la función de la serotonina, como sucede
esquizofrenia y la depresión. Para compensar o reducir en la depresión.
el impacto de ese «desajuste», el receptor NMDA modi-
Planteamiento de futuro
Diversos estudios han demostrado la relevancia del sis-
tema endocannabinoide en la esquizofrenia y la depresión
L O S AU TO R E S a través de la investigación del consumo recreativo de
Javier Garzón, María Rodríguez-Muñoz y Pilar Sánchez-Bláz- cannabis. En este sentido, se ha hallado que fumar dicha
quez investigan en el Laboratorio de Neurofarmacología del sustancia favorece la aparición de psicosis o la exacerba-
Instituto Cajal, del CSIC. ción de signos en las personas con esquizofrenia, pero

MENTE Y CEREBRO 27 N.O 93 - 2018


mejora el estado anímico en los sujetos con depresión. diseño de terapias específicas para cada una de las altera-
De hecho, la deficiencia endocannabinoide se asocia con ciones que pueden originar tanto la esquizofrenia como
el estado depresivo. Esto lleva a pensar que si se consigue la depresión resulta costoso en tiempo y recursos huma-
normalizar el sistema endocannabinoide alterado en los nos, por lo que parece más eficaz intentar restaurar la
pacientes con depresión se logrará paliar su enfermedad. función de sistemas como el endocannabinoide, donde
Sin embargo, el asunto no resulta tan sencillo. convergen varias de estas anomalías. H
El sistema endocannabinoide es uno de los primeros
sustratos cerebrales que aparecen durante el desarrollo
del sistema nervioso. En esa fase, la disfunción del recep-
tor NMDA a causa de un aumento en la función del
endocannabinoide altera el desarrollo, la actividad sináp-
PA R A S A B E R M Á S
tica y el trofismo neuronal, lo que producirá cambios
profundos en la arquitectura de vías y conexiones ner- Schizophrenia and depression, two poles of endocannabinoid
viosas en la adultez. Estas alteraciones suelen observarse system deregulation. M. Rodríguez Muñoz et al. en Transla­
tional Psychiatry, vol. 7, n.o 12, pág. 1291, 2017.
en las personas que manifiestan esquizofrenia desde
edades tempranas, pero no en las depresivas. Ello coincide
EN NUESTRO ARCHIVO
con los cambios en el sistema endocannabinoide que
hemos comprobado en nuestro estudio. Endocannabinoides cerebrales. R. A. Nicoll y B. E. Alger
Con todo, nuestros hallazgos no implican que estas en IyC, febrero de 2005.
enfermedades mentales no puedan presentar otros oríge- Bases bioquímicas de la esquizofrenia. J. L. Moreno,
nes. Es posible que además del endocannabinoide existan M. Fribourg y J. González Maeso en MyC n.o 44, 2010.
otros sistemas de neurotransmisión cuya disfunción Receptores de tipo NMDA y plasticidad sináptica.
acarree la alteración del receptor NMDA. No obstante, el A. Rodríguez Moreno en MyC n.o 41, 2010.

SUSCRÍBETE A

Ventajas para los suscriptores:


 Envío puntual a domicilio
 Ahorro sobre el precio de portada
82,80 € 75 €
por un año (12 ejemplares)
165,60 € 140 €
por dos años (24 ejemplares)
 Acceso gratuito a la edición digital
de los números incluidos
en la ­suscripción

Y además elige 2 números


de la colección TEMAS gratis

www.investigacionyciencia.es/suscripciones
Teléfono: +34 934 143 344
MENTE Y CEREBRO 28 N.O 93 - 2018
AVANCES

NANOMEDICINA

Nanotecnología para tratar


la enfermedad de Parkinson
Los factores de crecimiento vehiculizados por nanopartículas consiguen
aliviar los síntomas y recuperar las células dopaminérgicas en la sustancia
negra de ratas con párkinson
José Vicente Lafuente

CORTESÍA DEL AUTOR

La imagen principal muestra la pérdida de la sustancia negra (flechas) en el mesencéfalo de una


persona con la ­enfermedad de Parkinson, en comparación con el de una sin dicha enfermedad
(izquierda). El corte corresponde a la sección de dicha e­ structura atravesando la sustancia negra,
como se muestra en el corte coronal del encéfalo (derecha).

E
l médico James Parkinson (1755-1824) describió bautizar ese conjunto de síntomas con el nombre de en-
en 1817 la «parálisis agitante», una enfermedad que, fermedad de Parkinson. Se conocía el trastorno, pero ¿y
según indicó, se caracterizaba por los movimientos su tratamiento?
lentos, la rigidez física y el temblor del paciente. Unas Hace sesenta años, el premio nóbel Arvid Carlsson
décadas más tarde, Jean Martín Charcot (1825-1893), (1923-2018) demostró que la dopamina era un neuro-
considerado uno de los padres de la neurología, relacionó transmisor y que los animales con parkinsonismo presen-
ese trastorno con la palidez de la sustancia negra, la cual taban una reducción de esta en los ganglios basales. En
forma parte del sistema de los ganglios basales. Decidió 1961, el neurólogo Walther Birkmayer y el bioquímico

MENTE Y CEREBRO 29 N.O 93 - 2018


Más células dopaminérgicas
La sustancia negra, en la que abundan las célu- A
las dopaminérgicas, se encuentra en la región
ventral del mesencéfalo (como se destaca en el
corte coronal del encéfalo de una rata; A). En la
enfermedad de Parkinson, se reduce. Para com-
probar la posibilidad de recuperarla a través de
nanopartículas cargadas de factores neurotrófi-
cos, utilizamos la técnica de inmunotinción
frente a la tirosinhidrosilaxa (TH). La TH es
una enzima precursora de la dopamina. De esta
manera, un marrón intenso revela que existen
células (somas y prolongaciones) muy ricas en
dopamina.
Tres de las fotografías (B1, B2 y B3) que ob- B1
tuvimos del mesencéfalo de ratas con párkinson
revelaron una asimetría en la tinción: el lado
izquierdo, el sano, aparecía de un marrón inten-
so; el derecho, el lesionado, era de un tono más
claro (habían desaparecido las células dopami-
nérgicas). Pero otra diferencia nos llamó más la B2
atención: el color de la parte derecha del mesen-
céfalo difería según el tratamiento que se había
administrado a los múridos. Las ratas que reci-
bieron placebo (B1) o nanoestructuras vacías
(B2) no presentaron ninguna mejoría. En cam-
bio, el grupo que se había tratado con las nano- B3
partículas cargadas de factores neurotróficos
(B3) presentaba una mejoría notable en la re-
gión cerebral dañada (flecha). Esa recuperación

CORTESÍA DEL AUTOR


no se debía a un aporte suplementario de un
precursor de la dopamina, como ocurre en el
tratamiento clásico del párkinson, sino a que
eran capaces de producirla de nuevo.

Oleh Hornykievicz se apoyaron en estos hallazgos para aparecen otros movimientos anormales involuntarios
llevar a cabo sus estudios con levodopa endovenosa en (discinesias). Además, la enfermedad de Parkinson no
pacientes con párkinson. Pocos años después, en 1968, solo comporta alteraciones del movimiento, sino también
el neurólogo George Cotzias (1918-1977), utilizó levodo- olfativas, del tracto digestivo, ritmo cardíaco y sueño, así
pa oral con el mismo propósito. Como la dopamina no como de la sudoración, la regulación de la temperatura
puede administrarse directamente, ya que de esa forma o, incluso, del reconocimiento de la propia identidad,
no penetra en el cerebro, se suministra su precursor: la por lo que se asocia en ocasiones con la demencia. Ante
levodopa. las limitaciones de los tratamientos farmacológicos
Finalmente, en 1969, el primer ensayo con levodopa actuales y la carencia de un método que consiga rege-
y placebo controlado a doble ciego convirtió al precur- nerar las células dopaminérgicas dañadas, muchos in-
sor oral de la dopamina en el eje del tratamiento del
párkinson.

Una solución con límites


Pero el tratamiento con levodopa solo consigue aliviar E L A U T O R
a los pacientes de manera transitoria. Aunque al princi- José Vicente Lafuente es el investigador principal del grupo
pio se observa una mejoría notable, con el tiempo los LaNCE, del departamento de Neurociencias de la Universidad
beneficios suelen disminuir, son menos constantes y del País Vasco en Leioa.

MENTE Y CEREBRO 30 N.O 93 - 2018


AVANCES

vestigadores trabajan para conseguir este último objeti- químicas completamente novedosas. De ahí el interés en
vo. Entre ellos, el nuestro. conocer las aplicaciones de la nanotecnología en los
En la década de los cincuenta, la investigadora Rita campos más diversos, entre ellos, la medicina.
Levi Montalcini (1909-2012) identificó una molécula En nanomedicina existen dos grandes áreas: el nano-
con capacidad para inducir movimiento (tropismo), y diagnóstico y la nanoterapia. Dentro de esta última se
crecimiento y conservación (trofismo) en células ner- puede diferenciar, a su vez, entre la regenerativa y la li-
viosas y la bautizó como factor de crecimiento nervio- beración controlada de moléculas activas (fármacos,
so (NGF). En 1986, junto con sus colegas Stanley Cohen factores de crecimiento, ARN, etcétera). Para ello, se
y Viktor Hamburger, recibió el premio Nobel por ello. diseñan nanosistemas dirigidos a los tejidos y órganos
En los años siguientes, se identificó un aluvión de mo- enfermos, de forma que se preservan las células sanas
léculas con capacidad de señalización y de inducir circundantes y, de este modo, se evitan los temidos efec-
plasticidad, movilidad o sobrevivencia en diferentes tos secundarios. Estos sistemas deben incorporar ele-
órganos y sistemas. La comunidad científica consideró mentos que les permitan identificar su diana (por ejem-
este hallazgo la piedra de Rosetta de la comunicación plo, anticuerpos con afinidad selectiva por un antígeno
entre las células: los mensajes nocivos por excesivos propio de la zona de interés), y ser invisibles a nuestros
(como en el caso del cáncer) se podrían neutralizar a sistemas de defensa. Sin embargo, no es suficiente con
partir de ahora, y los que llevan a la degeneración po- llegar a la meta; también debe garantizarse la salida.
drían compensarse. Se pecó de optimismo. Hoy en día, Dicho de otro modo, una vez que las nanopartículas han
solo algunos aportan mejorías no exentas de complica- liberado su carga, deben eliminarse del organismo para
ciones y efectos secundarios. evitar efectos secundarios.
Aun así, es un camino en el que se sigue avanzando, Los equipos que participamos en esta investigación
como lo demuestran los resultados que hemos obtenido logramos cumplir estos requisitos en varios ensayos.
con el factor neurotrófico derivado de la glía (GDNF) En unos, se administraron los factores GDNF y VEGF
y el factor de crecimiento del endotelio vascular (VEGF) embebidos en nanoesferas biodegradables a las ratas con
en ratas con párkinson. Sabíamos del efecto de uno de párkinson. La administración se realizó en los ganglios
ellos (GDNF), pero buscábamos el efecto sinérgico de basales de los animales vía intracerebral, con el fin de
dos moléculas que, por vías complementarias, contri- solventar el problema de atravesar la barrera hematoen-
buyeran a la neurorregeneración, a saber, GDNF y VEGF. cefálica. En otros experimentos, se administraron nano-
Una estrategia que hemos combinado con la nanotec- tubos de óxido de titanio cargados con un cóctel similar
nología. por vía intraperitoneal, de manera que se distribuían a
través del torrente sanguíneo. En ambos casos, tras un
Cómo funciona la nanoterapia período de varias semanas, los múridos mostraron una
La nanotecnología manipula la materia a escala nanomé- mejoría notable y se observó una recuperación de células
trica (un nanómetro es la millonésima parte de un milí- dopaminérgicas en la sustancia negra.
metro), es decir, trabaja a nivel molecular (las estructuras Estos hallazgos abren una puerta a la esperanza de
tienen entre 1 y 100 nm). Lo más interesante es que, a pacientes, familiares y todos los que somos candidatos a
esta escala, los materiales presentan propiedades físico- uno de los dos grupos.  H

PA R A S A B E R M Á S

Intranasal administration of chitosan coated nanostructured lipid carriers loaded with GDNF improves behavioural and
­histological recovery in a partial lesion model of Parkinson’s disease. O. Gartziandia, E. Herrán, J. A. Ruiz-Ortega et al.
en Journal of Biomedical Nanotechnology, vol. 12, págs. 2220-2280, 2016.
Nanoformulation: A useful therapeutic strategy for improving neuroprotection and the neurorestorative potential in experimental
models of Parkinson’s disease. J. V. Lafuente, C. Requejo, A. Carrasco y H. Bengoetxea en International Review
of Neurobiology, vol. 137, págs. 99-122, 2017.
Nanodelivery of cerebrolysin and rearing in enriched environment induce neuroprotective effects in a preclinical rat model of
Parkinson’s disease. Requejo et al. en Molecular Neuro­biology, n.o 55, vol. 1, págs. 286-299, 2018.

EN NUESTRO ARCHIVO

Enfermedad de Parkinson. Konrad Schmidt y Wolfgang Oertel en MyC n.o 18, 2006.
Minúsculas y penetrantes. Anna von Mikecz en MyC n.o 53, 2012.

MENTE Y CEREBRO 31 N.O 93 - 2018


CASO CLÍNIC O

El mañoso apático
El señor W., de 71 años, era un hombre muy activo, hasta hace dos
años. De manera paulatina, ha ido reduciendo sus quehaceres y, ahora,
se pasa toda la mañana tumbado en la cama sin ganas de hacer nada.
La degeneración de la parte anterior del cerebro le ha vuelto perezoso
o, mejor dicho, apático
L AU R E N T C O H E N
ISTOCK / JUANMONINO

MENTE Y CEREBRO 32 N.O 93 - 2018


L
a señora W. entra en mi despacho: «Doctor, objetivo. Alguien podría decir: «No soy apático. Me paso
¡no quiere hacer nada! Me agota. Ha llegado todo el día sentado en una silla, pero muevo con energía
a tal extremo que si no se lo repito tres veces los pulgares.» Sin embargo, mover los pulgares es una
no se lava, no se viste y se pasa toda la ma- acción estereotipada, carente de finalidad. Algunos pa-
ñana en la cama, en pijama. A mediodía, se cientes apáticos se pasan las horas doblando y desdoblan-
sienta en el salón para ver la tele. Incluso un do pañuelos, subiendo y bajando escaleras o contando
día me lo encontré sentado frente al televisor, que estaba las baldosas del suelo. Estas son actividades sin sentido.
apagado, sin hacer nada, ni siquiera encendió el aparato. La apatía aparece en una amplia variedad de trastornos
Al principio, me planteé que podría tratarse de una de- psiquiátricos y neurológicos. En psiquiatría, es un signo
presión. Pero no. Cuando le pregunto cómo está, me dice habitual de la depresión: pacientes con un trastorno de-
que todo va bien. No se queja ni parece triste. Antes era presivo grave permanecen todo el día en la cama (lo que
un hombre muy activo y mañoso. En pocas palabras, se se conoce como clinofilia) sin hacer absolutamente nada.
ha vuelto terriblemente perezoso». La apatía ocurre también en numerosas enfermedades
neurodegenerativas, entre las que destacan el alzhéimer
¿Perezoso o apático? y el párkinson, así como en las denominadas degeneracio-
Detengámonos en la última palabra con la que la señora nes frontales, que afectan, sobre todo, a las regiones más
W. describe el comportamiento exasperante de su mari- anteriores del cerebro, justo detrás de la frente. En algunas
do, de 71 años. Utiliza el adjetivo perezoso. En principio, de estas dolencias, como la que sufre el señor W., la apatía
su esposo parece un hombre capaz de realizar actividades puede ser el primer síntoma y, durante mucho tiempo, el
e, incluso, interesado en llevarlas a cabo, pero no lo hace. único. Personas hasta entonces activas y emprendedoras
Una persona perezosa no carece de competencias ni de se vuelven, poco a poco, ociosas e indiferentes.
conocimientos; simplemente, no actúa ni está dispuesto Los lóbulos frontales, estrechamente asociados a
a ello. Si el señor W. se ha vuelto perezoso en los últimos núcleos alojados en la profundidad del cerebro, resultan
dos años y de manera progresiva, hasta el punto de aban- fundamentales para la ejecución de conductas volunta-
donar tareas que aparentemente le resultaban agradables, rias destinadas a un fin. Todos los tipos de apatía se deben
lo más probable es que exista una razón médica, no pura a fallos de los sistemas frontosubcorticales, ya sean lesio-
vagancia. En este contexto, los profesionales de la salud nes localizadas del tejido cerebral (enfermedades dege-
no hablan de pereza (término peyorativo reservado a un nerativas, traumatismos craneales o accidentes vascula-
rasgo del carácter normal que destaca en unas personas res) o trastornos temporales y reversibles (la depresión,
más que en otras), sino de apatía, vocablo que designa entre otros).
un auténtico síntoma neuropsiquiátrico.
Sin duda, la frontera entre lo normal y lo patológico Patatas fritas o un escalope a la normanda
resulta borrosa. Por ello, científicos del hospital La Pitié- Pongamos un ejemplo para comprender mejor los me-
Salpêtrière, en París, han propuesto una definición de la canismos de la apatía. Imagínese usted que se encuentra
apatía que permita identificarla de manera adecuada. A en casa, es de noche y tiene ganas de comer algo. Se le
saber, se trata de una disminución de la conducta volun- ocurren dos posibilidades: ir a la cocina en busca de una
taria destinada a un objetivo. Conviene resaltar dos as- bolsa de patatas fritas o salir, comprar algunos ingredien-
pectos de esta definición. En primero lugar, voluntaria tes y, una vez de nuevo en casa, prepararse un escalope
se refiere a que un paciente apático no va a actuar por sí con crema de champiñones.
mismo, sino cuando se le estimula, como la señora W. Para actuar e implicarse en una conducta motivada se
actúa con su marido para que se ponga en movimiento, requieren varias etapas mentales. En primer lugar, la
se lave y se vista. De igual manera, el adolescente vago, mente tiene que concebir las distintas posibilidades. En
un caso no patológico, se instala en el caos de su habita- segundo lugar, hay que imaginar las ventajas y los incon-
ción hasta que los padres lo incitan con energía para que venientes de las dos opciones. Las patatas fritas suponen
pase a la acción. El segundo aspecto, la conducta desti- mucho menos esfuerzo, pero ofrecen menor placer
nada a un objetivo, subraya que solo cuentan como ac- gastronómico que un escalope a la normada. En tercer
ciones auténticas aquellas que tienen un sentido o un lugar, deben sopesarse los pros y los contras y decidirse
por una opción, teniendo en cuenta el gusto personal, los
medios económicos, el cansancio y el hambre que se
siente, entre otros aspectos. En cuarto lugar, hay que
ponerse en marcha y hacer un esfuerzo para actuar. En
quinto lugar, una vez adquirida la motivación, se requie-
re conocer la receta y saber ejecutarla sin errores para
E L AU TO R llegar a degustar el escalope. A todas estas etapas contri-
Laurent Cohen es profesor de neurología buyen los diferentes circuitos donde participan las regio-
del hospital La Pitié-Salpêtrière, en París. nes frontales y los núcleos profundos asociados.

MENTE Y CEREBRO 33 N.O 93 - 2018


En síntesis: Más allá de la pereza

1 2 3
En dos años, el septua- Además de apatía, pre- El señor W. sufre una degeneración de los
genario señor W. ha pa- senta un pensamiento lóbulos frontales, área cerebral que se rela-
sado de ser una persona poco creativo y organi- ciona con la motivación, la planificación y
activa a convertirse en un zado: le cuesta iniciar y pla- las funciones ejecutivas. La apatía es un síntoma
hombre apático. nificar acciones. común en estos trastornos.

Intentemos analizar cómo se comportan los pacientes tales es la principal responsable de ello. Si se le insiste un
apáticos frente a la comida, empezando por las personas poco a un paciente deprimido, puede obtenerse de él una
con depresión. Este trastorno se acompaña de un embo- explicación clara de la receta del escalope a la normanda.
tamiento de las emociones, una disminución del senti- De hecho, si no la prepara, es por falta de motivación no
miento de placer (anhedonia) y una tendencia a centrar por falta de competencia. Pero cuando examiné al señor
la atención en los aspectos negativos de la vida (todo se W., me percaté de que no solo estaba desprovisto de
tiñe de negro). Un individuo deprimido tiene varias ra- motivación: tampoco era capaz de elaborar un pensamiento
zones para escoger la bolsa de patatas fritas antes que el creativo y organizado.
escalope a la normanda o, dicho de modo más preciso, Al pedirle que me relatara el cuento de la Caperucita
carece de la motivación necesaria para preparar esa re- Roja, me explicaba fragmentos incoherentes. Cinco años
ceta. Todos sus afectos se encuentran embotados y no antes era capaz de narrar el relato a sus nietos sin proble-
muestra interés por el tema. Patatas fritas o cualquier otra mas. Tampoco me pudo explicar cómo planificaría un
cosa, después de todo, ¿qué más da? Por otra parte, la viaje a México ni nombrarme una docena de animales.
anhedonia contribuye a que se subestime el placer futu- Aparte de la falta de motivación, el señor W. sufría pro-
ro que podría sentirse al degustar el escalope. Por último, blemas de planificación intelectual que, sin duda, contri-
en relación con el estado pesimista, se sobrevaloran las buían a su apatía. ¿Cómo pueden ponerse en marcha
dificultades de la acción (la tienda estará cerrada, va a comportamientos destinados a un fin si se es incapaz de
llover, el escalope será caro, etcétera). concebir el objetivo y las vías para lograrlo?
Las áreas cerebrales alojadas bajo los lóbulos frontales,
justo por encima de las órbitas y del puente de la nariz, El colmo de la «pereza»
son las principales responsables de valorar las consecuen- Tomemos un último caso: la pérdida de autoactivación
cias, buenas o malas, de nuestros actos, una evaluación psíquica (PAP), término que describe el grado máximo
que nos lleva a tomar unas decisiones y no otras. El de apatía. En general, la PAP ocurre después de una lesión
análisis de estas regiones ha servido para tratar a pacien- grave en ciertos núcleos profundos asociados a los lóbu-
tes que sufren una depresión grave y que no responden los frontales, daño que puede suceder, por ejemplo, tras
a las terapias habituales. En esos casos, se utilizan elec- una parada cardíaca. De la noche a la mañana, la perso-
trodos implantados para estimular los sistemas cerebra- na pierde toda iniciativa y permanece el día entero sen-
les que gobiernan la motivación. tada en una silla sin hacer nada, sin quejarse ni solicitar
nada. Un paciente estuvo sentado sobre la cama con un
Incapacidad para iniciar un plan de acción cigarrillo apagado en la boca durante media hora. Al
El señor W., quien no se muestra ni triste ni deprimido, preguntarle qué estaba haciendo, contestó: «Estoy espe-
sino más bien indiferente, presenta alteraciones en esas rando una cerilla». La familia de otro afectado tomó
regiones a causa de la enfermedad degenerativa frontal consciencia del problema cuando vieron que se mantenía
que padece y que explica, en parte, su apatía. Sin embar- parado unos tres cuartos de hora delante del cortacésped,
go, en su caso se suma otro mecanismo. Para plantearse sin ponerlo en marcha. Curiosamente, cuando un fami-
el proyecto del escalope a la normanda se necesita esta- liar le comentó: «Venga, corta el césped», arrancó la
blecer en la mente un plan de acción bastante complejo, máquina y cortó el césped.
además de una serie de etapas intermedias, una secuen-
cia precisa, varios preparativos paralelos, un control
permanente del avance de la receta, entre otros requisitos. El paciente no solo estaba
La capacidad para elaborar y poner en marcha este plan
de acción corresponde a otro aspecto de las funciones de
desprovisto de motivación:
los lóbulos frontales: las funciones ejecutivas. tampoco era capaz de elaborar
Este término designa el marco de una acción en la que,
en principio, se planifica, decide y ejecuta un trabajo
un pensamiento creativo
que sale de la rutina. El área lateral de los lóbulos fron- y organizado

MENTE Y CEREBRO 34 N.O 93 - 2018


CASO CLÍNIC O

E L C E R E B R O A PÁ T I C O esta palanca con el 80 por ciento de la fuerza máxima».


En cada ocasión, el participante podía aceptar o rechazar
El lóbulo frontal tiene una forma triangular. De mane- la oferta. Si procedía, debía pulsar la palanca. La situación
ra esquemática puede decirse que un lado se halla im- era muy parecida a la de las patatas fritas y el escalope a
plicado en la motivación (verde); el otro, en las funcio- la normanda: tenían que decidir si actuaban, después de
nes ejecutivas (rojo), y un tercero, en la conducta haber sopesado los pros y los contras en función de la
(azul). La disfunciones de los tres lados pueden contri- recompensa esperada y del esfuerzo consiguiente.
buir a la apatía.
Partidario del mínimo esfuerzo
Los resultados de la investigación son bastante complejos,
pero vale la pena quedarse con dos datos. De entrada, y
ello no supone ninguna sorpresa, los sujetos más pere-
zosos (según los cuestionarios) refunfuñaban ante la
perspectiva de acometer un esfuerzo intenso. A conti-
nuación, su cerebro presentaba curiosamente una mayor
activación de las regiones que reflejan la anticipación del
esfuerzo futuro. Era como si la perspectiva del esfuerzo
activara, con más intensidad, el cerebro de los sujetos
perezosos que el de los emprendedores.
ISTOCK / MASTER_HAKAN

La interpretación sigue siendo, no obstante, ambigua.


Cabe pensar que la activación más intensa en los pere-
zosos se debe a la necesidad de reclutar más recursos
cerebrales para llegar a ejecutar el esfuerzo concreto. Pero
también es posible que las personas perezosas se imagi-
nen ese esfuerzo como un acto más intenso (de ahí, la
mayor actividad cerebral) que los sujetos más motivados.
Esta inercia no solo afecta las acciones, sino también En ambos casos, la pereza no es solo una cuestión moral,
los pensamientos y las emociones. Cuando se pregunta sino también neurológica. H
a una de estas personas en qué piensa, describe una es- © Cerveau & Psycho
pecie de «vacío mental», de «nada», sin mostrar ni dolor
ni tristeza. Ante estos pacientes, se tiene la impresión de
que se produce un fallo en el «encendido espontáneo» de
los sistemas que activan las ideas y el comportamiento.
PA R A S A B E R M Á S
Este sistema de arranque depende, además, de una ter-
cera zona de los lóbulos frontales, oculta entre los dos Auto-activation deficit: A basal ganglia related syndrome.
hemisferios. El paciente ni siquiera piensa, de manera D. Laplane y B. Dubois en Movement Disorders, vol. 16,
págs. 810-814, 2001.
espontánea, en prepararse un escalope o en ir a la cocina
a por una bolsa de patatas. Tampoco es capaz de imagi- Deep brain stimulation to reward circuitry alleviates anhedo-
narse el placer que podría sentir al consumirlos. Es como nia in refractory major depression. T. Schlaepfer et al. en
Neuropsychopharmacology, vol. 33, págs. 368-377, 2008.
una avería general del «motor de arranque» de la mente.
Para terminar, olvidémonos de los pacientes y retor- Why don’t you try harder? An investigation of effort produc-
nemos al funcionamiento de las personas sanas. Nuestro tion in major depression. M. Clery-Melin et al. en Plos One,
e23178, 2011.
punto de partida era la pereza, es decir, la dosis de apatía
que todos poseemos en un grado diferente. En 2016, el Apathy: A pathology of goal-directed behaviour: A new
equipo dirigido por Masud Husain, de la Universidad de concept of the clinic and pathophysiology of apathy. R. Levy
en Revue Neurologique, vol. 168, págs. 585-597, 2012.
Oxford, investigó si la pereza «normal» dependía de los
mismos sistemas frontales que los de la pereza patológi- Individual differences in premotor brain systems underlie
behavioral apathy. V. Bonnelle et al. en Cerebral Cortex, vol. 26,
ca. Para ello, solicitaron a los probandos que rellenaran
págs. 807-819, 2016.
unos cuestionarios de evaluación de la apatía. Entre otras
preguntas, debían indicar por qué se ocupaban de unas EN NUESTRO ARCHIVO
cosas o de otras o cómo pasaban los días vacacionales.
Asimismo, se les pidió que efectuaran una serie de tareas Más allá de la tristeza. J. de Diego Adeliño y V. Pérez Sola
en MyC n.o 57, 2012.
mientras se encontraban en un escáner de resonancia
magnética con el objetivo de observar el funcionamiento La dopamina regula la motivación. M. Correa Sanz
de su sistema de motivación cerebral. Se les propusieron y J. D. Salamone en MyC n.o 62, 2013.
consignas del tipo: «Si desea ganar 20 euros, debe pulsar «De la percepción a la acción». Steve Ayan en MyC n.o 86, 2017.

MENTE Y CEREBRO 35 N.O 93 - 2018


D OLOR CRÓNIC O

PSICOTERAPIA Cuando el dolor crónico se resiste al tratamiento


farmacológico, queda otra salida: las psicoterapias enseñan al paciente
a vivir activamente con él, en vez de sufrirlo de forma pasiva

Aprender a vivir
con el dolor F R A N C K H E N RY Y C HA N TA L WO O D

ISTOCK / JXFZSY

MENTE Y CEREBRO 36 N.O 93 - 2018


L O S AU TO R E S

Frank Henry es psicólogo clínico y psicoterapeuta en el Centro del


Dolor Crónico del Hospital Universitario de Limoges y miembro de la
Sociedad Francesa para el Estudio y el Tratamiento del Dolor (SFETD).
Chantal Woodes médica en el mismo centro y miembro de la SFETD.

