Você está na página 1de 22

Museos:

Teoría, práctica e ilusión

Danielle Rice

Muchas narrativas diferentes proponen representar el museo de arte como una Institución y para
caracterizar "la experiencia del museo". Sin embargo, aunque en las últimas dos décadas se ha visto
un aumento sustancial en la Teoría, la relación entre teoría y práctica es irrelevante a la mayoría de
los teóricos que ven los museos principalmente como símbolos ideológicos de

Las relaciones de poder en la cultura actual. Por otro lado, mientras que

no es del todo ignorante de la teoría, la mayoría de las prácticas de los museos siguen siendo

demasiado arraigado en la política de intereses en competencia para responder

A las cuestiones estructurales discutidas en la literatura teórica. Este deslizamiento

entre los resultados de la teoría y la práctica en un museo ilusorio, o una serie de

museos ilusorios. A medida que evoluciona la erudición, también lo hace la ilusión. Sin embargo,

en la práctica, el museo es también una institución en evolución, por lo que es

Nunca del todo en el mismo lugar en el paisaje intelectual que los teóricos

crear. Como profesional de museos, estoy interesado principalmente en si

se puede encontrar un punto medio útil entre la teoría y la experiencia,

resultando a la vez en una teoría más matizada y una más reflexiva

práctica.

Los museos como instituciones de coleccionismo y exhibición han sido "academificados".

dentro de la disciplina de la historia del arte por más de dos décadas ".

La teoría de los museos ha sido una parte regular de muchos arte joven.

La formación de los historiadores. Cuando estos jóvenes teóricos ingresan al mundo de

la práctica real en los museos que inevitablemente experimentan un tipo de cultura

choque. De hecho, el mundo académico describe un museo que la mayoría de la gente

Al entrar en la práctica no se encuentra. Aquí es cómo un estudiante de posgrado de historia del


arte

caracterizó su experiencia real en la práctica y la relación de este a la introducción teórica a los


museos que había recibido previamente en

su entorno académico:

Después de este verano pasado en la PMA [Museo de Arte de Filadelfia], fui


Totalmente convencido de que quería trabajar en un museo. La academia es muy

Me atrae, y me encanta enseñar, pero me encantan los diversos aspectos de

El museo trabaja aún más. Fue genial ser parte de todos los procesos.

Detrás de las exposiciones del museo: la investigación, las instalaciones, etc. Incluso bases de datos.

fue una maravilla Y el inventario? Ni siquiera puedo explicar lo emocionante que fue

para hurgar en el almacén de arriba ... . En definitiva, me encanta la

objetos y me encantan los procesos que van detrás de presentar esos objetos a

el público.. . . En mi forma de pensar idealista de grado, soy bastante

Dedicada a la relación que existe entre el público y sus museos.

Siempre escucho sobre el lado político malo de los museos. Por supuesto,

no hay forma de evitar eso, pero trabajando en conjunto con un curador

departamento y un departamento de asuntos externos renovado si no se afina

mi fe en las musas ~ ms.

"El lado político maligno de los museos" es la forma en que este estudiante

entendido, sin duda un poco ingenuo, cómo los museos están representados en el

Discurso académico actual de la teoría museística. Que paso con esto

Estudiante durante el curso del verano en el museo es bien entendido.

en Disney World y otros parques de diversiones, es decir, si alguien está

Las expectativas de una experiencia son bajas y la experiencia supera.

sus expectativas, la persona define esto como una experiencia de alta calidad.3 En

Del mismo modo, al adoctrinar a los estudiantes en todos los aspectos negativos de

museos, críticos de museos están creando inadvertidamente estudiantes, como el

pasante de verano, que tienen poderosas experiencias de conversión cuando

entrar en la obra del museo. Persuadido a creer que los museos son símbolos de

Relaciones de poder desiguales y enclaves exclusivos de privilegiados, hegemónicos.

Cultura, jóvenes historiadores del arte entrando al mundo real del museo.

El trabajo tiene una experiencia directa con esa desconexión entre la teoría y

práctica.

La imagen del museo como representante monolítico del gusto de élite.


y el poder institucional es obviamente incompleto y difícil de reconciliar

con la práctica actual y con los objetivos y declaraciones de misión de la mayoría

museos El proceso por el cual los museos entran y dan forma a la conversación.

Eso se llama cultura contemporánea, es más complejo que mucho.

La literatura crítica existente nos haría creer. Eso es porque los museos

se encuentran en una encrucijada entre la historia, la alta cultura y la cultura popular, y una sola
disciplina, como la historia del arte, a menudo es inadecuadamente estrecha para

definiendo este híbrido.4

Entre las muchas narrativas que han llegado a dar forma al arte.

Los museos que están representados en el pensamiento contemporáneo son los creados por

Artistas, teóricos, trabajadores de museos, periodistas, películas e incluso

La gente, los que frecuentan los museos y los que no. Estas

Las narrativas, aunque ocasionalmente se superponen, no siempre informan

otro, y rara vez puede caber dentro de un método que los examina en forma cruzada

juntos. Quizás, en lugar de pensar en los museos como objetos estáticos y

Tratando de representarlos como tales, deberíamos describir en su lugar lo que los científicos

llamar a un evento h ~ rizonI.n ~ analizando museos, estudiaríamos el

intersecciones entre la vida cotidiana representada por las experiencias de

Visitantes reales y profesionales, y el mundo más abstracto del teórico.

literatura. El horizonte de eventos de los museos incluiría los muchos

Voces que proponen representarlo antes de que su multiplicidad se convierta en un

masa confusa de ruido. Esa intersección, donde la teoría y la práctica.

se encontrarían antes de caer en el agujero negro de la incomprensión,

Sería el horizonte de eventos para los estudios de los museos. Sin duda que

El umbral sería complejo y fluctuante, lleno de enigma y

paradoja, pero a través de esa misma esencia, se aproximaría a la complejidad

de la experiencia vivida más vívidamente. En lo que sigue me gustaría

Ofrecen una serie de observaciones que complican el estereotipo prevaleciente de la

museo al revelar la diversidad y la contingencia de las respuestas de los visitantes,


Tanto reales como imaginadas. En lugar de la institución osificada y elitista.

postulado por la teoría crítica reciente, espero sugerir que los museos son

Instituciones sociales dinámicas y complejas que se reinventan constantemente.

