Você está na página 1de 2

¿Qué es la corrosión?

Se entiende por corrosión la interacción de un metal con el medio que lo rodea, produciendo el
consiguiente deterioro en sus propiedades tanto físicas como químicas. Las características
fundamentales de este fenómeno, es que sólo ocurre en presencia de un electrólito, ocasionando
regiones plenamente identificadas, llamadas estas anódicas y catódicas: una reacción de oxidación
es una reacción anódica, en la cual los electrones son liberados dirigiéndose a otras regiones
catódicas. En la región anódica se producirá la disolución del metal (corrosión) y,
consecuentemente en la región catódica la inmunidad del metal.

Los tipos de corrosión se clasifican de acuerdo a la apariencia del metal corroído, dentro de las
más comunes se encuentran:

● Corrosión uniforme: Cuando el metal se ve afectado uniformemente. Este tipo de


corrosión se presenta en materiales expuestos a altas temperaturas y a soluciones ácidas.

● Corrosión localizada: El ataque se da en pequeñas áreas en forma de agujeros. Las


principales causas de este tipo de corrosión son las imperfecciones estructurales, las impurezas de
las aleaciones y las transformaciones metalúrgicas en el metal.

● Corrosión por altas temperaturas: Se presenta tanto en aleaciones ferrosas como no


ferrosas. Algunas formas de corrosión por altas temperaturas son la oxidación en seco por ataque
de oxígeno, carbono o azufre, la corrosión por transferencia de masa y la corrosión ocasionada por
la destrucción de las capas protectoras del metal.

● Modificaciones de diseño: Este podría ser el método más efectivo para el control de la
corrosión, ya que si hacemos un buen diseño y una buena planeación podemos evitar dicho
fenómeno, a continuación, se enumeran, algunas reglas generales que se deben seguir:

1. Se debe tener en cuenta la acción penetrante de la corrosión junto con los requerimientos
de la fuerza mecánica cuando se considere el espesor del metal utilizado. Esto se utiliza para
tuberías y tanque que contengan líquidos.

2. Son preferibles los recipientes soldados que los remachados para reducir la corrosión por
grieta.

3. Es importante también diseñar sistemas de calefacción que no den lugar a zonas puntuales
calientes, los cambios de calor ocasionan corrosión.

4. Se debe hacer un diseño eficiente de aquellas piezas que se espera queden inservibles en
poco tiempo, para que sean fáciles de reemplazar.

5. Se deben evitar recodos agudos en sistemas de tuberías por donde circulan fluidos. En las
áreas donde cambia la dirección del fluido bruscamente se potencia la corrosión por erosión.

6. Se deben diseñar tanques y recipientes los cuales sean fáciles de limpiar y desaguar, ya
que el estancamiento de sustancias corrosivas provoca la aparición de celdas por concentración.

El impacto de la corrosión en la vida diaria.


La corrosión de los metales es hoy en día uno de los problemas que enfrentan tanto las industrias
como en la vida cotidiana.

En los hogares uno de los principales problemas es la corrosión en las tuberías de agua. La
corrosión del material base de la tubería galvanizada provoca la contaminación del agua, que va
desde un cambio en la tonalidad hasta la percepción de un sabor similar al de las sales de hierro.

En México, se estima que en 2012 hubo una pérdida por corrosión de entre 285 y 381 billones de
dólares.

Bibliografía

Salinas, Q. Conceptos básicos de la corrosión. Recuperado de


http://www.unilibre.edu.co/revistaingeniolibre/revista5/articulos/Conceptos-basicos-de-la-
corrosion-2.pdf [Consultado 25 de septiembre del 2018] Pp. 1-4

Pachón, J. Protección catódica. Recuperado de http://tecnologiatotal.net/wp-


content/uploads/2015/01/TT-PP-013_A_Proteccion_Catodica.pdf [Consultado 26 de octubre del
2018] Pp. 3-4