MENTE Y CEREBRO 37 N.O 93 - 2018


D
espués de soportar durante largos me- que en realidad es. En estas situaciones, tiende a pensar-
ses, incluso años, un dolor crónico se que el sufrimiento persistirá, lo que favorece que se
intenso y de origen desconocido, un experimente por adelantado. Asimismo, a menudo surge
buen día le comunican: «Todo está la idea de que pasará algo grave y que no se podrá hacer
dentro de su cabeza». No puede dar nada para sentirse mejor.
crédito a sus oídos. ¿Es eso posible? En En ocasiones, los pacientes presentan miedo a mover-
cierto modo, sí, puesto que la sensación dolorosa surge se. Se trata de la denominada kinesiofobia: evitan los
en el cerebro. No obstante, múltiples factores contribuyen movimientos por temor a experimentar la sensación
a que ese malestar persista; entre ellos, su origen, la per- dolorosa, lo que incrementa el problema. De ese modo,
sonalidad del afectado y el contexto en que se manifiesta. entran en una espiral de temor y evitación: interpretan
A pesar de los avances científicos y de la medicina, por el dolor que sufren, a causa de una lesión o a un esfuerzo,
ahora no dominamos todos esos factores. Aun así, las como amenazante. El catastrofismo contribuye a ello, con
psicoterapias pueden ayudar a mitigar el dolor crónico, lo que su miedo aumenta. Y evitan las situaciones que
sobre todo, cuando se resiste a otros tratamientos. puedan producir ese sufrimiento. De este modo, tanto
Al contrario de lo que se suele pensar, la sensación de las limitaciones psíquicas como el dolor aumentan.
dolor no es proporcional a la gravedad de una herida. De Johan Vilaeyen, de la Universidad de Lovaina, deno-
hecho, ciertas lesiones no implican dolor (una verruga, mina este fenómeno «círculo vicioso del miedo y la
por ejemplo). Asimismo, una sensación dolorosa puede evitación». Según indica, las respuestas conductuales
surgir sin que se acompañe de una lesión (como la cefa- frente al dolor son básicamente dos: afrontarlo o evitar-
lea a causa del cansancio). Ello ocurre porque el dolor lo. La persona que lo encara sin miedo se cura; pero el
consiste, precisamente, en una sensación. También es una paciente que interpreta el dolor como un potencial peli-
«emoción» asociada a un determinado contexto. Así, el gro y lo asocia a ideas negativas, por lo que rehúye las
dolor que se sufre en el curso de un cáncer se diferencia situaciones en las que pueda aparecer, se convierte en un
del que se experimenta durante un examen universitario: individuo hipervigilante. Poco a poco, desarrollará con-
el estrés relacionado con cada una de las situaciones no ductas inadaptadas e imaginará toda suerte de circuns-
es el mismo. Nuestra atención y nuestras emociones tancias relacionadas con su dolor, como la posibilidad
desempeñan un importante papel en este contexto. Ade- de que sea el anuncio de una enfermedad grave. En esos
más, no todas las personas son igual de sensibles al dolor. casos, el dolor persistirá.
En pocas palabras, podría decirse que las expectativas Otro factor implicado en la percepción del sufrimiento
que se tienen cuando se sufre dolor, el estrés que se ex- y sus consecuencias es la «memoria del dolor» o, con
perimenta y el miedo a padecer esa sensación son, por otras palabras, las modificaciones duraderas que produ-
este orden, los principales factores que influyen en su ce en los circuitos neuronales y cerebrales. En esas cir-
percepción. cunstancias, el dolor crónico origina importantes altera-
En 2007, Serge Marchand y otros científicos de la ciones psicológicas: entre ellas, ansiedad, depresión o
Universidad de Sherbroocke demostraron que la sensación trastornos cognitivos. Pero también existen buenas no-
de dolor aumenta si creemos que un estímulo (aunque ticias: en 2015, Catherine Bushnell, de los Institutos
este sea de baja intensidad) nos va a hacer daño. Incons- Nacionales de la Salud de Estados Unidos, junto con otros
cientemente, impedimos que actúen los mecanismos
naturales del cerebro y la médula espinal para la inhibición
el dolor. También en 2007, Luana Colloca, de la Univer-
sidad de Turín, junto con otros investigadores, hallaron En síntesis: Aprender a aceptar
que cuando una persona tiene expectativas negativas y

1
sospecha que el dolor se agravará segrega más colecisto- Existen diversos tratamientos psicológicos (medi-
quinina, un neurotransmisor que facilita la sensación tación, hipnosis, terapia cognitivo-conductual o
dolorosa. terapia de desensibilización, entre otros) que pue-
den ayudar a aliviar el sufrimiento de los pacientes con
Cuestión de actitud mental dolor crónico.
En 2001, un estudio dirigido por Michael Sullivan, de la

2
Universidad McGill, demostró la influencia del catastro- Estas psicoterapias se fundamentan en el hecho de
fismo, es decir, de la actitud mental exageradamente que el dolor, además de una sensación, consiste en
negativa ante una experiencia dolorosa o su anticipación. una emoción que se acompaña de estrés, ansiedad
La persona catastrofista siente impotencia. También fo- y, en ocasiones, depresión.
caliza su atención en los aspectos negativos del dolor, de

3
manera que se ve asaltada por pensamientos sombríos Con este tipo de terapias, el paciente aprende
mientras espera a que este llegue. Cuando el dolor ya le a aceptar su dolor y a reemprender las actividades
afecta, la intensidad del malestar le resulta mayor de lo habituales.

MENTE Y CEREBRO 38 N.O 93 - 2018


D OLOR CRÓNIC O / PSIC OTER APIA

Aprender a vivir con el dolor


Si el dolor relacionado con una lesión o un esfuerzo se interpreta como una amenaza, el miedo aumenta. Ello
­conduce a una conducta de evitación seguida de incapacidad, abandono y depresión, lo que favorece que el dolor
persista. Se trata del círculo vicioso del miedo y la evitación. En ausencia del catastrofismo, el paciente afronta
­rápidamente las actividades cotidianas y experimenta un notable alivio.
«La peur et la dolour». J. Vlacien en La lettre de l’IUD, noviembre de 2009

Abandono, Lesión Curación


incapacidad, Esfuerzo
depresión

Conducta evitativa,
hipervigilancia

Dolor Actividad

Miedo al movimiento,
al dolor

Miedo fuerte, Miedo


catastrofismo leve

científicos, demostró que el estilo de vida, el yoga, la cambiando las sensaciones que produce (color, intensidad,
meditación, la hipnosis, el ejercicio físico y un ambiente duración, imagen, etcétera). Si un individuo interpreta
social favorable atenúan el estrés, la ansiedad y la depre- la sensación dolorosa como si le clavasen un puñal en el
sión. Ese efecto se precia incluso en la actividad cerebral. pecho, puede imaginar que el arma se convierte en una
pequeña daga roma, menos afilada y cortante. Es funda-
Terapias «suaves» como alivio mental que el paciente trabaje las diversas técnicas. Cuan-
La práctica reiterada de la autohipnosis puede modificar to más entrene la autohipnosis, mayor será su capacidad
los circuitos cerebrales del dolor y, con ello, disminuir el para modificar la sensación de dolor e, incluso, para
sufrimiento de la persona. Existen tres maneras de prac- prevenirla.
ticarla. En una de ellas, el paciente aprende a «crear» un Una modalidad de terapia cognitivo-conductual (TCC)
analgésico a través de la visualización. Se imagina que se también busca aliviar la ansiedad y la depresión. En 2014,
coloca un «guante mágico antidolor» sobre la zona afec- Lance McCracken, del Colegio King de Londres, y Kevin
tada. De ese modo, en dos o tres minutos, modifica la Volwes, de la Universidad de Nuevo México, analizaron
percepción dolorosa en una parte de su cuerpo. Otra 25 estudios que evaluaban la eficacia de las TCC orien-
técnica se basa en la capacidad de «disociarse» del dolor. tadas al control del dolor. Según hallaron, estas disminuían
Un sujeto se imagina, por ejemplo, que se encuentra en sobre todo la intensidad del dolor y mejoraban el funcio-
el bosque: escucha el susurro del viento que acaricia las namiento social y emocional de los pacientes. Estos se
hojas de los árboles, el canto de los pájaros, el agua que mostraban más activos y menos catastrofistas.
corre por el río. La calma y la tranquilidad que le envuel- El principal objetivo de las TCC es enseñar estrategias
ven en esos momentos le permiten evadirse de su cefalea. de adaptación o habilidades de afrontamiento. Para ello,
Por último, puede reinterpretarse la percepción del dolor los sujetos deben practicar nuevas conductas y pensa-
mientos con el fin de dominar y tolerar las emociones
que suscita el dolor. Por ejemplo, el paciente intentará
Cuanto más crean los pacientes andar un paso más sin usar las muletas cada día, incluso
si siente dolor. Con todo, el efecto de estas estrategias
en la eficacia de la psicoterapia, dependen de los recursos psicológicos, sociales y am-
menos sufrirán y menos bientales del propio afectado. Debe mostrar una impli-
cación máxima durante las sesiones; también en los
se deprimirán ejercicios que realiza en casa.

MENTE Y CEREBRO 39 N.O 93 - 2018


Corteza cingulada anterior
Dirige el aspecto emocional de dolor

Corteza prefrontal Ínsula


Participa en el control Dirige el aspecto emocional
de las emociones del dolor

Tálamo
Activa el circuito
del dolor

Tronco encefálico
Participa en la inhibición
del dolor
YOUSUN KOH

La percepción del dolor se acompaña de una activación cerebral en la que participan diferentes regiones cerebrales:
la ínsula, el tálamo, la corteza cingulada anterior y la corteza prefrontal. El estado hipnótico permite reducir esa
actividad e, incluso, mejorar el funcionamiento del encéfalo.

Adaptarse a la situación sensación de dolor. En 2016, Judith Turner, de la Univer-


Con todo, una estrategia de afrontamiento eficaz no sidad de Washington, y sus colegas demostraron que
disminuye la intensidad del sufrimiento; antes bien, cuanto mayor era la creencia de los pacientes de que podían
aumenta el umbral de tolerancia al dolor. Con frecuencia, gestionar el dolor, más lo aceptaban.
este incremento se asocia a una disminución de los sín- El objetivo principal de las llamadas TCC de la terce-
tomas emocionales y sociolaborales. En 2016, un equipo ra generación es lograr la aceptación del dolor. Nacidas
dirigido por Stéphanie Cormier, de la Universidad de de la combinación de las terapias cognitivo-conductales
Québec en Outaouais, comprobó que las expectativas tradicionales y la actual meditación de consciencia plena
positivas antes de comenzar el tratamiento favorecían la (mindfulness), se aplican cada vez más en el campo de la
capacidad del paciente de eliminar o atenuar el dolor salud mental y física. Jon Kabat-Zinn, del Instituto de
(antialgia). También disminuían los síntomas depresivos, Tecnología de Massachusetts y considerado pionero en
la sensación de impotencia y el catastrofismo tras seis este terreno, utilizó a principios de los años ochenta del
meses de seguimiento. En otras palabras, cuanto más siglo xx por primera vez este tipo de terapia en Occiden-
confíen los pacientes en la eficacia terapéutica, menos te para tratar a pacientes con dolor crónico. Creó el
sufrirán y se deprimirán. Es importante que exista una programa de reducción del estrés basado en la conscien-
buena sintonía entre el terapeuta y el paciente para plan- cia plena (MBSR, por sus siglas en inglés). Eran ocho
tear objetivos terapéuticos concretos y accesibles. Retomar semanas de sesiones terapéuticas en grupo.
la vida laboral, ayudar a las personas cercanas, llevar a los
niños al colegio, ir al cine con la pareja, practicar un de- Terapias de tercera generación
porte, dominar el miedo o disminuir el consumo de Meditar es aprender a centrar voluntariamente la atención
analgésicos, son algunos de ellos. También controlar la en las acciones que se están efectuando en ese momento

MENTE Y CEREBRO 40 N.O 93 - 2018


D OLOR CRÓNIC O / PSIC OTER APIA

(en la respiración, las percepciones sensoriales, las emo- ellas. Asimismo, se percata de que se encuentra en unas
ciones) con una actitud benévola y compatible con uno circunstancias que favorecen los pensamientos negativos
mismo. En 2010, Ernst Bohlmeijer y otros científicos de y que agravan su dolor.
la Universidad de Twente, en los Países Bajos, analizaron El objetivo terapéutico fundamental de la TCC de ter-
diversos estudios que examinaban la eficacia de la MBSR cera generación no radica en la disminución de los sínto-
en los pacientes con dolor crónico. Hallaron que tenía mas (como es el caso en la TCC tradicional), sino en que
efectos positivos en relación con la ansiedad, la depresión, el paciente acepte la situación de manera activa. Numero-
la tolerancia al dolor y la ejecución de las actividades sos estudios han demostrado una auténtica paradoja: si se
diarias. da prioridad a no pensar ni sentir el dolor, este se percibe
Las terapias de tercera generación actúan sobre las de nuevo a través de un recrudecimiento de las emociones
conductas dirigidas a evitar y controlar experiencias negativas y de los pensamientos catastrofistas.
«aversivas»: el paciente aprende a modular y equilibrar la
atención que dirige a cada zona corporal y las sensaciones Actuar con consciencia plena
que llevan consigo (con independencia de que sean o no Otro tratamiento de tercera generación, la terapia de
dolorosas). De esta manera, también aprende a identifi- aceptación y compromiso (TAC), propone acrecentar la
car, reconocer y, finalmente, distanciarse de sus elucu- flexibilidad psicológica para actuar ante el dolor y sus
braciones catastrofistas sin intentar desembarazarse de consecuencias: no debe esperarse a que las cosas vayan
mejor, sino que hay que actuar inmediatamente y con
consciencia plena. En el curso de una TAC se entrenan
varias aptitudes: la aceptación de situaciones psicosomá-
¿Es usted sensible al dolor? ticas de temor (dolor, emociones, pensamientos), la ex-
periencia en el momento presente (meditación de cons-
Este cuestionario ayuda a valorar la percepción del do- ciencia plena), la coherencia entre los valores del
lor individual. Imagine el dolor que experimentaría en individuo y su puesta en práctica, así como la fisión
cada una de las situaciones que se plantean. Calcule la cognitiva. En este contexto, fisionar significa entrenarse
intensidad de esa sensación basándose en la escala de para conseguir diferenciarse a sí mismo y distanciarse
sensaciones (abajo) y anote la cifra correspondiente en de los propios pensamientos. Toda experiencia es intrín-
la casilla de respuesta (R) junto a cada enunciado. Si la sicamente relativa, ya que, desde el punto de vista de la
puntuación total es superior a 55, usted es más sensible consciencia plena, se presenta como «impermanente»:
al dolor que la media de la población general. nuestros pensamientos y dolor no pueden definir total-
mente la «realidad» de lo que somos. El dolor deja de ser
Situaciones R «realidad». En 2014, Juan Vicente Luciano, del Parque Sa-
El dentista le perfora un diente sin usar anestesia nitario San Juan de Dios en Barcelona, y otros científicos
observaron que las personas con fibromialgia que habían
Tiene los senos nasales obstruidos
participado en un programa de TAC durante seis meses
El dentista le realiza una exploración dental durante presentaban una mejor calidad de vida, estaban más activas
un control rutinario
y aceptaban mejor el dolor después del el tratamiento.
Ha andado descalzo sobre vidrios rotos Otras causas de dolor crónico requieren terapias dife-
Se ha mordido la lengua rentes. Entre los factores psicosociales que pueden con-
Le ha entrado polvo en el ojo tribuir a la cronificación dolorosa, los estados de estrés
Se pilla los dedos con la puerta del coche postraumático ocupan un lugar relevante. Son conse-
cuencia de la exposición a acontecimientos vitales que
Ha estado acostado sobre un colchón duro en la
misma posición durante una hora han puesto en peligro la integridad psíquica o física del
sujeto, ya que superaban sus recursos adaptativos. Para
Cae dos metros por la escalera
algunos investigadores, los traumas actúan como poten-
Le ha picado un mosquito ciadores de la transmisión cerebral del dolor. De hecho,
Un médico le examina la garganta en una visita de se han hallado similitudes neurobiológicas entre pacien-
control tes con dolor crónico y personas que sufrían estrés
postraumático. Además, se ha descubierto que los pa-
Escala de sensaciones cientes con dolor crónico que padecen síntomas postrau-
1. Ninguna 6. Sensación dolorosa
máticos muy intensos tienden a sentir más dolor, miedo,
creencias catastrofistas, conductas evitacionistas y senti-
2. Molestia ligera 7. Muy dolorosa
mientos de impotencia.
3. Sensación desagradable 8. Extremadamente dolorosa
Desde el año 2012, la Organización Mundial de la
4. Dolor muy leve 9. Dolor atroz Salud recomienda la técnica Desensibilización y Repro-
5. Dolor leve 10. El peor de los dolores cesamiento por Movimientos Oculares (EMDR, según

MENTE Y CEREBRO 41 N.O 93 - 2018


D OLOR CRÓNIC O / PSIC OTER APIA

Alivio a través del movimiento de los ojos


Cuando se produce un traumatis- doloroso surge, en algún momento, Oculares llevan al paciente a focali-
mo, pueden quedar impresas en el en la consciencia del paciente. Para zar la atención, lo que permite
sistema límbico (sistema emocional que la corteza procese los datos, es «descargar» al sistema límbico de
del cerebro) informaciones dema- necesario que disminuya la activi- las informaciones que han quedado
siado potentes, de manera que su dad del sistema límbico. Los movi- bloqueadas (B). De este modo, el
transmisión a la corteza cerebral mientos de los ojos o las estimula- paciente consigue relativizar el su-
puede quedar bloqueada. Ello im- ciones bilaterales que se practican ceso y expresarlo con palabras, de
pide que la vivencia se procese de en la terapia de Desensibilización y forma que pierde su carácter trau-
manera objetiva (A). El recuerdo Reprocesamiento por Movimientos mático.

A B

Información Información
bloqueada transmitida

Ojo Movimientos
oculares

YOUSUN KOH
Sobrecarga emocional Sistema límbico
en el sistema límbico «descargado»

sus siglas en inglés) para el tratamiento de los estados de


rece el almacenamiento disfuncional de informaciones
estrés postraumático. En 2016, el número de publicacio- traumáticas en el sistema límbico. Aunque no se conoce
nes sobre la eficacia de esta terapia superó la cifra de los
con certeza cómo actúa la EMDR en el cerebro, sus efec-
artículos dedicados a otras intervenciones clínicas (in- tos se relacionan con la resiliencia, es decir, con los re-
cluidas las medicamentosas). A grandes rasgos, la EMDR, cursos de nuestro sistema nervioso para «digerir» las
desarrollada por la terapeuta conductal estadounidense informaciones difíciles. Bajo ciertas condiciones, estos
Francine Shapiro, consiste en un proceso de «reprogra- fallan, pero la EMDR consigue reactivalos.
mación» cognitiva de pensamientos y percepciones, así En 2014, Jonas Tesarz, de la Universidad de Heidelberg,
como de desensibilización emocional de los recuerdos y otros investigadores analizaron numerosos trabajos que
traumáticos basándose, en parte, en los movimientos analizaban, mediante técnicas de neuroimagen funcional,
oculares. Pero ¿cómo actúa en el cerebro? la actividad cerebral de pacientes con dolores crónicos.
Según constataron, durante las sesiones de EMDR se
Mover los ojos para procesar los traumas activa la corteza cingulada anterior, implicada en la per-
Los traumas se encuentran anclados en nuestro sistema cepción y el control del dolor. Después de aplicar la te-
nervioso a través de la secreción de hormonas (cortisol, rapia, disminuye la actividad del sistema límbico (en
adrenalina, endorfinas) y un desequilibrio neurobioló- particular, de la ínsula) y el procesamiento de la infor-
gico: aumenta la actividad de las estructuras subcortica- mación traumática se «reubica».
les, sobre todo del sistema límbico, implicado en el Consideremos el ejemplo de un paciente que ha sido
procesamiento de las emociones. Ese desequilibrio favo- víctima de un accidente en la vía pública y sufre un estrés

MENTE Y CEREBRO 42 N.O 93 - 2018


ESPECIAL
postraumático asociado a dolores crónicos en las vértebras
cervicales. El psicoterapeuta le pide que, como primer
paso, se concentre en la secuencia del recuerdo que
MONOGRÁFICOS DIGITALES
continúa perturbándole con intensidad; por ejemplo, en Descubre los monográficos digitales que reúnen nuestros
el momento en que su vehículo chocó contra un obstáculo mejores artículos (en pdf) sobre temas de actualidad
y que supuso la aparición de los primeros dolores. A con-
tinuación, solicita al paciente que repase mentalmente la
secuencia de emociones y sensaciones corporales que
vivió en esos momentos mientras sigue con la mirada el
movimiento de su dedo (de derecha a izquierda, y vice-
versa). En esta fase de la terapia, con frecuencia acontece
un aumento temporal y reversible de la percepción do-
lorosa, ya que se activa el sistema límbico. Ello indica que
se ha puesto en marcha la memoria del dolor. A menudo,
el tratamiento es largo y complejo, puesto que la ansiedad
o la depresión complican su curso.
La hipnosis, la terapia cognitivo-conductual, la medi-
tación de consciencia plena y la terapia EMDR persiguen
un mismo objetivo: conseguir que el paciente gestione
de manera autónoma y responsable su estado de salud.
Con frecuencia, lo que se busca no es disminuir la inten-
sidad de su dolor, sino mejorar su calidad de vida.
«Sigo teniendo la molestia, pero ahora percibo el dolor
de forma diferente», «Hago muchas cosas importantes
para mí. He aprendido a vivir con el dolor», «De entrada
lo acepto; tengo dolor pero voy bien», explican algunos
pacientes durante la psicoterapia o una vez ha finalizado.
La colaboración estrecha y empática entre terapeuta y
paciente es esencial, ya que estas técnicas, sin una alian-
za terapéutica, resultan ineficaces. H
© Cerveau & Psycho

PA R A S A B E R M Á S

Libérez-vous de la douleur par la meditation et l’ACT.


F. Dionne. Payot, 2014.
Expectations predict chronic pain tratment outcomes.
S. Cormier et al. en Pain, vol. 157, págs. 39-338, 2016.
Vaincre la douleur par l’hypnose et l’autohypnose. C. Cazard-
Fillette, C. Word y A. Boy. Vignt-Maloine, 2016.
Mindfulness-based estrés reduction and cognitive behavioural
therapy for chronic low back pain: Similar effects on mind-
fulnes catastrophizing, self-efficacy and acceptance in a ran­
domized controlled trial. J. A. Turner et al. en Pain, vol. 157,
págs. 2434-2444, 2016.

EN NUESTRO ARCHIVO

El origen del dolor. Bukhart Bromm en MyC n.o 6, 2004.


El dolor crónico. R. Douglas Fields en IyC, enero de 2010.
Cuando el dolor persiste. Frank Porreca y Theodore Price
en MyC n.o 56, 2012.
Combatir el dolor crónico. Stephani Sutherland en IyC,
mayo de 2015.
www.investigacionyciencia.es/revistas/especial
El dolor crónico infantil. Josep Miró, en este mismo número.
PEDIATRÍA

NIÑOS CON DOLOR El interés por el dolor crónico en los adultos


ha aumentado de manera notable en las últimas décadas, pero no ha
sucedido igual con la población infantil. Falta más investigación
para mejorar la evaluación y el tratamiento de los niños

Dolor crónico
infantil
JORDI MIRÓ

L
os padres de J., de 12 años, están preocupa-
dos. La niña no duerme, apenas come y
parece triste y cansada. Tras consultar a
diversos médicos y no encontrar una res-
puesta concreta que explique los síntomas
de su hija, un pediatra resuelve la incógnita:
J. sufre dolor crónico. ¿Cómo es posible, si los niños no
padecen este tipo de trastornos? ¿Quizá su hija sea un
caso excepcional? Las investigaciones más recientes de-
muestran lo contrario: en la actualidad, el dolor crónico
infantil constituye un problema de salud extenso, sin
embargo, apenas se ha estudiado, por lo que se conoce
poco. Además, con frecuencia se ha infravalorado.
Hasta los años setenta del siglo pasado son escasas las
publicaciones que tratan sobre el dolor infantil. Además,
en los pocos artículos que se publican abundan las creen-
cias erróneas. Así, la idea más extendida hasta bien en-
trada la segunda mitad del siglo xx era que la sensibilidad
de los niños al dolor era reducida, por lo que, como
mucho, se les administraba una anestesia mínima, inclu-
so en intervenciones de cirugía mayor. Afortunadamen-
te, este panorama ha cambiado en los últimos 30 años.
Entre otros conocimientos, se sabe que los niños, incluso
los prematuros, son capaces de sentir, procesar y reaccio-

MENTE Y CEREBRO 44 N.O 93 - 2018


ISTOCK / KEVINDYER
En síntesis: Pacientes olvidados

1 2 3
Aunque el dolor crónico in- La dolencia afecta diversas El tratamiento más adecuado para
fantil es un problema de sa- esferas de la vida del niño. esta población debe ser multidiscipli-
lud grave, se ha investigado La depresión y la ansiedad nar. Entre las diferentes alternativas,
poco. Los estudios publicados resultan muy habituales. A me- destaca la terapia basada en el modelo
indican que hasta el 37 por cien- nudo tienen dificultades para cognitivo-conductual. Las intervenciones
to de la población entre los 8 y dormir o concentrarse y sien- deberían realizarse en unidades especiali-
los 18 años informa de proble- ten que son «una carga» para zadas, como ya sucede en el caso del dolor
mas crónicos de dolor. sus familiares y cuidadores. crónico en pacientes adultos.

nar ante estímulos nociceptivos. En otras palabras, la raíz de esta crítica, la IASP añadió una nota a la definición:
estructura neuroanatómica, los mecanismos neurofisio- «La incapacidad para comunicar verbalmente no niega
lógicos y el sustrato neuroquímico necesarios para la la posibilidad de que una persona esté experimentado
percepción del dolor están presentes desde el momento dolor o que necesite tratamiento».
del nacimiento, incluso antes. También se ha constatado
que el dolor puede causar en el niño importantes efectos Características del dolor crónico
conductuales (como favorecer las respuestas de miedo y Pero ¿qué es el dolor crónico? Es aquel que persiste más
evitación ante situaciones o actividades determinadas), allá de lo que sería esperable, período que en la actualidad
así como en el sistema inmunitario (disminuye su efica- se ha establecido, de forma arbitraria, en los tres meses
cia, por ejemplo), cambios que pueden llegar a ser per- (antes estaba en medio año). No obstante, se trata de una
manentes. definición poco operativa. De hecho, existen iniciativas
Una vez superada la etapa en la que se negaba la po- para promover una conceptualización más objetiva y que
sibilidad de que los niños pudieran experimentar dolor facilite la correcta identificación de estos problemas
crónico, ahora nos hallamos en otra que reclama la entre los más jóvenes. En ocasiones, el dolor crónico se
creación de unidades especializadas para el tratamiento encuentra asociado a enfermedades conocidas y bien
del dolor crónico infantil, de características e importan- diagnosticadas (el cáncer, entre ellas), mientras que en
cia parecidas a las que ya existen para los adultos. otras se trata de un dolor idiopático, es decir, sin causas
físicas objetivas con las que pueda relacionarse (el dolor
Más allá de los síntomas físicos abdominal, por ejemplo).
La forma de entender el dolor ha experimentado impor- Si bien la información sobre el dolor crónico infantil
tantes cambios a lo largo de la historia. Los últimos 50 años es menos abundante que la relativa a las personas adultas,
han sido revolucionarios: se ha progresado desde una los informes disponibles no dejan lugar a dudas: el dolor
visión restrictiva, unidimensional, que considera el dolor crónico infantil es un grave problema de salud pública.
un fenómeno de naturaleza física o fisiológica, a otra más En general, y aunque los índices pueden variar, su pre-
amplia, de carácter multidimensional. En este sentido, el valencia oscila entre el 11 y el 37 por ciento de la pobla-
trabajo de la Asociación Internacional para el Estudio ción entre los 8 y 18 años. Los dolores más comunes son
del Dolor (IASP, por sus siglas en inglés) ha sido funda- el de cabeza, el abdominal y el musculoesquelético. No
mental. En 1979, el subcomité de taxonomía definió el obstante, existen diferencias relevantes en función de la
dolor de la siguiente manera: «Una experiencia sensorial edad y del sexo. Así, es más habitual entre las niñas y
y emocional desagradable, asociada a una lesión hística aumenta con la edad. En el mundo existen millones de
real (actual) o potencial o descrita en términos de la niños y jóvenes con dolor crónico. Estudios recientes
misma». Esta definición indica que, en esencia, el dolor señalan un aumento importante de los síndromes de
no se puede reducir a una mera sensación, pues también dolor musculoesquelético: los índices actuales llegan a
se trata de una experiencia en la que las emociones ejer-
cen un papel determinante.
A pesar de aceptarse a escala internacional, esta defi-
nición ha sido objeto de algunas críticas. En concreto,
sugiere que los autoinformes son el medio indicado para
conocer el dolor del afectado, pese a que los pacientes
más jóvenes son incapaces de «autoinformar», puesto E L AU TO R
que todavía no han adquirido el habla; pero existen otras Jordi Miró es catedrático de psicología
formas para conocer su dolor, entre estas, los síntomas de la salud de la Universidad Rovira
fisiológicos y las alteraciones de la conducta. En 2011, a i Virgili.