En respuesta al auto-escrutinio y estímulo externo.

Tal vez sea injusto considerar las formas en que los museos son

Caricaturizado en películas y otras formas de cultura popular como válido.

Forma de representación. Sin embargo, irónicamente, las películas a menudo hacen explícitas,

De una manera un tanto humorística, los sentimientos que también se expresan en más

Críticas reflexivas. Considera las implicaciones de la siguiente escena.

De la película, Rocky III:

Una multitud se reúne en lo alto de los escalones del Museo de Filadelfia Una banda

está jugando. La banda se detiene y el alcalde de la ciudad sube al podio.

y habla: "Gracias, gracias a todos y cada uno. De vez en cuando,

viene una persona que desafía las probabilidades ... quien desafía la lógica y cumple

y un sueño increíble. En nombre de todos los ciudadanos de Filadelfia y los muchos que han sido
tocados por sus logros, y

su participación incansable en las muchas funciones de caridad de la ciudad, es con

Es un tremendo honor que presentemos este memorial que permanecerá siempre.

Como una celebración al espíritu indomable del hombre. Filadelfia saluda

¡Su hijo favorito, Rocky Balboa! "Mientras cae la cortina negra, se descubre una

Estatua de rocky, la multitud vitorea. Rocky se ve aturdida. Adrienne

mira a Rocky y dice: "¡Es hermoso!" (Escena de Rocky III, United

Artistas, 1982)

Irónicamente, la representación unidimensional de los museos de arte en el

Las películas a menudo son paralelas a la caracterización monolítica de los museos en

Mucha teoría crítica y práctica artística. Por ejemplo, el de Filadelfia.

El Museo de Arte juega un papel destacado como telón de fondo en la famosa serie.

de películas sobre el boxeador Rocky Balboa, interpretado por Sylvester Stallone. los

El mito de las películas de Rocky es la fantasía del deseo de cumplir la ciudad natal.
niño que logra el éxito a través de la perseverancia y el trabajo duro, pero mantiene

Su humildad a pesar de una serie de desafíos y tentaciones. En

Rocky I, el entrenamiento riguroso de Rocky incluye una carrera simbólica desde las entrañas

del sur de Filadelfia, un barrio habitado en gran parte por una mezcla de

La clase obrera italiana, africana y asiática americana, por el imponente

Benjamin Franklin Parkway. La carrera culmina en lo alto del museo.

Pasos, ese monumento definitivo a la ascendente, propiedad de la clase de propiedad. ~

En Rocky III, la ciudad revela una estatua al boxeador que ahora se ha convertido en

un héroe en agradecimiento por el honor que ha traído a Filadelfia. los

La estatua, como es lógico, está situada en la parte superior de los escalones del Museo, en

la culminación de Benjamin Franklin Parkway, con su espalda a la

Museo, mirando hacia abajo y sobre el eje con monumentos de George.

Washington y William Penn. Así, hasta cierto punto, en upstaging

El museo, rockero también eclipsa la cultura dominante. En este contexto el

Museo también puede verse como encarnación de "el estado" contra el cual

Los triunfos individuales, una narrativa común en las películas de cultura popular.

y novelas.

Para algunos artistas del siglo XX, el museo ha aparecido en muchos

de la misma manera que lo hizo con el ficticio boxeador de South Philly, como un templo

A la alta cultura siempre inaccesible a sus aspiraciones. La definición desafiando

travesuras de Marcel Duchamp en el primer cuarto del siglo XX,

postuló al museo como el papel fundamental del campeón en

Haciendo temas de inclusión y exclusión, producción y reproducción.

y el papel del espectador en el arte, el tema mismo de la práctica artística no debe ser

subestimado como modelo a seguir necesario. Pero una práctica artística más consistente. que fue
específica e intencionalmente crítica de los museos se remonta a principios de

1970s. El francés Daniel Buren y el artista estadounidense Hans Haacke, nacido en Alemania.

fueron de los primeros en comenzar a deconstruir la relación del museo con

poder. Daniel Buren instaló sus rayas características en museos como


El Wadsworth Atheneum, que llama la atención sobre cómo las instalaciones de los museos

Privilegiar ciertas obras y ciertos tipos de palabras. Centrándose en el

En las paredes del museo, Buren señaló que el escenario "sagrado" para el arte,

Considerado neutral y transparente, estaba lejos de serlo. Hans Haacke,

Por otro lado, trajo a la luz las conexiones entre la gobernanza de los museos.

y los intereses corporativos, desafiando la noción tradicional de que

Los museos eran contextos apolíticos y neutrales para el arte.

