Você está na página 1de 13

B) Los grados del saber.

Conocimien-
1. Conocimiento espontáneo.
to espontáneo, conocimiento científi-
Sensación, percepción, intelección
co, conocimiento filosófico
Esquema Esquema
1. Conocimiento espontáneo. Sensación, percepción, Introducción
intelección a) Inicio del conocimiento en la experiencia sensible
2. El conocimiento científico. Noción de ciencia; divi- b) Los sentidos externos
sión de las ciencias. c) Las cualidades sensibles
3. El método científico. d) Objetividad de la sensación externa
4. Valor y límites de las teorías científicas
e) Los sentidos internos
5. La nueva filosofía de la ciencia: neopositivismo; Karl
f) La intelección
Popper y Thomas Kuhn
6. Nuevos desarrollos de la filosofía de la ciencia g) Valor fundamental del conocimiento espontáneo
7. El conocimiento filosófico del mundo: filosofía de la
ciencia y de la naturaleza

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

a) Todo nuestro conocimiento tiene inicio en la expe- b) Los sentidos externos, ventanas hacia el mundo que
riencia sensible: nos rodea:
"Omnis nostra cognitio a sensu initium habet" (I, q.1 Elementos:
a.9). - La cosa, que se manifiesta a través de sus cualidades
“Secundum Philosophum omnis nostra cognitio a activas
sensu ortum habet" (BDT, q.1 a.3). - Los órganos de los cinco sentidos (ojos, oídos, nariz,
“Totius nostrae cognitionis principium est a sensu" lengua, piel)
(BDT, q.6 a.3). - Las facultades sensitivas: visiva, auditiva, olfativa,
gustativa, táctil
- Las operaciones sensitivas: visión, audición, odora-
ción, gustación, “palpación”

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Los cinco sentidos: La vista:

1
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

La vista: La vista:

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

La vista: La vista:

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Las ondas electromagnéticas correspondientes a los Las ondas electromagnéticas correspondientes a los
colores: colores:

2
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Las ondas electromagnéticas correspondientes a los Las ondas electromagnéticas correspondientes a los
colores: colores:

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Las ondas electromagnéticas correspondientes a los El oído:


colores:

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

El olfato:
El gusto:

Cualidades gustativas
básicas: ácido, amargo,
dulce, salado y sabroso
(umami)

3
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Áreas cerebrales de los sentidos:


El tacto:

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

c) Las cualidades sensibles, objetos de nuestros senti- d) Objetividad de la sensación externa


dos Opiniones:
Sensibles propiamente dichos (per se): - Subjetivismo (mecanicismo rígido)
- Sensibles propios (específicos de cada sentido): colo- - Percepcionismo (realismo ingenuo)
res, sonidos, olores, sabores, calor, frío, dolor, rugosidad,
- Interpretacionismo (realismo crítico)
dureza, humedad, etc.
“La parcial subjetividad de la sensación no elimina la
- Sensibles comunes: figura, dimensión, número, movi-
verdadera objetividad, sino que sólo la traduce e inter-
miento, reposo
preta subjetivamente” (F. Selvaggi, Filosofia del mon-
Sensibles impropiamente dichos (per accidens): valo- do, p. 84).
res de las cosas (intentiones non sensatae), la cosa
En efecto, «quidquid recipitur, ad modum recipientis
singular (sustancia concreta)
recipitur».

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

"Se puede concluir que estas experiencias ordinarias "La situación es todavía más asombrosa cuando llega-
no levantan problemas extraordinarios. Pensamos per- mos al dolor; no hay absolutamente nada que suceda
cibir un mundo externo real, incluido nuestro cuerpo, en el mundo material. […]. Podemos por tanto concluir
como es realmente, con su figura, sus relaciones espa- que en la percepción sensorial están implicados in-
ciales, sus colores, sus sonidos, su estructura mate- mensos problemas no resueltos de la relación cerebro-
rial. Creemos que éste existe independientemente de mente. No sabemos cómo las respuestas del cerebro a
nuestro examen. Sin embargo, debemos reconocer que los mensajes sensoriales, indagados hasta ahora con
nosotros creamos las cualidades de nuestras experien- gran éxito, den origen a nuestras experiencias percep-
cias perceptivas. Por ejemplo, no hay luz o color en el tivas”.
mundo externo, sino simplemente los eventos físicos J. Eccles, La percezione sensoriale; Il tempo, 19-I-80, p.
de las radiaciones electromagnéticas. No hay sonidos 15.
ni olores; sólo ondas de presión y sustancias quími-
cas”.