MENTE Y CEREBRO 46 N.O 93 - 2018


PEDIATRÍA / NIÑOS C ON D OLOR

duplicar o triplicar, según las franjas de edad, los valores por la presencia real, imaginada o potencial de otras
de hace cuarenta años. personas. Es posible que la niña de la que hablábamos
Además de causar un impacto sanitario, psicológico y en el ejemplo anterior muestre mayores conductas de
social, los síndromes de dolor crónico resultan un con- dolor y malestar al darse un golpe en la rodilla si en
tratiempo económico grave para los padres, así como aquel momento se halla presente su padre o su madre
para la sociedad. El impacto económico medio, si se que si no están allí. Esto depende fundamentalmente
tienen en cuenta los costes directos e indirectos de la de procesos de aprendizaje.
enfermedad, se sitúa entre los 9000 y 11.000 euros por De esta manera, si los factores ambientales (como la
adolescente y año, según se desprende de los dos únicos configuración social) contribuyen a determinar la ex-
estudios publicados hasta la fecha sobre el tema, uno periencia de dolor y el modo en que se expresa, parece
llevado a cabo en el Reino Unido y el otro en Estados lógico incorporarlos a los procesos de evaluación. Se
Unidos. trata de superar los límites individuales ampliando las
unidades de interés. En otras palabras, de evaluar a la
Consecuencias en los cuidadores persona y no centrarse exclusivamente en el problema
Las investigaciones señalan que el dolor crónico tiene un del dolor.
efecto devastador sobre la vida del niño. Pero también En la actualidad, existe una amplia variedad de ins-
puede acabar afectando a los hermanos y padres. Con trumentos para facilitar la evaluación del dolor crónico
frecuencia, los niños y adolescentes con dolor crónico infantil. Aunque en este artículo no podemos describir
faltan a la escuela, dejan de participar en actividades en detalle todas las alternativas disponibles, presentamos
sociales o reducen el tiempo dedicado a estas, presentan los principales métodos.
dificultades para dormir, manifiestan síntomas de depre-
sión y ansiedad como respuesta al dolor incontrolable, y
sienten que son «una carga» para sus familiares y cuida-
dores. También son frecuentes los problemas de atención
y memoria, lo que a menudo merma el rendimiento es- EN BREVE
colar. T R ATA M I E N T O S P S I C O L Ó G I C O S
Aunque los estudios sobre el impacto del dolor cróni-
co en los hermanos de los afectados son escasos, los REL AJACIÓN
datos obtenidos hasta ahora coinciden: los hermanos Existen diferentes formas para aprender a relajarse. En
corren el riesgo de padecer problemas psicológicos, como el caso del dolor crónico tanto en niños como en adul-
malestar emocional (ansiedad y depresión), y de ver re- tos, se suele utilizar el entrenamiento autógeno (con-
ducida su autoestima. Por otra parte, los cuidadores, centrarse en las propias sensaciones físicas) o el entre-
sobre todo los padres, muestran claros síntomas de namiento muscular progresivo (control de la actividad
malestar psicológico (estrés, ansiedad, depresión, entre muscular). Se intenta que el afectado aprenda a contro-
otros) como consecuencia de la falta de control y com- lar el nivel de activación (o tensión) física.
petencia para ayudar a su hijo, y, lo que es más relevante,
en relación con el grado de discapacidad de su hijo. HIPNOSIS
También refieren mayores problemas en sus relaciones El terapeuta guía al paciente para que responda a una
de pareja. serie de sugestiones que implican cambios en la con-
Por ello, la evaluación del dolor crónico infantil debería ducta, los pensamientos, las emociones o incluso sen-
implicar diferentes niveles y unidades de análisis. Además saciones, como en el caso del dolor.
del físico o biológico, se deberían incluir los niveles cogni-
tivo, afectivo y conductual. También deberían considerase T E R A P I A C O G N I T I V O -­
las interrelaciones que se dan entre ellos. Ahora bien, ade- C O N D U C T UA L
más de abogar por una actuación que considere estos El objetivo consiste en modificar las distorsiones cogni-
cuatro factores, la evaluación de los pacientes con dolor tivas (pensamientos erróneos) y las conductas para me-
crónico debería trascender los límites de quien experimen- jorar el estado emocional. Este tratamiento se centra en
ta el dolor en primera persona y abarcar otras unidades de el problema y está orientado a la acción.
análisis.
La experiencia de dolor es algo más que un aconte- T E R A P I A D E A C E P TA C I Ó N
cimiento desagradable que sufre una persona. Existen Y COMPROMISO
pruebas abundantes de que el contexto físico, incluso Combina técnicas como la atención plena y la acepta-
la configuración social de ese contexto, es decir, las ción con el fin de aumentar la flexibilidad psicológica
personas que se encuentren en aquel momento y lugar, del paciente. Se le enseña a aceptar y a aprender un
influye en la experiencia de dolor. Por ejemplo, las nuevo modo de relacionarse con el dolor para que no
conductas (asociadas al dolor) se encuentran influidas suponga un obstáculo en su vida.

MENTE Y CEREBRO 47 N.O 93 - 2018


Dolor y nocicepción no son sinónimos
Con frecuencia, se confunde dolor y no es nunca suficiente. Por sí sola riencia con heridas de gravedad pa-
nocicepción. El término nocicepción no puede explicar los casos de do- recida. Tras sus investigaciones,
hace referencia a un proceso senso- lor. Por ejemplo, mientras para al- concluyó que la creencia habitual de
rial que implica tanto la activación gunos pacientes el pinchazo de una que las heridas se encuentran aso-
de receptores especializados como aguja puede significar dolor, para ciadas al dolor —cuanto mayor sea
la transmisión de la información otros no. la herida, peor será el dolor—, no se
desde la periferia hasta el sistema Henry K. Beecher (1904-1976), al sostenía. «No existe una relación
nervioso central, así como el control que muchos consideran el padre de simple ni directa entre la herida per
que se ejerce sobre la transmisión la anestesiología moderna, descri- se y el dolor experimentado», afir-
de los impulsos en las vías de dolor. bió estos hechos a partir de sus ex- maba Beecher. Asimismo, conside-
La expresión nocicepción no puede periencias como anestesista durante raba que, en gran medida, el dolor
utilizarse como sinónimo de dolor, la Segunda Guerra Mundial. A Bee- se hallaba determinado por otros
ya que se trata de un fenómeno fi- cher le llamó la atención el compor- factores. En los casos que estudió,
siológico, una experiencia mera- tamiento de los soldados heridos en resultaba de gran importancia la
mente sensorial. El dolor, en cam- batalla a los que atendía, pues aque- propia lesión. Para Beecher, la res-
bio, implica un proceso perceptivo y llos hombres no se comportaban puesta del soldado herido era de ali-
una actividad de mayor compleji- como cabía esperar a tenor de la vio, incluso de euforia: se sentía
dad, en la que intervienen los cen- magnitud de sus heridas. Constató agradecido por escapar vivo del
tros nerviosos superiores. que los soldados se quejaban muy campo de batalla. En cambio, para
En algunos casos, una estimula- poco y precisaban cantidades meno- los pacientes civiles, la intervención
ción nociceptiva puede ser necesa- res de analgésicos en comparación quirúrgica resultaba deprimente,
ria para que exista dolor, pero esta con lo que esperaba, dada su expe- un acontecimiento desastroso.

Cómo saber si un niño experimenta dolor evaluar el dolor crónico o recurrente, pues son vulnera-
A grandes rasgos, existen tres formas para valorar el bles a la habituación: los indicios conductuales de dolor
dolor infantil: los indicadores fisiológicos (la forma en crónico tienden a disiparse con el tiempo. Además, las
que el niño reacciona), los conductuales (cómo se com- conductas asociadas al dolor, como sucede con cualquier
porta) y el autoinforme (lo que dice el niño). En la eva- otro tipo de comportamiento, resultan muy vulnerables
luación del dolor se han utilizado diferentes variables a los cambios en el entorno. Por ejemplo, como se apun-
fisiológicas como índices del dolor (la frecuencia cardía- taba antes, es probable que un niño se comporte de una
ca y la presión arterial, entre otras). forma determinada si sabe que alguien lo está observan-
Pese a su aparente objetividad, ninguna de ellas ha de- do. No obstante, estos indicadores pueden representar
mostrado ser ideal, pues muchas medidas físicas varían en una alternativa aceptable cuando no se dispone de auto-
función del dolor, pero también a causa del estado emocio- informes válidos.
nal, de la temperatura ambiente o del movimiento corporal,
entre otros motivos. Por otra parte, existe una gran variabi- Manifestaciones subjetivas
lidad en la forma en que las personas responden al dolor. El autoinforme, es decir, las explicaciones del propio
En general, las medidas fisiológicas son sensibles, pero nopaciente, suele ser la medida más utilizada con los niños
específicas, pues no permiten discriminar de manera exac- que ya saben hablar. Este método presenta varias ven-
ta entre las respuestas al dolor y otras formas de estrés tajas. Por una parte, el dolor es una experiencia subje-
corporal. Por tanto, por sí mismas, las variables fisiológicas
tiva y las medidas de autoinforme exigen que la perso-
no constituyen una medida válida para el dolor infantil. na describa el dolor que experimenta. Por otra, son
fáciles de administrar. Sin embargo, también presentan
Indicadores conductuales ciertas limitaciones.
Las medidas conductuales se basan en la observación de En primer lugar, dependen de la competencia comu-
las respuestas no verbales del paciente, sobre todo, cier- nicativa y la capacidad cognitiva del niño. Segundo, con
tas conductas indicativas de malestar que se han relacio- frecuencia sus informes se ven influidos por el contexto.
nado con el dolor (quejas verbales), expresiones faciales Es posible que el niño responda con verdades a medias
(muecas) y movimiento corporal (protegerse la zona u oculte información según quién esté presente (por
dañada, por ejemplo). ejemplo, puede indicar al médico que siente poco dolor
A pesar de que estas medidas proporcionan una infor- si sabe que si afirma lo contrario le administrará una
mación muy valiosa, no resultan las más adecuadas para inyección o deberá permanecer ingresado en el hospital).

MENTE Y CEREBRO 48 N.O 93 - 2018


PEDIATRÍA / NIÑOS C ON D OLOR

Los dolores más comu-


nes en la población
­infantil son el de cabeza,
el abdominal y el
­musculoesquelético.
ISTOCK / VITAPIX

Tercero, los niños pueden proporcionar información primaria que en un hospital más especializado). De las
basándose en los intereses que «adivinan» en el evaluador, nueve, cuatro áreas son de naturaleza biofísica y par-
por ejemplo, para ser congruente con las explicaciones ticularmente útiles para el diagnóstico y la valoración
que su mamá proporcionó al médico. Por último, puede del tratamiento. Estas son: la intensidad, la localización
darse un cierto sesgo en los datos, pues, en ocasiones, se y extensión, la cualidad y la historia del dolor. El resto
les pide que informen sobre el dolor a partir de sus re- de las áreas resultan de mayor utilidad para los profe-
cuerdos. sionales de la salud interesados en atender y mejorar la
En algunos casos también puede ser útil preguntar a calidad de vida del paciente a través de los cambios en
los padres o incluso tener en cuenta la valoración de los sus creencias, actitudes y estilo de vida. Se trata de los
profesionales (el pediatra o el médico de familia). No pensamientos y las cogniciones; las emociones y los
obstante, conviene recordar que las explicaciones del niño sentimientos; las conductas; la interferencia del dolor
y de los adultos (padres o profesionales) no siempre con las actividades cotidianas y la discapacidad, y el
coinciden. Sea como fuere, toda evaluación debe consi- afrontamiento.
derar las características del informador: ¿tiene la capaci-
dad para dar una información válida y fiable?, entre otras Las nuevas tecnologías
cuestiones. Ello implica tanto la edad como las funciones En los últimos años, han empezado a utilizarse aplica-
cognitivas y lingüísticas, e incluso las diferencias cultu- ciones móviles que se pueden usar desde teléfonos inte-
rales con respecto al evaluador. ligentes y tabletas, por ejemplo, para evaluar el dolor
En este contexto, cabe distinguir nueve áreas funda- crónico en los niños. Ofrecen múltiples ventajas. Una de
mentales en la evaluación de dolor crónico infantil. No ellas es que minimizan el sesgo de memoria, ya que
siempre se evalúan todas, pues depende de las caracte- permiten registrar la información en tiempo real y casi
rísticas del paciente, de los objetivos del tratamiento e, en cualquier lugar o circunstancia. En general, los usua-
incluso, del lugar en el que se lleve a cabo (no es lo rios se sienten satisfechos con estos procedimientos;
mismo el tipo de trabajo que se puede hacer en atención incluso los prefieren a las formas de registro tradiciona-

MENTE Y CEREBRO 49 N.O 93 - 2018


les, como recoger la información en un una hoja (méto- recuperar un nivel de actividad mínimo que le permita
do comúnmente conocido como de «lápiz y papel»). participar y disfrutar de las actividades cotidianas de la
Sin embargo, no todas las aplicaciones móviles que se vida (entre estas, ir a la escuela), más que limitarse a
ofrecen en el mercado se han desarrollado a partir de reducir el dolor.
conocimientos científicos, ni todas se han contrastado El equipo de expertos puede incluir una combinación
empíricamente. Un reciente estudio de revisión mostró de profesionales en diversos campos sanitarios, entre
que en 2014, de entre las más de 280 aplicaciones para el ellos, pediatría, medicina familiar, anestesiología, enfer-
dolor, solo dos tenían algún tipo de apoyo científico y se mería, fisioterapia y psicología. Aunque lo ideal sería
habían analizado antes de promover su uso desde las disponer de unidades especializadas con programas
tiendas en línea. multidisciplinares, distribuidos geográficamente y de
De las aplicaciones para móviles relacionadas con el fácil acceso para los usuarios, este tipo de intervenciones
dolor disponibles en español, únicamente una ha conse- no están siempre disponibles. Lo más habitual es que
guido un sello de calidad: Painometer v2®. Se trata de tales programas solo se hallen en los grandes núcleos
una aplicación gratuita y dirigida a profesionales sanita- urbanos; en algunos países, ni eso. En esos casos, el tra-
rios y a pacientes, que mide y registra la intensidad del tamiento lo puede coordinar el pediatra (el médico de
dolor a lo largo del tiempo. Incluye cuatro de las escalas familia, o de atención primaria, en el caso de los adoles-
más utilizadas para evaluar la intensidad de dolor y que centes), contando con los recursos profesionales y técni-
han demostrado su fiabilidad, validez y sensibilidad en cos necesarios para hacer frente al problema. Esta alter-
múltiples estudios científicos. En la actualidad, se en- nativa es la que encontramos en España.
cuentra disponible en la Red una versión mejorada y En general, los medicamentos se utilizan para tratar
desarrollada bajo los auspicios de la Cátedra de Dolor repuntes agudos de algún problema subyacente que
Infantil de la Universidad Rovira i Virgili y la Fundación agrava el dolor, por ejemplo, para reducir la inflamación,
Grünenthal. mejorar el sueño o aliviar la ansiedad. En ocasiones, el
tratamiento farmacológico se dirige a causas o mecanis-
Tipos de intervenciones terapéuticas mos básicos de dolor (por ejemplo, la inflamación en los
El tratamiento debe ser multidisciplinar y dirigido a las síndromes de artritis idiopática juvenil). Sin embargo, las
necesidades y características del niño o adolescente. De pruebas disponibles sobre la eficacia de los fármacos en
esta manera, implica el uso de un amplio abanico de el tratamiento del dolor crónico infantil son muy escasas
intervenciones: médicas y farmacológicas, psicológicas, y, en su mayoría, se basan en los conocimientos que se
además de rehabilitadoras y físicas. El objetivo final es tienen sobre su acción en adultos y en la experiencia de
mejorar la calidad de vida del paciente, ayudándole a su uso, muchas veces ocasional, en los niños.

Evaluación a través del móvil


Las nuevas tecnologías también se están utilizando para el estudio y tratamiento
de las personas con dolor. En la actualidad, la aplicación para teléfonos móviles
inteligentes Painometer v2® es la única en español que mide y registra la intensi-
dad de sensación dolorosa a lo largo del tiempo y que ha sido contrastada cientí-
ficamente. Incluye cuatro de las escalas del dolor más utilizadas en el sector sani-
tario y que han demostrado aportar información válida y fiable en adultos, niños
e incluso ancianos. Son la escala de caras de dolor (una serie de rostros muestran
diferentes expresiones según la intensidad del síntoma), la numérica (cuantifica
el dolor en una gradación numérica del 0 al 10), la analógica de color (consiste
en una paleta de tonalidades en la que, por ejemplo, el blanco equivale a «no hay
dolor»; el rojo, en cambio, indica el dolor más intenso posible), y la escala visual
analógica (VAS, por sus siglas en inglés; imagen), en la que el usuario debe mo-
ver un marcador (con el dedo, sobre la pantalla) a lo largo de una línea horizon-
tal con dos límites que van desde «nada de dolor» hasta «mucho dolor». Tras
ello, aparece la cifra correspondiente a la intensidad que ha marcado en la línea
(el caso que se muestra en la imagen es un 72, equivalente a una intensidad de
dolor moderada-alta).
Antes de acceder a cada una de las escalas, el usuario visualiza en la pantalla del móvil las instrucciones para
utilizarla. La aplicación al completo, tanto el menú como las instrucciones para utilizar las diferentes escalas, está
disponible en varios idiomas: español, catalán, francés, inglés y portugués.

MENTE Y CEREBRO 50 N.O 93 - 2018


PEDIATRÍA / NIÑOS C ON D OLOR

Las intervenciones físicas se llevan a cabo para mejorar SI TE INTERESA


la movilidad muscular y el tono físico deteriorados por la ESTE TEMA...
reducción de actividad, circunstancia habitual en los pa- Descubre El dolor, monográfico en el
cientes con dolor crónico. No obstante, la frecuencia, in- que encontrarás nuestros mejores
tensidad y duración de estos ejercicios no se encuentra artículos sobre la neurobiología y los
adecuadamente establecida. Con todo, las publicaciones tratamientos que se hallan tras él.
disponibles informan de efectos notables en el dolor de www.investigacionyciencia.es/
espalda y la fibromialgia, también en niños y jóvenes. revistas/cuadernos/numero/12
Diferentes revisiones sistemáticas y metaanálisis de-
muestran la eficacia de los tratamientos psicológicos en
el manejo del dolor crónico infantil, particularmente la
terapia cognitivo-conductual. Existen otras intervencio- la calidad del sueño y disminuye la ansiedad, síntomas
nes para las que se tienen pruebas preliminares positivas, habituales en niños y jóvenes con estos problemas.
en concreto, la hipnosis y la terapia de aceptación y
compromiso (véase el recuadro «Tratamientos psicológi- Tratamiento del dolor crónico infantil en España
cos»). En España se utilizan en muy contadas ocasiones, Recientemente, se ha presentado en Madrid un estudio
aun cuando deberían considerarse parte del tratamiento coordinado por la Cátedra de Dolor Infantil de la Uni-
según los manuales disponibles. versidad Rovira i Virgili y la Fundación Grünenthal sobre
Bajo la denominación de terapias complementarias se la situación actual del tratamiento del dolor crónico in-
suele incluir un amplio abanico de alternativas, tanto fantil en España. Los resultados muestran el largo cami-
tratamientos con un cierto soporte empírico (por ejem- no que queda por recorrer para equipararnos a los países
plo, la meditación), como otras en las que las pruebas de nuestro entorno (un resumen del informe se puede
son menores o hasta anecdóticas (entre ellas, la acupun- consultar en la página web de la Cátedra de Dolor Infan-
tura) e incluso, en ocasiones, inexistentes (como la aro- til de la Universidad Rovira i Virgili: www.dolor-infantil.
materapia). Ninguna de estas intervenciones debería catedra.urv.cat). El estudio concluye que en España se-
incluirse en los programas de tratamiento hasta que se guimos sin tener protocolos de tratamiento específicos
haya demostrado su eficacia en ensayos bien controlados. y, lo que quizá sea peor, que los profesionales sostienen
Las nuevas tecnologías, sobre todo, la telefonía móvil que les faltan formación y recursos.
inteligente, se van a incorporar al manejo habitual del Por lo general, el tipo de tratamiento que se ofrece está
dolor crónico infantil. Además de las ventajas intrínsecas más dirigido a resolver la nocicepción que el dolor, lo
que ofrece, se trata de un entorno tecnológico en el que que dificulta que la mayoría de los casos crónicos se re-
los jóvenes se encuentran cómodos y no tienen problemas suelvan de forma satisfactoria. El estudio propone un
de adaptación. En español, hasta la fecha, solo está dis- decálogo de acciones, el cual, a juicio de los autores,
ponible Fibroline®, una aplicación que contiene un tra- permitiría avanzar y mejorar el estado actual del tra-
tamiento cognitivo-conductual que se puede autoadmi- tamiento del dolor crónico infantil.
nistrar para aliviar la fibromialgia o el dolor crónico Como en casi todo, resulta esencial la colaboración
generalizado. Los estudios llevados a cabo con esta entre los diversos actores sociales (pacientes, legisladores,
aplicación demuestran que tiene una excelente aceptación gestores sanitarios, profesionales de la salud e investiga-
entre los jóvenes usuarios. Y, aunque preliminares, los dores, entre otros) para alcanzar los cambios que en otros
datos indican que reduce la intensidad del dolor, mejora países ya son una realidad. H

PA R A S A B E R M Á S

Dolor crónico (2.a edición). J. Miró. Desclée de Brower, Bilbao, 2010.


mHealth: A strategic field without a solid scientific soul. The case of pain-related apps. R. de la Vega y J. Miró en PLOS Medicine,
vol. 9, n.o 7, 2014.
Painometer v2®: Una aplicación móvil certificada para monitorizar a los pacientes con dolor. J. Miró et al, en Revista de la Sociedad
Española del Dolor, vol. 25, n.o 2, págs. 112-120, 2018.
Página web del grupo ALGOS sobre el estudio y el tratamiento del dolor: http://algos-dpsico.urv.cat/es

EN NUESTRO ARCHIVO

El dolor crónico. R. Douglas Fields en IyC, enero de 2010.


Cuando el dolor persiste. Frank Porreca y Theodore Price en MyC n.o 56, 2012.

MENTE Y CEREBRO 51 N.O 93 - 2018


ISTOCK / FRANCKREPORTER

MENTE Y CEREBRO 52 N.O 93 - 2018


PSIC OTERAPIA

NUEVAS TECNOLOGÍAS Las excursiones y aventuras en mundos vir-


tuales pueden ayudar a aliviar el dolor crónico. Este método también
puede reducir el consumo abusivo de opioides entre los pacientes

Realidad virtual
para aliviar el dolor JO MARCHANT

«T
ienes la sensación de que reptan por Ted Jones, el responsable del centro, llama «refugiados»
tus entrañas», cuenta Judy. «Prime- a los pacientes como Judy. Asegura que ve «toneladas»
ro sientes calor, después, frío, y qui- de casos parecidos: más de cien millones de estadouni-
sieras escapar.» El rostro de esta denses sufren dolores de larga duración que, ahora, se
mujer de 57 años, que luce un pelo encuentran en el epicentro de dos catástrofes sanitarias:
corto de color gris oscuro, refleja el dolor crónico y el abuso de opioides.
desesperanza. Sentada, sin aliento, habla con la pierna En los dos o tres últimos decenios, los médicos esta-
derecha en equilibrio sobre un bastón mientras lo va dounidenses han venido tratando los problemas de dolor
meciendo hacia adelante y atrás. continuo a través de dosis cada vez más elevadas de
Judy explica que sufre dolores constantes que la inca- analgésicos opioides, como la hidrocodona y la oxicodo-
pacitan: artritis, lumbalgia, fibromialgia y migrañas a na, de la misma familia química que la morfina y la he-
diario. Fue gerente en una importante firma de material roína. Estos medicamentos han resultado ser menos
electrónico hasta 2008, pero ya no puede trabajar. Muchas eficaces para el dolor crónico de lo que se esperaba y, en
veces, el dolor llega a tal punto que no logra levantarse de cambio, mucho más adictivos. Tal oleada de prescripcio-
la cama. Cada día toma unos veinte medicamentos, entre nes ha generado una espiral ascendente de abuso de
ellos, analgésicos, antidepresivos y sedantes, además de opioides y decenas de miles de fallecidos por sobredosis.
un parche cutáneo que contiene una fuerte dosis del Los esfuerzos por restringir la prescripción y el con-
opioide fentanilo, que, según explica, no le proporciona sumo abusivo de opioides están empezando a dar sus
apenas alivio, por lo que piensa desprenderse de él. Su frutos. Mas, en vista del espectacular fracaso de la far-
médico lleva meses reduciéndole la dosis, por lo que, macoterapia para tratar el dolor crónico, se necesitan
además del dolor, sufre síntomas de abstinencia: escalofríos urgentemente tratamientos alternativos que combatan
y sensación de angustia. En la clínica donde la tratan le una situación que arruina millones de vidas. Jones está
anunciaron que iban a dejar de prescribirle opioides, una ensayando una vía tecnológica nueva, en apariencia, de
decisión que han tenido que tomar, no por voluntad dudoso éxito: la realidad virtual.
propia, sino por las nuevas y más estrictas medidas que
se han establecido en EE.UU. para prevenir el abuso de El problema de los opiodes
este tipo de compuestos por parte de los pacientes. Sin En Estados Unidos, las prescripciones de opioides se
acceso al fármaco, del que físicamente depende, Judy opta triplicaron a partir de los años noventa del siglo pasado.
por buscar ayuda en la clínica Consultores del Dolor de Aunque su población no llega al 5 por ciento de la mun-
Tennessee Este (PCET, por sus siglas en inglés). dial, en ese país se consume más del 80 por ciento de la

MENTE Y CEREBRO 53 N.O 93 - 2018


En síntesis: Más allá de distraer la mente

1 2 3
Entre un 15 y un 20 por ciento La terapia con realidad virtual Los programas psicoterapéuti-
de las personas que viven en puede ayudar a atenuar el do- cos con realidad virtual no
países industrializados sufren lor crónico. Una primera solo distraen por un tiempo la
dolor crónico. En Estados Unidos, muestra de ello fue el juego mente del paciente con dolor que
los médicos han intentado resolver SnowWorld, creado para tratar a sufre, sino que también pueden ser-
el problema con opiodes, pero las personas con quemaduras graves. vir para enseñarle estrategias para
consecuencias han resultado catas- También puede contribuir a reducir relajarse y moderar la sensación de
tróficas. el abuso de opioides. dolor en su vida diaria.

producción total de opioides, con catastróficas conse- entraban y salían en pocos minutos y, nada más salir,
cuencias. Antes, solo se recurría a estos fármacos en vendían las recetas por teléfono.»
casos determinados y tratamientos breves, como los Desde hace algo más de cinco años, existen una serie
procesos postoperatorios o el dolor de un cáncer termi- de medidas para frenar la prescripción y el abuso de
nal. Pero una campaña promovida por la Asociación opiáceos. Estas van desde la exigencia de que las clínicas
Americana del Dolor, que defendía tratamientos analgé- del dolor estén dirigidas por médicos titulados en tra-
sicos más enérgicos, y la mercadotecnia de compañías tamiento del dolor, hasta incentivar al público para que
farmacéuticas que proclamaba la eficacia de nuevos informe, por mensajes de texto, sobre actividades sospe-
medicamentos opioides sin causar dependencia (OxyCon- chosas. En algunos estados, entre ellos, Tennessee, los
tin, entre ellos) provocaron que los médicos los recetaran médicos deben controlar el número de dosis que recibe
de manera generosa para tratar muchos tipos de dolor cada paciente con el objetivo de cerciorarse de que no
crónico. «Se nos dijo que el dolor estaba infratratado», consuman demasiadas o las vendan, ya que podrían ser
explica Joe Browder, médico y socio sénior de PCET. «No acusados de delito si sus pacientes incurren en abusos.
había límite.» No sorprende, pues, que algunas clínicas se nieguen ta-
Sin embargo, los nuevos fármacos provocaron fuertes jantemente a recetarlas.
dependencias. En 2015 fallecieron más de 16.000 perso- La región de PCET es una de las más duramente cas-
nas por sobredosis de analgésicos de prescripción, lo cual, tigadas. Según la Comisión del Senado para la Salud, la
según datos de los Centros para el Control y la Prevención Educación, el Trabajo y las Pensiones estadounidense,
de Enfermedades de Estados Unidos, constituye la mayor Tennessee ocupa el tercer puesto en el uso indebido de
epidemia de adicciones en EE.UU. En cuanto a prescrip- fármacos de prescripción, con un 5 por ciento de su
ción de opioides y fallecimientos por sobredosis, el esta- población incurriendo en tales abusos. En el condado de
do de Tennessee es uno de los más afectados. Una parte Knox, se produjeron 133 muertes en 2014 por sobredosis
de ese estado, los Apalaches, la conforman regiones ru- de opioides, una mortalidad por esta causa superior a la
rales. Desde hace tiempo, luchan contra la penuria eco- de cualquier otro condado del estado.
nómica y la escasez de puestos de trabajo, atrapadas en Los médicos de PCET todavía recetan opioides, pero
lo que Karen Pershing, de la corporación sin ánimo de bajo restricciones estrictas. Jones, por ejemplo, organiza
lucro Metro Drug Coalition, en Knoxville, describe como cursos para ayudar a los pacientes a utilizar sus píldoras
«cultura de pobreza y adicción». Las píldoras narcóticas de forma responsable y legal. Les explica: «Reúna 1000
recetadas por los médicos han fluido sin grandes tropie- dólares y guárdelos junto a sus medicinas contra el dolor.
zos desde las clínicas hacia la comunidad circundante. O ponga una pistola cargada. Si ni el dinero ni el arma
«Las personas que no podían costearse las drogas ilegales están allí a salvo, tampoco lo estarán sus medicinas».
de venta en la calle, de repente, tenían acceso a fármacos Jones también entrevista a los pacientes nuevos, como
de prescripción que proporcionaban el mismo escape Judy, para valorar la probabilidad de que abusen de su
psicológico». medicación. Entre los «refugiados» que esta mañana han
Se produjo una explosión de clínicas para el dolor, llegado en busca de opioides se encuentra Scott, un tipo
legales pero no regularizadas, conocidas como pill mills abstemio, medio calvo, de unos sesenta y tantos años que
(«fábricas de píldoras»). Para crear una de estas clínicas, dirige un restaurante barbacoa. Las lesiones que sufrió
bastaba que su director fuese médico titulado. El perso- de joven trabajando en rodeos y espectáculos hípicos,
nal podía facilitar las recetas para analgésicos opioides a sumadas a los daños en los nervios que le ha provocado
cambio de dinero en efectivo. «Cada vez que dabas una un reciente tratamiento con quimioterapia suponen que,
vuelta, había una clínica más», asegura Pershing, exper- para él, movimiento sea sinónimo de dolor. Otro caso es
ta en el problema. «Algunas se hallaban incluso en casas Debra, una viuda de 65 años que luce pantalones cortos
viejas, con rótulos escritos a mano. Allí, las personas color turquesa. Sufre de lupus, artritis, fibromialgia, ciá-

MENTE Y CEREBRO 54 N.O 93 - 2018


PSIC OTER APIA / NUEVAS TECNOLO GÍAS

tica y neuropatía diabética, además de ansiedad y depre- fármacos y mayores dosis. Y, a menudo, este padecimien-
sión. «Me duele todo», explica. Aunque en casa esconde to se encuentra entretejido con arduas historias perso-
los fármacos, asegura que su hija, drogodependiente, nales y problemas psiquiátricos, como la ansiedad y la
acaba encontrándolos. Jones la pone en el grupo de depresión. Jones lo confirma: «Dolor y ansiedad van de
riesgo medio de mal uso. Todavía recibe opioides, pero la mano. Resulta difícil saber cuándo estamos tratando
habrá de pasar un control de droga cada uno o dos meses la ansiedad y cuándo el dolor». Por lo general, se pide a
para comprobar que no se excede. los pacientes que evalúen su dolor a partir de una gra-
duación del uno al diez. «Pero la puntuación refleja, en
Millones de personas afectadas realidad, la angustia. Siempre es un siete. Se trata de una
Medidas como estas comienzan a funcionar. Entre 2012 medida para la depresión, la infelicidad y el pesimismo.»
y 2015, el volumen de opioides recetados se redujo entre Browder asegura que, hace más de una década, se
un 12 y un 18 por ciento en todo el territorio estadouni- percató de que la solución no reside en aumentar cada
dense. Pero estas estrategias también han dejado sin esos vez más las dosis; tal vez los pacientes relataban que no
fármacos a numerosos pacientes que luchan para poder sufrían tanto dolor, pero los fármacos no resolvían nada,
salir adelante. Por otro lado, en la actualidad existen opina. Browder y otros facultativos decidieron priorizar
muchas más personas que antes con dolores crónicos la funcionalidad de sus pacientes en lugar de tratar de
(incluso por encima de cien millones de ciudadanos, eliminar el dolor con narcóticos y sedantes. «Intentamos
según algunas estimaciones), lo que supone un coste que estas personas puedan valerse más por sí mismas, a
anual de unos 600.000 millones de dólares (en torno a pesar de los dolores que sufren», explica James Choo,
500.000 millones de euros). Aunque en otros países no director médico de PCET. «Pero ¿cómo lograr que lleven
se ha observado un uso de opioides tan elevado como en una vida más activa, productiva y más parecida a la que
EE.UU., el dolor crónico es un problema enorme y cada tenían antes de sufrir los dolores?»
vez más grave en todo el mundo: afecta a entre un 15 y Empezaron reduciendo las dosis de opioides que
20 por ciento de adultos de los países industrializados. prescribían y enfatizando el uso de otras intervenciones
A pesar de que en la consulta de Jones los pacientes médicas, como las inyecciones de esteroides, la ablación
consumen los medicamentos de forma responsable, el de nervios y los estimuladores de la médula espinal.
dolor los desespera a todos. Al oírlos, se tiene la impresión Asimismo, la clínica comenzó a ofrecer terapia corporal
de que el dolor crónico no es un daño físico localizado y y ocupacional, a la par que un equipo de psicólogos de
resoluble con un comprimido, sino un sufrimiento dis- plantilla, incluido Jones, ofrecía asesoramiento sobre
perso que crece y se extiende por todo el organismo; un técnicas para aliviar el dolor, entre ellas, la terapia cog-
sufrir que elude cualquier tentativa de reducirlo con más nitivo-conductual, la distracción y la meditación de
consciencia plena.
No resulta fácil persuadir a los pacientes de que abra-
cen esta diversificación terapéutica. Las técnicas de rela-
jación son eficaces, pero exigen práctica. Jones explica
los esfuerzos para atraer pacientes a cursillos sobre téc-
nicas para hacer frente al dolor. Unos pocos los siguen,
pero, por lo general, la vida diaria se interpone; además,
existen mil razones para no acudir: «A la gente no le
gustan los programas», comenta Choo. «Lo que quiere
es tomar una píldora.»
Un día del pasado invierno, Jones, al llegar al trabajo,
encontró la clínica vacía. Había nevado con fuerza y
muchos pacientes se habían quedado en casa. Para ocu-
par el tiempo, se puso a navegar por Internet y dio con
la página de una empresa de reciente creación, Firsthand
TORE KNABE («COFFEE WITHOUT WORDS»)

Technology, con sede en San Francisco, a más de 3000


kilómetros de Knoxville.

