Você está na página 1de 18

TEMA 1.

Equipos y aportación de energía por combustión

Se dice que una substancia es combustible cuando es capaz de combinarse con el


oxígeno a una velocidad tal, que el calor producido en esta reacción le lleva al estado
incandescente. Se considera un combustible como industrial cuando su utilización como
fuente de energía resulta económicamente rentable.
• Las características del combustible condicionan su aplicación y viceversa. Un determinado tipo de equipo (cocina, horno,
caldera, motor, turbina, etc.) requiere que el combustible tenga unas características determinadas.
• El impacto ambiental del aprovechamiento energético del combustible está íntimamente ligado a la presencia de
componentes que dan lugar a contaminantes primarios (SO2, dioxinas, partículas, etc.).
Las características importantes para su aplicación industrial son:

a) Las propiedades físicas que determinan su flujo en las instalaciones de combustión y la


facilidad de mezcla con el oxígeno (estado, densidad, viscosidad, etc.)
b) La energía que se puede obtener por unidad de masa o de volumen de combustible
cuando se lleva a cabo una oxidación completa: poder calorífico (kJ/kg, kJ/Nm3)

En la combustión se forma vapor de agua a partir del hidrógeno que contiene el combustible. Si el estado final del agua
generada en la combustión es en fase vapor (lo más frecuente en la mayoría de las instalaciones de combustión), se
denomina poder calorífico inferior (PCI). Si por el contrario el estado final del agua producida es líquido, recuperando su
energía de vaporización (calderas con condensación), se habla de poder calorífico superior (PCS). La diferencia entre ambos
valores será pues la entalpía de vaporización del agua formada en la combustión.
Los más representativos son el carbón (con sus variantes), la biomasa (de origen forestal o
agrícola) y los residuos sólidos (urbanos, industriales, sanitarios, agrícolas). La composición
química de los combustibles sólidos es compleja y prácticamente imposible de determinar.

Se llevan a cabo dos tipos de análisis para caracterizar químicamente al combustible:

• Análisis inmediato:
Se obtiene el contenido en carbono fijo, compuestos volátiles, cenizas y humedad
Permite conocer la facilidad de combustión y el rendimiento de la misma.

• Análisis elemental:
Se determina el porcentaje de los diferentes elementos químicos, principalmente,
carbono, hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, azufre y cloro.

A partir del análisis elemental pueden establecerse los balances de materia y,


con él, el alcance de los efectos ambientales más importantes, y el calor de
combustión aproximado, que nos da el balance de energía.
Los más abundantes son las mezclas de hidrocarburos, aunque sus reservas son
limitadas. Los más utilizados a nivel industrial son las fracciones del petróleo. Se puede
expresar su composición mediante una fórmula empírica CnHm, completada con el
contenido porcentual de impurezas (azufre, metales pesados, etc.).
La propiedad más importante de una fracción petrolífera es la masa por unidad de volumen o
densidad. Industrialmente se emplean los grados API, definidos por:
oAPI = 141,5/SG - 131,5

siendo SG la densidad relativa de la substancia con respecto al agua, medidas ambas a 15.5o C

PCS
PCI

Se observa que la relación carbono / hidrógeno varía con la densidad de la fracción.


El contenido en azufre es mayor para las fracciones más pesadas.
1.3.1 Gasóleo y Fuel-oil

El gasóleo se emplea para calefacción, turbinas de combustión interna y motores Diesel.


El gasóleo ligero se usa en motores pequeños y rápidos y el gasóleo pesado en motores
grandes y lentos. El fuel-oil se emplea a gran escala como combustible para calderas
industriales.

Una propiedad importante de los combustibles líquidos la viscosidad, ya que de ella


depende la facilidad de transporte por tubería y la de pulverización necesaria para la
combustión, aunque sólo puede producir dificultades en el caso del gasóleo y del fuel-oil
(combustibles pesados).
Además de la viscosidad dinámica (μ) y la cinemática (ν), se suelen utilizar otras unidades
convencionales, como los grados Engler, o los segundos Saybolt.
La viscosidad cinemática en centistokes, puede calcularse a partir de los grados Engler
según las relaciones:

ν = 8 (oE) - 8,64/(oE), para 1,35 < oE < 3,2

ν = 7,6 (oE) - 4/(oE), para oE > 3,2


La composición de los combustibles gaseosos se expresa indicando el % en volumen en
la que se encuentran los diferentes gases constituyentes de la mezcla (metano, propano, CO,
CO2, hidrógeno, etc.).

Para el cálculo de las propiedades termofísicas de la mezcla, es necesario conocer la


fracción molar. Suponiendo el comportamiento como gases ideales, la fracción molar será
directamente el %vol/100.