En la década de 1980, los artistas comenzaron a agregar a la lista de fenómenos relacionados con
los museos.

bajo su escrutinio. Además de la recogida, instalación y

estrategias de recaudación de fondos, los artistas comenzaron a criticar las prácticas interpretativas
tales

Como exposiciones, programas y tours. La artista de performance Andrea Fraser

Tomó la personalidad de una docente "típica" del museo, Jane Castleton. Su

La gira del Museo de Arte de Filadelfia en 1989 incluyó todas las salas de

El museo, incluidos los que están tan claramente diferenciados de

galerías que contienen arte. "Nuestro recorrido de hoy es un recorrido de colección, se llama

Puntos destacados del museo: nos centraremos en algunas de las salas del

Museo hoy, uh, las famosas salas de época del museo; comedor,

guardarropas, etcétera, baños, uh, ¿todos pueden escucharme? Si no puedes

escúchame, no te sientas tímido; solo dime que hable. Está bien. Como yo era

diciendo, también hablaremos sobre las áreas de recepción de visitantes, y varias

espacios de servicio y asistencia, así como este edificio, uh, este edificio, en

que se encuentran alojados. Y el propio museo, el propio museo, el

’Sí mismo 'está siendo tan c ~ rn ~ elling." ~

Encerando poética sobre las características de diseño de una fuente de agua, explotando

admirando a los superlativos en la "cafetería", la narrativa de Fraser con humor

presenta todo el museo, el mismo. "Ella pone en duda la

La pureza de este templo al arte elevado con sus habitaciones de época, baños,

vestuarios y cafeterias. El lenguaje que usa en su recorrido es principalmente


tomado de una amplia gama de publicaciones, incluida la

Boletines propios, que datan de la década de 1890, folletos para recaudar fondos y

informes anuales. Fraser entrelaza estos escritos con extractos tomados

De otras publicaciones del siglo XIX sobre cultura pública y

Instituciones de contención tales como asilos y prisiones. Su vision de

Museos de arte, inspirados en la teoría crítica del teórico francés Michel.

Foucault, y actualmente popular entre artistas y eruditos, identifica como símbolos autorizados de
la cultura dominante que no son más que un

Contexto neutro para el art.

Es interesante notar que luego de "performances" de tours en varios

En diferentes museos, Andrea Fraser decidió retirar a Jane Castleton. Uno de

Las razones que ella citó para este retiro fueron el hecho de que se convirtió en

incómodo con la relación entre los de dentro y fuera de

su "tour" En otras palabras, en cualquier actuación, la audiencia era generalmente

compuesto por parte de seguidores del arte contemporáneo bien informados, que tenían

Ven a ver una actuación, y los visitantes generales del museo que pensaron.

Ellos estaban tomando una visita guiada. Mientras que todos los participantes pudieron sentir
rápidamente

que esto no era una gira ordinaria, Fraser no podía estar seguro de que ella no estaba

creando una situación en la que los internos se reían de los forasteros por

su credibilidad .0 En este caso, los visitantes reales del museo dieron testimonio,

al menos para el artista muy sensible, si no todos sus fans, a un práctico

desconexión entre la realidad del entorno museístico y la

Ilusión creada por la performance del artista.

El artista afroamericano Fred Wilson criticó las prácticas de exclusión

de las exposiciones estándar del museo. La innovadora instalación de Wilson

en la Sociedad Histórica de Maryland, grilletes de hierro yuxtapuestos con té de plata

ollas, capotas Ku Klux Clan con cochecitos de bebé, y afroamericanos

héroes con bustos de George Washington y Thomas Jefferson, en un

pantalla discordante dirigida a recordar a los espectadores que los afroamericanos


La perspectiva queda crónicamente fuera de la definición de cultura engendrada.

por los museos. Paseando por la exposición con una joven africana.

Amiga estadounidense, sin embargo, me sorprendió cómo la instalación de Wilson

Estaba claramente dirigido a los conocedores del mundo del arte. Mi joven amigo era

desconcertado de que un museo mostrara algo que parecía tan obvio

crítico de sus propias prácticas. Como muchos espectadores novatos, ella vino con el

La expectativa de que los museos respeten los estándares de "verdad" culturalmente definidos.

y "belleza", en lugar de elegir desafiarlos. Mientras que las caricaturas.

de los museos vistos en las películas, y las críticas de estas instituciones.

los artistas contemporáneos pueden parecer a primera vista tener poco en común,

Ambos utilizan un modelo de la institución como acosador. Este modelo es a menudo en

Lo contrario a la forma en que el museo es percibido por los visitantes ordinarios.

Las prácticas de oposición de artistas de vanguardia como Buren, Haacke,

Fraser y Wilson, lejos de tomar el museo "como musa", como el 1999

La exhibición de MoMA con ese título implica "’ tomar el museo como adversario.

En este sentido, gran parte de la práctica artística contemporánea se relaciona con museos.

paralela y refuerza la crítica de los museos en la literatura teórica, insistiendo en efecto que los
museos no son lo suficientemente democráticos, o

todo lo contrario, que son demasiado democráticos, como en el caso de grandes

Exposiciones de gran éxito que reemplazan la misión de alto nivel con la de baja ceja.

entretenimiento. Como algunos de los artistas citados anteriormente, muchos críticos de museos

Centrarse en la naturaleza y producción de sentido en los museos. Una clave temprana

pieza, por ejemplo, es el innovador ensayo de Carol Duncan y Alan

Wallach, "The Universal Survey ~ useum". ’D ~ u ncan y Wallach se centraron

sobre las creencias y valores que comunican los museos, describiendo los

Museo como lugar ceremonial, ritual cuya función primaria es ideológica,

destinado a impresionar a quienes lo utilizan o lo pasan por la sociedad.

Las creencias y valores más venerados. Duncan y Wallach interpretan lo simbólico.

Mensajes incrustados en la arquitectura, comparando museos con romanos.