Un mundo que distrae la mente


Para Howard Rose, director general de la compañía, la
realidad virtual supone una superpotencia o, como se
describe en su página, «un canal de gran ancho de banda»
que llega a nuestro cerebro y es capaz de transformar la
La realidad virtual consigue que el paciente se sienta visión que tenemos de nosotros mismos y del mundo.
­incluido en la escena gracias a su efecto de inmersión. Según pronostica, en el plazo de dos generaciones, la

MENTE Y CEREBRO 55 N.O 93 - 2018


analgésicos: un resultado mayor del que se ha obtenido
mediante otras distracciones, como son la música o los
videojuegos. Otros estudios han revelado que esta estra-
tegia virtual reduce la actividad en áreas cerebrales que
se asocian con la percepción del dolor. Los investigado-
res creen que la sensación de inmersión que produce la
realidad virtual, esto es, hallarse físicamente presente en
la ubicación aparente, desempeña una función crucial.
Rose aclara: «Funciona porque engaña a los sentidos, de
manera que el ambiente que genera el ordenador se per-
cibe como auténtico. La realidad virtual se convierte en
ISTOCK / SDOMINICK

un lugar donde uno se encuentra, no en algo que se está


mirando».
Gracias a la investigación de Hoffman, SnowWorld se
ha hecho popular. Numerosos reportajes periodísticos
Muchas personas con dolor crónico han acabado han hablado sobre él e, incluso, ha aparecido en una obra
­dependiendo de los opioides para poder vivir. teatral representada en el Teatro Nacional de Londres.
También el interés de los investigadores ha crecido. De
hecho, se ha demostrado que la inmersión en la realidad
realidad virtual se hallará integrada en cada aspecto de virtual disminuye el dolor y la ansiedad que se pueden
nuestra vida. Rose está empezando a trabajar con ella padecer durante las intervenciones médicas y odontoló-
para gestionar el dolor. gicas; así como en la quimioterapia o la extracción de
Comenzó a investigar las posibilidades terapéuticas sangre.
de la realidad virtual hace más de veinte años, en el La­
boratorio de Tecnologías de Interfaz Humana (HITLab) Focas y nutrias rosas en el río
de la Universidad de Washington en Seattle. Tom Furness, Rose y Ari Hollander abandonaron la vida académica
uno de los pioneros en el uso de esta técnica, fundó el para fundar Firsthand Technology. Su primer proyecto,
HITLab cuando trabajaba para la Fuerza Aérea esta- SnowWorld, era solo un instrumento de investigación,
dounidense en los años sesenta del siglo pasado. Dirigi- pero ellos querían desarrollar productos comerciales.
dos por Furness, Rose y sus colaboradores desarrollaron Entre ambos crearon Cool!. «Una especie de nueva ge-
aplicaciones de esas técnicas para uso civil: crearon neración de lo que aprendimos en SnowWorld», apunta
mundos virtuales para toda clase de fines, desde el tra- Rose. Cool! ofrece una mayor interactividad en una gama
tamiento de la aracnofobia hasta el aprendizaje del ja- más amplia de ambientes y su duración es ilimitada, como
ponés. Uno de los productos del laboratorio que alcan- una especie de «patio de recreo».
zó gran éxito fue SnowWorld («Mundo de Nieve»), que Lo probé en la clínica PCET. A los pocos segundos de
desarrolló el psicólogo de la cognición Hunter Hoffman colocarme el casco, me encontraba flotando sobre un río
con el objetivo de aliviar el dolor de víctimas de quema- de herbosas riberas. A lo lejos se veían montañas y un
duras graves. cielo azul con nubes dispersas. Al borde del agua, una
Los pacientes con quemaduras deben someterse con serie de nutrias pardas, sedosas y relucientes se alzaban
regularidad a curas sumamente dolorosas, las cuales sobre las patas traseras para saludarme. Les lancé peces
pueden ser atroces incluso si se han recibido fuertes accionando los mandos con las manos, y las nutrias ro-
dosis de analgésicos. SnowWorld fue concebido como daron sobre sí mismas, encantadas, cambiando el pelaje
distracción mental durante esas sesiones, es decir, para uniforme a franjas de color, como las cebras, o a un rosa
desviar la atención del paciente y evitar que se concentre similar al de los flamencos. Después, lancé unas pompas
en su dolor. Consiste en la adaptación de un simulador enormes que rebotaron sobre el paisaje.
de vuelo, de manera que da la sensación de que se vuela Los gráficos eran detallados, aunque un tanto artifi-
por un de un desfiladero de hielo virtual mientras se ciales. Lo que más me impactó fue la experiencia física:
juega a lanzar bolas de nieve a pingüinos y muñecos de para mi cerebro, ese mundo habitado por nutrias no era
nieve. simplemente algo que estaba mirando, sino un lugar en
A lo largo de unos diez años, Hoffman y sus colabo- el que me encontraba. Cuando pasé por debajo de un
radores han demostrado en varios ensayos, y con la puente, me agaché de manera instintiva. Cuando nevaba,
participación de militares que habían sufrido quemadu- sentía el efecto tónico del aire frío y claro.
ras por explosivos en Irak y Afganistán, que funciona. Es indudable que la realidad virtual resulta eficaz para
Jugar a SnowWorld durante las sesiones de cura atenúa desviar la atención, aunque Rose sostiene que opera
hasta un 50 por ciento el dolor que declaran los pacien- también a otros niveles. «Sabemos que para las personas
tes, a lo que se suma el alivio que proporcionan los que sienten ansiedad e impotencia, la percepción de

MENTE Y CEREBRO 56 N.O 93 - 2018


PSIC OTER APIA / NUEVAS TECNOLO GÍAS

dolor es mucho mayor.» Al trasladar la mente de los comparación con otras formas de distracción (colorear
pacientes a un lugar distante, donde se sienten a salvo, su figuras o mirar la televisión), la realidad virtual funciona
ansiedad disminuye y la capacidad de moverse por ese mucho mejor, asegura el psicólogo. «Se apodera de la
escenario (y lanzar bolas de nieve) les ayuda a sentirse atención. En cuanto te pones el visor, ya está.»
más dueños de sí mismos. En fecha reciente, Jones ha concluido dos ensayos
Rose se preguntó si estas propiedades podrían ayudar clínicos, aunque poco extensos. Contó, entre los dos, con
a los pacientes crónicos que sufren dolor, ansiedad e 40 probandos que participaron en unas 60 sesiones. Solo
impotencia en su vida diaria. Un día recibió un correo uno de los sujetos no informó sobre una reducción del
electrónico de Jones desde Tennessee. «Nosotros tenemos dolor. En general, los pacientes declararon que su dolor
personas con dolor; ustedes, un producto», argumentaba. había disminuido entre un 60 y un 75 por ciento duran-
Un par de meses después, Rose voló hasta Knoxville y te la sesión de realidad virtual, y en un 30 a 50 por cien-
descargó sus equipos. Pero ¿funcionarían? to inmediatamente después. La máxima reducción que
se consigue con morfina es de un 30 por ciento.
Menos dolor y más relajados Aunque se trata de una investigación inicial, un par
Christine sonríe. «Casi se sienten los pétalos que llueven de estudios sobre el dolor crónico han demostrado resul-
sobre ti», afirma. Esta mujer, de 69 años, se encuentra tados parecidos. A principios de 2017, Diane Gromala,
sentada en la butaca de cuero verde de Jones con los ojos de la Universidad Simon Fraser, junto con otros científi-
cubiertos por un voluminoso visor negro. En el portátil cos, informaron de un juego de realidad virtual llama-
de Jones se proyecta el campo visual de la paciente, quien do Cryoslide (inspirado en SnowWorld) en el que el
se deja llevar por la corriente del río. Recorre los alrede- usuario se desliza por un paisaje nevado y una cueva de
dores con la mirada, desde las nutrias hasta la danza del hielo mientras va lanzando bolas de nieve a seres fantás-
fuego de unas misteriosas bolas ardientes; después, aga- ticos. Después de jugar diez minutos, el dolor de pacien-
cha la cabeza para no rozarse con las ramas en flor de los tes crónicos se redujo de manera notable en comparación
cerezos de una arboleda. Christine ha tenido una vida con otros procedimientos de distracción (meditación,
activa: gestionaba una empresa turística en México antes lectura o los juegos a través de teléfono inteligente). Por
de hacerse cargo de la sinagoga de su localidad. Pero, a su parte, Brenda Wiederhold y sus colaboradores del
pesar de una vida tan plena, en la que no ha faltado la Centro Médico de Realidad Virtual, en San Diego, com-
crianza de hijos, le resulta difícil concentrarse en otra probaron que pacientes crónicos inmersos en escenarios
cosa que no sea su dolor. Desde 2007 sufre una enferme- virtuales (entre ellos, bosques, playas o montes) afirma-
dad autoinmunitaria que ataca los nervios y le provoca ban que su dolor se había reducido de manera destacada.
quemazón en las pantorrillas y las plantas de los pies. También mostraron una disminución del ritmo cardíaco
Además, se está recuperando de una operación en la es- y un aumento de la temperatura epidérmica, lo que su-
palda. Ha rehusado tomar opioides y ha dejado otros dos giere que estaban más relajados. «Es la primera vez en
fármacos, Lyrica y Cymbalta, porque perturbaban su tres años que he sentido menos dolor» o «Estaba tan
pensamiento y su habla. «Me han estropeado la vida», ocupada jugando que me olvidé del dolor», comentaron
asegura. Ahora toma ibuprofeno y parches de lidocaína, algunos pacientes.
los cuales adhiere a sus piernas durante el día y a los pies Con todo, no se dispone de estudios que hayan inves-
por la noche. Pero el dolor nunca termina. «Una no tigado si la realidad virtual resulta útil para gestionar el
puede pensar en nada más», asegura. dolor crónico a largo plazo. Los hallazgos obtenidos
Al llegar a la consulta de Jones, valora su dolor en un hasta ahora proporcionan una primera prueba de que la
siete sobre diez. Después, se pone el visor y los auricula- realidad virtual puede aliviar el dolor de los casos cróni-
res. Es su tercera sesión de realidad virtual. «Ya me estoy cos. Aunque no es posible ni deseable la inmersión
relajando», indica. Una vez ha rebasados los cerezos, continua de los pacientes en la realidad virtual, incluso
sigue por el río hasta una cueva, cuyas paredes rocosas las sesiones breves pueden proporcionar un respiro a
se encuentran cubiertas de extraños dibujos y gemas quienes sufren dolores de manera permanente. Jones
centelleantes. «¿Te sigue doliendo?» «No», responde como subraya que, comparada con otras técnicas, que exigen
si le sorprendiera la pregunta. «Cero. Se ha ido.» En esfuerzo y entrenamiento prolongados (como la medita-
ción de consciencia plena), la realidad virtual tan solo
requiere un visor.
L A AU TO R A Jones confía en que los efectos duren, al menos, un
poco más allá de la sesión. En los ensayos que ha reali-
Jo Marchant , doctora en genética y
zado, los probandos explicaban que el alivio del dolor
microbiología médica, es periodista
científica. Ha sido editora en New Scientist
subsistió entre 24 y 48 horas, lo que respaldaría la idea
y Nature, y ha publicado trabajos en The de que podría inducir la liberación de endorfinas analgé­
New York Times y The Guardian, entre sicas, las cuales alivian los síntomas tras la retirada del
otros medios de comunicación. visor. Asimismo, es posible, sugiere Browder, que haga

MENTE Y CEREBRO 57 N.O 93 - 2018


FIRSTHAND.COM

La posibilidad de moverse por un escenario diferente y lejos de la realidad cotidiana contribuye a que el paciente
distraiga su mente del dolor, además de ayudar a que disminuya su estado de ansiedad y depresión.

ver a los pacientes que su dolor no es intratable y que seUna de las formas de lograrlo podría consistir en com-
puede influir en él. En resumen, alienta esperanzas en binar realidad virtual con biorretroalimentación a través
quienes sufren dolores intensivos incesantes. de la creación de ambientes adaptados al estado fisioló-
Esta interpretación casa con los comentarios de pa- gico del sujeto. Gromala, junto con otros investigadores,
cientes de Jones. Cindy, de 54 años de edad, sufre un ha desarrollado un mundo virtual para enseñar la técni-
linfoma no-Hodgkin y pancreatitis familiar, enfermedad ca de reducir el estrés a través de meditación de cons-
que causó la muerte de su hermano y su hermana, y que ciencia plena. Existen hallazgos que demuestran que este
le provoca fuertes dolores gástricos, además de daños método reduce el dolor crónico. No obstante, su apren-
neurológicos. Ha de administrarse 17 medicinas tres dizaje exige tiempo y esfuerzo. El paseo meditativo virtual
veces al día. Tras la sesión de realidad virtual, se siente
de Gromala conduce al usuario por los senderos de un
más tranquila y el temblor de su mano derecha se redu- bosque mientras escucha una meditación guiada. Unos
ce por un tiempo. Para ella, la realidad virtual es un es-biosensores registran el estrés que manifiesta en esos
cape de «la realidad del dolor». Su marido asiente: «Des- momentos, y el clima se modifica en consecuencia: si el
pués de la sesión mejora su estado de ánimo. Se muestra paciente se siente cada vez más relajado, la neblina retro-
más optimista frente al mundo». cede; por el contrario, si el estrés aumenta, la niebla se
Andrew, un ex boina verde cubierto de tatuajes, sufre torna más espesa.
dolores por las lesiones nerviosas que le provocaron las En uno de los experimentos, los probandos que habían
armas químicas en Irak. A ello se suman los dolores de llevado a cabo el paseo virtual manifestaron menos dolor
espalda a causa de los saltos que efectuaba desde aviones que los que solo habían escuchado la banda sonora. Los
y de cargar con pesadas mochilas. Los analgésicos opioi- investigadores tienen que verificar ahora si los usuarios
des no le han servido de nada. Más de una vez ha consi- logran controlar mejor el estrés y el dolor en su vida
derado la posibilidad de suicidarse. Pero la realidad diaria mediante un plan de sesiones regulares. En otras
virtual lo ha disuadido de esa idea. «Me hizo sentir como palabras, no solo pretenden distraer a sus pacientes de
cuando un hombre alcanza el orgasmo.» la sensación de dolor, sino también armarles de la capa-
cidad para modularlo.
Consciencia plena para modular el dolor Mientras, Jones está considerando con Rose la idea de
El interés que suscita la realidad virtual para enseñar a un «domador del dolor»: al reducirse la sensación de
los pacientes habilidades de afrontamiento que puedan estrés, los pacientes podrían hacer que un monstruo
aplicar en la vida diaria es cada vez mayor. O, como lo virtual (su dolor) se contrayese y desapareciese. «Apren-
describe Rose, «para modificar su relación con el dolor». den a relajarse por sí mismos», explica Jones. «No se

MENTE Y CEREBRO 58 N.O 93 - 2018


PSIC OTER APIA / NUEVAS TECNOLO GÍAS

trata de distraerse, sino de aprender a calmarse frente a en serio. «La industria de la realidad virtual tiene traba-
un adversario furioso.» Rose y Gromala imaginan tales jo por delante.»
mundos virtuales a través del trabajo con una variedad De momento, ha recibido el más reciente mundo
de plataformas, en las que los usuarios puedan experi- virtual de Firsthand Technology, llamado Glow!. Según
mentar una realidad virtual inmersiva de gran calidad comprobé personalmente, te encuentras de pie en un
durante sesiones en una clínica. Estas se complementan claro del bosque, a la luz de la luna, frente a lo que pare-
con prácticas a diario en casa a través de una tableta di- ce un altar tallado en piedra, mientras vuelan luciérnagas
gital o del teléfono inteligente. a tu alrededor. Siguiendo las indicaciones de Jones, ex-
«Se habla de ondas de realidad virtual», explica Rose. tendí las manos y me concentré en respirar con calma,
«Esto es un tsunami.» En los años noventa, cuando se de manera pausada. Un sensor en la yema del dedo
desarrolló SnowWorld por vez primera, Hoffman y sus transmitía al ordenador mi ritmo cardíaco. En cuanto
colegas utilizaron un superordenador y un pesado casco- me relajé, cientos de luciérnagas vinieron a posarse entre
visor, con un coste total de 90.000 dólares de la época. En mis manos. Al final, crearon una esfera resplandeciente.
la actualidad, los usuarios disponen de visores de alta En lugar de ser una experiencia con la que jugar, el
resolución, como el Oculus Rift, del tamaño de una ca- mundo reacciona hacia ti, destaca Rose. Una aplicación
reta de buceo, por unos 600 dólares (unos 500 euros). debe ajustarse a los cambios del dolor del sujeto. Por
HTC y Sony ofrecen dispositivos de precio similar; otros ejemplo, en un parto, durante las contracciones, un
equipos, de Samsung o Google, son muchísimo más mundo virtual podría ofrecer a la parturienta la sensación
económicos. Aunque no disponen de pantallas tan im- de superpoderes y catarsis, además de la posibilidad de
presionantes, permiten insertar la tableta o el móvil en hacer volar cosas cuando sopla, de manera que se favo-
un soporte (de plástico o cartón) para la cabeza. En rezca la relajación entre las contracciones, sugiere Rose.
opinión de Rose, ello supone una revolución en la medi- En opinión de Jones, nunca habrá una solución única
cina: «El modelo tradicional de tratamiento médico y universal para el dolor crónico. La realidad virtual
consiste en acudir a un lugar para que te hagan algo». La podría ser un recurso más. Aparte de proporcionar una
realidad virtual, en cambio, transfiere la responsabilidad alternativa no farmacológica para el tratamiento del
y el control al paciente. Quienes se encuentran lacerados dolor, podría ayudar a quienes dependen de opioides a
por la ansiedad y el dolor pueden adquirir las destrezas, reducir las dosis, ofreciéndoles una actividad en lugar de
el vigor y el coraje que les falta para transformar su ex- engullir comprimidos. «Con los opioides, lo único que
periencia de la realidad a través de la exploración de hacen es tomarlos, sentarte y esperar». Por esa razón, los
mundos virtuales. pacientes acaban consumiendo más píldoras de las ne-
cesarias, pues solo desean aliviar su dolor. H
Una realidad todavía lejana
Pero la aplicación rutinaria de la realidad virtual tropie- Este artículo fue publicado por vez primera por la Fundación
za con varios obstáculos. Uno de ellos es la renuencia de Wellcome, en la web Mosaic, y se reproduce aquí con una
muchos hospitales y clínicas para adoptar tecnologías licencia Creative Commons.
con las que no están familiarizados. Incluso cuando la
investigación presenta pruebas sólidas (como para el
tratamiento de pacientes con quemaduras), la realidad
PA R A S A B E R M Á S
virtual sigue sin adaptarse en los centros sanitarios de
manera generalizada. Jones relata que PCET recogió Using FMRI to study the neural correlates of virtual reality
fondos para un hospital infantil cercano, y le demostró analgesia. H. G. Hoffman et al. en CNS Spectrums, vol. 11,
a una de las enfermeras la ayuda que la realidad virtual págs. 45-51, 2006.
podía prestar a los niños durante las intervenciones Virtual reality pain control during burn wound debridement
médicas. No mostró ningún interés. «Resulta desespe- of combat-related burn injuries using robot-like arm mounted
rante», asegura. «Le hemos entregado 15.000 dólares y VR goggles. C. V. Maani et al. en Journal of Trauma-Injury
Infection & Critical Care, vol. 71, págs. 125-130, 2011.
los va a gastar en cuadernos para colorear.»
Convertir la realidad virtual en una forma habitual de A virtual reality game for chronic pain management: A rando­
mized, controlled clinical study. W. Jin et al. en Studies in Health
tratamiento va a exigir también financiación de nuevo
Technology and Informatics, vol. 220, págs. 154-160, 2016.
cuño. Hasta ahora, Jones ha pagado de su bolsillo los
ensayos clínicos. «Son mi hobby», dice. Pero disuade a The impact of virtual reality on chronic pain. T. Jones et al.
en PLoS One, vol. 11, e0167523, 2016.
sus colegas médicos de que le envíen pacientes para
tratamiento con realidad virtual, convencido como está
EN NUESTRO ARCHIVO
de que les ayudaría, porque no puede facturarles la con-
sulta. Según indica, la analgesia mediante esta técnica Realidad virtual tangible. Vinzen Schönfelder en MyC n.o 41, 2010.
necesita un «paladín» que financie los ensayos clínicos y La realidad virtual en psicoterapia. Yvonne Buchholz
convenza a los seguros médicos para que la consideren en MyC n.o 49, 2011.

MENTE Y CEREBRO 59 N.O 93 - 2018


PREGUNTAS C ON RESPUESTA

¿Por qué a veces nos


­despertamos poco antes
de que suene
el despertador?
ISTOCK / ALTAYB

MENTE Y CEREBRO 60 N.O 93 - 2018


L
a alarma del despertador está programada para que E L AU TO R
suene a las cuatro y media. Mañana no debemos El psicólogo y psicoterapeuta Hans-Günter
perder el vuelo bajo ninguna circunstancia. Sin Weess dirige el Centro Interdisciplinario del
embargo, antes de que el despiadado tono nos arranque Sueño del Hospital del Palatinado en
de los brazos de Morfeo, nuestros ojos se abren. ¿Cómo Klingenmünster. Investiga cuestiones
sabe el cuerpo cuándo hay que despertarse? relacionadas con el insomnio, el trabajo a
turnos, la somnolencia diurna, así como
El ciclo sueño-vigilia se encuentra fuertemente ci-
trastornos del sueño poco frecuentes, entre
mentado en nuestros genes; de hecho, siempre nos ha ellos, la narcolepsia.
ayudado a sobrevivir. Cuando oscurece y nuestra capa-
cidad visual disminuye, el entorno se vuelve más peli-
groso, y nos retiramos a un sitio seguro: antes eran
cuevas; hoy son dormitorios bien climatizados. Duran- de melatonina de forma más lenta, la hipófisis produce
te el sueño, el cuerpo concentra su energía en los proce- cortisol (hormona del estrés y del despertar). Además,
sos de reparación y regeneración con el objetivo de estar libera reservas de energía, activa el metabolismo, aumenta
preparado para afrontar el día siguiente. Para que ese el nivel de azúcar en sangre y favorece la síntesis de las
período acontezca sin problemas, el ser humano desarro- proteínas.
lló distintos relojes internos que funcionan en conso- Los estudios del neurocientífico Jan Born, de la Clíni-
nancia con el ritmo de claridad y oscuridad del exterior. ca Universitaria de Tubinga, han demostrado que la li-
Pero estos también pueden alternarse a lo largo de las beración de cortisol se incrementa con rapidez una hora
veinticuatro horas del día. antes de que nos despertemos. Para su experimento,
El reloj principal de las personas se aloja en el cerebro. comunicó a los participantes que los despertarían a las
Se trata del núcleo supraquiasmático, el cual recibe la seis de la mañana, y que al día siguiente podrían dormir
información sobre si es de día o de noche a través de los hasta las nueve. En realidad, los volverían a desadorme-
ojos. Esta diminuta estructura neuronal que se halla cer a la misma hora.
encima del cruce de los dos nervios ópticos (quiasma La primera noche, en la que se avisó a los probandos
óptico) es la responsable, entre otras funciones, del trans- sobre la hora a la que los despertarían, su nivel de cortisol
curso rítmico de los mecanismos corporales. De este aumentó puntualmente una hora antes de que sonara el
modo, el núcleo supraquiasmático transmite información despertador. En cambio, en la segunda, en la que no es-
sobre el día y la noche a la glándula pineal, la cual, me- taban advertidos, el «subidón» hormonal se demoró. Por
diante la producción de melatonina (hormona del sueño), tanto, no solo nuestro reloj interior controla el cortisol,
prepara el resto del organismo para dormir. sino que también lo regulamos de manera inconsciente.
Todas las células de nuestro cuerpo pueden ser circa- Por ejemplo, cuando sabemos que al día siguiente nos
dianas. Por decirlo de un modo sencillo, funcionan como debemos levantar a las cuatro y media de la madrugada
pequeños «relojes secundarios» influenciados por el para no perder el avión. Un mecanismo muy práctico por
núcleo supraquiasmático, «el reloj maestro»; pero no si el despertador falla. H
dependen de él obligatoriamente. Así, cada órgano tiene
un reloj propio, el cual determina el patrón temporal de
su función. Por ejemplo, los relojes en el páncreas regu-
lan la producción de insulina; los del tejido adiposo, el PA R A S A B E R M Á S
almacenamiento y la descomposición de las grasas. Estos Timing the end of nocturnal sleep. J. Born et al. en Nature,
relojes son capaces de intercambiarse entre ellos y, sobre vol. 397, págs. 29-30, 1999.
todo, con el principal en el cerebro. De esta forma, están
What keeps us awake?: The role of clocks and hourglasses,
en consonancia. light, and melatonin. C. Cajochen et al. en International Review
Algunos ritmos corporales se rigen más por los es- of Neurobiology, vol. 93, págs. 57-90, 2010.
tímulos exteriores, como el día y la noche; otros, de
Die schlaflose Gesellschaft: Wege zu erholsamem Schlaf und mehr
acuerdo con el reloj interno. Entre los procesos metabó- Leistungsvermögen. H.-G Weess. Schattauer, Stuttgart, 2016.
licos relacionados con el control circadiano destacan la
producción de melatonina, la regulación de la tempera- EN NUESTRO ARCHIVO
tura corporal y la distribución de la hormona del cre-
Un órgano oculto en los ojos. Ignacio Provencio en IyC,
cimiento, que depende del sueño profundo.
julio de 2011.
Cuando nos despertamos por nosotros mismos antes
de que suene la alarma, debemos agradecérselo a la con- Nuestros relojes internos. Keith C. Summa y Fred W. Turek
en IyC, septiembre de 2015.
sonancia con la que funcionan nuestros relojes corporales.
Al parecer, el neurotransmisor cortisol desempeña una Los ritmos circadianos. Theodor Schaarschmidt en MyC n.o 71, 2015.
función importante en este proceso. En la segunda mitad Evolución de los hábitos de descanso en los humanos. Derk-
del sueño, cuando la glándula pineal regula la producción Jan Dijk y Anne J. Skeldon en MyC n.o 76, 2016.

