Você está na página 1de 5

Argumento Fuente Ovejuna

Fuente Ovejuna (1619) es una obra del teatro barroco, escrita por Lope de Vega, donde el
pueblo se levanta contra la injusticia y el abuso de poder.
El argumento narra un hecho histórico que ocurrió en Fuente Ovejuna, un pueblo de la
provincia de Córdoba. Está ambientado en la época de la Reconquista y la sociedad feudal
y recuerda que este pueblo dependía de una de Orden de Caballería, la Orden de
Calatrava.
El Comendador del pueblo, Fernán Gómez de Guzmán, abusa de su poder y se comporta
como un tirano. Laurencia, la hija del alcalde, le cuenta a una amiga que el hombre ya
tenía fama de aprovecharse de las mujeres y que le había propuesto ser amantes, pero
que ella lo había rechazado.
Los Reyes Católicos se enteran de que la Ciudad Real ha sido conquistada por las tropas
del Maestre de Calatrava y de Fernán Gómez y deciden enviar sus tropas a Ciudad Real
para derrotar a los de Calatrava y retomar la ciudad.
El Comendador se encuentra por casualidad con Laurencia y trata de llevarla a su palacio a
la fuerza. En ese momento llega Frondoso, que está enamorado de Laurencia, y la rescata,
apuntándole su ballesta al Comendador. Tras este suceso, el Comendador está furioso por
el rechazo de Laurencia y quiere detener a Frondoso por haberlo amenazado con la
ballesta. Además, recibe la noticia de que los Reyes Católicos han retomado Ciudad Real.
Frondoso le pide la mano a Laurencia y ella lo acepta, pero en medio de la celebración de
la boda, llega el Comendador y detiene a los novios.
El pueblo, ya harto de los robos, atropellos y crueldades del Comendador, decide unirse y
tomar la justicia por su mano. Una noche llegan al palacio, invaden su casa y lo matan en
nombre de Fuente Ovejuna y de los Reyes Católicos.
En el juicio, cuando el juez les pregunta quién mató al Comendador, todo el pueblo
responde: “Fuente Ovejuna, señor”. El pueblo pide el perdón real y los Reyes Católicos
absuelven el pueblo, porque es imposible determinar la identidad de los culpables
concretos, e incorporan la villa a la corona.
Argumento La vida es un sueño
La obra comienza con la violenta entrada en escena de Rosaura que, disfrazada de hombre
y acompañada por el gracioso Clarín, llega a Polonia con el propósito de probar su origen
noble tras haberla abandonado Astolfo debido a su origen ilegítimo. Cae de un caballo
junto a una torre en la que escucha a alguien quejarse de su condición miserable. Se trata
de Segismundo. Al descubrirla éste intenta matarla, pero llega en ese instante Clotaldo,
tutor de Segismundo y padre de Rosaura (que lo ignora), quien acoge a la joven en el
palacio cercano del Rey Basilio. Asistimos entonces al discurso del rey, ante toda la corte y
sus sobrinos Astolfo y Estrella, en donde da cuenta del verdadero origen de Segismundo,
su hijo, a quien encerró desde su nacimiento por la predicción de un horóscopo en el que
se anunciaba que acabaría rebelándose contra él y destronándolo. Ha decidido
narcotizarlo y hacerle traer a palacio para poner a prueba su comportamiento. Estrella y
Astolfo serán declarados herederos tras casarse si Segismundo prueba la verdad del
horóscopo. Rosaura pasa a ser en la corte dama de compañía de Estrella y, a través de
diversas estratagemas descubre el doble juego de Astolfo y la identidad de Clotaldo. Entre
tanto Segismundo adopta en primera instancia un comportamiento tiránico, avasallando a
todos y arrojando a un criado por la ventana. Basilio y Clotaldo deciden dar fin al
experimento encerrándole de nuevo bajo los efectos de un narcótico y haciéndole creer
que todo ha sido un sueño. El ejército, sin embargo, en nombre del pueblo, se niega a
aceptar a un heredero extraño y se rebela, accediendo a la torre para liberar al príncipe
Segismundo, al que confunden en primera instancia con Clarín, encerrado también por
Clotaldo al intentar chantajear a éste. Segismundo se pone al mando del ejército y