4
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

«Puesto que uno es el acto del sentido y el de lo sensible, por más «Los primeros filósofos naturales no decían lo correc-
que su esencia sea distinta, es necesario que, considerados des- to, ya que pensaban que nada sería blanco o negro si-
de este punto de vista, el oído y el sonido desaparezcan y perma-
nezcan a una; y también el sabor y la gustación, etc. Considera-
no cuando sería visto, y que no habría sabor sino
dos desde el punto de vista de la potencia no es necesario, sin cuando fuera gustado, y de modo semejante respecto a
embargo, que así ocurra. las demás cualidades sensibles y los sentidos. Y ya
Los primeros fisiólogos explicaban esto inadecuadamente, al con- que no creían que existieran otros entes sino los sensi-
siderar que nada hay blanco ni negro independientemente de la bles y que no hubiera otra potencia cognoscitiva sino
vista, y que tampoco hay sabor independientemente del gusto. el sentido, creían que todo el ser y la verdad de las co-
Acertaban en parte y en parte se equivocaban: y es que, partiendo
de que el sentido y el sensible se entienden de dos maneras, en
sas consistían en el aparecer, y de ello eran llevados a
potencia y en acto, su aserto se cumple en relación con éste, pero creer que los contradictorios serían al mismo tiempo
no se cumple en relación con aquélla. Pero ellos no distinguían verdaderos, ya que diversas personas opinan en modo
diversos sentidos al referirse a asuntos cuya formulación implica contradictorio».
sentidos diversos» (Aristóteles, De anima III, c.2).

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

«Decían esto en parte de modo correcto y en parte no. e) Los sentidos internos:
Ya que se dice sentido y [cualidad] sensible de dos mo- - Sentido común
dos, es decir, según la potencia y según el acto, sobre
- Imaginación (fantasía)
el sentido y lo sensible según el acto sucede como
ellos decían, que no hay sensible sin sentido. Esto, sin - Estimativa / cogitativa
embargo, no es verdad sobre el sentido y lo sensible - Memoria / reminiscencia
según la potencia. Pero ellos hablaban de ello simple- Función de los sentidos internos:
mente, es decir, sin hacer distinción, sobre aquellas
Objetivación, relación, inicio de abstracción
cosas que se dicen de modo múltiple».
Producción del “fantasma” o imagen sensible (species
Tomás de Aquino, In III De anima, lc.2.
sensibilis); carácter intencional; mediación entre la co-
sa y el intelecto
Creatividad (imágenes fantásticas: pegaso, etc.)

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

«La simple aprehensión y el juicio del sentido se ase- «Por lo tanto, para recibir las formas sensibles se tiene
meja a la especulación del intelecto, pues cuando el el sentido propio y el común […]. Para retener y con-
sentido siente algo de agradable o desagradable, como servar se tiene la fantasía o imaginación, que son lo
si afirmara o negara que lo que se percibe por el sentí- mismo, pues la fantasía o imaginación es como un de-
do es agradable o desagradable, entonces lo sigue por pósito de las formas recibidas por los sentidos. Para
el apetito, es decir, lo desea o lo rechaza». percibir las intenciones que no se reciben por los sen-
Tomás de Aquino, In III De anima, lc.12 tidos, se tiene la facultad estimativa. Para conservar-
las, se tiene la memoria, que es como un archivo de di-
chas intenciones» (I, q.78 a.4).

5
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Importancia del conocimiento sensible para el realismo Los efectos ópticos...