Exhibiciones de trofeos de guerra, procesiones triunfales permanentes, testimonio de

La supremacía occidental y la dominación mundial. Mientras que los autores no dicen

Que los visitantes del museo realmente reconozcan su experiencia como un ritual.

proceso, implican que los visitantes, al "realizar el ritual de caminar

a través del museo, se les pide que promulguen y, por lo tanto, internalicen

Los valores y creencias escritas en el guión arquitectónico. "13 La implicación

de esta tesis es que el museo es una narrativa cargada de valor que

Comunica su mensaje de manera efectiva a todos los visitantes, ya sepan

o no Esta caracterización de los visitantes implica que los visitantes son despreocupados.

Duplicados de las poderosas instituciones que los manipulan.

Siguiendo el ejemplo establecido por Duncan y Wallach, mucho museo.

La teoría critica la producción de conocimiento sin ninguna significación.

Análisis de la recepción de ese conocimiento. Y, mientras se propone

romper totalidades, la teoría a menudo crea nuevas totalidades propias,

La presentación de los museos como instituciones monolíticas. La influencia de Michel

Foucault se siente profundamente en obras como la de Eilean Hooper-Greenhill.

Museos y la conformación de ~ nowled ~ ea, 'n ~ d la colección de ensayos

editado por Daniel Sherman e Irit Rogoff, Museo Cultura: Historia,

Discursos, ~ pectáculos '. ~ H ooper-Greenhill toma su ejemplo de Foucault

El orden de las cosas. Ella se propone interrogar cómo los modos del museo de

clasificar y mostrar objetos excluye algunas formas de saber mientras

presentando a los demás como "sensuales comunes". Hooper-Greenhill celebra que

Aspecto del trabajo de Foucault que muestra cómo el origen de lo que consideramos

racional, "el portador de la verdad, tiene sus raíces en la dominación y la subyugación,

y está constituido por la relación de fuerzas y poderes. "16 Como Hooper-

Greenhill, los autores que contribuyen ensayos a Sherman y Rogoff

La antología también busca desenmascarar las "estructuras, rituales y procedimientos".

por el cual las relaciones entre objetos, cuerpos de conocimiento y procesos

de la persuasión ideológica son promulgados ". 17 Sherman y Rogoff ofrecen una


La crítica colectiva de los materiales y estrategias que los museos emplean para

Naturalizar la concreción de los procesos sociales e históricos en

en la que participan.

Este tipo de análisis postulan al museo no solo como un "mal" monolítico.

chico, "un instrumento de la llamada cultura dominante, pero también un" chico malo "

que oculta sus huellas ocultando la naturaleza de las prácticas en las que él

se compromete De acuerdo con la literatura crítica, haciendo lucir sus pantallas.

Sin fisuras y "naturales", los museos fuerzan sus propios conceptos de conocimiento.

En un público inocente y receptivo. ¿Pero es el público realmente tan receptivo?

¿Y hasta qué punto es relevante para caracterizar "el museo" a

¿Considerar la recepción real del arte dentro de sus muros?

Me dio la oportunidad de pensar. Tan pronto como entré, fui con mi familia,

Pero todo era solemne y tranquilo. Y caminas hacia algo que tu

puede, ya sabes, simplemente tomar su tiempo. No habia mucha gente, tu

Sabes, a tu alrededor, y tuviste tiempo para pensar. Puedes caminar hasta

algo y decir, ’¡Wow! Este es un buen artista. Me gustaria conocerlo

en persona."'

La declaración anterior es de una mujer afroamericana de mediana edad.

quien participó en un experimento de Focus Group en Filadelfia

Museo de Arte en 1988. Nunca antes había estado en un museo de arte.

en su vida y ella vino porque, luego de aceptar participar en el Focus

Estudio en grupo, ella estaba obligada a hacerlo. Como muchos de sus compañeros en

El proyecto, ella enceró poética sobre su primera experiencia. Ella encontró el

museo un oasis refrescante, un lugar para pensar, para conectar con el pasado, para

Ver "buen" arte. La experiencia fue tanto restaurativa como recreativa. Si

Había habido una agenda institucional, un ritual excluyente de poder.

siendo jugado dentro de las paredes del museo, este visitante por primera vez,

habiendo roto la barrera y rompiendo la entrada en el santificado

pasillos, sin duda era consciente de ello.


Ahora aquí fue exactamente el tipo de persona que los museos de todo el país

He estado trabajando muy duro para atraer. De hecho, esta fue la razón por la cual el grupo focal

estudio fue concebido, para examinar las barreras a la visitación y comenzar a

eliminarlos Desafortunadamente, los grupos focales no fueron terriblemente útiles en

este respeto. Los estudios fueron estructurados para incluir dos grupos similares,

uno compuesto por visitantes del museo - personas que habían visitado al menos una vez en los
últimos años - y no visitantes. Los grupos, que se reunieron por separado,

fueron estrechamente emparejados en la composición de sus respectivos participantes para que

Había paridad en ganar niveles y en raza. Visitantes y no visitantes fueron

invitados a discutir por qué eligieron venir o no venir a la

museo. Irónicamente, algunas de las mismas razones fueron citadas tanto en apoyo

De visitar y por no visitar. Los visitantes, por ejemplo, dieron a los niños como un

razón principal para ir a los museos, explicando que era importante

Imbuyen a sus jóvenes con el aprecio del arte. Los no visitantes también citaron

niños, pero, en su caso, los niños fueron percibidos como el obstáculo para

Una visita al museo, que representa una amenaza demasiado grande de mal comportamiento o
simplemente no.

Estar interesado en una visita al museo.