Según normas internacionales, se clasifican en familias


de acuerdo con el índice de Wobbe, que se define por las Ws = PCS/(d)0,5
siguientes fórmulas, donde d es la densidad relativa respecto Wi = PCI/(d)0,5
al aire

*Los gases licuados de petróleo comprenden propano, butano y sus mezclas.


Formas de calcularlo

Para combustibles estándar, como GLP, gasóleo, fuel-oil o gas


natural, este dato suele ser proporcionado por el suministrador
en las especificaciones del propio combustible.

En el caso de que no se conozca, puede calcularse por diversos


métodos, o bien ser determinado experimentalmente.

Si se conoce la entalpía de formación del combustible, puede


hallarse a partir de la entalpía de la reacción, utilizando las
entalpías de formación de los productos.
1.5.1 Combustibles sólidos
La determinación experimental puede realizarse en una bomba calorimétrica (norma
ASTM D2015-77) utilizando muestras representativas.
No obstante, si los sólidos tienen una composición muy heterogénea (residuos), la
práctica habitual es calcular el poder calorífico a partir del análisis inmediato y del
análisis elemental, mediante fórmulas aproximadas que utilizan la composición
química más el contenido de cenizas y humedad, como la de Dulong modificada
(calculo teórico).

PCS = 337,3 C + 1418,9 (H - O/8) + 93,1 S + 23,3 N [kJ/kg]

PCI = PCS - 25(9 H + W) [kJ/kg]

C, H, O, S, N, W corresponden respectivamente a los porcentajes (%) en masa de carbono,


hidrógeno, oxígeno, azufre, nitrógeno y humedad (agua)
1.5.2 Mezclas de gases
Suponiendo que los gases se comportan como ideales, el poder calorífico se obtiene a partir de los valores de los
gases individuales y de la fracción molar de cada uno de ellos.

PCSm = Σ xi PCSi
PCIm = Σ xi PCIi
Esta aproximación es suficiente para la mayoría de las aplicaciones técnicas. Si se requiere mayor precisión, puede
utilizarse la norma ISO-6976-19, según la cual

PCSm = Σ xi PCSi / Zm
donde el factor de compresibilidad de la mezcla, Zm, se calcula según

Zm = 1- [Σ xi (bi)0,5 ]2 + 0.0005 (2xH - xH2)

Para calcular el índice de Wobbe es necesario conocer, además, la densidad de la mezcla respecto al aire.

Para gases ideales:


dm = Σ xi di

Para una mezcla real:


dm = Σ xi di Zaire/ Zm
Por razones técnicas o económicas, se puede plantear la conveniencia de cambiar
un combustible por otro.

Sólido por líquido o gas


Requiere un nuevo equipo de combustión adecuado al nuevo combustible. El rendimiento y capacidad
del equipo se ve alterado debido a la variación en la cantidad y composición de los productos de la
combustión.

Líquido por gas


No presenta otro inconveniente que el cambio en el equipo de combustión. En algunos casos, esta
posibilidad está prevista instalándose quemadores de diseño dual.

Gas por gas


En las aplicaciones industriales, se dice que dos gases son intercambiables si tienen el mismo indice de
Wobbe. Esta condición implica que ambos gases han de pertenecer a la misma familia (ver Tabla 9). El
intercambio entre gases de diferente familia implica realizar cambios en los quemadores (inyectores,
venturis, etc.). Estos problemas pueden surgir incluso cuando se cambian dos gases de la misma
familia pero de diferente grupo.
En la práctica, uno de los gases de sustitución más empleado (como reserva o como
complementario en hora punta) es el constituido por una mezcla de hidrocarburo (GN
o GLP) y aire. En tal caso, la mezcla se realiza de forma que el índice de Wobbe
sea el mismo que el del gas a substituir.

Siendo α la fracción volumétrica de gas en la mezcla y, por tanto (1-α) la


fracción de aire, el poder calorífico de la mezcla hidrocarburo-aire será:

la densidad relativa

y el índice de Wobbe

La fracción de combustible en la mezcla será


1.7.1 Poder calorífico e índice de Wobbe para una mezcla de gases

Un gas está compuesto por un 10% de hidrógeno, un 5% de CO, un 75% de metano y un


10%
de nitrógeno. Calcular el poder calorífico superior e inferior y el índice de Wobbe
referido al superior. Comparar el cálculo como gas ideal y como gas real.

1.7.2 Substitución de GN por aire propanado

En una instalación de combustión se desea intercambiar gas natural de ENAGAS tipo 1


por aire propanado preparado a partir de propano comercial con un 90% de propano y
un 10% de butano. Determinar la proporción propano/aire.