Rosaura acude en su ayuda pidiéndole que le ayude a reparar su honor frente a Astolfo.
En la lucha muere Clarín. Segismundo, proclamado rey, y aprendida la lección de la
prudencia que exigen las circunstancias, manda encerrar en la torre al soldado rebelde
que proclamó la revuelta contra el monarca, perdona a Basilio y Clotaldo, casa a Rosaura
con Astolfo y él mismo contrae matrimonio con Estrella.
Argumento El burlador de Sevilla
Un joven noble español llamado don Juan, el gran seductor y depredador sexual, seduce
en Nápoles a la duquesa Isabela haciéndose pasar por su novio, el duque Octavio, lo que
ella descubre al querer alumbrarle con el farol. Tras esto, en la huida va a parar a la
habitación del rey, quien encarga a la guardia y a don Pedro Tenorio (pariente del
protagonista y embajador de España) que atrape al hombre que ha deshonrado a la joven.
Al entrar don Pedro en la habitación y descubrir que el burlador es su sobrino, decide
escucharle y ayudarle a escapar, para alegar más tarde que no pudo alcanzarlo debido a
su agilidad al saltar desde la habitación a los jardines.
Tras esto, don Juan viaja a España y naufraga en la costa de Tarragona; Catalinón (su
criado) consigue llevarlo hasta la orilla, donde les aguarda la pescadora Tisbea, que ha
oído su grito de socorro. Tisbea manda a Catalinón a buscar a los pescadores a un lugar no
muy lejano y en el tiempo que están ellos solos don Juan la seduce y esa misma noche la
goza en su cabaña, de la que más tarde huirá con las dos yeguas que Tisbea había criado.
Cuando don Juan y Catalinón regresan a Sevilla, el escándalo de Nápoles llega a oídos del
rey Alfonso XI, quien busca solucionarlo comprometiéndolo con Isabela (el padre de don
Juan trabaja para el rey). Mientras, don Juan se encuentra con su conocido, el marqués de
la Mota, el cual le habla sobre su amada, doña Ana de Ulloa, tras hablar de burlas, “ranas”
y mujeres en todos los aspectos; y como el marqués de la Mota dice de Ana que es la más
bella sevillana llegada desde Lisboa, Don Juan tiene la imperiosa necesidad de gozarla y,
afortunadamente para él, recibe la carta destinada al Marqués, al que luego informará de
la cita pero con un retraso de una hora para así él gozar a Ana. Por la noticia de la carta de
Ana de Ulloa, Mota le ofrece una burla a don Juan, para lo cual éste ha de llevar la capa
del marqués, que se la presta sin saber que la burla no iba a ser la estipulada, sino la
deshonra de Ana al estilo de la de Isabela.
Don Juan consigue engañar a la dama, pero es descubierto por el padre de esta, don
Gonzalo de Ulloa, con quien se enfrenta en un combate en el que don Gonzalo muere.
Entonces don Juan huye en dirección a Dos Hermanas.
Mientras se encuentra lejos de Sevilla, lleva a cabo otra burla, interponiéndose en el
matrimonio de dos plebeyos, Arminta y Batricio, a los que engaña hábilmente: en la noche
de bodas, don Juan llega a parecer interesado en un casamiento con Arminta, quien lo
cree y se deja poseer.
Don Juan vuelve a Sevilla, donde se topa con la tumba de don Gonzalo y se burla del
difunto, invitándole a cenar. Sin embargo, la estatua de éste llega a la cita (el convidado
de piedra) cuando realmente nadie esperaba que un muerto fuera a hacer cosa
semejante. Luego, el mismo don Gonzalo convida a don Juan y a su lacayo Catalinón a
cenar a su capilla, y don Juan acepta la invitación acudiendo al día siguiente. Allí, la
estatua de don Gonzalo de Ulloa se venga arrastrándolo a los infiernos sin darle tiempo
para el perdón de los pecados de su «Tan largo me lo fiais», famosa frase del Burlador que
significa que la muerte y el castigo de Dios están muy lejanos y que por el momento no le
preocupa la salvación de su alma.
Tras esto se recupera la honra de todas aquellas mujeres que habían sido deshonradas, y
puesto que no hay causa de deshonra, todas ellas pueden casarse con sus pretendientes.