A diferencia de muchas otras ciudades, Filadelfia tiene una alta visibilidad, prominente

hito para un museo. Los visitantes y no visitantes eran muy conscientes de

presencia del museo y sabían exactamente qué era y dónde

estaba. Los no visitantes reconocieron pasar el edificio con frecuencia, o ver

Exposiciones anunciadas, y sin embargo, nunca dando ese salto por leve curiosidad.

a la visita real. Cuando se le pregunta directamente qué puede hacer el museo para hacer

más atractivo para ellos, muchas personas se culparon a sí mismas,

Recordando que pensaron que era una buena idea visitar, pero

Simplemente nunca lo había hecho. Quizás la caricaturizada imagen del museo.

que es tan prominente en películas como la serie Rocky continúa llevando

un fuerte control sobre las percepciones de los no visitantes, reforzando su sentido de

la privación de derechos. La educación y los problemas de clase son también los que continúan.
para perseguir el debate sobre por qué la gente no elige ir a los museos.

Aunque el reto de atraer nuevos públicos al museo.

Sigue persiguiendo a los profesionales de los museos, los grupos focales confirmados

que cuando los no visitantes se convierten en visitantes por primera vez, responden con una

Frescura y entusiasmo que guarda esperanza para el futuro. Esto fue totalmente

confirmado por el estudio del grupo focal. Mientras vigilaba las reacciones del primero.

Los visitantes del tiempo me sorprendieron y me confundieron un poco por su abrumadora mayoría.

respuesta positiva. Un joven camionero, que parecía aburrido y

Enojados en la sesión anterior a la visita al museo, volvieron cantando el

Elogios de la pintura paisajística holandesa del siglo XVII. Otro

mujer afroamericana de mediana edad que esperaba encontrar un montón de grandes

pinturas abstractas que ella no entendería, confesó realmente

Disfrutando de las galerías de arte moderno. Tal vez, como en el caso del museo.

Pasante que estaba gratamente sorprendido de que los museos reales fueran mucho más

Más divertida y más pública que la teoría de los museos la llevó a creer, estos

Los visitantes primerizos pueden haberse convertido tan fácilmente por la fuerza de sus Posee
expectativas muy bajas. O bien, fue este un caso del guión cultural "el arte es

¿Bien por ti "teniendo un poderoso efecto subliminal?

El creciente campo de estudios de visitantes caracteriza a los museos como lugares.

que brindan a sus visitantes una "experiencia de ocio". V’i ~ si tor

Los estudios analizan quiénes vienen y con qué frecuencia. Además de la demografía,

más estudios orientados al mercado analizan cuánto dinero gastan los visitantes en

un esfuerzo por caracterizar el impacto económico de los museos en su

las comunidades. Estos esfuerzos, por supuesto, sirven a la institución directamente

e indirectamente, ayudando a los museos a justificar su existencia para otorgar

Agencias y financiadores privados y públicos de todo tipo. El éxito de la mayoría.

Los museos de arte público en los Estados Unidos hoy en día se miden en números.

A lo largo de los años, algunos estudios han tratado de comprender por qué las personas visitan

Museos, lo que obtienen de la experiencia, y lo más importante,


¿Cuáles son las barreras para la visita al museo? Como los críticos son rápidos para señalar

"El simple hecho de que los museos atraen a un gran número de visitantes,

especialmente desde la Segunda Guerra Mundial, no debe tomarse acríticamente

Como indicador de una democratización sustancial. .los que frecuentan el arte

Los museos tienden a ser mejor educados, en mejores condiciones, y más viejos y son más

Es probable que sean profesionales que aquellos que visitan la historia, la ciencia u otros

museos.n 20

La Encuesta de Participación Pública en las Artes (SPPA) de 1985, basada en

los datos recopilados en más de 13,000 entrevistas indicaron que el 22 por ciento de los

población estadounidense adulta informó haber visitado un museo de arte o una galería de arte

en el año anterior.21 Los visitantes a los museos generalmente tienen un nivel medio o superior

Ingresos y mayores niveles de educación. Las mujeres son ligeramente más propensas a

visitar museos que los hombres y los blancos tienen el doble de probabilidades de visitar que los
africanos

Los americanos Si bien esta tasa puede haber subido un poco en los últimos quince años

desde que se realizó la Encuesta, está claro que los museos están bastante lejos de

alcanzando a todos

~ uchhar dkr para estudiar y caracterizar son las razones por las que las personas no

ven a los museos A diferencia de las encuestas demográficas patrocinadas por particulares.

Museos, estudios de participación como el SPPA, y grupo focal.

proyectos como el patrocinado por el Getty en 1989, tratar de entender

La "psicografía" de los no visitantes. Los estudios estadounidenses se alejan de las discusiones

de clase, centrándose en cambio en la educación como el principal indicador de

Museo en marcha versus prácticas no continuas. Pero la educación es claramente justa.

Otro indicador de distinciones de clase. En su clásico estudio Pierre Bourdieu.

Analiza la relación entre clase social y el gusto por el arte y el arte.

museos Introdujo el concepto de "capital cultural", la idea de que Las personas visitan los museos
para diferenciarse de las personas.

Quienes no lo hacen, reforzando y potenciando así las distinciones económicas.

de la clase.22W hile un número de académicos ha desafiado los hallazgos de Bourdieu,


no han llegado a cuentas más creíbles por qué algunas personas

Parece que los museos son atractivos y otros no.

Los profesionales de los museos, por otro lado, realizaron investigaciones como la de Bourdieu

en Francia y las Encuestas para la Participación Pública en los Estados Unidos

Estados como hojas de ruta para la autotransformación. En Francia, el Centro Pompidou,

el MusPe d’Orsay y el Louvre recientemente ampliado, destacan cada uno en

a su manera, como monumentos a la popularización consciente de

museos En los Estados Unidos, incluso los museos de arte más conservadores.