MENTE Y CEREBRO 61 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA EXPERIMENTAL

SERIE: MÉTODOS DE INVESTIGACIÓN Muchos intentos de reproducir


los resultados que se han obtenido en célebres estudios de psicología
han fracasado. Entre los factores responsables de este fenómeno
se halla el llamado sesgo del experimentador

Cómo hacer
la psicología más fiable
AXEL CLEEREMANS Y OLIVIER KLEIN

E
n 2015, unos 270 investigadores de todo el preguntarse si el comportamiento humano ha podido
mundo se reunieron para determinar si los desempeñar una función en la dificultad de replicar los
estudios de psicología se pueden replicar, estudios, fenómeno que se conoce como el sesgo del ex-
es decir, si se pueden obtener los mismos perimentador. Quien lleva a cabo el experimento puede
resultados de un experimento previo, usan- modificar, involuntariamente, los resultados.
do los mismos métodos pero con partici- Con todo, no se trata de ninguna práctica novedosa.
pantes y científicos distintos. El filósofo de la ciencia Karl El sesgo del experimentador cuenta con una larga histo-
Popper (1902-1994) precisó en el siglo xx: «Los aconte- ria, cuyos inicios se remontan a principios del siglo xx.
cimientos singulares no reproducibles carecen de signi- En aquella época, Hans el Listo, un bello ejemplar de
ficación para la ciencia». Los científicos seleccionaron caballo berlinés, causaba sensación en todas las cortes
100 estudios, en un principio sólidos, que se habían pu- europeas: el animal sabía calcular. Cuando Wilhelm von
blicado en tres revistas sobre psicología. Reprodujeron Osten, su amo, le preguntaba cuántas mujeres del públi-
los experimentos con el fin de comprobar si obtenían los co llevaban paraguas, o incluso, sobre los factores de 28,
mismos resultados. Si bien el 97 por ciento de los traba- Hans golpeaba el suelo con la pezuña para indicar el
jos originales presentaban resultados estadísticos signi- número correcto. Hans, lógicamente, suscitaba contro-
ficativos, solo se pudieron confirmar en el 36 por ciento versias. ¿Estaban los animales dotados de razón? ¿O se
de los casos. trataba de un simple fraude?
¿Cuáles son las causas de la falta de fiabilidad? Además Con el objetivo de responder a esas preguntas, en 1904
de la poca robustez de los métodos estadísticos empleados se constituyó en Berlín una comisión formada por un
y de la tentación de exagerar los resultados, es legítimo tribunal ecléctico de personalidades, entre las que se
encontraban un director de circo, un veterinario y el
profesor Carl Stumpf (1848-1936), en aquel tiempo jefe
L O S AU TO R E S del Instituto Psicológico de Berlín. La comisión llegó a
la conclusión de que no existía ninguna trampa, pero no
Axel Cleeremans y Olivier
podía explicar las espectaculares competencias de Hans
Klein son investigadores de
la Facultad de Ciencias
el Listo. Stumpf encargó a su estudiante Oskar Pfungst
Psicológicas y de la Educa- (1874-1933) que llevara a cabo una serie de experimentos
ción de la Universidad Libre ingeniosos. Estos marcaron un hito en la psicología ex-
de Bruselas. perimental.

MENTE Y CEREBRO 62 N.O 93 - 2018


Serie: Métodos de investigación
Parte 1: Psicología más fiable
Parte 2: La calidad de los experimentos a debate (MyC 94/2019)
Parte 3: La ITV de la psicología experimental (MyC 95/2019)
ISTOCK / RICHVINTAGE

MENTE Y CEREBRO 63 N.O 93 - 2018


En síntesis: Expectativas engañosas

1 2 3
El autor de una investigación Del mismo modo que los in- Tener en cuenta estos sesgos es
puede modificar, tal vez de for- vestigadores, los probandos indispensable para asegurar la
ma inconsciente, el resultado: se tienen expectativas. Ello influ- credibilidad de los resultados
trata del sesgo del experimentador. ye en su conducta. en la psicología experimental.

El primer sesgo del experimentador Separar al experimentador del probando


Pfungst demostró que cualquier persona podía interro- Con el conductismo, corriente de la psicología que es-
gar a Hans con éxito, lo que descartaba la hipótesis de tudia el comportamiento observable y que surge en los
fraude. Asimismo, constató que el caballo se equivoca- años veinte del siglo xx, cristaliza la idea de que todo
ba con frecuencia cuando no tenía a la vista al experi- planteamiento científico del pensamiento humano debe
mentador, si aumentaba la distancia entre ambos y basarse en la introducción de cierta distancia entre el
cuando el propio interrogador desconocía la respuesta experimentador y el sujeto experimental. Este último se
correcta. Según afirmaba, Hans utilizaba indicios visua- considera neutro, intercambiable y pasivo: se examinan
les. Una investigación más detallada del caso le permi- sus reacciones (más que sus acciones) a los factores
tió descubrir que el animal utilizaba la inclinación de manipulados por el investigador. En ocasiones, incluso
cabeza de su amo como señal para empezar a dar golpes se le engaña.
con la pezuña; si este último enderezaba su cabeza, Pfungst, al introducir al caballo Hans en el laboratorio,
dejaba de golpear. La dilatación de las pupilas y fosas lo inscribe en la tradición epistemológica que va a revo-
nasales del entrenador también le revelaban que debía lucionar el mundo de la psicología. Como indicaba la fi-
parar de dar golpes. lósofa de la ciencia Vinciane Despert: «[Pfungst] hace
Pero el hallazgo crucial fue otro. Pfungst constató que pasar a Hans desde la condición de un animal que respon-
la persona no era consciente de las señales que transmi- de [a través de una interacción que supone unas expecta-
tía a Hans el Listo. En otra serie de estudios, el propio tivas] a la de un animal que reacciona [sin expectativas
Pfungst desempeñó el papel del caballo: con el puño particulares]. La reacción ocupa el centro del asunto; ella
golpeó sobre la superficie de la mesa el número correcto es la verdadera transformación que anuncia que los seres
de veces basándose en la observación de los movimientos vivos, igual que los objetos de esas ciencias que hicieron
involuntarios de las personas a las que había pedido que soñar a los psicólogos, consiguen al fin someterse a las
pensaran en un número entre cero y cien. Concluyó que, leyes que rigen el universo».
lejos de saber calcular, el caballo era un experto obser- Con el desarrollo del conductismo, los eventuales
vador. Sin embargo, ni Hans el Listo ni Von Osten (quien, efectos de las expectativas del experimentador sobre el
por cierto, nunca reconoció que su caballo era un animal comportamiento de los probandos pierden interés para
ordinario) son los que nos interesan en este artículo. los investigadores en psicología. En efecto, inspirada por
Nuestro interés se centra en el reto que supone el control un modelo epistemológico que tiene su origen en las
del sesgo del experimentador en la investigación de la llamadas ciencias experimentales, la psicología conduc-
conducta. tista se esfuerza por alcanzar una objetividad antes ini-
A lo largo de las diferentes etapas de la historia de la maginable. ¿Puede afirmarse, por tanto, que los nuevos
psicología, este sesgo ha tomado diversas formas. En sus métodos están libres de los sesgos inherentes a la inves-
inicios, a finales del siglo xix, el experimentador era a su tigación en ciencias humanas? Los trabajos que el psicó-
vez sujeto experimental. No resulta extraño, pues, que se logo Robert Rosenthal efectuó en los años sesenta lleva-
influyera a sí mismo. Hermann Ebbinghaus (1850-1909), ron a que se resolviera esta espinosa cuestión.
uno de los fundadores de la psicología experimental, de- En un experimento ya famoso, Rosenthal y Kermit
cidió memorizar listas de sílabas sin ningún significado Fode, de la Universidad Harvard, repartieron 60 ratas
para conocer los mecanismos de la memoria. Y cuando el entre 12 estudiantes con el fin de que las entrenaran a
propio experimentador no hace las veces de probando, son salir de un laberinto. Según se ha constatado, estos ani-
sus colaboradores o colegas los que sirven de cobayas; su males pueden desarrollar dicha capacidad y transmitirla
pericia y la confianza que tiene en ellos garantizan al de generación en generación. Al menos eso fue lo que
científico la credibilidad de las observaciones. De esta Rosenthal explicó a los probandos. Además, se informó
manera, el investigador se convierte en un experto adies- a la mitad de los participantes que los ejemplares que se
trado en analizar los contenidos de su experiencia subje- les había entregado eran especialmente hábiles en esta
tiva. La psicología experimental queda así sumergida en tarea; a los otros sujetos, en cambio, se les indicó que sus
una subjetividad a priori incompatible con un enfoque ratas eran bastante «torpes» en este tipo de pruebas. Du-
científico. rante cinco días, los participantes adiestraron a los múri-

MENTE Y CEREBRO 64 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA EXPERIMENTAL / SERIE: MÉTOD OS DE INVESTIGACIÓN

dos para que localizaran una recompensa en un laberinto los sujetos conocen las condiciones experimentales en
en forma de «T». las que se encuentran.
Los investigadores constataron que la capacidad de En esa misma época, el psiquiatra y psicólogo Martin
orientación de las ratas «brillantes» había mejorado con Orne (1927-2000) investigó en la Universidad de Pen-
mayor rapidez que la de sus compañeras «mediocres». silvania otro tipo de sesgo: las expectativas de los propios
A primera vista, estos hallazgos no sorprenden. No sujetos. Orne deploraba el uso de un modelo inspirado
obstante, la perspectiva cambia si se tiene en cuenta que en la física: contrariamente a los objetos de interés en
los animales se repartieron al azar; en consecuencia, los dicha ciencia, los sujetos de estudio de los psicólogos
resultados deberían interpretarse desde las expectativas eran seres conscientes. El efecto de las manipulaciones
que los estudiantes tenían con respecto al comportamiento experimentales sobre el comportamiento de los parti-
de sus ratas. De este modo, sus expectativas habían in- cipantes no solo depende de los procesos psicológicos
fluido en la manera de ocuparse de los animales: los que supuestamente tienen lugar en los experimentos,
estudiantes que pensaban que entrenaban a roedores sino también de su propia comprensión de la situación.
inteligentes se esmeraban más en su cuidado y entre- En otras palabras, el probando intenta, en todo momen-
namiento que los otros sujetos. Este estudio se sitúa en to, dar sentido a la situación experimental en la que se
el inicio del método de doble ciego, una de las técnicas halla, por lo que debe tenerse en cuenta esta interpre-
de investigación usuales hoy en día: ni los científicos ni tación a la hora de evaluar sus respuestas. No podemos

Cuando el experimentador influye sobre el sujeto


En 1996, el psicólogo John Bargh, de correr un pasillo. En 2012, el intento vestigador: si este sabe que las pa-
la Universidad Yale, y sus colegas lle- de reproducir los resultados fracasó: labras que propone se hallan aso-
varon a cabo uno de los experimen- todos los sujetos caminaron a la mis- ciadas al concepto de vejez, los
tos más célebres de la psicología so- ma velocidad, con independencia de sujetos atraviesan el corredor a me-
cial: los probandos que habían leído, las palabras que habían leído previa- nor velocidad. Ello sugiere que la
sin ser conscientes de ello, palabras mente. facilitación que promueve el con-
asociadas con el concepto de vejez El efecto de facilitación (priming) cepto de vejez puede modularse a
usaban más tiempo que los partici- descrito por Bargh sucede a causa partir de las expectativas del
pantes del grupo de control para re- de un sesgo relacionado con el in- ­experimentador.

El experimentador presenta 30 listas


de 5 palabras a unos sujetos para que
compongan una frase utilizando cuatro
Pieza de ellas. A continuación, los participantes
Tela Pieza abandonan el laboratorio. Los investigado-
Viernes de tela
suave res registran la velocidad de su andar. Los
Suave sujetos del grupo de control leen «Pieza
De
de tela suave».

Sujeto El experimentador conoce el estudio Los participantes del grupo experimen-


tal leen «Pieza de tela gris». Una de las
palabras se encuentra relacionada con el
estereotipo de persona anciana. Los suje-
Pieza tos expuestos a esta facilitación asociada
Tela Pieza al concepto de vejez caminan a menos ve-
Viernes de tela locidad que los que habían leído palabras
Gris gris neutras. El término «gris» ha influido en la
De velocidad de su marcha.

En la reproducción del estudio, los autores


constatan que todos los participantes
marchan a la misma velocidad. Solo
Pieza consiguen reproducir los resultados del
Tela Pieza experimento inicial si manipulan las expec-
Viernes de tela tativas del investigador: le informan sobre
Gris gris
el grupo al que pertenecen los sujetos
De (experimental o de control) y le indican
que algunas palabras se encuentran rela-
Sujeto El experimentador ignora el estudio cionadas con el concepto de vejez.

MENTE Y CEREBRO 65 N.O 93 - 2018


terpretación que el sujeto hace de la situación experimen-
tal, la constatación varía según las circunstancias.
En 2012, los sesgos en psicología se convirtieron en
un tema polémico cuando quisimos reproducir los céle-
bres trabajos del psicólogo John Bargh, de la Universidad
Yale, y sus colegas. El experimento que llevaron a cabo
en 1996, uno de los más citados en psicología social, es
muy simple: se pide a los participantes que construyan
frases de cuatro palabras a partir de una lista de cinco
DOMINIO PÚBLICO

vocablos que se presentan de manera desordenada. Entre


ellos aparecen algunos relacionados con el estereotipo
de una persona anciana (gris, soledad, triste, entre otras).
En el grupo de control, estas palabras «cebo» se reempla-
A principios del siglo xx, el caballo Hans se convirtió zan por otras neutras. Los sujetos ignoran que este
en una atracción para los alemanes. Se creía que era ca- ejercicio se ha ideado para exponerlos a palabras que
paz de resolver operaciones aritméticas. Al parecer, su expresan un concepto (vejez) y estudiar si esa circuns-
amo le revelaba el resultado sin ser consciente de ello. tancia ejerce un efecto sobre su conducta posterior. Una
El animal «leía» las respuestas en las posturas corpora- vez han terminado la tarea, se informa a los participantes
les y expresiones de su dueño. que pueden abandonar el laboratorio.
Es en ese momento cuando el estudio se vuelve inte-
resante. Los investigadores registran la velocidad a la que
los participantes recorren el largo corredor que lleva a la
apagar la consciencia, sencillamente, como si fuera una salida. Bargh observa que los sujetos que han sido ex-
lámpara. puestos a términos relacionados con la vejez caminan
Esta situación es capaz de cambiar de forma notable más lentamente que los participantes del grupo de control.
el modo de interpretar los resultados experimentales. Por Los autores concluyen que los primeros han interioriza-
ejemplo, si el éxito de un grupo es superior cuando sus do inconscientemente las palabras «cebo», de manera
miembros reciben 15 euros en vez de 5, ¿se debe atribuir que adaptan su conducta (la velocidad de marcha) al
el mayor éxito a una diferencia en la motivación? ¿O más estereotipo que se ha promovido a través de la actividad
bien a una diferencia en la voluntad de los sujetos, que experimental. Además, los participantes revelan que no
tienen una mayor consciencia de la inversión económica son conscientes de que se les ha expuesto a palabras
que realiza el laboratorio para el experimento? Según asociadas con la vejez ni de la peculiar velocidad de su
Orne, obviar los efectos de la «demanda experimental» caminar. Según Bargh, los estímulos ambientales pueden
conlleva el riesgo de afectar la validez de las conclusiones, influenciar nuestro inconsciente.
pero también el peligro de perjudicar la reproducción de Este método ha tenido amplias repercusiones. Por
los resultados. ejemplo, se ha comprobado que la religión fomenta el
altruismo entre las personas y que el concepto de dine-
De Rennes a Harvard ro tiene el efecto inverso, o que la atracción por el con-
Incluso si dos personas manipulan las mismas variables, cepto de profesor, frente al de secretario, aumenta el
los efectos que tienen los planteamientos experimentales número de aciertos en el juego de preguntas y respuestas
pueden variar, tal vez considerablemente, de un contex- Trivial, entre otros hallazgos.
to a otro. Factores como el prestigio del laboratorio, el
estatus del sujeto (si es estudiante, asalariado, directivo, Un estudio que no se puede reproducir
etcétera) o el conocimiento previo del experimentador, Cuando quisimos replicar el experimento de Bargh, fra-
entre otros muchos, pueden afectar la motivación de los casamos. Los participantes que habían sido expuestos a
participantes, incluso cuando el procedimiento del ex- palabras relacionadas con la vejez caminaron a la misma
perimento no varíe lo más mínimo. Todos los investiga- velocidad que los otros. Ante esta constatación, pusimos
dores en el ámbito de la psicología saben que un mismo en marcha un segundo estudio, en el que manipulamos
experimento ofrece diferentes resultados si se lleva a cabo las expectativas del experimentador con respecto al
en la Universidad Harvard o en la de Rennes. La posibi- efecto atractivo. A la mitad de los experimentadores les
lidad de reproducir los resultados es uno de los funda- anunciamos que la atracción enlentecía la velocidad de
mentos del método científico. La confianza en una hipó- la marcha, y a la otra mitad, que la aceleraba. ¿Qué ob-
tesis teórica del tipo «A aumenta B» depende de que los servamos? El efecto de atracción «barghiano» no se
investigadores que manipulan A, sea cual sea el contexto producía más que en el primer grupo. Ello demostraba
en el que lo hagan, confirmen que, efectivamente, B que los experimentadores habían influido de manera
aumenta. Cuando intervienen variables ligadas a la in- inconsciente en los sujetos. ¿Cómo? Diversos factores

MENTE Y CEREBRO 66 N.O 93 - 2018


PSIC OLO GÍA EXPERIMENTAL / SERIE: MÉTOD OS DE INVESTIGACIÓN

entraron en juego. Al medir la diferencia entre el tiempo mido provoca, en ocasiones, las mismas consecuencias.
que registraba el experimentador y el que empleaba el Este tipo de efectos no depende necesariamente de la
sujeto, observamos que los primeros alargaban, de forma presencia de un experimentador y es diferente de los
inconsciente, el tiempo que tardaban los participantes descritos anteriormente. Antes bien, responden a expec-
que habían leído palabras que evocaban la vejez. En otras tativas relacionadas con las relaciones sociales.
palabras, los experimentadores estaban influenciados por En la lógica experimental, las expectativas representan
sus propias expectativas. Ello demuestra que existe la el sesgo que perturba el examen de los procesos psicoló-
facilitación conductal, pero no se trata de un fenómeno gicos profundos, como la facilitación o el aprendizaje,
completamente intraindividual. Es posible que sea nece- que busca analizar el experimentador. La solución más
sario tenerlo en cuenta en el marco de las interacciones idónea para superar este sesgo consiste en neutralizarlo
sociales en que se presenta. mediante estrategias metodológicas, como el doble ciego,
Estos resultados confirman la intuición de Orne: los procedimientos informatizados o medidas que escapen
efectos de las expectativas pueden dificultar la confianza al control consciente. Estas diferentes prácticas mejoran,
de los investigadores en la estabilidad de los resultados indudablemente, la validez de los resultados.
experimentales. La publicación de nuestro estudio, junto Pero el deseo de controlar cada uno de los sesgos también
a los de otros investigadores, ha contribuido a desarrollar comporta el riesgo de considerar al sujeto como un agente
iniciativas para mejorar la fiabilidad de los conocimientos aislado del mundo exterior. Todos los controles del mundo
en psicología. Entre ellas destacan medidas como facilitar no podrían pasar por alto el hecho de que la experimentación
la publicación de los intentos de reproducción no conclu- psicológica es una situación social que implica necesaria-
yentes, posibilitar a los autores el registro del plan del ex- mente la interacción de un investigador con un sujeto, in-
perimento antes de llevarlo a cabo, y proporcionar de cluso cuando un ordenador actúa como intermediario.
antemano detalles sobre la metodología del estudio en el Estas dinámicas influyen sobre las expectativas del
cuerpo del artículo. participante y la relación que tiene con el investigador. Por
Con frecuencia, los psicólogos parecen sorprendidos las mismas razones, afectan a su comportamiento, si se
al percatarse de que tanto los sesgos en los experimenta- consideran los procesos psicológicos fundamentales. Al
dores como las expectativas de los sujetos son susceptibles querer eliminar todos los efectos de la expectativa se corre
de modificar los efectos observados. Pero ese asombro el riesgo de formarse una visión distorsionada del fenó-
resulta sorprendente por sí mismo a la luz de los nume- meno que se quiere investigar. ¿No es el efecto de facilita-
rosos estudios que ponen en evidencia la importancia ción, como lo entiende Bargh, un sesgo de la experimen-
del efecto placebo. tación? No. Lo que sugiere es que el ambiente influye sobre
nuestros comportamientos.
¿Se puede controlar el sesgo? Poner anteojeras al caballo Hans para neutralizar las
Los efectos de las expectativas cuando se consume un expectativas de su dueño, ¿no nos hace pasar por alto
placebo quedan bien patentes en un estudio de Michael D. el aspecto más fascinante de su comportamiento, es
Storms, de la Universidad de Kansas, y Richard E. Nisbett, decir, su capacidad de ver los más mínimos movimien-
de la Universidad de Michigan, de 1970. Los investigado- tos de Von Osten? Tal vez sean hoy los propios psicó-
res administraron un placebo a pacientes que padecían logos quienes llevan anteojeras al creer que sus experi-
insomnio. Explicaron a la mitad de ellos que la sustancia mentos se encuentran purificados del contexto social
era relajante, y a la otra mitad, que era excitante. ¿Se dur- del cual forman parte. H
mieron antes los sujetos que habían tomado el placebo © Cerveau & Psycho
supuestamente relajante? No. Aquellos que habían consu-
mido el placebo supuestamente «excitante» cayeron antes
en los brazos de Morfeo. Storms y Nisbett interpretaron
PA R A S A B E R M Á S
sus resultados a partir de la teoría de la atribución: los
participantes que habían tomado la sustancia «excitante» Hans, le cheval qui savait compter. V. Despret. Les empêcheurs
atribuyeron sus dificultades para conciliar el sueño a la depenser en rond, 2004.
tableta más que al propio estado. En cambio, los que habían Behavorial priming: It’s all in the mind, but whose mind?
ingerido el placebo «relajante» se alteraron al constatar que S. Doyen et al. en PloS One, vol. 7, e29081, 2012.
tenían las mismas dificultades. Trabajos más recientes Contextual sensitivity in scientific reproducibility. J. J. van
demuestran que la influencia de un placebo depende Bavel et al. en PNAS, vol. 113, págs. 6454-6459, 2016.
también de características (aparentemente) insignificantes,
como la forma del comprimido o su color. EN NUESTRO ARCHIVO
Se sabe que beber alcohol produce diferentes efectos Claves de la motivación. Nikolas Westerhoff en MyC n.o 52, 2012.
psicológicos: entre ellos, disminuye las inhibiciones, aumenta
la autoestima e incrementa la agresividad. En cambio, no La mente inconsciente. John A. Bargh en IyC, marzo de 2014.
es tan sabido que el simple hecho de creer haberlo consu- Experimentos evanescentes. David Teira en IyC, noviembre de 2015.

MENTE Y CEREBRO 67 N.O 93 - 2018


ISTOCK / BOBBIEO

MENTE Y CEREBRO 68 N.O 93 - 2018


NEURO CIENCIA

MALESTAR GESTACIONAL A muchas embarazadas les molesta el más


nimio estímulo olfativo: ya sea el humo del cigarrillo del vecino, el
desodorante de la pareja o el olor de su mascota. ¿Por qué?

Náuseas durante
el embarazo ANNA VON HOPFFGARTEN

En síntesis: ¿Un olfato más fino?

1
La mayoría de las mujeres gestantes cree que su ca­
pacidad olfativa mejora durante el embarazo. Con
frecuencia, esa nariz más «sensible» se acompaña
de malestar y vómitos.

2
Sin embargo, los estudios revelan que el umbral
olfativo no disminuye durante el embarazo. Lo
que varía es la percepción de los estímulos olfati­
vos: ciertos olores resultan, de repente, desagradables.

3
La sensibilidad olfativa y las náuseas se deben a
unas hormonas relacionadas con la gestación, en­
tre ellas, la gonadotropina coriónica humana.

MENTE Y CEREBRO 69 N.O 93 - 2018


L
as intervenciones en el foro en línea sobre el ¿cómo se explica la tan extendida creencia de que poseen
embarazo resultan descriptivas y reveladoras. un olfato más sensible?
«¡Auxilio! De repente todo huele mal. Antea­ Posiblemente, durante la gestación cambian algunos
yer bañé a mi perro; ahora su olor me pare­ aspectos del olfato que van más allá del puro umbral de
ce repugnante. No lo puedo tener cerca. El percepción. Leslie Cameron, psicóloga del Colegio Car­
perfume de mi hija, el olor de mi marido, de thage en Kenosha, investigó si las gestantes percibían los
mi cocina, del comedor... todo apesta. ¿Conocéis esta olores como más intentos. Así fue. Las futuras madres
situación?» «Me sucedió algo parecido durante el emba­ describieron el 75 por ciento de los aromas como algo
razo. Todo me provocaba malestar y náuseas. El suavi­ más fuertes que las participantes no embarazadas. La
zante, el jabón, el dentífrico, el detergente del lavaplatos, investigadora descubrió otra particularidad: ciertos
el ambientador. Incluso el olor de las almohadas. ¡Era olores resultaban más desagradables que otros. El humo
terrible!» de cigarrillo, el café y el ron encabezaban la lista de los
Estos dos comentarios cristalizan la experiencia de olores «repugnantes»; también destacaban algunos aromas
muchas mujeres gestantes, sobre todo, en los primeros «sociales», entre ellos, el sudor y el perfume. Esta valora­
meses de embarazo. De hecho, las encuestas revelan que ción negativa se presentaba, sobre todo, en los primeros
alrededor de dos tercios de las futuras madres perciben meses del embarazo.
que su sentido olfativo es más sensible que antes. A me­ En resumen, cuando una mujer embarazada asegura
nudo, ello se acompaña de náuseas e, incluso, de vómitos. que se ha vuelto «más sensible a los olores», ello no sig­
Algunas embarazadas se muestran tan sensibles a los nifica que tenga un olfato más fino. Antes bien, valora el
olores que preferirían no tener que abrir nunca más la estímulo oloroso de manera diferente; por lo común, lo
puerta del frigorífico. encuentra desagradable («todo apesta»). Más que de un
¿Qué se esconde detrás de estas informaciones subje­ efecto puramente sensorial, de hecho, se trata de un efec­
tivas? ¿Es cierto que las embarazadas poseen un olfato to cognitivo.
más fino? Para averiguarlo, se expuso a un grupo de
mujeres, entre ellas algunas gestantes, a sustancias que Olores molestos en el punto de mira
desprendían olores de distinta intensidad. Las partici­ Diversos estudios efectuados con electroencefalografía
pantes debían indicar, presionando un botón, si percibían (EEG) también apuntan en ese sentido. El psicólogo Jonas
el olor. En caso de que la respuesta fuera afirmativa, los Olofsson y sus colaboradores de la Universidad de Esto­
experimentadores repetían la prueba con un estímulo colmo solicitaron a unas mujeres, embarazadas y no
olfativo menos intenso. El proceso se repetía tantas veces embarazadas, que olieran una sustancia de un aroma
hasta que las participantes dejaban de pulsar el botón del intenso mientras registraban su actividad cerebral. El
«sí». En ese momento, los investigadores aumentaban EEG solo reveló diferencias relacionadas con procesos
de nuevo la concentración de las moléculas olorosas de cognitivos, entre ellos, la percepción consciente y la
manera progresiva, y en cada prueba repetían la pregun­ atención. Por el contrario, no existían diferencias en el
ta. De esta forma, establecieron el umbral de percepción procesamiento sensorial.
olfativa de cada una de las mujeres. Con todo, continúa sin estar claro por qué la escala
A pesar de los comentarios subjetivos, como los que valorativa de los olores se modifica durante el embarazo.
se pueden leer en el foro sobre el embarazo o los que oímos Los investigadores sospechan que ello guarda una estre­
de primera mano en nuestro entorno, los científicos no cha relación con el malestar que presenta la mayoría de
han hallado ninguna relación entre el estado de gestación las gestantes. Según las encuestas, más del 85 por ciento de
y un aumento de percepción olfativa. Numerosos equipos las futuras madres sienten indisposición y náuseas en los
han efectuado el experimento descrito, algunos de ellos primeros meses de embarazo, estado que se manifiesta
modificándolo un poco y usando distintas sustancias con síntomas diversos. Así, algunas mujeres solo sufren
aromáticas (anís, mentol, pescado, entre otras), mas molestias leves en el abdomen, mientras que a otras el
ninguno ha obtenido resultados definitivos. Tampoco la simple hecho de pensar en un alimento determinado les
capacidad de identificar y denominar determinados revuelve el estómago. Por otra parte, un 3 por ciento de
olores parece que se altere en las embarazadas. Entonces, las embarazadas sufren una forma grave de náuseas, la
denominada hiperemesis gravídica. En estos casos, los
vómitos causan con frecuencia una gran pérdida de lí­
quido y alimento, por lo que deben acudir al hospital
para evitar la deshidratación, entre otros problemas. Por
lo general, los síntomas disminuyen a partir del cuarto
L A AU TO R A o quinto mes de embarazo. Solo en contadas ocasiones
Anna von Hopffgarten es bióloga se mantienen hasta el noveno mes.
y redactora de Gehirn und Geist, En este contexto un particular fenómeno llama la
edición alemana de Mente y Cerebro. atención: las mujeres que pierden el sentido del olfato

MENTE Y CEREBRO 70 N.O 93 - 2018


NEURO CIENCIA / MALESTAR GESTACIONAL

Alarma encefálica
La barrera hematoencefálica blinda al ce-
rebro de las sustancias potencialmente da-
ñinas que circulan por el torrente sanguí-
neo. En cambio, el área postrema, en el
bulbo raquídeo, no posee ningún «muro
de defensa», lo que facilita que las sustan-
cias tóxicas penetren en ella a través de las
pequeñas aberturas que presentan las pa-
redes de los vasos sanguíneos que la atra-
viesan. Con el fin de protegerse utiliza
otro «sistema de alarma»: unas neuronas
Tronco del encéfalo dotadas de receptores específicos para di-
(bulbo raquídeo) Centro versos tóxicos y que conforman la llamada
del vómito zona emetógena de quimiorreceptores. En
caso de intoxicación, esta y el centro cere-
YOUSUN KOH

Zona emetógena
de quimiorreceptores bral del vómito se ponen en acción y pro-
Área postrema vocan que vomitemos.