“El conocimiento humano sea, inicialmente, un conocimiento sen-
sorial. Ningún clásico de la filosofía, ni Platón ni Aristóteles, lo po-
nían en duda. El realismo cognoscitivo, tanto el llamado realismo
ingenuo como el realismo crítico, afirma unánimemente que nihil
est in intellectu quod prius non fuerit in sensu […]. Sin embargo,
los límites de tal sensus no son exclusivamente sensoriales. Sa-
bemos, efectivamente, que el hombre conoce no sólo los colores,
los sonidos o las formas, sino que conoce los objetos globalmen-
te; por ejemplo, no conoce sólo un conjunto de cualidades refe-
rentes al objeto «hombre», sino que también conoce al hombre en
sí mismo (sí, al hombre como persona). Conoce, por tanto, verda-
des extrasensoriales o, en otras palabras, transempíricas”
Juan Pablo II, Cruzando el umbral de la esperanza.

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Los efectos ópticos... Los efectos ópticos...

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Los efectos ópticos... Los efectos ópticos...

6
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Los efectos ópticos... Los efectos ópticos...

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Los efectos ópticos... Los efectos ópticos...

La percepción de los colores y del contraste


1. Conocimiento espontáneo.
Observemos estos dos círculos. ¿Cuál de ellos es más oscuro? Sensación, percepción, intelección

Los efectos ópticos...

· Facile, no?
E allora proviamo con

· qualcosa di più
impegnativo….

Due elementi
Si alguien di questa
no cree que elscacchiera sono
nivel de gris seacontrassegnati con hacer
el mismo, puede un cerchio: sappiamo
dos agujeros en
dire qualey dei
el papel due è los
observar piùdos
scuro?
cuadros a través de los agujeros.

7
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Los efectos ópticos... f) La intelección:


«Ya que la distancia entre lo inteligible y el ser material
y sensible es máxima, la forma de la cosa material no
es tomada en seguida por el intelecto, sino que es con-
ducida a él a través de muchos medios. Por ejemplo, la
forma de alguna cosa sensible primero se propaga en
el medio, donde es más espiritual que en la cosa sensi-
ble, y luego en el órgano del sentido, y de allí es con-
ducida a la fantasía y a las otras facultades interiores, y
después, finalmente, es conducida al intelecto» (Q.D.
De anima, a.20).

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Fases del conocimiento intelectivo: Las dos operaciones del intelecto:


- El intelecto agente ilumina la imagen sensible (phan- - La simple aprehensión (conceptualización), por la que
tasma), para hacerlo inteligible en acto, produciendo la captamos y nos formamos la noción de la esencia de la
species intelligibilis cosa; ésta da como resultado un concepto (ratio), que
- El intelecto posible recibe la species intelligibilis y se expresa en la definición.
lleva a cabo el acto del conocimiento, produciendo a - La composición o división (enjuiciación), por la que
su vez la species intellecta confrontamos el concepto con la realidad y formamos
- la species intellecta es expresada por la palabra (vox) un juicio o enunciado afirmativo o negativo, que se
confronta con el ser de la cosa y se alcanza la verdad o
falsedad, si se adecua o no con la cosa.

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Por el juicio se dice ser lo que es y no ser lo que no es «La primera operación mira a la naturaleza misma de la
(cfr. Aristóteles): «El Filósofo dice en Metaph. IV que al cosa, según la cual la cosa entendida tiene un determi-
definir la verdad decimos ‘cuando se dice ser lo que es nado grado entre los entes, ya sea una cosa completa,
o no ser lo que no es» (De verit., q.1 a.1). como lo es el todo, ya sea incompleta, como una parte
«Como demuestra el Filósofo en el De anima, el enten- o un accidente. La segunda operación mira al ser mis-
dimiento realiza dos operaciones: una, que se llama mo (ipsum esse) de la cosa, el cual o bien resulta de la
‘inteligencia de lo indivisible’, por la que se conoce lo agrupación de los principios de la cosa, en el caso de
que cada cosa es; y otra, que compone y divide, for- las compuestas, o bien acompaña a la misma naturale-
mando una enunciación afirmativa o negativa. Estas za simple de la cosa, en el caso de las substancias
dos operaciones responden a otras tantas realidades simples» (In Boethii De Trinitate, q.5 a.3).
en las cosas».