Ofrece sitios web llenos de información, audioguías y noches sociales en un

Intentar atraer audiencias crecientes y cada vez más diversas. Literatura

Dirigido a profesionales del museo celebra el concepto de museos como

Las plazas de la ciudad frente a los templos. Los comprometidos cívicamente, socialmente
conscientes,

El museo éticamente moral es la norma discursiva de la americana.

Asociación de la publicación principal de museos, Museo ~ ews. ~~

A menudo absorto en la autocrítica que proviene de una conciencia de

Teoría de los museos, y desafiada por el imperativo democrático de su

Institución, los profesionales de los museos son más críticos con ellos mismos, sus

Instituciones y sus prácticas, que sus visitantes. Además,

Porque los profesionales de los museos a menudo representan una clase intelectual, sus

Las definiciones de arte tienden a ser más progresivas que las definiciones de arte.

laicos La beca progresista en la historia del arte desafía al

noción de genio artístico y se centra, en cambio, en el proceso, contenido y

Contextos sociales / políticos de las obras de arte. Historia del arte tradicional, en el

Por otro lado, tiene una visión trascendente del virtuosismo artístico y ensalza el arte.

Funciona como apolítica y universal. Mientras algunos profesionales del museo

Sin duda, todavía se practica este tipo de historia del arte, son pocos y lejos

Entre. Pero entre los visitantes de los museos, esta noción de arte es muy frecuente.

En este sentido, los públicos que van a los museos son a menudo más conservadores en su
Definición del arte y sus expectativas de los mensajes que los museos.

Deben comunicarse que son los profesionales que trabajan dentro de la

institución.

Además, la noción de visitante como "víctima" de lo institucional

El "guión" implícito en mucha literatura crítica simplemente no contiene agua.

Experiencia con los visitantes del museo, y el creciente cuerpo de literatura sobre

La experiencia del visitante sugiere que este no es el caso. De hecho, los visitantes a menudo

vienen con agendas muy cargadas propias, y felizmente construyen sus propias narrativas en
museos.24 Esto a veces desanima al museo

Profesionales que quieren comunicar seriamente ciertos mensajes. Un

ejemplo de esto, para nombrar solo uno, fue la exposición, "El Oeste como

América ", celebrada en el Museo Nacional de Arte Americano en Washington,

D.C. en 1991. Este espectáculo políticamente correcto y muy didáctico presentó una

deconstrucción radical de uno de los mitos centrales de la identidad estadounidense,

La idea de la frontera virtuosa. Pero aquellos visitantes que no leyeron el

etiquetas, se perdió completamente el mensaje del programa, y algunos que lo hicieron, no


estuvieron de acuerdo,

De hecho, bastante vocales, con la agenda de la exposición.

Comentarios de los visitantes de los libros de comentarios en "El Oeste como América"

La exposición revela que los visitantes pueden ser bastante mordaces en su oposición a

La agenda institucional percibida, y, de hecho, con cualquier cosa que

Percibir como un intento del museo por lavarles el cerebro. "Que baraja

¡De mierda! ", entonó un visitante," No fuerce su p.c. vistas desde mi

Independientemente pensando en la garganta. "O, más racionalmente:" [Un] grave defecto en

la exposición: una línea polémica sobre todo el arte a la mano. No

a diferencia de lo que los comentaristas mismos están acusando a otros ". 26

Si bien los visitantes pueden sentirse plenamente facultados para estar en desacuerdo con el

agenda política, en general, respondieron de manera bastante positiva a la

Nueva tendencia en los museos para contextualizar el arte y desafiar lo tradicional.

El canon del arte superior al incluir una diversidad más amplia de objetos. Mientras
Los museos han aumentado su experimentación con este tipo de exposiciones.

y han visto resultados positivos del público, los críticos de arte a menudo

ha sido mordaz en su desdén por tales prácticas:

Los museos de hoy están siendo atacados por la ideología de la teoría del arte en un lado

y el comercio por el otro. En sus programas expositivos, al menos,

a menudo se comportan cada vez menos como museos, es decir, lugares donde el objetivo es el

Experiencia visual, en gran parte privada de objetos de arte. Mas y mas estan en

El peligro de convertirse en lugares donde se encuentran patrones sociales e históricos más grandes.

o bien jugadas conscientemente, donde personas de todas las edades reciben un tratamiento
superficial

lecciones de historia y moralidad, o donde el deseo del consumidor es avivado por

mercancía orquestada en exhibiciones artísticas que pueden o no ser

Patrocinado por el fabricante de esa mercancía2 ’

Las objeciones de Roberta Smith a esta tendencia tomaron como ejemplo el caso

Exposición Made in California, a la vista en el condado de Los Angeles.

Museo de Arte en el otoño de 2000. Esta exposición tuvo una

enfoque de la definición de arte, combinando una variedad de medios y

Objetos no canónicos, y enfatiza el contexto cultural e histórico Sobre la innovación estética.


Audiencias acudieron al espectáculo en disco.

números, mientras que los críticos tomaron la tarea del museo por complacer a la

el mínimo común denominat ~ r. ~~

Los críticos de arte suelen ser más tradicionales en sus expectativas de museo.

Exposiciones que curadores o visitantes del museo. Sus críticas a menudo.

Cera nostálgica por los tiempos en que los museos eran lugares tranquilos dedicados a

La contemplación de la belleza. Y a menudo toman los museos a la tarea, ya sea

por ser demasiado innovador, o por ser demasiado comercial. El critico

La voz pretende hablar en nombre del público mientras que al mismo tiempo

A menudo parece despreciarlo. No hace falta decir la dificultad de satisfacer.

múltiples distritos al mismo tiempo complica enormemente el museo

práctica.
En su incesante búsqueda de audiencias, los museos han descubierto que

Una buena historia ayuda. Si bien el enfoque revisionista del arte y la historia del arte

ocasionalmente es contraproducente cuando hay una agenda política fuerte, como en

La exposición Oeste como América, la inclusión de contexto y narrativa.