después del parto prácticamente no han padecido sínto­ son más vulnerables de padecer una intoxicación alimen­
mas de malestar durante el embarazo. También se obser­ taria porque su sistema inmunitario se encuentra debi­
va la relación contraria, a saber, quien siente una marca­ litado durante los primeros tres meses de gestación. Ello
da aversión a los olores, por lo general, tiene náuseas. hace que no sea capaz de eliminar un agente que puede
¿Por qué la naturaleza ha dispuesto que tantas mujeres afectar al embrión.
se sientan mal al principio del embarazo? Según múltiples Las ventajas de esta «incómoda» estrategia de la na­
estudios, el malestar y el estrés de la madre pueden re­ turaleza resultan notorias: las embarazadas que padecen
percutir en la salud psíquica y corporal del feto. Entonces, molestias tienen un menor riesgo de perder el feto du­
¿qué justificación tiene este martirio? rante los primeros meses. Si la futura madre vomita de
Para hallar la respuesta, es inevitable preguntarse por vez en cuando, esa probabilidad disminuye todavía más.
las ventajas evolutivas. En primer lugar, debe tenerse en No obstante, este principio no se sostiene en la hipere­
cuenta que los primeros tres meses de embarazo repre­ mesis gravídica grave. En este caso, la naturaleza falla
sentan una época particularmente relevante para la en su objetivo. Cuando la mujer no ingiere suficiente
nueva vida. En el feto se están formando los órganos alimento, el feto no puede desarrollarse de manera ade­
(entre ellos, el sistema nervioso central, incluido el cere­ cuada, y la consecuencia es, muchas veces, un recién
bro), y las sustancias dañinas representan un gran riesgo nacido de bajo peso o un parto prematuro. El tratamiento
para el organismo. Por ese motivo, los investigadores y de estas gestantes se basa, en general, en fármacos o en
médicos sospechan que el malestar durante el embarazo la administración de líquidos y alimentos por vía intra­
ejerce una función protectora, puesto que evita que la venosa.
madre ingiera alimentos potencialmente nocivos (carne Existen otras teorías sobre el fin evolutivo del malestar
o pescado en mal estado, verduras amargas, etcétera). De gestacional. Una de ellas sostiene que reduce el deseo
hecho, las náuseas resultan más intensas entre la semana sexual de la futura madre, a la vez que recuerda al poten­
6 y 18 de la gestación, período en el que el desarrollo de cial compañero: «Esta mujer está embarazada». De esa
los órganos del embrión presenta una mayor vulnerabi­ forma, libera a la mujer del interés que puede causar en
lidad. otros hombres, lo que le permite concentrarse junto con
Según una investigación de Human Relations Area el padre en la llegada del futuro hijo. Otra de las teorías
Files, organización estadounidense sin ánimo de lucro niega que el malestar gestacional tenga un sentido. Según
que analiza el modo de vida de los pueblos tradicionales, expone, se trata de un efecto secundario de la reorgani­
las náuseas gestacionales no se observan en las culturas zación fisiológica que experimenta el organismo mater­
que llevan una alimentación vegana y basada sobre todo no, en la que destaca un súbito cambio hormonal. No
en cereales. Los productos de origen animal están más existe ningún otro motivo.
expuestos a los parásitos y a otros agentes patógenos, en Resulta difícil demostrar las hipótesis que intentan
particular, si se conservan a temperatura ambiente. Los explicar el objetivo evolutivo de un fenómeno. Por ello,
investigadores advierten que las mujeres embarazadas los investigadores se centran en la búsqueda de las causas

MENTE Y CEREBRO 71 N.O 93 - 2018


NEURO CIENC IA / MALESTAR GESTACIONAL

fisiológicas responsables de las náuseas durante el emba­ tienen pequeñas aberturas a través de las cuales pueden
razo. Una línea de estudio pone su atención en la gona­ penetrar sustancias, algunas de ellas tóxicas, usa otro
dotropina coriónica humana (hCG), hormona que se sistema de protección: está dotada de unas neuronas con
produce en la placenta. Se ha encontrado que el sentido receptores para captar los tóxicos. Estas conforman la
del olfato de las embarazadas varía de manera simultánea llamada zona emetógena de quimiorreceptores. De este
con la concentración de la hCG. modo, permiten que reaccionemos con rapidez ante una
A partir de estudios sobre la denominada «dieta intoxicación, provocándonos el vómito.
hCG» se ha constatado el efecto (secundario) de dicha La función de esta región fue descubierta en los años
hormona. El tratamiento para adelgazar con hCG se sesenta por neurocirujanos estadounidenses. Tras extir­
desarrolló en los años cincuenta del siglo pasado. Con­ par una parte del área postrema a pacientes que padecían
siste en comer muy poco (un máximo de 500 kilocalorías vómitos irreprimibles, comprobaron que estos desapare­
diarias) y recibir una inyección intramuscular de la hor- cían. Es probable que, en el embarazo, el área postrema
mona, la cual debe disminuir la sensación de hambre. sea extraordinariamente sensible, posiblemente debido
Este plan de adelgazamiento funcionaba y, curiosamen­ a los efectos de las hormonas propias de la gestación,
te, también actuaba sobre el sentido del olfato. En los entre ellas, la hCG.
foros dedicados a la dieta hCG pueden leerse comenta­ También se baraja la posibilidad de que los estrógenos
rios similares a los de las embarazadas. «No puedo y la progesterona puedan ser responsables del malestar
dormir acostada sobre el lado izquierdo porque me gravídico. Algunas mujeres presentan náuseas después
molesta el olor de mi marido, pero tampoco sobre el de tomar la píldora anticonceptiva, que, por lo general,
derecho, porque huelo los paquetes de varitas de incien­ contiene estrógenos y progesterona. Algunos investiga­
so que guardo en el cajón de la mesita de noche. ¡Es dores señalan que estas hormonas disminuyen el peris­
absurdo!», relata una mujer. taltismo del estómago, por lo que el alimento permane­
ce allí durante más tiempo antes de alcanzar el intestino
El sensible centro del vómito delgado. Esta idea concuerda con la sensación de «tener
Por lo general, las náuseas durante el embarazo son más una bola en el abdomen» que manifiestan muchas em­
intensas cuando la liberación de la hCG es máxima. Ello barazadas. John Walsh, de la Facultad de Medicina de
ocurre entre las semanas 12 y 14 de gestación. Asimismo, la Universidad de Michigan, consiguió calmar el estó­
el malestar resulta más acentuado en las mujeres que mago de sus pacientes mediante preparados de proges­
presentan unos niveles sanguíneos de hCG elevados (por terona y estrógenos, como sucede en la gestación.
ejemplo, en embarazos múltiples o cuando el feto sufre De manera similar a lo que ocurre en numerosos
una trisomía 21). Esta observación llevó a que el médico trastornos físicos y psíquicos, en el malestar durante el
y bioquímico Zhenmin Lei, junto con sus colaboradores embarazo existe toda una red de posibles causas. Tal
de la Universidad de Louisville, indagara la existencia de vez algún día, los científicos sean capaces de identifi­
receptores de la hCG en el cerebro. carlas e interrelacionarlas, de manera que contribuyan
Los encontraron. Los receptores de la hCG se localizan a la creación de nuevos tratamientos para los casos más
en diversas áreas del encéfalo: desde el hipocampo hasta graves.
el cerebelo. También en la llamada área postrema, una Con todo, para las embarazadas que padecen un ma­
región que está en estrecha relación con el centro cerebral lestar y unas náuseas leves, existe un dato tranquilizador:
del vómito y que presenta una particularidad: se aloja los vómitos desaparecerán en algún momento, a lo sumo,
fuera de la barrera hematoencefálica. Como las paredes al cabo de nueve meses. Por lo general, la experiencia
de los vasos sanguíneos que atraviesan el área postrema acaba valiendo la pena. H

PA R A S A B E R M Á S

Olfactory and chemosomatosensory function in pregnant women assessed with event-related potentials. J. K. Olofson et al.
en Physiology & Behavior, vol. 86, pags. 252-257, 2005.
Pregnancy and olfaction: A review. E. L. Cameron en Frontiers in Psychology, vol. 5, art. 67, febrero de 2014.
Nausea and vomiting of pregnancy: What’s new? M. Bustos et al. en Autonomic Neuroscience: Basic and Clinical, pags. 62-72, 2017.

EN NUESTRO ARCHIVO

El cerebro maternal. Craig H. Kinsley y Kelly G. Lambert en IyC, marzo de 2006.


Cerebro y maternidad. Craig H. Kinsley y Elisabeth Meyer en MyC n.o 58, 2013.

MENTE Y CEREBRO 72 N.O 93 - 2018


ENTREVISTA

HISTORIA DE LA MEDICINA El catedrático de historia


HEINER FANGERAU, del Hospital Clínico de Düsseldorf, dirige una
investigación que desvela la participación de los neurólogos
en los crímenes del nacionalsocialismo

«Queremos
­devolver su nombre
a las víctimas»
En su investigación estudia el papel que Psychiater], que estaba dominada por los psiquiatras y en
desempeñaron los neurólogos durante el período na- la que imperaba una ideología de eugenesia, permitiría
cionalsocialista. ¿Por qué aparece esta cuestión ahora, controlar mejor las sociedades médicas. Un psiquiatra,
más de setenta años después? Ernst Rüdin, se hizo cargo de la presidencia. Todo eso
Tras la Segunda Guerra Mundial se vivieron distintas llevó a que la neurología se viera como una disciplina de
fases en las relaciones con el nacionalsocialismo. Justo poco peso durante un tiempo. Sin embargo, nuestro
después de 1945, los aliados llevaron a cabo la desnazi- trabajo muestra una imagen diferente.
ficación. Luego, la sociedad trató de sepultar su oscuro
pasado. Pero la generación inmediatamente posterior ¿Cuáles son los resultados más importantes de su in-
dejó de hacer la vista gorda: durante el movimiento de vestigación?
1968, los jóvenes se mostraron indignados ante lo poco La neurología estaba muy implicada en los crímenes del
que se había tratado el Tercer Reich. En las sociedades nacionalsocialismo. La eugenesia nazi sirvió, junto con
médicas, el conflicto con el pasado se prolongó todavía argumentos de compasión e ideas de reducción de costes,
por más tiempo. La investigación de los crímenes no para justificar la matanza sistemática de más de 70.000 per-
empezó hasta los años ochenta. El hecho de que el estu- sonas con discapacidad y enfermas, a lo que los nazis
dio histórico de la neurología no se haya recopilado de llamaron de forma eufemística «eutanasia». En ese pro-
forma sistemática hasta los últimos años también tiene ceso no solo estaban implicados psiquiatras, sino también
que ver con la fusión forzosa de neurólogos y psiquiatras neurólogos. Pero diferenciar quiénes eran neurólogos y
en 1935. Poco antes, la neurología había empezado a quiénes psiquiatras no siempre resulta sencillo. Los mé-
emanciparse de la psiquiatría. La idea subyacente era
ceder los fenómenos psíquicos difíciles de abarcar a los
psiquiatras y concentrarse en los trastornos anatómicos.
Los nacionalsocialistas frustraron esa aspiración. Espe- «La neurología estaba
raban que una gestión conjunta de ambas especialidades
a través de la llamada Sociedad de Neurólogos y Psiquia-
implicada en los crímenes
tras Alemanes [Gesellschaft Deutscher Neurologen und del nacionalsocialismo»

MENTE Y CEREBRO 73 N.O 93 - 2018


HOSPITAL CLÍNICO DE ULM; CON LA AUTORIZACIÓN DE HEINER FANGERAU
H E I N E R FA N G E R AU

Es catedrático de historia, teoría y ética de la medicina


en el Hospital Clínico de Düsseldorf. Investiga, entre
otras cuestiones, el papel de la neurología en la época timación científica para sus medidas de política racial.
del nacionalsocialismo. Desde 2014, a instancias de la Los médicos debían desempeñar un importante papel en
Sociedad Alemana de Neurología, analiza el estado ac- este Estado. El cuerpo médico alemán, por desgracia,
tual del estudio en torno a este tema. estaba muy dispuesto a adherirse al régimen.

¿Qué investigaban los neurólogos en esa época?


Por un lado, estudiaban enfermedades como la epilepsia.
dicos examinaban a los pacientes, y al que consideraban Buscaban, sobre todo, diferenciar las formas hereditarias
molesto o incapaz de trabajar lo trasladaban a un centro de las no hereditarias para poder someter a una esterili-
de eutanasia, donde lo mataban. Los neurocientíficos zación forzosa a los pacientes con esa carga genética, de
utilizaban el cerebro de los asesinados en sanatorios y acuerdo con la pérfida eugenesia nacionalsocialista. El
centros psiquiátricos para investigar. segundo foco de interés de la investigación radicaba en
la anatomía cerebral. A partir de las numerosas muestras
¿Qué le ha impactado más? cerebrales obtenidas mediante los asesinatos disfrazados
Me parecen espantosas la naturalidad con la que muchos de eutanasia, los neurólogos analizaban la estructura, la
médicos utilizaban muestras corporales de los asesinados, función y la patología del encéfalo.
así como la indiferencia con la que llevaban a cabo o
autorizaban experimentos con sus pacientes. Después de ¿Qué sucedió con esos conocimientos y esas muestras
la guerra, estos crímenes en nombre de la ciencia se ca- después de 1945?
muflaron como hechos aislados. Detrás de estos no se En la posguerra, los resultados de esos estudios inhuma-
encontraban personas sádicas que actuaban solas, sino nos se incorporaron a la investigación posterior. Los
que una gran parte de la neurología académica estaba cerebros y tejidos conservados, como cortes cerebrales
integrada en el sistema nacionalsocialista. Era un toma de víctimas de la eutanasia, permanecieron en su mayo-
y daca: los científicos conseguían posibilidades de inves- ría en los institutos y se continuaron utilizando como
tigación y subvenciones estatales para su trabajo y, en material de estudio. Por ejemplo, en el Instituto Alemán
contrapartida, los nacionalsocialistas obtenían una legi- de Psiquiatría, el actual Instituto Max Planck de Psiquia-

MENTE Y CEREBRO 74 N.O 93 - 2018


ENTREVISTA / HISTORIA DE L A MEDICINA

tría de Múnich, existía una gran colección anatómica. Al nar a los pacientes que debían ser asesinados. El Institu-
parecer, los científicos no pudieron resistirse a ese legado to Emperador Guillermo recibía para su investigación
espeluznante durante mucho tiempo. Solo a partir de la numerosos cerebros de víctimas de la eutanasia y, como
insistencia de periodistas e historiadores, sobre todo de se sabe en la actualidad, los responsables sabían perfec-
Israel, las colecciones anatómicas alemanas comenzaron tamente de dónde procedían las muestras.
a examinarse como muestras incriminatorias. En los años
noventa, muchas de ellas se extrajeron de los archivos y ¿Cómo determina usted si alguien era un seguidor
se enterraron. Sin embargo, desde el punto de vista actual, convencido del régimen o solo un simpatizante?
estos entierros masivos no se hallan exentos de problemas, No siempre resulta tan patente como en el caso de Spatz
ya que de esta manera resultaba todavía más complicado y Hallervorden. En el caso de Heinrich Pette, por ejemplo,
identificar a las personas asesinadas. Al fin y al cabo, uno quien dirigió la división de neurología de la Sociedad de
de los objetivos de la investigación histórico-médica es Neurólogos y Psiquiatras Alemanes fundada en 1935, por
devolver su nombre a las víctimas, a las que se degradó ahora no podemos demostrar su colaboración en la eu-
reduciéndolas a números. tanasia. Si quisiéramos saber si una figura histórica se
encontraba implicada en el sistema nacionalsocialista,
¿Qué neurólogos participaron de manera destacada en naturalmente podría formularse la siguiente pregunta:
los crímenes del nacionalsocialismo? ¿era miembro de una organización nacionalsocialista?
Dos personalidades fundamentales son el neuropatólogo Pero eso sería demasiado fácil. Al fin y al cabo, un gran
Hugo Spatz y el neurocientífico Julius Hallervorden. número de personas se afiliaron más tarde o más tem-
Ambos trabajaban en el Instituto Emperador Guillermo prano al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán sin
para la Investigación del Cerebro en Berlín. En 1937, bajo actuar de acuerdo con los principios del nacionalsocia-
la dirección de Spatz, el centro se abrió a la política racial lismo. Por esa razón también nos fijamos en la referencia
y de salud hereditaria nacionalsocialista. Hallervorden temporal: ¿ingresó en el partido antes de 1933, justo
dirigía allí la sección «Investigación de seguimiento», después de la toma de poder, o era un aspirante al parti-
dentro del Departamento de Histopatología y en relación do cuando hubo una limitación en las admisiones? Otros
con el llamado «Programa de eutanasia». Junto con sus puntos de referencia importantes son los contactos
colaboradores investigaban, entre otras cuestiones, las personales con funcionarios nacionalsocialistas, las
enfermedades neurológicas y psiquiátricas hereditarias, apariciones en actos políticos, las publicaciones en revis-
información que servía como fundamento para seleccio- tas nacionalsocialistas y la denuncia de compañeros de
CON LA AUTORIZACIÓN DEL ARCHIVO DE LA SOCIEDAD MAX PLANCK, DAHLEM (BERLÍN)

El Instituto Emperador Guillermo para la Investigación del Cerebro de Berlín, inaugurado en


1930, estaba considerado el centro neurocientífico más moderno del mundo. En este lugar,
cientos de cerebros de víctimas de la eutanasia se utilizaron para fines científicos.

MENTE Y CEREBRO 75 N.O 93 - 2018


trabajo. Pette, por ejemplo, subió al escenario en actos El premio Hugo Spatz no cambió de nombre hasta 1999,
relevantes y se expresó una y otra vez en favor de la po- tras la intervención de uno de los galardonados. Pette, a
lítica de salud de la época. Sin embargo, todavía no está diferencia de Spatz, es un personaje más ambiguo, cuyo
claro si delató a colegas o si quizás incluso los protegió. papel todavía resta por aclarar.

Unos premios de la Sociedad Alemana de Neurología Cuando acabó la guerra, ¿tuvieron que responder los
llevaron el nombre de Spatz y Pette. ¿Cómo es posible? neurólogos por sus crímenes?
Después de la guerra, las asociaciones de médicos ale- En los juicios de Núremberg solo fueron acusados vein-
manas elaboraron su propia interpretación. Se conven- te médicos; entre ellos, Herta Oberheuser, la única mujer
cieron de que en los crímenes solo habían participado que había participado en experimentos con humanos en
médicos a título individual, y que ya habían rendido un campo de concentración. Los demás médicos culpa-
cuentas en los juicios de Núremberg o habían sido cap- bles, incluidos los que habían trabajado en el Instituto
turados durante la guerra. En aquella época, Spatz y Emperador Guillermo, no fueron encausados. En los años
Hallervorden eran neurólogos reconocidos, por lo que a sesenta volvió a haber una oleada de procesos, que afec-
sus colegas y alumnos les costaba atacarlos por su parti- tó sobre todo a psiquiatras. Neurólogos importantes como
cipación en el régimen nacionalsocialista. Las protestas Hallervorden y Spatz, por el contrario, continuaron su
surgieron casi exclusivamente del extranjero. En 1953, carrera en la República Federal Alemana.
cuando Hallervorden debía comparecer en el Congreso
internacional de neurología que se celebraba en Lisboa, ¿Hubo neurólogos que opusieron resistencia?
los asistentes de los Países Bajos protestaron con tanta Junto con los neurólogos expulsados, los deportados, los
vehemencia que la conferencia tuvo que ser cancelada. empujados al suicidio y aquellos considerados no arios

Neurólogos controvertidos de la época nacionalsocialista


Julius Hallervorden (1882-1965) dirigió el Departamento de Histopatología del Instituto
CON LA AUTORIZACIÓN DEL ARCHIVO DE
LA SOCIEDAD MAX PLANCK, DAHLEM

Emperador Guillermo para la Investigación del Cerebro en Berlín. Ingresó en la SS (Es-


cuadrón de Protección) en 1933. Cinco años después, Adolf Hitler lo nombró catedráti-
co. Además, era director del Departamento Exterior de la Academia Médica Militar. En
1922 describió, junto con Hugo Spatz, una enfermedad neurodegenerativa rara: el sín-
drome de Hallervorden-Spatz.
(BERLÍN)
CON LA AUTORIZACIÓN DE LA SOCIEDAD

Heinrich Pette (1887-1964) se afilió al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán


ESPAÑOLA DE NEUROLOGÍA, MUSEO

(NSDAP) y a otras organizaciones nazis en 1933. Era uno de los firmantes de la declara-
ción de apoyo a Adolf Hitler y al estado nacionalsocialista por parte de los profesores e
investigadores alemanes. En 1950, fundó la Sociedad Alemana de Neurología, que presi-
ARCHIVO HISTÓRICO

dió hasta 1952. En 1957 recibió la Cruz Federal al Mérito. En la actualidad, la Sociedad
Alemana de Neurología sigue otorgando el Premio Heinrich Pette.
CON LA AUTORIZACIÓN DEL ARCHIVO DE
LA SOCIEDAD MAX PLANCK, DAHLEM

Ernst Rüdin (1874-1952) era un psiquiatra suizo alemán y presidente de la Sociedad Ale-
mana de Neurólogos y Psiquiatras. En 1933 se convirtió en presidente del Consorcio de
Trabajo para la Eugenesia y la Política Racial del consejo consultivo de expertos de polí-
tica racial y demográfica. En 1939, Adolf Hitler le concedió la medalla Goethe de las ar-
tes y las ciencias. Durante la desnazificación después de la Segunda Guerra Mundial, se
(BERLÍN)

le consideró simpatizante.
CON LA AUTORIZACIÓN DEL ARCHIVO DE
LA SOCIEDAD MAX PLANCK, DAHLEM

Hugo Spatz (1888-1969), neuropatólogo, dirigió desde 1937 el Instituto Emperador


Guillermo para la Investigación del Cerebro de Berlín, donde se investigaron alrededor
de 700 cerebros de víctimas de la eutanasia. En 1943 fue nombrado teniente coronel
médico. Cuando terminó la guerra dirigió el Instituto Max Planck de Investigación del
Cerebro en Giessen. Hasta 1999 dio nombre a un premio de la Sociedad Alemana de
(BERLÍN)

Neurología.

MENTE Y CEREBRO 76 N.O 93 - 2018


ENTREVISTA / HISTORIA DE L A MEDICINA

CON LA AUTORIZACIÓN DEL ARCHIVO DE LA SOCIEDAD MAX PLANCK, DAHLEM (BERLÍN) (recorte)

La colección de muestras del Instituto Emperador Guillermo para la Investigación del Cerebro comprendía
más de 110.000 cortes cerebrales y otras piezas tisulares de pacientes asesinados.

y asesinados, hubo algunos que pudieron permanecer en hicieron una importante contribución a la ciencia. Muchos
el país, pero no se adhirieron por voluntad propia al ré- de sus nombres se eliminaron de la bibliografía especia-
gimen nacionalsocialista. Los documentos de la época lizada. La historia muestra de forma espantosamente
revelan, por ejemplo, que se daban diferencias entre los clara lo que las personas están dispuestas a hacer con sus
neurólogos con consulta propia y los de hospitales clíni- semejantes en nombre de la investigación médica mo-
cos en los casos de pacientes a los que había que efectuar derna. Saber lo que ocurrió en el pasado tal vez no nos
una esterilización obligatoria. En las zonas rurales, en las proteja del desarrollo equivocado, pero, al menos, servi-
que los médicos mantenían una relación personal con rá de advertencia. H
los pacientes y sus familiares, se derivaban menos enfer-
mos. En cambio, en las regiones urbanas, donde los Entrevista realizada por Corinna Hartmann, redactora en prácti-
médicos trabajaban en instituciones públicas y no existía cas de Gehirn und Geist, edición alemana de Mente y Cerebro, y
una relación tradicional de médico de cabecera, las de- Andreas Jahn, jefe de la sección de medicina de la misma revista.
rivaciones eran más frecuentes. De neurólogos que se
enfrentasen al régimen, hasta la fecha sabemos muy poco.
Queremos analizar este aspecto en otra investigación.

¿Cómo reaccionan las generaciones de médicos actua- PA R A S A B E R M Á S


les a los resultados de su estudio? Neurologie und Neurologen in der NS-Zeit. Dirigido
Afortunadamente, los médicos jóvenes tienen un gran por M. Grond y T. Thiekötter en Der Nervenarzt, vol. 87,
interés por la historia de su especialidad. Hasta ahora, número especial, 2016.
muchos de ellos no conocían la participación de los Kinder- und Jugendpsychiatrie im Nationalsozialismus und
neurólogos alemanes en los crímenes del nacionalsocia- in der Nachkriegszeit: Zur Geschichte ihrer Konsolidierung.
lismo, por lo que les parece todavía más importante que H. Fangerau y S. Topp; editado por K. Schepker. Springer,
se conserve ese recuerdo. Pero, de modo aislado, también ­Heiderlberg, 2017.
surgen otras opiniones. Nosotros queremos oponernos
al olvido. Por eso, en el futuro trabajaremos para recons- EN NUESTRO ARCHIVO
truir las vidas de los colegas que fueron perseguidos y, de La investigación cerebral bajo Hitler. Hans-Walter Schmuhl
esta manera, despertar el recuerdo de esos médicos que en MyC n.o 7, 2004.

MENTE Y CEREBRO 77 N.O 93 - 2018


SYLL ABUS

FOMO o el miedo
a perderse algo
Las redes sociales ofrecen la ventaja de mantenernos al corriente de lo
que hacen nuestros congéneres. Pero ello puede provocar un problema:
el temor de estar perdiéndose alguna vivencia imprescindible o de no
gozar de una vida tan magnífica como los demás
THEOD OR SCHAARSCHMIDT
ISTOCK / TASSII

MENTE Y CEREBRO 78 N.O 93 - 2018


E
star al día de todo. No perderse nada. Las La preocupación de que los mejores acontecimientos
redes sociales abastecen a los usuarios de sucedan sin la propia presencia desasosiega, sobre todo,
una infinidad de información actualizada, a los jóvenes. Alrededor de un 40 por ciento de los ado­
una prestación muy ventajosa. Pero solo a lescentes experimenta esa intranquilidad con frecuencia
primera vista, puesto que también presen­ o de vez en cuando, según afirmaron participantes de esas
ta un lado oscuro: las redes sociales pueden edades y de habla inglesa en una encuesta de la agencia
provocar el llamado síndrome FOMO, acrónimo de la de publicidad multinacional JWT. En cambio, un escaso
expresión inglesa fear of missing out, es decir, «miedo a 11 por ciento de los encuestados mayores de 50 años
perderse algo». confirmó que ello les inquietase. Los investigadores atri­
Aunque el síndrome FOMO se antoja relativamente buyen la diferencia entre unos y otros al valor que las
nuevo, en sí mismo es antiguo, quizá tanto o más que el generaciones más jóvenes otorgan a las redes sociales. De
refrán: «No se puede estar en misa y repicando». Por lo hecho, plataformas como Facebook, Instagram y Twitter
general, las personas tenemos que decidirnos por una favorecen el miedo a quedarse atrás. Precisamente, la
opción a cambio de renunciar a otra. Pero ¿y si la activi­ función principal de tales aplicaciones consiste en facilitar
dad que descartamos resulta más interesante o emocio­ al usuario el contacto con sus compañeros y amigos, po­
nante que la que hemos elegido? ¿Y si nuestros amigos nerse al día recíprocamente y participar en la vida de los
presumen al día siguiente de haber asistido a «la fiesta demás. También si se encuentra a largas distancias.
del año» y nosotros nos la hemos perdido porque prefe­ Las redes sociales exhiben una abrumadora cantidad
ríamos ir a otro evento, al parecer, menos divertido? de fotografías, mensajes y avisos. Prestaciones técnicas
como el «deslizamiento infinito» permiten que siempre
emerjan nuevos contenidos. Ello convierte a la abundan­
cia de información en un arma de doble filo. El tiempo
de vida es limitado, por lo que, inevitablemente, siempre
nos perderemos acontecimientos formidables. Ello puede
causar la impresión de que, comparada con la de los demás,
la propia vida es sosa y triste.
El psicólogo Andrew Przybylski, de la Universidad de
Oxford, fue uno de los primeros investigadores en estu­
diar este fenómeno. Sus análisis revelaron que ese tipo
de preocupaciones afectan más a los jóvenes del sexo
masculino; sobre todo, a aquellos que se sienten insatis­
fechos con su vida. Según Przybylski, el síndrome FOMO
actúa como una suerte de bisagra entre la insatisfacción
y el uso de las redes sociales: las personas que tienen la
necesidad de contacto humano pero no logran satisfacer
esa carencia, sienten un mayor desasosiego ante la posi­
bilidad de perderse eventos o información importantes,
por lo que pasan cada vez más tiempo conectados.
Por ahora se desconoce en qué sentido transcurre la
cadena causal. ¿Utilizan más las redes sociales las perso­
nas que tienden al FOMO? ¿O fomentan las redes socia­
les el miedo a perderse algo? También es posible que se
trate de una interacción, donde ambos factores se retroa­
limenten. En cualquier caso, parecen estrechamente
unidos. Según halló Przybylski, cuanto más FOMO
manifestaban los probandos, con mayor frecuencia usa­
ban Facebook o plataformas similares por la mañana, al

E L AU TO R

Theodor Schaarschmidt es psicólogo


y periodista científico.

MENTE Y CEREBRO 79 N.O 93 - 2018


¿Qué es? El síndrome FOMO (acrónimo en inglés de «miedo a perderse algo») corresponde a la
angustia que algunos usuarios de las redes sociales presentan por temor a no enterarse
de informaciones o eventos, al parecer, trascendentales. Este tipo de miedo a la exclusión social, que siempre ha
existido, puede causar frustración.

levantarse de la cama, o a la hora de acostarse. Incluso despojarles del teléfono móvil, la frecuencia de su pulso
cuando conducían, hábito que comporta un gran peligro. y presión arterial aumentaron de manera notable. Además,
Según un estudio de simulación con camioneros, usar el su rendimiento en la tarea disminuyó. En un cuestiona­
teléfono móvil mientras se conduce multiplica por 23 rio final, los participantes indicaron que habían experi­
el riesgo de sufrir un accidente. mentado ansiedad.
No obstante, las personas con un marcado miedo a Con todo, el estudio presenta algunos sesgos metodo­
perderse algo no tienen por qué utilizar su teléfono inte­ lógicos. Por un lado, se efectuó con solo cuarenta parti­
ligente con mayor frecuencia que otros usuarios, según cipantes, un número bastante reducido; por otro, los
comprobó en 2016 Jon Elhai, psicólogo clínico de la resultados no parecen concluyentes, puesto que el moti­
Universidad de Toledo, en Estados Unidos. De todas vo de distracción de los probandos no tiene por qué ser
maneras, a ellos les parece que el móvil les comporta forzosamente la imposibilidad de responder a la llamada.
más problemas. Así, a menudo les ofende que presten más Se podían haber puesto nerviosos, por ejemplo, por el
atención a sus contactos virtuales que a la persona que simple hecho de oír el sonido del móvil. Según infiere
tienen delante. También se quejan de las dificultades Clayton a partir de sus hallazgos, el teléfono inteligente
que supone no disponer de un teléfono inteligente y no se convierte en una especie de apéndice de la persona.
estar localizables, aunque sea por unos momentos. Sin embargo, no existen pruebas sólidas que apoyen esta
conclusión.
¿El móvil, una extensión de uno mismo?
Un experimento llevado a cabo por Russell Clayton, de Por qué sus amigos son más apreciados que usted
la Universidad de Misuri, reveló que los usuarios habi­ El fenómeno FOMO se puede encontrar más allá de los
tuales de teléfono inteligente se ponen nerviosos sin su teléfonos inteligentes y Facebook. A menudo, los medios
dispositivo, incluso cuando solo se trata de un par de de comunicación emplean el eslogan «No te lo pierdas»
minutos. Los investigadores citaron a unos sujetos al para anunciar novedades de la cartelera cinematográfi­
laboratorio con la excusa de que querían analizar las ca, de la programación televisiva o en anuncios publici­
prestaciones de un nuevo instrumento para medir la tarios. Los libros también ejercen una presión similar
tensión arterial. Los participantes, ataviados con un con títulos como 1000 lugares que ver antes de morir o
cinturón electrónico, debían resolver un difícil ejercicio 1001 películas que debe ver en su vida, objetivos en los
de búsqueda de palabras. Los experimentadores «confis­ que, casi inevitablemente, se fracasará.
caron» el teléfono inteligente a los voluntarios la mitad ¿Qué ocurre cuando el miedo a perderse algo va en
del tiempo que duró la prueba, con la excusa de que aumento? ¿Es posible combatirlo o protegerse de esa
podían interferir en la medición. Colocaron los disposi­ sensación? Martha Beck, socióloga, escritora de super­
tivos en una estantería a un metro de distancia, de ma­ ventas estadounidense y quien conoce el FOMO de pri­-
nera que los probandos los veían. Mientras reflexionaban mera mano, explica que este fenómeno se asienta, primor­
sobre la tarea que debían resolver, los científicos marca­ dialmente, en el autoengaño. En un artículo que publicó
ron, a escondidas, el número de los móviles repetidas el periódico Huffington Post, escribe: «La fabulosa vida
veces. Pero no les estaba permitido contestar a las llama­ que, al parecer, usted se está perdiendo no existe».
das. Todos los móviles eran teléfonos inteligentes, requisi­ En parte, estos sesgos de percepción se sustentan en la
to imprescindible para la prueba, ya que permite cambiar arquitectura de las redes sociales. La denominada «para­
su configuración de silencio a sonido sin tener que acce­ doja de la amistad» nos hace parecer a nuestros ojos menos
der a la pantalla. populares que los demás. Un usuario medio de Facebook
A pesar de que el experimento duraba solo cinco tiene, en promedio, unos 190 «amigos», según una esti­
minutos, los sujetos se inquietaron. En el momento de mación de 2011. Pero un amigo de un usuario cualquiera

¿A quién afecta? Este tipo ansiedad social atañe más a los jóvenes que a los
­adultos. Seguramente, porque los primeros dan más valor a las
redes sociales. Por otra parte, es más frecuente en los chicos que en las chicas, sobre todo, en aquellos que se
­sienten insatisfechos con su vida.