Argumento EL quijote de la mancha


Esta es la historia de un hidalgo de la Mancha de unos 50 años de edad que tras leer
muchos libros de caballería, un género popular en siglo XVI, decide disfrazarse de
caballero andante y embarcarse en una serie de aventuras al lado de su viejo caballo
Rocinante. Tiene como fin "irse por todo el mundo con sus armas y caballo a buscar las
aventuras y a ejercitarse en todo aquello que él había leído que los caballeros andantes se
ejercitaban, deshaciendo todo género de agravio y poniéndose en ocasiones y peligro
donde, acabándolos, cobrase eterno nombre y fama" (Parte 1, Cap. 1).
Siguiendo la tradición caballeresca, don Quijote se encomienda a Dulcinea del Toboso,
una figura imaginada por el protagonista, a quien él ve como una hermosa y elegante
dama, pero que en realidad es una simple campesina llamada Aldonza Lorenzo.

En el mundo del Quijote, nada es lo que aparenta ser. Los molinos de viento son gigantes,
las ventas son castillos, las plebeyas son princesas, y los títeres son moros. Durante sus
andanzas los caminos de don Quijote y Sancho Panza, su escudero, se cruzan con otros
personajes que cuentan sus historias.
No todas las aventuras son divertidas ni graciosas: en algunas, especialmente en la
segunda parte, don Quijote y Sancho Panza se convierten en los blancos de burlas y
engaños. Al final, don Quijote ya no es el personaje cómico y burlesco. Vencido por el
desengaño, el protagonista recupera la cordura poco antes de morir en su casa.
Argumento de Hamlet
El rey de Dinamarca muere y su hermano Claudio sube al trono. Se casa de manera
repentina con Gertrudis, la reina, y el príncipe Hamlet está sumido en una profunda
depresión.

Se le aparece una noche la sombra de su padre, el rey difunto, quien le revela que Claudio
lo mató para acceder a la corona, y le exige venganza. El príncipe no lo hace sino hasta
más tarde, y mientras tanto finge estar loco, al parecer para que el monarca no sospeche
cuáles son sus verdaderas intenciones. La causa por la cual Hamlet adopta esta extraña
actitud es objeto de gran debate entre el rey y la reina, que creen que sufre una
perturbación por la muerte de su padre, y Polonio, el viejo chambelán, quien considera
que Hamlet está sufriendo los efectos del amor que siente por su hija Ofelia.

Para confirmar lo dicho por el espectro, Hamlet dispone que se represente en la corte una
obra que ilustre el asesinato descripto por el esoectro de su padre, y de acuerdo a la
reacción del rey, podrá saber si él realmente cometió el crimen. En la mitad de la obra
Claudio se retira muy perturbado, y el príncipe confirma así las revelaciones de la sombra.

Luego de la representación teatral, Hamlet enfrenta a su madre, y mientras le reprocha el


haberse casado con Claudio, escucha a alguien detrás de una cortina. Como cree que se
trata de la voz del rey, saca su espada y se la clava, pero no mata a Claudio, sino al
indiscreto de Polonio.

El espectro reaparece e insta a Hamlet a terminar su tarea. Pero no puede; el rey lo envía
a Inglaterra y da la orden de que lo maten en dicho país, pero el príncipe logra escapar,
falsificando las órdenes del rey. Cuando regresa a Dinamarca se entera de que Ofelia se
volvió loca y se ahogó. Su hermano Laertes, sin buscar pruebas ni hacer un análisis de la
situación antes de actuar, se apresura para vengar la muerte de su padre. El rey lo
persuade para que participe en un combate de esgrima con Hamlet, equipado con un
arma envenenada para asegurar la muerte del príncipe. Durante el mismo, Laertes logra
su cometido, envenenando a Hamlet, pero también recibe una herida con la espada
adulterada. Antes de morir, el príncipe ve que su madre toma una bebida envenenada que
era para él, y mata a Claudio.

Interesses relacionados