Se han hecho cada vez más evidentes en los museos de arte. Estos enfoques son

Demostrando ser buenas estrategias para ganar la aprobación pública y están llegando

para ser utilizado cada vez más incluso en el entorno más tradicional de la permanente

colecciones. En el Newark Museum, la reinstalación de la americana.

La colección, que se inauguró en mayo de 2001, lo hizo tanto para público como para crítico.

aclamación. Titulado "Pictureando América", la instalación fuertemente temática

cuenta una historia políticamente correcta de diversidad y multiplicidad, postura de clase

y opresión. Cada galería es introducida por un texto grande que se encuentra en una

plataforma que bloquea la entrada, sugiriendo que el texto es un

Preámbulo a la visualización del arte. Varitas equipadas con mensajes grabados.

dar a los visitantes una selección de voces e interpretaciones que puedan escuchar,

mientras que los álbumes de fotos hogareños discuten las personalidades de diferentes períodos.

Las etiquetas intentan anticipar las preguntas de los visitantes y responderlas directamente y

con un mínimo de jerga.

Los enfoques populistas a las instalaciones y exposiciones abundan y son

Con frecuencia alentados y subsidiados por fundaciones como The Pew Charitable.

Fideicomisos y la Fundación Digest de Lila Wallace-Reader. El último

Financian una ambiciosa exposición de cinco años y una iniciativa de proyectos comunitarios.

en el museo de bellas artes de houston. Titulado "Un lugar para todos

People, "la iniciativa, lanzada en 1993, fue producto de una ambiciosa

Colaboración del personal del museo, artistas, estudiantes de secundaria, profesores, ciudad.

concejales, voluntarios de la comunidad, e incluso el rector de una cercana

Iglesia. Cada participante interpretó las colecciones del museo desde su Experiencia propia, creación
de obras de arte y exposiciones organizadas en el

Museo así como en la comunidad.


Un examen cuidadoso y empírico de los museos de hoy revela que

abarcan muchas culturas diferentes y intereses conflictivos3. Los intereses

Del museo curadores y educadores que conforman el profesional.

Las clases en museos no solo varían considerablemente de las de museo.

visitantes, sino también de los de los órganos de gobierno, o fideicomisarios.

La conservación de los museos y las agendas de investigación a menudo se enfrentan a

Problemas de exhibición y acceso público.31 Mientras que un cierto número de museos

Los trabajadores pueden continuar identificándose con los objetivos y valores de la alta cultura,

la forma en que los museos funcionan en la opinión pública, corporativa y

Las esferas políticas que ayudan a darles forma los hacen parte tan importante de

Culturas populares como películas y parques temáticos. Esto no quiere decir que ellos

son lo mismo que las películas o los parques temáticos, o que las audiencias de los museos no lo
hacen

Conoce y aprecia esa diferencia. Pero para entender cómo es el arte.

Los museos funcionan dentro de la cultura popular, también necesitamos repensar cómo

Se define la cultura popular.

En su mayor parte, los mismos críticos que nos han dado un entendimiento

de las relaciones de poder que definen las culturas de élite, especialmente Foucault, Althuser

y Baudrillard, ven la cultura de masas como una gran masa indiferenciada. Los críticos

de estos escritores han señalado que la cultura no tiene un centro o

No hay centros, sino más bien una serie de centros múltiples, simultáneos. "Dentro

Culturas descentradas, ningún Zeitgeist puede emerger como dominante; ni puede nadie

institución - ya sea la universidad, [el museo] o la televisión en horario estelar

- ser considerada la única cultura oficial responsable de establecer

normas ideológicas estéticas para sociedades completas. "T ~ h ~ u s necesitamos

Entender que la cultura popular no está compuesta de indiferenciados.

Las masas dominadas por un poderoso estado corporativo. En cambio, dentro de un diverso

y la cultura popular heterogénea del tipo que se encuentra en los Estados Unidos,

Agendas conflictivas no solo son posibles sino también probables.


No está claro que, en un mundo 'posmoderno', en el que el relativismo estético

parece obviar las "normas", todavía es válido pensar que solo hay una

cultura elite El museo de arte, después de todo, no es ajeno a las vanguardias.

que han tratado de derrocar las fronteras tradicionales entre antes

Géneros investigados de bellas artes y arte bajo, estilos académicos y comerciales.

Diseños, o para promover la convivencia de estilos artísticos y no convencionales.

formas Si parece que hay un "todo vale" en el mundo de las bellas artes,

sin embargo, esto no significa que las culturas del gusto de todos los grupos de estatus social

se valoran por igual.33 En el museo de arte, se mantiene la ilusión de la alta cultura.

no por un gobierno que desdeñosa a las masas, porque de hecho, ese mismo

La gobernanza está ejerciendo presiones sobre los museos para que sean más eficaces

y atracciones productivas en la industria del entretenimiento. En cambio, si un

El sentido de la alta cultura todavía existe dentro de los museos, y seguramente lo hace,

Existe en la definición más tradicional de buen arte que sigue vigente.

hoy. La palabra "Q", calidad, sigue siendo el gran separador entre profesionales

y los intereses populares. Muchos museos - y son fuertemente

Apoyado en esto por la mayoría de los críticos de arte, defiende audazmente a los

El carácter de las artes "libres", que a menudo significa valorar más altamente

El arte es reconocido por el pequeño número de personas del mundo del arte, como

opuesto al arte popular.34 Según esta definición, el arte contemporáneo

solo puede ser bueno si se resiste a la mercantilización y hace hincapié en su propia

Carácter autónomo, generalmente mediante códigos de resistencia comprensibles a cualquier

pero unos pocos elegidos. Pero como hemos visto, esta rigidez se está desvaneciendo como

becas revisionistas, los intereses de los patrocinadores y los propios museos.

agendas de construcción de audiencia, ampliar la definición de lo que es aceptable

dentro de la institución.