8
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

«La verdad [...], según el Filósofo, no se encuentra más «La verdad [...], según el Filósofo, no se encuentra más
que en la composición y división del entendimiento. En que en la composición y división del entendimiento. En
efecto: como quiera que la verdad intelectual es la ade- efecto: como quiera que la verdad intelectual es la ade-
cuación del entendimiento y el objeto, en el sentido de cuación del entendimiento y el objeto, en el sentido de
que el entendimiento dice ser lo que es y no ser lo que que el entendimiento dice ser lo que es y no ser lo que
no es, la verdad pertenece a lo que el entendimiento di- no es, la verdad pertenece a lo que el entendimiento di-
ce y no a la operación con que lo dice. Pues no se re- ce y no a la operación con que lo dice. Pues no se re-
quiere para la verdad intelectual que el entender ade- quiere para la verdad intelectual que el entender ade-
cue con el objeto, porque muchas veces el objeto es cue con el objeto, porque muchas veces el objeto es
material, pero el entender es inmaterial; sino que es material, pero el entender es inmaterial; sino que es
necesario que lo que el entendimiento dice y conoce al necesario que lo que el entendimiento dice y conoce al
entender, se adecue con el objeto, es decir, que sea en entender, se adecue con el objeto, es decir, que sea en
realidad como el entendimiento dice» (C.G. I, c.59). realidad como el entendimiento dice» (C.G. I, c.59).

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

La capacidad del intelecto de reflexionar sobre sí mis- Según Sto. Tomás, el sentido no conoce la verdad, ni la
mo naturaleza de su acto; en éste se da un inicio de vuelta
El sentido interno reflexiona o vuelve sobre el acto del ('reditio') a su esencia, “ya que no sólo conoce lo sen-
sible, sino también conoce que siente"; pero no se
sentido externo, pero no en el mismo acto, sino en otro
acto distinto y sucesivo. El sentido puede volver sobre completa su 'reditio', “ya que el sentido no conoce su
propia esencia”. Y la razón de esto se encuentra en
su propio acto, y conocer que conoce, pero no puede
conocer su propia naturaleza, y no vuelve sobre su ac- que “el sentido no conoce nada sino a través de un ór-
gano corpóreo”, y “no es posible que un órgano sea
to sino por medio de un nuevo acto distinto del ante-
algo intermedio entre la potencia sensitiva y él mismo”
rior. Por eso, al no ser posible una 'reflexio in infini-
tum', no puede alcanzar una plena conciencia de sí y (De Verit., q.1 a.9). Por eso, la 'reditio completa' implica
la espiritualidad de la facultad en que ésta tenga lugar.
de su verdad.

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

En efecto, “los seres que son más perfectos, como lo Diferencia entre el conocimiento sensitivo y el
son las sustancias intelectuales, vuelven sobre su intelectivo:
esencia con una vuelta o reflexión completa, ya que, al
“El intelecto recibe la semejanza de aquello que es en-
conocer algo existente fuera de ellos, salen en cierta
tendido de modo incorporal e inmaterial. La individua-
manera de sí mismos; y en cuanto que conocen que ción de la naturaleza común en las cosas corporales y
conocen, ya inician cierta reflexión sobre sí mismos, al
materiales se debe a la materia corporal […]; en cam-
ser el acto de conocimiento algo intermedio entre el
bio el universal se debe a la abstracción de tal materia
que conoce y el objeto conocido. Esa reflexión se con- y de las condiciones materiales individuantes. Está cla-
suma en cuanto que conocen su propia esencia; por
ro, por tanto, que la semejanza recibida en el sentido
eso, se dice en el libro De causis que todo el que cono- representa la cosa según que es singular, recibida, en
ce su esencia, reflexiona sobre ella con reflexión com-
cambio, en el intelecto, representa la cosa según la ra-
pleta” (ibid). zón de la naturaleza universal”.

9
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

“De ahí se sigue que el sentido conoce lo singular, g) Valor fundamental del conocimiento espontáneo
mientras que el intelecto conoce lo universal, y de ello Importancia básica del conocimiento espontáneo:
tratan las ciencias” (In II De anima, lc.12). - Por su contacto directo con la realidad (inmediato)
Por otra parte, el sentido capta lo accidental, mientras - Por ser fundamento de todo otro conocimiento
el intelecto penetra en la esencia de la cosa.
- Por asegurar en última instancia la objetividad del
conocimiento
Sin embargo, este conocimiento tiene sus defectos y
límites (orden de la opinión). Distinguir entre:
- Elementos primarios y fundamentales
- Elementos primitivos e ingenuos

