Você está na página 1de 3

Robert Kiyosaki on Network Marketing

Redes de Mercadeo- Son un activo, no trabajo


By Robert Kiyosaki

Me preguntan muchas veces, Por que tan poca gente logra llegar hasta la cima, en los
sistemas de mercadeo en red?

La verdad es que la cima de la red esta abierta para que cualquiera llegue, a diferencia de los negocios
corporativos tradicionales, que permiten solo a una persona llegar a la cima de la compañía. La razón por
la que la mayoría de la gente no llega es porque renuncia muy pronto. Entonces, porqué alguien
renunciaría cerca de la cima?

La mayoría solo se une para hacer dinero. Si no ganan dinero en los primeros meses o años, se
desaniman y renuncian ( y comúnmente hablan mal de la industria!). Otros renuncian y van a buscar otra
compañía con un mejor plan de compensación. Pero, enlistarse para ganar un poco de dinero rápido, no
es la razón para involucrarse en este negocio.

Las dos razones esenciales para iniciar un negocio de redes de mercadeo

Razón no. 1, es para ayudarse uno mismo. Razón no. 2, es para ayudar a los demás. Si te unes solo por
una de estas dos razones, el sistema no te funcionará.

Razón no. 1, significa que ingresas al negocio sobretodo para cambiar de cuadrante. Salir del E
(Empleado) o del S (Autoempleado) y moverte al B (Dueño de Negocio) o al I (Inversionista).

Este cambio es normalmente muy difícil para la mayoría de la gente, por causa del dinero. La verdadera
persona del cuadrante E o S, trabajará solo por dinero. Esto es también lo que causa que la gente no
llegue a la cima del sistema de mercadeo en red. Ellos quieren más al dinero que lo que quieren cambiar
de cuadrantes.

Una persona de los cuadrantes B o I, también trabajarán por dinero, pero de forma diferente. La persona
del cuadrante B, trabajará por crear un activo, en este caso un sistema de negocio. La persona del
cuadrante I, invertirá en el activo o sistema.
La belleza de la mayoría de los sistemas de mercadeo en red, es que no haces realmente mucho dinero,
a menos que ayudes a otros a dejar el cuadrante B o S y ayudarlos a tener éxito en el cuadrante B o I. Si
te enfocas en que la gente pueda hacer este cambio, entonces tu tendrás éxito en este negocio.

Como una persona del cuadrante B o I, usualmente no te pagan por años; esto es lo que la mayoría de
las personas que pertenecen al cuadrante E o S no lo hará. No es parte de sus valores básicos. El riesgo
y la gratificación diferida los turban emocionalmente.

Gratificación diferida e Inteligencia emocional

Una de las bellezas del mercadeo en red, es que te enfoca en desarrollar tu inteligencia emocional a la
par de tu negocio

La Inteligencia Emocional es completamente diferente de la Inteligencia Académica. En general, una


persona con gran Inteligencia Emocional tendrá mejores resultados que una persona con gran
Inteligencia Académica y baja Inteligencia Emocional. Esto explica por que a algunas personas les va
bien en la escuela y no tan bien en la vida real.
La habilidad de diferir la gratificación es un signo de gran Inteligencia Emocional. En un estudio reciente,
se descubrió que las personas que pueden diferir la gratificación con frecuencia llevan vidas más plenas
que las de las personas que no pueden diferir la gratificación.

Esta es la razón por la que un buen sistema de educación inherente al mercadeo en red, es tan
importante. Es la inclusión de la Educación Emocional o Inteligencia Emocional lo que juzgo muy
importante para la gente.

Mucha gente me ha escrito para comentarme que les encantó mi libro “Padre Rico, Padre Pobre”, pero
me temo que la mayoría no detecte el punto más importante del libro: Lección #1, “Los ricos no trabajan
por dinero”

Una vez que yo he comprado o construido un activo, el activo trabaja duro para ganar dinero para mi. Yo
no trabajaré por dinero, trabajaré solo para comprar o construir un activo. Después esos activos me
harán cada vez más rico, mientras yo trabajo menos y menos. Eso es lo que los ricos hacemos. Los
pobres y la clase media trabajan duro para ganar dinero y entonces comprar deudas en lugar de invertir
en activos.

Qué clase de activo es un negocio de redes de mercadeo?

Recuerde, hay dos razones para tener éxito en redes de mercadeo: ayudarse a si mismo y ayudar a los
demás. La primera quiere decir que te ayudes a llegar al cuadrante B. Qué hay de la razón no. 2?

La belleza de la mayoría de los sistemas de mercadeo en red, es que no haces realmente mucho dinero,
a menos que ayudes a otros a dejar el cuadrante B o S y ayudarlos a tener éxito en el cuadrante B o I. Si
te enfocas en que la gente pueda hacer este cambio, entonces tu tendrás éxito en este negocio.

Si solo deseas enseñarte a ser una persona del cuadrante B o I, entonces un verdadero sistema de
mercadeo en red no trabajará para ti. Tu podrías ir a la escuela de negocios tradicional, cuyo foco es
hacer de ti una persona del cuadrante B.

La belleza del mercadeo en red es que tu meta es crear activos, que son otras personas tipo B,
trabajando contigo y su trabajo es crear otras B trabajando con ellas. En los negocios tradicionales, el
foco es que los B tengan solo personas E y S trabajando para ellas.
El tipo de negocio que me enseñaron a construir, es el negocio conmigo en la cima y muchos E y S en la
base. En realidad, no tengo espacio en la cima para mas B o I, es por esto, que recomiendo a mis
empleados que busquen su propio negocio de mercadeo en red de tiempo parcial.

El sistema corporativo tradicional es realmente una pirámide, porque hay unos pocos B e I cerca de la
cima y muchos E y S en la base. El sistema de mercadeo en red, es una pirámide invertida, su foco
principal es llevar y crear más y más B en la cima.

Un tipo de pirámide, la tradicional, tiene su base en el piso; el otro tipo, tiene su base en el aire. Es la
pirámide que te impulsa hacia arriba en vez de empujarte hacia abajo. El negocio de redes de mercadeo
da a todos la oportunidad de llegar a lo que antaño era el dominio solo de los ricos.

Este extracto tiene el permiso de la Escuela de Negocios para Gente que Quiere Ayudar a la Gente, por Robert
Kiyosaky, con Sharon Lechter, CPA, autores de Padre Rico y Padre Pobre.