Você está na página 1de 5

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE NUEVO LEÓN

PREPARATORIA N#15 MADERO


CIENCIAS SOCIALES 2- ACTIVIDAD INTEGRADORA
Película : Rojo Amanecer

Grupo: 108
1933672 GONZALEZ GUZMAN DANNA PAOLA
1925760 GONZALEZ RODRIGUEZ OLIVIA
MARISOL
1932988 (Representante) JIMENEZ GARCIA SI TRABAJO NO TRABAJO
AMERICA GABRIELA
1927494 LERMA DE LEON CECILIA ANTONIA

1925461 LOERA NAVARRO OLGA NELLY


1927714 LOPEZ FLORES ALAN BLADEMIR
Introducción

A lo largo del tiempo, siempre se han presentado distintas revueltas


en las que los ciudadanos, de cierto país o ciudad, se rebelan
contra el régimen gubernamental para exigir un cambio a
determinado problema.

En esta investigación, se tratará específicamente con: Rojo


Amanecer, una película que narra los hechos de la matanza de
Tlatelolco, ocurrida el 2 de octubre de 1968, en la cual murieron
cientos de estudiantes de la UNAM, al exigir sus derechos del libre
albedrio.

No podemos quedarnos sin exigir nuestros derechos, sin embargo,


tampoco hacer toda una riña contra los gobernantes, pues de sobre
tenemos conciencia que tienen mayor poder, que cualquiera de
nosotros los ciudadanos.

Tesis

Cuarenta y cuatro años han pasado desde que el Estado manchó


de sangre la plaza de las Tres Culturas. Mientras el movimiento
estudiantil gritaba: “libros sí, bayonetas no”, “al hombre no se le
doma, se le educa”

El Estado por muchos años intentó hacer creer que la tragedia de


1968 jamás sucedió, que además no había responsabilidad para el
gobierno ni la podía haber. Entonces, ¿quién ordenó la tragedia del
68? ¿Quiénes fueron los culpables? ¿Quién sino el Estado? Las
Olimpiadas significaban una sangría económica para el pueblo, por
más que se dijera lo contrario.
“RESEÑA DE LA PELICULA DE ROJO AMANECER”

El movimiento estudiantil de 1968 fue un movimiento social en el que


además de estudiantes de la UNAM y del IPN, participaron
profesores, intelectuales, amas de casa, obreros y profesionistas en
la Ciudad de México y que fue dispersado el 2 de octubre de 1968
por el gobierno mexicano.
La Estela en la Plaza de las Tres Culturas, de la Ciudad de México,
debió ser recordado por las culturas pasados o por el arte que
representaba pero lamentablemente es recordada porque fue el
escenario de la matanza.

La película que vimos nos trata de mostrar como la vida de no solo


una familia, sino la de muchas más cambió drásticamente de un día
para otro durante el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz.
Conforme pasa la película se muestra cómo los integrantes de la
familia y otros relativos experimentan la matanza de Tlatelolco y los
subsecuentes acontecimientos.
Y vamos dándonos cuenta que toda esa horrible matanza fue por
algo tan simple y a la vez tan significativo como es el descontento
social.
Si vemos con atención la película nos damos cuenta de cómo el
gobierno planeo todo detalle a detalle desde quitar la luz y cortar la
telefonía para evitar que personas fuera de la plaza o reporteros se
enteraran.

Los estudiantes protestaban para que liberaran a sus compañeros


detenidos durante un altercado en un partido de fútbol y para dar a
conocer su desacuerdo acerca del gobierno y sus actos.

Según nuestro país es privilegiado porque tenemos derecho a


expresarnos libremente pero a Gustavo Díaz Ordaz solo le
interesaba la opinión de los demás países y si se daba a conocer un
escándalo durante su mandato y cercano a las Olimpiadas donde era
el momento en que México estaba en el lente de todo el mundo lo
perjudicaría a él.
En la película no vimos lo que ocurrió afuera de los edificios pero con
solo escuchar los relatos de las personas que se encontraban dentro
de estos nos damos una idea de lo que sufrieron al no saber donde
correr, donde esconderse y protegerse y cómo las personas que
estaban seguras en sus casa se negaban a abrirles por miedo a lo
que les podían hacer y las pocas familias que ayudaban
desafortunadamente no vivieron para contarlo. Otra consecuencia de
esta matanza fue el miedo que les dejo a la población mexicana
hacia su ejército y sembró la falta de confianza en ellos.

Durante las Olimpiadas se mostraron las dos caras de México ya


que por un lado mucha gente desaparecida era buscada y por otro
lado México se vio como un gran anfitrión en el tiempo que duró la
justa deportiva.

Me parece que la matanza de Tlatelolco fue un suceso que marco la


vida de todos los que perdieron un familiar, un amigo, un hermano o
un hijo, pero a la vez nos dejo a los de mi generación y a las que
vienen la enseñanza de todo lo que puede ser capaz de hacer el
gobierno con tal de mantener las apariencias con otros países, que
es capaz de asesinar y desaparecer millones de cuerpos con tal de
que ellos no salgan afectados.

En esa época a los estudiantes los trataban peor que a


secuestradores o asesinos, cuando solo daban a conocer su opinión
sin hacer destrozos y mucho menos escándalos como por ejemplo
“La marcha del silencio” como su nombre lo dice fue una marcha sin
ruido, sin hablar y mucho menos gritos.

Al recordar este trágico suceso me hacer ver al gobierno igual o


mucho peor que los asesinos actuales ya que, sí, ellos pueden ser
asesinos pero ellos no mataron a centenares de estudiantes en una
sola noche los cuales pudieron haber sido sus hijos o nietos.

El gobierno asesinó a sangre a fría a niños, mujeres, hombres,


estudiantes y personas de edad mayor y al terminar con toda su
matanza solo tiraron, quemaron y desaparecieron los cuerpos como
si fueran desechos y en pocas horas estuvieron en sus casas como
si nada hubiera ocurrido, al analizar esto me hace pensar en las
familias que nunca volvieron a saber de sus conocidos, en las que no
tienen un lugar al cual visitarlos y rendirles tributo a las personas que
fueron tan valientes al enfrentarse al ejército y perder su vida.

Aún me parece increíble escuchar los relatos de las pocas personas


que sobrevivieron o ver videos de ese día, al verlos o escucharlos
me hace pensar en las guerras de Irak, Irán y de otros países pero
después me doy cuenta de que todo eso paso aquí, en mi país solo
que en diferente época y mandato.

Lo que creo que es lo peor es como Gustavo Díaz Ordaz pudo vivir
sin los remordimientos de centenares de muertes en su mente, como
tuvo el descaro de sonreír a la prensa solo unos días después de
esta matanza, como pudo resistir sabiendo todo el daño que hizo en
una sola noche y como fue capaz de cambiar la verdad y declarar
que los estudiantes iniciaron el altercado y que solo hubo 22
muertos.

Esta película me dejo ver cómo fue México en tiempos de mis


abuelos y como empezó la vida de mis padres y como ha ido
evolucionando México, tal vez algunos piensen que no ha mejorado
pero ya la Universidad no depende del Estado, podemos dar a
conocer nuestra opinión sin miedo a que ocurra otra matanza,
también pienso que el mandato de Felipe Calderón a puesto atención
en los jóvenes y a brindado más ventajas que en el gobierno de
Ordaz.

Interesses relacionados