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Tener en cuenta los límites del conocimiento “el conocimiento científico y filosófico pueden no sólo
espontáneo: ampliar y perfeccionar el conocimiento empírico, sino
- Falta de sentido crítico también, en muchos casos, corregirlo y rechazarlo par-
cialmente, o en todo caso reconocer un valor relativo a
- A veces es infundado, subjetivo, impreciso e incluso
equivocado (tantas ‘leyendas metropolitanas’…). las múltiples condiciones del sujeto del acto sensitivo”
(F. Selvaggi, Filosofia del mondo, p. 92).
- Peligro de generalizaciones y de juicios precipitados
Por tanto, no todo conocimiento espontáneo es igual-
mente válido, sino sólo el que se revela primario y fun-
damental. Por eso es mejorable.

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Carácter fontal del conocimiento espontáneo Cuestión del ‘error de los sentidos’. Ejemplos típicos
Éste es condición de todo ulterior tipo de conocimien- (espejismos, ilusiones ópticas, alucinaciones):
to, ya que “no se da absolutamente ninguna experien-
cia en sentido propio sino sólo la que se obtiene inme-
diatamente a través de los sentidos […]. No hay ni pue-
de haber experiencia científica que pueda prescindir de
ésta". Más aún, "ninguna experiencia científica podría
llevarse a cabo ni tendría sentido si no pudiéramos
fundarnos ni fiarnos de la experiencia directa de nues-
tros sentidos“ (FM, pp. 94-95).

10
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Cuestión del ‘error de los sentidos’. Ejemplos típicos Cuestión del ‘error de los sentidos’.
(espejismos, ilusiones ópticas, alucinaciones): - Tal ‘error’ no corresponde a la naturaleza de los senti-
dos; no es ‘de por sí’, sino que es accidental, excepcio-
nal, y por eso se puede desenmascarar.
- El error se da propiamente en el juicio del intelecto,
que se hace sin suficiente fundamento.
- No existe una razón por la que haya que dudar de los
sentidos como tales (contra la ‘duda metódica’ carte-
siana).

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Cuestión del conocimiento de lo 'meta-empírico' - De cara a las realidades, tanto físicas como metafísi-
- Sólo podemos tener conceptos propios, intuitivos y cas, que no son ni directa ni indirectamente experimen-
unívocos de las realidades que están al alcance de tables, solo es posible un conocimiento impropio, me-
nuestro conocimiento empírico, pues éstos son diato y analógico. por ejemplo, a través del efecto, po-
posibles sólo en el conocimiento de aquellas realida- demos llegar al conocimiento de la causa.
des "que pueden ser, por lo menos en línea de princi-
pio, objeto de experiencia directa” (FM, 98).
- Por eso decimos que el objeto propio del conocimien-
to humano es la quididad de la cosa sensible.

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

- Por eso, por ejemplo, la ciencia se sirve de modelos - De este modo podemos trascender la experiencia y
para referirse a entidades que no son observables (mo- llegar al conocimiento de realidades transempíricas,
delo planetario del átomo, estructuras moleculares, también en el orden físico, como en el caso de la
etc.). moderna teoría atómica (John Dalton).

11
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

“Sólo el cálculo matemático y la interpretación teórica En síntesis, “el intelecto humano no puede tener con-
del fenómeno macroscópico visible permite deducir la ceptos propios, intuitivos y unívocos sino de aquellas
existencia y la naturaleza de las partículas elementales realidades que pueden ser, al menos en línea de princi-
que permanecen, sin embargo, inobservadas e inob- pio, objeto de experiencia directa. Este hecho, en la fi-
servables” (FM, p. 95). losofía escolástica se expresó diciendo que el objeto
“Existe un límite insuperable también en la aplicación propio, formal y especificativo del intelecto humano, en
de los conceptos intuitivos que el intelecto humano ob- su estado de conjunción con el cuerpo, es la esencia o
tiene por la experiencia directa y que debe usar nece- naturaleza de la realidad sensible” (FM, p. 98).
sariamente para concebir y expresar cualquier experi-
mento, no sólo de la vida cotidiana, sino también de la
actividad científica” (FM, p. 98).