MENTE Y CEREBRO 80 N.O 93 - 2018


SYLL ABUS

¿Por qué ocurre? El temor o la ansiedad social relacionada con el síndrome


FOMO se fundamenta en un efecto paradójico de las redes so­
ciales. Este provoca que el usuario tenga la impresión de que es menos popular y activo que sus amigos virtuales.
Ello puede provocar frustración.

amigos en la Red son más populares. Ello se debe, por así


decir, a la naturaleza de la cuestión.
Nathan O. Hodas, del Laboratorio Nacional del No­
roeste del Pacífico, postuló la «paradoja de la actividad».
Anuncia que los propios contactos en las redes sociales
son, por lo general, más diligentes que uno mismo. Jun­
to con sus colaboradores, analizó la actividad de más de
3,4 millones de usuarios de la plataforma de microblogueo
Twitter durante dos meses. El análisis reveló que alrede­
dor de un 88 por ciento de estos era menos activo que el
usuario a cuyo canal se habían suscrito. Ello podría de­
berse a que las personas más activas en Twitter acostum­
bran a contar con más seguidores.
Pero no se trata de la mera cantidad: también el tipo
de mensajes consigue que, en ocasiones, la vida de los
demás nos parezca más interesante que la nuestra. Al fin
y al cabo, en las redes sociales se comparten los instantes
más esplendorosos: el viaje durante las vacaciones, las
fiestas más sonadas o los éxitos profesionales. «Juzgar
las experiencias de los demás teniendo en cuenta la se­
lección de estas imágenes es como orientarse con ayuda
de unas gafas que solo muestran las cimas de las mon­
ISTOCK / PIOLA666
tañas», describe Beck. De este modo, resulta fácil olvidar
dispone, de promedio, de 635 seguidores. Es decir, más que, desde hace tiempo, la vida cotidiana de muchas
del triple. En un principio, esta diferencia parece poco personas no transcurre con la emoción que puede infe­
convincente. Pero se vuelve más comprensible si se consi­ rirse a partir de su presentación virtual.
dera que una persona con muchos contactos, tan solo por «La mayoría de nosotros invertimos gran parte del
el hecho de su gran número de amistades, tiene más po­ día buscando las llaves del coche», bromea Beck. Natu­
sibilidades de que se encuentre entre tus amigos. Dicho ralmente, casi nadie compartiría este momento profano
de otro modo, la paradoja surge porque la cantidad de en las redes sociales. Su consejo: «Las imágenes que
seguidores que tienen los usuarios se distribuye según una aparecen en la pantalla no deben considerarse como
ley de potencia más que a partir de una relación lineal. Así, una vida de fábula que, supuestamente, pasa de largo
usted puede tener la sensación de que la mayoría de sus ante nosotros». H

PA R A S A B E R M Á S

The extended iSelf: The impact of iPhone separation on ­cognition, emotion, and physiology. R. B. Clayton et al.
en Journal of Computer-Mediated Communication, vol. 20, págs. 119-135, 2015.
I don’t want to miss a thing: Adolescents’ fear of missing out and its relationship to adolescents’ social needs, Facebook use,
and Facebook related stress. I. Beyens et al. en Computers in Human Behavior, vol. 64, págs. 1-8, 2016.
Fear of missing out, need for touch, anxiety and depression are related to problematic smartphone use. J. D. Elhai et al.
en Computers in Human Behavior, vol. 63, págs. 509-516, 2016.

EN NUESTRO ARCHIVO

Adictos a las nuevas tecnologías. Enrique Echeburúa en MyC n.o 61, 2013.
El lado oscuro de las nuevas tecnologías. Alfredo Rodríguez Muñoz en IyC, marzo de 2013.

MENTE Y CEREBRO 81 N.O 93 - 2018


ILUSIONES

La ciencia
de lo adorable
Cómo la exposición a objetos lindos influye en nuestras
percepciones y acciones
SUSANA MARTINEZ-CONDE Y STEPHEN L. MACKNIK

E
n su primer año en el instituto, uno de los autoresnente, una cabeza grande con respecto a su cuerpo o unos
(Susana) solía llevar unos muñequitos de plástico ojos grandes; las llamadas características neoténicas)
a los exámenes... por si le traían suerte. Alineabaatraen hacia ellos los cuidados de sus progenitores. Estos
las figuritas en su pupitre y, tras ello, se ponía a responder
cuidados, que suelen ir acompañados de alimentación,
las preguntas. Su colección mereció el reproche de algu- pueden facilitar la supervivencia de la progenie, y han
nos profesores, pero ninguno llegó a quejarse formal- sido descritos como una de las funciones fundamentales
mente. Aquello se convirtió en una costumbre, y Susana de la cognición social en humanos. Lo que viene a decir
siguió llevando las figuritas todo el curso. Aunque solía que estamos neuralmente cableados para responder
obtener buenas calificaciones, nunca pensó en serio que positivamente a lo que nos parece adorable o lindo. De
los juguetitos tuvieran algo que ver; excepto, tal vez, hecho, tan vigorosa es en nosotros tal querencia, que no
porque abrían una especie de refugio mental en los mo- se ciñe a los bebés humanos, pues se extiende a cachorros,
mentos de tensión. Bueno, eso pensaba hasta ahora. En juguetes, personajes de animación e incluso a objetos
estudios recientes se ha empezado a indagar sobre por domésticos que exhiben rasgos de lindeza similares. Fi-
qué consideramos que algo es adorable y las sorprenden- guras como Mickey Mouse o los osos de peluche han ido
tes formas en que la emoción que produce la lindeza evolucionando generación tras generación para hacerse
afecta a nuestra conducta y nuestro desempeño. más amorosos y parecidos a los bebés. También en los
automóviles se aprecia una tendencia al antropomorfismo
¿Qué confiere la propiedad de lindeza? similar.
Konrad Lorenz (1903-1989), premio nóbel y uno de los Las imágenes «monas» son populares en todo el mun-
padres de la etología, propuso en 1943 que ciertos rasgos do. Se recurre a ellas en la mercadotecnia, en las modas
de animales muy jóvenes (una frente redonda y promi- o en el diseño; sobre todo en Japón, donde incluso en la

L O S AU TO R E S

Susana Martinez-Conde y Stephen L. Macknik son catedráticos de oftalmología,


neurología, fisiología y farmacología en el Centro Médico Downstate
de la Universidad Estatal de Nueva York.

MENTE Y CEREBRO 82 N.O 93 - 2018


MENTE Y CEREBRO
83
N.O 93 - 2018
THEPEACHPEDDLER / CREATIVE COMMONS (CC BY-SA 2.0)
población adulta el infantilismo se considera una cualidad
social. Esta apreciación es responsable de la producción
masiva de juguetes Pokémon y Hello Kitty, así como de
libros manga, entre otros muchos productos. Tales obje-
tos suelen describirse como Kawaii, un adjetivo japonés
que se traduciría por «mono» o «lindo» en español.
Pero sigue resultando difícil explicar desde el punto de
vista científico la sensación de que algo es lindo. Una im-
portante razón de ello es la relativa penuria de investiga-
ciones sobre el tema. Los estudios concernientes a emocio­

HASBROTOYSHOP.COM
nes como el miedo pasan del millar, pero hasta la fecha
apenas una decena se orientan hacia lo que nos parece
adorable. No obstante, en los últimos años, el panorama A
científico ha empezado a cambiar, y son más los labora-
torios que están empezando a interesarse por los efectos
de la lindeza sobre nuestra actividad diaria. contemplar las imágenes de los cachorros que tras ver
imágenes de ejemplares adultos; también dedicaron más
Lo lindo nos hace cuidadosos tiempo a la tarea. En un artículo publicado en 2012, estos
Algunos estudios han hallado que, además de inducir científicos concluían que lo lindo no solo nos hace más
conductas de prestación de cuidados, lo lindo capta la felices, sino también más eficaces cuando hemos de ser
atención e induce sentimientos positivos en los observa- cuidadosos (como en los exámenes escolares), pues nos
dores. Otros trabajos recientes revelan que lo lindo in- llevan a centrar más la atención y a eliminar las distrac-
fluye en aspectos de conducta y actuación sin relación ciones. Los autores sugieren incluso que deberíamos
con las atenciones dedicadas a los bebés. Hiroshi Nittono rodearnos de cosas lindas cuando debamos actuar con
y sus colaboradores de la Universidad de Hiroshima cuidado, por ejemplo, al conducir o mientras trabajamos
solicitaron a los probandos que contemplasen imágenes en la oficina.
de crías y animales adultos antes de participar en un
juego similar al llamado Operación (A), en el que cada Agresión linda
jugador usa unas pinzas para retirar órganos de plástico La lindeza suscita vigorosas reacciones emocionales y
del cuerpo de un paciente representado en un tablero. activa el sistema de recompensa del cerebro. En casos
Los participantes cometieron menos errores después de extremos, las respuestas emocionales pueden adquirir

B C
«SON FAVORI». PERRAULT LEON JEAN BASILE, 1867 / DOMINIO PÚBLICO

ISTOCK / LEPRO

MENTE Y CEREBRO 84 N.O 93 - 2018


ILUSIONES

tal intensidad que nos vemos abrumados por el embe-


leso. Cuando la emoción nos abruma, nuestros senti- D
mientos pueden manifestarse tanto en formas positivas
como negativas: en términos técnicos, se trata de ex-
presiones dimorfas de la emoción. Tenemos ejemplos
en el deseo de pellizcar los mofletes o apretujar en
nuestros brazos a un bebé o a un cachorro insoportable­
mente adorable (B y C); no con intención de lastimarlos,
sino para dar escape a la fuerza del sentimiento. Rebec-
ca Dyer y Oriana Aragon, psicólogas ambas de la Uni-
versidad Yale, han investigado este impulso, conocido
como «agresión adorable». En su experimento, los su-
jetos contemplaban fotografías de animales mientras
sostenían en las manos un trozo de plástico alveolar.
Les solicitaron que, durante la presentación, reventasen
tantas burbujas como quisieran. Durante el experimen-
to se les mostraron imá­genes de animales adorables,
otros de aspecto corriente, y unos más de talante gra-
cioso. Los participantes reventaron más burbujas cuando
veían los ejemplares lindos. «Hay cosas tan lindas que no
podemos resistirlas», explicó Dyer en la reunión anual
de la Sociedad de Personalidad y Psicología Social del

ISTOCK / EMIR MEMEDOVSKI


año 2013.

Bebés que parecen más pequeños de lo que son


A muchos padres les ha ocurrido: el nacimiento de otro
hijo en la familia hace que el mayor les parezca enorme.
Muchos científicos habían creído que el súbito aumento
en la percepción del tamaño del primer vástago era solo dieron a un grupo de madres que indicaran la estatura
una cuestión de contraste: el niño de pocos años se les de sus hijos (de edades entre 2 y 6 años) mediante un
antojaba pequeño porque el resto de los miembros de la trazo en una pared. A continuación, compararon sus
familia eran todos grandes, pero la llegada del recién estimaciones con las estaturas reales. Los resultados
nacido crea un nuevo patrón de referencia, con lo que mostraron que las madres subestimaban la estatura de
perciben el tamaño del previo retoño de manera correcta. sus hijos menores (incluidas las que solo tenían un hijo)
Esta explicación parece intuitivamente lógica, pero es en un promedio de 7,5 centímetros. En cambio, estima-
errónea. Un estudio llevado a cabo en 2014 reveló que ban correctamente la altura de sus niños de más edad.
las madres sufren una «ilusión bebé» que hace que per- Los investigadores conjeturaron que esta ilusión, en la
ciban al último de sus hijos más pequeño de lo que que los progenitores yerran la estatura del menor de la
realmente es, con independencia de la edad que tenga familia, podría tener un valor adaptativo, ya que les lleva
(D). Los investigadores, dirigidos por Jordy Kaufman, de a asignar mayores cuidados y recursos al último miembro
la Universidad Técnica de Swinburne, en Australia, pi- de la familia que ha nacido. H

PA R A S A B E R M Á S

Baby schema in infant faces induces cuteness perception and motivation for caretaking in adults. M.L. Glocker et al. en Ethology,
vol. 115, n.o 3, págs. 257-263, 2009.
The power of Kawaii: viewing cute images promotes a careful behavior and narrows attentional focus. H. Nittono, M. Fukushima,
A. Yano y H. Moriya en PLoS One, vol. 7 n.o 9, págs. 1-7, 2012.
Parental misperception of youngest child size. J. Kaufman et al. en Current Biology, vol. 23, n.o 24, págs. 1085-1086, 2013.
Dimorphous expressions of positive emotion: displays of both care and aggression in response to cute stimuli. O. R. Aragón,
M. S. Clark, R. L. Dyer y J. A. Bargh en Psychological Science, vol. 26, n.o 3, págs. 259-273, 2015.

EN NUESTRO ARCHIVO

La atracción de los rostros adorables. Joachim Retzbach en MyC n.o 91, 2018.

MENTE Y CEREBRO 85 N.O 93 - 2018


RETROSPECTIVA

Sperry,
el audaz seccionador­
del cerebro
El joven neurocientífico Roger Sperry ideó experimentos
­inusuales que ponían a prueba las teorías de reputados científicos.
Su espíritu crítico y su insaciable curiosidad le proporcionaron
el premio Nobel
CHRISTIAN WOLF

E
n un quirófano de principios de los años sesenta Roger Wolcott Sperry nació el 20 de agosto de 1913
del siglo pasado, un cirujano, armado con una en Hartford, Estados Unidos. Sus primeros años de vida
sierra, abre la calota craneal de un hombre. A transcurrieron en una granja situada a las afueras de la
continuación, manipula con minuciosidad unas pinzas ciudad. Su padre, banquero de profesión, concedía un
en el surco que separa las dos mitades cerebrales. Su gran valor a la erudición y al rendimiento académico. Es
objetivo es el cuerpo calloso, estructura de unión entre probable que su papel fuera decisivo para que su hijo
los dos hemisferios del cerebro. Finalmente, lo secciona. descubriera la psicología experimental. Un día, trajo a
Una vez que el paciente epiléptico se recupera de la de- casa un libro de la biblioteca. El autor era el reconocido
licada intervención, el neurobiólogo Roger Sperry lo psicólogo y fisiólogo estadounidense William James. La
recluta para una serie de test. Bajo el nombre de «expe- obra dejó impresionado al niño.
rimentos del cerebro dividido», esas pruebas pasan a Sin embargo, no parecía que tuviera intenciones de
formar parte de la historia de la ciencia. En 1981, Sperry embarcarse en una carrera científica. Durante su juventud,
recibe el premio Nobel de fisiología o medicina. El ga- los intereses de Sperry se centraban en un campo com-
lardón coronó una trayectoria profesional plagada de pletamente distinto: el deporte. Después de la precoz
puntos culminantes. Y de unos interesantes inicios. muerte del padre (Roger tenía 11 años), la familia se
trasladó a West Hartford, donde estableció un récord
nacional en lanzamiento de jabalina durante su etapa de
estudiante de instituto. Asimismo, destacó sus ambiciones
deportivas como principal objetivo en su currículum para
realizar su formación universitaria en el Colegio de
Oberlin, en Ohio; solo en segundo lugar aparecía la in-
E L AU TO R vestigación médica. No obstante, como en esa época
Christian Wolf es doctor en filosofía también despuntaban sus dotes intelectuales, recibió una
y periodista científico. beca de cuatro años.

MENTE Y CEREBRO 86 N.O 93 - 2018


GETTY IMAGES / KEYSTONE / HULTON ARCHIVE

Roger Sperry muestra el certificado del premio Nobel con el que fue galardonado en 1981
por su descubrimiento de la especialización de los hemisferios cerebrales.

MENTE Y CEREBRO 87 N.O 93 - 2018


En síntesis: De las fibras nerviosas a la consciencia

1 2 3
Roger Wolcott Sperry (1913- Después de numerosos ensa- Sperry se hizo famoso con sus
1994) está considerado uno de yos sobre la regeneración ner- experimentos del cerebro divi-
los neuropsicólogos más im- viosa en ranas, salamandras y dido. Seccionó el cuerpo callo-
portantes del siglo xx. Realizó tra- peces, en 1963 formuló la hipótesis so de animales y humanos, con lo
bajos pioneros que abarcaron desde de la quimioafinidad. Según esta, el que demostró la especialización
la autoorganización del sistema sistema nervioso se organiza a par- funcional de cada uno de los he-
nervioso hasta las bases neuronales tir de unas señales químicas especí- misferios. En 1981, recibió el pre-
de la conducta y el estudio de la ficas que hacen que unas neuronas mio Nobel de fisiología o medicina,
consciencia. se conecten con otras concretas. junto con otros dos científicos.

Mientras que su hermano, quien estudiaba en el mis- posteriores de las ratas. En el caso de que Weiss tuviera
mo centro universitario, se decantó por la química, Roger razón con su «plasticidad funcional», los roedores tendrían
dedicó esos años a otra de sus pasiones: la lírica inglesa que aprender de nuevo a emplear sus patas posteriores.
de siglo xvii. En 1935 completó su licenciatura en inglés. Sin embargo, al subir una escalerilla, los animales exten-
Solo después llevó a cabo los estudios de psicología, de dían la pata en el momento en que tenían que flexionar-
dos años. Asistió a un curso introductorio con el psicó- la, y viceversa. Incluso después de un entrenamiento
logo Raymond Herbert Stetson. Fue entonces cuando su intenso durante varias horas no eran capaces de subir por
carrera emprendió el camino decisivo. En el curso de la escalerilla.
Stetson volvió a encontrarse con las ideas de William Otros experimentos aportaron resultados semejantes.
James y, por primera vez, se planteó una cuestión funda- Sperry trasplantó en ratas nervios cutáneos de una pata
mental que supondría un común denominador durante trasera a la otra, con lo cual los animales manifestaban
toda su vida de investigador: ¿Dónde se origina la con- falsas sensaciones táctiles: cuando se les estimulaba la
ducta? ¿Qué es la consciencia? Preguntas que anotaba en pata derecha, levantaban la izquierda. Ni el sistema ner-
la primera hoja de sus apuntes en clase. vioso motor ni el sensorial mostraban plasticidad. Con
Sperry no solo concluyó su maestría en psicología ello, Sperry demostraba que el plan básico de conexiones
bajo la dirección de Stetson, sino que siguió un año más en el sistema nervioso de los mamíferos se encuentra fijo
en el Colegio de Oberlin para preparar su viraje a la en muchos ámbitos.
zoología. Después se inscribió en la Universidad de
Chicago, donde fue doctorando de Paul Alfred Weiss
(1898-1989), renombrado biólogo austríaco. Sin embar-
go, el joven investigador pronto empezó a dudar de las
ideas de su mentor. Poner en tela de juicio el statu quo
científico se convirtió para él en una costumbre. «Sperry
DE «HEMISPHERE DECONNECTION AND UNITY IN CONSCIOUS AWARENESS».
era especialmente bueno en reconocer vías por las que I R.W. SPERRY EN AMERICAN PSYCHOLOGIST, VOL. 23, PÁGS. 723-733, 1968;

examinar las ideas y los experimentos de otros», expli-


CON PERMISO DE LA ASOCIACIÓN AMERICANA DE PSICOLOGÍA

caba Antonio Puente, psicólogo clínico de la Universidad


de Carolina del Norte en Wilmington, en 2002 sobre su
colega. Por ejemplo, a Sperry le inquietaba saber cómo
las neuronas del sistema nervioso se conectaban entre sí.
Su mentor Weiss y otros investigadores partían del su-
puesto de que cada función específica de las fibras ner-
viosas controla hacia dónde crecen y cómo se conectan.
El uso debería establecer qué conexiones se forman. De
acuerdo con esa hipótesis, el sistema nervioso sería flexi-
ble y moldeable; en otras palabras, «plástico».
A partir de 1938, Sperry empezó una serie de ingenio-
sos trabajos con ratas para comprobar esa tesis. Sus ex- Esta ilustración del experimento del cerebro dividido
traordinarias habilidades neuroquirúrgicas y anatómicas aparece en el artículo de Roger Sperry. El cerebro del
le fueron de gran ayuda para sus ensayos. Entre otros paciente con el cuerpo calloso seccionado procesa solo
experimentos, intercambió las fibras nerviosas que iner- en el hemisferio derecho la imagen que se le muestra
van la musculatura flexora y la extensora de las patas por unos instantes en el campo visual izquierdo.

MENTE Y CEREBRO 88 N.O 93 - 2018


RETROSPECTIVA

W. W. GIRDNER / INSTITUTO DE TECNOLOGÍA DE CALIFORNIA


Sperry investigó durante treinta años en el Instituto de Tecnología de California (Caltech). Allí no solo
efectuó la mayoría de los experimentos relacionados con la desconexión hemisférica, sino que también
se ocupó del fenómeno de la consciencia. En la imagen aparece a la edad de 41 años.

Ranas, salamandras y peces Se comportaban como si vieran el mundo cabeza abajo


No solo la investigación, sino toda la carrera del ambi- y si el lado derecho y el izquierdo estuvieran intercam-
cioso joven científico siguió haciendo progresos. Después biados.
de que en 1941 obtuviera el doctorado en zoología diri- Incluso después de varios meses de entrenamiento, la
gido por Paul Weiss, Sperry se trasladó a la Universidad situación no cambiaba. La rotación de los ojos propor-
Harvard para trabajar como posdoctorado con el psicó- cionaba a las ranas una imagen especular de la realidad.
logo estadounidense Karl Lashley (1890-1938). De esta La explicación de este hecho radica en la conexión ner-
época datan sus famosos experimentos con ranas, sala- viosa entre la retina y el téctum. Este centro de percepción
mandras y peces. También giraban en torno a la pregun- visual, que se aloja en el mesoencéfalo, recibe señales de
ta de cómo se establecen las conexiones nerviosas. La los ojos de modo que regiones colindantes de la retina
ventaja de estos animales era, para él, evidente: a diferen- activan áreas próximas a la superficie del téctum. A pesar
cia de los mamíferos, el crecimiento de las fibras nervio- de que Sperry había alterado las fibras del nervio óptico,
sas seccionadas en esos animales sucede de manera re- los axones neuronales crecían exactamente hasta los
lativamente rápida. Esta circunstancia hizo que Sperry mismos lugares del téctum que antes, en vez de hacerlo
actuara de manera poco sensible: cortó el nervio óptico hasta regiones que podrían haber compensado el giro de
de ranas y giró los ojos 180 grados en el hueco ocular de los ojos. Quedaba claro que los axones en crecimiento y
los animales. Cuando las ranas pretendían cazar una el punto de destino presentaban una atracción biológica
mosca, su lengua se movía en la dirección equivocada. preestablecida.

MENTE Y CEREBRO 89 N.O 93 - 2018


posdoctorado, haya rechazado las ideas de sus respectivos
mentores, ambos, hoy en día, reconocidas autoridades
en sus respectivos campos de estudio».
En 1946, tras su etapa de posdoctorado, Sperry obtu-
vo una plaza como profesor asistente en la Universidad
de Chicago. Desde el punto de vista personal, el año 1949
fue particularmente decisivo. La cara positiva fue que se
casó con Norma Deupree, su posterior colaboradora
durante muchos años y con la que tuvo dos hijos. La
menos agradable fue que, en una revisión médica de
rutina le detectaran síntomas de tuberculosis. Tenía algo
más de treinta años. Con el acuerdo de sus médicos, se
DE «HEMISPHERE DECONNECTION AND UNITY IN CONSCIOUS AWARENESS».

recuperó siguiendo su propio método durante seis meses:


I R.W. SPERRY EN AMERICAN PSYCHOLOGIST, VOL. 23, PÁGS. 723-733, 1968;

caminó, nadó y escribió. En ese tiempo, se ocupó de


cuestiones más bien filosóficas; entre ellas, la relación del
CON PERMISO DE LA ASOCIACIÓN AMERICANA DE PSICOLOGÍA

cerebro con la mente, tema que no abandonó en los años


posteriores. Sperry disfrutaba más de la tranquilidad y
belleza de los lugares solitarios que del ajetreo de las
multitudes humanas. A pesar de ello, a principios de los
años sesenta organizó, junto con su esposa, fiestas dis-
tendidas en las que servía su «ponche del cerebro dividi-
do», bautizado con el nombre de sus posteriormente
famosos experimentos.

¿Cuál es la función del cuerpo calloso?


