Você está na página 1de 1

Análisis de los artículos de la LOEI

Art. 47.- Educación para las personas con discapacidad.- Tanto la educación formal como la no
formal tomarán en cuenta las necesidades educativas especiales de las personas en lo afectivo,
cognitivo y psicomotriz.

Art. 48.- Educación para niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos con dotación superior.-
Las niñas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos con dotación superior tendrán derecho a la
educación especial correspondiente a sus capacidades. Se deben incluir, a las niñas, niños,
adolescentes y jóvenes en las instituciones educativas del Sistema Nacional de Educación, en
sus diferentes niveles y modalidades, garantizando la articulación curricular, infraestructura y
materiales acordes con su dotación superior y su pertinencia cultural y lingüística.

Art. 49.- Educación artesanal.- La educación artesanal se ofrece a personas adultas con
escolaridad inconclusa que desean culminar la educación general básica y el bachillerato y
además obtener formación artesanal. Art. 50.- Educación para personas con escolaridad
inconclusa.- La educación para jóvenes y adultos con escolaridad inconclusa es un servicio
educativo para quienes no hayan podido acceder a la educación escolarizada obligatoria en la
edad correspondiente.

Art. 51.- Educación en situaciones excepcionales.- El Estado garantiza el acceso y permanencia


a la educación básica y bachillerato a todas las personas que por, cualquier motivo, se
encuentren en situaciones tales como privación de libertad, enfermedades prolongadas,
necesidad de protección y otras que no les permitan acudir a instituciones educativas.

El Estado, a través de la Autoridad Educativa Nacional, dictará las políticas y programas


especiales que garanticen el acceso a la educación de las niñas, niños y adolescentes en
condición de doble vulnerabilidad, madres adolescentes, así como en los casos en que el padre
o la madre se encuentren privados de su libertad.

Art. 52.- Del reconocimiento de estudios en el exterior.- Para el reconocimiento de niveles


cursados en el exterior y de los títulos de bachiller o su equivalente obtenidos en el extranjero,
se aplicarán el principio de reciprocidad y la homologación. Para tal efecto, se aplicarán criterios
de flexibilidad y razonabilidad, anteponiendo además los derechos de igualdad y equidad, el
interés de la comunidad educativa, la interculturalidad y el Interés Superior del Niño.