Você está na página 1de 26
pe HAL Capitulo 4 Las teorias educativas en el nivel inicial rou Pencansey be Boxes ‘que orientan la accién educativa en el nivel inicial Jconsideraremos, por una parte, las teorias educati vas, 8 las que nos referiremos en este capituia; y, por otra las 'eortas del aprendizaje, que son objeto del proximo. Este tre lamiento por separado de ambos grupos de teorias no implica ue no exista relacién entre ellas ya que, en ultima instancia, las diferentes teortas de la educacién son el fundamento, res Pectivamenta, de diferentes tearias del aprendizaje;y el abordaje de ceda una de éstas siempre esté en funcién de alguna teorls, 4e Ia educacién, Cabe sefialar que en as crentaciones pedagdgicasy cdécticas imperantes en nuestos dias en el rive inicial al igual que.en la educacion en general no puede hablarse de une concepcion E: la estructuracén de a pedagogia y de le dictica Unies sino de una variedad de enfoques, cada uno de los cuales '74 Puede tener aspectos vaiosos para fundamentar la accién edu 3 2 3 2 2 2 2 2 2 a 3 3 a a 2 a a 3 3 3 3 2 3 > 2 3 > > ’ ’ > , £ Lio Percranser 26 Bose abordaie ecléctico, en una suma de dichesaspecion Seger an inepracion oon una compatbaacon ae seen ena pss nde een echoes tess trabaa y al medio dl cual provieneny af Cone shoo, whic toc dee sal nando concetamente stoma de et ‘ el oma de est capt, as orn eaten ne el ica punto depute a Sin del lardin de nants an 1840, chase ena omen ls de ovospedaggos como Mens Menace ermanas Aaza, Deroy nto con oceans imponancia ds education inane rs ena oan Sider mols pecusores deseo das corre Enel del deve hi 29F que hwieron, Preponderancia en distintos momentos desi srliln a pueden mendonane si nvm Sea de la pedagogéa critica o de los contenidos, sues tepclones an as ae consdraarior tice a co Bente ylavaloracn ea dey oe Prevamentesneizarems la eas dels precursors que £5 preciso anaisr critcament para eseater denis noreene gues qu puedan hegre sla eakdadpecapochace eras fact nce Ls wonisscoucamvas ee wit set Antecedentes hist6ricos: los precursores La aparicin de las grandes ideas o empresas, aorlo gene- ‘al, tiene lugar en los periodos de crisis en la sociedad, cuando comienza a romperse un orden establecido y empiezan 3 vislumbrarse nuevas formas enla organizacidn social, politica 0 Fue en elsiglo XIX cuando en Europa irrumpe Is revolucién wnclustial la mquinaa vapor moviendo los telares dels hlanderas: {ss comunicaciones que empiezan a multiplcarse y con ells los ‘mercados que se agrandan. Las poblaciones urbanas comienzan luna febril expansion con la afluencia de las poblaciones del tampo que no alcanza a dar trabajo a un numero cada vez mayor de personas. Las ciudades requieren mis mano de obra y all est la mujer dejando, por primera vez, la labor del hogar para incorporarse al trabajo rentado fuera de al ‘Aque!impulso hacia el progresotrajo no abstante— conse vencias negativas, tanto para la mujer como para su familia mnujeres hacinadas junto a las méquinas, trabajando un mimero Inhumano de horas y la nisez abandanada, vagando por calles sin proteccidn ni gua. Para paliar esta situacion aparecen insttuciones de cardcter filantrépico destinadas a albergar alos nifios en ausencia de sus madres, cya funcin era slo asistencia, ws decir, de guarda y cuidado de los pequefos Por otra parte, caincidente con fa instauracién dela revolu isin industrial, comienza el desarrollo de los principios filos6 ‘cos basados en la consideracién del Hombre y, en consecuencia, lade sus necesidades educativas en funcién de los requerimientos surgidos de las nuevas stuaciones sociales, cultures y econdmicas. Hasta bien avanzada la Edad Moderna, el nifo era visto ‘como un ser al margen de toda accidn educativa fuera dela del JImbito familia. La sociedad pensaba a la infancia como una ttapa de Ia vida en comads de espera hasta tanto ella misma le otorgara la identidad adula, Fue a paride larevolucida indus trial que, gradualmente, el nifo va siendo objeto de reconock miento como tal; 8 lo comienza a considerar como un ser en transformacién, con caracteristicas propias, que es preciso respe- tar y cuidar. mA 5