Una nota lateral irónica en esta búsqueda profesional del interés público.

entre los trabajadores de los museos, es el cambio sutil que ha ocurrido en el

última década entre los roles asumidos por curadores y educadores. En el


práctica de los años setenta y ochenta, los curadores generalmente tomaron el papel más elitista

acercamiento al arte, evitando el uso de etiquetas didácticas en favor de "dejar que

El arte habla por sí mismo ", y los educadores lucharon por escrito, verbal y grabado.

Información de todo tipo. En la última década estos roles han

invertido La profusión de exposiciones contextuales e instalaciones tales como

Picturing America y Made in California convierten a los curadores en una etiqueta prolífica

Escritores, comentaristas de audio-tour e incluso productores de video. Al mismo

tiempo, ha crecido un movimiento contra la información entre los educadores de museos,

Fundada en la investigación y alimentada por una frustración con lo percibido.

insuficiencia de información para ayudar a los visitantes a decodificar y derivar significado

De las obras de arte. Inspirado en un programa titulado Visual Thinking Strategies.

(VTS), este movimiento, iniciado por la investigación del psicólogo cognitivo.

Abigail Housen y alimentado por la pasión articulada de Philip

Yenawine, ex directora de educación del Museo de Arte Moderno

en Nueva York, ha tomado un fuerte control sobre varios grandes museos de arte

departamentos de educación.35

El programa VTS consiste en guiar a los espectadores a hacer sus propios significados.

de objetos de arte a través de una serie de preguntas abiertas: "¿Qué está pasando? ¿aqui? ¿Qué
ves que te hace decir eso? Que mas tu

¿Ven? "El educador del museo actúa como facilitador, a menudo repitiendo y

reformulando las respuestas de los visitantes, pero se abstiene de agregar su propia interpretación

observaciones en la mezcla. Los partidarios de este método señalan que la

La adición de información histórica o contextual del arte no solo inhibirá

Respuestas de los visitantes, pero también invalida algunas respuestas completamente. Así

La información sobre el arte está fuertemente desaconsejada. Irónicamente, mientras que algunos

Los curadores dependen cada vez más de la información para llegar a

visitantes del museo, algunos educadores están dando la espalda a la información

su búsqueda del empoderamiento de la audiencia.

Tal vez esta inversión relativamente reciente y bastante paradójica ilustra


Más que cualquier otro factor, la complejidad de los museos y la dificultad

en caracterizarlos. Entendiendo que la institución sirve tanto a un

Una función simbólica y una más práctica pueden ayudar a los estudiosos a ver que

horizonte de eventos discutido anteriormente como el lugar donde el simbolismo, la percepción

y el objeto se entrelazan. Como símbolos, los museos se caracterizan mejor como

templos, de hecho muchos edificios de museos como el de Filadelfia

El Museo de Arte ocupa un lugar destacado en una colina con vistas a una gran avenida,

Encarnar concretamente ese simbolismo. En la práctica contemporánea estándar,

Es la idea de foro o plaza de la ciudad donde predomina el profesional.

Literatura, mientras que los museos se esfuerzan por ser más inclusivos y más diversos. Como

Anne D’Harnoncourt lo expresa: "no hay nada que haga que la

El Museo de Arte de Filadelfia arrojó sus piedras. Solo tenemos que conseguir el pueblo.

en el interior ... ". 36 La literatura crítica hace poco para cerrar la brecha.

entre los mensajes simbólicos que proyectan los museos y cómo estos

Los mensajes son recibidos e interpretados por los visitantes del museo en el rico

Diversas, visuales, culturas populares que caracterizan la actualidad contemporánea.

vida. Los intereses en conflicto de los trabajadores de los museos y administradores

Complicar la situación dentro de los museos.

Así como los historiadores culturales y los antropólogos han hecho distinciones claras.

entre culturas y cultura, hay que distinguir entre

Los museos y el museo. Necesitamos una literatura crítica que además.

Para analizar cómo los museos construyen significado y proyectan un espectador ideal.

En abstracto, también nos dará una teoría del espectador que enfatiza

Respuestas individuales tanto a impulsos interiores complejos como conflictivos.

Mensajes externos. Por último, necesitamos una práctica informada por una amplia gama de

Enfoques teóricos en historia del arte, crítica, antropología, cultura y cultura.

Estudios visuales, así como estudios de visitantes y desarrollo estético. Desde Esta rica combinación
de voces diversas, puede emerger un nuevo museo.

presencia.
Tras los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001, ¿qué

¿Qué papel pueden los museos jugar en el mundo? Para mi hay una dirección

Eso parece más urgente que cualquiera de los otros: los museos son monumentos.

al implacable idealismo en la búsqueda de lo que Simone de Beauvoir

llamada "ética de la ambigüedad" .37 Solo a través de esta búsqueda podemos esperar

Para afectar el terrorismo blanco y negro de la práctica fanática. Si museos

Parecen complejas, es porque lo son. Y es esa misma complejidad y

su capacidad de cambiar de acuerdo con las cambiantes necesidades sociales que aseguran su

Estado como símbolos de la civilización democrática.