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Los tres mundos u órdenes de realidades físicas: En consecuencia, “las realidades no sensibles, tanto
las realidades inmateriales, como el espíritu y Dios, co-
mo las microfísicas, no pueden ser conocidas sino por
conceptos análogos” (FM pp. 98-99).
Así, de las realidades que se encuentran de por sí más
allá de toda experiencia sensible, sólo podemos tener
un conocimiento analógico, el cual será imperfecto y
limitado, pero verdadero y válido. Tal conocimiento es
el único que nos permite alcanzar lo que se encuentra
más allá del orden de lo sensible.

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

Para expresar o representar estas realidades tenemos Por lo que se refiere al conocimiento de Dios, tenemos
que usar imágenes, metáforas, símbolos, semejanzas. las tres clásicas vías: la causalidad, la remoción y la
eminencia:
“Según Dionisio, llegamos al conocimiento de Dios a
partir de las creaturas por medio de tres vías, es decir,
por la remoción, la causalidad y la eminencia, y cada
una de ellas nos conduce a la ciencia de Dios” (In I
Sent., d.35 q.1 a.1).
“Dios no es lo primero que nosotros conocemos, sino
más bien llegamos al conocimiento de Dios a través de
las creaturas” (I, q.88 a.3).

12
1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.
Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

«En los nombres que atribuimos a Dios debemos con- «Únicamente poseemos un conocimiento verdadero de
siderar dos cosas, a saber, las perfecciones mismas Dios cuando creemos que su ser está sobre todo lo
significadas, como la bondad, la vida y demás; y el que podemos pensar de Él, ya que la sustancia divina
modo de significar. En cuanto a lo que significan tales trasciende el conocimiento natural del hombre […].
nombres, convienen a Dios con estricta propiedad y Porque el hecho de que se proponga como de fe algu-
con mayor rigor que a las criaturas, pues de El se di- na verdad divina trascendente le afirma en el convenci-
cen antes que de éstas. Pero en cuanto al modo de sig- miento de que Dios está por encima de lo que puede
nificar no se predican de Dios con toda propiedad: pensar» (CG I, c. 5).
pues tienen tal modo de significar que compete sólo a
las criaturas” (I, q.13 a.3).

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

El conocimiento del alma humana «La naturaleza del alma es conocida por nosotros por
«El alma se conoce por sus actos; en efecto, uno perci- medio de especies que abstraemos de los sentidos. En
be que tiene alma, que vive y que existe, por el hecho efecto, nuestra alma posee el último lugar en el género
de que percibe que siente, que entiende y que ejerce de las realidades intelectuales, lo mismo que la materia
otras semejantes operaciones vitales […]. nadie perci- prima en el género de las sensibles […]; lo mismo, en
be que entiende a menos que entienda algo, porque en- efecto, que la materia prima está en potencia para to-
tender algo es anterior a entender que se entiende; y das las formas sensibles, igualmente también el inte-
por eso el alma llega a percibir actualmente que existe lecto posible respecto de todas las formas inteligibles,
por el hecho de que entiende o siente» (De Verit., q.10 por lo que en el orden de los inteligibles es como pura
a.8). potencia, igual que la materia en el orden de los sensi-
bles».

1. Conocimiento espontáneo. 1. Conocimiento espontáneo.


Sensación, percepción, intelección Sensación, percepción, intelección

«Lo mismo que la materia no es sensible más que por «[…] por el hecho de que el alma humana conoce las
la forma que le sobreviene, igualmente el intelecto po- naturalezas universales de las cosas, [los filósofos] se
sible no es inteligible más que por una especie que se percataron de que la especie por medio de la que en-
le induce. De ahí que nuestra mente no puede enten- tendemos es inmaterial, pues de otro modo estaría in-
derse a sí misma al aprehenderse a sí misma inmedia- dividuada y de esa manera no llevaría al conocimiento
tamente, sino que llega al conocimiento de sí misma del universal; y por el hecho de que la especie inteligi-
por el hecho de aprehender otras cosas, lo mismo que ble es inmaterial, se percataron de que el intelecto es
también la naturaleza de la materia prima se conoce una cierta realidad que no depende de la materia, y a
por el hecho mismo de ser receptiva de tales formas». partir de esto procedieron al conocimiento de las de-
más propiedades del alma intelectiva».
(De Verit., q.10 a.8).

13