Sperry realizó sus primeros ensayos de este tipo con
A partir de pruebas conductuales realizadas con pa- animales, primero en la Universidad de Chicago como
cientes a los que se había seccionado el cuerpo calloso, profesor de psicología, y a partir de 1954, como profesor
Sperry estableció el modo en que se encontraban distri- del Instituto de Tecnología de California. Hoy resulta
buidas las funciones entre los dos hemisferios cerebra- difícil imaginarlo, pero para Sperry no estaba en absolu-
les (boceto de 1968). to claro para qué sirve el cuerpo calloso, esa estructura
que con más de 200 millones de fibras nerviosas une los
dos hemisferios del cerebro. En una ocasión, Karl Lashley
explicó en tono humorístico que el cuerpo calloso servía
Como consecuencia de estos hallazgos, Sperry propu- para trasladar los ataques epilépticos de un hemisferio
so su conocida hipótesis de la quimioafinidad. De acuer- cerebral al otro. Otros suponían que esta estructura se
do con ella, unos marcadores químicos de los axones en encargaba de evitar que se deteriorasen ambos hemisfe-
crecimiento se ajustan a determinadas moléculas de sus rios de forma simultánea. Mediante la sección del cuerpo
destinos, de manera que se forman conexiones precisas. calloso de gatos, monos y ratas, Sperry comprobó que
Aunque algunos detalles de esta teoría se han modificado, los dos hemisferios se comunicaban a su través: los co-
en líneas generales sigue figurando en los manuales de nocimientos o capacidades que procesaba un hemisferio
hoy en día. En la actualidad sabemos que, incluso en los ya no se trasmitían al otro después de la escisión quirúr-
adultos, la red de conexiones neuronales en el cerebro, gica y, en lo sucesivo, los hemisferios aislados aprendían
de alguna manera, se mantiene flexible. «El crecimiento a funcionar por separado.
y las conexiones entre las neuronas también se hallan A partir de 1960, Sperry tuvo la oportunidad de sepa-
determinados por su actividad y experiencia», subraya rar los hemisferios cerebrales de humanos. Joseph Bogen,
Michael Gazzaniga, colaborador de Sperry durante mu- neurocirujano en el Hospital White Memorial de Los
chos años, en su libro Die Ich-Illusion («La ilusión del Ángeles, había ordenado la sección de cuerpo calloso en
yo»), publicado en 2012. un paciente con ataques epilépticos graves. El objetivo era
En la época de posdoctorado, Sperry tampoco se impedir que la corriente cerebral que desencadenaba los
mostró temeroso ante las autoridades científicas. De ataques pasara de un hemisferio al otro. Sperry observó
hecho, se opuso a las teorías de su mentor Lashley. Más repetidas veces que los sujetos con el cerebro dividido
tarde, en 1979, el neuroembriólogo Viktor Hamburger podían vivir libres de unos ataques epilépticos que ame-
(1900-2001) le entregó un premio de la Sociedad de nazaban su vida. En general, después de la intervención
Neurociencia con las siguientes palabras: «No conozco quirúrgica no se percibía ningún efecto adverso que
a nadie que, tanto durante su doctorado como en su perjudicara su día a día. Aunque en ocasiones se compor-

MENTE Y CEREBRO 90 N.O 93 - 2018


RETROSPECTIVA

taban de forma extraña. Por ejemplo, un paciente preten- explica que, con frecuencia, vio a Sperry sentado en el
dió subirse el pantalón con la mano derecha mientras que despacho con las piernas sobre la mesa y profundamen-
con la izquierda intentaba bajárselo. Otro se disgustó conte ensimismado en sus pensamientos o dibujando gara-
su mujer y la atacó con la mano izquierda; al mismo batos en su cuaderno.
tiempo, la mano derecha intentaba defenderla. La tenacidad de Sperry y sus geniales ideas fueron
Junto con su colaborador Gazzaniga, Sperry se pro- premiadas en 1981 con el premio Nobel de fisiología o
puso averiguar qué significa la separación de las dos medicina «por su descubrimiento de la especialización
mitades del cerebro. Para ello, sentaron a los participan-funcional de los hemisferios cerebrales». En realidad,
tes ante dos pantallas. A continuación, les mostraron en recibió la mitad del premio. La otra mitad fue otorgada
el monitor de la derecha y durante un instante la imagen a David Hubel y a Torsten Wiesel por sus investigaciones
de un objeto (por ejemplo, una taza). Los participantes sobre el sistema visual. En el discurso de recepción del
nombraron el elemento. En cambio, cuando en la panta- premio Nobel, Sperry declaró: «La gran satisfacción y el
lla de la izquierda aparecía la imagen de un tenedor, no sentimiento de mi hemisferio cerebral derecho superan
eran capaces de designar el objeto. Los investigadores las palabras que mi hemisferio cerebral izquierdo puede
concluyeron que los hemisferios cerebrales se hallan encontrar para comunicárselo a ustedes». El discurso lo
extraordinariamente especializados: la parte izquierda leyó un colega del científico, pues, por motivos de salud,
se encarga de una función analítica y lingüística; la de- el galardonado no pudo asistir a la ceremonia que se
recha, de la percepción espacial. Actualmente, se admite celebraba en Suecia.
que las dos mitades cerebrales asumen, hasta cierto Después de recibir el premio, Sperry no se durmió en
grado, funciones diferentes, y que el cerebro actúa en los laureles. Por el contrario, se dedicó a la pregunta que
muchas ocasiones de forma cruzada. De este modo, el le había acompañado tanto tiempo. ¿De dónde surge la
hemisferio derecho procesa el contenido del campo visual consciencia? Estaba convencido de que se hallaba estre-
izquierdo. Sin embargo, en las personas en las que el chamente entrelazada con el cerebro, distanciándose así
cerebro se ha dividido, los hemisferios ya no pueden co- de las tradiciones conductivistas. En todo caso, la cons-
municarse. En consecuencia, las informaciones proce- ciencia no podía reducirse a actividades neuronales, ya
dentes del campo visual izquierdo solo llegan al derecho, que, en definitiva, se hace presente en características
poco «dotado» para procesar el habla, por lo que las «emergentes» que no pueden explicarse solo a partir de
personas afectadas no pueden pronunciar la palabra propiedades aisladas del cerebro.
«tenedor», pero sí consiguen alcanzarlo con la mano iz- A medida que avanzaba la enfermedad neurodegene-
quierda, regida por el hemisferio derecho. rativa rara que padecía, se dedicó casi en exclusiva a es-
cribir sobre temas filosóficos. A finales de los años sesen-
Pasión por la exactitud ta dejó de impartir clases, ya que solo podía hablar con
Como investigador, Sperry trabajó de forma paciente, dificultad y lentitud. En 1984, se retiró definitivamente,
tenaz y con una exactitud minuciosa. Muchos de sus pero sin dejar de trabajar en un manuscrito hasta el úl-
estudios descansaron durante años desordenados en un timo momento. Diez años más tarde, el 17 de abril de
cajón, hasta que el científico los consideraba aptos para 1994, Sperry fallecía a la edad de 80 años. Es probable
su publicación. Una y otra vez realizaba nuevos estudios que no solo para Gazzaniga continúe siendo «quizás el
para confirmar sus ideas. El neurocirujano Joseph Bogen más grande neurocientífico de todos los tiempos». H

PA R A S A B E R M Á S

Chemoaffinity in the orderly growth of nerve fiber patterns and connections. R. W. Sperry en Proceedings of the National Academy
of Sciences of the USA, vol. 50, págs. 703-710, 1963.
Roger Wolcott Sperry. 20 august 1913-17 april 1994: Elected For.Mem.R.S. 1976. T. J. Voneida en Biographical Memoirs of Fellows
of the Royal Society, vol. 43, págs. 463-470, 1997.
Roger Wolcott Sperry (20 august 1913-17 april 1994). J. E. Bogen en Proceedings of the American Philosophical Society, vol. 143,
págs. 491-500, 1999.
Roger W. Sperry: From neuro-science to neuro-philosophy. A. E. Puente en Pathways to prominence: Reflexions of 20th century
neuropsychologits, dirigido por A. Y. Stringer y E. L. Cooley, págs. 63-75. Psychology Press, Hove (UK) 2002.

EN NUESTRO ARCHIVO

Dos cerebros en uno. M. S. Gazzaniga en IyC, septiembre de 1998.


Las dos mitades del cerebro. Daniela Ovadia en MyC n.o 89, 2018.

MENTE Y CEREBRO 91 N.O 93 - 2018


LIBROS

tras no nos percatemos de ello, no comprenderemos la


naturaleza de nuestra humanidad.
El cerebro es de un material muy parecido a otros
tejidos y órganos. Presenta una consistencia gelatinosa
que puede caracterizarse por un parámetro denominado
modulus elasticus, que mide su capacidad de comprimir-
lo sin perder su forma. El cerebro humano tiene un
THE BIOLOGICAL MIND
módulo elástico de 0,5 a 1,0 kilopascal. Puede caracteri-
Por Alan Jasanoff zarse también por su densidad; lo mismo que otros
Basic Books, Nueva York, 2018 muchos materiales biológicos, la densidad del cerebro es
próxima a la del agua. Considerado su tamaño, uno
Más allá del cerebro adulto viene a pesar lo que una berenjena grande. Un
Una nueva teoría fisicista de la mente cerebro típico es en un 80 por ciento agua, en un 10 por
ciento grasa y en un 10 por ciento proteína.

P
ara muchos, el cerebro es la sede de la identidad y Muchas son las cuestiones importantes que se resisten
autonomía personal. Un reduccionismo apriorista, a ser aprehendidas en coordenadas biológicas nítidas.
con escasa base científica. No es ninguna novedad, ¿Está la mente condicionada por los genes o por el entor-
pues durante milenios, el ser humano ha buscado su no? Si las facultades cognitivas y las emociones dependen
naturaleza genuina, su individualidad. Los egipcios de la de adaptaciones construidas a lo largo de miles de años,
antigüedad clásica creían en un alma tripartita, compues- según declaran los psicólogos evolutivos, ¿cómo podemos
ta de las entidades ka, ba y akh, que definían las propie- comprobarlo? Si la mente es una máquina, ¿cómo expli-
dades del ser vivo y de poseer una personalidad singular, car la existencia de algo tan complejo como la conscien-
única. Los escritos védicos describen el atman, un prin- cia? Lo que parece innegable es que la presión ambiental,
cipio de vida, que transmigra de un ser a otro en el curso la enfermedad, la adicción o nuestra situación económi-
de ciclos repetidos de nacimiento, muerte y renacimien- ca sí puede inducirnos a comportarnos de determinada
to. En el Pentateuco hebreo, nefesh es un espíritu efíme- manera. Alan Jasanoff, director del Centro de Ingeniería
ro que muere con su portador, mientras que la cultura Neurobiológica del MIT, centra su interés más en lo que
clásica europea proponía la existencia de un principio el cerebro es, que en lo que hace. Lo concibe como un
animador o psyche. Las investigaciones de Galeno ayu- cruce de caminos de miles de influencias que operan de
daron a buscarle un asiento cerebral a las facultades manera conjunta con nosotros y a través de nosotros, y
cognitivas. Fue, no obstante, Hipócrates de Cos, que defiende la tesis de la mente extendida, idea según la cual
escribió cuatro siglos antes que Galeno, quien proclama- el hombre es mucho más que su cerebro, incluso que el
ra que el cerebro constituía la sede de la razón, sensación cuerpo donde se encuentra instalado. Nuestro cerebro,
y emoción, en tanto que los romanos contemporáneos propone, es una plataforma de lanzamiento de numero-
de Galeno mantenían la teoría cardiocéntrica aristotélica, sas versiones de lo que somos. En todo lo que somos,
de acuerdo con la cual el corazón y el sistema vascular toma parte. El inteligente o triunfador se siente orgulloso
controlaban el cuerpo, cerebro incluido. del poder de su cerebro; el atleta se precia de su coordi-
De ese modo, hasta tiempos muy recientes se había nación y resistencia como productos, en parte al menos,
venido dejando en muy segundo plano la realidad física de su cerebro. El padre se preocupa de la salud, desarro-
asociada a la función mental. Seguimos ignorando en llo y ejercitación del cerebro de su hijo; el abuelo consi-
buena medida, tal es la tesis del libro de cabecera, la in- dera con temor el envejecimiento de su cerebro y las
fluencia del cuerpo en nuestra psicología; mas no solo consecuencias de la atrofia encefálica. Si tuviéramos que
del cerebro, sino también de los metabolitos, de las bac- donar algún órgano de nuestro cuerpo a otro, el cerebro
terias de la flora intestinal y otros. No nos percatamos de sería probablemente lo último que pensaríamos ceder.
las múltiples maneras en que el entorno condiciona Nos identificamos con nuestro cerebro.
nuestro comportamiento a través de factores que van ¿Hasta dónde llega tal identificación? ¿Se encuentra en
desde la visión y el sonido subconsciente hasta el tiempo nuestro cerebro todo lo que encierra un sentido para
atmosférico. Resultado de todo ello, sobreestimamos nosotros? Concluye el libro con un experimento mental
nuestra capacidad de libre albedrío o igualamos el cere- atrevido: una exposición de cómo sería un cerebro extraí-
bro a máquinas inorgánicas, como las computadoras. do de la caja craneana, depositado en una tina y bañado
Pero el cerebro no es ni alma ni red eléctrica; es un órga- por fluidos y conexiones que le permitieran pervivir. Los
no corporal que no podemos aislar de su entorno. El ser cabos sueltos del cerebro están conectados a un ordenador
humano no se encuentra confinado en el interior de su que simula nuestras experiencias como si todo se desarro-
caja craneana; es el cuerpo entero y más allá de él. Mien- llara con normalidad. Aunque la escena parece de ciencia

MENTE Y CEREBRO 92 N.O 93 - 2018


ficción, los estudiosos recurren a ella para considerar la la terapia familiar y la manipulación ambiental comple-
posibilidad de que las cosas que percibimos no represen- mentan la medicación psicotrópica.
ten una realidad objetiva fuera del cerebro. Cualquiera Para algunos, la reducción del yo a su cerebro no es
que sea el resultado, la premisa del experimento mental cuestión de mero experimento mental. Kim Suozzi de-
es que ser un cerebro en una tina no viola ningún princi- cidió conservar el cerebro tras su muerte anunciada de
pio físico y es, en teoría, perfectamente imaginable. Si los cáncer. Creía que el progreso de la técnica podría algún
avances científicos posibilitaran el mantenimiento del día devolverle a la vida, física o digitalmente, a través del
cerebro fuera del cuerpo, el escenario implicaría que análisis estructural de su órgano congelado. No ha sido
nosotros nos encontraríamos en la tina. el único caso. En nuestro mundo neurocientíficamente
El cerebro es un órgano complejo, quizá la entidad bien informado, el cerebro porta un legado de milenios
más compleja de cuanto existe en la Tierra. Se basa en la de angustia existencial. En él buscamos respuestas para
biología, se enraíza en la fisiología y se halla sometido a cuestiones sempiternas sobre la vida y la muerte, la virtud
las leyes de la naturaleza. Responde a numerosos estímu- y el vicio, la justicia y el castigo. No existe función men-
los procedentes del medio exterior y a señales internas tal cuya correspondencia neuronal no se haya buscado
de otros órganos del cuerpo. Al variar el entorno, cambia a través del uso de las técnicas de formación de imágenes
su reacción. Ni siquiera el libre albedrío se encuentra en las personas y de técnicas más invasivas en los anima-
exento de esa sujeción. Las propias enfermedades men- les. Con intensidad creciente, los datos cerebrales están
tales no son solo consecuencia de la genética y de la es- entrando en los tribunales de justicia. Sigue más actual
tructura cerebral, sino que implica aportaciones internas que nunca la declaración de Hipócrates: «Los hombres
y externas, así como la experiencia vital propia del indi- deben conocer que solo del cerebro procede la alegría, el
viduo. El síndrome de alcoholismo fetal, el abuso y gozo, la risa y el deporte, los miedos y el dolor, la deses-
maltrato infantil, el consumo de drogas en edad adulta peración y las lamentaciones».
y la falta de apoyo familiar son ejemplos de situaciones Se opone Jasanoff a lo que llama la «mística cerebral»:
en que la emergencia de enfermedad mental se halla al- falsa idealización del cerebro y su significación singular.
terada por circunstancias de la propia experiencia. Como Al percibir barreras virtuales entre nuestro cerebro y nues-
lo son el trastorno de hiperactividad por falta de atención, tro cuerpo y, por extensión, entre nuestro cerebro y el
la dependencia de la nicotina y la depresión. En conse- resto del mundo, vemos a las personas más independien-
cuencia, la psicoterapia, la terapia conductual cognitiva, tes y automotivadas de lo que realmente son, y minimi-

Novedades Una selección de los editores de Mente y Cerebro

EL TÚNEL DEL YO THE NEW MIND READERS


Ciencia de la mente y mito What neuroimaging can and
del sujeto cannot reveal about our thoughts
Thomas Metzinger Russell A. Poldrack
Stalkers, 2018 Princenton University Press, 2018
ISBN: 9788494686887 ISBN: 9780691178615
398 págs. (22 euros) 232 págs. (27,95 dólares)

MITOS Y VERDADES EL CEREBRO FELIZ


DEL CEREBRO La explicación científica
Limpiar el mundo de falsedades de dónde se origina la felicidad
y otras historias y por qué
Francisco Mora Dean Burnett
Ediciones Paidós, 2018 MR Ediciones, 2018
ISBN: 9788449334986 ISBN: 9788427044791
224 págs. (18 euros) 380 págs. (19,90 euros)

MENTE Y CEREBRO 93 N.O 93 - 2018


zamos las conexiones que nos asocian unos a otros y con psicología, la mística cerebral identifica el cerebro con el
el medio. En opinión del autor, hay cinco temas específi- motor principal de nuestros pensamientos y nuestras ac-
cos que dan origen a la distinción cuerpo-cerebro y ciones. Al bucear en el comportamiento humano, solemos
tienden a elevar el cerebro por encima del resto del mun- pensar en causas relacionadas con el cerebro y menos en
do natural. Primero, la abstracción, una tendencia por la factores externos a nuestra cabeza. Ello lleva a sobrevalo-
que las personas contemplan el cerebro como una máqui- rar el papel del individuo e infravalorar el papel de las
na abiótica basada en principios fundamentalmente dife- circunstancias en un abanico de fenómenos culturales, de
rentes de otras entidades vivas. Se emplea la analogía del la justicia criminal a la innovación creadora. En medicina,
cerebro como ordenador, un ingenio de estado sólido que una consecuencia grave de la mística cerebral estriba en
puede perfeccionarse y propagarse por vías sutiles e ina- perpetuar el estigma de la enfermedad psiquiátrica: equi-
prensibles. El segundo tema es la complejidad creciente, para trastornos mentales a disfunciones cerebrales. En tal
una visión que nos ofrece el cerebro como si se tratara de igualación omite una cuestión más honda: la vinculación
una entidad tan enmarañada, que desafía el análisis o la de las enfermedades mentales con la cultura de su tiempo.
comprensión. Viene a continuación la compartimentación, El hecho de que demencias progresivas y pérdida del
que resalta la localización de las funciones cognitivas sin control motor se curaran mediante fármacos antibacteria-
ofrecer explicaciones más profundas; con el amplio apo- nos y suplementos dietéticos puso de manifiesto una doble
yo de las técnicas de formación de imágenes desplegadas realidad. Por un lado, evidenció la inequívoca naturaleza
en los medios, esa visión compartimentada nos facilita a biológica de los trastornos mentales causados por la sífilis
menudo una interpretación somera de cómo el cerebro y la deficiencia de vitamina B3, que promueven la degene-
nos ayuda a pensar y actuar. En cuarto lugar, el aislamiento ración de neuronas del sistema nervioso central y aportan
corporal, una tendencia a considerar el cerebro como el una prueba de la base fisiológica de la mente humana. Por
piloto del propio cuerpo, por sus propias fuerzas, sin el otro lado, se observó que paresia y pelgra actuaban a través
concurso de los procesos biológicos desarrollados a ex- del cerebro, pero no por causa del cerebro. No podemos
tramuros del cráneo. El quinto y último tema es la auto- captar su complejidad si reducimos los problemas de la
nomía, la idea de que el cerebro se autogobierna: abierto mente a problemas del cerebro. Con todo, no espere el
al entorno, pero siempre bajo su control. lector aquí una solución a los grandes problemas de la
Tres son las áreas que se han visto condicionadas por relación mente-cerebro.
la mística cerebral: psicología, medicina y tecnología. En —Luis Alonso

somía del par 21. El ser humano contiene 46 cromosomas,


23 provenientes del óvulo de la madre y 23 procedentes del
espermatozoide paterno. Durante los primeros estadios de
la división celular, tras la concepción, pueden producirse
CHOOSING DOWN SYNDROME errores biológicos que originan anomalías cromosómicas.
ETHICS AND NEW PRENATAL Así, algunos bebés desarrollan 47 cromosomas: en vez de
TESTING TECHNOLOGIES los 23 pares, poseen 22 más un grupo de tres. Debido al
Por Chris Kaposy exceso de proteínas sintetizadas por el cromosoma super-
The MIT Press, Cambridge, numerario, manifiestan una probabilidad superior a la de
­Massachusetts, 2018 la población general de padecer cardiopatías, alteraciones
endocrinas (tiroideas) o enfermedades del sistema digesti-
Dilemas éticos vo. En la mayoría de los casos, no es hereditario.
Síndrome de Down Se produce en todas las razas, clases sociales y países.
Las personas afectadas están capacitadas para desarrollar,

D
e acuerdo con la Organización Mundial de la crecer, aprender y vivir como el resto de la ciudadanía. Son
Salud, uno de cada 1000 bebés de todo el mundo queridos en el seno familiar. Van a la escuela, establecen
nace con síndrome de Down, cuyas causas se amistades, se gradúan, desempeñan un trabajo, se casan,
ignoran aunque, estadísticamente, se relaciona con una tienen relaciones sexuales y se divierten con sus aficiones
edad materna superior a los 35 años. A mayor edad, e intereses. Emprenden negocios y entran en la universidad.
mayor riesgo. A los 45 años, el riesgo es de uno cada 30, Un elenco de posibilidades que sería ocioso recordar en
lo que no obsta para que muchos niños afectados sean una persona común, pero que, cuando se trata de trisómi-
engendrados por madres jóvenes. cos 21, han de resaltarse para señalar la normalidad de su
Se caracteriza por la presencia de una copia extra del vida. Hoy, la esperanza de vida de una persona con sín-
cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos drome de Down oscila entre los 50 y los 60 años; algunos
habituales, motivo por el que se le denomina también tri- sobreviven hasta los setenta o incluso más.

MENTE Y CEREBRO 94 N.O 93 - 2018


LIBROS

El bebé nace con unos rasgos físicos determinados y análisis de las vellosidades de corion y la amniocentesis,
ciertas patologías asociadas. Unos niños exhiben unos que informan con certeza si el bebé presenta o no una
pocos rasgos característicos; otros, muchos. Puesto que anomalía cromosómica.
algunos aparecen también en personas exentas del sín- El test prenatal ha entrado de lleno en el debate sobre
drome, se impone un test genético para confirmar el el aborto selectivo. A menudo, este tipo de evaluaciones
diagnóstico. Los rasgos más frecuentes asociados al constituyen el paso previo para justificarlo. Se aduce que,
síndrome son: hipotonía muscular (falta de fuerza en los si revela que el feto presenta síndrome de Down u otra
músculos), fisonomía característica con pliegues epicán- discapacidad, hay que proceder al aborto selectivo. Ni
ticos y abertura palpebral sesgada hacia arriba y afuera siquiera se plantea la cuestión de si esa discapacidad es
(pliegue de piel en el ángulo interno del ojo), raíz nasal necesariamente indeseable. Antes bien, se da por seguro
deprimida, hipoplasia muscular y del paladar (que de- que la vida de la familia quedará comprometida. Este
termina la protrusión de la lengua), oídos pequeños, juicio es fruto de una serie de valores que priorizan lo
pliegue profundo en el centro de la palma, hiperflexibi- económico. Los testimonios de las familias afectadas
lidad (capacidad excesiva para extender las articulaciones), rechazan que, en el caso del síndrome de Down, la dis-
aplanamiento dorsal de la cabeza, dedos cortos con hi- capacidad cognitiva conduzca a una merma de bienestar.
poplasia de la falange media del quinto dedo y elevado Para aceptar un bebé que viene con síndrome de Down
nivel de purinas en sangre. Los adultos suelen tener un las familias esgrimen, entre otras razones, que su vida es
cociente intelectual de 25 a 50, aunque su valor varía tan digna como la de cualquier otro individuo; además,
según los estímulos que los afectados reciban del entorno. se desenvuelve bien y su crianza puede ser tan gratifican-
Los test prenatales no invasivos constituyen una herra- te como la de un niño sin el síndrome.
mienta muy socorrida para identificar un amplio reperto- En bioética, los dilemas morales que plantea el síndro-
rio de diferencias genéticas fetales. La industria de los me de Down tienen una larga historia. Con episodios
ensayos genéticos se ha encaminado hacia la plena secuen- dramáticos que adquirieron resonancia mundial, como
ciación genómica prenatal. De esta manera, se han podido el ocurrido en Bloomington, Estados Unidos, en 1982.
detectar muchas patologías, como los síndromes de Prader- Nació un niño con síndrome de Down y atresia esofági-
Willi, de Jacobsen y de Klinefelter. Se espera que las dife- ca, una discontinuidad en el esófago que impide el paso
rencias genéticas que cursan con una elevada probabilidad del alimento de la boca al estómago. El niño, conocido
de autismo se identifiquen prenatalmente muy pronto. por Baby Doe, podía ser intervenido quirúrgicamente,
En los últimos años se han incrementado y refinado pero al padecer síndrome de Down, los padres decidieron
las pruebas prenatales de detección y de diagnóstico para negar su consentimiento a la operación, lo que compor-
descubrir la presencia del síndrome de Down. Unas taba irremediablemente la muerte. Los tribunales avala-
pruebas de detección se realizan en el primer trimestre, ron la decisión de los padres y el bebé falleció de deshi-
y otras, en el segundo. Cada una posee su propio índice dratación y otras complicaciones dolorosas, seis días más
de detección, parámetro que señala el valor de eficiencia tarde. La muerte de Baby Doe desencadenó la controver-
alcanzado. Los métodos de evaluación del primer trimes- sia. El Gobierno Federal de Estados Unidos respondió
tre incluyen un análisis sanguíneo para medir los niveles con unas normas reguladoras que exigían el tratamiento
de dos tipos de proteínas en sangre y una prueba de ul- de niños con discapacidad que padecen enfermedades
trasonido, conocida por translucencia nucal fetal. El de riesgo para su vida. Hospitales y grupos de médicos
análisis de sangre de la semana novena a la decimotercera tildaron de instrusiva la normativa legal y opusieron
(primer trimestre), registra sendas proteínas producidas resistencia. El «caso Doe» fue el detonante de la creación
por la placenta, la beta-hCG libre y la PAPP-A. La prue- de comités de ética en los hospitales y de la ética clínica
ba de translucencia nucal mide el espacio claro o trans- como una profesión. Hoy no se deja sin el debido tra-
lúcido en el tejido de la nuca. Los bebés con trisomía tamiento a los niños con síndrome de Down que sufren
tienden a acumular más líquido en esta región durante complicaciones.
el primer trimestre, lo que provoca que ese espacio se vea Los partidarios del aborto selectivo en caso de síndro-
mayor de lo normal. Dicha prueba solo puede efectuarse me de Down se refugian en una versión particular del
entre la semana de gestación undécima y la decimotercera. principio de beneficencia, propuesta por Julian Savules-
Entre las pruebas de detección del segundo trimestre se cu y Guy Kahane, que sostiene que los padres que se
incluye un análisis de sangre, conocido como marcador encuentran ante el dilema de escoger entre diferentes
múltiple. Se lleva a cabo entre la semana decimoquinta hijos a procrear poseen un fundamento moral importan-
y la vigésima del embarazo. El análisis mide los niveles te para elegir aquellos cuyo futuro vaya a ser mejor. El
de cuatro sustancias presentes en la sangre: alfa-fetopro- sofisma apenas sí puede disimularse, pues no se trata de
teína (AFP), gonadotropina coriónica humana (hCG), el escoger entre dos niños, sino de qué hacer con uno al que
estriol y la hormona inhibina A. Las pruebas de detección le han detectado el síndrome. Otra cosa es la legislación
no son invasivas. Las de diagnóstico, que sí suponen que exista en cada país.
cierto riesgo de provocar un aborto espontáneo, son el —Luis Alonso

MENTE Y CEREBRO 95 N.O 93 - 2018


N. 21
o
a la venta
en tu
quiosco

También puedes adquirirlo en


www.investigacionyciencia.es
administracion@investigacionyciencia.es
PRÓXIMAMENTE

Mente y Cerebro n.o 94, enero de 2019

Psicología social

El largo camino
hacia la paz
Cada año mueren miles de personas debido a las guerras
y el terrorismo. En muchos conflictos no se vislumbra
una solución pacífica. ¿Pueden ayudar los psicólogos a
alcanzar la paz y romper la espiral de odio en el mundo?
Por Theodor Schaarschmidt

ISTOCK / DIGTIALSTORM
Desarrollo
Estudiar en
el extranjero
Los estudiantes que
deciden cursar unos
semestres en otro país
se diferencian de sus
compañeros desde un
Plasticidad neuronal inicio. Además, sue-
En sintonía len volver más socia-

ISTOCK / LORADO
con el bebé bles y equilibrados.
Tras el parto, el cerebro Por Christiane Gelitz
materno se reorganiza
orientándose por com-
pleto al cuidado del
Psicología
­lactante. La hormona
oxitocina sensibiliza los ¿Amor a primera vista?
centros de la motiva- Cuando nos enamoramos y aceptamos una fuerte
ción y de las emociones unión emocional con otra persona, se transforman
ISTOCK / SOLSTOCK

a las señales proceden- determinados procesos neuroquímicos en el cerebro.


tes del niño. Por Anna La oxcitocina y la dopamina desempeñan un impor-
von Hopffgarten tante papel en todo ello. Por Bernhard Fink

Mente y Cerebro DISTRIBUCIÓN


para España:
Colaboradores de este número
Directora general: Pilar Bronchal Garfella Asesoramiento y traducción:
LOGISTA, S. A.
Directora editorial: Laia Torres Casas Pol. Ind. Polvoranca - Trigo, 39, edificio B Mónica Herrero: Encefaloscopio, Qué ocurre en nuestro encéfalo
Ediciones: Yvonne Buchholz, Anna Ferran Cabeza, 28914 Leganés (Madrid) cuando morimos; Carlos Suárez: Encefaloscopio; Federico Fernández
Ernesto Lozano Tellechea, Bruna Espar Gasset Teléfono 916 657 158 Gil: El experimento islandés; Núria Comas: Explicar la muerte a los
Producción: M.a Cruz Iglesias Capón, Albert Marín Garau para los restantes países: niños, ¿Por qué a veces nos ­despertamos poco antes de que suene el
Administración: Victoria Andrés Laiglesia Prensa Científica, S. A. despertador?; Ignacio Navascués: El mañoso apático; Francesc Asensi:
Suscripciones: Concepción Orenes Delgado, Olga Blanco Romero Muntaner, 339 pral. 1.a - 08021 Barcelona Aprender a vivir con el dolor, Cómo hacer la psicología más fiable,
Náuseas durante el embarazo, Sperry, el audaz seccionador del cere-
EDITA PUBLICIDAD
bro; Luis Bou: Realidad virtual para aliviar el dolor, La ciencia de lo
Prensa Científica, S.A. Prensa Científica S. A. adorable; Ignacio Navascués y Laura Carasusán: «Queremos devol-
Muntaner, 339 pral. 1.a Tel. 934 143 344 ver su nombre a las víctimas»; Noelia de la Torre: FOMO o el mie-
08021 Barcelona (España) publicidad@investigacionyciencia.es do a perderse algo
Teléfono 934 143 344 Fax 934 145 413
e-mail precisa@investigacionyciencia.es Copyright © 2018 Spektrum der Wissenschaft ­Verlagsgesellschaft mbH,
www.investigacionyciencia.es SUSCRIPCIONES D-69126 Heidelberg
Prensa Científica S. A. Copyright © 2018 Prensa Científica S.A.
Muntaner, 339 pral. 1.a Muntaner, 339 pral. 1.a 08021 Barcelona (España)
Gehirn und Geist 08021 Barcelona (España)
Teléfono 934 143 344
Chefredakteur: Carsten Könneker (verantwortlich) Reservados todos los derechos. Prohibida la reproducción en todo o en parte
Fax 934 145 413 por ningún medio mecánico, fotográfico o electrónico, así como cualquier clase
Artdirector: Karsten Kramarczik www.investigacionyciencia.es
Redaktionsleitung: Hartwig Hanser de copia, reproducción, registro o transmisión para uso público o privado, sin la
Redaktion: Steve Ayan, Katja Gaschler, Anna von Hopffgarten, previa autorización escrita del editor de la revista.
Andreas Jahn, Liesa Klotzbücher, Daniela Zeibig
PRECIOS DE SUSCRIPCIÓN: ISSN edición impresa: 1695-0887 ISSN edición digital: 2385-5681
Freie Mitarbeit: Joachim Retzbach España Extranjero Dep. legal: B. 39.017 – 2002
Schlussredaktion: Christina Meyberg, Sigrid Spies, 6 ejemplares 35,00 € 50,00 €
Patrick Trappendreher; Katharina Werle 12 ejemplares 65,00 € 100,00 € Imprime Rotocayfo (Impresia Ibérica)
Bildredaktion: Alice Krüßmann, Anke Lingg, Gabriela Rabe Ejemplares sueltos: 6,90 euros. Ctra. de Caldes, km 3 - 08130 Santa Perpètua de Mogoda (Barcelona)
Geschäftsleitung: Markus Bossle, Thomas Bleck El precio de los ejemplares atrasados es el mismo que el de los actuales. Printed in Spain - Impreso en España
Profiles of Leading Women Scientists

Women are underrepresented AcademiaNet is a database The aim of our search portal is
in academic leadership positions. containing the profiles of over to make it easier to find female
And yet there is a lack of adequate 2,700 outstanding women academics to fill leading positions
instruments available to help researchers from all disciplines. and to sit on executive committees.
find suitable, excellent women
researchers quickly.

The partners

www.academia-net.org Follow us